FANDOM


"Tal vez tenga la belleza de un ángel, pero te aseguro que no lo soy."
―Yondu Udonta a Peter Quill[fnt.]

Yondu Udonta fue un Centauriano, ex líder de una facción exiliada de Devastadores y figura paterna de Peter Quill, a quien crió de niño tras separarlo de su familia en la Tierra. Cuando Quill traicionó a los Devastadores y robó el Orbe para sí mismo, Udonta dirigió una cacería contra su antiguo protegido. Con el tiempo, Udonta encontró a Quill, pero él lo convenció de ayudarlo en la guerra contra Ronan, quien amenazaba con usar el poder del Orbe para destruir Xandar. Luego de vencer a Ronan, Quill engañó a Udonta dándole un Orbe falso, y a pesar de esto, Udonta decidió no vengarse, provocando desconfianza entre sus hombres.

Pronto, Udonta volvió a perdonar a Peter Quill cuando fue contratado por los Soberanos para capturarlo, y los Devastadores de Udonta se volvieron contra él, con Taserface nombrándose nuevo capitán de la facción de los Devastadores. Con la ayuda de Rocket y Groot, Udonta se vengó de los amotinados y destruyó su propia nave. Él luego ayudó a Quill en su batalla contra Ego, su padre biológico del cual Udonta nunca le habló. Cuando consiguieron destruir a Ego, Udonta se sacrificó para permitir que Quill sobreviva en el espacio.

Biografía

Vida temprana

Uniéndose a los Devastadores

"Fuí un esclavo de batalla Kree por veinte años cuando Stakar me liberó. Me ofreció un puesto con los Devastadores. Lo único que tenía que hacer era acatar el código. Pero era joven, codicioso y estúpido."
―Yondu Udonta a Rocket[fnt.]

Yondu Udonta fue vendido por sus padres al Imperio Kree y pasó la mayor parte de su juventud encerrado en una jaula. Tras veinte años de esclavitud, fue liberado por Stakar Ogord y sus compañeros Devastadores, hasta que finalmente llegó a ser capitán de su propia facción. Él también formó parte del Equipo de Stakar Ogord, teniendo aventuras con sus integrantes y participando en robos por un largo tiempo, incluso llegó a considerarlos su única y verdadera familia.

Más adelante, Udonta junto con su facción de Devastadores fueron contratado por Ego para recolectar a algunos de los hijos que Ego había engendrado por todo el universo y llevarlos a su planeta. Udonta aceptó el trabajo para hacerse rico, sabiendo que el tráfico de niños iba en contra del código de los Devastadores, pero desconocía que Ego asesinaba a cada niño que le era entregado.[1]

Misión en la Tierra

"Cuando te adopté en Terra, mis muchahos querían cenarte. Un Terrano era algo nuevo que probar. Yo los detuve. ¡Estás vivo gracias a mí!"
―Yondu Udonta a Peter Quill[fnt.]

En 1988, Udonta fue enviado por Ego a la Tierra para secuestrar y entregarle a Peter Quill. Consciente de que los otros niños que había entregado fueron asesinados, Udonta optó por quedarse con Quill y lo crió para ser un Devastador. Decidido a proteger a Quill de la verdad sobre Ego, Udonta a menudo bromeaba diciendo que capturó a Quill porque era útil para robar en espacios pequeños y solía mentirle a Quill afirmando que cuando lo capturó le prohibió a sus hombres comérselo para que pueda criarlo, lo que aterrorizó a Quill.[1]

Exiliado por los Clanes Devastadores

"La única familia que he tenido. Pero rompí el código. Fue exilio inmediato. Es lo que merezco."
―Yondu Udonta a Rocket[fnt.]

Al mismo tiempo, Udonta y su facción fueron exiliados de la comunidad intergaláctica de los Devastadores por Stakar Ogord al enterarse del tráfico de niños que llevó a cabo. Udonta se defendió diciendo que no sabía lo que estaba haciendo, pero Ogord conocía a su protegido lo suficientemente bien como para saber que era demasiado listo para ser tan ignorante y que la rentabilidad de las comisiones de Ego hizo que Udonta hiciera la vista gorda. Udonta se enfadó con su antiguo mentor por abandonarlo, pero en el fondo sabía que se merecía el destierro por permitir que su propia avaricia sobrepasara su moral; esto también marcó el final del Equipo de Stakar Ogord.[1]

Durante los próximos veintiséis años, Udonta siguió teniendo misiones con su facción de Devastadores y desarrolló una estrecha relación con Peter Quill, a pesar de no mostrar ningún afecto hacia él.[2]

Búsqueda del Orbe

A la caza de Peter Quill

"¡Luché por cerrar este trato y ahora quieres robarme todo! Esto no se hace entre nosotros. Somos Devastadores, existe un código."
―Yondu Udonta a Peter Quill[fnt.]

Con el tiempo, Udonta aprendió que un objeto misterioso conocido como el Orbe se encontraba en Morag, y acordó entregárselo al Comerciante en Xandar por una gran suma de dinero. Sin embargo, cuando Udonta y sus Devastadores llegaron a Morag, descubrieron que Peter Quill los había traicionado y había robado el Orbe para sí mismo con la intención de venderlo por su propia cuenta. Furioso de este acto, Udonta inmediatamente llamó a Quill, quien estaba manejando la Milano y no negó que había tomado el orbe, pero también optó por no revelarle su ubicación antes de colgar la llamada.

Una vez terminada la conversación, Udonta emitió una recompensa por la captura de Quill de 40.000 unidades. Udonta quería a Quill vivo para castigarlo, lo que generó una discusión con Horuz, quien insistía en que debieron haber entregado a Quill con su padre como se les había encargado originalmente, señalando que Udonta siempre había sido blando con Quill y nunca lo asesinaba cuando desobedecía sus órdenes. Udonta le respondió amenazándolo con su Flecha Yaka y le aseguró a sus hombres que una vez que tuviera a Quill, lo mataría él mismo.[2]

Buscando a Peter Quill

"Primero vas a contarme sobre el Orbe, y porqué de pronto todo el mundo lo busca. Y luego me dirás a quien conoces que pagaría por él."
―Yondu Udonta al Comerciante[fnt.]

Decidido a aprender sobre las personas interesadas en el Orbe, Udonta y Kraglin Obfonteri viajaron a Xandar para reunirse con el Comerciante. Antes de revelar sus intenciones, Udonta se interesó en una de las reliquias y después le exigió al Comerciante revelarle al comprador que quería pagarle por el Orbe. No obstante, el Comerciante trató de justiciar que era algo confidencial, pero Udonta lo molestó haciendo galimatías hasta que perdió los estribos y lo amenazó con la Flecha Yaka, provocando que el Comerciante se sintiera intimidado y revele que su comprador para el Orbe era Taneleer Tivan.

Los Devastadores se dirigieron a Knowhere, donde se encontraba la sede de Taneleer Tivan. Sin embargo, para gran fortuna de Udonta, en su camino encontró a Quill saliendo del museo de Tivan, y le exigió quedarse quieto, pero Quill huyó, ya que Ronan también estaba persiguiéndolo con su ejército. Sin embargo, pronto Udonta fue contactado por Quill, quien se encontraba en el espacio asfixiándose en su intento desesperado por salvarle la vida a Gamora. Udonta llegó con el Eclector y los absorbió dentro de la nave, antes de mandar a Kraglin Obfonteri con algunos de sus hombres para que le traiga a Quill con el fin de interrogarlo personalmente.[2]

Nueva alianza

"No más bromas. Cuando esto termine, quiero la Gema. Traicióname y los destruyo."
―Yondu Udonta a Peter Quill[fnt.]

Udonta reprochó a Quill por haberlo traicionado, golpeándolo mientras todos observaban. Él le recordó haberlo salvado al impedir que sus hombres se lo coman cuando era niño, pero Quill le remarcó que eso jamás se podría garantizar una hazaña y lo culpó de haberlo separado de su familia. Udonta afirmó que él era débil, ya que jamás le interesó volver a la Tierra, y estuvo a punto de matarlo con su Flecha Yaka, ignorando las peticiones de Gamora de evitar que Ronan destruya Xandar con la Gema del Poder contenida en el Orbe, hasta que que Quill le ofreció recuperar el Orbe teniendo a Gamora como ventaja, ya que ella era aliada de Ronan.

Udonta quedó convencido y ordenó liberar a Quill, antes de que el Eclector empiece a temblar. Él fue informado que Rocket, Drax y Groot amenazaban con activar el Destructor de Hadrones para crear un agujero en su nave a menos que liberen a Quill y Gamora, quienes rápidamente se comunicaron con ellos para que se detengan, afirmando que los Devastadores ahora eran sus aliados. Una vez que todos se reunieron, Udonta escuchó al equipo de Quill planificar un plan para penetrar en el Dark Aster de Ronan, y forzó a Quill a prometerle entregarle el Orbe cuando todo termine o sino lo mataría con sus amigos.[2]

Batalla de Xandar

"¡No quiero más juegos, muchacho! ¡Te veré al final de esto!"
―Yondu Udonta a Peter Quill[fnt.]

Con el plan en marcha, Udonta comandó a su flota de naves-M y dio la orden de cegar el Dark Aster para posicionarse debajo de este. Udonta y Quill tenían planeado entrar en el Dark Aster juntos una vez que Rocket abriera un agujero, pero las naves de Ronan pronto los abrumaron y la nave-M de Udonta no tardó en ser derribada. Sabiendo que no podría acompañar al resto de sus colegas, Udonta le pidió a Quill continuar sin él y le aseguró que lo volvería a ver cuando todo termine.

Udonta sobrevivió a la caída y, al levantarse, varios soldados Sakaarianos lo rodearon apuntándole con sus armas y le ordenaron mandarle a los Devastadores atacar a los Nova Corps, quienes estaban ayudando a vencer al ejército de Ronan. Sin embargo, Udonta tranquilamente abrió su chaqueta y silbó, haciendo girar su Flecha Yaka a una gran velocidad; los soldados, desconcertados, fueron asesinados antes de que pudieran reaccionar, limpiando el área, antes de reunirse con los otros Devastadores.

Udonta llegó al centro de la ciudad justo para presenciar la muerte de Ronan a manos del equipo de Quill, quienes se hicieron llamar los Guardianes de la Galaxia. Udonta aplaudió el acto heroíco y exigió que le fuera entregado el Orbe, a lo que Quill decidió hacerlo, sabiendo que no podría convencerlo de dárselo a los Nova Corps. A medida que se marchaba, Quill le recordó no abrirlo, ya que la Gema del Poder era demasiado peligrosa; Udonta aceptó el consejo con una sonrisa. Mientras despegaban, Udonta y Kraglin Obfonteri comentaron que fue una buena decisión haberse quedado con Quill en lugar de habérselo entregado a su padre.[2]

Engañado por Peter Quill

"Patético. Primero, Quill comete traición. Luego, Yondu deja que se vaya sin castigo."
Taserface[fnt.]

Cuando los Devastadores festejaron riéndose y bebiendo por la victoria tras la derrota de Ronan en la Batalla de Xandar, Udonta permaneció sentado solo y decidió abrir el Orbe que le había dado Quill, solo para encontrar un muñeco Troll. Udonta se dio cuenta que Quill le mintió aplicando un movimiento clásico de los Devastadores y supo que la Gema del Poder estaba con los Nova Corps. Sin embargo, en lugar de enojarse, Udonta mostró una ligera sonrisa tomándolo como una buena broma y conservó el muñeco como un recuerdo.[2]

Algún tiempo después, Udonta adquirió un Zune de la Tierra, el cual planeaba regalárselo a Quill si se unía a los Devastadores de nuevo.[1]

Motín Devastador

Reunión en el Loto de Hierro

"Tú rompiste el código. Los Devastadores no deben dañar niños."
"Ya te dije mil veces. No tenía idea de lo que hacía."
"No quisiste darte cuenta, solo querías la inmensa fortuna."
"Les demando un asiento en la mesa. ¡Yo porto el mismo símbolo que tú!"
Stakar Ogord y Yondu Udonta[fnt.]

Meses después de la Batalla de Xandar, Udonta, junto con su clan, fue al Loto de Hierro en Contraxia para relajarse. Udonta se vistió en su habitación tras recibir los servicios de una cortesana robot mientras veía a los otros Devastadores afuera divirtiéndose. Cuando Udonta salió, rápidamente descubrió a Stakar Ogord con su facción riéndose de algunas anécdotas. Udonta lo saludó con un gesto respetuoso, pero Ogord se alejó de él con total disgusto al ver a Udonta nuevamente, todavía molesto por haber traicionado a los Devastadores.

Udonta se enojó y persiguió a Ogord, generando una discusión, pero Ogord se negó a escucharlo, citando que había sido exiliado por el tráfico de niños que condujo a la muerte de estos, alegando que a Udonta no le importó su destino, ya que solo le interesaba el dinero y afirmó que él jamás sería honrado por los fuegos artificiales de los Devastadores en su tumba. Udonta se quedó en silencio, mientras Ogord se iba. Él luego se quedó viendo a Martinex, quien también se marchó del planeta con Ogord y sus colegas. De repente, Ayesha llegó para contratar a Udonta y su clan para capturar a los Guardianes de la Galaxia, que les habían robado algunas de sus Baterías Anulax; Udonta aceptó hacer el trabajo y se fue para encontrar a los Guardianes.[1]

Ataque en Berhert

"El punto es que solo un estúpido ayudaría a acabar con los Guardianes de la Galaxia. Los malditos Nova Corps nos perseguirían."
"No es justo. Tengo que decirlo aunque sea esta vez, Capitán. No importa cuantas veces Quill te traicione, lo proteges siempre. Y todos nosotros no importamos."
―Yondu Udonta y Kraglin Obfonteri[fnt.]

Los Devastadores rastrearon fácilmente a los Guardianes de la Galaxia en Berhert, ya que Udonta había colocado un rastreador en la Milano luego de la Batalla de Xandar. Después de que Rocket derribó a algunos de sus hombres, Udonta lo dominó con su Flecha Yaka, y le contó a Rocket sobre el trabajo que les dio Ayesha y que quería que le entregue a los Guardianes para que pueda matarlos. Rocket decidió negociar pidiéndoles dejar a Groot y a cambio les daría las baterías que robó, con Udonta poniéndose de acuerdo, lo que enfureció a algunos de los Devastadores.

Udonta decidió quedarse con las baterías y venderlas por una cuarta parte de lo que Ayesha les pagaría, causando un conflicto entre los Devastadores. Taserface junto con algunos del clan, incluido Kraglin Obfonteri, se volvieron contra Udonta diciendo que se había vuelto blando por perdonar constantemente a Quill y los demás no eran importantes para él. Acto seguido, los Devastadores sacaron sus armas unos contra los otros y estaban a punto de pelear cuando Nebula le disparó al Controlador de la Flecha Yaka de Udonta en la parte superior de su cabeza, causando que quede inconsciente por el impacto.[1]

Motín de Taserface

"Tú asesinaste a todos esos hombres al guiarlos por el camino equivocado porque eres débil y estúpido. ¡Al fin los Devastadores alcanzarán una vez más la victoria con un nuevo Capitán, Taserface!"
Taserface a Yondu Udonta[fnt.]

Udonta, Rocket y Groot fueron llevados al Eclector, donde todos los Devastadores que se pusieron del lado de Udonta fueron expulsados al espacio y murieron. Udonta, siendo sometido, no podía hacer nada para ayudar a sus colegas leales y vio como Taserface tomaba el control de su facción y lo golpeaba. Udonta fue puesto en una celda con Rocket y sería entregado a los Kree al día siguiente para ser ejecutados.

Udonta le contó a Rocket sobre su historia como Devastador, incluido su tiempo con su equipo que tenía similitudes con los Guardianes de la Galaxia, ya que los vio como su familia. Udonta también mencionó su exilio por parte de Stakar Ogord y que se merecía todo lo que le estaba sucediendo por romper el código de los Devastadores. Como Rocket le dijo a Udonta que Peter Quill estaba con Ego, este se preocupó. Luego, Rocket le preguntó porqué no había entregado a Quill a Ego, a lo que Udonta le mintió explicándole que era útil para robar en espacios pequeños.[1]

Escape del Eclector

"¿Te digo cómo sacarnos de aquí? Necesito que me busques algo y que me lo traigas."
―Yondu Udonta a Groot[fnt.]

Al ver a Groot caminando por el pasillo, Udonta le pidió que recuperara su controlador de la Flecha Yaka para poder escapar, pero este no le entendía por su corta edad y en su lugar le trajo varios artículos incorrectos. Después de algunos intentos fallidos, Kraglin Obfonteri finalmente recuperó el controlador y decidió ayudarlos, ya que se sentía culpable por las muertes de sus amigos al permitir que Taserface tome el control del clan; Udonta lo perdonó y le pidió preparar el tercer Cuadrante.

A petición de Rocket, Obfonteri encendió la música "Come a Little Bit Closer" para alertar a los Devastadores. Cuando dos Devastadores abrieron la celda para verificar su estado, Rocket terminó de colocarle el controlador a Udonta para que los mate con la Flecha Yaka. Luego, un grupo de Devastadores los atacó, pero no fueron rivales para Udonta, quien los mató a todos en segundos y luego continuó huyendo. Udonta, Rocket y Groot se dirigieron a la sala de control, lo que les permitió acabar con el resto de pasajeros, hasta que Udonta destruyó el Eclector debido a que la flecha golpeó el tanque de combustible, matando a Taserface. Udonta luego se encontró con Obfonteri y los cuatro escaparon en el Cuadrante.[1]

Última misión

Confrontando a Rocket

"Sé que robas baterías que no necesitas y que apartas a cualquiera dispuesto a soportarte porque incluso ese poco cariño demuestra lo vacío e inmenso que esta ese agujero en ti."
"¡Ya cállate de una vez!"
"Y los científicos que te modificaron siempre te trataron igual que basura."
"Hablo en serio, Yondu."
―Yondu Udonta y Rocket[fnt.]

Como debían encontrar a Quill, Rocket configuró las coordenadas para realizar el salto al planeta de Ego sin darse cuenta de que requerían 700 saltos, lo que causó que las caras de los demás se desfiguren debido al viaje. Después de haberse recuperado por haber dado 700 saltos seguidos, Udonta empezó a criticar a Rocket por sus acciones. Él declaró que lo hacía para demostrar que era mejor que Quill y se lo haría recordar para siempre. Sin embargo, Udonta confrontó a Rocket diciéndole que sabia quién era él en realidad, pero Rocket se puso a la defensiva ante sus comentarios. Tras la intensa charla entre ambos, Udonta le marcó a Rocket que estaban a punto de luchar contra un planeta, lo que hizo a Rocket dudar de que Ego sea un planeta.[1]

Batalla en el Planeta de Ego

"Yo soy Groot."
"¿Qué dijo?"
"Dijo 'Bienvenido a los brutos Guardianes de la Galaxia', solo que no dijo 'brutos'."
Groot, Yondu Udonta y Rocket[fnt.]

Udonta y Rocket salvaron a Quill al estrellarse directamente contra Ego. Los Guardianes de la Galaxia se metieron en su nave, lo que sorprendió a Quill al ver que Udonta los estaba ayudando y le agradeció sarcásticamente por no haberle entregado a Ego cuando era niño; Udonta le dijo nunca quiso hacerlo porque temía que fuera asesinado al igual que los otros hijos de Ego. Udonta insistió en huir del planeta, solo para aprender que Ego iba a consumir el universo tal como lo conocía, por lo que tuvieron que perforar su núcleo para destruirlo. Quill le reveló que Ego quería su poder para llevar a cabo la Expansión, pero apenas logró crear una pelota, a lo que Udonta intentó decirle que no usaba su cabeza para controlar la Flecha Yaka.

Pronto, Kraglin Obfonteri les informó que los Soberanos llegaron para vengarse. Como resultado, los Guardianes se cayeron de la nave, y Rocket y Quill se dirigieron al núcleo de Ego con una bomba mientras Udonta y Nebula seguían dirigiendo la nave. Quill voló de regreso a la nave para preguntarle a Udonta si tenía alguna cinta para la bomba, pero no la tenía. Con el fin de deshacerse de los Soberanos, Udonta enganchó a Nebula con la nave y la electrocutó mientras liberaba láseres a su alrededor, destruyendo a la flota Soberana.

La nave explotó luego del ataque, por lo que Udonta convocó rápidamente su Flecha Yaka para escapar. Udonta se agarró de esta y descendió, con Quill comparándolo con Mary Poppins. Udonta, sin saber quién era Mary Poppins, preguntó si eso era genial, a lo que Quill dio una respuesta positiva. Todos los Guardianes se unieron, pero Mantis fue noqueada por un pedazo de la nave, haciendo que Ego se despierte y el planeta volviera a estar bajo su control. Udonta llamó a Obfonteri para acercarse con el Cuadrante para que los Guardianes pudieran evacuar.

No obstante, fueron separados por Ego, haciendo que Udonta y Rocket queden atrapados por algunos escombros de Ego y su Flecha Yaka se rompió. Antes de que Udonta pudiera ser consumido por los escombros, inspiró a Quill a luchar contra Ego liberando sus poderes Celestiales y le recomendó usar su corazón para dominar dichas habilidades. De esta manera, Quill distrajo a Ego mientras que Udonta era liberado junto con los demás Guardianes. Como los otros estaban evacuando el planeta abordando el Cuadrante, Udonta rechazó la ayuda de Rocket, ya que quería quedarse para salvar a Quill, aunque recibió un traje volador y un traje espacial por Rocket de todos modos.[1]

Autosacrificio

"Tal vez él fuera tu padre, muchacho, pero yo fui quien te crió. Lamento los errores que cometí. Siempre vas a ser mi muchacho."
―Yondu Udonta a Peter Quill[fnt.]

Con Ego derrotado, el planeta comenzó a destruirse por la bomba que había detonado. El Cuadrante, pilotado por Kraglin Obfonteri, rescató a los otros Guardianes, dejando a Peter Quill sólo, pero Udonta lo salvó con su equipamiento de vuelo y le dijo que Ego pudo haber sido su padre biológico, pero fue él quien lo crió como un verdadero padre, y se disculpó por los errores que cometió en el pasado. Udonta le entregó el único traje espacial que tenía para que Quill pudiera respirar en el espacio.

Mientras abandonaban el planeta, el cual estaba desapareciendo por la muerte de Ego, Quill se dio cuenta que Udonta se estaba sacrificando para salvarlo. Desesperado, Quill comenzó a gritarle para detenerse, buscando salvarlo a él también, e intentó quitarse su traje espacial, sin éxito. Incapaz de hacer otra cosa, Quill contempló con horror como Udonta moría congelándose en el espacio. En silencio, Udonta acarició la cabeza de Quill para calmarlo y finalmente murió viéndolo a los ojos sabiendo que sobreviviría, mientras Quill lloraba su perdida.[1]

Legado

"Es una tristeza que solo la tragedia de perder a Yondu nos convenció de reunirnos aquí. Pero le haría muy feliz saber que otra vez se unió el equipo."
Stakar Ogord[fnt.]

El cuerpo de Udonta fue recogido del espacio, y los Guardianes y Kraglin Obfonteri le hicieron un funeral. Ahí, Peter Quill entendió que Udonta era como su padre e incineraron el cuerpo cuando Rocket llamó al resto de las facciones de los Devastadores, quienes se despidieron de Udonta liberando fuegos artificiales en su honor, recibiéndolo de vuelta como uno de los suyos. Por otro lado, Obfonteri recibió el controlador de la Flecha Yaka por Quill; a cambio, Obfonteri le dio a Quill un Zune que Udonta había encontrado en una tienda.[1]

Más tarde, Kraglin Obfonteri comenzó a aprender a usar la Flecha Yaka, solo para terminar apuñalando accidentalmente a Drax en el pecho. Las acciones de Udonta también motivaron a Stakar Ogord a reunir a su antiguo equipo del que Udonta formó parte, ya que creía que Udonta estaría orgulloso de saber que estaban juntos de nuevo.[3]

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Yondu Udonta

En orden cronológico:

Trivia

  • En los cómics, Yondu Udonta fue uno de los miembros originales de los Guardianes de la Galaxia del siglo 31 de la Tierra-691, con un arco y un carcaj de flechas hechas de Yaka. Tras su introducción en Guardians of the Galaxy, se introdujo una nueva versión del personaje como un antepasado criminal del Yondu Udonta original, una versión más similar a su homólogo en el Universo Cinematográfico de Marvel.

Referencias

Enlaces externos

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+