FANDOM


"¡No confundas mi apetito con apatía!"
―Volstagg[fnt.]

Volstagg fue un guerrero Asgardiano y miembro de los Tres Guerreros. Él era un buen amigo de Thor, Sif, y sus compañeros de equipo, Hogun y Fandral. Volstagg y sus compañeros participaron en el Ataque en Jotunheim organizado por Thor, quien poco después fue desterrado por Odín a Midgard. Cuando Loki se convirtió en el Rey de Asgard aprovechando el destierro de su hermano y la condición de Odín, Volstagg y sus amigos viajaron a Midgard para buscar a Thor. En Puente Antiguo lucharon contra el Destructor y poco después de la victoria de Thor contra este, regresaron a Asgard para finalizar el reinado de Loki.

Una vez que la Guerra de los Nueve Mundos terminó, Volstagg y sus aliados creyeron que la paz había llegado permanentemente a los Nueve Mundos, pero se vieron obligados a luchar contra Malekith, quien intentó sumir al universo en un estado de oscuridad. Debido a que Thor y Odín tuvieron diferencias en cuanto a cómo enfrentar a los Elfos Oscuros, Volstagg ayudó a Thor a escapar de Asgard. Al finalizar el conflicto, él y Sif viajaron al Museo del Coleccionista para dejar el Éter bajo el cuidado de Taneleer Tivan. Años después, Volstagg se enteró que Thor había tenido problemas, así que personalmente esperó el regreso de su amigo en el Observatorio de Heimdall. Allí, Volstagg y Fandral fueron asesinados por Hela, quien regresó a Asgard para continuar con su conquista.

Biografía

Tres Guerreros

Siguiendo a Thor

"¿Quién te guió a las más gloriosas batallas (...) y Volstagg, a delicias tan suculentas que pensaste que habías muerto e ido al Valhalla?"
"Tú lo hicicste."
Thor y Volstagg[fnt.]

Volstagg fue un aventurero Asgardiano muy respetado y buen amigo de los dos príncipes de Asgard, Thor y Loki. A través de Thor, Volstagg conoció a Fandral y Hogun, de quienes se hizo amigo y juntos comenzaron a llamarse los Tres Guerreros, un grupo de guerreros de élite dispuestos a proteger la seguridad de los ciudadanos de Asgard a toda costa. Volstagg también se hizo amigo de la guerrera conocida como Lady Sif, quien a menudo se unía a los Tres Guerreros para acompañarlos en sus aventuras.[1] En el siglo XI, Volstagg visitó la Tierra junto a sus amigos.[2]

Planes de Loki

Coronación postergada

Volstagg asistió a la ceremonia de coronación de Thor para ver a su amigo en su gran día, junto con la mayoría de los ciudadanos de Asgard. Antes del inicio de la ceremonia, Volstagg se miró en un espejo para asegurarse de que su barba se viera ordenada y después notó que varios sirvientes asgardianos pasaban junto a él con platos de comida. Aunque no logró robar ninguno de los platos, Volstagg encontró una uva entre su barba, la cual disfrutó saborear.

Después, Volstagg se reunió con los Tres Guerreros y Sif mientras esperaban la llegada de Thor al Salón de Asgard. Durante la espera, Volstagg se quejó de tener hambre, razón por la que Fandral comenzó a reirse de él, broma que a Volstagg no le gustó y lo amenazó amigablemente con golpearlo. Volstagg escuchó a Fandral burlándose de Hogun, sugiriéndole reírse aunque fuera durante un breve momento en la ceremonia; mientras observaba, Sif desafió a Fandral a quedarse en silencio durante el evento.[2]

Durante la ceremonia, tres Gigantes de Hielo se infiltraron en la Cámara de Odín para robar el Cofre de los Antiguos Inviernos. Afortunadamente, los Gigantes fueron detenidos y asesinados por el Destructor antes de que lograran escapar. A pesar del ataque en contra de Asgard, Odín decidió no tomar represalias contra Laufey, pero al ver que Thor estaba cegado por la ira, decidio posponer su coronación.

Los Tres Guerreros y Sif encontraron a Thor en la sala de banquetes siendo consolado por Loki. Thor le propuso a sus amigos viajar a Jotunheim para saber la razón del ataque, pero al ver que estos se mostraron reacios, comenzó a recordarles algunas victorias que habían tenido juntos. Volstagg fue el primero de los amigos de Thor que accedió a acompañarlo a Jotunheim, sabiendo que irían en paz buscando respuestas.[1]

Ataque en Jotunheim

"Si su regreso amenaza la seguridad de Asgard, el Puente Bifrost permanecerá cerrado y serán condenados a morir de frío en Jotunheim."
"¿No podrías dejarlo abierto para nosotros?"
Heimdall y Volstagg[fnt.]

Volstagg, los Tres Guerreros, Thor, Sif y Loki decidieron viajar a Jotunheim, el lugar donde Thor planeaba desafiar a Laufey, el Rey de los jotuns. Los seis salieron del Palacio de Asgard para ir con Heimdall, el Guardián de las Puertas Asgard; inicialmente, Loki intentó engañarlo pero al ya saber lo que ellos tramaban, Heimdall les aconsejó abrigarse, conociendo cómo era le clima en Jotunheim. A pesar de que Volstagg le sugirió a Heimdall dejar el Puente Bifrost abierto para que ellos pudiera regresar, él le informó que desatar la energía del portal devastaría Jotunheim y ellos morirían; después de advertirles los riesgos de no regresar nunca, Heimdall los envió a su destino.

Al llegar a Jotunheim, Hogun expresó su descontento, sabiendo que nunca deberían haber realizado ese viaje, a lo que Thor les indicó avanzar. Mientras Thor y Sif discutían dónde estaban los Gigantes de Hielo, Volstagg vigilaba atentamente el entorno para prevenir una emboscada. Eventualmente, encontraron y confrontaron a Laufey, quien le reveló a Thor que los Gigantes infiltrados en Asgard habían sido ingresados por un traidor, acto seguido, los expulsó de Jotunheim intentando evitar un conflicto.

Loki le susurró a Thor que estaban siendo superados en número mientras Volstagg alistaba su hacha para una pelear. Sin embargo, cuando se dieron la vuelta para irse, Thor fue fastidiado por un Jotun llamado Hailstrum, quien después de insultar a Thor, recibió un golpe que inició un combate mortal entre ambos bandos. Volstagg y sus amigos comenzaron a alistar sus armas rápidamente, con este cortando a los Gigantes de Hielo cercanos utilizando su hacha.

Durante la batalla, uno de los Gigantes de Hielo agarró a Volstagg del brazo, causándole quemaduras graves, por lo que le advirtió a a sus aliados no permitir que los enemigos los tocaran. Cuando las fuerzas de los Gigantes de Hielo comenzaron a superarlos, Fandral fue apuñalado en el pecho, por lo que que Volstagg y Hogun lo ayudaron, gritándole a Thor que debían huír.

Cuando los asgardianos comenzaron a huír de los gigantes, Volstagg tomó a Fandral y lo cargó en su espalda a fín de llegar a un lugar en que Heimdall pudiera abrirles el portal de regreso. Laufey envió una bestia tras ellos, la cual los arrinconó y antes de que los asesinara, Thor le atravesó el cuello, derrotándola exitosamente. Cuando que los Gigantes de Hielo rodearon a los guerreros, Odín llegó para salvarlos, intentando mantener la tregua con Laufey. Sin embargo, tras que la conversación terminara cuando Laufey intentó asesinar a Odín, éste los transportó de regreso a Asgard para que estuvieran a salvo.[1]

Destierro de Thor

"Si me permite, pido la indulgencia, su majestad, tal vez reconsidere..."
"¡Se acabó!"
―Volstagg y Loki[fnt.]

Tras regresar de Jotunheim, Volstagg, Hogun y Sif llevaron a Fandral al cuarto de sanación. Como castigo por arruinar la tregua entre Asgard y Jotunheim, Odín le quitó a Thor sus poderes, el Mjolnir y lo desterró a la Tierra. Después de que Volstagg y Fandral se curaran de sus heridas, discutieron sobre el destierro de Thor; en un intento de ser optimista, Fandral señaló que Thor sólo estaba exiliado y no muerto, mientras que Volstagg se preguntó cómo Odín supo que habían viajado a Jotunheim.

En ese instante, Loki reveló que antes de partir, él le avisó a un Einherjar lo que harían para que él le avisara a Odín de los planes de Thor, asegurando que si no lo hubiera hecho, todos habrían muerto. Cuando Volstagg comenzó a regañarlo, Loki argumentó que Thor era demasiado imprudente para ser su Rey y al no ser apoyado por nadie, se marchó. Cuando estuvieron a solas, Hogun insinuó que tal vez Loki fue quien infiltró a los Jotuns en Asgard para arruinar la coronación de Thor, y todos hallaron sentido en su teoría sabiendo que Loki siempre había estado celoso de su hermano.

En un intento de hacer que Thor volviera a Asgard, Volstagg y sus amigos fueron a hablar con Odín; para su sopresa, en el trono del Rey estab sentado Loki, quien justificó su posición afirmando que su padre había caído en el Sueño de Odín. Cuando exigieron hablar con Frigga, Loki dijo que ella no abandonaría el lecho de Odín bajo ninguna circunstancia, por lo que les propuso hablar con él mismo directamente si tenían algún problema, acto seguido, se anunció como el nuevo Rey y les exigió a sus amigos arrodillarse frente a él.

Aceptando a su nuevo rey de mala gana, Sif solicitó que el destierro de Thor finalizara, petición que Loki rechazó afirmando que su primera acción como rey no podía ser deshacer la última orden de su padre, hecho que hizo al grupo desconfiar aún más de él. A pesar de que Volstagg insistió amablemente, Loki les gritó a todos que no podían hacer nada para regresar a Thor y Volstagg fue el primero en retirarse.[1]

Ignorando al Rey

"Disculpen. Lady Sif y los Tres Guerreros"
―Volstagg a Jane Foster, Erik Selvig y Darcy Lewis[fnt.]

Preocupados por las verdaderas intencioens de Loki al asumir el reinado de Asgard, los Tres Guerreros y Sif discutieron lo que deberían hacer a continuación, con Volstagg siendo criticado por Fandral por comer en grandes cantidades aún en una situación difícil. Hogun decidió que el único paso a seguir era ir a la Tierra y buscar Thor aún sin el permiso de Loki; cuando Volstagg y Fandral advirtieron que eso se consideraba traición, Sif afirmó que Thor haría lo mismo por ellos. Mientras discutían su plan, Volstagg advirtió que Heimdall podría estar escuchando su conversación y como era de esperarse, un guardia Einherjar entró en la habitación y les informó que Heimdall los quería ver en el observatorio. Al reunirse con Heimdall, el grupo se sorprendió al enterarse que estaba de acuerdo con ellos, por lo que les permitió ir a buscar a Thor, el único capaz de derrocar a Loki.

Al llegar a la Tierra, Volstagg y sus amigos comenzaron a buscar a Thor en Puente Antiguo. Mientras caminaban por la ciudad, atrajeron la atención de los lugareños debido a sus armaduras, lenguaje y armamento.[1] Volstagg vió una niña que no podía sacar su pelota atrapada bajo un auto, así que levantó el vehículo para ayudarla a recuper su jueguete, y también noqueó a dos agentes de S.H.I.E.L.D. que los estaban espiando.[2] Finalmente, Volstagg y compañía encontraron a Thor con sus nuevos amigos, Jane Foster, Darcy Lewis y Erik Selvig. Al entrar al lugar, Volstagg se presentó cortesmente frente a Foster, Selvig y Lewis, quienes aún no creían que los personajes mitológicos de los que Thor hablaban eran reales.

Cuando Volstagg le informó a Thor que estaban allí para llevarlo a casa, él le dijo que no podía hacerlo por ser el culpable de la muerte de Odín, noticia que Loki le llevó cuando fue a despedirse. Para sorpresa de Thor, Sif reveló que Odín estaba vivo y así todos confirmaron sus sospechas de que Loki estaba detrás de los últimos acontecimientos en contra de Thor.[1]

Batalla de Puente Antiguo

"¡Y entonces, con un movimiento veloz, volé hacia la gran criatura de metal y después la destruí!"
"¿Es otra manera de decir que caíste sobre tu enorme trasero?"
"Para ser exactos, caerme fue una táctica..."
―Volstagg y Fandral[fnt.]

Mientras estaban en Puente Antiguo, Volstagg y sus amigos presenciaron a lo lejos la inesperada llegada del Destructor enviado por Loki para impedir el regreso de Thor a Asgard, con la misión de asesinarlos a todos. Aunque Volstagg se mantuvo tranquilo pensando que él y Thor podrían luchar codo con codo contra el Destructor, Thor reveló que ahora no tenía poderes, dejándoles a Sif y los Tres Guerreros la tarea de enfrentar la amenaza mientras él evacuaba a los civiles de la ciudad.

Mientras Thor y sus amigos evacuaban a los humanos, Volstagg hizo que Hogun y Fandral lo arrojaran hacia el Destructor para matarlo con su hacha; sin embargo, apenas fue arrojado, Volstagg fue detenido y arrojado encima de un automóvil. Mientras estaba distraído y preparándose para asesinar a Volstagg, el Destructor fue apuñalado por Sif. Volstagg se sintió aliviado al creer que el Destructor fue derrotado, pero el ataque de Sif sólo lo inhabilitó por un par de segundos antes de volver a reponerse.

Volstagg, Hogun y Fandral iban huyendo del Destructor cuando él los atacó con un rayo de fuego que los lanzó dentro de un restaurante; apenas se puso de pie, Volstagg vio al Destructor lanzar otro rayo pero no logró huír y fue a dar al otro lado de la calle gracias a este. Eventualmente, Thor les ordenó a los tres marcharse con la seguridad de tener un plan para enfrentar al Destructor; Volstagg, Hogun y Fandral aceptaron y emprendieron su escape. En lugar de continuar la batalla, Thor caminó pacíficamente hacia el Destructor y habló directamente con Loki, ofreciéndole su vida a cambio de finalizar el ataque en curso. Volstagg observó tristemente la valentía de Thor, quien murió al ser golpeado por el Destructor. Gracias al sacrificio realizado, Thor fue resucitado por el Mjolnir y recuperó sus poderes, los cuales le permitieron acabar con el Destructor mientras Volstagg veía orgullosamente la victoria de su amigo.

El equipo regresó a Asgard y descubrió que Heimdall estaba herido, asi que los Tres Guerreros y Sif se encargaron de llevarlo al cuarto de sanación al mismo tiempo que Thor confrontaba a su hermano. Thor y Loki lucharon en el Observatorio de Heimdall, lo que culminó en la destrucción del Puente Arcoíris y la supuesta muerte de Loki al caer en un Agujero de gusano. Para celebrar el regreso de Thor y la paz que habían logrado, los Tres Guerreros y Sif asistieron a un banquete en el cual contaron las épicas historias de sus batallas. Volstagg entretuvo a los invitados narrándoles la Batalla de Puente Anitiguo, asegurando que él había acabado con Destructor fácilmente gracias a sus habilidades de lucha, mientras Fandral se burlaba de él sabiendo que varios detalles de la histria eran falsos.[1]

Guerra de los Nueve Mundos

Batalla de Vanaheim

"Los más viles criminales que han emergido de los Nueve Mundos. ¡A nuestra izquierda habían bestias salvajes con colmillos igual que cuchillos! ¡A nuestra derecha, soldados de fortuna, sus armas chorreaban de sangre!"
―Volstagg[fnt.]

Volstagg junto con Sif y el resto de los Tres Guerreros formaban parte de la comitiva de Odín, quien los envió a proteger los Nueve Mundos durante y después de que Thor regresara con Loki de la Tierra.[3] Debido a la destrucción del Puente Arcoíris, los Asgardianos se vieron incapacitados de viajar por el universo y proteger los mundos de los criminales conocidos como los Merodeadores, quienes saqueaban aldeas humildes aprovechando la ausencia de los asgardianos.[4] Cuando el Puente Arcoíris fue reconstruído, el Puente Bifrost volvió a ser accesible y Volstagg presenció el discurso que Thor proclamó alentando a los guerreros de Asgard y los Einherjar a luchar contra los Merodeadores.[3]

En la batalla final contra los Merodeadores en Vanaheim, Volstagg luchó valientemente en el bando de Sif, Hogun y Fandral. Volstagg detuvo furiosamente a los Merodeadores usando su propia hacha para asesinarlos hasta que comenzó a verse en apuros al notar que los estaban superando en número; cuando los Merodeadores iniciaron un bombardeo en el campo de batalla, Thor llegó y vio que Volstagg estaba siendo atacado por un Merodeador, a cual asesinó con el Mjolnir.

Al final de la batalla, Thor fue desafiado a un duelo por el Merodeador Kronano; después de que Thor lo destruyera al darle un golpe del Mjolnir, los Merodeadores que lo seguían se rindieron y tiraron sus armas. Con la batalla ganada, los Merodeadores sobrevivientes fueron capturados y arrestados para ser encarcelados en Asgard. Los Tres Guerreros y Sif supervisaron que estos fueran transportados correctamente y Volstagg los observaba mientras se comía una manzana.[4]

Celebrando la victoria

"Ahora, no me da miedo decirles, temí por la vida de Thor. ¡Pero con gran valor, un intrépido espíritu y un hacha, la victoria fue nuestra!"
―Volstagg[fnt.]

Volstagg regresó a Asgard con sus amigos después de la Batalla de Vanaheim. Junto a Fandral, Thor, Sif y su familia, Volstagg visitó una cantina donde celebró, contándole a sus hijos sus aventuras y su exitosa victoria en la Guerra de los Nueve Mundos. Volstagg disfrutó las reacciones de los asgardianos que oían sus relatos, los cuales exageraba alegando que sus enemigos eran soldados peligrosos y bestias con dientes gigantes. Una vez que Volstagg terminó su bebida, arrojó su vaso y exigió otro, haciendo que todos a su alrededor se rieran a carcajadas. Estando aparentemente distraído, Thor se fue de la fiesta y se despidió de todos sus amigos.[5]

Con algunas pequeñas bandas de Merodeadores aún libres en los Nueve Mundos, Fandral y Volstagg se encargaron de apresarlos y llevarlos a las Mazmorras. Sin que Volstagg o Fandral lo supieran, capturaron a Algrim y lo llevaron a Asgard, sin saber que estaban haciendo funcionar el plan de Malekith. Al llegar al Observatorio de Heimdall, Volstagg y Fandral bromearon acerca de los simples deberes que tenían que realizar transportando criminales.[4]

Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros

Saqueo de Asgard

"¡Es como si resistieran su encierro!"
"¡No se puede complacer a todos!"
Fandral y Volstagg[fnt.]

Eventualmente, Algrim, uno de los prisioneros merodeadores que habían sido llevados a las Mazmorras de Asgard para cumplir su sentencia, en realidad actuaba bajo las órdenes de Malekith. Cuando llegó el momento, Algrim inició un motín y liberó a los demás prisioneros, al mismo tiempo que los Elfos Oscuros comenzaron a atacar a Asgard. En respuesta, Volstagg y Fandral llegaron a las mazmorras para neutralizar la trifulca antes de que se saliera de control.

Volstagg, Fandral y los Einherjar lucharon contra los reos, con Fandral riéndose de ellos por resistirse a estar encerrados. La pelea continuó siendo pareja hasta que Thor llegó para volver a encerrar a los Merodeadores, aún sin darse cuenta de que el conflicto en curso era una distracción. Mientras la disputa se desarrollaba, Malekith irrumpió en el Palacio de Asgard con la intención de secuestrar a Jane Foster, la portadora del Éter.

Aunque Volstagg y Fandral lograron controlar los disturbios dentro de las mazmorras, la esposa de Odín y Reina de Asgard, Frigga, fue asesinada por Algrim. Volstagg, Fandral y los asgardianos asistieron al funeral de Frigga en respeto a su sacrificio defendiendo la seguridad de Asgard y durante el mismo, Volstagg presenció el ascenso de Frigga al Valhalla.[4]

Creando un plan

"Suponiendo que logres que Loki te ayude, y que liberes a la mortal, ¿eso de qué serviría? Van a matarnos apenas pongamos un pie fuera del palacio."
"Por eso, amigo mío, no planeo que escapemos a pie."
―Volstagg a Thor[fnt.]

Al día siguiente, Volstagg y Fandral le informaron a Odín que el Escudo de Asgard estaba inutilizable, afirmando que todo mundo estaría indefenso si Malekith regresaba. Thor llegó y le propuso Odín llevar la batalla a Malekith, hacerlo separar el Éter de Jane Foster y matarlo durante el proceso; Odín se negó a aceptar este plan ya que el Éter podría ser obtenido exitosamente por Malekith y después juró destruirlo a él y a los Elfos Oscuros.

Notando que Odín estaba cegado por su dolor y enfurecido después por la muerte de Frigga, Volstagg, Fandral y Sif acordaron reunirse con Thor en secreto y crear un plan para escapar de Asgard hacia Svartalfheim, lugar donde enfrentarían a Malekith. Durante la sesión, Thor admitió que ignoraría las órdenes de Odín para escapar de Asgard, y para que él no lo descubriera, Heimdall le ayudaría.

Cuando Thor que necesitaría la ayuda de Loki para encontrar las salidas ocultas de Asgard, Volstagg se horrorizó al oír esta noticia, advirtiéndole a Thor que tarde o temprano, su hermano iba a traicionarlo. Volstagg se preguntó, incluso si lograban sacar a Loki de las mazmorras y también liberar a Foster, cómo se las arreglarían para alejarse de Asgard sin que los Einherjar los descubrieran y los mataran, pero Thor permeneció tranquilo.[4]

Liberando a Loki

"Si piensas si quiera, que puedes traicionarlo..."
"¿Vas a matarme? Porque habrá una fila larga."
―Volstagg y Loki[fnt.]

El plan finalmente se llevó a cabo, Thor liberó a Loki su celda en las Mazmorras de Asgard y Sif logró librar a Jane Foster de los Einherjar que la custodiaban; Volstagg esperó a Thor y Foster en la nave estrellada de los Elfos Oscuros, en la cual planeaba escapar. Después de que Thor y Foster se despidieran de él para subir a la nave e ir a Svartalfheim, Volstagg detuvo a Loki y lo amenazó con asesinarlo si traicionaba a su amigo, sin embargo, al ya haber sido advertido por Sif, Loki le aseguró que tendría que esperar su turno para matarlo. En seguida, Volstagg alistó su hacha, listo para defender la nave y asegurar que Thor escapara exitosamente.

Cuando un escuadrón de Einherjar descubrió que Thor había subido a la nave, Volstagg los contuvo utilizando el mango de su Hacha para aturdirlos sin causarles la muerte. Mientras Thor intentaba encender la nave, Volstagg entretuvo a los Einherjar para darles tiempo para escapar. A pesar de que Volstagg subestimó la fuerza de los soldados y se reía de ellos mientras lo atacaban, no tardó en ser abrumado cuando todos se le lanzaron encima. Volstagg tuvo éxito en su tarea y sonrió al ver la nave salir del palacio a toda velocidad. Poco después, Volstagg, Fandral y Sif fueron arrestados por traición, pero cuando Thor regresó tras destruir a Malekith y con el Éter en su poder, sus amigos fueron puestos en libertad a causa de que su plan había funcionado aunque no de la manera en que se esperaba.[4]

Transportando el Éter

"Pero debo preguntar, ¿por qué no lo conservan resguardado en su cámara?"
"El Teseracto ya se encuentra en Asgard. No es sabio conservar dos Gemas del Infinito en un solo lugar."
Taneleer Tivan y Volstagg[fnt.]

Después de la Convergencia y la derrota de los Elfos Oscuros, Volstagg y Sif fueron enviados a Knowhere para poner el Éter bajo la custodia de Taneleer Tivan. Al llegar al Museo del Coleccionista, Volstagg y Sif fueron guiados por Carina al lugar donde Tivan estaba. Al saludarlos, Tivan expresó su deleite de que dos nobles asgardianos visitaran su museo para hablar con él.

Al entregarle el Éter, Tivan les preguntó porqué no lo almacenaban en la Cámara de Odín, a lo que Volstagg explicó que dado que el Teseracto ya estaba guardado en Asgard, se consideraba imprudente y peligroso ubicar dos Gemas del Infinito en un mismo lugar. Cuando Tivan les aseguró que el Éter estaría completamente seguro en su colección, Volstagg y Sif abandonaron el museo para regresar a Asgard.[6]

Asedio de Asgard

Asesinado por Hela

"¿Quién eres? ¿Qué hiciste con Thor?"
―Volstagg a Hela[fnt.]

Después del fin del Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros, Volstagg nunca se enteró que Loki había suplantado a Odín. Sabiendo que Heimdall podría descubrir su engaño, Loki lo desterró de Asgard y lo expulsó de su trabajo como Guardián de Puente Bifrost. Skurge tomó su lugar pero demostró no ser confiable ni simpatizar con Volstagg o sus aliados. En 2017, Thor regresó a Asgard y expuso ante todos el engaño de Loki, por lo que regresó a la Tierra en busca de Odín. Volstagg y Fandral se quedaron en el Observatorio de Heimdall esperando su regreso.

Cuando Hela regresó a Asgard, llegó al observatorio sin señales de que Thor, Loki u Odín vinieran con ella. Tras ver a Hela actuando de manera extraña, Volstagg exigió saber quién era y qué había hecho con Thor, sin embargo, ella le arrojó rápidamente una necrosword en el pecho y a Fandral también. Sin poder hacer nada para defenderse, Volstagg y Fandral fueron ejecutados despiadadamente.[7]

Poderes y habilidades

Poderes

  • Fisiología Asgardiana: Como Asgardiano, Volstagg tenía habilidades sobrehumanas.
    • Fuerza sobrehumana: Como todos los Asgardianos, Volstagg era extremadamente fuerte y poseía una mayor fuerza física que un asgardiano promedio, sin embargo, esta fuerza no superaba a la de Thor. Volstagg podía balancear su hacha de batalla fácilmente con una sola mano durante las batallas, habilidad que utilizó para luchar contra Gigantes de Hielo y Merodeadores. Durante su visita a la Tierra, Volstagg levantó con su brazo un automóvil, debajo del cual estaba atrapada la pelota de una niña a la que Volstagg quiso ayudar.
    • Durabilidad sobrehumana: El cuerpo de Volstagg era mucho más resistente al daño físico que el cuerpo de un ser humano. Él recibió grandes golpes de Gigantes de Hielo y del Destructor, quedando ileso en ambas ocasiones. No obstante, la piel de su antebrazo se quemó al ser tocada por la mano de un Gigante de Hielo.
    • Velocidad sobrehumana: Volstagg tenía la capacidad de correr a gran velocidad. Él logró escapar de la Bestia de Jotunheim exitosamente incluso mientras cargaba a un malherido Fandral en su hombro.
    • Sentidos sobrehumanos: Los sentidos de Volstagg estaban más desarrollados que los de un humano. Mientras recorría las calles de Nuevo México, Volstagg olfateó la hamburguesa del agente Cale, quien estaba en la azotea de un edificio cercano.
    • Factor de curación regenerativo: A pesar de la resistencia de su cuerpo, Volstagg era vulnerable a padecer lesiones. Sin embargo, su metabolismo regeneraba rápidamente su tejido corporal dañado de manera más rápida y eficiente que la de un humano común. Él se curó de una quemadura causada por frío en cuestión de días. Después del destierro de Thor, Fandral afirmó que Volstagg había devorado cuatro jabalíes, seis faisanes, media res y dos barriles de cerveza sin mayor esfuerzo.
    • Longevidad: Volstagg, como la mayoría de los seres del universo, estaba destinado a morir. No obstante, su cuerpo envejecía a un ritmo mucho más lento que el de un ser humano promedio. Él tenía la apariencia de un hombre de mediana edad bajo los estándares de la Tierra, cuando en realidad su edad superaba los mil años.

Habilidades

  • Combatiente experto: Volstagg fue uno de los mejores guerreros de Asgard, habiendo ganado experiencia a lo largo de su extensa vida, hecho por el cual se ganó el apodo de Volstagg el Valiente. Él luchó en múltiples batallas contra enemigos considerablemente más grandes que él, como Gigantes de Hielo y el Destructor.
  • Maestro combatiente con hacha: Volstagg sabía utilizar hábilmente su hacha de batalla, con la cual asesinó múltiples Gigantes de Hielo y Merodeadores aprovechando sus utilidades al máximo.

Equipamento

Armas

  • Brandrheid Undrsigr: El arma preferida de Volstagg era un hacha asgardiana de doble filo, la cual él utilizaba hábilmente en las batallas para asesinar enemigos, o bloquear sus ataques sobreponiendo el mango de ésta.
  • Hofund: Al enterarse de que Skurge trabajaba en secreto para Loki, Volstagg y Fandral se encargaron de custodiar el Observatorio de Heimdall, con Volstagg utilizando la espada para abrir el Puente Bifrost y enviar a Thor y Loki a la Tierra en busca del verdadero Odín. Volstagg utilizó esta arma una sola vez, a causa de que tras la única oportunidad que tuvo de abrir y cerrar el Bifrost, fue asesinado por Hela.

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Trivia

  • En Thor: The Dark World, Volstagg celebra al regresar a casa con su familia después de una batalla en Vanaheim. Ahí uno de los niños presentes se asemeja a su hija Gunnhild.

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.