Marvel Cinematic Universe Wiki
Advertisement
Marvel Cinematic Universe Wiki
Para las versiones alternativas de Timothy Dugan, véase Hub de Timothy Dugan.

"Yo estoy listo para pelear, pero tienes que hacer algo por mí."
"¿Qué cosa?"
"Abrir una cuenta."
―Timothy Dugan y Steven Rogers[fnt.]

El Cabo Timothy Aloysius Cadwallader "Dum Dum" Dugan fue un oficial de alto rango del Ejército de los Estados Unidos y miembro de los Comandos Aulladores en la Segunda Guerra Mundial. Tras ser rescatado de una fábrica militar de HYDRA junto a otros soldados, fue reclutado para unirse a los Comandos Aulladores, donde luchó junto con Steven Rogers y James Barnes. Durante sus misiones, Dugan y los demás Comandos Aulladores fueron clave en la derrota de Johann Schmidt y Werner Reinhardt, lo que resultó en el fin de la guerra y la victoria de los aliados.

Luego de la aparente muerte de Rogers, Dugan tomó el liderazgo de los Comandos Aulladores y se encargó de recorrer Europa a fin de mantener la paz por la que su amigo se había sacrificado. Al mismo tiempo, reclutó nuevos miembros para su equipo de élite, siendo estos Jonathan Juniper y Samuel Sawyer. En 1946, Dugan fue contactado por Margaret Carter, y la ayudó en su altercado con Leviatán, organización que había inculpado a Howard Stark por traición a su país. Dugan siguió manteniendo contacto con sus amigos, y con el tiempo apoyó a S.H.I.E.L.D. en la tarea de proteger la seguridad del mundo.

Biografía

Segunda Guerra Mundial

Capturado por HYDRA

"¡Bucky, detrás de tí!"
"¡Aquí vienen!"
"Detesto a estos tipos."
―Timothy Dugan y James Barnes[fnt.]

Cuando la Segunda Guerra Mundial estalló, la Alemania Nazi invadió Europa, por lo que Timothy Dugan se unió al Ejército de los Estados Unidos y sirvió como parte del Regimiento de Infantería 107º, donde conoció a James Barnes y Gabriel Jones. Los tres lucharon en varias batallas contra la Wehrmacht y HYDRA, aprendiendo sobre la misteriosa y avanzada tecnología que ellos poseían.

Durante una batalla contra la Wehrmacht, Dugan y su unidad quedaron atrapados y se escondieron en una trinchera, quedando inhabilitados para pedir refuerzos. Dugan y compañía abrieron fuego contra los enemigos que atacaban, hasta que un tanque de HYDRA llegó y evaporizó a los soldados de la Wehrmacht. Aunque que ellos asumieron que se trataba de apoyo, pronto descubrieron que se trataba de HYDRA y fueron capturados mientras trataban de huir.[1]

Dugan fue encerrado con los sobrevivientes del Regimiento de Infantería 107º y obligado a fabricar armas que funcionaban a base del poder del Teseracto. Los guardias de HYDRA solían fastidiar a Dugan quitándole su sombrero, y él simplemente respondía que algún día la situación sería al revés, insinuando que los mataría.[2]

Liberación de prisioneros de guerra aliados

"No es igual que un Buick."
"Ahí. Zündung.[3]"
"Zündung. No sabía que hablabas alemán."
―Timothy Dugan y Gabriel Jones[fnt.]

Cuando Steven Rogers atacó la fábrica de armas de HYDRA en Austria en la que Dugan y el resto del Regimiento de Infantería 107º estaban encerrados, él y sus compañeros fueron liberados. Tras salir de la celda, Dugan y los demás le preguntaron a Rogers si sabía lo que estaba haciendo, a lo que éste les respondió que había golpeado a Adolf Hitler cientos de veces, dejándolos impresionados.

Luego de salir de la fábrica, Dugan y los prisioneros comenzaron a luchar y superaron en número a los soldados de HYDRA. Rápidamente, Dugan corrió a un Tanque de HYDRA y tomó el control, con Gabriel Jones y James Montgomery Falsworth uniéndose a él en el proceso. Finalmente, los aliados evacuaron la instalación antes de que Johann Schmidt la destruyera y regresaron a la base militar de Estados Unidos, donde Chester Phillips los recibió.[2]

Comandos Aulladores

Uniéndose a Steven Rogers

"Solo tenemos unos 10 segundos. Si pasamos de eso, seremos arrollados."
"¡Hora de trabajar, muchachos!"
Steven Rogers y Timothy Dugan[fnt.]

Poco después de escapar, Dugan y sus camaradas fueron invitados a unirse a un equipo de élite especial dirigido por el mismo Steven Rogers. Mientras bebía con los demás, a Dugan se le preguntó si quería ser parte de esta nueva unidad, a lo que él accedió diciendo que estaba listo para reanudar la batalla siempre y cuando Rogers abriera una cuenta para ir a beber. Todos estaban cantando en la cantina cuando Margaret Carter llegó e impresionó a todos con su belleza, incluido Dugan.

Durante varios meses, Dugan y los Comandos Aulladores participaron en cada asalto a las bases armamentistas de HYDRA, eliminando casi todas las fábricas y tanques conocidos, en un intento de retrasar sus planes. Las hazañas de Dugan lo hicieron prontamente reconocido como uno de los mejores Comandos Aulladores. En una misión, Dugan supervisó que Rogers, James Barnes y Gabriel Jones asaltaran un tren para capturar a Arnim Zola. Aunque Zola fue capturado y llevado ante la Reserva Científica Estratégica, Barnes pereció cayendo hacia un acantliado.[2]

Ataque al cuartel general de HYDRA

Dugan y los Comandos Aulladores se reunieron con Chester Phillips en la Sede central de la Reserva Científica Estratégica luego de que Arnim Zola confesara los planes de Johann Schmidt para el mundo. Aunque permaneció en silencio, Dugan escuchó atentamente a Steven Rogers idear un plan para atacar la Sede central de HYDRA él solo, lo que le daría a Dugan y Phillips el tiempo suficiente para emboscar a HYDRA y matar a Schmidt si es que tenían suerte.

Como habían planeado, Rogers se dejó capturar y fue llevado ante Schmidt, creando una distracción exitosa. Mientras Rogers era interrogado, Dugan, James Morita y James Montgomery Falsworth se colaron en el despacho de Schmidt entrando por la ventana. Luego de que Rogers los abandonara para seguir a Schmidt, Dugan y compañía se hicieron con armas avanzadas para eliminar a los soldados de la base. Si bien los planes de Schmidt fueron saboteados y supuestamente murió, Rogers desapareció en acción al estrellar la Valquiria en un glaciar, salvando a las principales ciudades del mundo de ser bombardeadas. Dugan nunca volvió a ver a su amigo.[2]

Captura de Werner Reinhardt

"Guten tag[4], muchachos. De acuerdo, todos con calma. Nada repentino, o les amarraré una granada en sus... Dugan, ¿cómo se dice nueces en alemán?"
"No lo sé, Jim. Pero si les amarras una granada, lo sabremos."
James Morita y Timothy Dugan[fnt.]

Tras la desaparición de Steven Rogers, la Reserva Científica Estratégica estableció que la última instalación de HYDRA conocida era una dirigida por Werner Reinhardt en Austria. Dugan, Margaret Carter y James Morita atacaron dicha base y no tardaron en superar a Reinhardt, quien estaba preparándose para huir con una reliquia conocida como el Obelisco.

En primera instancia, Dugan y Morita se burlaron de los soldados, mientras que Reinhardt les repitió el lema de HYDRA sobre las dos cabezas que reemplazarían a una que muriera. Dugan lo esposó y procedió a supervisar que todos los objetos requisados fueran embalados y catalogados para su posterior almacenamiento.

A medida que Morita protegía al Obelisco sellándolo bajo el nombre de Artículo 0-8-4, Dugan miró una caja media abierta y se percató que en su interior se encontraba una criatura azul. Tan pronto como hizo eso, Carter le cerró la caja recomendándole no entusismarse demasiado y le advirtió que desde ese momento todos en la SSR debían dedicar sus vidas a que los objetos peligrosos de HYDRA no cayeran en manos de gente como irresponsable como Howard Stark. Habiendo finalizado el proceso, Carter determinó que HYDRA había sido completamente erradicada, ya que no tenían más datos o pistas.[5]

Ganando la guerra

Con la definitiva derrota de Johann Schmidt y Adolf Hitler, tanto HYDRA como la Alemania Nazi perdieron la Segunda Guerra Mundial. Dugan y los Comandos Aulladores restantes se reunieron en el mismo bar en Londres donde fueron reclutados. James Montgomery Falsworth los invitó a levantar sus copas y brindaron en memoria de Steven Rogers y James Barnes, con todos a su alrededor celebrando la victoria.[2]

Limpiando Europa

Misión en Rusia

"Los alemanes son genios tratándose de cerveza. Pero nadie hace mejor bourbon que los Estados Unidos."
―Timothy Dugan a Margaret Carter[fnt.]

Un año después de la guerra, Dugan había reclutado a Samuel Sawyer, Percival Pinkerton y Jonathan Juniper para unirse a los nuevos Comandos Aulladores asignados en Rusia. En ese tiempo, Dugan recibió una llamada de Margaret Carter para ayudarla a ella y sus colegas de la Reserva Científica Estratégica a infiltrar una base de Leviatán en Bielorrusia. Con gran entusiasmo, Dugan se comprometió a ayudar debido a al respeto y aprecio que le tenía a su amiga.

Al día siguiente, Dugan se reunió con Carter y Jack Thompson, informándoles que había conseguido camiones para la misión. En el camino, Dugan y Carter charlaron y ella le entregó una botella de bourbon como agradecimiento. Dugan iba a fumar un puro, pero Carter no se lo permitió porque ya olía bastante mal.

Los dos hablaron sobre cómo cambiaron sus vidas con la guerra, con Dugan expresando su tristeza por la dolorosa partida de Steven Rogers. El equipo se detuvo en la noche para comer y descansar aldededor de una fogata contando historias de guerra; Dugan y sus aliados escucharon al Agente Thompson narrar su historia de cómo ganó una Cruz de la Armada al matar a un equipo de japoneses que intentaron emboscar su campamento.[6]

Infiltración en la Academia de la Habitación Roja

"¿Segura que quieres subirte? Los Comandos pueden usar a otro buen soldado. Solo hay que encontrarte un buen nombre."
"Es tentador, preo creo que es momento de dejar atrás mis días de luchar. Alguien tiene que cuidar las cosas de Estados Unidos y convencer a la SSR de la inocencia de Howard."
―Timothy Dugan y Margaret Carter[fnt.]

En la mañana todos se infiltraron en la Academia de la Habitación Roja, solo para descubrir que el lugar era una especie de escuela para niños que vivían adiestrados. En un salón, Dugan conoció a Eva, una niña que simuló estar asustada, y se acercó a ella tratando de animarla. Notando que la niña veía su sombrero, Dugan se lo mostró, sin embargo, ésta se reveló como una asesina y lo apuñaló en el pecho con una daga antes de matar a Jonathan Juniper y escapar.

Estando furioso, Dugan trató de ir por Eva y matarla con una granada, pero Margaret Carter lo animó a continuar con la misión. Todos lamentaron el deceso de Juniper. Más tarde, Dugan y los Comandos tuvieron la tarea de hallar una ruta de escape mientras Carter y su equipo recorrían la academia. Cuando Carter se vio atrapada en un tiroteo, Dugan llegó a ayudarla y derribó una pared, armado con su escopeta para matar a quien se le cruzara. Dugan distrajo a los soldados para que todos escaparan y finalmente corrió también al camión, llevándose a Viktor Ivchenko, un prisionero al que Carter rescató.

Como todo había terminado, Carter y sus agentes se dispusieron a abandonar Rusia para seguir luchando con Leviatán en Estados Unidos. Dugan se despidió de Thompson con un fuerte apretón de manos y le deseó suerte en todo. Antes de que se fueran, él le preguntó a Carter si había considerado unirse a los Comandos Aulladores e incluso le dijo que podría tener su propio apodo: Señorita Inglaterra; Carter tuvo que rechazar la oferta diciendo que tenía asuntos pendientes en la SSR y la encomienda de exonerar a Howard Stark.

Percatándose de que Ivchenko no tenía a dónde ir, Dugan le ofreció llevarlo a casa, pero como éste afirmó no tener nada por culpa de la guerra, Carter lo invitó a Estados Unidos. Dugan le compartió a Ivchenko un trago de su bourbon, pero acabó regalándoselo y no pudo hacer nada para recuperarlo. Luego de que todos abordaran el avión, Dugan se marchó para seguir con su misión para cuidar Europa.[6]

Relajándose con Howard Stark

"Se llama bikini."
"Bikini. ¿Tú lo inventaste?"
"No, los franceses."
Howard Stark y Timothy Dugan[fnt.]

Dugan pasó unas vacaciones con Howard Stark, quien lo invitó a una de sus casas. Ambos estaban sentados frente a una piscina cuando Stark llamó por teléfono a John Flynn informándole que Margaret Carter debía abandonar la Reserva Científica Estratégica para dirigir S.H.I.E.L.D. Luego, Dugan quedó impresionado al ver que las chicas que estaban cerca llevaban una prenda llamada bikini. Dugan le preguntó a Stark si él los había inventado, solo para enterarse que los franceses eran los diseñadores de esa prenda.[7]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Detrás de escenas

Referencias

Enlaces externos

Advertisement