FANDOM


Para otros usos de este término, véase Thor (desambiguación)

Thor es una película de superhéroes basada en el superhéroe de Marvel Comics del mismo nombre. Se trata de la cuarta entrega del Universo Cinematográfico de Marvel, de la Saga del Infinito y de la Fase Uno. Se estrenó el 6 de mayo de 2011 en Estados Unidos.

La película fue dirigida por Kenneth Branagh, y fue protagonizada por Chris Hemsworth como Thor, Natalie Portman como Jane Foster, Tom Hiddleston como Loki, Stellan Skarsgård como Erik Selvig, Colm Feore como Laufey, Ray Stevenson como Volstagg, Idris Elba como Heimdall, Kat Dennings como Darcy Lewis, Rene Russo como Frigga, y Anthony Hopkins como Odín.

La película recibió dos secuelas: Thor: The Dark World en 2013 y Thor: Ragnarok en 2017. La tercera secuela, Thor: Love and Thunder, se estrenará en 2021.

Sinopsis

Paramount Pictures y Marvel Entertainment presentan la aventura épica, Thor, que abarca el Universo Marvel desde la Tierra actual hasta el reino de Asgard. En el centro de la historia está el poderoso Thor, un poderoso pero arrogante guerrero cuyas acciones imprudentes reinician una guerra antigua. Thor es expulsado a la Tierra por su padre Odín y se ve obligado a vivir entre los humanos. Una hermosa y joven científica, Jane Foster, tiene un profundo afecto hacia Thor, quien finalmente se convierte en su primer amor. Mientras está en la Tierra, Thor aprende lo que se necesita para ser un verdadero héroe cuando el villano más peligroso de su mundo envía a las fuerzas más oscuras de Asgard a invadir la Tierra.

Argumento

Dos físicos, Jane Foster, Erik Selvig y su pasante de ciencias políticas, Darcy Lewis, están en el desierto de Nuevo México, trabajando desde una camioneta mientras realizan una investigación sobre un fenómeno con forma de aurora boreal. De repente, una gran tormenta en forma de tornado se genera y ellos conducen hacia ella para investigar. De repente, la camioneta golpea a un hombre desde el interior del remolino y se detiene. Los tres encuentran a un hombre rubio semi-consciente.

En Asgard, Odín relata una batalla que tuvo lugar en 900 d.C. entre los Gigantes de Hielo y el ejército Asgardiano. Los Asgardianos vencieron a sus enemigos, tomaron posesión de su fuente de poder, el Cofre de los Antiguos Inviernos, y regresaron a su reino. Odín está en su bóveda conversando con sus dos hijos, Thor y Loki, ambos aseguran que desean ser reyes el día en que su padre lo decida y él les contesta que ambos son dignos, pero sólo uno podrá ascender al trono.

Años más tarde, Asgard está en una ceremonia de coronación. Thor es ahora un adulto y está siendo reconocido formalmente como el príncipe heredero, y mientras se acerca a la base del trono de su padre, Loki lo ve con envidia. Odín narra un discurso y justo antes de que nombre a Thor oficialmente el Rey de Asgard, comienza a sentir la presencia de intrusos. Tres Gigantes de Hielo se infiltraron en su bóveda, lugar donde él guarda sus más preciados objetos y el antiguo cofre de los Gigantes. Sin embargo, Odín agita el Gungnir y despierta al Destructor, quien fácilmente asesina a los intrusos. Cuando Odín, Thor y Loki llegan al lugar, comienzan a inspeccionar los objetos que ahí se encuentran, sin embargo, Thor está furioso y desea cobrar venganza. Odín, al ver la forma en que su hijo desea afrontar la situación, decide aplazar su coronación.

Thor se reúne con Loki y sus amigos más cercanos, Volstagg, Fandral, Hogun y Sif, y cabalgan hasta el observatorio de Asgard. El guardián, Heimdall, les permite pasar a los seis, quienes son transportados a Jotunheim, un mundo congelado donde viven los Gigantes de Hielo. Thor confronta al rey de los Gigantes de Hielo, Laufey, quien se burla de los héroes de Asgard mientras sus secuaces rodean al equipo, no obstante, Laufey les da la oportunidad de irse en paz para evitar un conflicto. Cuando se preparan para irse, uno de los gigantes llama a Thor “princesita”, quien en seguida lo golpea con su martillo y comienza una feroz batalla. Durante la batalla, uno de los brazos de Loki se vuelve azul cuando es tocado por un Gigante de Hielo.

Laufey libera una enorme bestia que hace que los Asgardianos retrocedan, sin embargo, Thor logra asesinarla. Una vez que el equipo esta rodeado y desesperado, Odín llega con Sleipnir e interviene para salvar a los guerreros, pidiendo disculpas a Laufey por la intrusión, a la vez, intenta reanudar la tregua que mantenía con él, pero Laufey afirma que los Gigantes de Hielo están ahora en guerra con Asgard. Tras declarar la guerra, Laufey trata de apuñalar a Odín, quien invoca al Bifrost y junto a sus aliados regresa a Asgard.

De vuelta en Asgard, Odín les ordena a los cuatro guerreros llevar a Fandral al cuarto de sanación, debido a que éste sufrió grandes heridas durante la pelea. En seguida, Odín regaña a Thor por las vidas que acaba de condenar a la muerte, al iniciar una guerra contra los más grandes enemigos de Asgard. Durante una tensa discusión, Thor le grita a su padre que es un anciano tonto e infeliz, Odín, al ver que la rebeldía de Thor no tiene remedio, decide quitarle sus poderes mientras lo releva de todos sus privilegios como príncipe de Asgard y le quita el Mjolnir. Utilizando su lanza, Odín abre el Bifrost y envía a Thor a Midgard, dejándolo tan indefenso como si fuese un humano. Antes de cerrar el portal y mientras Loki lo ve, Odín encanta el martillo mágico de su hijo para que sólo pueda ser levantado por alguien que sea digno de sus poderes.

En la Tierra, Thor es golpeado de inmediato por la furgoneta de Foster mientras conducen hacia la tormenta que perseguían. Thor comienza a preguntar débilmente dónde está y se vuelve agresivo hasta el punto en que Lewis lo electrocuta con un taser, dejándolo inconsciente. Los tres científicos lo cargan en su camioneta y lo llevan al hospital. Allí, Thor despierta y ataca a los médicos y asistentes que lo están atendiendo, creando un gran conflicto en la sala que está hasta que finalmente es sedado por una enfermera. En el laboratorio, Lewis, Foster y Selvig analizan algunas imágenes de la tormenta y descubren que en medio de ésta había un portal en el que se ve la sombra de Thor llegando a la Tierra. Foster decide ir a buscarlo al hospital, pero para su sorpresa descubren que Thor escapó del lugar. Justo antes de que se marchen, Foster enciende su camioneta en reversa y repentinamente vuelve a golpear a Thor, quien pasaba por fuera del vehículo. Mientras tanto, el cráter donde cayó el Mjolnir se encuentra lleno de personas, las cuales se encuentran haciendo apuestas, competencias y todos hacen fila para tratar de levantar el misterioso martillo. Desde lejos, el Agente Phillip Coulson de S.H.I.E.L.D. observa la escena y contacta a Nicholas Fury para informarle su descubrimiento.

En Asgard, los Tres Guerreros junto a Sif y Loki se lamentan por el destierro de Thor. Al preguntarse cómo supo Odín que ellos salieron de Asgard, Loki revela que él le ordenó a Heimdall buscar a Odín luego de que se fueran, asegurando que gracias a él todos siguen con vida. Al sentirse no apoyado por sus amigos, Loki sale enfurecido del salón mientras todos comienzan a sospechar que él fue quien introdujo a los Gigantes de Hielo en la bóveda de Odín para arruinar la coronación de Thor. En la cámara de su padre, Loki analiza el Cofre de los Antiguos Inviernos, sólo para ser sorprendido por Odín, quien le grita que se detenga. Al voltearse, Loki demuestra que su piel se ha vuelto azul y sus ojos se ven rojos. En seguida comienza a confrontar a Odín preguntándole si el cofre no fue lo único que robó de Jotunheim, Odín al darse cuenta de que su engaño ha sido descubierto, le revela que tras terminar la batalla, encontró al pequeño hijo de Laufey, un bebé destinado a morir congelado en la soledad. Loki se enfurece con Odín por ocultarle la verdad y haberlo criarlo como un príncipe a la sombra de Thor. Abrumado por las recriminaciones de Loki, Odín se desmaya y entra en el Sueño de Odín. Thor, Foster, Selvig y Lewis están almorzando en un restaurante, cuando unos hombres llegan y aseguran que estaban en un cráter tratando de levantar un satélite pero nadie lo logró y posteriormente fueron desalojados por agentes del ejército. Thor inmediatamente intuye que el objeto del que hablan es su martillo y decide ir a buscarlo, él le pide a Foster que lo lleve al lugar, pero Selvig le aconseja no entrometerse en asuntos federales, por lo que ella decide despedirse de Thor y le dice que no puede ayudarlo. Thor se despide de sus tres amigos e inicia una caminata de 80 kilómetros para llegar a su destino. De regreso a casa, Foster, Selvig y Lewis descubren que su laboratorio está siendo desvalijado S.H.I.E.L.D. Foster confronta al Agente Coulson, pero él sólo le entrega una tarjeta y le informa arrogantemente que no puede interferir en su trabajo. En Asgard, Sif y los Tres Guerreros llegan al trono para hablar con Odín y pedirle que el destierro de Thor sea revertido. Para sorpresa de los cuatro, Loki está sentado en el trono con la lanza de Odín y les asegura que él será el rey hasta que su padre despierte. Foster está en su camioneta pensando y encuentra a Thor en una tienda de mascotas tratando de conseguir un caballo. Ella, al no tener ya nada que perder le ofrece llevarlo a la zona del cráter. Al llegar, Foster se acurruca en un lugar seguro mientras Thor se abre camino a través de las instalaciones. Después de golpear a muchos agentes mientras es observado a la distancia por el Agente Clinton Barton, Thor finalmente encuentra el martillo, pero no puede levantarlo. Él grita de impotencia y se derriba decepcionado. Sin poner resistencia, es arrestado por los agentes de S.H.I.E.L.D. Heimdall ve el fracaso de Thor desde su observatorio y se entristece por su amigo.

De vuelta en la Tierra, el Agente Coulson interroga a Thor, y cuando lo deja solo por un momento, Loki aparece en la habitación. Él le dice a Thor que Odin ha muerto y que no puede regresar a Asgard, dejando a Thor angustiado. Selvig, con una licencia de conducir falsificada, llega y engaña a S.H.I.E.L.D., diciéndoles que Thor es el ex esposo de Foster y está bajo la influencia de los esteroides. Coulson le permite a Selvig llevarse a Thor, quien disimuladamente roba la libreta de Foster en el camino de salida. En Jotunheim, Loki visita a Laufey y sus aliados, a quienes les promete dejarlos entrar en Asgard para que asesinen a Odín. De vuelta en la ciudad, Selvig lleva a Thor a tomar una copa, tratando de convencer a Thor de que abandone a Foster debido a los problemas que le ha causado y que continuará causándole. Thor termina trayendo a Selvig borracho al camper de Foster, quien lo invita a mirar las estrellas en la parte superior de la casa rodante. Allí, Thor le explica acerca de los Nueve Mundos y el Puente Bifrost. Ella asegura creer que el puente es el agujero de gusano teórico del Puente de Einstein-Rosen, una teoría que ella había investigado.

En Asgard, Heimdall abre inadvertidamente el Bifrost y envía a Sif y los Tres Guerreros a Midgard para que busquen a Thor. Más tarde, Loki envía el Destructor a Nuevo Mexico con la misión de asesinar a todos para que Thor no vuelva y poco después, congela a Heimdall por haberlo traicionado. S.H.I.E.L.D. investiga la llegada del Destructor a la Tierra y los ataques de éste, hacen que todos en la ciudad se vean obligados a evacuarla. Tras una feroz batalla, el Destructor ha hecho explotar numerosos locales y casas en la ciudad para finalmente encontrarse con Thor, quien a través de esta armadura encantada, le solicita a Loki dejar vivir a los humanos a cambio de su propia vida. A pesar de que el Destructor se voltea para supuestamente irse, repentinamente golpea a Thor y destruye una parte de su cabeza, asesinándolo instantáneamente ante todos sus amigos. Odín, a pesar de estar dormido siente la muerte de su hijo y una lágrima cae por su rostro. Inmediatamente el Mjolnir despega desde su cráter en dirección al lugar donde Thor había muerto. Foster llora junto al cadáver de Thor y Selvig logra apartarla antes de que el martillo aparentemente fuera a estrellarse contra ellos. Al llegar un gran rayo revive a Thor y le devuelve sus poderes junto con su armadura. Thor, ahora listo para luchar crea un tornado para que el Destructor lo ataque y hace rebotar sus propios ataques contra él, logrando abatirlo. En la superficie todos se acercan a Thor y el expresa su deseo de volver a Asgard. Justo antes de que se dirijan al desierto, el Agente Coulson llega al lugar y se alía con Thor, quien le exige que regresen las cosas de Foster, demanda que él acepta amablemente. Antes de que puedan seguir hablando, Thor abraza a Foster y se la lleva volando al desierto.

Los Gigantes de Hielo invaden Asgard mientras Heimdall está congelado observándolos y son bienvenidos por Loki. Laufey va a la habitación de Odín y, mientras se prepara para matarlo, Loki lo ataca con su lanza, la misma que utiliza para matarlo con un rayo frente a Frigga, para quedar como un héroe. Aunque esta congelado, Heimdall se las arregla para liberarse y trae a Thor de vuelta a Asgard. Cuando llega, Thor emprende su vuelo en dirección al palacio para luchar contra los Gigantes de Hielo. En casa, Thor revela el engaño frente a Frigga, quien se muestra sorprendida antes las acusaciones. Loki, sin inmutarse, ataca a Thor y lo lanza del palacio.

Loki va al Observatorio de Heimdall y activa el Bifrost para destruir Jotunheim liberando todo su poder. Thor intenta detenerlo y los dos tienen un combate que termina con Thor sujetando a Loki en la superficie del puente usando el Mjolnir. Sabiendo que la única forma de apagar el poder del Bifrost es destruyendo el Puente Arcoíris, Thor comienza a golpearlo con su martillo repetidas veces. Cuando el puente se rompe, se genera una explosión y los dos hermanos caen al espacio, Odín llega justo a tiempo y atrapa a Thor, quien sostiene la misma lanza que Loki. Tras asegurarle a su padre que sus acciones fueron para honrarlo, Odín se niega a aceptar a Loki como un hijo al que convertiría en Rey. Al sentirse rechazado, Loki suelta la lanza que lo mantenía sujeto a Thor y es absorbido por un agujero de gusano, aparentemente muriendo.

Todo parece volver a la normalidad en Asgard, aunque Odín se mantiene triste por los recientes sucesos. Thor llora por su hermano y extraña Foster, a quien no puede visitar por haber destruido el Bifrost. Sin embargo, Heimdall, mirando por encima del borde cortado del Puente Arcoiris, le asegura que Foster lo está buscando. De regreso a la Tierra, Foster se encuentra en un nuevo laboratorio con equipo nuevo, ahora asistida por S.H.I.E.L.D., buscando una nueva forma de hallar a Thor.

En la escena post-créditos, Selvig es llevado a una instalación de S.H.I.E.L.D., donde se encuentra con Nicholas Fury. Él le muestra el Teseracto en un maletín, y le informa que podría ser una fuente de energía ilimitada. Loki aparece en un espejo, invisible para Selvig y Fury, y dice: "Vale la pena echarle un vistazo", a lo que Selvig repite lo mismo debido a la sutil influencia mental de Loki.

Reparto

Apariciones

Localidades

Eventos

Objetos

Especies inteligentes

Criaturas

Organizaciones

Menciones

Multimedia

Imágenes

Música

Videos

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.