FANDOM


Para otros usos de este término, véase Thor (desambiguación)
"Es tiempo de volverme quien soy en vez de quien se supone que debo ser."
―Thor a Brunnhilde[fnt.]

Thor Odinson es el Dios del Trueno, anterior Rey de Nuevo Asgard y miembro fundador de los Vengadores. Cuando su conducta irresponsable amenazó a los Asgardianos a entrar en otra guerra con los Gigantes de Hielo, fue despojado de su poder y desterrado en la Tierra por su padre, Odín. Mientras estaba exiliado, Thor aprendió sobre la humildad, encontró el amor en Jane Foster y ayudó a salvar a sus nuevos amigos del Destructor, quien fue enviado por su celoso hermano adoptivo, Loki. Como tal, Thor se remidió ante los ojos de su padre, se le concedió el acceso a su poder una vez más y regresó a Asgard para confrontar a Loki, quien cayó al vacío cuando Thor destruyó el Puente Bifrost para impedir la destrucción de Jotunheim.

Thor fue recibido como un héroe en Asgard, pero se vio obligado a regresar a la Tierra para capturar a Loki, quien amenazaba con dominar dicho mundo y tenía en su poder el Teseracto. Thor se unió a los Vengadores bajo la dirección de S.H.I.E.L.D. y se comprometieron a detener a su hermano adoptivo. Tras participar en la Batalla de Nueva York, Loki fue derrotado por los Vengadores, y fue devuelto a Asgard por Thor para ser condenado por sus crímenes. Con el Teseracto, los Asgardianos reconstruyeron el Puente Bifrost y, a causa de su ausencia, Thor armó un ejército para devolver la paz a los Nueve Mundos en la Guerra de los Nueve Mundos.

Pese a su victoria, Thor pronto luchó contra los Elfos Oscuros durante el Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros. Mientras ocurrían estos eventos, Thor se reunió con Jane Foster después de que ella se convirtiera en la portadora del Éter y se volviera un blanco para los Elfos Oscuros. Finalmente, el Éter fue retirado del cuerpo de Foster, Loki aparentemente se sacrificó por protegerlo, y los Elfos Oscuros, incluido su líder Malekith, fueron derrotados. Acto seguido, Thor renunció a su derecho al trono y abandonó Asgard para quedarse con Foster en la Tierra.

Durante su estancia, Thor se reunió con los Vengadores para desmantelar la amenaza creciente de HYDRA dirigida por Wolfgang von Strucker. Aunque ganaron, el equipo pronto tuvo que detener a Ultrón, una inteligencia artificial creada por Anthony Stark y Bruce Banner. Como estaban en desventaja, Thor ayudó a crear a Visión, quien finalmente destruyó a Ultrón. Luego, Thor terminó su relación con Jane Foster y decidió investigar las visiones que vio a través de Wanda Maximoff, quien le mostró las Gemas del Infinito. En su viaje, Thor derrotó a Surtur en un intento por evitar el Ragnarök, y descubrió que Loki había vuelto a fingir su muerte para usurpar el trono de Odín.

Thor fue ayudado por Stephen Strange a localizar a Odín, sin embargo, él lo encontró sólo para presenciar su muerte, resultando en la liberación de su hermana Hela, quien destruyó el Mjolnir y desterró a Thor en Sakaar, donde compitió en la Contienda de Campeones. Después de una pelea en la arena con Hulk, Thor lo reclutó a él y Brunnhilde para formar a los Revengadores, escapar de Sakaar y salvar Asgard. Allí, Thor hizo que Loki desate el Ragnarök, resucitando a Surtur, destruyendo Asgard y matando a Hela en el proceso, aunque escapó con los Asgardianos restantes en la Estadista. Al declarar que Asgard era su gente y no un lugar, Thor aceptó su nueva posición como rey y decidió reubicar a los Asgardianos en la Tierra.

Sin embargo, la Estadista fue atacada por Thanos y la Orden Oscura, quienes buscaban el Teseracto. Pese a que la mitad de los Asgardianos fueron evacuados, Thor presenció como Thanos se adueñó de la Gema del Espacio y asesinó a Loki antes de destruir la nave. En el espacio, este fue rescatado por los Guardianes de la Galaxia, y viajó con Rocket Raccoon y Groot a Nidavellir, donde Eitri le forjó el Rompetormentas. Acto seguido, él se trasladó a Wakanda para ayudar a los Vengadores a derrotar a Thanos, quien sometió a los héroes y realizó el Chasquido, matando a la mitad de la vida en el universo. Con la ayuda de Rocket y Nebula, los Vengadores viajaron a Titán II, donde Thor decapitó a Thanos al descubrir que este destruyó las Gemas del Infinito. Él luego se trasladó a Noruega en Nuevo Asgard, donde los Asgardianos sobrevivientes comenzarían a vivir.

En 2023, Banner y Rocket convencieron a Thor de reintegrarse con los Vengadores para viajar en el tiempo y reunir las Gemas del Infinito del pasado. Thor y Rocket se transportaron al año 2013, donde recuperaron la Gema de la Realidad de Jane Foster en Asgard, y ya con las Gemas reunidas, él fue testigo de como Banner revivió a la mitad de la vida en el universo. De repente, cuando las tropas de un Thanos alternativo llegó para confrontarlos, Thor y sus aliados los enfrentaron, venciéndolos a costo del sacrificio de Anthony Stark. Después del funeral de Stark, Thor nombró a Brunnhilde como Rey de Nuevo Asgard y se unió a los Guardianes de la Galaxia para tener nuevas aventuras.

Biografía

Vida temprana

Creciendo con Loki

Thor tuvo una infancia idílica, criado en Asgard como el hijo atesorado de Odín y su esposa Frigga. Su mejor amigo y compañero de juegos era su hermano adoptivo Loki, a pesar de que eran rivales por el trono de su padre, ambos todavía seguían siendo compañeros cercanos.[1] Mientras que a Loki se le enseñó magia por parte de su madre, a Thor se le instruyó para que se convirtiera en un guerrero como su padre.[2] Durante su juventud, Thor fomentó un fuerte deseo de ser miembro de las Valquirias, hasta que se enteró de que eran un grupo de élite conformado sólo por mujeres.

A medida que Thor y Loki crecían juntos, Loki desarrolló un gusto por las travesuras y la Magia, como le había enseñado Frigga. En una ocasión, Thor fue engañado por su hermano cuando Loki se transformó en una serpiente, sabiendo que a Thor le gustaban. Al recoger a la serpiente, él se sorprendió cuando Loki regresó a su forma normal y lo apuñaló, aunque Thor sobrevivió. En otro caso, Loki lo transformó en una rana por un breve tiempo.[3]

Criado para ser rey

Criado en la cultura guerrera de los Asgardianos, Thor valoró la fuerza, el coraje y la lealtad ante todo. Él deseaba ser igual que su padre, el héroe de guerra que había derrotado a Laufey durante la Guerra entre Asgard y Jotunheim, y había traído la paz a los Nueve Mundos. Para ayudarlo a convertirse en un guerrero, Thor recibió el poderoso martillo Mjolnir, el cual le ayudó a concentrarse en su habilidad para manejar el trueno.

Thor a menudo comentaba sobre los monstruos, como los Gigantes de Hielo, que mataría y las guerras que ganaría una vez que fuera rey, no obstante, Odín intentó enseñarle a valorar la paz por encima de la guerra mientras lidiaba con todos sus enemigos. Aunque Thor y Loki insistían en que ambos estarían listos para asumir el trono de Asgard, Odín afirmó que solo uno de ellos podría hacerlo. A lo largo de los años, Thor fue preparado por Odín para convertirse en Rey, mientras que Loki iba desarrollando celos por él.[1]

Convirtiéndose en una leyenda nórdica

En algún punto de su relativa juventud, Odín, Thor y Loki visitaron la Tierra. Allí, los Asgardianos le enseñaron a los nórdicos su idioma y cultura, y le mostraron sus habilidades; esto hizo que los nórdicos creyeran que los Asgardianos eran deidades y le otorgaron a Thor el apodo de "Dios del Trueno", mientras que Loki se convirtió en el "Dios de las Mentiras" debido a los diversos trucos e ilusiones que este hacía.[1]

Volviéndose guerrero

A medida que crecía como guerrero, Thor con frecuencia lideraba a su equipo que incluía a Sif, Loki, y los Tres Guerreros, en varias aventuras. Sin embargo, Thor también era imprudente cuando Loki le recordaba en tono de broma que iba a morir si no usaba las herramientas adecuadas que les permitirían escapar durante una guerra. Con varias victorias en su nombre, Thor y el resto de la Familia Real Asgardiana continuaron gobernando sobre Asgard y los Nueve Mundos, asegurando que se mantuviera la paz, a pesar de que Thor todavía anhelaba más batallas para satisfacer su naturaleza guerrera.[1]

Planes de Loki

Coronación postergada

"Lindas plumas."
"De verdad no querrás empezar esto de nuevo."
"Estaba siendo sincero."
"Tú eres incapaz de ser sincero."
"Lo soy. He esperado este día con ansias tanto como tú, mi hermano y mi amigo. A veces te tengo envidia, pero nunca dudes de que te quiero."
Loki y Thor[fnt.]

Thor fue finalmente anunciado como el próximo gobernante de Asgard por el actual rey Odín, ya que estaba a punto de entrar en el Sueño de Odín después de posponerlo durante tanto tiempo. Mientras se preparaba para la ceremonia, Thor habló con Loki mientras bromeaban sobre si Thor estaba nervioso o no, y él insistió en que no lo estaba, antes de que Loki se burlara de su casco. Sin embargo, Loki le aseguró a Thor que todavía estaba orgulloso de su hermano.[4]

Thor se deleitó en la ceremonia, caminando a través de las multitudes mientras le adoraban y él disfrutaba cada momento del evento. Al llegar ante el trono, Thor se quitó el casco y asintió con la cabeza a sus amigos, Sif y los Tres Guerreros, mientras guiñaba un ojo a su madre Frigga y a Loki. Odín se puso de pie y se preparó para convertir a Thor en el próximo rey de Asgard. Sin embargo, cuando Odín estaba a punto de hacerlo, sintió que unos Gigantes de Hielo se habían infiltrado en Asgard y se dirigían a su cámara para robar el Cofre de los Antiguos Inviernos.

Thor, Odín y Loki fueron hasta la cámara, solo para encontrar los cuerpos de los Gigantes de Hielo, quienes habían sido asesinados por el Destructor. Viendo lo cerca que estuvieron de robar los artefactos, Thor declaró que debían ir a Jotunheim y mostrar su fuerza para asegurarse de que los Gigantes de Hielo nunca volvieran a ofender a Asgard de nuevo. Odín respondió diciendo que los intrusos eran unos pocos y no una fuerza invasora, además de que ya habían pagado por su crimen con sus vidas, pero Thor insistió que como Rey de Asgard, él conduciría un ejército para Jotunheim como Odín había hecho en el pasado. Sin embargo, Odín le recordó que él no era rey todavía y le ordenó no atacar.[1]

Reclutando a los Tres Guerreros

"No es sabio que estés conmigo en este momento, hermano. Este debería ser mi día de triunfo."
"Tranquilo, ya llegará. Si en algo te consuela, tú tienes razón sobre los Gigantes, sobre Laufey, sobre todo, hermano. Si ya encontraron una forma de penetrar nuestras defensas, quizás lo vuelvan a intentar con un ejército esta vez. No hay nada que puedas hacer sin desafiar a nuestro padre."
―Thor y Loki[fnt.]

Luego de unos momentos, Thor se retiró a una habitación y comenzó a tirar mesas en los alrededores con enojo. Loki no tardó en encontrar a su hermano y se sentó a su lado, consolándolo por su desilusión en que Odín no lo coronara como el rey debido a las acciones de los Gigantes de Hielo. Loki habló tranquilamente con Thor y fue capaz de manipularlo al afirmar que también estaba de acuerdo con su punto de vista de que deberían vengarse por las vidas Asgardianas perdidas durante el ataque.

Tener a Loki apoyándolo con su creencia de que Jotunheim debería pagar por lo que le habían hecho aumentó la confianza de Thor. Mientras Loki miraba a Thor, él decidió desobedecer las órdenes de su padre y atacar a Jotunheim por su cuenta para poder enfrentarse al rey Laufey, aunque Loki afirmó que ese plan era una locura, sabiendo que Thor simplemente ignoraría sus palabras. Mientras hablaban, Sif y los Tres Guerreros llegaron para saber lo que estaba sucediendo. Thor les anunció que iban a ir a Jotunheim y que los llevaría a la victoria, sin embargo, ellos se mostraron escépticos debido los riesgos. Thor les recordó sus victorias pasadas juntos y pronto cambiaron de opinión.

Ellos viajaron hasta el Puente Bifrost, y le pidieron permiso a Heimdall para ir a Jotunheim. Haciendo caso omiso de los intentos de Loki por hablarle, Heimdall aceptó la solicitud de Thor y observó que, a lo largo de todos sus años como guardián, era la primera vez que un enemigo pasaba por alto su visión. Heimdall luego los envió a Jotunheim, pero les advirtió que si todos se metían en problemas, no se les permitiría la entrada a casa y todos morirían allí. Thor aceptó y pronto él junto con sus aliados fueron transportados a Jotunheim.[1]

Ataque en Jotunheim

"No eres más que un muchacho, tratando de probarse que es un hombre"
Laufey a Thor[fnt.]

En Jotunheim, Thor llevó a los guerreros hasta el Rey Laufey, donde el Gigante de Hielo les aconsejó retirarse mientras él todavía se los permitía. Sin embargo, Thor exigió respuestas sobre cómo los soldados de Laufey habían entrado a Asgard para intentar robar el Cofre de los Antiguos Inviernos. Esto llevó rápidamente a varias amenazas entre Thor y Laufey. Sin embargo, Loki, al ver que el enemigo los superaba en número, trató de persuadir a su hermano para que se retirara. Thor cedió, pero cuando decidieron irse, un Gigante de Hielo insultó a Thor, lo que provocó que el príncipe atacara a su enemigo con el Mjolnir, lo que desencadenó un conflicto.

Los Tres Guerreros y Sif se unieron a la batalla contra estos, con Thor pudiendo vencer a numerosos enemigos. Sin embargo, durante el conflicto, Volstagg resultó herido tras entrar en contacto físico con un Gigante de Hielo, Fandral quedó lesionado, y Loki le advirtió a Thor dar marcha atrás. Indispuesto a permitir que los enemigos se salgan con la suya, Thor les dijo que se fueran mientras él continuaba solo su lucha contra los Gigantes de Hielo. Mientras sus amigos se retiraban e intentaron que Heimdall abriera el Puente Bifrost, Thor desató todo el poder del Mjolnir y estalló el suelo alrededor de él, matando a cientos de Gigantes de Hielo, antes de volar a toda velocidad para matar a la bestia de Laufey que perseguía a sus compañeros Asgardianos. Laufey y todo su ejército rodearon a Thor y sus amigos, quienes estaban al borde de un acantilado.

Antes de que fueran atacados, Odín llegó montado sobre Sleipnir. Thor se emocionó y le pidió a Odín terminar lo que comenzaron como padre e hijo, pero Odín, decepcionado, le pidió detenerse. Thor vio como Odín trataba de convencer a Laufey de mantener la paz entre sus mundos y no responder ante las acciones provocadas por él. Laufey le anunció que la guerra había comenzado de nuevo, rompiendo el tratado que hicieron siglos atrás. Odín simplemente se transportó junto con los Asgardianos de vuelta a Asgard.[1]

Exiliado en la Tierra

"Thor, el hijo de Odín, has traicionado un mandato expreso de tu rey. Con tu arrogancia y estupidez, has llevado estos mundos pacíficos y vidas inocentes al horror, ¡Y la desolación de la guerra! ¡No eres digno, de estos mundos! ¡No eres digno de tu título! ¡No eres digno, de los amados seres... que acabas de traicionar!"
Odín a Thor[fnt.]

Una vez de regresaron al Puente Bifrost, Odín le ordenó a los Tres Guerreros y a Sif que llevaran a Fandral a la sala de curación, pues este estaba gravemente herido. Odín a continuación castigó a Thor por sus acciones imprudentes, mencionando que sacrificó vidas de personas inocentes por ir a la guerra y que esas no eran las acciones de un rey, sino de un guerrero. Thor le respondió diciéndole a Odín que era un anciano y un tonto, mientras Loki se dedicaba a observar. Odín en respuesta, tomó el Mjolnir de Thor y le quitó los poderes antes de utilizar el Bifrost para desterrar a Thor a la Tierra hasta que demuestre ser digno de recobrar su poder.

Thor fue enviado a través del Puente Bifrost a la Tierra en un agujero de gusano, que estaba siendo estudiado por la Doctora Jane Foster, el Doctor Erik Selvig y su asistente Darcy Lewis. Mientras Thor intentaba ponerse de pie, fue embestido por el camión que ellos conducían. Cuando despertó, comenzó a gritarle a Heimdall para que abriera el Puente Bifrost. Luego le preguntó a los presentes en que mundo se encontraba, y para su sorpresa se enteró de que estaba en la Tierra. Los humanos creían que Thor era un loco y cuando Lewis amenazó a Thor con una pistola eléctrica, él se molestó y recibió una descarga de la pistola eléctrica.[1]

Tratado en el hospital

"¿Qué tal? necesito una muestra."
"¡No te atrevas a atacar al hijo de Odín!"
―Médico y Thor[fnt.]

Thor se despertó en un hospital con un hombre cerca de él diciéndole que estaba a punto de llevarse una pequeña prueba de sangre. Sin darse cuenta de su entorno, Thor atacó al personal del hospital, pensando que querían atacarlo. Los guardias de seguridad y parte del personal médico tuvieron que sostenerlo y aplicarle un sedante para tranquilizarlo. Él se despertó nuevamente y se encontró atado sobre una camilla, sin embargo, logró soltarse de esta y se dirigió a la salida.

Habiendo salido del hospital, Thor comenzó a buscar el Mjolnir antes de ser atropellado por un auto, nuevamente conducido por Jane Foster, quien se disculpó por el acto, y prometió que no era algo que ella estuviera haciendo a propósito. Para tratar de compensar a Thor, los científicos lo llevaron de vuelta a su propio centro de investigación para discutir toda su investigación sobre los agujeros de gusano. Allí, recibió ropa nueva del ex novio de Foster, Donald Blake.[1]

Malentendidos

"¿A dónde vas?"
"75 kilómetros al oeste."
"¿Por qué?"
"Voy por lo que me pertenece."
"Ah, ahora eres dueño de un satélite."
"No es lo que dicen que es."
Jane Foster y Thor[fnt.]

Thor les dijo que tenía hambre y lo llevaron a Isabel's Diner. Él comió enormes cantidades de comida, para gran asombro de sus acompañantes, antes de tirar una taza contra el suelo para pedir otra. Foster le dijo que si quería otra podía hacerlo amablemente; Thor luego escuchó como dos hombres hablaban sobre un "satélite" que se había estrellado en la Tierra. Thor se dio cuenta de que hablaban del Mjolnir y pidió la ubicación de este. Él se despidió de Foster, Lewis y Selvig, y comenzó a caminar hasta el Mjolnir.

Dándose cuenta de que el camino era demasiado largo, Thor fue a una tienda de mascotas local y exigió un caballo. Un empleado le dijo que sólo tenían gatos, perros y otros animales para hogares, pero no caballos. Thor respondió pidiendo entonces cualquier animal que sea lo suficientemente grande como para montar; en cambio lo único que recibió fue una mirada muy confusa del trabajador de la tienda.

Él se retiró de la tienda cuando apareció Jane Foster ofreciéndole llevarlo hasta el lugar del accidente en su camioneta, a lo que Thor aceptó sin ningún problema. Foster le dijo a Thor que S.H.I.E.L.D. había robado toda su investigación. En respuesta, Thor se comprometió en contarle todo lo que quería saber sobre los agujeros de gusano cuando él reclamara lo que era suyo.[1]

Indigno del Mjolnir

"Listo, el show acabó."
Phillip Coulson a Thor[fnt.]

Ellos llegaron al lugar del cráter y se encontraron con que había sido cubierto con un centro de investigación. Mientras miraban las instalaciones a distancia, Thor le dio a Foster su chaqueta, ya que iba a comenzar a llover momentáneamente. Cuando Foster le preguntó sobre cómo él planeaba salir de ahí después de que haya recuperado sus cosas, Thor le informó que tenía la intención de salir volando.

Thor entró, y golpeó a los Agentes Jackson y Delancey antes de que su presencia fuera notada y comenzara a hacer su camino al Mjolnir. Thor derribó a varios agentes haciendo uso de sus habilidades de combate que era superiores a las de varios agentes. Cuando Thor se estaba acercando al Mjolnir, se enfrentó con un guardia especialmente grande, pero finalmente lo derrotó en una pelea en el exterior de las instalaciones. Thor era consciente de que Clinton Barton estaba apuntándole y se preparaba para dispararle una flecha, pero de todas maneras siguió avanzando.

Cuando finalmente Thor llegó hasta el Mjolnir, este sonrió antes de intentar agarrar su poderoso martillo, pero desafortunadamente no logró levantarlo; incluso haciendo uso de toda su fuerza, no podía. Habiéndose enterado de que su padre le había retirado todos sus poderes, él gritó a los cielos, y cayó de rodillas ante su incapacidad. Mientras los guardias lo detenían, él notó un pequeño símbolo de Asgard apareciendo en el Mjolnir, y se sintió triste luego de pensar de que nunca volvería a casa.[1]

Aprendiendo sobre la humildad

Capturado por S.H.I.E.L.D.

"Loki, ¿qué haces aquí?"
"Tenía que verte."
"Dime, ¿qué es lo que pasa' ¿se trata de Jotunheim? déjame explicarle a padre."
"Padre murió. Tu comportamiento. La amenaza de otra guerra. Creo que fueron demasiado para él. No debes culparte. Yo sé que lo amabas. Quise decírselo, pero no me escuchó. Fue tan cruel poner el martillo a tu alcance sabiendo que no podías levantarlo. Ahora el peso del trono ha caído sobre mí."
"¿Crees que pueda volver?"
"La tregua con Jotunheim está condicionada a tu exilio."
―Thor y Loki[fnt.]

Thor fue llevado para ser interrogado por el agente Phillip Coulson, pero no respondió a ninguna de las preguntas que le hacía. Coulson estaba convencido de que él debió ser entrenado por fuerzas especiales debido a sus extraordinarias habilidades de combate, a lo que Thor siguió manteniéndose en silencio; sin embargo, Coulson le informó de que tarde o temprano iban a averiguar lo que querían saber.

Cuando Coulson se retiró por un momento de la sala de interrogación, Loki apareció delante de Thor. Este último le preguntó sobre Jotunheim y exigió hablar con su padre; sin embargo, Loki le informó que Odín había fallecido y que debido a la ausencia de Thor, Loki se había hecho gobernante de Asgard. Cuando Thor le preguntó si él podía regresar a casa, Loki le explicó que debía permanecer en la Tierra para mantener la paz con Jotunheim.

Cuando Thor trató de discutir el asunto, Loki le afirmó que su madre Frigga también había prohibido su retorno. Thor aceptó el acuerdo y se despidió de su hermano, dándole las gracias por haberlo visitado y de haberle informado sobre la muerte de su padre. Luego, Coulson regresó y se encontró a Thor diciendo adiós a la nada.[1]

Haciendo amistad con Jane Foster

Pronto, Erik Selvig se acercó a S.H.I.E.L.D. para informarles que Thor era el Dr. Donald Blake, su colega que estaba borracho y muy molesto por la perdida de su equipo de trabajo. El Agente Phillip Coulson se enteró de que le estaban mintiendo, pero accedió a dejarlo ir para que pudieran seguirlo. Thor y Selvig fueron por unas bebidas juntos, donde Selvig le pidió a Thor que se fuera del pueblo al día siguiente. Thor estuvo de acuerdo y ambos compartieron otra bebida. Después de un par de copas, hablaron sobre las hazañas de Thor, y comenzaron una pelea de bar. Thor llevó a un borracho Selvig hasta la camioneta de Foster.

Thor y Foster fueron a la azotea del Centro de Investigación y miraron juntos las estrellas. Ella le contó a Thor acerca de sí misma y Thor le regresó su cuaderno recuperado de S.H.I.E.L.D., para deleite de Foster, ya que ya no tenía que reiniciar todo su trabajo original de la nada. A pesar de que no recobró su poder, Thor decidió cumplir su palabra de todas formas y comenzó a hablarle sobre los Nueve Mundos y Yggdrasil, el Árbol de los Mundos; él le explicó que las teorías de ella eran correctas y trató de ayudarla a entender mejor. Cuando Foster se quedó dormida, Thor se aseguró de que estuviera abrigada, se acostó y consideró su nueva vida en la Tierra.[1]

Batalla de Puente Antiguo

"Hermano, lo que sea que haya hecho para herirte o lo que haya hecho para verte orillado a hacer esto, de verdad lo siento. Pero esta gente es inocente. Quitándoles la vida no ganarás nada, así que toma la mia y concluye con esto."
―Thor a Loki[fnt.]

A la mañana siguiente, la actitud de Thor había cambiado para mejor e hizo el desayuno con Jane Foster. Durante ese momento, fueron interrumpidos por los Tres Guerreros y Sif, quienes habían finalmente encontrado a Thor. Thor se alegró de verlos antes de que fuera informado que Odín todavía estaba vivo, que Loki se había proclamado rey y que podían demostrar que fue él quien llevó a los Gigantes de Hielo a Asgard. Luego vieron como otro agujero de gusano se abría a la distancia y se dieron cuenta de que Loki había enviado al Destructor para ir tras ellos.

Thor, Jane Foster, Erik Selvig y Darcy Lewis comenzaron a evacuar la ciudad mientras los Tres Guerreros y Sif formulaban un plan para detener al Destructor. Este último comenzó a atacar la ciudad, destruyendo todo a su paso y golpeando a los Tres Guerreros antes de ser aparentemente detenido por la espada de Sif. El Destructor simplemente reorganizó su cuerpo para hacer frente a Sif y casi la mató.

Thor les pidió a los Tres Guerreros que retrocedieran y que él tenía un plan. Thor se acercó al Destructor y le habló a Loki a través de él, diciéndole que lo sentía, pero que no podía permitir que él matara a gente inocente y que en lugar de eso, tomara su vida. Loki aparentemente accedió antes de usar al Destructor para enviar lejos a Thor de un golpe. Con sus huesos rotos, Thor estaba muriendo, haciendo que Jane Foster acudiera en su ayuda. Ella se sentó junto a él antes de que Thor aparentemente falleciera.

El Destructor continuó destruyendo la ciudad antes de que el Mjolnir volviera con Thor tras probar que era digno de su poder, y le devolvió sus poderes. Thor a continuación creó un tornado alrededor del Destructor y comenzó a desviar los rayos antes de desactivarlo. Thor le dijo a Phillip Coulson que si él quería su ayuda en un futuro para proteger a la Tierra, él debía acceder a devolverle las investigaciones a Foster. Thor le comentó además de que estaba luchando del mismo lado que él y para el mismo objetivo. Thor luego le preguntó a Foster si quería ver el Puente Bifrost y voló hasta el lugar donde se abría el Bifrost. Cuando Thor pidió que el Bifrost fuera abierto, Heimdall no respondía. Posteriormente, los Tres Guerreros y Sif llegaron hasta el sitio, pero Heimdall continuaba sin responder.[1]

Peleando contra Loki

"¡No puedes aniquilar a toda una raza!"
"¿Por qué no? ¿Y qué es ese nuevo amor por los Gigantes de Hielo? ¡Tú pudiste matarlos sólo con tus manos!"
―Thor y Loki[fnt.]
Heimdall con el tiempo respondió y los Asgardianos se prepararon para dejar la Tierra y volver a Asgard. Antes de irse, Thor habló con Jane Foster unos momentos y le prometió que iba a volver por ella, antes de besarla. De regreso en Asgard, Thor, Sif y los Tres Guerreros encontraron a Heimdall herido por un ataque de Loki. Thor le ordenó al equipo llevarse a Heimdall hasta la sala de curación mientras él buscaba a su hermano para arreglar cuentas pendientes.

Él llegó a la habitación de Odín, donde fue recibido cariñosamente por su madre Frigga, mientras que Loki se sorprendió al verlo. Thor reveló los engaños de Loki, pero este mencionó que lo que estaba haciendo para hacer respetar las últimas órdenes de su padre, solo para que Thor lo acusara de traidor, causando que Loki le dispare con la energía del Gungnir y ambos procedieron a luchar antes de dirigirse al Observatorio de Heimdall.

Loki puso en marcha su plan de destruir Jotunheim usando el Puente Bifrost y el Cofre de los Antiguos Inviernos, sin embargo, Thor trató de convencerlo de no hacerlo, pero Loki se negó y argumentó que masacrar a los Gigantes de Hielo era lo correcto. Loki se dio cuenta que Thor realmente había cambiando a causa de Jane Foster, y amenazó con matarla una vez hecha su labor, lo que provocó que Thor, en la ira, lo vuelva a enfrentar.

Cuando llegaron al Puente Arcoíris, Loki fue arrojada por el borde y apenas pudo sostenerse del lado. Este le rogó a su hermano que lo ayude, pero cuando Thor se acercó, Loki lo engañó mostrando que se trataba de una ilusión y lo atacó detrás suyo; cuando Thor yacía herido en el suelo, Loki creó múltiples versiones de sí mismo, todos riéndose maniáticamente de él. Acto seguido, Thor golpeó el Mjolnir contra el suelo, causando una onda de choque que provocó que Loki retrocediera. Como a Loki le estaba costando reunir fuerzas para ponerse de pie, Thor se acercó y colocó el Mjolnir en su pecho, impidiendo que este se levante.

Luego, Thor pensó en cómo podría detener la destrucción de Jotunheim, ya que no había manera de detener el rayo de energía, todo mientras Loki se seguía riendo, creyendo que no iba a tener éxito. No obstante, Thor invocó otra vez el Mjolnir para destruir el Puente Bifrost y así salvar Jotunheim. Horrorizado, Loki le recordó a Thor que si destruía el Bifrost entonces no volvería a ver a Jane Foster, pero Thor lo ignoró y continuó con su tarea para salvar a los Gigantes de Hielo, mientras se disculpaba con Foster porque no cumpliría con su promesa de reencontrarse con ella. Loki eligió saltar sobre su hermano para apuñalarlo por la espalda, pero antes de que pudiera hacerlo, el puente fue destruido y ambos fueron arrojados al aire.

En última instancia, Odín despertó del Sueño de Odín y los atrapó antes de que cayeran al vacío. Desesperado por demostrar su valía ante los ojos de su padre, Loki reveló que lo hizo todo por él, sin embargo, Odín aún así lo rechazó, ya que los había traicionado de todos modos. Thor observó sin poder hacer nada como su hermano se soltaba y se dejó caer al abismo, aparentemente desapareciendo para siempre.[1]

Reflexionando sobre el futuro

"Serás un rey sabio."
"Nunca habrá un rey más sabio que tú o un mejor padre. Tengo mucho que aprender de ti. Ahora lo sé. Algún día tal vez te enorgullezcas de mí."
"Ya estoy orgulloso de ti."
Odín y Thor[fnt.]

Mientras los Asgardianos celebraban el regreso de su príncipe, Thor se tomó el tiempo para sí mismo, aún llorando por la aparente muerte de su hermano Loki mientras pensaba en la pérdida de Jane Foster y si alguna vez se reencontraría con ella. Dejando a Volstagg y Fandral contando las aventuras que vivieron recientemente, Thor se fue silenciosamente, tocando la mano de Frigga mientras abandonaba el lugar.

Thor fue a ver a Odín, quien también estaba pensando en Loki y todavía lloraba su muerte. De pie junto a su padre, Thor le dijo que se equivocó por sus acciones imprudentes contra los Gigantes de Hielo y que tenía mucho que aprender de él, con la esperanza de que se sintiera orgulloso algún día antes de tomar el trono de Asgard. Odín, a cambio, le dijo a Thor que sería un rey sabio y que ya lo había hecho sentir orgulloso al demostrar que era digno de empuñar el Mjolnir una vez más.

Luego, Thor fue a ver a Heimdall en su observatorio, y le preguntó si había alguna esperanza de reparar el Puente Bifrost, con Heimdall diciéndole que siempre había esperanza. Thor preguntó por Jane Foster, y Heimdall respondió que ella estaba buscando una manera de encontrar su camino hacia Asgard.[1] No mucho después de la derrota de Loki, los Nueve Mundos fueron puestos en peligro por los Merodeadores, quienes pusieron a Vanaheim, el hogar de Hogun, en peligro de se invadido.[5]

Invasión Chitauri

Regreso a la Tierra

"¿Dónde está el Teseracto?"
"También te extrañé."
"¿Tengo cara de querer bromear?"
"Oye agradéceme. Con el Bifrost destruido, ¿Cuánta energía oscura tuvo que usar el Padre de Todo sólo para enviarte aquí? Tu preciosa Tierra."
―Thor y Loki[fnt.]

Por medio de Frigga, Thor descubrió que Loki todavía estaba vivo y se estaba escondiendo en una parte de gran alcance de la galaxia. No mucho después, él se enteró de que su hermano estaba planeando un ataque a la Tierra con el Teseracto y un ejército Chitauri. Como resultado, Thor fue enviado a la Tierra por el uso de la energía oscura de Odín para encontrar a su hermano, aterrizando en la cima de una montaña.[5] Thor causó una tormenta eléctrica mientras aterrizaba en el Quinjet en el que Loki estaba siendo escoltado por Anthony Stark, Steven Rogers y Natalia Romanoff.

Thor entró al Quinjet donde los Vengadores estaban custodiando a Loki y se lo llevó volando intempestivamente de ahí hacia una montaña para interrogarlo sobre el paradero del Teseracto mientras Hugin y Munin los observaban, pero su hermano no contestó ninguna de sus preguntas, sin embargo, se enteró de que Loki había hecho un trato con alguien más sin que tuviera total certeza de quien se trataba. Viendo la situación, Thor intentó convencer a Loki de que olvidara sus planes, pero su resentimiento hacia él era demasiado e hizo caso omiso a sus palabras, de modo que a Thor no le quedó de otra que amenazarlo con el Mjolnir.[6]

Conociendo a los Vengadores

"Baja ese martillo."
"¿Quieres que baje este martillo?"
Steven Rogers y Thor[fnt.]

De repente apareció Anthony Stark y atacó a Thor volando. Desplazándose en un bosque, Thor le mencionó que habían cosas en juego que no entendía, pero Stark simplemente se burló de él y le pidió no entrometerse, antes de llamarlo "turista", enojando a Thor, quien le lanzó el Mjolnir y comenzaron una lucha. El Dios del Trueno utilizó el Mjolnir para electrocutar su armadura; sin embargo, esto solo cargó el traje de Stark a un 400% de su capacidad, según J.A.R.V.I.S., lo que le permitió disparar un ataque para derribar a Thor.

Ellos se desplazaron por medio del bosque, mientras se repartían varios golpes, hasta que Thor comenzó a aplastar sus guantes. Stark le disparó en la cara, a lo que él respondió atacando su casco con su cabeza. Su pelea fue interrumpida por Steven Rogers, quien le preguntó a Thor qué hacía en la Tierra, con él diciéndole que había venido a poner fin a los planes de Loki. Luego Rogers insistió en que Thor soltara su martillo, a lo que Stark comentó que era una mala idea precisamente cuando Thor lo golpeó con el Mjolnir y atacó a Rogers, quien se defendió con su escudo. Los tres luego se calmaron y se unieron para recapturar a Loki.[6]

Trabajando en el Helicarrier

"Loki no nos dirá nada. Así que, Thor, ¿Cuál es su plan?"
"Tiene un ejército llamado los Chitauri, no son de Asgard ni de otro mundo conocido. Su plan es que sometan a los humanos. Ganarán para él la Tierra, a cambio supongo del Teseracto."
Steven Rogers y Thor[fnt.]

Ellos regresaron al Helicarrier, y Loki fue encerrado en una celda diseñada específicamente para contener y disponer de Hulk si fuera necesario. Thor rápidamente dejó en claro que aunque Loki hubiera perdido la razón, seguía siendo de Asgard y su hermano, pero como Romanoff le informó que este había asesinado a ochenta personas en dos días, Thor rectificó lo que dijo afirmando que Loki en realidad era adoptado. También se le informó de que Loki tenía a su control a Clinton Barton y Erik Selvig, a quien Thor ya conocía.

Como Loki se negaba a darle información de sus planes al equipo, Thor les dijo lo que sabía, diciendo que Loki planeaba un ataque a la Tierra liderando a un ejército alienígena conocido como los Chitauri para darle a alguien más el Teseracto, una persona que él desconocía su identidad. Mientras Stark trabajaba con Banner para localizar el Teseracto, Thor le preguntó a Phillip Coulson por Jane Foster, y él le respondió que ella había sido llevada a un lugar seguro después de que Loki destruyera las instalaciones del Proyecto P.E.G.A.S.U.S.

Luego, Nicholas Fury se acercó y le preguntó a Thor si creía que podía hacerle confesar dónde estaba el Teseracto, pero Thor insistió en que todo lo que Loki realmente deseaba era su venganza contra su familia por las mentiras de Odín sobre su verdadera herencia. Fury luego le preguntó si estaba comprometido para evitar que todos los planes de Loki se lleven a cabo, aunque Thor le dijo que todavía no estaba seguro. Como Fury notó que Loki seguía encerrado, este suponía que escondía algo, ya que parecía ser la única persona a bordo del Helicarrier que realmente quería estar allí.

Más adelante, Thor se reunió con el resto de los Vengadores, donde se pusieron a discutir sobre las verdaderas intenciones de S.H.I.E.L.D. con el Teseracto para fabricar armas más avanzadas. Thor declaró que Asgard solo quería paz con la Tierra, pero Fury le recordó que Loki mandó al Destructor para atacar a gente inocente. Como veía a todos discutir entre sí, él se burló de ellos y mencionó su decepción de verlos así, ya que creía que los humanos eran más avanzados.[6]

Ataque en el Helicarrier

"Nosotros no somos tus enemigos, Banner. Trata de concentrarte."
―Thor a Hulk[fnt.]

A medida que la discusión entre el equipo se hacía más intensa, Clinton Barton, controlado por Loki, hizo explotar las turbinas del Helicarrier, poniendo a todos en riesgo. Al mismo tiempo, Loki también obligó a Banner a transformarse en Hulk, casi matando a Natalia Romanoff, quien intentó calmarlo, si no fuera porque llegó Thor y distrajo al gigante verde, y fue el único que pudo igualarlo en fuerza. Sin embargo, conforme su ira aumentaba, Hulk se hacía más fuerte, terminó por darle a Thor una paliza, lanzándolo por doquier cual muñeca de trapo, hasta que un jet de S.H.I.E.L.D. distrajo a Hulk y saltó fuera del Helicarrier.

Thor quiso asegurarse de que Loki seguía cautivo en la celda, pero cuando llegó lo encontró escapando y decidió lanzarse contra él, sin embargo, todo era una proyección de Loki, y Thor cayó en la trampa, quedando encerrado en la celda. Loki apareció queriendo arrojarlo al vacío, sin embargo, fue confrontado por Phillip Coulson, quien portaba un arma fabricada a base del Destructor, no obstante, sus esfuerzos no fueron suficientes, pues Loki lo atravesó con su Cetro y lo asesinó. Thor observaba con impotencia, mientras golpeaba el vidrio furioso, hasta que Loki lo expulsó del Helicarrier activando el mecanismo de la celda, haciéndolo caer varios metros al vacío.

Mientras caía dentro de la celda, Thor se las arregló para romper el vidrio antes del impacto. Él aterrizó forzosamente en un campo vacío, perdiendo el Mjolnir en el proceso. Cuando Thor intentó levantarlo, se dio cuenta de que había perdido su conexión con el martillo, pues estaba lleno de ira por la muerte de Coulson. Él se calmó un poco y recuperó su poder, haciendo aparecer su armadura completa en el proceso.[6]

Batalla de Nueva York

"Loki, ¡desactiva el Teseracto o lo destruiré!"
"No puedes, nada lo desactivará, sólo nos queda, la guerra."
"Tú lo pediste."
―Thor y Loki[fnt.]

Thor voló a la ciudad de Nueva York con el propósito de hacerle frente a Loki. Una vez que llegó a la Torre Stark, Loki ya había utilizado el Teseracto para abrir un agujero de gusano, permitiendo que los Chitauri y Leviatanes invadan la Tierra. Thor trató de convencer a Loki de detenerse, ya que los Chitauri estaban destruyendo el mundo que él quería gobernar. Loki hizo caso omiso y tuvo una breve pelea con Thor, en la cual este último fue apuñalado tras volver a caer en las mentiras de Loki, quien después huyó en un Carruaje Chitauri.

Más tarde, Thor se unió a Steven Rogers, Clinton Barton, Natalia Romanoff, Bruce Banner y Anthony Stark. Como un Leviatán se acercaba a los Vengadores, Banner se transformó en Hulk y detuvo a la criatura, mientras que Stark le lanzó un misil, destruyéndolo. Asumiendo el liderazgo de los Vengadores, Rogers le ordenó Thor usar sus poderes para detener el flujo de los enemigos que venían a través del portal. Él viajó hasta la parte superior del Edificio Chrysler, donde cargó sus rayos y los desató en el portal, destruyendo gran parte del ejército que se aproximaba, causando enormes explosiones que mataron a muchos Leviatanes. Sin embargo, este increíble uso de energía tuvo su efecto en Thor, y se vio obligado a detenerse.[6]

Mientras volaba por los alrededores de la ciudad de Nueva York, Stark le preguntó a Thor si alguna vez había visto Game of Thrones, diciéndole que esta experiencia la recordaba a la serie. Thor le preguntó cómo podía bromear a mitad de una guerra, solo para después ser devorado por un Leviatán. En una rabia cegadora, Thor usó el Mjolnir para salir de la criatura.[5] Más tarde, él ayudó a Hulk a derribar a un Leviatán; los dos combatieron al ejército Chitauri hasta que arrancaron una parte de la armadura del mismo y golpearon su cráneo, matando a la bestia y haciéndole estrellarse en la Grand Central Terminal. A pesar de haber trabajado juntos, Hulk golpeó a Thor en venganza por su lucha anterior.

Thor unió fuerzas con Steven Rogers durante un encuentro con una unidad de soldados Chitauri. Durante la lucha, Rogers recibió un disparo en un costado que lo tiró al suelo. Thor defendió a su compañero mediante el uso del Mjolnir para lanzarle un automóvil a los soldados, antes de tirarlo en la dirección opuesta para destruir a otros soldados. Él ayudó a Rogers a ponerse de pie y le preguntó si estaba listo para otra ronda, a lo que Rogers en broma le preguntó si ya se había aburrido. Acto seguido, ambos se alistaron para seguir peleando.

Tras que el Consejo Mundial de Seguridad tomó la decisión de enviar un misil nuclear a la ciudad, con la intención de destruir el portal, Anthony Stark se vio en la necesidad de desviar el misil hacia el agujero de gusano, destruyendo el Centro de Comando Chitauri y, provocando la muerte de los Chitauri. Natalia Romanoff se encargó de cerrar el portal preciamente cuando Stark cayó del cielo inconsciente; Thor y Rogers observaron esto, con Thor decidido a salvar a Stark, pero Hulk lo atrapó en el aire justo a tiempo. Thor le arrancó la máscara a Stark y por un momento parecía que había muerto; sin embargo, un rugido de Hulk pronto lo despertó.[6]

Custodia de Loki y el Teseracto

"¿Me dicen a dónde se dirigen?"
"A comer y luego a Asgard. Perdón, ¿usted es-?"
"Alexander Pierce. Él es quien maneja a los hombres detrás de Nick Fury."
Alexander Pierce, Thor y Anthony Stark[fnt.]

Los Vengadores regresaron a la Torre Stark y encontraron a Loki malherido debido a un enfrentamiento que tuvo con Hulk, por lo que este se rindió y bromeó pidiendo un trago que Stark le había ofrecido anteriormente.[6] Acto seguido, Thor levantó a Loki y lo esposó mientras STRIKE tomaba la custodia del Cetro. Como Loki fingía ser una ilusión de Rogers repitiendo lo que decía, Thor se hartó de sus trucos de magia y le colocó un bozal para evitar cualquier manipulación o engaño de su hermano. Luego de que Stark guardara el Teseracto en un maletín, él acompañó a Thor, Loki y algunos guardias al ascensor para descender al primer piso del edificio. Como Hulk quería ir con ellos, Thor y Stark se lo prohibieron, con este último recomendándole bajar por las escaleras en su lugar.

Ya en el primer piso, Stark, Thor, Loki y los guardias fueron interceptados por Alexander Pierce, el Secretario del Consejo Mundial de Seguridad. Como Pierce les exigió saber a dónde iban, Thor le hizo saber que comerían y después se llevaría tanto a Loki como el Teseracto a Asgard. No obstante, Pierce les pidió a ambos Vengadores entregar a Loki, quien debía pagar por sus crímenes cometidos en la Tierra, y el Teseracto, el cual se mantuvo en posesión de S.H.I.E.L.D. durante casi 70 años. Stark intentó darle la razón a Thor, pero Pierce mantuvo su posición y él junto con sus hombres intentaron quitarle el maletín por la fuerza a Stark,[7] sin éxito. Para dar por terminado el conflicto, Nicholas Fury intervino y aprobó que Thor se lleve el Teseracto y a Loki de regreso a Asgard.[6]

Regresando a Asgard

Todavía cansados por la batalla, los Vengadores fueron al restaurante de Shawarma que Stark les había sugerido y se quedaron comiendo en silencio.[8] Ellos luego fueron interrumpidos por James Rhodes, quien llegó de una batalla contra los Diez Anillos desde Hong Kong, solo para descubrir que los Vengadores ya detuvieron la invasión con éxito.[9]

Al día siguiente, el equipo se reunió en Central Park, donde Thor se despidió de sus compañeros Vengadores y de Erik Selvig antes de llevarse a Loki con él de vuelta a Asgard, abriendo un portal con el Teseracto y dejando la Tierra.[6]

Guerra de los Nueve Mundos

Alistando un ejército

"Para pelear, sangrar, y morir por aquellos a quienes amamos y estimamos. Para hacerles la guerra a aquellos que matarían a cualquiera que no pudiera defenderse por sí mismo. Para contener a la creciente ola de Ragnarök que algún día vendrá por todos nosotros. Este no es nuestro deber, es la mismísima razón de nuestra existencia. Desde los días de Bor y de Buri antes de él, hemos protegido a los Nueve Mundos. Pero por largo tiempo, Asgard ha estado desconectado de aquellos que dependen de nuestro coraje y sacrificio para sobrevivir. Sin nuestra luz, la oscuridad se expande. ¡Pero los tiempos de la oscuridad han terminado y a nuestros enemigos les tocará pagar!"
―Thor[fnt.]

Después de traer a Loki de regreso a Asgard para ser encarcelado por sus crímenes, Thor descubrió que Vanaheim había sido tomado lentamente por los Merodeadores. Thor le entregó a Heimdall el Teseracto para que así pudiera reparar el Puente Bifrost y los Asgardianos pudieran ayudar a proteger a los Nueve Mundos nuevamente. Luego, Thor reunió un ejército de Asgardianos para ponerle fin a la amenaza que existía en los Nueve Mundos.[5]

Los Merodeadores después comenzaron una guerra en todos los reinos; Thor, ahora un general de tiempo completo del ejército Asgardiano, lideró valientemente a todas sus fuerzas en una lucha contra los atacantes. Con Fandral, Sif, Hogun y Volstagg en su equipo, pelearon con el ejército invasor.[2]

Batalla de Vanaheim

"¡Tengo todo bajo control, Thor!"
"¿Y por eso todo está en llamas?"
Sif y Thor[fnt.]

Cuando Thor llegó a Vanaheim, el planeta natal de Hogun, él utilizó su rayo para crear una onda de choque que derribó a una pequeña banda de los Merodeadores. Sif insistió en que tenía la situación completamente bajo control, pero Thor solo la molestó preguntándole sarcásticamente si por eso mismo ahora todo a su alrededor estaba ardiendo en llamas, antes de ser atacado.

A medida que la pelea seguía, Thor y Sif lucharon lado a lado hasta que la batalla se detuvo cuando apareció un Merodeador Kronano y desafió a Thor en un combate. Los Merodeadores celebraron, creyendo que Thor no podría derrotar al monstruo; Sif permitió que Thor luchara solo y este último bromeó con calma diciéndole al Kronano que aceptaba su rendición. Cuando el monstruo parecía estar a punto de lanzarle el primer ataque, Thor lo eliminó con un solo golpe del Mjolnir, lo que provocó que los invasores se rindieran rápidamente.

Con esta victoria final, la Guerra de los Nueve Mundos terminó, los Asgardianos restauraron la paz en los Nueve Mundos y todos los invasores fueron llevados a las Mazmorras Asgardianas. Mientras la gente de Vanaheim regresaba a sus hogares, Thor habló con Hogun, diciéndole que se quedara con su gente para ayudarlos a recuperarse de la batalla, por lo cual Hogun estaba muy agradecido. Ambos se estrecharon la mano antes de que Thor saliera de Vanaheim a través del puente Bifrost.[2]

Reuniéndose con Odín

"Por fin desde que el Bifrost fue destruido, los Nueve Mundos permanecen en paz. Han confirmado nuestra fuerza y te has ganado su respeto y mi gratitud."
"Gracias."
"Todo está en orden, excepto tu confundido y distraído corazón."
Odín y Thor[fnt.]

Con Vanaheim a salvo, junto con Nornheim y Ria, y todos los Merodeadores detenidos, Thor y todos sus aliados regresaron a Asgard para informar a Odín. Thor aseguró que habrían obtenido su victoria mucho antes si Odín se hubiera unido a ellos en el campo de batalla, solo para que Odín cuestionara porqué Thor todavía estaba abrigando sus propios sentimientos hacia Jane Foster, ya que seguía sin comprender como un Asgardiano podía amar a una humana mortal, y le sugirió estar con Sif, ya que claramente ella tenía afecto hacia él. Odín sugirió que al menos intentara disfrutar la victoria uniéndose a Fandral y Volstagg en un bar mientras compartía con la gente del pueblo

Thor regresó a su propia habitación dentro del Palacio Asgardiano, donde se bañó para la celebración por ganar la guerra. Sin embargo, en lugar de alegrarse, Thor permaneció melancólico cuando se acercó a su ventana y miró Asgard, considerando si su futuro era volverse el Rey de Asgard, o si debería regresar a la Tierra para reunirse con sus nuevos aliados, los Vengadores, y estar con Foster.[2]

Celebración

"No queda inadvertido que desapareces cada noche. Existen Nueve Mundos, el futuro Rey de Asgard debe enfocarse en más de uno."
"Gracias por tus consejos, y por tu espada, Lady Sif."
Sif y Thor[fnt.]

Más tarde, se llevó a cabo la fiesta para Thor por restaurar la paz en los Nueve Mundos. Mientras Volstagg y Fandral permanecían muy animados, bebiendo y contando historias sobre sus aventuras y otras batallas que tuvieron, Thor permaneció un tanto en silencio y pronto abandonó la fiesta, permitiendo que sus amigos se sigan divirtiendo sin él. Antes de que pudiera irse, Thor fue detenido por Sif, quien le recordó cómo solían celebrar sus victorias durante semanas. Luego, Sif le preguntó si tomaría una copa con ella, y señaló que Odín no tenía otra tarea para él en este momento; Thor amablemente se negó y le dio las gracias por su compañía.

Él caminó hasta el final del Puente Bifrost y llegó al Observatorio de Heimdall, donde fue recibido por el Guardián de Asgard mientras discutían sobre los Nueve Mundos y su capacidad para ver todas las almas a lo largo. Una vez más, Thor le pidió a Heimdall que viera cómo estaba Jane Foster en la Tierra; Heimdall le dijo a Thor que Foster era realmente inteligente y que estaba estudiando la Convergencia, pero de repente, le informó que desapareció y ya no podía verla.[2]

Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros

Reuniéndose Jane Foster

"Pero saliste en televisión, ¡Te ví, te ví en Nueva York!"
"Jane, luché para protegerte de los peligros de mi mundo, pero fui un tonto, me equivoqué. Y al parecer a tí, a mí, el destino nos quería juntos."
Jane Foster y Thor[fnt.]

Temiendo por su seguridad, Thor regresó a la Tierra y, finalmente, se reunió con Jane Foster en Londres para ver si estaba bien. Ella se acercó y le dio una bofetada en la cara a Thor para asegurarse de que era real, seguido de una segunda bofetada como reproche por haberse tomado dos años para visitarla, aún cuando estuvo con los Vengadores en la Batalla de Nueva York. Thor le reveló que él había estado luchando contra los Merodeadores en todos los Nueve Mundos mientras mantenía la paz en Asgard, una excusa que Foster creyó al notar que Thor había hecho todo lo que estaba a su alcance para protegerla de los peligros del universo.

Darcy Lewis también se acercó a Thor y le preguntó cómo estaba el espacio, a medida que uno de los agentes de policía intentó arrestar a Foster, Lewis e Ian Boothby por allanamiento. Esto provocó que el Éter lo golpee, ya que estba unido al cuerpo de Foster, dándole un poder aparentemente incontrolable. Tratando de conseguirle ayuda mágica, Thor agarró a Foster y llamó a Heimdall para que les permita irse a través del Puente Bifrost a Asgard.[2]

Aprendiendo sobre los Elfos Oscuros y el Éter

"Hay reliquias que datan de antes del mismo universo. Lo que yace dentro de ella parece ser una de estas. Los Nueve Mundos no son eternos. Tuvieron un alba y tendrán un ocaso. Pero antes del alba, el reinado de las fuerzas oscuras, de los Elfos Oscuros, fue absoluto y sin oposición."
Odín a Thor y Jane Foster[fnt.]

Thor llevó a Foster con Eir, quien analizó su condición con un Lector de Almas. Sin embargo, antes de que se pudiera aprender más de lo que estaba ocurriendo, Odín interrumpió el proceso y le pidió a los guardias enviar a Foster de regreso a la Tierra, a pesar de las protestas de Thor cuando le dijo que ella tenía una enfermedad que posiblemnte casi nadie en su mundo había visto. Sin embargo, cuando los guardias intentaron llevársela, el Éter no les permitió tocarla y en su lugar los derribó brutalmente.

Viendo el peligro potencial, Odín les mostró a Thor y Foster el Libro de Yggdrasil, que narraba como el Éter había sido creado por el líder de los Elfos Oscuros, Malekith, quien buscaba su poder para hundir a los Nueve Mundos en la oscuridad, hasta que el Rey de Asgard, Bor, lo venció y selló el Éter en un sitio donde jamás sería encontrado, pero ahora debido a la Convergencia, Foster lo encontró accidentalmente y estaban unidos. Para evitar que los Elfos Oscuros obtengan el Éter, Odín accedió a que Foster se quedara en Asgard hasta que el Éter pudiera ser removido de ella de manera segura.

Thor y Foster pasaron tiempo juntos, con Thor contándole a Foster la historia detrás de la Convergencia y le dijo que por eso ella había entrado en contacto con el Éter. Ellos terminaron dándose un beso, pero fueron interrumpidos por la madre de Thor, Frigga. Él intentó presentarlas, pero fue interrumpido a su vez por la alarma de las mazmorras. Frigga prometió cuidar de Foster, mientras que Thor convocó el Mjolnir y voló hacia las mazmorras para investigar el caos en curso, preocupándose al mismo tiempo por si Loki estaba planeando escapar de su celda.[2]

Saqueo de Asgard

"Regresen a sus celdas y olvidaremos lo que pasó, les doy mi palabra... bien, entonces ya no les doy mi palabra."
―Thor[fnt.]

Como los Elfos Oscuros invadieron Asgard, Thor voló a la batalla y, usando su reputación como guerrero Asgardiano muy temido, le ordenó a los prisioneros que detuvieran sus disturbios actuales y que regresen a sus celdas. Sin embargo, cuando se negaron y siguieron luchando, Thor enfrentó a los prisioneros junto con Volstagg, Fandral y los demás guardias de la prisión. A lo largo de la escaramuza que seguía, Loki permaneció en su celda, leyendo un libro, y no se involucró en el conflicto, para gran alivio personal de Thor.

Habiendo ayudado a sofocar los disturbios, Thor no pudo impedir que los Elfos Oscuros volaran más allá con sus buques de guerra, ya que Algrim destruyó las defensas de Asgard y permitió que sus naves atacaran. Thor sintió que todo el palacio temblaba cuando la nave de Malekith se estrelló en el gran salón. Él continuó ayudando a Volstagg y Fandral a someter a todos los prisioneros restantes mientras los Einherjar luchaban contra los Elfos Oscuros.

Más tarde, Thor corrió en ayuda de su gente y llegó justo a tiempo para presenciar a su propia madre, Frigga, siendo apuñalada en el corazón por Algrim. Con gran ira, Thor quemó la mitad de la cara de Malekith con un rayo y arrojó el Mjolnir contra Algrim, quien huyó del palacio junto con Malekith. Odín llegó a la habitación armado con el Gungnir, solo para encontrar a su amada esposa muerta. Jane Foster también apareció desde su escondite, y Thor observó a su padre cayendo de rodillas y acunando el cuerpo sin vida de Frigga en sus brazos, lamentando su pérdida.[2]

Reclutando aliados

"Quiero que sepas que cuando luchamos entre nosotros en el pasado, tenía todavía la esperanza de que mi hermano siguiera ahí en el fondo. Esa esperanza ya no está aquí para protegerte. Si me traicionas voy a acabar contigo."
"¿Cuándo quieres iniciar?"
―Thor y Loki[fnt.]

Esa noche, un funeral fue organizado para Frigga y los demás Asgardianos que cayeron durante el ataque. Thor acudió con Jane Foster a su lado, y vio a su madre convertirse en estrellas en el Multiverso; los Asgardianos mostraron sus respetos por su Reina fallecida.

Thor sabía que Malekith volvería por Foster, y él descubrió que Odín la había encerrado lejos en Asgard y trató de convencerlo de que Malekith volvería y destruiría Asgard, y le explicó su plan para engañar a Malekith y destruir el Éter, pero Odín, cegado por el odio y el dolor, no lo escuchó. Odín le dijo a Thor que planeaba una guerra contra los Elfos Oscuros hasta borrarlos de la existencia; sin embargo, durante su discusión, se vio con claridad que Odín se estaba debilitando y apenas podía mantenerse de pie. Por ello, Thor sabía que así no ganaría una guerra contra los Elfos Oscuros.

Entonces Thor ideó un plan para liberar a Foster, aún cuando esto significara obligarlos a cometer traición o en el peor de los casos, ser ejecutados. Él le pregunto a Heimdall si podía mantener todo en silencio y, recordando que Loki se las arregló para infiltrar a unos Gigantes de Hielo en Asgard hace años, Thor esperaba que pudiera guiarlos hasta Svartalfheim, así que fue a las Mazmorras Asgardianas y habló con Loki. Thor sabía que lo que había en la celda de Loki era una ilusión, así que lo forzó a revelar la verdad, mostrando que había hecho un alboroto en su celda por el dolor cuando se enteró de la muerte de Frigga. Entonces Thor le prometió que si lo ayudaba, él lo sacaría de prisión para cobrar venganza por la muerte de la madre de ambos; Loki accedió, y fue amenazado con ser ejecutado por Thor si lo traicionaba.[2]

Escapando de Asgard

Thor y Loki escaparon por los salones de Asgard. Para pasar desapercibido, Loki se disfrazó como un Guardia Asgardiano. Sin embargo, desde el principio quedó claro que quería molestarlo con su parloteo constante, y Loki decidió que quería divertirse aún más y transformó a Thor en Sif. Luego, Loki se transformó a sí mismo en Steven Rogers, burlándose de Thor en el camino y comentando lo ajustado que era el traje. Impaciente por las burlas, Thor lo agarró y lo empujó contra una pared, como dos guardias Einherjar estaban caminando cerca de ellos. Loki decidió dejar de bromear, pero le pidió darle una daga, sin embargo, en lugar de eso, Thor lo encadenó.

Luego, Thor y Loki llegaron con Foster liberada por sus amigos, Sif y Volstagg. Thor vio como Foster le dio una bofetada a Loki por atacar la ciudad de Nueva York, antes de abordar una nave abandonada de los Elfos Oscuros después de llevar a cabo su ataque organizado. Mientras Sif y Volstagg hacían tiempo con los guardias, Thor puso la nave en marcha y voló sobre Asgard mientras eran perseguidos por los Einherjar. Loki se burló de él por su manera de conducir, como Thor no era tan hábil para dirigir tecnología desconocida y accidentalmente decapitó la estatua de Bor. Loki le sugirió que él debía pilotar la nave, pero Thor se negó. Cuando Foster se desmayó debido al Éter en sus venas, Thor se recuperó por ella, y Loki le preguntó casualmente si había muerto.

Como Loki seguía reprendiendo a Thor por su plan, este último decidió empujarlo fuera de la nave. Luego, él agarró a Foster y también saltó con ella, aterrizando en un esquife que Fandral había estado conduciendo debajo de la nave. Tras esto, Loki comentó su impresión porque Thor lo engañó todo este tiempo. Como empezaron a ser perseguidos por una patrulla del ejército Asgardiano, Fandral saltó para ir a confrontar a los soldados y les deseó suerte. Acto seguido, Loki tomó el control del esquife y condujo a través del pasadizo secreto que los llevó a Svartalfheim, deleitándose con su gran éxito.[2]

Batalla contra Malekith

"¿Y tú cómo la ayudaste en tu celda?"
"¿Quién me puso ahí? ¿Quién me puso ahí?"
"¡Lo sabes muy bien! ¡Sabes muy bien quien lo hizo!"
―Thor y Loki[fnt.]

El trío llegó exitosamente hasta los páramos de Svartalfheim, con Jane Foster recuperando su fuerza. Luego Loki se burló del amor que Thor sentía por una mujer mortal, lo que provocó una intensa discusión, y que Thor casi golpeara a su hermano, pero se detuvo al pensar que no era lo que Frigga hubiera querido. Loki, sin embargo, dijo que no estaría sorprendida. Ambos rieron, y Thor habló sobre confiar en Loki de nuevo, este último le dijo que confiara en su ira.

Ellos siguieron su camino por Svartalfheim y vieron a Malekith dejando su nave. Mientras era liberado de sus esposas, Loki le preguntó a Thor si confiaba en él, y Thor le preguntó a su vez si confiaba en él mismo. Loki le dijo que no podía, y apuñaló a Thor con su daga, luego lo lanzó por un acantilado, lo pateó y golpeó para después cortarle la mano. Malekith ya estaba ahí esperándolos, y Loki le dijo que todo lo que quería a cambio de Foster era un buen lugar para ver a Asgard arder en llamas. Algrim le dijo a Malekith que había visto a Loki en una celda, lo que significaba que era un enemigo de Asgard.

Como Malekith empezó a extraer el Éter de Foster, Thor le gritó a Loki para comenzar el ataque sorpresa, y se descubrió que la mano cortada era sólo una ilusión, ya que reapareció su mano normal y Thor invocó el Mjolnir. Él le lanzó un rayo al Éter, haciéndolo explotar, mientras Loki saltaba por encima de Foster para protegerla del estallido, pero Malekith ya había absorbido suficiente poder, se fue y le ordenó a Algrim que se encargara del resto.

Algrim lanzó una granada de agujero negro, y Loki casi fue succionado, pero Thor se las arregló para salvarlo. Luego Algrim empezó a golpear a Thor, y Loki lo apuñaló por la espalda, pero al ser "el último de los Kursed" no podía hacerle daño. Algrim sujetó a Loki y lo presionó contra su pecho, hiriéndolo. Sin embargo, Loki se las arregló para hacer explotar una bomba de implosión contra Algrim, matándolo. Thor corrió en ayuda de su hermano gravemente herido, y le prometió contarle a Odín sobre sus actos heroicos. Loki le dijo que no lo había hecho por Odín y aparentemente murió en los brazos de Thor, para su tristeza.[2]

Preparándose para la Convergencia

"¿Y quién es Richard?"
"¿Es en serio?"
―Thor y Jane Foster[fnt.]

Cuando una tormenta se acercó a Svartalfheim, Thor y Foster se refugiaron dentro de una cueva. Allí, Foster le dijo que Malekith planeaba usar el poder del Éter para destruir el mundo, habiéndolo visto en una visión. Thor la consoló porque no era su culpa, pero fue interrumpido cuando Richard Madison llamó a Foster por teléfono, lo que parecía imposible, ya que ella y Richard estaban separados entre mundos lejanos. Foster exploró la cueva, mientras que Thor estaba avergonzado de que ella salía con otro hombre. En poco tiempo, Foster descubrió un portal de la Convergencia, que utilizó para que ambos vuelvan a Londres.

Los dos regresaron a un apartamento en Londres, donde Foster fue recibida por Darcy Lewis e Ian Boothby, mientras que Thor colocó el Mjolnir cuidadosamente en el perchero. Erik Selvig se acercó y saludó a Thor, complaciéndose al enterarse de que Loki había muerto, aunque Thor entendía el porqué de su emoción. Luego, el grupo se paró alrededor de una mesa y discutieron los planes de Malekith, y cómo pretendía usar el Éter para destruir todos los Nueve Mundos y sumergir al universo en la oscuridad eterna. Thor notó que para que esto funcionara, Malekith necesitaba estar en un lugar específico, del cual Selvig se dio cuenta que estaba en Greenwich en Londres.[2]

Batalla de Greenwich

"¿Crees que detendrás su fuerza? El Éter no puede ser destruido."
"Pero tú sí."
Malekith y Thor[fnt.]

Cuando llegaron a Greenwich, todos los reinos estaban casi alineados y Malekith ya había llegado; Thor y Malekith se reunieron en el campo de batalla e intercambiaron amenazas, antes de que Malekith tratara de matarlo con el poder del Éter. Thor usó el Mjolnir para deflectar sus ataques y se burló de la falta de fuerza de Malekith, noquéandolo con su martillo de un golpe.

No obstante, la Convergencia hizo que el Asgardiano y el Elfo Oscuro comenzaran a pelear a través de los distintos reinos, sin embargo, la igualdad de fuerza de ambos no les permitió matarse el uno al otro. Por otro lado, los Elfos Oscuros comenzaron a invadir Greenwich, no obstante, gracias a los dispositivos de teletransportación de Erik Selvig, pudieron deshacerse de cada uno. Thor y Malekith tuvieron un aterrizaje forzoso en Svartalfheim, donde Thor perdió el Mjolnir por un portal, dejándolo casi indefenso contra los ataques de Malekith. Este último, de regreso en la Tierra, empezó a liberar el poder del Éter, mientras que Thor aterrizó en otro sitio y tomó un tren para llegar a Greenwich.

Thor se reunió con Foster y Selvig, quienes le dijeron que ninguno de ellos podía acercarse a Malekith para transportarlo en partes, pero él sí podía hacerlo. Siguiendo sus órdenes, Thor tomó los dispositivos de Selvig, se los lanzó a Malekith, y lo golpeó con el Mjolnir fuertemente antes de teletransportarlo de vuelta a Svartalfheim. El impacto de la explosión combinada con el Éter dejó a Thor inconsciente y, cuando Foster corrió en su ayuda, la nave de Malekith comenzó a caerles encima. Afortunadamente, los dispositivos de Selvig teletransportaron la nave y se estrelló encima de Malekith, finalmente matándolo. Para cuando Thor se despertó descubrió que habían conseguido vencer a los Elfos Oscuros.[2]

Rechazando el trono

"Padre, no puedo ser rey de Asgard. Voy a proteger Asgard y todos los mundos, siempre hasta mi último aliento, pero no puedo hacerlo desde esa silla. Loki a pesar de su inestabilidad entendía lo que es reinar como yo no lo haré. La brutalidad y el sacrificio te cambian, y prefiero ser un buen hombre que un gran rey."
―Thor a "Odín"[fnt.]

Con Malekith y los Elfos Oscuros derrotados, Thor regresó a Asgard y habló con su padre sobre los acontecimientos recientes. Él habló sobre el sacrificio de Loki y cómo ahora creía que su hermano había muerto como un héroe al sacrificarse para matar a Algrim. Luego explicó su deseo de regresar a la Tierra y estar con Jane Foster, y renunció a su derecho al trono de Asgard.

Aún prometiendo proteger a los Nueve Mundos de cualquier peligro con su último aliento, Thor notó cómo los sacrificios lo cambiaron de ser un buen hombre que un gran rey. Acto seguido, Thor le ofreció a Odín el Mjolnir, pero él prefirió que Thor siguiera conservándolo y forme una nueva vida con Foster. Desconocido para él mientras abandonaba Asgard, Loki todavía estaba vivo al haber fingido su muerte y se hacía pasar por Odín, a quien desterró.[2] Entonces, Thor regresó a la Tierra y se reunió con Foster, dándose un apasionado beso en su reencuentro.[10]

Poco después, el agente de S.H.I.E.L.D. Phillip Coulson y su equipo investigaron un raro objeto de origen Asgardiano conocido como el Cetro Berserker. Coulson pensó en primera instancia consultarlo con Thor, pero Nicholas Fury le informó que Thor estaba "desconectado".[11] Cuando Sif vino a la Tierra persiguiendo a Lorelei, Coulson le dijo que era mejor revelarle a Thor por sí mismo que estaba vivo, y ella prometió guardar el secreto.[12]

Guerra contra HYDRA

Ataque a la Base de Investigación de HYDRA

"Aquí debe estar el Cetro de Loki, Strucker no es capaz de montar todo esto. Ya era hora..."
―Thor[fnt.]

Con la creciente amenaza de HYDRA, los Vengadores estaban oficialmente reunidos bajo el apoyo financiero de Anthony Stark, con la Torre de los Vengadores como su cuartel general, y se embarcaron en varias misiones para echar abajo los planes de dominación mundial de HYDRA. Eventualmente, Thor y los Vengadores localizaron el Cetro de Loki en una base secreta de HYDRA en Sokovia. Mientras estaban buscándolo, Thor hizo hincapié en que HYDRA no era capaz de desarrollar tecnología tan poderosa sin él.

A medida que eran rodeados por soldados, Thor golpeó el escudo de Rogers con el Mjolnir para crear una onda sónica que derribó a los soldados de HYDRA, incluido un tanque. Sin embargo, pronto el equipo fue atacado por Pietro y Wanda Maximoff, dos hermanos gemelos que se habían ofrecido voluntarios para experimentos de HYDRA. Como resultado, Clinton Barton fue herido durante el ataque y Thor se ofreció a llevarlo al Quinjet. Finalmente, Anthony Stark recuperó el Cetro, y con esto, HYDRA fue finalmente derrotada.

En el Quinjet, Natalia Romanoff le pidió a Thor una evaluación del desempeño de Hulk en el campo de batalla, a lo que Thor comentó sobre su violencia de manera exagerada, pero al ver como esto molestaba a Banner, puntualizó que las heridas que le había infringido a los soldados de HYDRA no eran fatales. En su camino de regreso a la Torre de los Vengadores, Stark le preguntó a Thor si podía analizar el Cetro antes de que se lo llevara de vuelta a Asgard, a lo que Thor accedió.[13]

Celebración en la Torre de los Vengadores

"¡Es un truco!"
"No, no. Es mucho más que eso."
"¡Sólo aquel que demuestre ser digno heredará el poder! ¡Que no inventen, eso es un engaño!"
"¿Sí? Pues, ven y haz la prueba entonces."
Clinton Barton y Thor[fnt.]

Thor asistió a una fiesta organizada por Anthony Stark en la Torre de los Vengadores, donde escuchó las historias de James Rhodes como Máquina de Guerra, pero no quedó sorprendido. Luego, tanto Stark como Thor comenzaon a debatir infantilmente sobre quién era la mejor novia, Virginia Potts o Jane Foster, quienes no pudieron asistir a la celebración, provocando que Rhodes y Hill se alejen.

Más tarde, Thor decidió consumir una bebida asgardiana, afirmando que esta había envejecido miles de años para perfeccionar su sabor. Él compartió algunos tragos con Steven Rogers, en quien no tuvo efecto debido al Suero del Súper Soldado. Un viejo veterano exigió probar el licor, pero Thor le advirtió que ningún hombre normal podía manejarlo, no obstante, el hombre insistió en que era lo suficientemente fuerte, solo paa ser escoltado a su casa cuando terminó de beberlo.

Thor todavía permaneció en la fiesta cuando muchos de los invitados ya se había ido. Allí, retó a sus compañeros a levantar el Mjolnir cuando Barton empezó a provocarlo sobre lo absurdo que era el hecho de que el martillo solo podía ser empuñado únicamente por él. De todos los Vengadores, sólo Steven Rogers pudo moverlo unos cuantos milímetros, lo que puso a Thor nervioso por un momento. Como todos los Vengadores fallaron en el intento, Thor les explicó que la razón de sus fracasos era que simplemente ninguno de ellos era digno de empuñarlo.[13]

Ofensiva de Ultrón

Ataque en la Torre de los Vengadores

Dicho esto, se escuchó un rechinido agudo por los altavoces, e inmediatamente después apareció un robot conocido como Ultrón con un cuerpo construido por medio de piezas dañadas de la Legión de Hierro, revelando que había sido creado por Anthony Stark para preservar la paz en el mundo, y que la única forma en que podía lograr su propósito era aniquilando a los humanidad y consigo a los Vengadores.

Momentos después, los drones de la Legión de Hierro comenzaron a atacar a los Vengadores, siendo controlados por Ultrón, quien comenzó a burlarse del equipo. Thor utilizó el Mjolnir para luchar, y junto al resto del equipo, consiguieron frenarlos. Cuando no soportó más las declaraciones de Ultrón, Thor arremetió contra su cuerpo, destruyéndolo con el Mjolnir. Sin embargo, un Legionario consiguió huir con el Cetro de Loki. Thor intentó alcanzarlo, pero no lo consiguió.[13]

Discusión

"Esto se habría evitado si no te hubieras metido con cosas que no entiendes."
―Thor a Anthony Stark[fnt.]

Una vez que Ultrón fue derrotado, el equipo recriminó a Stark por haber construido una inteligencia artificial sin su consentimiento. Thor le reclamó que no debía meterse con cosas que no entendía, y muy enfadado lo tomó por el cuello, acusándolo por traer la destrucción a la Tierra. Cuando Rogers le ordenó soltarlo, Stark se justificó diciendo que él estaba tratando de buscar una solución para evitar la futura destrucción de la Tierra. Stark luego les recordó la Batalla de Nueva York, afirmando que lo que estaba en el espacio los destruiría a todos otra vez si no planeaban prevenirlo. Cuando Rogers afirmó que podían vencer esa amenaza como equipo, Stark afirmó que fallarían, y Rogers le dijo que aún serían un equipo.

En busca de pistas, el equipo comenzó a buscar hacia dónde se dirigía Ultrón y luego se enteraron de que Ultrón había construido un nuevo cuerpo y había asesinado al barón Wolfgang von Strucker en su celda de prisión y había reclutado a Wanda y Pietro Maximoff. No mucho después, también se eliminó la información de Strucker. Utilizando antiguos archivos de S.H.I.E.L.D., el equipo investigó a cualquiera que estuviera conectado con Strucker y así tal vez pudieran encontrar a un nuevo cliente potencial. Esto los llevó a Ulysses Klaue, quien tenía Vibranio suficiente para fortalecer a Ultrón.[13]

Batalla en el Deshuesadero

"La mujer trató de afectar mi mente. Tengan precaución. Dudo que un humano la pueda retener. Por suerte... yo soy poderoso."
―Thor[fnt.]

A su llegada, descubrieron que Ultrón y los Maximoff ya habían negociado con Klaue. Thor trató de dialogar con él, pero el robot hizo caso omiso y se burló de Thor, desatando una feroz batalla. Durante el enfrentamiento, Thor empezó a combatir a las Centinelas de Ultrón, quienes comenzaron a emerger en una gran horda. También peleó contra Pietro Maximoff, quien intentó levantar el Mjolnir, sin éxito, haciendo que quedara fuera de combate.

Más adelante, Wanda se acercó para manipular su mente, pero Thor se contuvo, y le advirtió a los Vengadores que tengan precaución. Creyendo erróneamente que estaba libre de los poderes de Wanda, Thor luego comenzó a tener visiones de su futuro que involucraba la destrucción de Asgard y los Asgardianos en una guerra relacionada con las Gemas del Infinito. Él se enfrentó a la figura fantasmal de Heimdall, quien lo culpó por haberlos matado a todos, mientras que una misteriosa figura encapuchada observaba al mismo tiempo que Thor comenzó a disparar rayos destructivos de su cuerpo. Él obtuvo otra alucinación sobre la creación de un nuevo ser y el Guantelete del Infinito, que algún día contendría todas las Gemas del Infinito y ocasionaría una gran catástrofe.

Por otro lado, Clinton Barton pudo vencer a Wanda, sin embargo, esto no evitó que ella siguiera causando estragos al resto del equipo, ya que manipuló mentalmente también a Bruce Banner, para obligarlo a transformarse en Hulk, provocando que causara destrucción en las calles de Johannesburgo, y Anthony Stark tuvo que enfrentarlo en la armadura Hulkbuster. Thor después fue llevado de vuelta al Quinjet junto con Banner, Romanoff y Rogers.[13]

El Manantial de la Vista

"Vi algo muy importante en ese sueño. Necesito respuestas, y no las voy a encontrar aquí."
―Thor a Steven Rogers[fnt.]

A causa de la destrucción causada por la batalla en Johannesburgo entre Stark y Banner, el gobierno y los medios de comunicación dejaron de confiar en los Vengadores, por lo que ellos optaron por esconderse. Barton tomó el control del Quinjet y los llevó a un refugio, que resultó ser su casa. Una vez allí, el equipo descubrió que Barton tenía una familia, que mantuvo en secreto para su protección, y tenía dos hijos. Sin embargo, Thor decidió no permanecer escondido y le informó al equipo que buscará respuestas acerca de sus visiones.

Sin querer llamar la atención, Thor fue a buscar a Erik Selvig usando una chaqueta con capucha, consiguiendo pasar desapercibido entre las personas. Selvig aceptó ayudarlo, y para revivir su visión decidió llevarlo al "Manantial de la Vista", donde podría recobrar la experiencia vivida anteriormente.

Al encontrar la piscina con la ayuda de Selvig, Thor se desnudó y entró, solo para que los espíritus del agua le permitan volver a experimentar su pesadilla. Thor, una vez más, observó visiones sobre la destrucción de Asgard y la muerte de todos sus amigos, incluído Heimdall, en la guerra relacionada con las Gemas del Infinito, causando que pierda el control y su cuerpo empiece a liberar rayos a su alrededor de su cuerpo, casi matando a Selvig. También vio extrañas visiones sobre el nacimiento de un nuevo ser, que podría ayudarles a destruir a Ultrón. Con esta información, Thor decidió regresar a la Torre de los Vengadores para informarle al equipo de su descubrimiento.[13]

Nacimiento de Visión

"Thor, ¿ayudaste a crear esto?"
"Tuve una visión. Un remolino que succiona toda esperanza de vida y en el centro está eso."
Steven Rogers y Thor[fnt.]

Después de que Bruce Banner y Anthony Stark sobreescribieron los datos de J.A.R.V.I.S. en un cuerpo diseñado por Ultrón por medio del Arca, se desató un conflicto entre el equipo y los gemelos Maximoff, quienes se unieron a los Vengadores al descubrir las verdaderas intenciones de Ultrón de destruir a la humanidad. Thor llegó interrumpiendo el duelo y utilizó el poder del Mjolnir para cargar el Arca y darle vida al cuerpo sintético.

Dicho androide salió del Arca y quiso atacar a Thor, pero luego reflexionó sobre sus actos observando la ciudad de Nueva York por una ventana, y pidió disculpas. Thor explicó que Anthony Stark tenía razón en sus planes y que la creación del androide había sido parte de una de sus visiones, por lo que el ser se nombró a sí mismo Visión. Él también les reveló que este llevaba en su frente la Gema de la Mente, una de las seis Gemas del Infinito, objetos extremadamente poderosos.

Wanda consideró que era un peligro, pero Visión sostuvo que estaba del lado de la vida y que ayudaría a los Vengadores a derrotar a Ultrón. Luego, para demostrar sus buenas intenciones, Visión levantó el Mjolnir con facilidad y se lo entregó a Thor, probando ser digno de este, dejando a todos sorprendidos. Antes de partir a Sokovia, donde se encontraba Ultrón, Thor y Visión permanecieron hablando en la parte superior de la Torre de los Vengadores.[13]

Batalla de Sokovia

"¿Es lo mejor que tienes Ultrón?"
"Tenías que decirlo..."
"Esto es lo mejor que tengo. Esto es justo lo que quería, todos ustedes contra todo lo que soy."
―Thor, Steven Rogers y Ultrón[fnt.]

Los Vengadores se trasladaron hasta Sokovia, donde Clinton Barton había rastreado a Ultrón. Ellos descubrieron los siniestros planes del robot, levantar la ciudad de Novi Grad con un núcleo hecho de Vibranio y luego dejarla caer, usándolo como un meteorito para aniquilar a toda la humanidad. De repente, empezó a emerger una gran horda de Centinelas de Ultrón.

Cuando la ciudad se elevó, Thor se concentró en ayudar a Steven Rogers en acabar con el numeroso ejército de Centinelas y, de igual modo, rescatar a los civiles, salvando los dos a una mujer de caer de un puente junto con su automóvil. A medida que la batalla se hacia más intensa, Thor fue atacado por Ultrón, quien le dio combate en una iglesia cerca del núcleo, haciéndolo soltar el Mjolnir. Sin embargo, al notar que la Visión había llegado, Thor distrajo a Ultrón con un largo discurso antes de que Visión utilizara el Mjolnir para golpear a Ultrón desde una larga distancia.

Sabiendo que Ultrón regresaría por el núcleo para dejar que la ciudad caiga, Thor se reunió con el resto de los Vengadores para protegerlo, y asegurarse de que Ultrón fuera incapaz de acercarse al dispositivo. Más tarde, Thor se burlo de Ultrón preguntándole si era todo lo que tenía, a lo que él respondió enviando a todas sus Centinelas, para disgusto de Rogers. Los Vengadores usaron todas sus fuerzas para mantener a Ultrón lejos del núcleo, destrozando cientos de sus drones. Como los Vengadores ganaron la ventaja contra el ejército aparentemente interminable de Ultrón, el propio Ultrón fue atacado por Thor, Anthony Stark y Visión para dañar y derretir su armadura Vibranio, hasta que Hulk apareció y le dio un puñetazo, enviándolo lejos del lugar.

Con la mayoría de las Centinelas de Ultrón destruidos, Thor aprendió que Nicholas Fury había enviado transportes de su Helicarrier para evacuar Novi Grad. Sabiendo esto, Anthony Stark elaboró un plan para destruir la ciudad con el riesgo de una posible muerte para él y Thor. Sin previo aviso, Ultrón aprovechó una oportunidad para matar al hermano de Wanda, Pietro Maximoff, y logró desactivar el núcleo, provocando que Novi Grad comience a caer sobre la Tierra.

En ese instante, Stark y Thor volaron en la propia máquina que sostenía la capital y usaron sus fuerzas para destruir toda la ciudad antes de que chocara contra el suelo. Mas tarde, a pesar de que Ultrón todavía consiguió trasladar su conciencia a un último centinela dañado, este fue posteriormente destruido por Visión, derrotándolo definitivamente. Por otro lado, Hulk abandonó al equipo, yéndose a destinos desconocidos con el Quinjet de los Vengadores.[13]

Buscando respuestas

Despidiéndose de los Vengadores

"No tengo elección. La Gema de la Mente es la cuarta Gema del Infinito en aparecer en los últimos años. Y no es coincidencia."
―Thor a Steven Rogers y Anthony Stark[fnt.]

Con Ultrón finalmente derrotado y habiendo vuelto a salvar el mundo de la aniquilación total, Thor anunció que iba a volver a dejar la Tierra, pero esta vez por un tiempo indefinido, cosa que disgusto a Jane Foster, quien terminó su relación con él.[3] Más adelante, Thor se reunió con sus compañeros Vengadores en el Centro de los Nuevos Vengadores. Después de un amistoso debate con Rogers y Stark sobre porqué Visión era lo suficientemente digno para levantar el Mjolnir, Thor mencionó que los iba a extrañar.

Todavía intrigado por lo que le mostró Wanda Maximoff en sus visiones, Thor sintió que era su deber investigar y entender mejor las Gemas del Infinito, ya que se dio cuenta de que alguien estaba manipulando las cosas para un evento más grande, puesto que la Gema de la Mente era la cuarta de las seis Gemas del Infinito en aparecer en los últimos años. Al despedirse de Rogers y Stark, Thor llamó a Heimdall para abrir un portal desde el Bifrost y regresó a Asgard.[13]

Escape de Muspelheim

"Creí que nuestro padre te había eliminado como hace medio millón de años."
"No puedo morir, no hasta que cumpla mi destino y deje tu hogar en ruinas."
―Thor y Surtur[fnt.]

Habiendo pasado dos años desde la Batalla de Sokovia, Thor no tuvo éxito en la búsqueda de las Gemas del Infinito. Durante ese tiempo, él había comenzado a tener sueños de Asgard hundido en llamas con el Demonio de Fuego Surtur en el centro de toda la destrucción, lo que llevó al Dios del Trueno a viajar a Muspelheim, donde se dejó capturar para obtener respuestas.

Después de contarle su historia de vida a un esqueleto con el cual compartía celda, a Thor se le otorgó una audiencia con Surtur, a quien insultó como sorpresa al darse cuenta que seguía vivo, ya que se suponía que Odín lo eliminó hace tiempo, pero Surtur declaró que no podía morir hasta que lleve a cabo el Ragnarök, el evento que acabaría con toda Asgard, siendo este el sueño que tenía preocupado a Thor. Al intercambiar bromas con el Demonio de Fuego, Thor aprendió que Odín ya no estaba en Asgard, y que Surtur pronto destruirá el reino cuando su corona se una con la Llama Eterna.

Como Surtur reveló que su corona era la fuente de su poder, Thor convocó el Mjolnir y se liberó fácilmente de sus cadenas. Surtur le advirtió que él no podía detener el Ragnarök, aunque Thor no le creyó y respondió que lo combatiría porque eso era lo que hacían los héroes. En la batalla subsiguiente, Thor utilizó el Mjolnir para destruir a los Demonios de Fuego y se defendió de los ataques de la Espada Crepuscular de Surtur. Acto seguido, Thor se acercó a Surtur para quitarle la corona de su cabeza, aparentemente matándolo.

Colocando la corona en su espalda, Thor intentó convocar el Bifrost, pero por alguna razón, Heimdall no respondía a su llamado. Como se acercaban más enemigos, Thor salió de la guarida, solo para ser perseguido por un Dragón de Fuego. Él voló sosteniendo el Mjolnir, y seguía tratando de invocar el Bifrost hasta que finalmente se abrió, llevándose a Thor y la cabeza del dragón de vuelta a Asgard.[3]

Exponiendo a Loki

"¿Dónde está nuestro padre? ¿lo mataste?"
―Thor a Loki[fnt.]

Al salir del Bifrost, Thor descubrió que Skurge, quien luchó a su lado durante la Batalla de Vanaheim, fue nombrado nuevo guardián del Puente Bifrost, y que Heimdall huyó al ser considerado un traidor. Sospechoso de la situación, Thor uilizó el Mjolnir para llegar al centro de Asgard, para fastidio de Skurge, ya que se suponía que debía anunciar su llegada.

En el palacio, Thor notó una gigantesca estatua dorada de Loki, y se encontró con Odín viendo una obra basada en los eventos que tuvieron lugar en la Segunda batalla de Svartalfheim, cuando Loki murió en los brazos de Thor. Luego de entregar la Corona de Surtur a los guardias para llevarlo a la Cámara de Odín, Thor, enfurecido por su irresponsabilidad, confrontó a Odín, protestándole porqué no estaba defendiendo los Nueve Mundos y en su lugar comía uvas, dejaba a Asgard corrompido y permitía que varios enemigos surjan para planear su aniquilación. No obstante, Odín declaró que estaba respetando la privacidad de los otros reinos, lo que hizo recordar a Thor su discusión con Surtur sobre la ausencia del auténtico Odín.

Deduciendo que Loki fingió su muerte otra vez y se había hecho pasar por su padre, Thor tomó a "Odín" en sus brazos y lanzó el Mjolnir, amenazando con aplastar su cabeza con él a menos que revele su verdadera forma. Sin otra opción, Loki abandonó la fachada frente a los Asgardianos, con Thor preguntándole dónde estaba el verdadero Odín. Loki accedió cooperar, por lo que ambos se dirigieron al Puente Bifrost, dejando a Volstagg y Fandral encargándose de manejar el portal. El dúo viajó a la Tierra, donde Loki había dejado abandonado al Padre de Todo en los últimos cuatro años.[3]

Conociendo a Stephen Strange

"Yo conservo una lista de individuos y seres de otros reinos que podrían amenazar este mundo. Y tu hermano adoptivo Loki es uno de esos individuos."
"Que digna inclusión."
"¿Y por qué traes a tu hermano aquí?"
"Buscamos a mi padre."
"Entonces, si pudiera decirte dónde está Odín, ¿los involucrados de inmediato regresarían a Asgard?"
"De inmediato."
Stephen Strange y Thor[fnt.]

Al llegar a la Tierra, Thor y Loki se disfrazaron de civiles normales, con el Mjolnir en forma de paraguas. Ellos llegaron a la casa de retiro en la ciudad de Nueva York, donde Loki dejó a Odín, siendo demolida. Aún así Thor suponía que su padre se había ido y se mostró incapaz de creer que Loki todavía estaba vivo. En eso aparecieron dos fanáticas pidiéndole a Thor dejarse tomar una foto con ellas, a lo que él accedió, y quedó disgustado cuando estas le recordaron cómo Foster había terminado su relación con él. Loki empezó a consolarlo, pero repentinamente fue capturado por un portal en el piso, que dejó una dirección hacia el Santuario de Nueva York, al cual Thor se dirigió.

Thor tocó la puerta, solo para ser transportado dentro del Santuario y colgó su "paraguas" en un perchero. Allí, fue recibido por Stephen Strange, quien le dijo que había sentido la llegada de Loki a la Tierra y quería discutir la situación con él, mientras se teletransportaban por el Santuario, para gran incomodidad de Thor.[3] Strange usó su magia para rellenar la cerveza de Thor después de que se la bebiera, sorprendiéndolo, y afirmó que era responsable de mantener el lugar y el mundo a salvo de seres que tenían el potencial de ser peligrosos; al explicar que Loki era uno de esos seres, Thor comentó que era una digna inclusión. Tras decirle que él y Loki solo estaban buscando a Odín, Strange acordó ayudarlos con la condición de que regresen a Asgard de inmediato tan pronto como se reúnan con Odín.[14]

Strange utilizó el pelo de Thor para abrir un portal a Noruega y le informó que Odín lo estaba esperando. Él le recordó a Thor no olvidarse de su "paraguas", por lo que Thor convocó el Mjolnir a distancia, rompiendo varios objetos mientras este regresaba a su mano, irritando a Strange. Thor después le pidió a Strange que libere a Loki, lo cual hizo abriendo otro portal desde arriba, haciendo que Loki termine chocando contra el suelo. Enojado por haber permanecido cayendo en la nada durante treinta minutos, Loki se preparó para atacar a Strange invocando sus cuchcillos, pero el Hechicero Supremo movió el portal a Noruega alrededor de Thor y Loki, transportándolos con Odín.[3]

Despedida de Odín

"Mi vida era lo que la mantenía lejos, pero mi tiempo terminó y ya no puedo detenerla."
"Padre, no sé de quién hablas."
"La Diosa de la Muerte. Mi primogénita. Su hermana."
―Thor y Odín[fnt.]

Al ver a Odín parado cerca de una roca del campo verde, Thor se acercó y le pidió acompañarlo de vuelta a Asgard. Odín solo respondió lo alegre que estaba al reencontrarse con sus dos hijos, incluso afirmó que le llevó mucho tiempo librarse de la ilusión de Loki y que Frigga se habría sentido orgullosa. Sentados en la roca, Odín les pidió que admiraran la belleza del paisaje y el mar frente a él, que le recordaba a Asgard. Thor, creyendo que era otro truco de Loki, le pidió deshacer su magia, pero él negó que estaba involucrado con las actuales acciones de Odín.

Cuando pasaron a hablar del Ragnarök, Thor le mencionó que había vencido a Surtur, dándole fin a lo que vendría a ser la destrucción de Asgard. Sin embargo, Odín afirmó que el Ragnarök ya había comenzado y no podía ser detenido. Asimismo, Odín les contó sobre Hela, quien sería liberada de su prisión cuando muera, y les explicó cómo ella quería buscar venganza. Al preguntarle quién era Hela, Odín declaró que era su primogénita, lo que también agarró por sorpresa a Loki. Como sentía que Frigga lo estaba llamando, Odín se despidió expresándole su amor a sus hijos, mientras su cuerpo se disipaba en energía y era llevado por el viento. El dolor por parte de Thor provocó que se acumularan nubes de tormenta alrededor del campo y afirmó furiosamente que todo era culpa de Loki, quien intentó calmarlo.

Pronto, Thor y Loki descubrieron un portal apareciendo frente a ellos, por lo que regresaron a sus atuendos originales, preparándose para confrontar la amenaza que se avecinaba. Ambos vieron a Hela salir del portal después de la muerte de Odín y la escucharon comentar cómo le hubiera gustado ver perecer a su padre. Hela quedó atónita, pero no sorprendida de que Odín no les contara que era su primogénita en un principio, ya que tenían ideas opuestas en la formación del Imperio Asgardiano y él la quería borrar de la historia de Asgard. Ya que Odín había fallecido, Hela, como legítima heredera al trono de Asgard, no dudo en ordenarles a Thor y Loki arrodillarse ante su nueva reina, para disgusto del mismo Loki.

Thor se negó a reconocerla como heredera al trono y arrojó el Mjolnir hacia ella, pero esta fácilmente lo detuvo y lo rompió con sus manos sin mucho esfuerzo, dejando el martillo hecho pedazos. Luego, Hela se puso su casco e invocó sus necroswords para eliminarlos, acercándose lentamente. Loki entró en pánico y pidió abrir el Bifrost, para gran horror de Thor, ya que haría que Hela llegue a Asgard y ponga en peligro a su gente. Cuando Volstagg obedeció la orden y abrió el Bifrost, durante el transporte, Hela los interceptó, empujando tanto a Thor como a Loki fuera del haz, mientras ella llegaba a Asgard para reclamar el trono por la fuerza.[3]

Contienda de Campeones

Llegada a Sakaar

"¿Quién eres?"
"¡Yo soy el Dios del Trueno!"
"Wow, no escuché ningún trueno, pero vi que tus dedos echaban chispas."
Gran Maestro y Thor[fnt.]

Thor cayó en un depósito de basura del planeta Sakaar, y al levantarse, presenció múltiples portales alrededor suyo haciendo caer más desperdicios. No mucho después, él fue abordado por carroñeros hostiles, que combatió fácilmente sin el Mjolnir hasta que uno de ellos usó una red electrificada para capturarlo. Los carroñeros procedieron a golpear a Thor hasta que una mujer borracha apareció, alegando que Thor era "suyo". La mujer luchó contra los carroñeros a partir de las armas de su nave, aparentemente rescatando a Thor, pero la mujer le lanzó un disco de control en el cuello y esto le permitió electrocutarlo, dejándolo inconsciente.

Con el disco conectado a su cuello para evitar que escape, la mujer, cuyo nombre era Brunnhilde, llevó a Thor con el gobernante supremo de Sakaar, el Gran Maestro, quien pretendía usarlo como gladiador en la Contienda de Campeones. Una vez que Brunnhilde se fue al ser recompensada por vender a Thor, este último fue transportado a una habitación, donde el Gran Maestro asesinó en su delante a su primo Carlo con su bastón derretidor.

A medida que seguían con el recorrido, y debido a los efectos relativistas inusuales de cómo llegaron allí, Loki ya había estado en Sakaar durante semanas, ganándose la confianza del Gran Maestro. Cuando Thor lo vio, llamó a Loki para ayudarlo a escapar, pero él negó reconocerlo, ya que quería asegurar su buena relación con el Gran Maestro. Como el Gran Maestro preguntó si ya se conocían, Thor afirmó que eran hermanos, pero Loki mencionó que él sólo era adoptado. Molesto y desesperado por salir del planeta, Thor convenció al Gran Maestro de darle su libertad si derrotaba a su campeón en la arena de Sakaar.[3]

Conociendo a los gladiadores

"¿Alguien aquí ya combatió al campeón del Gran Maestro?"
"Todo el que pelea con el campeón del Gran Maestro, perece."
―Thor y Korg[fnt.]

Thor fue transportado al cuartel de los gladiadores, donde conoció Korg y a su amigo Miek. Cuando Thor cuestionó cómo llegó a ser gladiador, Korg explicó que fue a causa de una revolución fallida, mientras Thor descubría que el cuartel era un círculo sin fin del que no podía escapar. Al preguntarle si alguien había peleado contra el campeón del Gran Maestro, Korg señaló que Doug lo había hecho, pero estaba muerto. Como Thor anunció que él había desafiado al campeón para ganarle, Korg rápidamente lo llamó "Nuevo Doug".

Más tarde, Thor se sentó y oró para que Odín tuviera un viaje seguro a Valhalla. Durante sus oraciones, él fue visitado por Loki, quien le comentó que comprendía lo mucho que le dolía descubrir que su propia familia le había estado engañando toda su vida, como Loki cuando se enteró que en realidad era un Gigante de Hielo. La única respuesta de Thor al ver a Loki fue lanzarle piedras, sin sorprenderse al descubrir que se trataba de una proyección suya. Loki le sugirió que juntos se ganen la confianza del Gran Maestro hasta que lo maten y gobiernen juntos sobre Sakaar, pero Thor lo ignoró. Al exigir que le hable, Thor acusó a Loki de fingir su muerte, arrebatarle su poder a Odín así como provocar su fallecimiento y hacer que Hela gobierne sobre Asgard. Esto fue suficiente para que Loki se fuera, no antes de revelarle que apostó en su contra para que Thor pierda la pelea contra el campeón del Gran Maestro.

Los gladiadores se trasladaron al salón de armas, donde Thor se dispuso a elegir sus armas para llevar a la batalla contra el campeón del Gran Maestro. Como Thor comentaba lo fácil que sería manejar la situación si tuviera el Mjolnir, Korg comentó que él parecía tener una relación íntima con ese martillo y haberlo perdido era similar a la pérdida de un ser amado. Luego, Thor vio a Brunnhilde al otro lado del salón bebiendo, que Korg comentó que se trataba de una Asgardiana. Al ver la marca de la mujer, Thor la reconoció como una de las Valquiria que servían a Odín en el pasado.

Thor se acercó para hablarle del regreso de Hela, pero ella lo ignoró y decidió irse. Esto provocó que Thor comentara que parecía una cobarde y una traidora, ya que iba en contra de lo que juraron ser las Valquirias, no obstante, Brunnhilde le dejó en claro que ahora era una recolectora y estaban en Sakaar, no en Asgard. Después, Thor fue incapacitado por el Disco de Obediencia a fin de ser procesado para luchar contra el campeón del Gran Maestro. Él fue llevado por los guardias a una habitación, donde a Thor se le cortó el cabello por alguien extrañamente familiar, y después recibió un casco, espadas y un escudo, para ir a la arena de Sakaar.[3]

Duelo con Hulk

"¿Dónde has estado? todos pensamos que habías muerto. Ha pasado mucho desde que te fuiste. Perdí mi martillo, digamos que fue ayer, así que todavía lo tengo fresco."
―Thor a Hulk[fnt.]

En la arena, Thor fue presentado como el Señor del Trueno por el Gran Maestro mientras su campeón se preparaba para llegar. Thor se puso su casco plegable y se armó con su equipamiento. Cuando las puertas se abrieron, descubrió que su oponente era Hulk, quien había desaparecido desde la Ofensiva de Ultrón. Thor gritó de alegría al ver a su antiguo compañero Vengador de vuelta, llamándolo por el nombre de Banner. Negándose a reconocerlo, a pesar de sus súplicas e intentos de calmarlo, Hulk luchó contra su antiguo aliado, para gran sorpresa de Thor. Esto dio comienzo a un duelo agotador cuando ambos combatientes destrozaron y arruinaron gran parte de la arena.

En un momento dado, Hulk recibió un golpe que lo mandó lejos a chocar contra la pared, sorprendiendo a la multitud, dado que Hulk jamás había recibido un golpe de tal magnitud. Thor se le acercó diciéndole que nadie le hará daño e intentó aplicar la técnica de arrullo de Natalia Romanoff, no obstante, Hulk le agarró de la mano y comenzó a golpearlo contra el suelo, antes de lanzarlo. Los dos siguieron combatiendo, con Hulk aplastándolo con su espalda cuando Thor se sujetó detrás de él y trató en diversas ocasiones de darle golpes, sin embargo, Thor esquivó varios de sus ataques.

Más adelante, Hulk consiguió someterlo, dejarlo sin armas y comenzó a darle múltiples golpes en la cara. La situación hizo que Thor repentinamente tuviera una visión con su padre Odín, despertando sus poderes ocultos de Dios del Trueno y logró ganar ventaja lanzándole un poderoso rayo a Hulk, hiriéndolo gravemente. Hulk perdió su casco, y vio como la multitud comenzó a apoyar a Thor para vencerlo. En la ira, Hulk le preguntó quién era, antes de correr hacia él para contraatacar. Ambos se lanzaron hacia la dirección del otro para seguir la batalla, con Thor dejando a Hulk en el suelo con otro golpe potente.

Indispuesto a dejarse vencer, Hulk se volvió a levantar y vio como Thor se le acercaba. No obstante, el Gran Maestro, temiendo a que su campeón pierda el combate, activó el taser que se le había implantado en el cuello de Thor para electrocutarlo. Hulk logró vencer a Thor al ser incapacitado por el Disco de Obediencia, saltando varios metros en el aire y golpeando a Thor contra el suelo, dejándolo inconsciente.[3]

Atrapado en Sakaar

"Si me ayudas a volver a Asgard, yo te ayudo a ti a volver a la Tierra."
"Tierra odia Hulk."
―Thor y Hulk[fnt.]

Después de su pelea, Thor fue llevado a la misma habitación con Hulk. Los dos antiguos aliados reanudaron su conversación, donde Hulk afirmó ya no seguía enfadado con él. Cuando Hulk le reveló que el Quinjet estaba afuera del edificio donde estaban, Thor planeó escapar de Sakaar con el vehículo y le suplicó su ayuda para vencer a Hela, sin embargo, Hulk se negó a reconocer su amistad, ya que creía que a Thor le agradaba más Banner, aunque él intentó negar eso.

Hulk también se negó a regresar a la Tierra, ya que creía que todos lo odiaban allí. Dándose cuenta de que no podía convencerlo, Thor se preparó para salir de la habitación, y brevemente ambos discutieron el resultado de su batalla en la arena. Mientras Hulk comentaba que lo aplastó, Thor le mencionó que él en realidad había ganado el combate, ya que el Gran Maestro había jugado sucio. No queriendo perder más el tiempo, Thor llegó al final de la habitación, solo para ser electrocutado por algunos rayos que protegían la salida de la sala, haciendo reír a Hulk, y le comentó que ahora Sakaar era su casa.

Más tarde, Hulk se puso su armadura y entrenó con Brunnhilde, no antes de informar a Thor de esto, quien comentó sarcásticamente que le parecía genial. Cuando ella le preguntó a Hulk que había estado haciendo últimamente, este le respondió que estaba ganando, asumiendo que venció limpiamente a Thor en la arena, para su gran disgusto.[3]

Planeando su escape

"Tú y yo somos iguales. Solo un par de tontos obstinados."
"Sí, iguales, porque Hulk es fuego, y Thor es como agua."
"Bueno, los dos somos como el fuego."
"Hulk es fuego real. Hulk es fuego salvaje. Thor es grasa ardiente."
"Necesito que hagas algo por mí, Hulk."
―Thor y Hulk[fnt.]

Pronto, Thor meditó e intentó entrar en contacto con Heimdall en Asgard para enterarse de lo que estaba sucediendo en el reino. Al conseguir comunicarse con Heimdall, este último hizo que Thor se transporte temporalmente a Asgard, que estaba en una situación de extrema intensidad, ya que Heimdall estaba evacuando a los Asgardianos antes de que Hela los encarcelara o ejecutara, ya que había asesinado a los Tres Guerreros y a los Einherjar cuando se negaron a ayudarla a consumir los Nueve Mundos. Como Thor no sabía a dónde ir para llegar a Asgard, Heimdall le sugirió atravesar el agujero de gusano más grande que cubría el cielo de Sakaar. Cuando Heimdall empuñó el Hofund para pelear contra los Berserkers que se acercaban, este cerró su medio de comunicación con Thor.

Por la noche, Thor se sentó reflexionando mientras Hulk dormía en su cama. Cuando Hulk se despertó, asumió que Thor estaba triste y empezó a molestarlo, a lo que Thor le corrigió, aclarando que estaba molesto porque perdió el Mjolnir, a su padre Odín y Asgard estaba en peligro. Cuando Hulk nuevamente trató de ignorar sus quejas, Thor le lanzó un objeto, solo para que Hulk respondiera del mismo modo y siguieron haciendo esto hasta que Thor le afirmó que todos en la Tierra en serio lo odiaban. Al escuchar esto, Hulk simplemente se detuvo y se sentó en su cama entristecido. Thor se le acercó disculpándose por su comentario, lo calmó y se reconciliaron por la discusión que tuvieron, permitiendo que Hulk alague que él era mucho más capaz que Thor. Luego de haber hecho las pases, Thor convenció a Hulk para que llame a su compañera de entrenamiento, Brunnhilde, a su habitación.

Al día siguiente, Brunnhilde llegó y jugó brevemente con Hulk, hasta que Thor se reveló. Brunnhilde lo ignoró y estuvo a punto de salir de la habitación, pero Thor le pidió a Hulk hacer que se quede. Acto seguido, Hulk lanzó una parte de su cama para bloquear el camino de Brunnhilde, por lo que ella aceptó escuchar a Thor, y conversaron sobre Hela. Pese a que no logró persuadir a Brunnhilde de ayudarlo, Thor logró obtener el control remoto de su Disco de Obediencia y se lo quitó. Thor le pidió a Hulk darle la pelota con la que estaba jugando y lo lanzó contra la ventana de la habitación para escapar, pero la pelota revotó de la ventana y regresó golpeándole en la cara a Thor. Volviéndose a poner de pie, Thor decidió saltar y romper el vidrio con su cuerpo, escapando inmediatamente hacia el Quinjet. Hulk quedó angustiado porque Thor lo abandonó y precedió a perseguirlo.[3]

Ayudando a Bruce Banner

"Sí me convierto ahora en Hulk, yo jamás voy a volver y eso te da igual."
"No, estoy reuniendo un equipo y Hulk es el fuego."
"Oye, solo me usas para tener a Hulk."
Bruce Banner y Thor[fnt.]

Thor saltó de los edificios, corrió y alcanzó el Quinjet. Luego de prender la aeronave, repentinamente llegó Hulk destrozándola mientras mencionaba que quería que Thor se quedara en Sakaar. Thor se desesperó y accidentalmente activó la grabación del último mensaje de Natalia Romanoff para Hulk hacia el final de la Batalla de Sokovia. Esto hizo que Hulk se calmara y regresara a ser Bruce Banner.

Habiendo vuelto a la normalidad, Banner rápidamente le preguntó a Thor que pasó con Ultrón y Sokovia. Tras que Thor le dijera lo que sucedió, Banner se sorprendió al saber que ganaron y que ese evento pasó hace dos años. Sin recuerdos de lo sucedido, a Banner le pareció que su relación con Hulk estaba empezando a cambiar, y le expresó su temor a Thor de que si se transformaba de nuevo en Hulk era probable que no vuelva a su forma normal nunca más.

Pronto, los dos escucharon un anuncio del Gran Maestro, quien estaban buscando a Thor, debido a que creían que él había capturado a Hulk. Los dos antiguos Vengadores escaparon del Quinjet y comenzaron a abrirse paso por la ciudad. Thor se aseguró de que Banner no estuviera demasiado estresado para transformarse y repitió las palabras de arrullo de Romanoff para tranquilizarlo. Banner aún así se alteró y se dio cuenta de que Thor planeaba vengarse de Hela, deduciendo que solo lo quería a él para usar a Hulk, sin embargo, Thor lo negó, diciéndole que lo prefería a él.[3]

Formando a los Revengadores

"Quiero estar en el equipo, ¿tiene algún nombre?"
"Sí, seremos los Revengadores."
"¿Revengadores?"
"Porque yo me quiero revengar, tú te quieres revengar y igual quieres revengarte."
―Thor y Brunnhilde[fnt.]

Eventualmente, se llevó a cabo un desfile celebrando a Hulk. Entre la multitud, los dos se encontraron con Brunnhilde, quien había decidido unirse a Thor en su lucha contra Hela para superar su trauma del pasado y los llevó a su apartamento, donde tenía encadenado a Loki. Para asegurarse que se trataba de su hermano, Thor le lanzó un objetivo, y comprobó que no era una proyección de Loki. Acto seguido, Banner le recordó a Loki que la última vez que se vieron quería asesinar a todo el mundo y pasó a preguntarle qué intenciones tenía ahora. Para su sorpresa, Loki le respondió que estos cambiaban de un momento a otro.

Banner, Thor y Brunnhilde planearon robar la nave del Gran Maestro, el Comodoro, para escapar a través del portal más grande de Sakaar, el Trasero del Diablo. Al mismo tiempo, Banner afirmó que sentía que conocía a Brunnhilde de algún lado, con ella haciendo el mismo comentario. Cuando Loki sugirió usar a la "bestia", Thor y Banner dedujeron que se refería a Hulk, y se negaron, ya que no era el momento. Como necesitaban los códigos de seguridad para infiltrarse en el edificio del Gran Maestro, Loki decidió ayudarles, y aunque Thor estaba previniendo una traición suya más adelante, aceptó de todos modos. Él decidió nombrar al nuevo equipo como los Revengadores.[3]

Escape de Sakaar

"Sé que te he traicionado muchas otras veces, pero esta vez, de verdad, no es nada personal. La recompensa por tu captura me va a beneficiar."
"¿Nunca fuiste sentimental verdad?"
"Esas cosas las quemo."
"Estoy de acuerdo. Querido hermano. Te has vuelto predecible. Confío en ti. Tú me traicionas. Y seguimos girando, y girando, en círculo."
Loki y Thor[fnt.]

Thor sugirió que comenzaran una revolución para distraer a los guardias del Gran Maestro mientras robaban el Comodoro. Tal como lo planearon, ayudaron a Korg y Miek a escapar de su celda con los otros gladiadores para que puedan comenzar su revolución.

Cuando fueron a buscar el Comodoro, Thor y Loki se unieron para luchar juntos una vez más contra los guardias Sakaarianos. A medida que seguían venciendo a los hombres que protegían el edificio, ellos llegaron al ascensor, donde Loki le reveló a Thor que planeaba quedarse en Sakaar, lo que Thor aceptó de inmediato al afirmar que se ajustaba perfectamente a su personalidad caótica y sin ley. Thor confesó que él había esperado que pudieran pelear del mismo lado para siempre, pero llegó a la conclusión de que eso nunca sucedería.

Al llegar a lo alto del edificio, Thor aplicó el "ayúdenme" con Loki para distraer a los guardias Sakaarianos, quienes se acercaron con el fin de ayudar a Loki aparentaba malherido, solo para que Thor lo lanzara contra ellos al estar lo suficientemente cerca. Mientras se acercaban al Comodoro, Loki, inevitablemente, traicionó a Thor para recibir una recompensa por su captura. Sin embargo, Thor reveló que había colocado un Disco de Obediencia en la espalda de su hermano y lo activó, dejándlo incapacitado en el suelo. Antes de abandonarlo, Thor le dijo que sabía que Loki siempre sería el Dios de las Mentiras, que esperaba verlo mostrar cierta capacidad de madurez, y dejó el control remoto fuera de su alcance.

Habiendo tomado el control del Comodoro, Thor pilotó la nave, mientras que el Gran Maestro alertó a sus hombres de la situación y les ordenó capturar a los Revengadores. Thor fue ayudado por Brunnhilde, quien manejaba su aeronave personal y ambos derrotaron las naves enemigas. Cuando Banner y Brunnhilde saltaron hacia el Comodoro, estos recibieron disparos por Topaz, y Thor repentinamente descubrió que el Comodoro era en realidad la nave para orgías del Gran Maestro y no una para batallas. Al dejar a Banner manejar el Comodoro, Thor y Brunnhilde procedieron a destrozar las naves hostiles con sus propias manos.

Como Banner pudo hacer que Topaz se estrellara con la exhibición de fuegos artificiales de cumpleaños del Gran Maestro, Thor y Brunnhilde destruyeron la última nave antes de saltar a bordo del Comodoro. Después de haber eliminado todas las defensas del Gran Maestro, los Revengadores volaron a través del Trasero del Diablo y partieron a Asgard.[3]

Ragnarök

Duelo en el Palacio de Asgard

"Entiendo porqué estás enojada. Eres mi hermana y técnicamente puedes reclamar este trono. Y créeme que me cantaría que alguien más gobernara, pero no puedes ser tú. Eres de lo peor."
―Thor a Hela[fnt.]

Thor, Brunnhilde y Banner llegaron a Asgard, y como resultado, Hela comenzó un asalto a la fortaleza donde Heimdall había escondido a los Asgardianos. Para que su gente pueda evacuar el reino, Thor se separó del equipo en su intento por distraer a Hela, dirigiéndose a la sala del trono, donde vio las pinturas ocultas que revelaban la verdadera historia de Odín, donde tanto él como Hela conquistaban mundos para formar el Imperio Asgardiano, pero la ambición de Hela era tan grande que Odín tuvo que aprisionarla y borró su historia de Asgard para siempre.

Thor recuperó el Gungnir y atrajo a Hela para confrontarla una vez más. Ellos discutieron sobre Odín, y Thor declaró que entendía que quería gobernar, pero no podía permitirlo porque era malvada, antes de comenzar otra pelea. Hela, sin esfuerzo, bloqueó todos sus ataques, y le dijo sarcásticamente que esperaba mucho más de Thor y lo apuñaló varias veces con su necrosword. Acto seguido, la Diosa de la Muerte lo golpeó en la cara y le cortó el ojo derecho, para gran dolor de Thor, quien se sentía incapaz de estar a su nivel.

Mientras Hela se burlaba, Thor tuvo otra visión de su padre. Durante la breve charla, Odín le dijo que Asgard no era un lugar, lo era su pueblo y lo sería en cualquier lugar donde ellos estén. Thor declaró que no podía derrotar a Hela sin el Mjolnir, pero Odín le recordó a Thor que no era el Dios de los Martillos, puesto que el Mjolnir solo contenía sus poderes y que estos eran superiores que los de Odín. Volviendo al mundo real, Thor convocó un rayo masivo contra Hela, incapacitándola temporalmente.[3]

Batalla en el Puente Arcoíris

"Cumplimos la profecía."
"Detesto esta profecía."
"Igual yo, pero no había elección. Surtur destruye Asgard y destruye a Hela para que nuestro pueblo pueda vivir."
―Thor y Brunnhilde[fnt.]

Acto seguido, Thor saltó al Puente Arcoíris para ayudar a la Rebelión Sakaariana de Loki y Korg, quienes llegaron para evacuar a los Asgardianos y al mismo tiempo luchaban contra los Berserkers. Asimismo, Banner se transformó en Hulk para enfrentar a Fenris. Tras vencer a una gran cantidad de Berserkers, él se unió a Loki y Brunnhilde, quienes permanecieron a su lado mientras los demás abordaban la Estadista. Sin embargo, Thor vio aparecer a Hela, y Loki sugirió que la golpee con una explosión de luz, pero Thor argumentó que él ya la había golpeado con lo mejor que tenía.

Viendo la situación en la que se encontraban, Thor se dio cuenta de que mientras Asgard permanezca en pie, Hela seguiría persiguiéndolos. Mirando la Estadista, Thor sugirió que Asgard no era un lugar, sino un pueblo. Él y Loki estuvieron de acuerdo en que mientras Asgard existía, Hela se volvería más poderosa. Por ello, Thor le encargó a Loki la tarea de despertar a Surtur colocando su corona dentro de la Llama Eterna para desatar el Ragnarök y así destruir el reino por completo junto con Hela.

A medida que Loki entraba en la Cámara de Odín para revivir a Surtur, Thor y Brunnhilde lucharon contra Hela usando sus habilidades para hacerle daño. A pesar de los esfuerzos de Thor, Hela aún así logró dominarlo y afirmó que jamás podría derrotarla. Thor estaba de acuerdo, pero respondió que en su lugar "él" si podría vencerla, mientras señalaba el Palacio Asgardiano, del cual emergió Surtur. Con Hela distraída, Brunnhilde aprovechó la oportunidad para derribarla, y Thor le disparó desde el Puente Arcoíris, haciéndola caer.[3]

Destrucción de Asgard

"¿Pero qué hice?"
"Nos salvaste de la extinción. Asgard no es un lugar, es un pueblo."
―Thor y Heimdall[fnt.]

El ahora mucho más poderoso Surtur comenzó a destruir a Asgard e incluso Hela era incapaz de detenerlo. Al ver esto, Hulk, luego de vencer a Fenris, atacó a Surtur, pero Thor empezó a gritarle pidiéndole que por una vez en su vida no aplaste. A regañadientes, Hulk abandonó la pelea, y se llevó a Thor y a Brunnhilde a bordo a la Estadista. Una vez dentro, todos presenciaron cómo Surtur fundía su Espada Crepuscular contra Hela, destruyendo Asgard en el proceso, dejando solo asteroides atrás.

Por un breve momento, mientras observaba el reino hecho pedazos, Thor se cuestionó por lo que había hecho, pero Heimdall le aseguró que hizo lo correcto, ya que salvó a los Asgardianos de la extinción y que Asgard era su pueblo. Con esta idea, Thor fue considerado un salvador para su gente, y ahora tendría que encargarse de dirigirlos.[3]

Rey de los Asgardianos

"Entonces... Rey de Asgard, ¿a dónde?"
Heimdall a Thor[fnt.]

Más adelante, Thor se puso un parche en el ojo derecho que perdió durante la batalla, con Loki apareciendo y mencionándole que su nueva apariencia le recordaba a su padre Odín. Thor, creyendo que se trataba de una proyección, comentó en broma que si realmente Loki estuviera allí le daría un abrazo y le lanzó un objeto. Sin embargo, Loki lo atrapó y le aseguró que realmente estaba en la nave. Los dos hicieron su camino hacia la cubierta, orgullosos por haber reestablecido su relación como hermanos durante este largo viaje.

Thor se sentó en el asiento principal de la Estadista y fue coronado Rey de los Asgardianos con Brunnhilde, Loki, Hulk, Heimdall y Korg a su lado. Cuando Heimdall le preguntó a dónde irían ahora, Thor respondió que no estaba seguro. Después de intentar obtener alguna sugerencia sobre a dónde ir por Miek, él finalmente decidió que deberían establecer el rumbo a la Tierra para reconstruir Asgard, en Noruega, como sugirió Odín antes de su muerte.[3]

Guerra del Infinito

Encuentro con Thanos

"¿En serio crees que sea una buena idea volver a la Tierra?"
"Claro que sí. Las personas de la Tierra me aman, soy muy popular."
"Creo que no entendiste ¿en serio crees que sea una gran idea llevarme de vuelta a la Tierra?"
"Tal vez no, siendo honestos. Yo no me preocuparía. Presiento que todo va a salir bien."
Loki y Thor[fnt.]

Mientras todavía estaban viajando, Loki visitó a Thor y le preguntó si era una buena idea regresar a la Tierra, a lo que él respondió que lo era porque todos lo amaban allí. Loki declaró que estaba hablando de sí mismo, aunque Thor le aseguró que todo iba a estar bien, solo para ver una nave más grande acercándose a ellos, para gran horror de Thor y Loki.[15]

Ataque a la Estadista

"Yo sé lo que se siente perder. Sentir en lo más hondo que tienes razón, y fallar de todos modos. Ese terror. Tus piernas se hacen como jalea, pero les pregunto ¿con qué fin? témanle. Huyan de él. Al final el destino siempre llegará. Y ahora ya está aquí. O debo decir, que ya vine."
"Hablas demasiado."
Thanos y Thor[fnt.]

La Estadista pronto fue abordada por Thanos y la Orden Oscura. Aunque Brunnhilde escapó con algunos Asgardianos por medio de cápsulas, Thor permaneció atrás y lideró a sus fuerzas de defensa contra los invasores, solo para ser fácilmente derrotados por Thanos.

Débil, Thor fue tomado como rehén por Thanos para obligar a Loki a entregarle el Teseracto, sin embargo, Thor señaló que fue destruido junto con Asgard. Acto seguido, Thanos comenzó a torturar a Thor con la Gema del Poder, lo cual fue suficiente para forzar a Loki a revelar que tenía el Teseracto todo este tiempo, lo que enfureció a Thor, quien mencionó que era un hermano de lo peor. No obstante, Loki pronto reveló que simplemente había estado ganando tiempo para que Hulk pudiera emboscar a Thanos. A pesar de los esfuerzos de Hulk por vencerlo, Thanos terminó derrotándolo sin mucho esfuerzo.

Thor intentó atacar una vez más a Thanos, solo para ser pateado a un lado con facilidad y fue inmovilizado con metal por los poderes telequinéticos de Ebony Maw. Heimdall utilizó lo último de su poder para convocar al Bifrost y enviar a Hulk a la Tierra para que pudiera advertir a todos de la llegada de Thanos. Esto hizo reaccionar a Thanos, quien optó por asesinar a Heimdall con la lanza de Corvus Glaive. Thor gritó furioso y le juró al Titán que moriría por eso. Sin gracia, Ebony Maw simplemente amordazó a Thor.

Después de que Thanos obtuviera la Gema del Espacio rompiendo el Teseracto, dio órdenes a la Orden Oscura de partir a la Tierra por la Gema del Tiempo y la Gema de la Mente, por lo que Thor dedujo que Thanos iría tras la Gema de la Realidad en posesión de Taneleer Tivan, como nadie sabía nada sobre la Gema del Alma incluso hasta ese momento. Loki se ofreció a renovar su lealtad a Thanos en su búsqueda, antes de echarle una mirada a Thor para que pudiera ver sus intenciones. Desafortunadamente, Thanos anticipó fácilmente la traición y ataque sorpresa de Loki, y lo asfixió hasta morir, burlándose de Thor de que su hermano no sería "resucitado" esta vez.

Thanos utilizó la Gema del Poder para destruir los restos de la Estadista antes de teletransportarse. Liberado de la influencia de Maw, Thor se tendió en el suelo, arrastrándose hacia el cadáver de Loki, lamentándose abiertamente por su hermano, solo para no recibir respuesta. Cuando la Estadista explotó a su alrededor, Thor se mantuvo como el único sobreviviente.[16]

Rescatado por los Guardianes de la Galaxia

"¡Suficiente! ¡Hay que detener a Thanos! Significa que hay que averiguar a dónde va."
"Knowhere."
Gamora y Thor[fnt.]

Más adelante, el cuerpo de Thor fue encontrado por los Guardianes de la Galaxia, quienes lo llevaron a bordo del Benatar. Después de que Mantis lo despertara, Thor fue atendido con comida, y les informó del plan de Thanos y que había atacado Xandar para obtener la Gema del Poder, solo para después atacar la Estadista, consiguiendo la Gema del Espacio. Gamora, hija adoptiva de Thanos, le informó que él tenía la intención de conseguir todas las Gemas del Infinito para exterminar a la mitad de la vida en el universo.

Dispuesto a tomar venganza contra el Titán, Thor mencionó que necesitaba ir a Nidavellir para que le forjen una nueva arma mientras los Guardianes de la Galaxia restantes iban a Knowhere, el único lugar donde Thanos tendría mayor probabilidad de obtener una Gema del Infinito, en este caso la Gema de la Realidad. Cuando se le preguntó cómo estaba tan seguro, Thor reveló que la Gema de la Mente y la Gema del Tiempo estaban seguras en la Tierra porque eran protegidas por los Vengadores, y que nadie, ni siquiera Thanos, sabía dónde estaba custodiada la Gema del Alma.

Thor decidió abrirse paso a Nidavellir, con Rocket Raccoon expresando interés en unirse a la misión. Thor permitió que él y Groot lo siguieran, pensando que Rocket era una liebre que parecía un líder noble. Ellos abordaron una cápsula de la nave, y se alejaron velozmente del Benatar para comenzar su viaje a Nidavellir.[16]

Viajando a Nidavellir

"¿Sabías que tengo 1.500 años? he matado al doble de enemigos que eso y cada uno quiso asesinarme, pero ninguno lo consiguió. Solo estoy vivo porque el destino me quiere vivo. Thanos solo es el siguiente en una larga línea de imbéciles y será el último en sentir mi venganza. El destino así lo desea."
"¿Y si te equivocas?"
"Si me equivoco, entonces, ¿qué más puedo perder?"
―Thor y Rocket Raccoon[fnt.]

Durante el viaje, Rocket trató de consolarlo por la pérdida de su familia y su gente a causa de Thanos, pero Thor le aseguró que su dolor le había dado la fuerza necesaria para vengarlos. Con el fin de ayudarlo, Rocket le dio a Thor una prótesis de ojo que había tomado de una persona durante su tiempo en Contraxia para reemplazar el que Thor perdió cuando confrontó a Hela.

Al llegar a Nidavellir, Thor, Rocket y Groot encontraron al reino devastado, la fragua apagada y los Enanos masacrados, antes de descubrir un prototipo del Guantelete del Infinito. El Rey Enano, Eitri, los atacó repentinamente, pero Thor intentó calmarlo. Eitri lo reconoció y le dijo que se suponía que Asgard debía proteger a los Enanos, pero Thor le respondió que Asgard había sido destruido. Con calma, Eitri les explicó que Thanos un tiempo atrás lo forzó a crear el Guantelete del Infinito y después mató a todos los Enanos, excepto a él. Thor lo motivó a construir una nueva arma diciéndole que su mente era muy importante para construir cualquier arsenal, y aunque parece haber perdido toda esperanza, ambos podían cobrar venganza para matar de una vez por todas a Thanos.

Caminando por el reino, ellos observaron un molde que servía como una sustancia poderosa para forjar el arma Rompetormentas, una poderosa hacha capaz de matar a Thanos y convocar el Puente Bifrost. Dado que la fragua se había apagado, Thor tuvo la idea de usar la cápsula, con Rocket abordándola, como soporte para reactivar Nidavellir, con el fin de forjar el Rompetormentas. Sin embargo, el mecanismo que enfocaba la energía de la estrella, requerida para calentar los lingotes de metal de Uru para el arma, estaba paralizado.

Por ende, Thor decidió arriesgarse para reactivar la fragua y soportó toda la fuerza de la estrella para encenderla, permitiendo que Eitri caliente el metal y lo vierta en el molde. Sin embargo, un Thor gravemente herido quedó inconsciente durante el proceso, cerrando el iris y dejando el arma sin mango, con Rocket tratando de hacerlo despertar. Eitri buscó frenéticamente un mango para completar el Rompetormentas, el cual curaría a Thor, a lo que Groot decidió usar su mano como mango, terminando el proceso para crear el Rompetormentas, el cual se dirigió a las manos de Thor.[16]

Batalla de Wakanda

"¡Tráiganme a Thanos!"
―Thor[fnt.]

Una vez recuperado de sus heridas, Thor invocó el Puente Bifrost para abandonar Nidavellir y dirigirse a la Tierra junto a Rocket Raccoon y Groot. El trío aterrizó en Wakanda, donde los Vengadores estaban luchando contra los Outriders y la Orden Oscura de Thanos. Inmediatamente después, Thor lanzó el Rompetormentas hacia los Outriders, especialmente contra los que acorralaban a sus compañeros Vengadores, como Steven Rogers y Bruce Banner. Una vez que el Rompetormentas regresó a su mano, Thor procedió a correr hacia la multitud de Outriders mientras les gritaba que quería confrontar a Thanos, antes de derribar a varios con un solo golpe.

En un momento dado, él se encontró con Steven Rogers, quien hizo un comentario sobre su corte de pelo, mientras que Thor asumía que Rogers se había dejado crecer la barba para igualar la suya. A continuación, Thor le presentó a su nuevo aliado, Groot, quien estaba al costado suyo venciendo a algunos Outriders con un brazo. Más adelante, Thor voló con el Rompetormentas y destruyó las naves que planeaban abandonar la Tierra.

No obstante, pronto Thanos llegó personalmente a Wakanda para reclamar la Gema de la Mente de Visión, con éxito. Como resultado, Thanos completó el Guantelete del Infinito y, repentinamente, Thor desató un ataque devastador con el Rompetormentas, derribando al Titán Loco y empalándole el pecho con su hacha, para poder burlarse y remarcarle que él iba morir por lo que había hecho durante el Ataque a la Estadista. A pesar de esto, Thanos también se burló de Thor por no apuntar el Rompetormentas a su cabeza, antes de hacer el Chasquido, eliminando a la mitad de la vida en el universo. Thor gritó con horror por el acto y, tras contemplar una luz rodeando el campo de batalla, Thanos invocó un portal y se marchó.

Mientras recordaba las palabras de Gamora sobre el objetivo de Thanos, Thor se sorprendió de cómo no pudo asesinar a Thanos cuando tuvo la oportunidad. De pronto, Steven Rogers le preguntó sobre lo que había sucedido, pero Thor no le respondió y en su lugar vio como todos sus aliados comenzaban a hacerse polvo, sintiéndose culpable y enojado consigo mismo por permitir que el Titán Loco gane.[16]

Afrontando el Chasquido

Buscando a Thanos

"Ella me agrada."
―Thor[fnt.]

Después de la Batalla de Wakanda, los Vengadores, acompañados por Rocket Raccoon, regresaron al Centro de los Nuevos Vengadores. Thor estaba presente cuando Carol Danvers llegó a la Tierra tras rescatar a Anthony Stark y Nebula del espacio aterrizando con la nave Benatar. Él estuvo sentado a un costado de la base mientras los Vengadores discutían, y cuando Stark preguntó qué le había pasado a Thor, Rocket le informó que él se sentía culpable por haber fallado en eliminar a Thanos en la Batalla de Wakanda. Luego, Steven Rogers le preguntó a Stark si Thanos le había dado información valiosa para encontrarlo, pero esto solo desencadenó una discusión entre ambos, con Stark desmayándose debto al estrés y recibió un sedante para descansar el resto del día.

A pesar de esto, el equipo, con la ayuda de Nebula y Rocket Raccoon, rastrearon a Thanos en Titán II, donde se detectó una onda de energía similar a la que Thanos produjo cuando hizo el Chasquido. Como los Vengadores planeaban quitarle las Gemas del Infinito a Thanos para revivir a las víctimas de su genocidio, Thor vio la oportunidad para redimirse y estaba dispuesto a acompañarlos. Como Danvers declaró que esta vez iban a ganar porque contaban con su ayuda, Thor se acercó a Danvers e invocó el Rompetormentas delante suyo en un intento por ver su reacción, no antes de mencionar que le agradaba la actitud guerrera de Danvers, mientras ella le sonreía.[7]

Emboscada a Thanos

"¿Pero qué hiciste?"
"Apunté a su cabeza."
Rocket Raccoon y Thor[fnt.]

Los Vengadores, conformados por Thor, Steven Rogers, Natalia Romanoff, Carol Danvers, Bruce Banner, James Rhodes, Rocket Raccoon y Nebula, se subieron a bordo de la Benatar con el propósito de emboscar a Thanos. Ellos llegaron a través de un salto en el espacio a Titán II, con Danvers saliendo para inspeccionar el planeta, solo para volver afirmando que no encontró satélites ni naves ni fuerzas hostiles que defiendan la posición de Thanos.

Sabiendo esto, el equipo comenzó a emboscar al Titán Loco, con Danvers rapidamente irrumpiendo en su casa, haciéndole una llave en la cabeza. Luego, Banner, en la Hulkbuster, se unió rápidamente a ella, agarrándole el Guantelete del Infinito, con Rhodes sosteniendo el brazo derecho de Thanos. Thor llegó y le cortó la mano izquierda a Thanos con el Rompetormentas, liberando el Guantelete y causándole un gran dolor al Titán. Rogers, Romanoff, Rocket y Nebula entraron a la cabaña, y se sorprendieron todos cuando vieron que las Gemas ya no estaban en el Guantelete.

En medio del interrogatorio, Thanos reveló que había destruido las Gemas para que el Chasquido fuera irreversible, afirmando que estas no tenían otro propósito para él "más allá de la tentación". A pesar de sus declaraciones, Rhodes pensó que les estaba engañando y le sugirió al equipo buscarlas en todo el planeta, pero Nebula declaró que a pesar de los defectos de Thanos, él jamás mentiría. Esto provocó que Thor se llene de ira, levantó el Rompetormentas y le cortó la cabeza a Thanos mientras este último se disculpaba con Nebula por haber sido muy duro con ella antes. Sorprendido por el acto, Rocket le preguntó qué había hecho, a lo que Thor le respondió que simplemente apuntó el arma a su cabeza, y abandonó el lugar para abordar el Benatar.[7]

Fundando Nuevo Asgard

De regreso a la Tierra, Thor se trasladó a Tønsberg, Noruega, donde recibió a los Asgardianos dirigidos por Brunnhilde que habían escapado del Ataque a la Estadista. Los Asgardianos renombraron el pueblo como Nuevo Asgard, y dejaron atrás sus días de lucha para comenzar a vivir como simples pescadores, mientras que Thor todavía se sentía abrumado por la culpa de haber permitido que Thanos mate a millones de seres vivos, por lo que les prohibió a todos decir el nombre de Thanos. No sabiendo como compensar sus errores del pasado y, sumado a la muete de su familia y amigos, Thor tampoco se sentía a la misma altura que Odín, quien había sido capaz de proteger los Nueve Mundos durante siglos.

Él vivió en una pequeña casa con Korg y Miek, quienes se convirtieron en sus nuevos mejores amigos para gastar su tiempo consumiendo comida chatarra o jugando videojuegos. Pronto, Thor se convirtió en un rey amargado, ermitaño y despreocupado por su gente, cayendo profundamente en el alcoholismo, por lo que los Asgardianos debían reunir cerveza para él en ocasiones. Brunnhilde no aprobó su método, ya que sentía que Thor estaba pasando por la misma situación que ella cuando Hela asesinó a las Valquirias, pero Thor la ignoró. El nuevo estilo de vida poco saludable de Thor también le costó la mayor parte de su fuerza, dejándolo con sobrepeso y volviéndose considerablemente más débil que antes.[7]

Juego final

Volviendo con los Vengadores

"¿Por qué no les preguntas a los Asgardianos de allí de cuánto les sirvió mi ayuda?... o a los que quedan todavía."
"Quizás los podamos recuperar."
"Ya cállate. Ya basta, ¿ok? yo sé que crees que me estoy ahogando en mi autocompasión, esperando a que me rescaten, me salven, pero estoy bien."
―Thor y Bruce Banner[fnt.]

Cinco años después, los tres amigos fueron visitados por Bruce Banner y Rocket Raccoon. Thor en un principio los confundió con unos técnicos que venían a arreglar el cable de su televisor, hasta que se dio cuenta de quiénes eran y les dio la bienvenida, presentándoles a Korg y Miek. Korg los invitó a unírseles a jugar, pero pronto se molestó cuando el jugador NoobMaster69 comenzó a insultarlo e informó a Thor de esto, quien rápidamente tomó sus auriculares y amenazó a NoobMaster69 con abandonar la partida o iría hasta su casa para torturarlo. Korg le agradeció a Thor por su ayuda y continuó jugando tranquilo.

Thor les invitó cerveza a Banner y Rocket, pero ninguno aceptó y le revelaron que habían venido para que se reúna con los Vengadores, ya que encontraron una manera segura de viajar al pasado para reunir las Gemas del Infinito y revertir el Chasquido de Thanos. Al oír ese nombre, Thor les advirtió no volver a repetirlo, haciendo que Banner piense que le tenía miedo, cosa que Thor negó y le recordó que fue él quien lo mató con el Rompetormentas, siendo apoyado por Korg. Todavía atormentado por la Guerra del Infinito, Thor no aceptó ayudarles, pero Rocket lo convenció cuando le prometió darle cerveza si abordaba el Benatar con ambos.[7]

Localizando las Gemas del Infinito

"Jane fue un gran amor que tuve. Ella metió la mano dentro de una roca una vez y entonces el Éter se introdujo en ella, y se puso muy enferma, así que tuve que llevarla a Asgard, que es de donde vengo y ahí tratamos de curarla. Yo salía en ese tiempo con ella y la lleve a que conociera a mi madre, que murió. De hecho, Jane y yo ni siquiera estamos juntos. Y a veces pasan estas cosas, nada es para siempre, lo único que-"
"Sí, ya ve a sentarte."
―Thor y Anthony Stark[fnt.]

Una vez que llegó al Centro de los Nuevos Vengadores, Thor abrió una lata de cerveza y empezó a beber, mientras Anthony Stark se burlaba de él llamándolo "Lebowski" a medida que trabajaba con Rocket Raccoon para terminar de construir el túnel cuántico. Scott Lang iba a ser la prueba de viaje en el tiempo, pero él se negó y fue reemplazado por Clinton Barton. Este último se posicionó encima de la máquina y luego entró al Reino Cuántico. Unos segundos después, él fue enviado de vuelta a las instalaciones, y Barton le mostró a todos un guante de béisbol que recuperó en su viaje, revelándoles que tuvo éxito.

Con el túnel cuántico terminado, el equipo comenzó a discutir la historia de las Gemas del Infinito. Ellos comenzaron con la Gema de la Realidad, del cual les habló Thor, pero después lo apartaron debido que este no tenía el control de sus emociones al recordar su ruptura con Jane Foster y la muerte de su madre, Frigga. Luego, mientras comían en grupo, pasaron a hablar sobre el Orbe, que Rocket Raccoon les explicó como Peter Quill lo había conseguido robándolo de Morag.

Los Vengadores se dividieron en tres equipos: Steven Rogers, Anthony Stark, Scott Lang y Bruce Banner partirían a la ciudad de Nueva York del año 2012 por las Gemas del Espacio, Mente y Tiempo durante la Batalla de Nueva York; Thor y Rocket Raccoon partirían a Asgard del año 2013 para obtener la Gema de la Realidad antes del Saqueo de Asgard; y Nebula, James Rhodes, Clinton Barton y Natalia Romanoff partirían al año 2014, con los dos primeros yendo por la Gema del Poder a Morag antes de la Batalla de Morag y los dos últimos por la Gema del Alma en Vormir. Ellos tenían suficientes Partículas Pym para enviarlos al pasado y regresarlos al presente una sola vez.[7]

Robo de la Gema de la Realidad

"Se supone que no debo ser como los demás."
"Todos fracasan en lo que se supone que deben ser, Thor. La grandeza de una persona o de un héroe se mide por qué tan lejos tan lejos llega siendo quién es."
―Thor y Frigga[fnt.]

Los Vengadores se pusieron el Traje tecnológico avanzado y se dirigieron a la plataforma de la máquina, donde Steven Rogers les dio un sermón sobre lo sucedido hace cinco años y que esta era su oportunidad de cambiarlo todo. Todos fueron transportados al Reino Cuántico, donde cada equipo viajó al año asignado. Thor y Rocket Raccoon llegaron a Asgard de 2013, y pasaron a través de las Mazmorras Asgardianas, donde estaba encerrado Loki en aquel entonces. El dúo llegó al Palacio de Asgard, donde vieron a Jane Foster siendo escoltada por una doncella a una de las cámaras para descansar.

Estando escondidos, Rocket repasó el plan con Thor; este último iba a distraer a Foster mientras que Rocket la tomaba por sorpresa con un dispositivo para extraer el Éter de su cuerpo. Sin embargo, Thor cambió de tema e intentó robar más vino de las bodegas de Odín. Perturbado al oírlo decir esto, Rocket intentó convencerlo de que ya había bebido demasiado, pero Thor lo ignoró y se dirigió al sótano. Repentinamente, él vio a lo lejos a su madre Frigga y tuvo un ataque de pánico, ya que ese mismo día iba a morir a manos de Algrim. Cuando Frigga y sus doncellas salieron del salón, Rocket le dio una bofetada para hacerlo entrar en razón, no obstante, Thor seguía sin superar su pasado y se escapó, dejando que Rocket se ocupe de extraer el Éter de Foster sólo.

Mientras deambulaba por el Palacio de Asgard espisando a Frigga, Thor se encontró con su madre, quien notó que su apariencia era diferente a como lo vio antes y dedujo que venía del futuro. Thor inmediatamente lo negó, pero después afirmó que sí lo era y los dos se abrazaron. En una de sus habitaciones, Thor le informó a Frigga sobre su fracaso para detener a Thanos en su línea de tiempo y cómo lo había asesinado demasiado tarde, a lo que Frigga le aseguró que no era un idiota, sino un fracaso. Ella le dio algunos consejos, afirmándole que todos siempre fallaban en cumplir con las expectativas alguna vez. Antes de que Rocket lo alcance tras haber extraído el Éter de Foster, Thor trató de advertirle a Frigga sobre su muerte inminente, pero ella no quería saberlo. Cuando Rocket los alcanzó, Thor invocó el Mjolnir y se deleitó al ver como su martillo llegaba a su mano, demostrando que pese a todos sus errores, seguía siendo digno. Acto seguido, él y Rocket regresaron al 2023.[7]

Blip

"Déjame hacer esto, déjame hacer lo correcto, déjame ayudar."
"Thor, no es solo porque el guante canaliza bastante energía para alumbrar un continente, sino porque no estás en condiciones."
―Thor y Anthony Stark[fnt.]

De vuelta al presente, Stark se reunió con los Vengadores en el Centro de los Nuevos Vengadores, pero cuando notaron la ausencia de Natalia Romanoff, un entristecido Clinton Barton les contó que ella se había sacrificado para obtener la Gema del Alma en Vormir. El equipo salió afuera para recordarla, sin embargo, Thor creyó que Romanoff podía ser resucitada junto con los demás, a lo que Barton aclaró que no había manera de deshacerlo. Como no estaban dispuestos a permitir que el sacrificio de su amiga fuera en vano, los Vengadores crearon el Nano Guantelete, donde colocaron las Gemas. Al discutir quién iba a tronar los dedos para revertir el Chasquido, Thor se ofreció como voluntario, pero el equipo se negó, ya que consideraban que Thor no estaba en buenas condiciones y, en su lugar, permitieron que Bruce Banner lo haga.

Cada Vengador buscó la manera de protegerse de lo que estaba a punto de suceder, con Thor manteniéndose alejado mientras cubría a Rocket Raccoon para protegerlo. Aunque Banner se sintió abrumado por el poder de las Gemas, logró chasquear los dedos, revirtiendo el Chasquido, para gran impresión de Thor. Como Banner estaba gravemente adolorido por la energía cósmica que corrió alrededor de su brazo derecho, Thor vio como Stark usaba sus nanobots para curarlo. Sin embargo, pronto el Centro de los Nuevos Vengadores fue destruido por el Santuario II de Thanos, quien había venido de una línea de tiempo alternativa en un intento por eliminar a los Vengadores debido a sus actos.[7]

Ataque al Centro de los Nuevos Vengadores

"Oigan, ¿es una trampa, verdad?"
"Sí, y ya me da igual."
"Ok, mientras todos estemos de acuerdo, está bien. Hay que matarlo como se debe."
―Thor y Anthony Stark[fnt.]

Thor salió de los escombros de las instalaciones, junto con Anthony Stark y Steven Rogers. Allí, ellos vieron a la versión alterna de Thanos esperando a distancia a que sus subordinados le traigan el Nano Guantelete. Aprovechando que el Titán Loco estaba sólo, Thor invocó tanto el Mjolnir como el Rompetormentas al igual que su armadura, se acercaron a él para confrontarlo junto con Rogers y Stark.

Allí, Thanos les aseguró que siempre creyó que al eliminar a la mitad de toda la vida en el universo, la mitad sobreviviente lograría prosperar sin caer en la sobrepoblación. No obstante, ahora sabía que había cometido un gran error, ya que los sobrevivientes en lugar de prosperar, no fueron capaces de olvidar lo sucedido. Así, Thanos les anunció que utilizando la Gemas, destruiría el universo entero y crearía uno nuevo, el cual estaría repleto de vida y viviría agradecido de él por haberle entregado una vida en abundancia sin saber nunca el costo que se tuvo que pagar.

Acto seguido, Thor, Rogers y Stark atacaron a Thanos, pero este último demostró ser lo suficientemente fuerte incluso cuando tenía que defenderse de los tres utilizando su Espada de Doble Filo con precisión.Pronto, Stark le pidió a Thor cargar su armadura lanzándole rayos a través del Mjolnir y el Rompetormentas, lo cual hizo y como resultado Stark liberó múltiples rayos repulsores contra Thanos, del cual este se defendió con su espada haciéndola girar en círculos. El Titán Loco se acercó a Stark, y lo levantó, hasta que recibió un golpe del Mjolnir lanzado por Thor, que a su vez dejó inconsciente a Stark. Asimismo, Thanos trató de asesinar a Thor forzando el Rompetormentas para matarlo. Sin embargo, a sus espaldas, Rogers empuñó el Mjolnir y lo lanzó contra Thanos, desviando su atención. Al ver esto, Thor comentó que siempre supo que Rogers era digno de usar el Mjolnir, antes de ser pateado y dejado fuera de combate por Thanos.[7]

Batalla de la Tierra

"No, no, no, dámela. Tú usa el pequeño."
―Thor a Steven Rogers[fnt.]

Thor se recuperó cuando se abrieron portales alrededor del territorio, de los cuales salieron los demás Vengadores, los Guardianes de la Galaxia, los Maestros de las Artes Místicas, los Devastadores, las tribus de Wakanda y los Asgardianos, quienes estaban siendo dirigidos por Brunnhilde, para enfrentar al ejército de Thanos. A medida que se levantaba, Thor invocó el Rompetormentas y, cuando Steven Rogers dio la señal para pelear, Thor corrió al lado de sus aliados para enfrentar a los enemigos.

Rápidamente, Thor golpeó el Rompetormentas contra el suelo, derribando a varios soldados. Después, él se unió a Steven Rogers para enfrentar a algunas tropas, con Thor lanzando el Rompetormentas contra una pequeña unidad de élite. No obstante, como Thor ya no tenía armas, usó brevemente sus poderes de trueno con sus manos para derribar a un soldado que le acercó e invocó el Mjolnir para derribar a otro alienígena. Asimismo, Rogers se libró de enemigos e invocó accidentalmente el Rompetormentas; esto molestó a Thor, quien le exigió devolverle el Rompetormentas y, en su lugar, le devolvió el Mjolnir a Rogers, antes de separarse.

Más adelante, Thanos destruyó la Van de Luis para evitar que los Vengadores devuelvan las Gemas del Infinito a sus líneas de tiempo correspondientes, y cuando tenía cerca suyo el Nano Guantelete, Thor bloqueó su paso usando tanto el Mjolnir como el Rompetormentas, mientras Rogers se lanzaba encima de Thanos con el propósito de ayudar a somteterlo, pero este último aplicó su fuerza bruta para deshacerse del dúo y ponerse el Nano Guantelete.

No obstante, Anthony Stark le arrebató las Gemas del Infinito y realizó un chasquido con su poder para destruir a Thanos y su ejército, quedando malherido a causa de la energía cósmica que esta liberó alrededor de su cuerpo. Thor y Rogers observaron tristemente a Stark despedirse de su esposa, Virginia Potts, mientras Peter Parker y James Rhodes lloraban cerca.[7] Tras esto, muchos héroes se reunieron rodeando a Stark y, por respeto, Clinton Barton se arrodilló ante él mientras sufría su pérdida. Esto fue seguido por los demás, incluido Thor, para honrar a Stark.[17]

Funeral de Anthony Stark

Thor asistió al funeral de Anthony Stark, reconociendo su heroico sacrificio para asegurar la supervivencia del universo entero.[7]

Uniéndose a los Guardianes de la Galaxia

"Thor, tu pueblo necesita un rey."
"Ya tienen a una reina, ¿no?"
"Que gracioso... ¿hablas en serio?"
"Es tiempo de volverme quien soy en vez de quien se supone que debo ser. Pero tú eres una líder. Eso es lo que eres."
"Haría muchos cambios en este lugar."
"Cuento con eso, majestad."
Brunnhilde y Thor[fnt.]

Cuando los Asgardianos regresaron a Nuevo Asgard, Thor vio su pueblo a distancia y se reunió con Brunnhilde. Ella dedujo que Thor planeaba abandonar la Tierra e intentó convencerlo de quedarse, pero él le dijo que los Asgardianos ya tenían a un nuevo rey. Brunnhilde se burló pensando que estaba bromeando, sin embargo, Thor le aseguró que estaba diciendo la verdad, ya que la consideraba una mejor líder, y él quería ser la persona que era y no lo que se supone que debería ser. Después de nombrar a Brunnhilde como Rey de Nuevo Asgard, Thor se despidió, antes de ser llamado por Rocket Raccoon para reunirse con el resto de los Guardianes de la Galaxia en el Benatar.

Una vez a bordo en el Benatar, Thor colocó su mochila encima de la mesa, se reunió con Peter Quill y renombró al equipo como los "Asgardianos de la Galaxia", cosa que molestó a Quill, quien le aclaró que él seguía siendo capitán de los Guardianes. Thor, sin embargo, lo ignoró y empezó a tocar el mapa, haciendo que Quill se sienda frustrado por su conducta. Drax comentó que los dos debían combatir por el honor del liderazgo, con Nebula, Groot, Mantis y Rocket Raccoon apoyando la idea. No obstante, Thor y Quill se negaron a luchar, aclarando que ya tenían un líder, por lo que no era necesario luchar. Como Quill asumió que él seguía siendo capitán del equipo, Thor comentó sarcásticamente que sí, mientras lo miraba de forma amenazante.[7]

Aproximadamente ocho meses después de la Batalla de la Tierra, "Nicholas Fury" quiso contactar a Thor para neutralizar las recientes amenazas por parte de unos seres conocidos como los Elementales, pero como él estaba ausente en el espacio exterior, "Fury" se vio obligado a ir en busca de Peter Parker.[18]

Poderes y habilidades

Poderes

  • Fisiología Asgardiana: Como el hijo de Odín, Thor posee una serie de atributos sobrehumanos comunes entre los Asgardianos. Sin embargo, algunos son considerablemente más desarrollados que los de la gran mayoría de su raza. Thor es uno de los seres más poderosos de los Nueve Mundos en la actualidad, incluso superando a Odín. Él ha vencido a Gigantes de Hielo, Elfos Oscuros, Demonios de Fuego, Centinelas de Ultrón, Chitauri, Outriders y muchos ejércitos más. Thor es un dios y guerrero nórdico, capacitado y experto en las artes de batalla, y él las ha estado practicando durante miles de años. Thor por lo general se muestra confiando únicamente en su capacidad de combate superior. En la Tierra, Thor retiene en gran medida su poder a menos de que luche contra alguien con la misma resistencia y durabilidad.
    • Fuerza sobrehumana: Thor es físicamente el más fuerte de Asgard, poseyendo una gran fuerza sobrehumana, de la cual sus límites por ahora son desconocidos. Fácilmente volteó una mesa ceremonial llena de platos de comida, que pesaba por lo menos varios cientos de libras. Él mandó a un Gigante de Hielo a varios metros al cielo y venció a otros de su especie de un solo golpe al mismo tiempo. Él fue capaz de luchar contra hordas de soldados Chitauri a pie en la ciudad Nueva York. También sin su martillo brevemente le pudo dar batalla a Hulk y se las arregló para estar cerca de vencerlo en Sakaar.
    • Resistencia sobrehumana: La musculatura avanzada de Thor es considerablemente más eficiente que el de los humanos y otros Asgardianos. Como resultado, sus músculos no producen prácticamente toxinas de fatiga durante la actividad física en comparación con la de los humanos y la mayoría de los demás miembros de su raza. Su resistencia casi inagotable le permite esforzarse en su máxima capacidad durante un periodo indefinido de tiempo sin cansarse en absoluto. Thor incluso fue capaz de soportar el poder de una estrella cuando llegó a Nidavellir, aguantando el dolor durante mucho tiempo para que Eitri forje el Rompetormentas.
    • Tejido denso sobrehumano: La piel, músculos y los tejidos óseos de Thor tienen varias veces la densidad del mismo tejido que el cuerpo de un ser humano, contribuyendo a su peso sobrehumano. A toda potencia él es invulnerable a las poderosas explosiones de energía, impactos pesados, caídas desde grandes alturas y varias otras fuerzas de oposición. Incluso cuando fue despojado de sus poderes, todavía era increíblemente resistente debido a su cuerpo denso.
    • Semi-invulnerabilidad: Cuando está a toda potencia y armado con el Mjolnir, Thor posee casi la invulnerabilidad e inmunidad a dolencias humanas tales como enfermedades, toxinas, venenos, sustancias corrosivas, incendios, asfixia, plomo y radiación. Él sobrevivió a un rayo directo del Gungnir alejándolo de la Cámara de Odín, cayendo varios cientos de metros hacia el suelo sin mostrar ningún daño. Él fue golpeado en la cara por Loki blandiendo el Gungnir y mostró enojo y molestia solamente como resultado.
    • Velocidad sobrehumana: Thor puede moverse a velocidades extremas. Thor pudo volar al otro lado del desierto de Nuevo México en cuestión de segundos. También puede girar el Mjolnir a grandes velocidades. Él fue capaz de hacerle frente a Hulk a través de un muro del Helicarrier pareciendo un borrón. Durante la revancha de ambos en Sakaar, Thor aprovechó su velocidad para usarla contra Hulk y consiguió darle varios golpes.
    • Agilidad sobrehumana: La agilidad, equilibrio y coordinación corporal de Thor lo convierten en un gran guerrero listo para la batalla. Él fue capaz de esquivar el ala de un jet de combate que Hulk le lanzó mientras peleaban en el hangar.
    • Factor de curación regenerativo: A pesar de su asombrosa resistencia a una lesión, es posible lesionar a Thor. Después de ser aparentemente asesinado por el Destructor y demostrar que era digno del Mjolnir, Thor recuperó todo su poder e inmediatamente se curó en cuestión de segundos. Después de ser apuñalado en el estómago por el Gungnir de Loki en el Puente Bifrost, Thor provoca un rayo con el Mjolnir derribando a Loki y poniéndose de pie completamente curado. Él fue apuñalado por uno de los cuchillos lanzadores de Loki, pero esto no hizo más que distraerlo y molestarlo. Más tarde, Thor sobrevivió a toda la fuerza de una estrella de Nidavellir reencendida, aunque dejó su cuerpo carbonizado y cerca de la muerte, sin embargo, Thor se curó por completo después de recibir el Rompetormentas y se recuperó.
    • Longevidad: Thor, como todos los demás Asgardianos, no es verdaderamente inmortal, ya que es posible matar a un ser Asgardiano y a otros en los Nueve Mundos. Es más exacto que son seres con una vida extremadamente larga. Los años de Thor van a un ritmo mucho más lento que un ser humano, ya que tiene por lo menos 1.000 años. La vida extendida de los mortales son comparables a nada más que un abrir y cerrar de ojos. Él es el ser que fue adorado como el Dios Nórdico del Trueno por los mortales de Midgard hace cientos de años.
  • Manipulación elemental: Aunque la fisiología Asgardiana de Thor supera con creces las habilidades de un ser humano atlético normal, cuando fue despojado de su poder, sus habilidades divinas disminuyeron tanto que terminó inconsciente ocasionalmente. Cuando fue encontrado digno de empuñar el Mjolnir nuevamente, Thor recuperó su fisiología divina y, por lo tanto, podía enfrentarse a seres extremadamente poderosos como el Destructor. Por lo tanto, el martillo mejora la fisiología de Thor, el "Dios del Trueno". Más tarde se reveló que el Mjolnir nunca fue la fuente del poder de Thor, sino una herramienta para ayudarlo a enfocar su poder hasta que fuera capaz de dominar y ejercer sus poderes libremente, lo que finalmente haría después de que Odín le hiciera comprender que los poderes por los que canalizaba su martillo era el suyo. Como resultado, Thor ahora puede utilizar sus habilidades sobrenaturales innatas sin la ayuda del Mjolnir. Estas habilidades incluyen:
    • Manipulación del clima: Thor nació con el poder de controlar las tormentas climáticas, siendo la razón por la que se le llama el "Dios del Trueno". Incluso antes de que Thor liberara sus poderes, todavía mostraba un nivel de control sobre el clima, capaz de manipular partes de él, aunque su enfoque siempre parecía estar en otra parte, así que cada vez que ocurrían eventos de él mostrando su poder, su mente estaba en otra parte. Él comenzó a despertar todo el potencial de sus habilidades durante su encuentro con Hela, y ahora puede generar grandes nubes de tormenta y crear truenos.
    • Manipulación de la electricidad: Thor nació con la capacidad de generar, controlar y proyectar energía eléctrica, con lo que se le apodó el "Dios del Trueno". Incluso aunque no pudo aprovecharlo personalmente y necesitaba que el Mjolnir concentrara sus poderes sobre la electricidad, el poder eléctrico de Thor ya era lo suficientemente fuerte como para ennegrecer a un Malekith mejorado con el Éter y ejércitos como los Chitauri. Tras la muerte de Odín y la destrucción del Mjolnir, Thor finalmente liberó por completo sus poderes eléctricos y los rayos hasta el punto en que podía generar grandes cantidades de energía eléctrica de su propio cuerpo y convocarlos desde el cielo. Su nueva capacidad le permitió hacerle frente a Hulk en la Contienda de Campeones y después a Hela. Empuñando el Rompetormentas, los poderes de Thor aumentaron enormemente hasta el punto de que fue capaz de acabar con hordas masivas de Outriders e hizo retroceder a Thanos a una distancia considerable, y lo habría matado si hubiera apuntado su arma a la cabeza.
    • Vuelo: Una de las nuevas habilidades que descubrió Thor después de perder el Mjolnir fue cómo levitar, deslizarse y volar por el aire a gran velocidad sin ayuda externa. Él fue capaz de lanzarse al aire desde el palacio asgardiano hasta el medio del Puente Arcoíris en unos momentos. Durante la Batalla de Wakanda, Thor voló fácilmente mientras usaba el Rompetormentas para destruir las naves de los Outriders y más tarde mientras atacaba a Thanos.
    • Teletransportación: Después de que Thor obtuvo su nueva arma devastadora, el Rompetormentas, pudo teletransportarse a voluntad, debido a la capacidad que este tiene de manipular el Puente Bifrost. Como resultado, Thor se teletransportó instantáneamente, junto con Rocket Raccoon y Groot a Wakanda, para ayudar a sus aliados en la batalla contra Thanos y la Orden Oscura.

Anteriores poderes

  • Habilidades a través del Mjolnir: Debido a los encantamientos colocados en el martillo místico, a Thor se le otorgó la capacidad de enfocar sus habilidades místicas innatas y aprovecharlas. Este le permitió aprovechar fácilmente su dominio elemental sobre el clima y junto con el descubrimiento de sus poderes que se originaron de sí mismo en lugar de su arma, Thor conservó las habilidades que tenía con y sin el Mjolnir una vez que obtuvo el Rompetormentas, que también los amplificó hasta cierto punto.
    • Manipulación del clima: El manejo del Mjolnir ayudó a refinar los poderes de Thor para darle la capacidad de controlar los elementos básicos de una tormenta. Él podía controlar los elementos y crear gigantescas tormentas eléctricas furiosas con truenos, rayos, vientos huracanados, tornados, maremotos, terremotos y lluvias torrenciales, al mismo tiempo. Con la ayuda del Mjolnir, Thor podía convocar un tornado aislado de clase 5 mientras luchaba contra el Destructor, así como un rayo lo suficientemente fuerte como para destruir una gran parte del paisaje en Jotunheim. Los mitos y leyendas nórdicas lo consideraban el Dios del Trueno debido a la influencia del martillo sobre el clima. Después de descubrir que el Mjolnir servía solo para enfocar su poder y nunca fue el origen de estos, Thor pudo convocar truenos y relámpagos tanto desde el cielo como desde su propio cuerpo. Con el uso del Rompetormentas, las habilidades que Thor tenía con su martillo fueron restauradas y mejoradas.
    • Manipulación de la electricidad: El arma principal de Thor mientras usaba el Mjolnir era la capacidad de invocar un rayo desde el horizonte circundante. Además de poder canalizar la electricidad por su cuenta, el Mjolnir podía atraer la electricidad ambiental de la atmósfera circundante y redirigirla hacia un objetivo determinado, como cuando convocó electricidad desde el interior de la Torre de los Vengadores y la utilizó para dar vida a la Visión. Mientras estaba en Jotunheim, Thor convocó un enorme rayo, lo suficientemente fuerte como para destruir una gran parte del paisaje. Durante la Batalla de Nueva York, Thor canalizó un tremendo rayo, que dirigió al portal de los Chitauri para disuadir a una parte de los refuerzos enemigos, logrando derribar a dos masivos Leviatanes y numerosos alienígenas Chitauri con la explosión. Durante la Batalla de Sokovia, Thor convocó un poder tan grande que le ayudó a destruir la capital de Soovia. Después de pasar por las visiones de Odín y el descubrimiento de que el Mjolnir no era en sí la fuente de sus poderes, llegó a ser capaz de convocar truenos y rayos sin ella e incluso generar energía eléctrica de su propio cuerpo. El poder de Thor sobre la energía eléctrica se vio enormemente incrementado por el uso del Rompetormentas, que restauró y mejoró las habilidades que poseía con el Mjolnir.
  • Invocación de arma: El Mjolnir obedecía la convocación de Thor como si fuera impulsado por una forma de inteligencia. Este se dirigió hacia Thor cuando estaba en un cráter a millas de distancia, llegando en segundos. El Mjolnir volvía con Thor cada vez que él lo arrojaba a un oponente. El arma más reciente de Thor, el Rompetormentas, retiene la habilidad del Mjolnir para ser convocada y controlada telekínicamente por el usuario.
  • Generación de armaduras: Al invocar un rayo al cielo con el Mjolnir, la ropa de Thor se transforma en su armadura de combate. El martillo también fue capaz de transformar la ropa de Thor en la que utilizaban los humanos, mientras que podría aparentar ser un paraguas. Con el uso del Rompetormentas, Thor es capaz de transformar su ropa en armadura de combate una vez más.
  • Resurrección: El Mjolnir poseía la capacidad de revivir a las personas a partir de la muerte y restaurarlas a una salud óptima, como cuando resucitó a Thor cuando falleció debido a que el Destructor lo había herido mientras era mortal. Esta habilidad pasó después al Rompetormentas, que le permitió recuperarse por completo de sus lesiones casi fatales.

Habilidades

  • Maestro combatiente: Thor es el guerrero más poderoso en Asgard. Él es un guerrero magníficamente experto en las artes de la guerra y varias otras técnicas de lucha por sus maestros en Asgard. Él es un tirador maestro, y tiene conocimientos en todas las áreas de combate, incluyendo cuerpo a cuerpo, y es un maestro en el manejo de las armas que estaban disponibles en Asgard, incluyendo lanzas y espadas. Él es conocido por ser muy astuto e intuitivo en las batallas y guerras.
  • Maestro combatiente con martillo: Thor es excepcionalmente hábil en el uso de su martillo de guerra Mjolnir, y también es extremadamente hábil en el lanzamiento del mismo. Le permitió bloquear ataques y venció oponentes poderosos con él como Loki, Malekith y Surtur. Las habilidades de combate con el martillo de Thor también son altamente adaptables, como lo demostró cuando usó un martillo de Sakaar mucho más voluminoso para luchar contra Hulk en la Contienda de Campeones debido a que su martillo fue destruido y pudo dominar a Hulk y romper su hacha. Thor también fue capaz de usar el Rompetormentas con una devastadora cantidad de eficiencia durante la Batalla de Wakanda, derrotando sin esfuerzo a muchos Outriders e incluso logrando dar un golpe poderoso a Thanos, hiriéndolo gravemente.
  • Maestro táctico: Por miles de años, él ha conducido a Sif y a los Tres Guerreros a la batalla contra las fuerzas enemigas con un gran liderazgo, estrategias y tácticas, así como a todos los Nueve Mundos de Asgard, incluyendo los olvidados.
  • Dominio de la espada: Thor es muy hábil en el manejo de la espada, con él escogiendo un par de hojas de todas las armas disponibles para la Contienda de Campeones y logrando bloquear varios ataques de Hulk con ellas, aunque las espadas se rompieron en el proceso. Más tarde, Thor utilizó otro par de cuchillas contra Hela en su segunda batalla y pudo mantenerse momentáneamente peleando contra ella, aunque Thor fue desarmado rápidamente.
  • Multilingüismo: Thor está bien versado en las lenguas nativas de varias especies exóticas, incluida la de Groot.

Equipamiento

Uniformes

Póster de Thor - T

Póster de Thor - TA

Thor póster sin texto - TTDW

Thor Ragnarok - Póster sin texto

Avengers Endgame - Póster sin texto Thor

  • Primera armadura: Tenía una túnica azul, ribetes rojos y pantalones negros. Sobre la camisa azul llevaba un chaleco negro diseñado con placas de plata. Él llevaba una capa roja brillante que se conectaba a los hombros de su chaleco. Sus brazos estaban cubiertos con cota de malla y llevaba botas negras detalladas hasta la rodilla.
  • Segunda armadura: Lo utilizó al conocer a los Vengadores. No tenía mangas y contaba con un top negro diseñado con las placas de plata. Tenía un pantalón azul y botas negras. Tenía pulseras rojas cubiertas con brazaletes plateados. También tenía una capa roja brillante. Durante la estancia de Thor en el Helicarrier, se quitó partes de su armadura, como su capa, los brazales y parte de sus placas de plata. Mientras se dirigía a la Batalla de Nueva York, se volvió a poner la capa y las partes más pesadas de su armadura, incluso añadió la cota de malla como en el primer conjunto.
  • Tercera armadura: Era un chaleco negro con placas doradas y detalles en azul, sobre una camisa de cota de malla. El chaleco siguió de un taparrabos que colgaba sobre la malla y los pantalones de cuero. Las mangas llegaban hasta los brazaletes de aspecto similar al chaleco con una parte inferior roja. Llevaba botas marrones hasta la rodilla con ribetes dorados. También contaba con una capa roja brillante que se adjuntó al chaleco por dos discos de oro. Durante su estadía en Sakaar, Thor complementó el tercer conjunto, entonces dañado, con piezas de armadura recuperadas de la armería Sakaariana, principalmente con un parche verde azulado en su hombro izquierdo y un brazalete de color similar en su espinilla derecha.
  • Cuarta armadura: Thor se lo colocó después de la Destrucción de Asgard y antes del ataque de Thanos. Estaba compuesto por un chaleco negro con placas de plata, pantalones azul marino y guantes cortos de cuero con tiras. Después de obtener el Rompetormentas, Thor recuperó su capa roja y la cota de malla para su revancha con Thanos.
  • Traje tecnológico avanzado: Este traje fue diseñado para viajar en el tiempo a través del Reino Cuántico de forma segura. Es un atuendo blanco, rojo y negro que se materializa alrededor de la ropa normal del usuario cuando se requiere un viaje en el tiempo y desaparece cuando ya no está en uso. Tiene adaptabilidad de cambio de tamaño hasta niveles subatómicos y un dispositivo en la muñeca que le permite desplazarse a través del tiempo y el espacio.

Armas

  • Mjolnir: A Thor se le ha confiado el poderoso martillo Mjolnir, que se forjó en el corazón de una estrella moribunda. El martillo místico de Thor tenía varios poderes de base elemental. El mismo Odín declaró que el poder del Mjolnir no tenía igual. En sí mismo era extremadamente duradero y, combinado con los diversos encantamientos que Odin le otorgó, fue, para todos los efectos, indestructible. No obstante, Hela lo destruyó más adelante, provocando que Thor empiece a luchar contra sus adversarios sin él.
  • Martillo de Guerra Sakaariano: Es el arma de Hulk, sin embargo, durante el duelo entre ambos en Sakaar, Thor consiguió quitarle el arma y le golpeó con ella. Más adelante soltó el arma cuando Hulk comenzó a volver a dominarlo.
  • Gungnir: Fue una poderosa lanza mágica utilizada por los gobernantes de Asgard y sirvió como un símbolo de poder Asgardiano, utilizado prominentemente por el Rey Odín, y su padre Bor antes que él. Cuando Hela ocupó el trono de Asgard, Thor tomó la lanza en el Palacio Asgardiano y la usó brevemente en un duelo antes de dejarla caer cuando Hela logró dominarlo durante su lucha.
  • Rompetormentas: Es capaz de enfocar y afinar los poderes de Thor, actuando como un conducto. El arma, debido a que está hecha de Uru, es casi indestructible y capaz de soportar explosiones de energía creadas por las Gemas del Infinito, incluso hiriendo a Thanos. El Rompetormentas puede convocar el Puente Bifrost, incluso después de la aparente destrucción del mismo. El arma, al igual que el Mjolnir, vuelve a las manos de Thor cuando la lanza para golpear a sus enemigos.

Otro equipamiento

  • Casco plegable: Fue el casco que utilizó Thor como gladiador en Sakaar. Lo perdió durante su ballata con Hulk.
  • Prótesis de ojo: en su camino a Nidavellir, Rocket le entregó a Thor un ojo cibernético para reemplazar el que perdió durante su batalla con Hela, restaurando su vista perdida.

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Thor

En orden cronológico:

Detrás de escenas

  • Thor en el Universo Cinematográfico de Marvel es la segunda representación en vivo del personaje, después de la versión retratada por Eric Allan Kramer.
  • El nombre de Chris Hemsworth fue desacreditado en Doctor Strange.
  • Al principio Chris Hemsworth no fue considerado para interpretar a Thor, pero tuvo una segunda oportunidad gracias a Kevin Feige.
  • En cuanto a su toma del personaje, Hemsworth dijo: "Nosotros seguimos tratando de humanizar todo, y mantenerlo muy real. Investigamos en todos los libros de historietas que pudimos, pero también trajimos de vuelta a ¿Quién es este hombre como persona, y que es su relación con la gente en las escenas individuales?".
  • Chris Hemsworth reveló en una entrevista con Vanity Fair que Kevin Smith inspiró la idea de Thor con el cabello corto para Thor: Ragnarok: "Escuchar a alguien como Smith, quien representa al mundo de los fanáticos, fue una gran patada en el trasero para cambiar el rumbo. Nosotros no teníamos nada que perder. La gente no se esperaba lo que haríamos con él en esta ocasión".
  • Con el anuncio de Thor: Love and Thunder, Thor se convirtió oficialmente en el primer personaje principal del Universo Cinematográfico de Marvel en tener más de tres películas en solitario.

Trivia

  • En los cómics, Thor fue el hijo de Odín y Gaea, así como el amante de Sif, mientras que en el Universo Cinematográfico de Marvel fue el hijo de Odín y Frigga, y Sif es solo una amiga.
  • En los cómics, Thor perdió su ojo izquierdo dos veces; mientras estuvo en el Universo Cinematográfico de Marvel, perdió su ojo derecho después de pelear con Hela, solo para reemplazarlo con una prótesis.
  • Aunque a Thor se le ve brevemente con su icónico casco plateado alado al principio de Thor, rápidamente lo descartaron, ya que jamás lo ha vuelto a usar desde entonces. Chris Hemsworth confesó que el casco era increíblemente incómodo y se lo quitaron del disfraz.
    • En Thor: Ragnarok, Thor usa brevemente un casco plegable visualmente similar a su icónico casco alado durante su batalla con Hulk en la arena del Gran Maestro.
  • Cuando era niño, a Thor aparentemente le gustaban las serpientes, y quería formar parte de las Valquirias, pero luego descartó la idea cuando descubrió que dicho equipo solo era conformado por mujeres.
  • La pintura roja que adornaba la armadura de Thor en Sakaar traducida significaba "El Señor del Trueno".
  • Thor siempre se ha autoproclamado como el Vengador más fuerte, sin embargo, Anthony Stark tiene preferencia por Hulk.
  • Se hace referencia a Thor en el episodio The Gentleman's Name is Gorgon de Inhumans cuando Dave compara a Crystal con un "Dios del Trueno" después de que la ve convocar un rayo.

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.