"¿Quién probó que estaban mal los que se burlaban de que una mujer podía ser una de las más salvajes guerreras que este mundo ha conocido?"
"Yo lo hice."
Thor y Sif[fnt.]

Lady Sif es una guerrera Asgardiana y una buena amiga de Thor. Ella lo acompañó en el Ataque en Jotunheim, pero dicho acto solo hizo que Thor provoque una guerra con los Gigantes de Hielo y este fue desterrado en la Tierra por Odín. Cuando Loki se convirtió en el Rey de Asgard aprovechando el destierro de su hermano y la condición de Odín, Sif y los Tres Guerreros optaron por desobeder las órdenes de Loki y se dirigieron a la Tierra para traer de regreso a Thor. Gracias a ellos, Thor consiguió volver a Asgard y el reinado de terror de Loki terminó.

Más tarde, Sif luchó valientemente en la Guerra de los Nueve Mundos contra los Merodeadores, un grupo de piratas intergalácticos que saqueaban los reinos desprotegidos del universo. Durante el Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros, Sif combatió a las fuerzas de Malekith, y conoció a Jane Foster, el interés amoroso de Thor, a quien ayudó a escapar de Asgard. Más tarde, cuando el conflicto terminó, ella y Volstagg le entregaron el Éter a Taneleer Tivan para su custodia.

Durante una misión, Sif fue enviada a la Tierra y capturó a Lorelei, una fugitiva de Asgard. Un año después, Sif regresó a la Tierra, esta vez para investigar la llegada del guerrero Kree, Vin-Tak. Ella luego fue desterrada de Asgard por Loki, quien se hacía pasar por Odín. Sif también fue víctima del Chasquido de Thanos, pero 5 años después fue resucitada por el Blip de Bruce Banner.

Biografía

Vida temprana

Guerrera respetada

"¿Quién probó que estaban mal los que se burlaban de que una mujer podía ser una de las más salvajes guerreras que este mundo ha conocido?"
"Yo lo hice."
"Cierto, pero yo te apoyé, Sif."
Thor y Sif[fnt.]

Durante sus primeros años, los grandes talentos de Sif como una guerrera no fueron apreciados por muchos debido a que era una mujer. Gracias a su amigo Thor, quien creía en sus capacidades, Sif se convirtió en una de las guerreras más apreciadas de Asgard, al igual que los Tres Guerreros, Loki y el propio Thor.[1] En algún momento, Sif visitó la Tierra junto con sus amigos.[2]

Sif también tuvo una relación sentimental con un guerrero llamado Haldor, quien luego fue cautivado por la hechicera Lorelei. Esto dio como resultado la muerte de Haldor, creando una profunda enemistad entre Sif y Lorelei.[3]

Planes de Loki

Coronación postergada

"Mi padre se abrió camino hasta Jotunheim. Venció a sus ejércitos y tomó su Cofre. Sólo buscaríamos respuestas."
"¡Está prohibido!"
Thor y Sif[fnt.]

Sif retira sus armas antes de la ceremonia.

Un poco antes de la la ceremonia de coronación de Thor, quien iba a ser coronado Rey de Asgard, un Einherjar le pidió a Sif entregar todas sus armas. Sif cumplió; sin embargo, el guardia la detuvo y la obligó a entregar la última hoja que había mantenido oculta en secreto. Sif se unió a los Tres Guerreros mientras esperaban la llegada de Thor y compartieron algunas bromas.

Sif esperando con los Tres Guerreros.

A medida que seguían esperando, Volstagg se quejó de que todavía tenía hambre, a lo que Fandral se burló de él, y Volstagg amenazó en broma con golpearlo como resultado de su burla. Sif luego escuchó con diversión mientras Fandral bromeaba con Hogun al insistir en que considerara sonreír al menos una vez para el evento, mientras que Sif lo retó a mantener la boca cerrada durante la ceremonia.[2]

Sif durante la ceremonia de Thor.

Sif, Loki y los Tres Guerreros estuvieron presentes en la ceremonia de coronación de Thor, quien llegó con confianza, lanzando su martillo al aire y guiñándole un ojo a su madre Frigga, para su desaprobación. No obstante, cuando los Gigantes de Hielo de Jotunheim interrumpieron la ceremonia de coronación de Thor para tratar de robar el Cofre de los Antiguos Inviernos, esta fue cancelada, para gran enojo de Thor.

Sif escucha el plan de Thor.

Ella y los Tres Guerreros encontraron a Thor molesto lanzando mesas por los aires. Ellos llegaron justo cuando Loki estaba tratando de calmar a su hermano, con Thor siendo firme en que los Gigantes de Hielo deberían de ser castigados por sus recientes actos. Thor trató con cada uno de sus amigos de forma individual para decirles lo que debían hacer y se acercó a Sif para preguntarle quién le había demostrado a todos que estaban equivocados por disgustarle la idea de que una joven mujer pudiera ser la guerrera más feroz de Asgard, aunque Sif aclaró que ella misma lo logró por su cuenta.[1]

Ataque en Jotunheim

"¡Thor!"
"¡Debemos irnos!"
"¡Vete entonces!"
―Sif, Loki y Thor[fnt.]

Sif en Jotunheim.

Sif, Loki y los Tres Guerreros fueron convencidos por Thor para atacar a Jotunheim, y encontrar a los responsables del reciente ataque. Ellos discutieron con Heimdall para obtener su aprobación de dejarles usar el Bifrost, ya que él también estaba decidido en descubrir quien fue el responsable del ataque a Asgard. Heimdall estaba dispuesto a transportarlos, pero les advirtió que no iba a arriesgar la seguridad de Asgard y que no dudaría en dejarlos morir en Jotunheim si estaban en peligro.

Sif empieza a luchar contra los Gigantes de Hielo.

Durante su estancia en Jotunheim, Sif y sus aliados exploraron el reino hasta que ella presenció el encuentro que tuvo Thor con Laufey, el Rey de los Gigantes de Hielo, quien se sintió ofendido y reveló que Asgard estaba lleno de traidores, mientras hacía que sus gigantes rodearan el equipo para intimidarlos. Cuando varios Gigantes de Hielo salieron de sus escondites, Laufey insultó a Thor cuestionando su madurez, y los expulsó a todos para evitar un conflicto mayor. Sin embargo, cuando se disponían a irse, un gigante llamado Hailstrum se burló de Thor diciéndole "princesita", y comenzó una batalla.

Sif trata de mantener a raya a los enemigos.

Sif luchó junto a sus amigos contra un ejército de Gigantes de Hielo y se las arregló para matar a muchos de ellos, pero se vio obligada a huir cuando Fandral resultó gravemente herido y fueron superados en número. Después, Sif y los Tres Guerreros intentaron correr de una bestia helada que los comenzó a perseguir, pero pronto fueron arrinconados por la criatura, que terminó siendo asesinada por Thor.

Sif es rodeada por varios Gigantes de Hielo.

Finalmente, el equipo fue rodeado, no obstante, fueron salvados por el propio Odín, quien intervino en el conflicto para evitar la muerte de ellos. Aunque Odín trató de mantener la paz entre Asgard y Jotunheim, Laufey le dijo que la guerra había comenzado nuevamente a causa de las acciones de Thor. Ellos regresaron a Asgard y Odín le ordenó a Sif, Volstagg y Hogun que se lleven a Fandral al cuarto de sanación mientras él se encargaba de desterrar a Thor a la Tierra por su irresponsabilidad.[1]

Destierro de Thor

"Mi rey, te pedimos todos que el destierro de Thor termine."
"Mi primera orden no puede ser anular la última de Odín."
―Sif y Loki[fnt.]

Sif habla sobre las recientes acciones de Thor.

Más tarde, Sif y los Tres Guerreros se reunieron en una de las salas del palacio. A medida que Fandral y Volstagg se recuperaban de sus lesiones, ellos discutieron los acontecimientos de Jotunheim y el destierro de Thor, de quien Sif estaba preocupada. En un intento de ser optimista, Fandral señaló que Thor sólo estaba exiliado y no muerto, mientras que Volstagg se preguntó cómo Odín supo que habían viajado a Jotunheim.

Sif intenta convencer a Loki de hablar con Odín.

Al preguntarse sobre cómo Odín se había enterado de lo que habían hecho, Loki reveló que él era el responsable de haber llamado a Odín una vez que se fueron a Jotunheim. Sif trató de convencer a Loki de hablar con Odín, pero Loki se negó, alegando que Thor siempre había sido un arrogante como para convertirse en un rey, por lo que era justo que cumpla su sentencia. Después de que Loki se retirara de la habitación, Hogun le dijo al grupo que él creía que Loki era el responsable del ataque de Asgard que se llevó a cabo en la ceremonia luego de escuchar un comentario de Laufey sobre que habían traidores en Asgard.

Sif y los Tres Guerreros se reúnen con Loki.

Algunos días más tarde, Sif persuadió a los Tres Guerreros para pedirle a Odín que trajera de vuelta a Thor, pero cuando llegaron al salón del trono, se sorprendieron de encontrarse con Loki sentado como el nuevo gobernante de Asgard, como sustituto de Odín, ya que este último había caído en el Sueño de Odín. Cuando exigieron hablar con Frigga, Loki dijo que ella no abandonaría el lecho de Odín bajo ninguna circunstancia, por lo que les propuso hablar con él mismo directamente si tenían algún problema. Acto seguido, Loki se anunció como el nuevo Rey y les exigió a sus amigos arrodillarse frente a él.

Sif disgustada por la decisión y conducta de Loki.

Aceptando de mala gana a su nuevo gobernante, Sif solicitó que el destierro de Thor finalizara, sin embargo, Loki inmediatamente se negó a cumlir su petición, afirmando que su primera acción como rey no podía ser deshacer la última orden de su padre. Cuando Sif intentó ponerse de pie para confrontarlo debido a su conducta, Fandral la detuvo antes de que Volstagg intentara persuadirlo nuevamente, pero Loki les exigió que se fueran.[1]

Desobedeciendo al Rey Loki

"Mi padre está muerto por culpa mía y debo permanecer en el exilio."
"Thor, tu padre aún sigue con vida."
Thor y Sif[fnt.]

Sif evita que sus amigos peleen.

Después de que su solicitud fuera rechazada, la relación en el grupo se hizo más tensa, lo que llevó a una discusión entre Fandral y Volstagg, que Sif y Hogun tuvieron que detener. Cuando todo se calmó, ellos coincidieron en que debían ir a la Tierra para encontrar a Thor y traerlo de vuelta a Asgard, a pesar de que tal acto sería visto como una traición. Antes de promulgar su plan, fueron llamados para reunirse con Heimdall; Volstagg resumió sus sensaciones diciendo simplemente que "estaban condenados".

Sif y los Tres Guerreros se reúnen con Heimdall.

Una vez reunidos con el guardían, Heimdall reveló que estaba de acuerdo con ellos y dejó el Puente Bifrost abierto para que los cuatro fueran a la Tierra, concretamente a Nuevo México, para encontrar a Thor, el único capaz de derrocar al tirano Loki. Después de llegara la Tierra, Sif y sus aliados caminaron por Pueblo Antiguo, llamando la atención de los lugareños debido a sus armaduras, lenguaje y armamento; uno de los agentes de S.H.I.E.L.D. que custodiaba la zona, se refirió a Sif como Xena cuando lo reportó a la base.

Sif le revela a Thor los engaños de Loki.

Finalmente, Sif y los Tres Guerreros encontraron en un local cercano a Thor, a quien saludaron felizmente y se presentaron ante sus nuevos amigos, Jane Foster, Erik Selvig y Darcy Lewis. Ellos le revelaron a Thor que habían venido a regresarlo a Asgard, pero Thor parecía confundido, alegando que él no podía volver debido a que sus acciones habían causado la muerte de Odín como le dijo Loki durante su destierro, no obstante, Sif le aseguró que Odín todavía estaba vivo. Sif y el equipo luego se dieron cuenta que habían sido engañados por Loki para que él pueda permanecer en su posición de rey.[1]

Batalla de Puente Antiguo

"Sif, hiciste todo lo que podías hacer."
"No, tendré la muerte de un guerrero. Se contarán historias de este día."
"Vive y cuenta esas historias tú misma."
Thor y Sif[fnt.]

Sif ataca al Destructor por la espalda.

Poco después, Loki envió al Destructor a la Tierra, forzando a Sif y los Tres Guerreros a enfrentarlo, ya que Thor no tenía el poder para pelear. Sif saltó hasta la espalda del robot, perforando su pecho con su espada; sin embargo, inmediatamente después del ataque, el Destructor se regeneró y casi mató a Sif con una explosión de energía expulsada a partir de sus ojos. Como el Destructor parecía imparable, Thor trató de convencer a Sif para que huyera con sus compañeros mientras Fandral y Hogun ayudaban a Volstagg a ponerse de pie.

Sif es convencida por Thor de abandonar la pelea.

Decidida a continuar la lucha, Sif valientemente le dijo a Thor que tenía la intención de morir como guerrera y que cuenten historias sobre su sacrificio; sin embargo, Thor pudo convencerla de hacerse a un lado y que ella misma pueda contar esa historia. Sif observó impotente cómo Thor confrontaba al Destructor y se sacrificaba para proteger a las personas inocentes, ofreciendo su propia vida a cambio de permitirles vivir a ellos. El Destructor golpeó a Thor y él murió, pero debido a su noble sacrificio, el Mjolnir regresó a su mano y recuperó su poder divino, en la que luchó y destruyó al Destructor mientras Sif miraba fascinada.

Sif y los Tres Guerreros vuelven a Asgard.

A raíz de la batalla contra el Destructor, Sif, Thor y los Tres Guerreros se prepararon para abandonar la Tierra y regresar a Asgard, dejando a Phillip Coulson lidiar con las consecuencias. Sin embargo, Heimdall estaba tardando en abrir el portal debido a que había sido congelado por Loki usando el Cofre de los Antiguos Inviernos. Una vez en Asgard, Sif y los Guerreros llevaron a Heimdall a la sala de curación mientras Thor iba a confrontar a Loki personalmente.[1]

Regreso a Asgard

"¿Cómo está Thor?."
"Llora a su hermano y extraña a la mujer... la mortal."
―Sif y Frigga[fnt.]

Sif le pregunta a Frigga por Thor.

Como resultado de su regreso, Thor venció a Loki, y Odín retomó el trono de Asgard. Junto con otros Asgardianos, Sif celebró la victoria con un banquete; ella vio a Thor abandonar silenciosamente el lugar y se reunió con Frigga, la madre de Thor. Sif le ofreció sus condolencias por la aparente muerte de Loki, y se informó que además de que Thor lloraba por su hermano, también echaba de menos a Jane Foster.[1]

Sif se reúne con Heimdall para hablar de la misión de Thor.

Un año después, se descubrió que Loki estaba vivo y comenzó un ataque contra la Tierra para obtener el Teseracto. Thor decidió ir allí para salvar a la humanidad y recuperar el Teseracto, provocando que Sif se preocupe y le pregunte a Heimdall si estaba vivo; en respuesta, Heimdall le reveló que él seguía vivo e hizo nuevos aliados, pero que Loki también tenía aliados.[4]

Guerra de los Nueve Mundos

Batalla de Vanaheim

"¡Tengo todo bajo control, Thor!"
"¿Y por eso todo está en llamas?"
―Sif y Thor[fnt.]

A raíz de la destrucción del Puente Bifrost debido a las acciones de Loki durante su reinado, los Asgardianos debían lidiar con los ataques de los Merodeadores, quienes estaban saqueando todos los Nueve Mundos, poniendo en riesgo vidas inocentes. Con Loki sentenciado en las Mazmorras de Asgard y el Puente Bifrost reparado por el Teseracto recuperado por Thor tras la Invasión Chitauri, Sif viajó a Vanaheim y luchó junto al ejército Asgardiano, así como con los Tres Guerreros, para recuperar el control de los Nueve Mundos.

Sif le dice a Thor que tenía la situación bajo control.

Sif peleó contra sus oponentes hasta que el Puente Bifrost se abrió y apareció Thor, a quien le dijo que tenía la situación bajo control, solo para que Thor haga una broma preguntándole si por eso mismo ahora todo estaba en llamas. A medida que la pelea seguía, Sif y Thor lucharon lado a lado hasta que la batalla se detuvo cuando apareció un Merodeador Kronano y desafió a Thor en un combate. Los Merodeadores celebraron, creyendo que Thor no podría derrotar al monstruo; Sif permitió que Thor luchara solo y este último lo venció fácilmente, provocando que los invasores se rindan y fueran llevados a las Mazmorras de Asgard.[5]

Celebración

"No queda inadvertido que desapareces cada noche. Existen Nueve Mundos, el futuro Rey de Asgard debe enfocarse en más de uno."
"Gracias por tus consejos, y por tu espada, Lady Sif."
―Sif y Thor[fnt.]

Sif intenta animar a Thor durante la celebración.

Después de ganar la Guerra de los Nueve Mundos, Sif continuó con su entrenamiento, bajo la atenta mirada de Odín y Thor en Asgard, quienes hablaban sobre el futuro que le esperaba a Thor. Más tarde, cuando Thor y los Tres Guerreros celebraron su victoria contra los Merodeadores, Sif vio a Thor marcharse fuera de la taberna; Sif trató de animar a Thor, mientras seguía celosa de Jane Foster en secreto. Ellos volvieron a contar sus historias de guerra y recordaron las veces que tomaron juntos, con Sif pidiéndole a Thor tomar una copa con ella; sin embargo, Thor se negó amablemente y se fue.[5]

Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros

Saqueo de Asgard

Sif camina dirigiéndose a la batalla.

Más tarde, cuando Malekith despertó tras que Thor trajera a Jane Foster a Asgard porque estaba unida al Éter, Sif defendió el reino de los Elfos Oscuros durante el Saqueo de Asgard. A medida que ella y un escuadrón iban a proteger Asgard, esta vio brevemente a Foster escapar a un lugar seguro con Frigga. Sif también estuvo presente en la sala del trono cuando Odín mató al último Elfo Oscuro usando el Gungnir.[5]

Liberando a Loki

"Te mataré si lo traicionas."
"Te extrañé tanto, Sif."
―Sif y Loki[fnt.]

Sif rescata a Foster tras vencer a los guardias.

Frigga fue finalmente asesinada por Malekith y Algrim durante la batalla y Sif asistió a su funeral. Buscando venganza, Thor planeó llevar la batalla hasta Malekith para poder matarlo y destruir el Éter; con este fin, Thor tuvo una reunión con Sif, Fandral, Volstagg y Heimdall para discutir cómo podrían dejar Asgard e ir a Svartalfheim. Sif recibió la misión de liberar a Foster tras que esta última fuera encerrada por Odín a kilómetros de distancia. Cuando los guardias le dieron comida a Foster, Sif llegó y atacó a los guardias, antes de sacar a Foster.

Sif amenaza a Loki si traiciona a Thor.

Mientras tanto, Thor liberó a Loki de su celda, y Sif se reunió con ellos acompañada de Jane Foster. Mientras Thor, Foster y Loki se dirigían a una nave abandonada de los Elfos Oscuros, Sif se hizo voluntaria para distraer a los Einherjar que tenían la orden de capturarlos. Sin embargo, antes de separarse, Sif se aseguró de que Loki supiera que si traicionaba a Thor, ella lo mataría. Con su espada en la garganta, Loki sonrió y le dijo a Sif cuánto la había extrañado. Sif luego luchó contra los Einherjar hasta que finalmente fue superada en número, pero fue perdonada por Odín.[5]

Entregando el Éter

"Les aseguro que la voy a mantener completamente a salvo aquí en mi colección."
"Asegúrate de ello."
Taneleer Tivan y Sif[fnt.]

Sif le confía el Éter a Tivan.

Después de la Batalla de Greenwich, el Éter fue recuperado de Svartalfheim y fue almacenado en un contenedor. Sif y Volstagg viajaron a Knowhere para entregarle el Éter a Taneleer Tivan, puesto que no era prudente tener dos Gemas del Infinito en un mismo lugar siendo que Asgard ya tenía la custodia del Teseracto. Una vez que llegaron a su destino, Sif y Volstagg fueron recibidos por Carina, quien los condujo con Tivan; este último les dio la bienvenida y recibió el Éter, prometiéndoles que lo iba a mantener seguro en su colección. Aún así, Sif le dijo amargamente que se asegure de ello, tras ver a sus víctimas y trabajadoras encadenadas encerradas en sus jaulas. Ella luego se fue con Volstagg de regreso a Asgard.[6]

Ayudando a S.H.I.E.L.D.

Aliándose con S.H.I.E.L.D.

"¿Son de S.H.I.E.L.D.?"
"Sí."
"Soy Lady Sif de Asgard. Su mundo está en grave peligro."
―Sif y Grant Ward[fnt.]

Sif llega a la Tierra frente a los agentes de S.H.I.E.L.D.

No obstante, durante el Saqueo de Asgard, Lorelei había conseguido escapar de las Mazmorras de Asgard y Loki, bajo la apariencia de Odín, le encargó a Sif ir a capturarla. Aceptando el encargo, Sif la persiguió hasta la Tierra, precisamente en el mismo lugar donde Lorelei aterrizó, donde fue inmediatamente recibida por un equipo de agentes de S.H.I.E.L.D., quienes usaron su base de datos para reconocerla y determinar si no representaba una amenaza; Sif, a su vez, reconoció a S.H.I.E.L.D. por su logo y decidió confiar en ellos, informándoles que su mundo estaba en peligro.

Sif le muestra el collar a Coulson.

Sif fue llevada al Autobús, donde expresó su sorpresa al descubrir que Phillip Coulson estaba vivo, después de haber oído por Thor que él falleció a manos de Loki durante la Invasión Chitauri. Ella aún así acordó no decirle a Thor que Coulson seguía vivo e informó al equipo que estaba persiguiendo a Lorelei, cuya hechicería le permitía controlar a los hombres, antes de explicar su plan de usar un Collar Asgardiano para amordazar a Lorelei y romper el encanto que tenía sobre sus víctimas.

Mientras localizaban a Lorelei, Coulson quiso explicarle cómo navegar con la tecnología de S.H.I.E.L.D., pero Sif rápidamente se adaptó, ya que se trataba de un sistema que Asgard había usado hace mucho tiempo. Luego, cuando Coulson le preguntó acerca de cualquier alienígena que supiera que visitó la Tierra, específicamente aquellos que tenían piel azul, ella enumeró todas las especies que conocía, pero declaró que, por lo que sabía, solo los Gigantes de Hielo fueron los únicos alienígenas de piel azul que visitaron el planeta hace un milenio y los Asgardianos los obligaron a irse.[3]

Persecución a Lorelei

"Lorelei, sigues manipulando a los hombres para hacer tu trabajo sucio, ya veo."
"Y yo veo que sigues un paso o dos atrás."
"Ya conoces el final de esto. Ven por tu voluntad."
―Sif y Lorelei[fnt.]

Sif pelea contra los motociclistas.

Finalmente, ellos ubicaron a Lorelei en el oasis del desierto de Rosie, donde estaba reuniendo a su ejército de hombres y se aprobiaba de cualquier cosa valiosa que tuviera a su alcance. Una vez que llegaron a su destino, Sif se cubrió de algunos oficiales que estaban siendo controlados y decidió proteger al Equipo de Coulson empujando un camper. Tras librarse de sus primeros oponentes, Sif entró sola al bar para capturar a Lorelei, pero fue atacada por una pandilla de motociclistas, a quienes derrotó con poco esfuerzo. Sin embargo, Lorelei huyó y tomó el control de Grant Ward; además, durante la batalla, el Collar Asgardiano se rompíó, dejando al equipo sin ningún recurso menos que la muerte para detenerla.

Sif le da su espada a May.

Sif dejó que Phillip Coulson le diera el Collar Asgardiano a Leopold Fitz con la esperanza de que pudiera repararlo. Mientras Skye intentaba rastrear a Lorelei y Ward, ella limpió su espada y fue visitada por Melinda May. Sif inmediatamente notó que May también era una gran guerrera, le permitió sostener su espada y le habló sobre su historia con Lorelei en el pasado. Asimismo, ella le advirtió a May que Ward ya no era el hombre que había conocido y que él no dudaría en matarla, pero May insistió en que Ward podría intentar matarla, pero no lo lograría.[3]

Captura de Lorelei

"Tengo órdenes de llevarte de regreso."
"Todos estos años y sigues siendo la misma Sif. Haces lo que te dicen, sentándote a los pies de lo que te dominan... nunca tomas lo que deseas. Ni Haldor, ni Thor, el hombre que te considera más mascota que mujer."
"Dame mi espada, Lorelei."
"Esa es la diferencia entre tú y yo. Yo no sigo órdenes."
―Sif y Lorelei[fnt.]

Sif lucha por aferrarse al exterior del Autobús.

Sif visitó la suite donde Ward y Lorelei se establecieron en Las Vegas, ya que Skye logró ubicar a Ward allí, pero no pudo capturarlos. Ella regresó al Autobús, sólo para descubrir que Fitz había reparado el Collar Asgardiano y fue invitada a inspeccionarlo. Sin embargo, Sif aprendió que Ward y Lorelei en realidad estaban en el Autobús y tenían controlado a Fitz, quien encerró a Sif en la sala de interrogatorios y abrió la cámara de aire. Aunque fue expulsada del Autobús, ella se las ingenió para aferrarse a un borde del avión hasta que Coulson ordenó volver a abrir la cámara y así dejarla entrar.

Sif se lleva a Lorelei de regreso a Asgard.

Una vez dentro, ella descubrió que Lorelei había tomado su espada y le pidió devolvérsela, pero Lorelei se burló de Sif, recordándole a los hombres que amaba y que nunca tuvo, incluidos Haldor y Thor. Sif procedió a pelear con ella y logró desarmarla; Lorelei le pidió a Sif que la mate en lugar de devolverla a su celda, pero esta la ignoró y le puso el Collar Asgardiano, ya que recibió órdenes de entregarla con vida. Después de agradecerle a Coulson y su equipo por su ayuda, Sif partió con Lorelei de vuelta a Asgard para encerrarla en las Mazmorras de Asgard por sus crímenes contra la humanidad.[3]

Perdiendo la memoria

"Kava. Debo hallar a Kava."
―Sif[fnt.]

Sif pelea con Vin-Tak en el muelle.

Cuando Heimdall descubrió a un Kree en la Tierra, Sif fue enviada a interceptarlo y descubrir su propósito de estar allí. Para no llamar demasiado la atención, Sif decidió usar un atuendo humano y confrontó al Kree, un guerrero llamado Vin-Tak, en Portugal, y terminó teniendo una pelea prolongada con él. Aunque logró dañar su dispositivo de ocultación, Vin-Tak la golpeó con su porra, lo que le hizo perder la memoria; el Kree la arrojó al mar y escapó de la escena.

Sif sale de la playa tras perder la memoria.

Unas horas después, Sif salió del mar y fue recibida por un grupo de jóvenes fiesteros. Ella le preguntó al grupo sobre lo único que recordaba, el paradero de Kava, pero ninguno podía ayudarla; cuando uno de los jóvenes la siguió, ella le dio un golpe en el pecho, mandándolo lejos. La otra fiestera le preguntó quién era, sólo para que Sif le responda que no lo sabía. Más tarde, Sif fue detenida por la policía local, quienes afirmaban saber dónde estaba Kava, pero en su lugar llegó Phillip Coulson, quien le recordó su alianza que llevaron juntos anteriormente y prometió ayudarla a encontrar respuestas.

Sif se reencuentra con Coulson y May.

Sif acompañó a Phillip Coulson y Melinda May en su viaje al muelle, donde Sif había peleado con Vin-Tak; ellos le preguntaron qué recordaba, pero su mente estaba en blanco. Cuando May le preguntó sobre Thor, ella afirmó desconocer su significado, pero confesó que escuchar esa palabra la hacía sonreír. Mientras tanto, Skye y Barbara Morse encontraron a Vin-Tak; él había intentado abrir una caja misteriosa y Amadeus Hunter usó la granada de red eléctrica para capturarlo y llevarlo con S.H.I.E.L.D.[7]

Aprendiendo sobre los Inhumanos

"La llevaré a Asgard. Será más seguro para todo el mundo."
"¡No dejaremos que lo haga!"
"El arma fue activada. Necesitan eliminarla antes de que alguien salga lastimado."
―Sif, Phillip Coulson y Vin-Tak[fnt.]

Reunido con el Kree, Sif le exigió respuestas a Vin-Tak y este último explicó que su arma tenía el poder de vaciar las mentes; como un acto de buena fe, él volvió a usar su porra, esta vez para restaurar todos los recuerdos de Sif. Ella mostró desconfianza instantánea hacia el soldado Kree, golpeándolo fuertemente y revelando que era de Asgard, a lo que Vin-Tak dijo que ahora entendía su carácter al tratarse de una Asgardiana y cuestionó si solo vino para pelear. Sif aclaró que su gente conocía la historia de los Kree y las armas vivientes que trataron de crear, razón por la cual vino con la misión de capturarlo.

Sif interroga a Vin-Tak por su estancia en la Tierra.

Como Vin-Tak le preguntó si sabía del Terrigénesis, Sif admitió tener conocimiento de eso y los experimentos de los Kree en distintos planetas para que sus individuos alterados luchen sus guerras, ya que necesitaban más soldados debido a las bajas que sufrían. No obstante, al declarar que dichos procesos fallaron, Vin-Tak la corrigió, explicándole que habia venido a la Tierra con el fin de rastrear y matar a los resultados éxitosos de los experimentos hechos por los Kree, que son conocidos como Inhumanos, además de brindar detalles acerca de la Ciudad Kree y la posibilidad de que el Imperio Kree los reactive si descubrían que sus sujetos de prueba en la Tierra dieron buenos resultados.

Sif usa su espada para destruir la barrera láser que la separa de Skye.

Al discutir los eventos que Skye presenció a partir del Terrigénesis de Raina, Sif cuestionó seriamente a Skye. De repente, toda la habitación comenzó a temblar; Coulson y Sif rápidamente se dieron cuenta de que Skye fue quien causó el terremoto y de hecho era una Inhumana. Por ello, Vin-Tak quería matar a Skye para que nadie resulte herido, mientras que Sif quería llevársela a Asgard por seguridad. Esto ocasionó una persecución, en el que May encerró a Skye dentro de la Bóveda D, activando la barrera láser de confinamiento inercial, creyendo que de esa manera nadie las alcanzaría. No obstnte, Sif procedió a romper la barrera con su espada en su intento por capturar a Skye y, justo cuando lo deshabilitó, Skye se disparó a sí misma con un R.E.C.I. para detener el terremoto.[7]

Dejando la Tierra

"Dejar a Skye aquí es lo lógico, lo prometo."
"No, no es lo que quise decir. Asgard tiene millones de años de ventaja en la ciencia y conocimiento. Y aprendimos que hay muchas cosas que jamás serán entendidas."
Phillip Coulson y Sif[fnt.]

Sif considera que los humanos aún no están listos para lo que viene.

Al ver cómo Skye estuvo dispuesta a correr el riesgo para proteger a sus amigos, Sif acordó permitirle quedarse en la Tierra. Ella se reunió con Phillip Coulson y Melinda May, para irse con Vin-Tak, a quien Barbara Morse le había borrado la memoria; por lo que Sif tenía que devolverlo a Hala. Sif una vez más le preguntó a Coulson si estaba seguro de querer mantener a Skye en la Tierra a pesar de lo peligrosa que era, a lo que él le dijo que sí. Tras escuchar esta respuesta, Sif se despidió y llamó a Heimdall para abrir el Puente Bifrost, abandonando el planeta con el Kree.[7]

Nuevo comienzo

Expulsada de Asgard

Tan pronto como Sif regresó a Asgard tras su última misión, Loki, todavía bajo la apariencia de Odín, decidió desterrarla de Asgard debido a que ella era un riesgo potencial de exponer su mentira.[8]

Chasquido y Blip

En 2018, Sif murió cuando Thanos logró hacerse con las seis Gemas del Infinito y eliminó a la mitad de la vida en el universo.[9] 5 años después, ella fue resucitada por Bruce Banner.[10]

Poderes y habilidades

Poderes

  • Fisiología Asgardiana: Como Asgardiana, Sif tiene habilidades sobrehumanas.
    • Fuerza sobrehumana: Como todos los Asgardianos, Sif posee una fuerza física mayor que una Asgardiana promedio. Ella fue capaz de sostener su posición contra muchos enemigos más fuertes. Sif incluso logró, con un empujón de su pie, mover una Grand RV.
    • Agilidad sobrehumana: Sif es capaz de derrotar a múltiples Jotun y tenia la ventaja en la mayor parte de su pelea con Vin-Tak mediante la utilización de su agilidad y su equilibrio superior.
    • Durabilidad sobrehumana: El cuerpo de Sif es mucho más resistente al daño físico que el cuerpo de un ser humano. Ella fue capaz de soportar grandes fuerzas de impacto de los Gigantes de Hielo, el Destructor, la exposición a temperaturas y presiones extremas de Jotunheim. También puede soportar disparos de escopeta a corta distancia y sin ningún daño.
    • Resistencia sobrehumana: La musculatura de Sif produce considerablemente menos toxinas de fatiga durante la actividad física de la musculatura de un ser humano. Ella fue capaz de aferrarse a la parte superior del Autobús por un período prolongado de tiempo, mientras que el avión estaba en el aire, viajando a toda velocidad.
    • Factor de curación acelerada: A pesar de la resistencia de su cuerpo, Sif se puede lesionar como cualquier otro Asgardiano. Sin embargo, su metabolismo le permite regenerar rápidamente el tejido corporal dañado con mayor velocidad y eficiencia que un ser humano es capaz de hacer. Las lesiones tales como barras y pinchazos pueden sanar completamente en cuestión de horas, mientras que los huesos rotos pueden curar a los pocos días. Sin embargo, ella no es capaz de regenerar miembros amputados u órganos faltantes. Aunque Sif y los Tres Guerreros recibieron una severa paliza por el Destructor, se recuperó en unos minutos.
    • Longevidad: Como todos los Asgardianos, Sif envejece a una tasa que es mucho más lenta que el de un ser humano. Sin embargo, Los Asgardianos no son completamente inmunes al envejecimiento, ya que ella tiene varios cientos de años para los estándares humanos.

Habilidades

  • Combatiente maestra: Sif es un excelente combatiente y ha recibido una amplia formación en combate sin armas y el manejo de la espada, siendo la más grande guerrera de Asgard. Asimismo, Thor aseguró que Sif era una de las mejores guerreras de los Nueve Mundos que se haya conocido. Ella fue capaz de sostener su posición en la batalla contra legiones de Merodeadores y Gigantes de Hielo.
  • Multilingüismo: Sif habla los idiomas nativos de varias especies exóticas, incluyendo el de los Kree.

Relaciones

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Sif

En orden cronológico:

Detrás de escenas

Trivia

  • En los cómics, Sif es la amante de Thor y su principal interés amoroso, no sólo una amiga o compañera de equipo, siendo una adaptación directa de la mitología nórdica, donde Sif es la esposa de Thor.
  • En los cómics, Heimdall y Sif son hermanos y miembros de los Vanir. Aunque esta relación no fue establecida en el Universo Cinematográfico de Marvel, existe un arte conceptual de una versión negra de Sif, lo que confirma que dicha relación originalmente iba a ser presentada.

Referencias

Enlaces externos

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.