Marvel Cinematic Universe Wiki
Advertisement
Marvel Cinematic Universe Wiki
Para la nueva Sede central de S.H.I.E.L.D., véase Sede central de S.H.I.E.L.D..

"¿Por qué la central quiere que se investiguen estos asaltos?"
Melinda May a Phillip Coulson[fnt.]

La Sede central de S.H.I.E.L.D. fue uno de los tres cuarteles generales de S.H.I.E.L.D., junto con el Triskelion y el Hub. Estaba ubicada en ubicada en la Ciudad de Nueva York y Nicholas Fury solía usarla cuando pasaba por la ciudad.

Historia

La gran semana de Nicholas Fury

Consejo Mundial de Seguridad

Nicholas Fury viajó a una sede de S.H.I.E.L.D. en Groenlandia, para participar en una de las expediciones que tenían como objetivo encontrar a Steven Rogers, dado que el Consejo Mundial de Seguridad estaba interesado en él tras lo currido durante la Segunda Guerra Mundial.

Tiempo después, el Consejo tomó la decisión de redirigir la mayoría de los recursos, fondos, equipos y mano de obra de S.H.I.E.L.D. a un proyecto dedicado al análisis y la eventual utilización del Teseracto.

Consecuentemente, el Consejo cerró los programas considerados innecesarios y derrochadores, como la búsqueda de Rogers, la supervisión hacia Anthony Stark, así como también la vigilancia que se le estaba dando a Bruce Banner, ya que este no representaba una amenaza solo por el hecho de existir y vivir en paz.

El Consejo le ordenó Fury seguir estrictamente las instrucciones dadas pare llevar a cabo el Proyecto P.E.G.A.S.U.S., advirtiéndole que se se negaba a hacerlo, lo removerían de su cargo como Director de S.H.I.E.L.D.

El agente Phillip Coulson, la mano derecha de Fury, le preguntó a Fury cómo estuvo su reunión y cuál sería el siguiente paso para la agencia. Fury respondió que, aunque el camino se iba a poner más difícil, seguiría pendiente tanto de sus misiones actuales, como también del Proyecto P.E.G.A.S.U.S., sin que el Consejo supiera que indirectamente estaba siendo desobedecido.[1]

Envenenamiento por paladio

Tras ser notificado de que a Anthony Stark le quedaban 72 horas de vida, Nicholas Fury llegó a la sede central de S.H.I.E.L.D. y leyó varios informes llenos de solicitudes, entre estos una reunión que el Senador Stern planeaba realizar para requisar las armaduras de Stark, un reporte de Jasper Sitwell acerca del estado de Bruce Banner, una petición del General Thaddeus Ross solicitando ayuda para atrapar a Banner, firmar algunas redistribuciones presupuestarias y finalmente, un informe que Phillip Coulson realizó sobre algunas extrañas perturbaciones atmosféricas en Nuevo México.

Fury se dirigió a uno de los laboratorios para ser informado sobre la condición actual de Stark. En conocimiento de que el Reactor Arc que Stark utilizaba estaba también matándolo, los científicos intentaron hallar una cura para reemplazar el paladio que el artefacto necesitaba, pero no tuvieron éxito. Sin embargo, estos desarrollaron una solución de dióxido de litio para contrarrestar los síntomas.

La agente Natalia Romanoff, encubierta como una asistente legal en Industrias Stark, le informó a Fury que Stark se emborrachó en su fiesta de cumpleaños y causó un alboroto al enfrentarse con James Rhodes, dejando algunas partes de su mansión en ruinas. Fury le ordenó a Romanoff mantener su doble identidad y le indicó que él se haría cargo de Stark personalmente.

El agente Coulson trató de hacerle saber a Fury que tenía lecturas satelitales relacionadas con las perturbaciones atmosféricas en Nuevo México, pero este le pidió agendar una reunión con el Consejo Mundial de Seguridad en su lugar, la cual nunca se concretó porque estos no respondieron. Acto seguido, Fury recibió un mensaje con la ubicación de Stark, y abandonó la sede para ir a encontrarse con él.[1]

Movimientos de Bruce Banner

Natalia Romanoff regresó a la sede central para informarle a Nicholas Fury de los datos obtenidos en la Sede central de Hammer Industries, y no tardó en notar que algo andaba mal con él.

Romanoff fue reasignada a monitorear a Bruce Banner en la Universidad de Culver, ya que Fury estaba al tanto de que Thaddeus Ross estaba planeando atraparlo a toda costa. Cuando Romanoff preguntó porqué Jasper Sitwell ya no estaba involucrado en la supervisión de Banner, Fury, estando irritado por el estrés, le gritó que además de los tantos problemas que tenía, ahora había un objeto alienígena estrellado en Nuevo México.[1]

Evaluación de Anthony Stark

Nicholas Fury convocó a Anthony Stark luego de su confrontación con Ivan Vanko en la Stark Expo, para discutir su reclutamiento en la Iniciativa Vengadores.

Si bien Fury no permitió que Stark leyera su informe preliminar sobre la Iniciativa, le solicitó leer la evaluación que Natalia Romanoff hizo de él, describiéndole como un sujeto con comportamiento compulsivo, tendencias autodestructivas y narcisismo. En suma, Romanoff concluyó que Iron Man cumplía con los requisitos, pero Stark no.

No obstante, Fury le ofreció a Stark un lugar como Consultor de S.H.I.E.L.D., propuesta que Stark aceptó negándose a recibir un pago. En retribución, Stark pidió únicamente que el Senador Stern lo presentara en una ceremonia que iban a realizar en Washington, D.C. para premiarlo junto a James Rhodes por haber derrotado a Vanko.[2]

Reuniones informativas

Justo después de que Anthony Stark se fuera, Natalia Romanoff regresó a la sede para informarle a Nicholas Fury sobre la Batalla en la Universidad de Culver, evento en el cual Bruce Banner logró escapar de Thaddeus Ross tras dejar gravemente herido a Emil Blonsky, quien demostró algunas mejoras notorias que había obtenido con la ayuda de Ross.

Fury recibió una llamada de Phillip Coulson, quien le avisó de un ataque realizado por una armadura asgardiana conocido como el Destructor.

Esa noche, Fury, después de haberse informado por completo de los eventos en Puente Antiguo, recibió una llamada que le hizo saber el estado del convoy que transportaba al Destructor de regreso a la sede. Para gran consternación, Fury también fue notificado de que Thaddeus Ross había ingresado a la base de datos de S.H.I.E.L.D. utilizando claves cifradas y códigos de autorización secretos para rastrear a Bruce Banner sin que él lo supiera.

La noche siguiente, Romanoff se reunió con Fury y le entregó el informe final del Duelo de Harlem, conflicto en el cual Banner había vuelto a escapar después de derrotar a Emil Blonsky, quien ahora había mutado y tenía la apariencia de un "dinosaurio deforme", según Romanoff.

Por primera vez, Romanoff le comentó a Fury que la situación actual era demasiado grande incluso para S.H.I.E.L.D., ya que no estaban tratando con hombres, sino con dioses, monstruos y máquinas de guerra. Acto seguido, Romanoff le pidió a Fury reconocer que habían sido superados, y que tenían que arreglar ese problema o dejar de fingir que podían hacerlo.[1]

Solicitud al Consejo Mundial de Seguridad

Nicholas Fury, inquieto por el comentario de Natalia Romanoff sobre las nuevas amenazas que enfrentaba el mundo, llamó al Consejo Mundial de Seguridad para discutir sobre las nuevas asignaciones presupuestarias de S.H.I.E.L.D., que aumentarían sustancialmente la financiación de la agencia, ampliaría la jurisdicción de sus agentes y aumentan la autoridad estratégica de Fury.

Al preguntarle si la razón de esta junta era algún progreso significativo con el Teseracto, Fury respondió que no logró nada al respecto, ya que estaba ocupado con otros asuntos, así que comenzó a reportar los recientes sucesos: con respecto a Anthony Stark, S.H.I.E.L.D. le salvó la vida y le brindó orientación para terminar el trabajo de Howard Stark, creando un nuevo elemento que muy posiblemente podría activar el Teseracto. De acuerdo a lo sucedido en Nuevo México, S.H.I.E.L.D. formó una alianza con Thor, requisó la armadura conocida como el Destructor y reclutó al Doctor Erik Selvig para estudiar el Teseracto y su funcionamiento. Por otro lado, S.H.I.E.L.D. interfirió en los planes de Thaddeus Ross, quien se vio obligado a dejar escapar a Bruce Banner, ya que sus constantes intentos por atraparlo y el acceso que tuvo a la base de datos de S.H.I.E.L.D. causaron un desastre en la Ciudad de Nueva York. Manteniendo en secreto la búsqueda de Steven Rogers, Fury estableció un pequeño equipo de búsqueda, sabiendo que Rogers era el único que podría ayudarlo debido a que conocía las capacidades del Teseracto más que cualquier otro humano.

Fury terminó su exposición reconociendo que el mundo se estaba volviendo más peligroso, pero él y su gente eran los más adecuados para protegerlo, y solo necesitaban los medios para hacerlo. Sin más discusión, el Consejo Mundial de Seguridad estuvo de acuerdo con las asignaciones presupuestarias y finalizó la llamada.

Fury le agradeció a Romanoff haberle dado el impulso y la motivación que necesitaba, ya que solo con estos el Consejo tomó en serio lo que estaba ocurriendo. Confiado en que todo saldría bien, Fury mantuvo sus planes en curso normal, estando listo para prevenir otras sorpresas desagradables.[1]

Proyectos de S.H.I.E.L.D.

El agente Phillip Coulson fue al piso de investigación y desarrollo dentro de la sede, donde se realizaban proyectos que estudiaban la tecnología de Ivan Vanko, la teoría de Jane Foster sobre Agujeros de gusano y la mutación de Samuel Sterns.

Coulson asistió a una demostración de la armadura del Destructor obtenida en Puente Antiguo, ya que los científicos de S.H.I.E.L.D. activaron el arma principal de la reliquia. Coulson felicitó a los científicos y solicitó desmantelar la armadura, reducir su tamaño y transformarla en un arma práctica.

Nicholas Fury se reunió con Coulson para ponerlo al tanto de nueva noticia relacionada con la búsqueda en el Ártico, pues Steven Rogers había sido encontrado congelado en el interior de los restos de la Valquiria. Coulson, evidenciando su emoción y admiración por Rogers, aceptó su reasignación y tomó un vuelo hacia el Ártico, ya que Fury tenía otros pendientes y no podía ausentarse.[1]

Hallazgo de Steven Rogers

Steven Rogers fue llevado a la sede central de S.H.I.E.L.D. y se le dejó descansar en una habitación que simulaba un hospital de la década de 1940 en Nueva York. Cuando Rogers despertó, una agente de S.H.I.E.L.D. fue a recibirlo con la intención de revelarle de manera gradual lo ocurrido con él en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, Rogers se dio cuenta de que algo andaba mal, pues la radio estaba transmitiendo un partido al que él había asistido en 1941. Tras que dos guardias ingresaran a la habitación, Rogers los derribó, salió de la sede y se encontró con un mundo completamente moderno, por lo que Nicholas Fury lo interceptó para decirle que había pasado casi 70 años dormido.[3]

Apoyando a los equipos de campo

Primeras misiones del equipo de Coulson

Mientras trataba de encontrar a Franklin Hall, Melinda May le dio a Skye un mapa del sistema de comunicación de la sede central de S.H.I.E.L.D., gracias a lo cual pudieron conocer su ubicación e interceptar a Hall.[4]

Más adelante , la sede central de S.H.I.E.L.D. contacó al Equipo de Coulson para pedirle que investigara los robos cometidos por Akela Amador.[5]

Durante la búsqueda de Chan Ho Yin, la sede central de SHIELD le envió al equipo de Coulson una posible ubicación del detenido para que revisaran si se encontraba allí.[6]

Phillip Coulson contactó a Felix Blake en el cuartel general de S.H.I.E.L.D. para que éste averiguara si en el Índice había alguien que pudiera haber matado a Adam Cross.

Después de que Leopold Fitz y Jemma Simmons descubrieran que el virus Chitauri responsable de varias muertes podía alterar la densidad molecular y la polaridad de su huésped, Simmons propuso que los virólogos en la sede de SHIELD lo estudiaran.[7]

Cuando el Autobús tuvo que hacer una parada de emergencia a causa de Tobias Ford, Coulson usó el receptor de emergencia para comunicarse con la sede de S.H.I.E.L.D.[8]

Después de que Coulson fuera rescatado de Raina, Nicholas Fury llamó al equipo desde la sede de S.H.I.E.L.D. para informarles lo aliviado que estaba por el bienestar de Coulson.

Victoria Hand y sus hombres arrestaron a Raina y le llevaron directamente a la sede de S.H.I.E.L.D. para interrogarla.[9]

Persiguiendo a Ian Quinn

Después de que Grant Ward y Phillip Coulson regresaran de perseguir a unos mercenarios de Cybertek, abordaron el Autobús para analizar una granada que les habían lanzado. Coulson llamó a la Sede para reportar su misión y describir la granada requisada.[10]

La sede central le ordenó a Jonathan Garrett transportar a Ian Quinn al Fridge para interrogarlo. Cuando el Equipo de Coulson expresó no estar de acuerdo con esta decisión, Garrett volvió a llamar a la sede y pidió autorización para interrogar a Quinn en el avión de camino a Bethesda.[11]

Jemma Simmons le preguntó Coulson si podía informar a la sede sobre su investigación de GH.325, después de que este se utilizara para revivir a Skye, sin embargo, Coulson negó su pedido.[12]

Sublevación de HYDRA

Después del arresto de Grant Ward por haber asesinado a Thomas Nash, Melinda May le avisó a Phillip Coulson que Nicholas Fury lo estaba esperando en el Triskelion.[13]

Apariciones

Apariciones de la Sede central de S.H.I.E.L.D.

En orden cronológico:

Referencias

Advertisement