FANDOM


"Los Elfos Oscuros invadieron Asgard."
Sif[fnt.]

El Saqueo de Asgard fue un asalto a gran escala contra Asgard ejecutada por los Elfos Oscuros durante el Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros.

Antecedentes

"Todo este hermoso lugar está a punto de ser destruido por una manada de malditos elfos."
Rocket Raccoon a Thor[fnt.]

En 2988 a.C., los Elfos Oscuros intentaron destruir los Nueve Mundos esparciendo el Éter a través de la Convergencia. Sin embargo, sus planes fueron interrumpidos cuando el ejército de Asgard dirigido por Bor llegó a Svartalfheim. Malekith, el líder de los Elfos Oscuros, escapó de la batalla con Algrim y varios otros soldados bajo su mando, entrando en hibernación durante los próximos 5000 años.

Malekith y sus aliados despertaron cuando Jane Foster descubrió el Éter al ser arrastrado a su ubicación por la Convergencia y se convirtió en la portadora de la fuerza que el Éter proporcionaba. Al ser llevada a Asgard para ser sanada, Foster se convirtió en un objetivo para los Elfos Oscuros, por lo que Malekith envió a Algrim a Asgard bajo la apariencia de un Merodeador y le ordenó inhabilitar las defensas del Palacio de Asgard desde adentro, a fín de que irrumpir en este fuera más sencilo.[1]

Saqueo

"¿Y aún tienes madre?"
"No, la mató un Elfo Oscuro."
Rocket Raccoon y Thor[fnt.]

Tras haber sido capturado por los asgardianos, Algrim fue encarcelado en las Mazmorras de Asgard, tal como lo había planeado. Dentro de su celda, Algrim activó una Piedra Kursed, la cual lo transformó en el último de los Kursed, un monstruo con fuerza mejorada que inmediatamente salió de su celda para generar un motín masivo junto a los Merodeadores y demás prisioneros encarcelados.

Mientras los Einherjar estaban ocupándose de los Merodeadores, Algrim se dirigió al generador de Escudo del Palacio de Asgard y lo destruyó para que las naves de los Elfos Oscuros pudieran entrar en él. A pesar de los intentos de Heimdall por detener el ataque, los Elfos Oscuros desplegaron sobre Asgard un grupo de naves que arrasó con todo lo que estaba en su camino, asesinando a múltiples civiles mientras se dirigían al palacio. Cuando los Einherjar abrieron fuego desde sus cañones láser, la nave que transportaba a Malekith se estrelló directamente en la Sala del Trono del palacio. Sabiendo que Odín y Thor estaban ocupados encargándose de los Elfos Oscuros y del motín respectivamente, Malekith comenzó a recorrer en palacio en busca de la recámara de Frigga. Habiendo rastreado a Jane Foster exitosamente, Malekith se preparó para extraerle el Éter pero fue confrontado por la Reina.

Ambos tuvieron un breve duelo, durante el cual Frigga sometió a Malekith pero fue emboscada por Algrim antes de que ella lograra reaccionar. Cuando Malekith intentó extraer el Éter del cuerpo de Foster, descubrió que había sido engañado al estar frente a una ilusión. Enfurecido, Malekith le preguntó a Frigga por última vez dónde estaba lo que quería, y al ver que ella nunca cooperaría, le ordenó a Algrim ejecutarla. Rápidamente, Thor llegó al lugar y al ver que su madre había sido asesinada, utilizó el Mjolnir para lanzarle un rayo de energía a Malekith, el cual quemó la mitad de su rostro y lo obligó a huír del lugar con la ayuda de Algrim.[1]

Consecuencias

"Yo valoro la vida de nuestra gente. Me llevaré a Jane al Mundo Oscuro y al enemigo lejos de Asgard. Cuando Malekith despoje a Jane del Éter, se verá expuesto y vulnerable. Destruiré el Éter y a él también."
Thor a Odín[fnt.]

Teniendo en cuenta que los Elfos Oscuros asechaban Asgard sin ser vistos, Odín se reunió con Fandral, quien le informó que el Palacio de Asgard estaría indefenso ante un nuevo ataque. Poco después, Thor conversó con Odín y le expresó sus dudas acerca de las posibilidades que tenían los Einherjar de triunfar contra los Elfos Oscuros. Él intentó convencer a Odin de que le permitiera llevarse de Asgard a Jane Foster en un arriesgado plan, gracias al cual Malekith podría hacerse con el Éter. SIn embargo, Odín estaba cegado por la tristeza y la ira causada tras la muerte de su esposa, por lo que se negó a escuchar y mucho menos a apoyar el plan de Thor; razón por la cual, este decidió ignorar la voluntad de su padre y llevarse a Foster a Svartalfheim de igual manera. Después de una serie de altercados, Thor derrotó a Malekith en la Tierra durante la Batalla de Greenwich, vengando así a Frigga y poniendo fin a la amenaza de los Elfos Oscuros.

Durante el motín causado por Algrim, Lorelei logró escapar de Asgard y dirigirse a la Tierra a través de uno de los pasadizos secretos de Loki. Sabiendo que su peor enemiga atormentaría Midgard, Sif decidió perseguirla y al llegar a la Tierra, se encontró con la agente de S.H.I.E.L.D., Melinda May, quien poco después le informó a Sif que Phillip Coulson y su equipo le ayudarían en su misión de capturar a Lorelei para volver a encerrarla en Asgard.[2]

En 2023, Thor y Rocket Raccoon viajaron en el tiempo de regreso 2013, precisamente al Saqueo de Asgard, momento en el cual sabían que Foster estaba en el planeta y podrían extraerle la Gema de la Realidad para revertir los efectos del Chasquido.[3]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.