FANDOM


Para otros usos de este término, véase Falcon (desambiguación)
Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.
"Solo me aseguro de considerar nuestras opciones. Las personas que te disparan luego suelen dispararme a mí."
―Samuel Wilson a Steven Rogers[fnt.]

Samuel Thomas "Sam" Wilson, mejor conocido como Falcon, es un ex paracaidista militar de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos que dejó el servicio activo cuando su alero Riley murió en medio de un combate, optando en su lugar por comenzar a ayudar a cualquiera de sus compañeros veteranos que sufrían de un trastorno de estrés postraumático en Veterans Affairs. En ese tiempo, Wilson conoció y se convirtió en un aliado de Steven Rogers durante la Sublevación de HYDRA, ayudándolo a detener los planes de Alexander Pierce antes de unirse a Rogers en nuevas misiones, entre ellos, la búsqueda de James Barnes, cuyo lavado de cerebro lo había convertido en un asesino.

Mientras los Vengadores atacaban las bases restantes de HYDRA, Wilson siguió colaborando con Rogers en la búsqueda de Barnes, aunque seguían sin tener éxito. Luego, tras los eventos de la Ofensiva de Ultrón, él fue reclutado para convertirse en miembro de la segunda encarnación de los Vengadores, tiempo durante el cual tuvo un encuentro con Scott Lang, quien se infiltró en el Centro de los Nuevos Vengadores y consiguió vencerlo, lo que había llevado a Wilson a considerar la posibilidad de reclutar a Lang dentro de los Vengadores.

Wilson siguió llevando a cabo misiones con los Vengadores hasta que fue obligado a estar en contra de los Acuerdos de Sokovia junto con Steven Rogers. Yendo en contra de los términos que dictaban los documentos, Wilson y Rogers finalmente encontraron a Barnes, pero los tres fueron arrestados por violar la ley. Luego de escapar de la detención, Wilson contactó a Scott Lang para que les ayudara a enfrentar al equipo de Anthony Stark. Sin embargo, Wilson terminó siendo encarcelado brevemente en la Balsa, pero luego fue liberado secretamente por Rogers.

Wilson pronto se vio envuelto en otra situación cuando la Tierra fue atacada por Thanos, quien buscaba reclamar la Gema de la Mente incrustada en la frente de Visión. Él se unió a los Vengadores restantes y se trasladaron a Wakanda. Sin embargo, aunque consiguieron eliminar al ejército de Outriders, fueron superados por completo cuando Thanos llegó personalmente a Wakanda, y Wilson fue derrotado al igual que los otros héroes. Él fue desintegrado cuando Thanos completó el Guantelete del Infinito.

Cinco años después, Wilson fue revivido tras que Bruce Banner y los Vengadores sobrevivientes lograran revertir la Decimación. Wilson se reunió con todos su aliados en las ruinas del Centro de los Nuevos Vengadores, donde se llevó a cabo la última batalla contra Thanos y su ejército, provenientes de una línea de tiempo alternativa. Como resultado, Anthony Stark falleció, y Wilson asistió a su funeral. Después, Steven Rogers viajó al pasado para devolver las Gemas del Infinito, y se quedó a vivir en la década de 1940. Ya viejo, Rogers se reencontró con Wilson en el 2023, y le confío su escudo para ser el nuevo Capitán América.

Biografía

Carrera militar

Perdiendo a Riley

"¿Perdiste a alguien?"
"Mi compañero Riley, fue en una misión, típica operación de rescate en paracaídas, nada que no hubieras hecho mil veces antes, y de pronto una granada golpeó a Riley en el aire. No pude hacer nada, solo pude presenciarlo y ya."
Steven Rogers y Samuel Wilson[fnt.]

Samuel Wilson se unió a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, y posteriormente se convirtió en un "pararescueman", asignado al "Escuadrón de Rescate 58". Él era un piloto de pruebas para el EXO-7 Falcon junto con su compañero, Riley. Durante una misión, Riley fue asesinado después de que fue golpeado por un RPG, y Wilson no pudo hacer nada para salvarlo. Después de perder a su amigo, Wilson cruzó por un tiempo difícil para tratar de encontrar una razón para seguir sirviendo, pero pronto dejó el ejército y centró sus esfuerzos en ayudar a los soldados que sufrían de trastorno de estrés postraumático.[1]

Conociendo a Steven Rogers

"¡No lo digas! ¡Ni se te ocurra!"
"A tu izquierda."
"¡Espera!"
―Samuel Wilson y Steven Rogers[fnt.]

Mientras trotaba en la mañana en Washington D.C., Wilson se percató de que alguien veloz lo alcanzaba constantemente y cada vez que lo hacía le decía "A tu izquierda", para gran molestia de Wilson, quien intentó seguirle el paso, pero terminó agotado. Mientras se recuperaba, se dio cuenta de que la persona veloz era Steven Rogers, y los dos hablaron de su condición de veteranos y acerca del tiempo que sirvieron en las Fuerzas Armadas. Wilson le preguntó a Rogers sobre las diferencias entre la vida en la década de 1940 y ahora antes de recomendarle un poco de música para que él escuchara. Su conversación fue interrumpida cuando Rogers fue llamado para una misión por Natalia Romanoff, pero antes de verlo irse Wilson le dijo que podía ir a visitarlo en el VA, a lo que Rogers aceptó.

Después de una reunión con las víctimas de TEPT en el que él ayudó a una mujer que sufría de visiones, Wilson se reunió con Rogers, quien lo había visitado y lo felicitó por su discurso. Wilson le contó a Rogers sobre su tiempo en la guerra y cómo había perdido a Riley durante una batalla, pero que había encontrado un nuevo propósito de ayudar a los veteranos para que se adapten nuevamente a estar en casa. Rogers le contó a Wilson que él estaba luchando con la idea de qué hacer si no era un soldado, pero Wilson le aseguró que podía hacer que lo que él quisiera.[1]

Ayudando a los fugitivos

"Todo el mundo quiere asesinarnos."
"No todo el mundo."
Natalia Romanoff y Samuel Wilson[fnt.]

Mientras escapaban de los miembros encubiertos de HYDRA dentro de S.H.I.E.L.D., Steven Rogers y Natalia Romanoff buscaron refugio con Wilson, quien aceptó dejarlos entrar sin pensarlo dos veces. Mientras lo acompañaban en su casa, Wilson les preparó el desayuno y les permitió utilizar su ducha. Cuando WIlson se enteró de los detalles de la situación de Rogers y Romanoff, les ofreció su ayuda, revelando que él fue parte de un proyecto militar que tenía mochilas propulsoras aladas.

Después de recuperar el EXO-7 Falcon en Fort Meade, Wilson viajó con Rogers y Romanoff para interrogar al agente de HYDRA, Jasper Sitwell. Wilson llamó a Sitwell a través del teléfono y lo amenazó con dispararle si no hacía exactamente lo que él decía. Este le ordenó a Sitwell ir a la azotea de un edificio cercano, donde fue interrogado por Rogers y Romanoff. Cuando Romanoff lanzó a Sitweel del edificio, Wilson lo atrapó y lo llevó de vuelta a la parte superior del edificio mientras volcaba con el Exo-7 Falcon. Esta caída asustó a Sitwell lo suficiente como para revelar el plan de HYDRA a Rogers, Romanoff y Wilson por medio del Proyecto Insight.[1]

Encuentro con el Soldado del Invierno

"¡Corre! ¡Yo los detengo!"
―Samuel Wilson a Steven Rogers[fnt.]

Después, el equipo llevó a Sitwell en su automóvil y se dirigieron al Triskelion, donde planeaban usar a Sitwell para acceder y apagar el Proyecto Insight, que amenazaba con destruir a futuras amenazas para HYDRA. Sin embargo, ellos fueron emboscados por el Soldado del Invierno. Sitwell fue asesinado, pero el equipo logró escapar del automóvil y estalló una pelea en las calles.

Wilson utilizó una ametralladora para cubrir a Rogers y a Romanoff, quienes estaban luchando contra los operativos de HYDRA. Eventualmente, Wilson logró derrotar a la unidad de soldados de HYDRA, y fue en busca de Rogers y Romanoff, llevándose consigo su traje EXO-7 Falcon. Wilson descubrió a Rogers luchando contra el Soldado del Invierno, y voló sobre él para ayudarlo, empujando a Barnes, y Romanoff le disparó una granada, forzándolo a huir. Después, Rogers, Romanoff y Wilson fueron rodeados por algunos soldados de HYDRA infiltrados en S.H.I.E.L.D., liderados por Brock Rumlow y Jack Rollins, y fueron colocados en la parte trasera de una camioneta para ser ejecutados más tarde.[1]

Conociendo a Nicholas Fury

En la camioneta, él escuchó como Rogers explicaba que el Soldado del Invierno era en realidad su viejo amigo James Bares, quien fue capturado por HYDRA en los años de 1940 y lo utilizaron para convertirlo en su asesino. Pronto, ellos fueron rescatados por Maria Hill, quien estaba encubierta dentro de la camioneta y los ayudó a escapar.

Hill se encargó de llevar al equipo hasta un centro secreto donde el Director de S.H.I.E.L.D., Nicholas Fury, se recuperaba de un intento de asesinato de Barnes. Cuando hablaron de la infiltración de HYDRA dentro de S.H.I.E.L.D., ellos planearon colocar tres chips dentro cada Helicarrier del Proyecto Insight para hacer que estos se destruyan mutuamente y así asegurar la protección de las personas que estaban siendo amenazadas por HYDRA.

Wilson más tarde habló con Steven Rogers acerca de lo que deberían hacer si se encontraban con Barnes de nuevo, y le dijo que era el tipo de persona que se debía detener en lugar de salvar a pesar de su amistad en la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, Rogers siguió convencido de que podía salvar a su amigo y proclamó que encontraría un uniforme nuevo para luchar en la próxima misión.[1]

Batalla en el Triskelion

Wilson, Rogers y Hill irrumpieron en el Triskelion, y se hicieron cargo de la sala de control. Una vez allí, Rogers le informó a todos los agentes de S.H.I.E.L.D. que HYDRA se había infiltrado en su organización y sobre los verdaderos planes de Alexander Pierce para el Proyecto Insight. Rogers les instó a enfrentarse al enemigo. Cuando terminó, Wilson le preguntó en modo de broma si había escrito ese discurso o simplemente se le ocurrió en el momento.

Cuando el Proyecto Insight y los Helicarriers se pusieron en marcha, Wilson ayudó a Rogers a instalar los tres chips especiales que le quitaban el control a HYDRA sobre el Proyecto Insight. Wilson utilizó su traje de vuelo en la batalla, pero fue perseguido por un Quinjet. Cuando uno de los Helicarriers abrió un camino, Wilson aprovechó la oportunidad para subirse a bordo e instalar su chip. Más tarde, Wilson salvó a Rogers de una caída mortal tras que este colocara el segundo chip, y lo llevó hasta el tercer Helicarrier; sin embargo, fueron atacados inmediatamente por James Barnes, quien dañó el EXO-7 Falcon y lo lanzó a Wilson fuera del Helicarrier, obligándolo deshacerse del resto del traje y activar el paracaídas.[1]

Encuentro con Brock Rumlow

"No hay prisioneros en HYDRA, sólo orden, y el orden se obtiene a través del dolor... ¿Listo para sentirlo?"
Brock Rumlow a Samuel Wilson[fnt.]

Wilson, en el interior del Triskelion, se encontró y atacó a Brock Rumlow cuando este se dirigía a atacar a Natalia Romanoff y a Nicholas Fury. Los dos soldados se enfrentaron en un combate mano a mano. Aunque Rumlow logró tener la ventaja durante la pelea, esta fue interrumpida cuando un Helicarrier se estrelló en el Triskelion. Rumlow fue aplastado por los escombros, y Wilson se vio obligado a saltar desde el piso 41 del edificio, donde fue recogido por un helicóptero de S.H.I.E.L.D. pilotado por Fury y Romanoff.

Más adelante, Rogers fue encontrado inconsciente cerca de las ruinas del Triskelion y fue hospitalizado después de su pelea con Barnes, quien lo había golpeado casi hasta la muerte. Wilson permaneció al lado de la cama de Rogers hasta que se recuperó y escuchó la música que él le había recomendado con anterioridad. Cuando Rogers despertó, las primeras palabras que le dijo a Wilson fueron "A tu izquierda", provocando que Wilson sonriera.[1]

Búsqueda de James Barnes

Haciendo equipo con Rogers

"¿Irás tras él, no?"
"No tienes que acompañarme."
"Lo sé ¿Iniciamos, cuando?"
―Samuel Wilson y Steven Rogers[fnt.]

Cerca de la tumba falsa de Nicholas Fury, este último le ofreció a Wilson unirse a él en su misión de exterminar los restos de HYDRA en Europa. Wilson se negó, diciendo que él no era un espía. Tras estas declaraciones, ellos se despidieron, y Natalia Romanoff le dio un archivo a Rogers sobre Barnes. Cuando solo quedaron los dos, Wilson estuvo de acuerdo en ayudar a Rogers en su búsqueda por James Barnes.[1]

Durante la misión, no obstante, Rogers fue contactado para reunirse con los Vengadores para terminar la Guerra contra HYDRA, dejando que Wilson continuara buscando a Barnes por su cuenta.[2]

Fiesta en la Torre de los Vengadores

Wilson fue invitado a una fiesta en la Torre de los Vengadores para celebrar la exitosa batalla contra HYDRA que llevó a la captura de Wolfgang von Strucker. Allí, Wilson conoció a Anthony Stark, y ambos se estrecharon la mano, antes de ponerse a jugar billar con Steven Rogers mientras bebía.

Wilson y Rogers se separaron del resto de los invitados para hablar de la experiencia de Rogers en el Ataque a la Base de Investigación de HYDRA; Wilson bromeó deseando saber por qué no había sido invitado a asistir a la batalla, ya que había estado ayudando a Rogers en la búsqueda de Barnes, pero cuando Rogers intentó disculparse, él todavía le aseguró que no estaba muy interesado en unirse a los Vengadores. Ellos continuaron hablando sobre Rogers para encontrar un apartamento en su ciudad natal, Brooklyn.[2]

Nuevos Vengadores

Uniéndose al equipo

"Vengadores..."
Steve Rogers a los Nuevos Vengadores[fnt.]

No mucho después de la Ofensiva de Ultrón, Wilson fue reclutado en los Vengadores junto con Visión, James Rhodes y Wanda Maximoff. Wilson llegó al Centro de los Nuevos Vengadores con sus nuevas alas mecánicas del Exo-7 Falcon, y sonrió por las aventuras que estaba por tener. Los nuevos Vengadores comenzaron su entrenamiento bajo la dirección de Steven Rogers y Natalia Romanoff.[2]

Duelo en el Centro de los Nuevos Vengadores

"¿Qué estás haciendo aquí?"
"Quiero que sepas que te admiro mucho."
"Gracias, ahora ¿quién eres?"
"Soy Ant-Man."
"¿Ant-Man?"
"¿Qué, no has oído de mí? No, no has oído de mí."
―Samuel Wilson y Scott Lang[fnt.]

En el Centro de los Nuevos Vengadores, Wilson detectó a un intruso y decidió salir a investigar. Volando sobre el techo, este vio a un hombre con un traje que le permitía encogerse. Una vez que quedó claro que Wilson podía verlo, el hombre regresó a su tamaño normal y se presentó como Ant-Man, señalando que era un gran fanático de los Vengadores, lo cual Wilson apreció, pero se mantuvo serio frente a la situación.

Cuando Wilson exigió saber por qué había venido la instalación, el hombre afirmó que necesitaba tomar prestado un aparato para salvar el mundo. Al creer que Ant-Man era una especie de espía, Wilson intentó arrestarlo, pero este se encogió y lo golpeó con una sorprendente cantidad de fuerza, lo que provocó que ambos empiecen a luchar. Ellos salieron de la azotea de las instalaciones, y Wilson intentó dispararle con sus armas, sin éxito. Él utilizó sus gafas para rastrear al intruso y le lanzó golpes que lo obligaron a volver a su tamaño original.

Cuando Ant-Man se alejó y entró a la instalación, Wilson lo siguió hasta que Ant-Man se encogió y deshabilitó el EXO-7 Falcon desde el interior. Wilson salió disparado contra el suelo y ​​cuando se recuperó, Ant-Man ya había escapado con el dispositivo. Forzado a aceptar la derrota, este comunicó que era importante para él que Rogers no debía enterarse de este embarazoso fracaso.[3]

Buscando a Ant-Man

"Sí, y suena que es súper rudo y malo."
―Luis a Scott Lang[fnt.]

Buscando a otro héroe que pudiera brindarle apoyo a los Vengadores, Wilson escuchó que Ant-Man utilizó sus habilidades para detener la venta de una nueva súper arma llamada Traje de Yellowjacket, que casi fue entregada a HYDRA por Darren Cross. Por ello, Wilson comenzó a buscar a Lang a pesar de que solo sabía su primer nombre, Scott. Finalmente, Wilson lo encontró a través de varias personas que lo condujeron al amigo de Scott, Luis.[3]

Ataque a la sede de IDEI

"Arma asegurada. Gracias Sam."
"No, no es a mí."
"No voy a agradecerle a esa cosa."
"Su nombre es Redwing."
"No le voy a dar las gracias."
"Acaricialo, es bueno."
Natalia Romanoff y Samuel Wilson[fnt.]

Los Vengadores rastrearon a un fugitivo Brock Rumlow en Lagos, Nigeria. Wilson se posicionó en el techo de un edificio, utilizando a Redwing para vigilar la ciudad mientras se comunicaba con los otros Vengadores. Poco después, Wilson miró una furgoneta sospechosa que se dirigía hacia el IDEI antes de estrellarse contra el edificio.

Cuando los Vengadores se dirigieron allí, Wilson condujo a Rogers a la escena y lo dejó caer en el centro del conflicto, donde pudo usar su escudo para luego eliminar a la mayoría de los mercenarios. Por otro lado, Wilson usó su velocidad para atacar a otros tres mercenarios por sorpresa, antes de señalar el número de mercenarios que le quedaban a Rumlow para combatir.

Mientras Rogers entraba al edificio para investigar, Wilson ayudó a Maximoff en la lucha contra numerosos hostiles y le proporcionó protección cuando limpió el gas tóxico que había sido liberado dentro del edificio. Wilson bloqueó todas las balas de los mercenarios con las alas del traje y les disparó misiles. Simultáneamente, Rogers confirmó que Rumlow efectivamente había robado un arma biológica de la instalación.

Durante el caos de la batalla, Rumlow y algunos de sus hombres corrieron al centro de la ciudad con la esperanza de evadir a los Vengadores, sin embargo, Wilson pudo rastrearlos fácilmente. Acto seguido, Wilson sometió a uno de ellos, solo para darse cuenta y alertar a sus amigos de que los mercenarios se habían separado en una búsqueda inútil, lo que significaba que alguien estaba cargando el arma biológica.

Una vez que Romanoff sometió a algunos hostiles, uno de ellos amenazó con soltar el virus si no soltaba su arma mientras otra persona la sostenía a punta de pistola. Sin embargo, Wilson salvó a Romanoff usando a Redwing para dispararle a los dos mercenarios, y Romanoff recuperó el arma biológica. Wilson insistió en que agradeciera a Redwing, pero ella se negó. Más adelante, Rogers le pidió a Wilson que llame a la ambulancia después de que Maximoff causó una explosión que mató a numerosos civiles, el cual fue ocasionado por Rumlow tras suicidarse.[4]

Guerra Civil de los Vengadores

Acuerdos de Sokovia

Después de la desastrosa misión en Lagos, el recién nombrado Secretario de Estado, Thaddeus Ross, visitó el Centro de los Nuevos Vengadores. Ross le presentó a los Vengadores los Acuerdos de Sokovia, poniéndolos bajo el mando directo de un panel de las Naciones Unidas, explicando que la decisión se basó en las consecuencias de muchas de sus misiones recientes que causaron pérdidas masivas de vidas y daños a la propiedad.

Wilson y Rhodes discutieron sobre los documentos. Rhodes afirmó que 117 países habían firmado los Acuerdos y que no podían ignorarlo, ya que esto era diferente al Consejo Mundial de Seguridad. Wilson mencionó que después de que lo firmaran, probablemente serían encarcelados como delincuentes, mientras que Visión argumentó que los Acuerdos eran objetivos. El debate se detuvo después de que Rogers recibiera un mensaje de que Margaret Carter había fallecido.[4]

Muerte de Margaret Carter

Wilson acompañó a Rogers en el funeral de Carter en el Reino Unido. Mientras estaban allí, Wilson notó a Sharon Carter dando un discurso en el que se reveló que era sobrina de Margaret. Durante el discurso, las palabras de Sharon hicieron que tanto Wilson como Rogers pensaran más en su decisión sobre los Acuerdos de Sokovia.

Con el funeral terminado, Wilson permitió que Rogers y Carter tuvieran tiempo para ponerse al día. Sin embargo, cuando una bomba se activó fuera del Centro Internacional de Viena, donde los Acuerdos estaban siendo firmados, Wilson informó a Rogers y Carter, quienes vieron el informe de noticias que afirmaba que el Rey T'Chaka de Wakanda había muerto en la explosión y que las autoridades sospechaban que James Barnes era responsable del ataque terrorista.

Los tres luego viajaron a Viena para investigar. Una vez que Rogers había regresado de una conversación con Romanoff, Wilson le preguntó si ella le había dicho que no interfiriera, pero Rogers dijo que Barnes habría hecho lo mismo por él. Carter les dijo que Barnes estaba en Bucarest, pero el líder del Centro Común de Lucha contra el Terrorismo, Everett Ross, lo estaba persiguiendo con órdenes de matarlo.[4]

Captura de James Barnes

En Bucarest, Wilson vigiló el área mientras Rogers hablaba con Barnes dentro de su apartamento. No mucho después, Wilson le avisó sobre la posición de varios soldados acercándose. Rogers y Barnes lucharon contra ellos y escaparon, pero T'Challa llegó e intentó asesinar a Barnes. Por su parte, Wilson recibió la orden de bloquear el paso del helicóptero que les disparaba, por lo que decidió estrellarlo.

La lucha continuó a través de una carretera, con los soldados persiguiendo a los tres con sus vehículos. Wilson voló tras sus aliados, y usando la increíble velocidad y agilidad de su traje rápidamente los atrapó, por lo que Rogers le pidió a Wilson que lo ayudara a detener a T'Challa, quien se negó a rendirse en su intento de asesinar a Barnes. Wilson atrapó a T'Challa en el aire, solo para que este último lo usara en su beneficio.

Cuando T'Challa usó la velocidad de Wilson para alcanzar a su víctima, Wilson se vio forzado a frenar cuando Barnes usó sus granadas para hacer estallar la entrada, a lo que este lanzó a T'Challa hacia adelante. T'Challa atrapó a Barnes, pero fue detenido por Rogers antes de que el Centro Común de Lucha contra el Terrorismo los arrestara a todos con la ayuda de James Rhodes.[4]

Fugitivos de la ley

Mientras eran transportase a la base del Centro Común de Lucha contra el Terrorismo, Wilson se burló del uniforme de T'Challa, insinuando que le gustaban los gatos. T'Challa explicó que su traje está hecho de Vibranio y que sus razones para atacar a Barnes se debieron a que él aparentemente mató a su padre durante un reciente ataque terrorista en Viena.

Cuando llegaron a la instalación, fueron saludados por Sharon Carter, quien les presentó a Everett Ross, quien confiscó sus equipamientos, lo que provocó que Wilson se quejara de que era mejor que no quería ver a nadie más usando el EXO-7 Falcon. Mientras caminaban por los pasillos de la instalación, eventualmente se encontraron con Anthony Stark, quien estaba hablando con Thaddeus Ross, y dejó en claro que ahora habría graves consecuencias por sus acciones, agregando que Wilson no recuperaría sus alas, para su consternación.

Wilson se unió a Rogers y Carter mientras observaban la entrevista de un psiquiatra de Barnes, Theo Broussard. De repente, se cortó la luz en todo el cuartel general, lo que provocó que Wilson y Rogers rápidamente se apresuraron a ir a la sala de interrogatorios, solo para encontrar al psiquiatra en el suelo sin Barnes. Mientras Rogers interrogaba al analista sobre quién era realmente, Barnes apareció y emboscó a Wilson, intentando romperle el cuello con su prótesis de brazo antes de noquearlo. Cuando Wilson despertó, descubrió al psiquiatra huyendo, e intentó alcanzarlo, sin éxito.

Tras el duelo, Wilson y Rogers tomaron a Barnes en un edificio abandonado y lo sometieron.[5] Ellos comprobaron si él seguía con el lavado de cerebro del psicoanalista, que en realidad era Helmut Zemo, y deliberó su curso de acción: diciendo que conseguiría a Stark y a los demás donde empezaron. Barnes mencionó que Zemo planeaba viajar a la Instalación Siberiana de HYDRA, donde lo cuestionaban. Ellos sospecharon que Zemo iba a usar a los asesinos de HYDRA, los Soldados del Invierno, para algún plan todavía desconocido. Rogers le dijo a Wilson que estaban solos en la lucha, pero Wilson le dijo que conocía a alguien que podría ayudarles.[4]

Nuevo equipo

Con la ayuda de Sharon Carter, el equipo huyó y se reunieron con ella para que les devuelva su equipamiento que había sido confiscado. Mientras Rogers hablaba con Carter, Wilson permanecía en el automóvil con Barnes, negándose groseramente a mover su asiento para darle a Barnes mayor vista. Cuando Rogers besó a Carter antes de tomar caminos separados, tanto Wilson como Barnes sonrieron ante el éxito de su amigo con Carter, para gran vergüenza de Rogers.

Wilson, Rogers y Barnes se reunieron con Clinton Barton y Wanda Maximoff cerca del aeropuerto de Leipzig-Halle. A petición de Wilson, Barton también reclutó a Scott Lang, quien saludó a Rogers y se disculpó frente a Wilson por el duelo que tuvieron en el Centro de los Nuevos Vengadores, mientras que Wilson le mencionó que fue una gran audición, pero que no volvería a suceder. El grupo se vistió con sus propios uniformes y se dirigieron a las afueras del aeropuerto, donde abordarían un Quinjet para volar a Siberia y detener a Zemo.[4]

Enfrentamiento entre los Vengadores

"Lo siento."
―Samuel Wilson a Anthony Stark[fnt.]

Mientras que Rogers se dejaba acorralar y desarmar por el equipo de héroes de Stark, Wilson se posicionó lejos de la confrontación y escaneó el aeropuerto al lado de Barnes. Él rápidamente encontró el Quinjet con el que había llegado el equipo de Stark en el Hangar 5 usando las lentes de Redwing y alertó a Rogers, comenzando una batalla entre las dos facciones de Vengadores. Wilson y Barnes se dirigieron al hangar, pero fueron perseguidos por Peter Parker, quien pateó a Wilson, y continuaron peleando en la terminal del aeropuerto. Wilson se mantenía en el aire mientras Barnes intentaba lanzarle objetos pesados a Parker. No obstante, tanto Wilson como Barnes fueron vencidos e inmovilizados por la telaraña de Parker. Antes de que el joven pudiera hacer otro movimiento, Wilson controló a Redwing para que se lleve a Parker fuera de la terminal.

Habiéndose reagrupado con el resto del equipo, Wilson y compañía fueron detenidos por Visión, sin embargo, Rogers sugirió que tendrían que pelear de todas maneras. Wilson combatió por aire contra James Rhodes, y cuando Visión intentó someterlo, este fue detenido por una flecha eléctrica disparada por Clinton Barton, quien lo estaba cubriendo. Más adelante, Wilson empezó a ser perseguido por Stark y Rhodes, por lo que él le pidió a Barton que lo ayude. En su lugar, Barton lanzó a Scott Lang con una flecha para que este ingrese en el interior de la armadura de Iron Man para sacar a Stark del combate temporalmente.

Como el equipo de Rogers se dio cuenta de que no todos podrían ir a Siberia, este sugirió elaborar una distracción para que Steven Rogers y James Barnes puedan llegar al Quinjet. Ante la idea, Lang se ofreció como voluntario para hacerlo, y creció a un tamaño enorme como Giant-Man, sujetando a Rhodes. A medida que Stark lo seguía persiguiendo, Wilson decidió hacerle frente y lo golpeó lanzándole a Redwing, aturdiéndolo.

Después de que Rogers y Barnes llegaron al Quinjet, Stark y Rhodes fueron tras ellos mientras Wilson los seguía, pero cuando vio que el rayo láser de Visión se acercaba más a él, rápidamente lo esquivó. El ataque, sin embargo, golpeó el Reactor Arc de la armadura de Rhodes, deshabilitando el traje. Rhodes cayó miles de pies contra el suelo, a pesar de los esfuerzos de Wilson y Stark por salvarlo. Aunque Rhodes sobrevivió, este quedó paralizado, y Wilson se disculpó por lo sucedido, pero un airado Stark lo dejó inconsciente disparándole un rayo repulsor.[4]

En custodia

Después de su derrota, Barton, Wilson, Lang y Maximoff fueron arrestados y encarcelados en la Balsa. Durante su estadía en la prisión, Wilson permaneció en su celda hasta que fue visitado por Anthony Stark, quien descubrió que Rogers tenía razón sobre Helmut Zemo y se equivocó, por lo que quería saber su ubicación para ayudar a detenerlo. Wilson en un principio se negó, pero aceptó cooperar cuando Stark quitó la señal del audio para que Thaddeus Ross no los escuché.[4]

Escape de la Balsa

"Mi fe se centra en la gente, supongo. Individuos. Y me alegra a decir que en su mayoría, no me han decepcionado. Y por eso tampoco los decepcionaré. Las cerraduras se reemplazan, pero tal vez no deberían."
Steven Rogers a Anthony Stark[fnt.]

Pocos días después, Rogers, tras detener a Zemo, se infiltró en la Balsa y liberó a Clinton Barton, Scott Lang, Wanda Maximoff y Samuel Wilson de sus celdas. A pesar de ser fugitivos buscados, Rogers le dijo a Stark que si alguna vez necesitaba su ayuda, todo lo que tendría que hacer era llamarlo.[4] Después de su liberación, el equipo celebró su libertad, con Barton, Maximoff y Lang regresando a sus hogares, mientras que Wilson optó por seguir acompañando a Rogers.[6]

En la huida

Enfrentando a los terroristas

Algunos meses después, Wilson y Rogers se reencontraron con Natalia Romanoff, quien se volvió fugitiva por ayudar a Rogers durante el Enfrentamiento entre los Vengadores, y decidieron formar un equipo.[6] Mientras retomaban tecnología Chitauri de un grupo de terroristas, Rogers, Romanoff y Wilson se encontraron con Nicholas Fury, quien intentó convencer a Rogers de ponerse en contacto con Stark para solucionar el problema, pero él le aseguró que le mandó un comunicado donde Stark lo llamaría si algún día necesitara de su ayuda.[7]

Más tarde, Romanoff utilizó sus contactos de la KGB para rastrear a una organización terrorista provista de armas Chitauri en Siria. Infiltrándose dentro de los terroristas, Rogers, Wilson y Romanoff deshabilitaron las armas y luego partieron hacia Líbano. Romanoff intentó convencer a Rogers de informar a Stark de esto, pero él no quiso hacerlo, ya que pensó que estaba demasiado ocupado haciendo otras cosas.[6]

Guerra del Infinito

Salvando a Visión

"¿A dónde vamos, Cap?"
"A casa."
―Samuel Wilson y Steven Rogers[fnt.]

Steven Rogers había sido contactado por Bruce Banner, quien regresó a la Tierra luego de que Thanos atacara la Estadista donde también lo acompañaba Thor, para localizar y proteger a Visión, junto a Natalia Romanoff y Samuel Wilson, pues este tenía la Gema de la Mente que Thanos estaba buscando. Wilson y su equipo llegaron a tiempo a la estación de metro para luchar contra dos de los hijos de Thanos, Proxima Midnight y Corvus Glaive. Wilson rápidamente pateó a Midnight y comenzó a atacar a Glaive con numerosos Redwings.

Al someter a los enemigos, Wilson sacó sus armas para eliminarlos, pero Midnight les dijo que no tendrían otra oportunidad para asesinarlos y regresó a su nave junto a un malherido Glaive. Acto seguido, Wilson ayudó a Visión a levantarse, ya que sufrió una herida en su abdomen. El equipo abordó el Quinjet, y Rogers le pidió a Wilson llevarlos al Centro de los Nuevos Vengadores.[8]

Reuniéndose con los Vengadores

"Que incómodo."
―Samuel Wilson[fnt.]

Al aterrizar el Quinjet en las instalaciones de los Vengadores, el equipo se reunió con James Rhodes y Bruce Banner; cuando Romanoff saludó a Banner, Wilson comentó que la reunión entre ellos era incómoda bajo estas circunstancias. Con la intención de proteger a la Visión, los Vengadores decidieron ir a Wakanda, donde podrían quitarle la Gema de la Mente. Wilson pilotó el Quinjet una vez más y llegaron a la Ciudad Dorada.

Tan pronto como los Vengadores aterrizaron en Wakanda, Rogers fue recibido por el Rey de Wakanda, T'Challa. Wilson esperó afuera del palacio junto a James Barnes mientras el resto del equipo preparaba a Visión para que lo separen de la Gema de la Mente. De repente, muchas naves alienígenas llegaron a Wakanda, y Wilson se preparó con los demás para combatir a la amenaza entrante.[8]

Batalla de Wakanda

Los Vengadores, junto con las tribus de Wakanda lideradas por T'Challa, se acercaron al paisaje donde los esperaba la Orden Oscura. Luego de que estos últimos liberaran a los Outriders, Wilson y Rhodes volaron sobre el campo de batalla para enfrentarlos. A medida que los Outriders crecían en número, Wilson les disparó con sus pistolas y activó a Redwing, quien se dividió en tres partes y perforó a los enemigos a alta velocidad.

Eventualmente, tras que Thor, Groot y Rocket Raccoon aparecieran repentinamente para brindarles su apoyo en la lucha, Wilson se comunicó con el equipo cuando Visión se vio forzado a abandonar el laboratorio cuando Glaive lo atacó por sorpresa. Él luego siguió peleando junto con las fuerzas Wakandianas y acabaron tanto con los Outriders como con las Orden Oscura.

Tras esto, Wilson se reunió con el resto del equipo, solo para presenciar la llegada de Thanos, quien ya tenía cinco Gemas del Infinito, y solo le faltaba obtener la de Visión. Como el Titán Loco comenzó a acercrse, Wilson trató de detenerlo disparándole con sus armas mientras volcaba alrededor suyo, pero Thanos utilizó la Gema del Espacio para derribarlo, dejándolo casi inmóvil en el suelo.

Una vez que Thanos venció a todos los héroes y completó el Guantelete del Infinito, chasqueó los dedos y mató a la mitad de la vida en el universo. Wilson se desintegró en cenizas mientras se arrastraba detrás de algunas plantas mientras James Rhodes lo llamaba, tratando de encontrarlo.[8]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Samuel Wilson

En orden cronológico:

Detrás de escenas

Trivia

  • En los cómics, Samuel Wilson es el tío de Jim Wilson y un nativo de Harlem que se mudó a California. y se convirtió en un traficante de drogas, aunque este hecho se reveló como una colección de recuerdos falsos plantados por Johann Schmidt. Cuando su avión se estrelló, él fue genéticamente alterado con la capacidad de hablar telepáticamente con las aves. Con el tiempo, Wilson asumió el manto del Capitán América.

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 Captain America: The Winter Soldier
  2. 2,0 2,1 2,2 Avengers: Age of Ultron
  3. 3,0 3,1 Ant-Man
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 4,7 4,8 Captain America: Civil War
  5. Ant-Man - Escena post-créditos
  6. 6,0 6,1 6,2 Avengers: Infinity War Prelude
  7. Captain Marvel Prelude
  8. 8,0 8,1 8,2 Avengers: Infinity War

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.