FANDOM


Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.
"No hay nada igual a mí, excepto yo."
―Rocket Raccoon[fnt.]

89P13, autonombrado Rocket Raccoon, es un individuo genéticamente modificado parecido a un mapache que se convirtió en un criminal al igual que su amigo Groot. Juntos, viajaron ganando recompensas hasta que conocieron a los Guardianes de la Galaxia, con quienes se alió para detener a Ronan de destruir Xandar. Sin embargo, durante la batalla, Rocket fue testigo del sacrificio de Groot para mantener a salvo al equipo. Rocket finalmente decidió quedarse con los Guardianes y plantó una parte de Groot, haciéndolo renacer.

Al ser contratados por los Soberanos para eliminar al Abilisk, Rocket aceptó sólo para robarles sus Baterías Anulax. En consecuencia, Ayesha contrató a los Devastadores para entregarlos ante ella. Rocket y Groot fueron capturados por Taserface, quien había tomado el mando de Yondu Udonta, obligando a Rocket y Yondu a trabajar juntos para liberarse. Asimismo, Rocket aprendió a ser una mejor persona y comprendió cuanto amaba a su familia, los Guardianes, por lo que les ayudó a vencer a Ego a costo del sacrificio de Yondu.

Cuando los Guardianes salvaron a Thor tras el Ataque a la Estadista, ellos aprendieron que Thanos ya estaba reuniendo las Gemas del Infinito. Mientras una parte del equipo se dirigía a Knowhere por la Gema de la Realidad, Rocket y Groot acompañaron a Thor a Nidavellir para forjar el arma Rompetormentas. Tras esto, los tres fueron a la Tierra para ayudar a los Vengadores a defender Wakanda del ejército de Thanos. A pesar de sus esfuerzos, Rocket y Nebula fueron los únicos Guardianes que sobrevivieron al Chasquido de Thanos. Los dos ayudaron a los Vengadores a localizar a Thanos en Titán II, donde lo eliminaron al descubrir que había destruido las Gemas del Infinito.

En 2023, después de descubrir cómo viajar en el tiempo de manera segura a través del Reino Cuántico, Rocket y Thor se transportaron al año 2013, donde recuperron la Gema de la Realidad de Jane Foster en Asgard. Ya con las Gemas reunidas, Rocket fue testigo de como Bruce Banner revivió a la mitad de la vida en el universo, y cuando el ejército de un Thanos alternativo llegó para confrontrlos, Rocket se reunió con sus aliados y lograron vencerlo. Después, él asistió al funeral de Anthony Stark y regresó con los Guardianes de la Galaxia.

Biografía

Vida temprana

Mejoras cibernéticas

"¡Yo no les dije que me crearan! ¡Yo no pedí que me hicieran pedazos y me unieran una y otra vez hasta convertirme un pequeño monstruo!"
―Rocket Raccoon[fnt.]

El Sujeto: 89P13 era una criatura parecida a un mapache que fue recuperado por una raza extraterrestre. Él fue traído del planeta Halfworld en el sistema solar Keystone, por lo que fue genéticamente y cibernéticamente mejorado para que tuviera inteligencia. Sin embargo, tras años de abuso y reescritura genética repetitivas, él se empezó a llamar a sí mismo como Rocket, desarrollando una personalidad vana y caótica, llevándolo a convertirse en un mercenario.

Los extensos antecedentes penales de los Nova Corps de Rocket Raccoon incluían trece cargos de robo, veintitrés de cargos de evasión de cárcel, siete cargos de actividad mercenaria, y quince cargos de incendio premeditado.[1]

Apuesta en Contraxia

Cuando Rocket visitó Contraxia, este ganó una apuesta contra uno de los residentes. Después de haberse interesado por el ojo cibernético del individuo, Rocket más tarde irrumpió en su habitación y rápidamente robó la prótesis antes de abandonar Contraxia. Sin embargo, la única forma en que podía pasar el contrabandeo en Contraxia era poniéndolo en un área muy poco higiénica de su cuerpo. Rocket entonces mantuvo el ojo guardado sin usarlo.[2]

Oferta en el Hub

Al asociarse con Groot, un Flora colossus del Planeta X, Rocket se abrió paso en la galaxia realizando varios actos de dudosa legalidad. En una de esas aventuras, Rocket y Groot se dirigieron al Hub sin dinero y desesperados por conseguir un trabajo para comprar combustible para su vehículo. Él se ganó un trabajo a través de Sqqd'li, bajo las órdenes de su empleador, el señor del crimen, Zade Scraggot, quien contrató a Rocket y Groot para recuperar un paquete que se encontraba en la sección altamente segura de la estación por 1000 créditos.

Rocket y Groot recuperaron con éxito el paquete, y descubrieron que esta contenía una familia de Scalluscs sensibles, unas criaturas con forma de caracol que Scraggot planeaba cosechar para sus conchas. Al enterarse de que los Scalluscs tenían dinero y podían duplicar la paga de Scraggot, Rocket y Groot rescataron a los Scalluscs de su cruel destino después de una breve pelea con Scraggot y sus hombres.[3]

Búsqueda del Orbe

Encontrando a Peter Quill

"A ver humano, ¿qué tanto quieren atraparte? ¿40.000 unidades? ¡Groot, nos haremos ricos!"
―Rocket Raccoon a Groot[fnt.]

Rocket y Groot se encontraban en una plaza en Xandar, buscando objetivos para atrapar y cobrar la recompensa, solo para encontrar a un hombre coqueteando con una Xandariana, que a Rocket le parecía un pervertido de primer nivel. Mientras Groot tomaba agua de la fuente, Rocket pronto localizó a Peter Quill, buscado por Yondu Udonta a cambio de 40.000 unidades. Al ver esto, Rocket le gritó orgulloso a Groot de que se volverían ricos.

Acto seguido, ambos trataron de capturarlo mientras Quill luchaba con Gamora por el Orbe. Durante el duelo, Rocket regañó a Groot para apresurarse en terminar la misión, atacó a Gamora poniéndose encima suyo y cuando casi se llevaron a Quill en un saco, Gamora llegó empujando a Rocket y cortándole los brazos a Groot. No obstante, Quill la venció e intentó escapar, pero Rocket le disparó con su cañón, derribándolo. Antes de que pueda capturarlo, sin embargo, los cuatro terminaron siendo arrestados por los Nova Corps debido a los disturbios civiles que provocaron.[1]

Encerrado en Kyln

"No hablo con bandidos que no tienen honor."
"Muy dignas palabras de la lacaya de un genocida maniático."
Gamora y Rocket Raccoon[fnt.]

Mientras eran llevados al Klyn para ser encerrados, Rocket les contó a todos sus historias de fuga de prisión, y llamó a Gomora una maniática por ser la hija de Thanos, pero Gamora afirmó que ella estaba traicionado a Ronan para recuperar el Orbe, y venderlo a una tercera persona. Luego, Rocket fue despojado de sus cosas para ser examinado por los guardias de la prisión.

Más adelante, Rocket y Groot amenazaron rápidamente a los prisioneros cuando uno de ellos estaba amenazando a Quill. Mientras dormían, Rocket se preocupó por Quill cuando fue tras Gamora, quien estaba a punto de ser asesinada por reclusos, entre ellos, Drax. Allí, Quill logró convencer a Drax de no asesinar a Gamora cuando se enteraron que el Orbe valía cuatro mill millones, así que acordaron dividir el dinero, y Rocket elaboró un plan para escapar del Klyn.[1]

Escape del Kyln

"Yo tengo un plan y el plan requiere una batería Quardrix, punto. ¡Resuélvanlo ustedes!"
―Rocket Raccoon[fnt.]

Al día siguiente, Rocket le informó a los demás los detalles del plan: necesitaba la pierna prostética de un recluso y el brazalete de control de un guardia, para entrar en la torre de vigilancia ubicada en el centro del pabellón de celdas. El último paso consistía en extraer la batería principal para activar el sistema de emergencia de la prisión. Sin embargo, Groot se acercó al panel de control y extrajo la batería sin avisar a los otros, por lo que Quill y Gamora se dirigieron a conseguir los elementos necesarios en medio del cierre preventivo de la prisión.

Rocket y Groot fueron rodeados por drones y guardias de seguridad, pero Drax los ayudó derribando a varios guardias y alcanzándole un arma a Rocket. Cuando Quill y Gamora volvieron, los cinco se dirigieron a la torre de vigilancia. Rocket desactivó la gravedad artificial en todo el pabellón, excepto dentro de la torre. Después utilizó los drones como sistema de propulsión de la torre, para salir del pabellón de celdas. Tras recuperar sus pertenencias, abordaron el Milano y despegaron. Mientras viajaban a Knowhere, Rocket construyó un Destructor de Hadrones.[1]

Problemas en Knowhere

Ellos llegaron a Knowhere, una colonia minera dentro de la cabeza de un ser Celestial, y entraron a un bar para esperar al comprador de Gamora, Teneleer Tivan. Rocket, Groot y Drax fueron a beber mientras que Quill y Gamora hablaron afuera, pero su momento fue interrumpido cuando Rocket se emborrachó y tuvo una pelea con Drax. Rocket acusó a Gamora y a Drax por llamarlo alimaña y roedor, y estaba dispuesto a matarlos, pero Quill logro tranquilizarlo. Enojado, Drax decidió abandonarlos.[1]

Encuentro con Taneleer Tivan

"Bla Bla Bla, ¡tu sermón es fascinante, en serio, pero ya danos la paga!"
―Rocket Raccoon a Taneleer Tivan[fnt.]

En eso apareció Carina, quien los llevó al museo de su amo, Taneleer Tivan. Mientras caminaban, Rocket se encontró con Cosmo y ambos se gruñeron. Cuando Tivan conoció a Groot y preguntó por su valor, enfureció a Rocket preguntando si era la mascota del equipo. Después, Tivan le reveló al equipo que dentro del Orbe había una Gema del Infinito, un objeto inmensamente poderoso que podía destruir un planeta entero y matar a todos sus habitantes al instante. Desinteresado en la explicación, Rocket le exigió pagarles de una vez.

Cuando Tivan se preparó para darles el dinero, su asistente, Carina, decidió tomar el control de la Gema del Poder, y Tivan gritó horrorizado, ya que no sería capaz de manejarla. Cuando ella tomó la Gema, soltó una enorme explosión que destruyó el museo junto consigo mism. Groot rescató a Rocket de la explosión del museo mientras que Quill y Gamora se escondieron, y Tivan escapó sufriendo un golpe en la cabeza.

Después de que el museo fue destruido, el equipo se asustó debido a la enorme fuerza de energía que tenía la Gema del Poder, y decidieron que no podía terminar en manos de Ronan, pero Rocket se negó a tomar esa decisión, ya que se volvieron fugitivos al escapar del Kyln y les convenía dárselo, para gran disgusto de Gamora.[1]

Encuentro en Knowhere

De pronto, empezaron aparecer naves de Ronan y los Sakaarianos cuando se enteraron de que fue Drax quien los llamó para cumplir su venganza contra Ronan. Peter Quill, Rocket y Gamora tuvieron que luchar contra las fuerzas aéreas enemigas en mini-naves mientras que Drax era confrontado por Ronan.

Rocket eliminó varias naves Sakaarianas, aunque pronto Nebula destruyó la nave donde estaba Gamora y recuperó el Orbe, dejándola morir en el espacio. Cuando Quill y Rocket llegaron, este último vio como Quill la rescataba poniéndole su casco y le daba sus coordenadas a Yondu para capturarlo. Rápidamente, Rocket regresó a Knowhere, enojándose con Drax por haber contactado a Ronan. Drax se disculpó por sus acciones, y se alió con Rocket y Groot para rescatar tanto a Quill como a Gamora.

Rocket fue a confrontar a los Devastadores piloteando la Milano y empezó a dispararle a la nave de Yodu, amenazándolos con entregar a Quill y Gamora o haría que Drax lance un ataque con el Destructor de Hadrones que diseñó. Mientras se preparaba para disparar, Quill se comunicó con Rocket diciéndole que hizo un acuerdo con los Devastadores y no era necesario que los siga amenazando.[1]

Uniendo al equipo

Tratando con los Devastadores

"Oh si, ya que no tengo una esperanza de vida larga."
―Rocket Raccoon[fnt.]

Rocket se reunió con el resto del equipo y se dieron cuenta que eran los únicos que podían detener a Ronan de destruir Xandar con la Gema del Poder. Sin embargo, cuando Quill argumentó que solo tenía una parte del plan, Rocket se burló y esto comenzó una discusión innecesaria entre el grupo. Quill luego declaró que la vida quitaba más de lo que daba, pero que esta vez les dio la oportunidad de hacer algo para salvar a otros. Rocket argumentó que enfrentar a Ronan sería dar la vida, sin embargo, todo el equipo se puso de acuerdo y estaban dispuestos a poner en riesgo sus vidas con tal de vencerlo.[1]

Batalla de Xandar

"No, Groot. No lo hagas, morirás. ¿Por qué lo haces, Groot? ¿Por qué?"
"Somos todos Groot."
―Rocket Raccoon y Groot[fnt.]

Luego de explicar el plan, ellos se pusieron en contacto con los Nova Corps y los convencieron de ayudarles a luchar contra las fuerzas de Ronan. Rocket pilotó una nave sólo mientras Peter Quill estaba en la Milano con el equipo y entró al Dark Aster de Ronan por un agujero creado por Rocket con el Destructor de Hadrones, aunque Yondu por otro lado se estrelló y no pudo ingresar como lo hizo Quill.

Rocket ayudó a los Nova Corps y a los Devastadores a destruir las naves enemigas hasta que Ronan utilizó la Gema del Poder para destruir a toda una flota de Nova Corps. Ronan después confrontó a Quill, Gamora, Drax y Groot, y en desesperación Rocket condujo su nave al Dark Aster, dañándola gravemente y haciendo que se empiece a estrellar. En un acto heroico, Groot decidió proteger al equipo con su cuerpo y sacrificó su vida para salvarlos del impacto. Esto provocó que Rocket llore por su amigo, pero Groot limpió su lágrima y declaró que todos eran Groot.

Luego de que el equipo sobreviviera a la caída, un devastado Rocket recuperó un trozo de la rama de Groot. Sin embargo, Ronan también sobrevivió a la caída del Dark Aster y salió de los escombros. Rocket, furioso, se lanzó contra Ronan, pero fue derribado fácilmente mientras que Quill distrajo a Ronan desafiándolo a un concurso de baile. Rocket aprovechó esta distracción reparando el Destructor de Hadrones y la activó con Drax para destruir la Vara Cósmica de Ronan, liberando la Gema del Poder en el aire.

Quill tomo rápidamente la Gema, causando que toda su energía recorriera por el cuerpo de Quill, destruyéndolo lentamente. En un intento por ayudarlo, Rocket y el resto del equipo lo tomaron de la mano para canalizar el poder de la Gema, con éxito. Quill luego abrió su mano, liberando toda la energía de la Gema del Poder hacia Ronan, destruyéndolo y matándolo. Después, Gamora selló la Gema en el Orbe, y Quill engañó a Yondu entregándole un falso orbe, solo para entregarle el verdadero a los Nova Corps. Por otro lado, Drax se acercó a Rocket y empezó a consolarlo por la pérdida de Groot.[1]

Guardianes de la Galaxia

"Pregunta, ¿y si veo algo que quiero tener y le pertenece a otra persona?"
"Serás arrestado."
―Rocket Raccoon y Rhomann Dey[fnt.]

Después de la batalla, el equipo de Rocket, ahora conocido como los Guardianes de la Galaxia, tuvieron sus antecedentes criminales borrados por los Nova Corps. Rocket puso la rama de Groot en una maceta de la cual este ya estaba empezando a renacer, y abordó la Milano reparada por los Nova Corps en agradecimiento por salvar Xandar de la destrucción. Él se sentó al costado de Quill, y se dio cuenta que Groot estaba despertando. Cuando los Guardianes discutieron qué hacer, Quill decidió llevarlos a hacer un poco de cosas buenas y un poco de cosas malas a nuevos destinos.[1]

Batalla en el Planeta Soberano

Unos meses después, los Guardianes de la Galaxia fueron contratados para derrotar a Abilisk, quien estaba comiéndose las baterías de los Soberanos. Cuando llegaron al planeta, Rocket estaba terminado de arreglar un equipo de altavoces para escuchar música. A medida que discutían la necesidad de hacer eso, fueron interrumpidos cuando llegó Abilisk, y los Guardianes comenzaron a atacarlo mientras que Groot bailaba por la canción que transmitía la radio. Eventualmente, Rocket y Quill lograron que Abilisk levantara la mirada para que Gamora le atacara en el cuello y con éxito lo derrotó.

Después, Quill le advirtió al equipo sobre el pueblo Soberano mientras que Rocket les robaba a los Soberanos una de sus baterías Anulax. Ellos fueron llevados ante la líder de los Soberanos, Ayesha, quien a cambio les entregó a Nebula como pago de Ayesha por ayudarles. Luego, cuando se retiraron, Rocket le enseñó las baterías robadas a Drax y ambos rieron.[4]

Escape de la Flota Soberana

"¿Por qué lo hiciste?"
"Eran muy fáciles de robar."
Peter Quill y Rocket Raccoon[fnt.]

Cuando los Guardianes dejaron el planeta Soberano, se dieron cuenta que detrás de ellos tenían toda una flota de naves Soberanas, quienes estaban furiosos con Rocket por haberles robado algunas de sus baterías. Drax accidentalmente les reveló que fue Rocket quien lo hizo, causando una fuerte discusión mientras que el equipo intentaba escapar. Rocket comenzó a dispararles a los Soberanos para lograr escapar hasta que entraron en un campo de asteroides cuánticos que requería a un gran piloto para evadir los asteroides, causando otra discusión entre Rocket y Quill acerca de pilotear la Milano.

Una vez que salieron, los Guardianes estaban a punto de ser destruidos por los Soberanos hasta que una nave desconocida apareció de la nada y destruyó toda la flota de los Soberanos en segundos. Rocket vio a un hombre montado en la parte superior de su nave mientras viajaban por el punto de asalto a Berhert, donde hicieron un fuerte aterrizaje.[4]

Salvando a sus amigos

Conociendo a Ego

Después de estrellarse en Berhert, los Guardianes comenzaron a discutir sobre las acciones de Rocket que los terminaron poniendo en peligro. De pronto, apareció la nave que los ayudó y aterrizó en el lugar donde se encontraban ellos. Cuando la nave se abrió, se revelaron dos personas, Ego y Mantis. Cuando Quill le preguntó quién era, Ego afirmó que era su padre.

Esa noche, el equipo habló con Ego aprendiendo sobre dónde había estado él durante toda su vida. Drax engañó a Mantis para que acariciara a Rocket, lo que provocó que él la mordiera enojado. A la mañana siguiente Quill, Gamora y Drax se fueron con Ego a su planeta mientras que Rocket y Groot se quedaron para reparar la Milano y vigilar a Nebula.[4]

Ataque en Berhert

"Debe haber un modo pacifico de resolver esto amigos o también violento."
―Rocket Raccoon a los Devastadores[fnt.]

Como los Devastadores fueron contratados por los Soberanos para capturar a los Guardianes, estos se dirigieron a Berhert, donde Rocket ya había preparado algunas trampas. Rocket los esperó sentado en un árbol escuchando música en altavoz para así guiar a los Devastadores a la nave, sólo para que cayeran en sus trampas, casi derrotándolos. Cuando se quedó sin nada, Brahl y otro Devastador se acercaron a Rocket, pero él los derrotó fácilmente con sus propias manos hasta que fue superado por los demás Devastadores, y Yondu amenazo a Rocket con su Flecha Yaka.

Después de decidir si entregar a Rocket con Ayesha, se desató un fuerte discusión entre los Devastadores, lo que provocó que ellos se rebelen contra Yondu por perdonar constantemente a Quill por sus errores. Nebula, quien fue liberada por Groot, venció a Yondu quitándole su aleta y luego procedió a dispararle a Rocket.[4]

Motín de Taserface

"De verdad lo siento. Cómo lo siento. Es que te imagino despertando una mañana mirándote al espejo y diciéndote con toda seriedad "Ya sé que nombre si suena ruin y desalmado, ¡Taserface!". Así suenas en mi cabeza. Es tan chistoso que cuál era tu segunda opción, ¿cara de escroto?"
―Rocket Raccoon a Taserface[fnt.]

Luego de ser capturados por los Devastadores, estos se llevaron a Yondu Udonta, Rocket y Groot a la nave cuando Taserface se nombró a sí mismo el capitán de los Devastadores. Al escuchar su nombre, Rocket no pudo aguantar la risa y cuestionó su razón de haber escogido ser llamado así, ya que no era intimidante. Esto provocó que los Devastadores se burlaran hasta que Taserface amenazó con matar a Rocket, pero fue interrumpido por Nebula, quien insistió en entregarlos a los Kree, quienes estarían esperando retribuciones por la muerte de Ronan.

Rocket y Yondu fueron encerrados en una celda, donde Yondu le reveló a Rocket la razón de su exilio. Cuando Yondu le preguntó a Rocket sobre dónde se encontraba Quill, él le informó que estaba con Ego. Al escuchar esto, Yondu se asustó, y al ser interrogado de porqué no entregó a Quilll con Ego en el pasado, este afirmó que no lo hizo porque Quill podía caber en espacios pequeños y era útil para robar. Luego, Yondu comenzó un plan para escapar de los Devastadores con ayuda de Groot.[4]

Escape del Eclector

Yondu mandó a Groot a recuperar su aleta, pero este no entendía su encargo y empezó a traerle varios objetos incorrectos en su lugar. Finalmente, Kraglin Obfonteri se dio cuenta de lo que tenían pensado hacer y les llevó la aleta a los dos. Antes de enfrentar a los Devastadores, Yondu le pidió a Kraglin desconectar el tercer cuadrante para escapar, y Rocket le pidió activar la música de Quill para alertar a todos.

Cuando Kraglin encendió la música, dos Devastadores se acercaron a la celda, donde Rocket estaba conectando la aleta en la cabeza de Yondu y los asesinaron. Rocket y Yondu escaparon y trabajaron juntos para eliminar a todos los Devastadores que se les cruzaban. Groot se les unió y terminó en el hombro de Rocket. Mientras este último continuaba disparándole a los Devastadores, Yondu provocó que la nave empiece a estallar, y los tres escaparon en una nave del Eclector que manejaba Kraglin.[4]

Confrontado por Yondu Udonta

"Sé que robas baterías que no necesitas y que apartas a cualquiera dispuesto a soportarte porque incluso ese poco cariño demuestra lo vació e inmenso que esta ese agujero en ti."
"¡Ya cállate de una vez!"
"Y los científicos que te modificaron siempre te trataron igual que basura."
"Hablo en serio, Yondu."
Yondu Udonta y Rocket Raccoon[fnt.]

Como debían encontrar a Quill, Rocket configuró las coordenadas para realizar el salto al planeta de Ego sin darse cuenta de que requería setecientos saltos, lo que causó que las caras de los demás se desfiguren debido al viaje.

Después de haberse recuperado por haber dado setecientos saltos, Yondu empezó a criticar a Rocket por sus acciones. Él declaró que lo hacía para demostrar que era mejor que Quill y se lo haría recordar para siempre. Sin embargo, Yondu confrontó a Rocket diciéndole que sabia quién era él en realidad, pero Rocket se puso a la defensiva ante sus comentarios. Tras la intensa charla entre ambos, Yondu le marcó a Rocket que estaban a punto de luchar contra un planeta, lo que hizo a Rocket dudar de que Ego sea un planeta.[4]

Batalla en el Planeta de Ego

"Yo soy Groot."
"¿Qué dijo?"
"Dijo "Bienvenido a los brutos Guardianes de la Galaxia", solo que no dijo "brutos"."
Yondu Udonta, Groot y Rocket Raccoon[fnt.]

Rocket junto con Yondu y Groot volaron al planeta de Ego, donde chocaron contra el palacio de Ego, aplastando su forma humana en el proceso y logrando salvar a Peter Quill, a quien utilizaba como batería para terraformar todos los mundos en el universo. Cuando los Guardianes restantes y Mantis entraron a la nave, Drax empezó a gritarle a Rocket por casi matarlos, pero de manera defensiva este insistió que el los salvó y quedó sorprendido al descubrir que Nebula estaba acompañándolos, y le recordó a ella que casi lo iba a asesinar, pero Nebula insistió en que en realidad lo salvó de ser asesinado por Taserface.

Los Guardianes se dirigieron al núcleo de Ego para eliminarlo antes de que la Expansión de Ego consuma por completo al universo. Como iban a volver a salvar a la galaxia, Rocket pensó que podían ganar dinero por ello, a lo que Quill se puso molesto por su codicia. Cuando el equipo llegó al núcleo de Ego, comenzaron a perforar la superficie hasta que fueron emboscados por una flota Soberana. Con el generador dañado por los Soberanos, Rocket recuperó un detonador que creó de una bomba con ayuda de las Baterías Anulax para hacer explotar el núcleo de Ego. Como el camino hacia el cerebro de Ego era pequeño, Rocket le encargó a Groot llevar la bomba allí y oprimir el botón cuando termine antes de volver a la salida para recogerlo.

Rocket luego se unió al resto del equipo. Después de destruir a la flota Soberana, se enfrentaron a Ego, y se defendieron de sus ataques hasta que fueron dominados por sus poderes Celestiales. Rocket estaba siendo aplastado por unos escombros hasta que Quill utilizó sus poderes para pelear contra Ego, liberando así al equipo. Mientras que Quill peleaba, Rocket fue a buscar a Groot para escapar del planeta que estaba a punto de explotar debido a que Groot activó la bomba con éxito. Cuando todos estaban por irse en el Cuadrante y solo quedaban unos momentos para que la bomba estallara, Rocket notó que Yondu todavía estaba en el planeta y escuchó que él quería ayudar a escapar a Quill, quien aún estaba luchando. Antes de despedirse, Rocket le entregó el único equipo volador y traje espacial que tenía, y regresó al Cuadrante.

Al ver que Rocket volvió, Gamora le preguntó dónde estaba Quill, pero Rocket estaba dolorido porque Yondu se iba a sacrificar por su amigo, les bloqueó el paso y le ordenó a Kraglin que abandone el planeta. Más tarde, cuando Ego murió junto con su planeta, ellos encontraron a Quill vivo en el espacio con el traje espacial y a Yondu a su lado muerto al sacrificarse por salvarlo.[4]

Funeral de Yondu Udonta

"Ellos nunca lo abandonaron."
"No."
"A pesar que les gritó, y era cruel todo el tiempo, y robó baterías que no necesitaba."
"Por supuesto que no."
―Rocket Raccoon y Peter Quill[fnt.]

Cuando los Guardianes le hicieron su funeral a Yondu, Rocket envió un mensaje al resto de los Devastadores informándoles del sacrificio de Yondu, y luego reparó la Flecha Yaka de Yondu que encontró rota en la batalla contra Ego. Rocket comenzó a llorar por Yondu cuando llegaron los Devastadores al funeral mientras que el equipo miraba. Él se dio cuenta que a pesar de que Yondu era egoísta, los Devastadores nunca lo abandonaron, con Quill dándose cuenta de que él y Yondu eran iguales.[4]

Guerra del Infinito

Recibiendo la llamada de auxilio

"Recuérdenme porqué hacemos esto."
"Es una señal de auxilio Rocket. Alguien podría estar muriendo."
"Eso lo sé, pero, ¿por qué lo hacemos?"
―Rocket Raccoon y Gamora[fnt.]

Un tiempo después, Rocket y su equipo viajaron a los restos de la Estadista en respuesta a un llamada de auxilio enviada por los Asgardianos. En el viaje, Rocket hizo comentarios sobre las probabilidades de que hubieran sobrevivientes mientras que el equipo miraba con horror cuando Thor se estrelló contra el parabrisas.

El equipo llevó a Thor dentro de la nave y lo despertaron con ayuda de los poderes de Mantis. Thor le informó al equipo sobre los planes de Thanos para reunir las seis Gemas del Infinito y les exigió un capsula para viajar a Nidavelir, el reino de los Enanos, para que le forjen un arma capaz de asesinar a Thanos. Después de una pequeña discusión, Rocket y Groot decidieron acompañarlo mientras que los demás Guardianes iban a Knowhere para evitar que Thanos obtenga la Gema de la Realidad de Taneleer Tivan.[2]

Viajando a Nidavelir

"¿Seguro que estás preparado para esta misión homicida?"
"Sí, totalmente. La ira y la venganza, el enojo, el dolor, la desgracia, todos son motivadores y en serio aclaran la mente. Estoy más que listo."
"Sí, pero es Thanos de quien estamos hablando, es el más duro de todos los duros."
"Bueno, aún no me enfrenta."
"Sí, ya lo hizo."
"No me ha enfrentado dos veces y tendré un nuevo martillo, no lo olvies."
―Rocket Raccoon y Thor[fnt.]

Durante el viaje, Rocket trató de consolar a Thor por la pérdida de su familia y su gente a causa de Thanos, pero Thor le aseguró que su dolor le había dado la fuerza necesaria para vengarlos. Con el fin de ayudarlo, Rocket le dio a Thor una prótesis de ojo que había tomado de una persona durante su tiempo en Contraxia para reemplazar el que Thor perdió cuando confrontó a Hela.

Al llegar a Nidavellir, Thor, Rocket y Groot encontraron al reino devastado, la fragua apagada y los Enanos masacrados, antes de descubrir un prototipo del Guantelete del Infinito. El Rey Enano, Eitri, los atacó repentinamente, pero Thor intentó calmarlo. Eitri lo reconoció y le dijo que se suponía que Asgard debía proteger a los Enanos, pero Thor le respondió que Asgard había sido destruido. Con calma, Eitri les explicó que Thanos un tiempo atrás lo forzó a crear el Guantelete del Infinito y después mató a todos los Enanos, excepto a él. Thor lo motivó a construir una nueva arma diciéndole que su mente era muy importante para construir cualquier arsenal, y aunque parece haber perdido toda esperanza, ambos podían cobrar venganza para matar de una vez por todas a Thanos.

Caminando por el reino, ellos observaron un molde que servía como una sustancia poderosa para forjar el arma Rompetormentas, una poderosa hacha capaz de matar a Thanos y convocar el Puente Bifrost. Dado que la fragua se había apagado, Thor tuvo la idea de usar la cápsula, con Rocket abordándola, como soporte para reactivar Nidavellir, con el fin de forjar el Rompetormentas. Sin embargo, el mecanismo que enfocaba la energía de la estrella, requerida para calentar los lingotes de metal de Uru para el arma, estaba paralizado.

Por ende, Thor decidió arriesgarse para reactivar la fragua y soportó toda la fuerza de la estrella para encenderla, permitiendo que Eitri caliente el metal y lo vierta en el molde. Sin embargo, un Thor gravemente herido quedó inconsciente durante el proceso, cerrando el iris y dejando el arma sin mango, con Rocket tratando de hacerlo despertar. Eitri buscó frenéticamente un mango para completar el Rompetormentas, el cual curaría a Thor, a lo que Groot decidió usar su mano como mango, terminando el proceso para crear el Rompetormentas, el cual se dirigió a las manos de Thor.[2]

Batalla de Wakanda

"¿Cuánto por el arma?"
"No está a la venta."
"Ok, ¿y por el brazo?... va a ser mío."
―Rocket Raccoon y James Barnes[fnt.]

Thor utilizó el Rompetormentas para viajar a la Tierra junto con Rocket y Groot en medio de la Batalla de Wakanda, donde los Vengadores estaban luchando contra los Outriders y la Orden Oscura de Thanos.

Eventualmente, Rocket se cruzó con James Barnes y los dos fueron rodeados por múltiples Outriders. Acto seguido, Barnes agarró a Rocket y lo giró en círculos mientras ambos disparaban sus municiones, eliminando a varios enemigos. Tras haber hecho esto, Rocket se detuvo para preguntarle el precio de su arma, a lo que Barnes le respondió que no estaba a la venta. Rocket entonces le preguntó el precio que tenía su prótesis de brazo, provocando que Barnes decida alejarse, con Rocket murmurando que iba a conseguirlo.

No obstante, pronto Thanos llegó personalmente a Wakanda para reclamar la Gema de la Mente de Visión, con éxito. Como resultado, Thanos completó el Guantelete del Infinito y realizó el Chasquido, eliminando a la mitad de la vida en el universo, antes de huir a través de un portal. Horrorizado, Rocket vio como Groot se desintegraba frente a él, siendo incapaz de hacer otra cosa más que verlo y aceptó la derrota.[2]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Recluso monstruoso

Apariciones

Apariciones de Rocket Raccoon

En orden cronológico:

Detrás de escena

  • Rocket no había sido incluido en los primeros borradores del guión de Guardians of the Galaxy por temor a que fuese considerado demasiado caricaturesco.

Trivia

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.