Marvel Cinematic Universe Wiki
Advertisement
Marvel Cinematic Universe Wiki

"No podemos ser enemigos uno del otro cuando hay amenazas allá afuera esperando nuestro momento más débil. Una casa construida con arena se caerá. Y sin fundamentos fuertes y unidos, S.H.I.E.L.D. caerá de nuevo."
―Roberto Gonzales a Melinda May[fnt.]

Roberto "Robert" Gonzales fue un agente de alto rango de S.H.I.E.L.D. y Comandante del Iliad. Tras la Sublevación de HYDRA, reunió partes de lo que quedaba de S.H.I.E.L.D. y lo reorganizó, convirtiéndose en uno de los líderes, hasta que otra facción liderada por Phillip Coulson surgió. Desconfiando de Coulson, ordenó atacar la base de este, encendiendo el conflicto entre las dos facciones de S.H.I.E.L.D. hasta que decidieron fusionarse tras atacar la Base de Investigación Antártica de HYDRA. Más tarde, Gonzales fue asesinado por Jiaying con un cristal terrígeno, luego de intentar negociar con ella para permitir que S.H.I.E.L.D. registre a los Inhumanos de La otra vida en el Índice.

Biografía

Agente de S.H.I.E.L.D.

Comandando el Iliad

"De hecho, sé muy bien quién eres, Robert. Iniciaste en S.H.I.E.L.D. joven, como yo, te fuiste por un tiempo cuando tu esposa murió, pero volviste con tu venganza. Llegaste a comandar el Iliad 3 años después. Y, por cierto, te volviste uno de los mejores comandantes de S.H.I.E.L.D."
Phillip Coulson a Roberto Gonzales[fnt.]

Roberto Gonzales se unió a S.H.I.E.L.D. cuando era joven, trabajando bajo la dirección de Nicholas Fury. Cuando su esposa falleció, él dejó brevemente el servicio activo, pero volvió eventualmente. 3 años más tarde, Gonzales se convirtió en el Comandante del Iliad, un portaaviones de S.H.I.E.L.D.[1] Con el tiempo, se volvió uno de los mejores comandantes que tuvo la organización. En un par de ocasiones, Gonzales y Phillip Coulson se encontraron en el Triskelion, donde ambos quedaron impresionados mutuamente por su dedicación en S.H.I.E.L.D.[2]

Sublevación de HYDRA

Batalla en el Iliad

"Estaba equivocado. De haber seguido las órdenes de Fury, cientos de hombres y mujeres que dedicaron sus vidas a esta organización habrían muerto. Si yo hubiera estado a cargo... se habrían perdido."
―Roberto Gonzales a Phillip Coulson[fnt.]

Durante los inicios de la Sublevación de HYDRA, Gonzales seguía al mando del Iliad, que transportaba cargas peligrosas. Un grupo de agentes de HYDRA intentó asesinar a Gonzales, pero este se defendió y acabó con todos, quedando gravemente herido por un golpe de hacha en su rótula. Él permaneció escondido y preparado para otro ataque, hasta que fue encontrando por un equipo de S.H.I.E.L.D. liderado por Barbara Morse e Isabelle Hartley. Su equipo quedó preocupado por su pierna dañada y empezaron a tratarlo, incluso Alphonso Mackenzie lo distrajo contándole una historia. Una vez de pie, Morse le reveló que Nicholas Fury le había dado la misión secreta de asegurarse de que HYDRA no tome posesión del barco y su cargamento, por lo que debían destruirlo.

En respuesta, Gonzales se negó a permitir que pierdan el tiempo intentando llevarlo a un helicóptero para escapar y dio nuevas órdenes para unirse a Morse en su misión de destruir el barco, lo cual ella aceptó a regañadientes. En el proceso se reagruparon con Hartley, quien informó que Victoria Hand había recuperado el control del Hub, por lo que Morse creyó que existía la posibilidad de que S.H.I.E.L.D. gane la guerra contra HYDRA. En el centro de mando, Mackenzie trató de convencer a todos de recuperar el barco, a lo que Gonzales estuvo en contra, diciendo que aún seguía siendo el Comandante del Iliad y debían seguir las órdenes de Fury. En ese momento, todos llegaron a la conclusión de que, con S.H.I.E.L.D. destruido, era momento de recuperar el control y no permitir más muertes de inocentes. Acto seguido, Gonzales y el resto del grupo se armaron y lucharon contra los agentes de HYDRA, retomando el Iliad.[1]

Reconstruyendo S.H.I.E.L.D.

"Fundamos S.H.I.E.L.D. – el verdadero S.H.I.E.L.D. – bajo el principio de que el liderazgo debe operar con transparencia, no desde la oscuridad."
―Roberto Gonzales[fnt.]

Después de vencer a las fuerzas de HYDRA, Gonzales creó un nuevo S.H.I.E.L.D. con valores distintos a los de Nicholas Fury, quien se basaba en secretos y engaños. Para esto, reclutó a Barbara Morse, Anne Weaver, Alphonso Mackenzie y otros a su causa.[3] Cuando una nueva facción de S.H.I.E.L.D. encabezada por Phillip Coulson emergió, Gonzales no confió en el liderazgo de Coulson por sus métodos parecidos a los de Fury. En consecuencia, Gonzales le ordenó a Isabelle Hartley, Morse y Mackenzie unirse al S.H.I.E.L.D. de Coulson y descubrir sus secretos para ver si debían apoyar o derribar esa facción.[4]

Guerra Civil de S.H.I.E.L.D.

Conociendo a Amadeus Hunter

"Debes ser Lance Hunter."
"Y usted debe estar loco."
"Te aseguro que nadie quería esto."
―Roberto Gonzales y Amadeus Hunter[fnt.]

Cuando Alphonso Mackenzie informó que Amadeus Hunter, un mercenario que se unió al equipo de Coulson, sospechaba de él y Barbara Morse, este lo capturó y lo llevó con Gonzales. Tomando en consideración que Hunter era un buen amigo de Mackenzie y ex esposo de Morse, inclusive intentó salvar la vida de Hartley, Gonzales, con la ayuda de Weaver, Oliver y Tomas Calderon, intentaroron reclutarlo.

Gonzales trató de convencerlo explicando los orígenes de la facción y lo que buscaba su nueva rama de S.H.I.E.L.D., hasta le recordó que Coulson tenía ADN alienígena en su sangre, y era responsable por las muertes de Isabelle Hartley, Antoine Triplett y las mutaciones tanto de Raina como de Skye. No obstante, Hunter se mostró real a Coulson, aun sabiendo los riesgos y, acto seguido, Morse apoyó a Gonzales en sus argumentos. Concluida la reunión, Gonzales le ordenó a Mackenzie volver al Campo de Juegos y habló con Morse sobre su relación con Hunter, preguntándole si eso la distraía; Morse insistió en que no y Gonzales reveló que mantendría a Hunter en el barco.

Sin embargo, Gonzales se enteró de que Hunter escapó, con poca resistencia de Morse. Debido a esto, él organizó una reunión de emergencia del consejo, discutiendo sobre cuánto tiempo tenían para detener a Hunter, que probablemente regresaría al Campo de Juegos con Coulson. A pesar de todo, Gonzales decidió continuar con la misión, enviando a Morse y Mackenzie por la Caja de herramientas y permitir la entrada de su equipo a la base.[3]

Conversación con Phillip Coulson

"No me interesa ser el Director."
"¿Y crees que yo quiero? Fui elegido por Fury."
"Te preparó. Tú eres su creación. De alguna forma, creyó ser el rey y convenientemente tuvo un heredero al trono."
―Roberto Gonzales y Phillip Coulson[fnt.]

Gonzales y sus agentes iniciaron el ataque al Campo de Juegos una vez que la agente Barbara Morse le aseguró a Gonzales y Tomas Calderon que era hora de atacar. Mientras Morse trataba de escapar con la Caja de herramientas, ella fue perseguida por sus ex aliados. Mientras tanto, Gonzales atravesó un agujero en el costado de la base y envió a sus soldados a capturar al Equipo de Coulson y, a su vez, usaron gas para noquear a los agentes rivales.

Él encontró a Alphonso Mackenzie malherido, como producto de la explosión cuando trató de salvar a la vida de Leopold Fitz, por lo que se aseguró de que reciba atención médica antes de continuar con el ataque. Con la base bajo su control y teniendo solo a Melinda May aún libre, Gonzales habló con Morse, prometiendo que si Phillip Coulson era un buen hombre, entonces lo entendería. Después de que Anne Weaver confirmó que Mackenzie estaría bien, Calderon declaró que Skye estaba en el Retiro, antes de ir con un grupo de agentes a capturarla; Morse solicitó ir con Calderon, cosa que aceptó Gonzales.

Posteriormente, en la oficina de Coulson, Gonzales discutió con este. Aunque Coulson habló de cómo lo buscó para unirse a su nuevo S.H.I.E.L.D., Gonzales explicó sus propias preocupaciones por la recuperación de Coulson con sangre alienígena y los nuevos poderes de Skye. Asimismo, Gonzales le pidió a Coulson abrir la Caja de herramientas, a lo cual se negó. Después de entregar la Caja de herramientas a sus guardias para que fuera revisado por Anne Weaver y Jemma Simmons, Gonzales y sus guardias fueron noqueados por los R.E.C.I.s disparados por May, quien ayudó a Coulson a escapar antes de ser capturada.[1]

Accediendo a la Caja de herramientas

"Los que se escaparon. Los vi desde que estaban en la academia. Quería reclutarlos, pero Coulson me ganó. Oí que sobornó a Weaver con cupcakes."
"Sabemos quién es y estamos conscientes de su admirable reputación; bajo diferentes circunstancias, tal vez nos habría halagado."
―Roberto Gonzales y Jemma Simmons[fnt.]

Cuando Barbara Morse regresó de su misión fallida de capturar a Skye, Gonzales se enfureció por los acontecimientos que resultaron en múltiples agentes heridos, incluído Tomas Calderon, por culpa del descontrol de Skye, quien había sido rescatada por un misterioso teletransportador. En respuesta, Morse argumentó que ella era una agente de S.H.I.E.L.D. que se defendió del disparo de Calderon.

Aunque Morse justificaba sus acciones, Gonzales consideraba a Skye peligrosa, por lo que insistió en que todo era parte de los planes de Coulson de usar a individuos alterados. Acto seguido, Gonzales se presentó ante Leopold Fitz y Jemma Simmons, a quienes les pidió abrir la Caja de herramientas. Debido al nulo convencimiento del dúo, Morse les hizo saber que si no querían cooperar podían irse, a lo que Fitz decidió empacar. Aunque Morse admiraba la lealtad de Fitz y Simmons, Gonzales creía que eso los estaba poniendo en peligro a S.H.I.E.L.D. por los secretos escondidos en la Caja de herramientas. Posteriormente, Gonzales habló con Melinda May e intentó convencerla de ayudarlo a encontrar a Coulson, pero ella se negó.

Al día siguiente, Gonzales mandó a un equipo de agentes al Retiro tras recibir una señal del lugar. Una vez que se confirmó que se trataba de Coulson y Amadeus Hunter, Gonzales le informó a Morse, quien sospechaba que Coulson lo hizo a propósito. Después, Gonzales se enteró que Coulson se alió con Hunter y Michael Peterson, y tomó uno de sus Quinjets, validando su teoría de Coulson sobre los individuos alterados. Con el voto del consejo, Gonzales una vez más lidió con May, a quien llevó al Iliad.

En la sala de juntas, Gonzales sacó su pistola y se la dio a May, diciéndole que podía matarlo si creía que era un traidor de S.H.I.E.L.D.. En respuesta, May lo apuntó, pero no tiró del gatillo, dándole la oportunidad a Gonzales de explicar sus intenciones y, a su vez, él le ofreció un puesto en su junta directiva. Entonces, May le devolvió el arma, creyendo que estaba vacía, a lo que Gonzales le demostró que estuvo cargada todo el tiempo.[2]

Trabajando con Phillip Coulson

Oferta por la Caja de herramientas

"Ahora podemos atacar a HYDRA, en serio. Están operando con personas con poderes, hay que evitarlo y salvar vidas."
"Tal vez. Preguntaré de nuevo – ¿por qué confiaría en tí?""
Phillip Coulson y Roberto Gonzales[fnt.]

Con Phillip Coulson bajo su custodia tras su rendición ante Barbara Morse y Alphonso Mackenzie, Gonzales habló con él en el Campo de Juegos. Al preguntar porqué se rindió, Coulson le reveló que Wolfgang von Strucker y List tenían una base secreta donde sometían a personas con experimentos y que habían secuestrado a Michael Peterson y Lincoln Campbell. Al cuestionar la razón para confiar en él, Coulson respondió diciendo que ambos tenían secretos y reveló su conocimiento del secreto de Gonzales escondido en su bodega de carga. Entonces, Coulson prometió abrir la Caja de herramientas a cambio de su ayuda. Mientras debatían la mejor forma de atacar la base, Gonzales sugirió destruirla con un ataque aéreo, ya que no quería arriesgar a nadie de su equipo. En respuesta, Coulson le aseguró que planeaba usar a su propio equipo, incluyendo al traidor Grant Ward.

Con el permiso de Gonzales, Ward fue llevado al Campo de Juegos, donde Gonzales lo recibió a él y Kara Palamas, a quienes les informó que serían escoltados por guardias armados. Después de ver un video del ojo cibernético de Peterson mostrando que estaba siendo torturado, Ward reveló que Sunil Bakshi trabajaba encubierto para ellos. Como Coulson explicó que su plan era usar un equipo pequeño para atacar la base y rescatar a sus aliados, Gonzales lo sometió a votación, donde Anne Weaver y Oliver estuvieron en contra, pero Gonzales, Morse y May estaban a favor de seguir con la misión. Posteriormente, Gonzales habló con More y le ordenó no ir a la misión, ya que él quería que Coulson use a su propia gente.

Entonces, Gonzales y su equipo vieron el avance de la misión desde el Campo de Juegos mientras Coulson y su equipo permitían que el Autobús sea destruido para poder entrar a la base sin ser vistos. Cuando el equipo de Coulson salvó a Peterson y Lincoln Campbell, Gonzales dio la orden de destruir la base. Con la misión ahora siendo un éxito, Gonzales vio brevemente a Skye antes de hablar con Morse sobre lo peligrosa que era Skye debido a sus poderoes y que por eso había permitido que la misión se lleve a cabo, ya que quería estudiar a los individuos alterados, haciendo que ella cuestione la moral de Gonzales. Más adelante, Phillip Coulson abrió la Caja de herramientas y se lo entregó a Gonzales, pero le hizo saber que Nicholas Fury estaba vivo y podría reclamarlo en cualquier momento. Antes de poder reaccionar, Coulson se fue para atender la llamada de Maria Hill.[5]

Amenaza Inhumana

"Coulson solo usará a su personal. Supuse que valen el riesgo."
"Irán agentes de S.H.I.E.L.D. a esa misión, Robert."
"Me queda claro, agente Morse. Pero estamos en guerra contra un enemigo que no tiene honor. A veces debemos hacer sacrificios por el bien común."
―Roberto Gonzales y Barbara Morse[fnt.]

Después de que los Vengadores derrotaron a la inteligencia artificial Ultrón y salvaron miles de vidas durante la Batalla de Sokovia con la ayuda del Helicarrier provisto a Nicholas Fury por Phillip Coulson, Gonzales convocó una reunión a bordo del Iliad, donde Coulson les explicó la verdad detrás del Protocolo Theta y les propuso unir ambas facciones de S.H.I.E.L.D., con él como su Director y Gonzales y sus congelas como sus asesores. Aceptando la propuesta, la conversación fue interrumpida cuando Amadeus Hunter vio al teletransportador y Raina en el barco, quienes fueron localizados por Gonzales y Coulson hasta el Monolito en la bodega de carga. Aunque el par escapó sin la piedra, Gonzales se molestó, por lo que tuvo una reunión con Coulson y el resto del consejo.

A pesar del poco conocimiento sobre la piedra, Anne Weaver y Oliver, bajo las órdenes de Gonzales, fueron capaces de usar la tecnología de HYDRA del Doctor List para rastrear al telentrasportador y, con el implante ocular de Michael Peterson, encontraron su ubicación. Cuando Barbara Morse aseguró el Monolito, Gonzales, Weaver y Oliver le informaron de su avance, y Gonzales sugirió visitar a los Inhumanos. De vuelta al Campo de Juegos, Gonzales y el resto discutieron su siguiente movimiento. Aunque varios deseaban atacar la sede de los Inhumanos, Coulson insistió en que podían resolverlo pacíficamente con Jiaying, la líder de los Inhumanos, usando a Skye como intermediaria. Discutiendo el plan, Gonzales insistió en que Coulson no debía ser el negociador, por estar demasiado involucrado. Debido a las objeciones de Coulson, el asunto fue puesto a votación y se decidió que Gonzales sea quien debía hacerlo.[6]

Asesinado por Jiaying

"Lo cierto es, que a veces los buenos tienen poderes, y a veces los malos. Es nuestro deber proteger a la gente cuando esto segundo."
"¿Y cómo quisiera que los ayude, Robert?"
"Quiero conocer a estas personas, aprender sus poderes, los registraremos, y si alguien trata de causar problemas, vendremos a detenerlo. Para eso existe S.H.I.E.L.D."
―Roberto Gonzales y Jiaying[fnt.]

Antes de su reunión, Gonzales le pidió a Anne Weaver un collar de Jiaying que fue recuperado por Daniel Whitehall, como póliza de seguro. Aunque la base de los Inhumanos, La otra vida, tenía más residentes de lo que esperaban, Gonzales decidió seguir con la misión. Una vez en la ubicación, Gonzales fue guiado por el teletransportador a la oficina de Jiaying. Skye se sorprendió al ver a Gonzales y exigió saber dónde estaba Coulson, a lo que respondió que no debía preocuparse. Cuando él vio a Calvin Johnson con ellos, Jiaying explicó que iban a devolvérselo a S.H.I.E.L.D. para su custodia como un gesto de buena fe.

Mientras Skye llevaba a Johnson al Quinjet, Gonzales y Jiaying comenzaron la reunión y compartieron sus historias traumáticas, tanto de la captura de Jiaying por parte de Whitehall como la Batalla en el Iliad por Gonzales. Gonzales le devolvió el collar a Jiaying y habló sobre la historia pasada de S.H.I.E.L.D. con los individuos alterados. Él le aseguró que ellos querían registrar sus poderes por si alguno llegara a hacer daño a la gente y estar allí para detenerlo. En respuesta al regalo de Gonzales, Jiaying también estaba por entregarle uno y le mostró un Cristal terrígeno que replicó su gente, para evitar que su especie se extinguiera en caso de que los Adivinadores se perdieran o fueran destruidos. Ella explicó que no fueron capaces de eliminar el metal de los Adivinadores, haciéndolo mortal para los humanos.

A continuación, ella rompió el cristal y observó sádicamente como Gonzales comenzaba a petrificarse por no ser Inhumano. En sus últimos momentos, Gonzales sacó su arma, pero no fue capaz de usarla. Con Gonzales muerto, Jiaying tomó su arma, haciendo que su mano se rompiera.[6]

Legado

"Si Gonzales murió, quiero terminar con esto primero."
"¿Estás de acuerdo con el ataque?"
"No. Dije que quiero terminar."
Alphonso Mackenzie y Anne Weaver[fnt.]

Jiaying pretendió hacer que Gonzales había tratado de dispararle y, por lo tanto, que S.H.I.E.L.D. le había declarado la guerra contra los Inhumanos. Esto convenció a Skye de ponerse del lado de su madre, y Jiaying luego hizo que sus hombres destruyeran el lugar donde había conocido a Gonzalez con un Quinjet robado para ocultar todas las pruebas de que Gonzales en realidad fue emboscado.

La muerte de Gonzalez enfureció profundamente a S.H.I.E.L.D., quienes no podían creer que Gonzales hubiera podido atacar a Jiaying. Anne Weaver sugirió una respuesta inmediata a esta declaración de guerra de Jiaying, sin embargo, Alphonso Mackenzie decidió recopilar más información sobre los Inhumanos antes de atacarlos.[7] Finalmente, la muerte de Gonzales fue vengada cuando S.H.I.E.L.D., con la ayuda de Calvin Johnson, derrotaron a los Inhumanos de La otra vida y mataron a Jiaying.[8]

Guerra contra los Chronicoms

Proyecto Insight

En un 1976 alternativo, los Chronicoms se habían aliado con Wilfred Malick para evitar que S.H.I.E.L.D. destruyera a HYDRA en el futuro. Como resultado de esta asociación, el Proyecto Insight iba a llevarse a cabo casi 40 años antes de lo previsto, evento en el cual Roberto Gonzales fue fijado como una de las personas que representarían una amenaza para los planes de HYDRA. No obstante, Alphonso Mackenzie, el Director de S.H.I.E.L.D. del año 2019, fue capaz de salvar a las personas listadas tras destruir el Proyecto Insight.[9]

Relaciones

Familia

  • Padre †
  • Esposa †

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Roberto Gonzales

En orden cronológico:

Referencias

Enlaces externos

Advertisement