FANDOM


Robert Gonzales fue un agente de S.H.I.E.L.D. de alto rango. Después de la Sublevación de HYDRA, él reunió parte de lo que quedaba de S.H.I.E.L.D. y lo reorganizó, llegando a convertirse en uno de los líderes, hasta que otra facción liderada por Phil Coulson surgió. Desconfiando de Coulson, ordenó atacar a la base de éste, encendiendo el conflicto entre las dos facciones de S.H.I.E.L.D.

Sin embargo, después de trabajar con Coulson para atacar y destruir la Base de Investigación de HYDRA en el Ártico, él estuvo de acuerdo con Coulson en fusionar las dos facciones, re-unificando con éxito a S.H.I.E.L.D. — Más tarde él fue asesinado por Jiaying con un Cristal Terrigen, luego de intentar negociar con ella para permitir que S.H.I.E.L.D. registrara a todos los Inhumanos de La otra vida en el Índice.

Biografía

Agente de S.H.I.E.L.D.

Comandando la Ilíada

Robert Gonzales se une a S.H.I.E.L.D. cuando era joven, trabajando bajo el liderazgo de Nick Fury. Cuando su esposa fallece, él deja brevemente el deber activo, pero vuelve eventualmente. Tres años más tarde, Gonzales se convierte en el Comandante de la Ilíada, un portaaviones de S.H.I.E.L.D.[1] Con el tiempo, él se vuelve en uno de los mejores comandantes que ha tenido la organización. En un par de ocasiones, Gonzales y Phil Coulson se encontraron en el Triskelion, donde ambos estaban impresionados mutuamente por su dedicación a S.H.I.E.L.D.[2]

Sublevación de HYDRA

Batalla en la Ilíada

En el comienzo de la Sublevación de HYDRA, Gonzales estaba al mando de la Ilíada, que transportaba cargas peligrosas. Un grupo de agentes de HYDRA intentó asesinar a Gonzales, pero este se defiende y acaba con todos, quedando gravemente herido por un golpe de hacha en su rótula. Él permanece escondido y preparado para otro ataque, hasta que fue encontrando por un equipo de S.H.I.E.L.D. liderado por Bobbi Morse e Isabelle Hartley. Su equipo estaba preocupado por su pierna dañada, incluso Alphonso Mackenzie lo distrae contándole una historia. Una vez en pie, Morse revela que Nick Fury le ha dado la misión secreta de asegurar que HYDRA no tome posesión del barco y/o su cargamento detonando las armas del barco.

En respuesta, Gonzales se niega a que pierdan el tiempo salvándolo y da órdenes para unirse a Morse en su misión de destruir la nave, lo cual ella acepta a regañadientes. Sin embargo, ellos se reagrupan con Hartley, que informa que Victoria Hand ha recuperado el control del Hub, por lo que Morse cree que existe la posibilidad de que S.H.I.E.L.D. gane la guerra contra HYDRA. En el centro de mando de la nave, Alphonso Mackenzie trata de convencer a todos de recuperar el barco, a lo que Gonzales está en contra, diciendo que aún sigue siendo el comandante de la Ilíada y debían seguir las órdenes de Fury. En ese momento, todos llegaron a la resolución de que con S.H.I.E.L.D. destruida era momento de recuperar el control y no permitir más muertes de inocentes. Gonzales y el resto del grupo se armaron y lucharon contra los agentes de HYDRA, recuperando la Ilíada.[1]

Reconstruyendo S.H.I.E.L.D.

Después de vencer a las fuerzas de HYDRA, Gonzales crea un nuevo S.H.I.E.L.D. con valores distintos a los de Nick Fury que se basaban en secretos y mentiras. Para esto, él recluta a Bobbi Morse, Anne Weaver, Alphonso Mackenzie y a otros a su causa.[3] Cuando una nueva fracción de S.H.I.E.L.D. encabezada por Phil Coulson emerge, Gonzales no confía en el liderazgo de Coulson por sus métodos parecidos a los de Fury. En consecuencia, Gonzales le ordena a Isabelle Hartley, Morse y Mackenzie unirse al S.H.I.E.L.D. de Coulson y descubrir sus secretos para ver si debían apoyar o derribar esta fracción.[4]

Guerra Civil de S.H.I.E.L.D.

Conociendo a Lance Hunter

Cuando Alphonso Mackenzie informa que Lance Hunter, un mercenario que se unió al equipo de Coulson, sospecha de él y Bobbi Morse, este lo captura y lo lleva con Gonzales. Tomando en consideración que Hunter era un buen amigo de Mackenzie y ex marido de Morse, inclusive intento salvar la vida de Isabelle Hartley, Gonzales, con la ayuda de Weaver, Oliver y Tomas Calderon, intentaron reclutarlo.

Gonzales trata de convencerlo explicando los orígenes y lo que busca su nueva rama de S.H.I.E.L.D. hasta ellos les recordó que Coulson tiene ADN alienígena en su sangre y su responsabilidad en la muerte de Hartley, la del Agente Antoine Triplett y las mutaciones en Raina y la Agente Daisy Johnson. A pesar de esto, Hunter se mostró real a Coulson, aun sabiendo los riesgos y acto seguido Bobbi Morse se une a ellos y apoya a Gonzales en sus argumentos. Concluida la reunión, Gonzales le ordena a Mackenzie volver al Campo de Juegos y habla con Morse sobre su relación con Hunter y le pregunta si la ha afectado en su misión. Morse insiste en que no y Gonzales revela que mantendrá a Hunter en el barco.

Sin embargo, Gonzales se entera de que Hunter escapó, con poca resistencia de Morse. Debido a esto, él llama a una reunión de emergencia de consejo, discutiendo sobre cuánto tiempo tienen para detener a Hunter, que probablemente regresaría al Playground con Coulson. A pesar de todo, Gonzales decide continuar con la misión, enviando a Morse y Mackenzie por el Toolbox y permitir la entrada de su equipo a la base.[3]

Conversación con Phil Coulson

Gonzales y sus agentes inician el ataque al Campo de Juegos una vez que la agente Bobbi Morse le asegura a Gonzales y Tomas Calderon que era hora de atacar. Mientras Morse trata de escapar con el Toolbox, ella fue perseguida por sus ex aliados. Mientras tanto, Gonzales atraviesa un agujero en el costado de la base y envía a sus soldados a capturar al equipo de Coulson y a su vez usan gas para noquear a los agentes rivales.

Él encuentra a Alphonso Mackenzie herido producto de la explosión cuando trataba de salvar a la vida de Leo Fitz, por lo que se asegura que reciba atención médica antes de continuar con la invasión. Con la base bajo su control y con solo Melinda May aún libre, Gonzales habla con Morse prometiendo que si Phil Coulson era un buen hombre, entonces entendería. Después de que Anne Weaver confirma que Mackenzie estaría bien, Calderon confirma que Skye está en el Retiro antes de ir con un grupo de agentes a capturarla. Morse solicita ir con Calderon, cosa que acepta Gonzales.

Posteriormente, en la oficina de Coulson, Gonzales habla con este. Aunque Coulson habló de cómo lo busco para unirse a su nuevo S.H.I.E.L.D., Gonzales explico sus propias preocupaciones por la recuperación de Coulson con sangre alienígena y los nuevos poderes de Skye. Gonzales le pide a Coulson abrir el Toolbox, a lo cual se negó. Después de entregar el Toolbox a sus guardias para que fuera revisado por Weaver y Jemma Simmons, Gonzales y sus guardias son noqueados por los I.C.E.R.s disparados por Melinda May, la cual ayuda a Coulson a escapar antes de ser capturada.[1]

Accediendo al Toolbox

Cuando Bobbi Morse regresa de su misión fallida de capturar a Daisy Johnson, Gonzales esta furioso sobre los acontecimientos que resultaron en múltiples agentes heridos, incluyendo Tomas Calderon, por culpa de la pérdida del control de Skye, antes de ser rescatado por un misterioso teletransportador. En respuesta, Morse argumenta que ella era una agente de S.H.I.E.L.D. que se defendió del disparo de Calderon.

Aunque Morse defendía sus acciones, Gonzales consideraba a Skye peligrosa, por lo que insiste en que todo es parte de los planes de Coulson de usar a personas con poderes. A continuación, Gonzales se presenta a Leo Fitz y Jemma Simmons, a quienes les pidió abrir el Toolbox. Debido a la poca disposición de la pareja, Morse les hace saber que si no desean cooperar pueden irse, a lo que Fitz decide empacar. Aunque Morse admira la lealtad de Fitz y Simmons, Gonzales cree que su lealtad a Coulson está poniendo en peligro a S.H.I.E.L.D. por los secretos escondidos en el Toolbox. Posteriormente, Gonzales habla con Melinda May e intenta convencerla de ayudarlo a encontrar a Coulson, pero ella se niega.

Al día siguiente, Gonzales envía un equipo de agentes al Retiro al recibir una señal del lugar. Una vez que confirman que son Coulson y Lance Hunter, Gonzales le informa a Morse, quien sospecha que Coulson lo hizo a propósito. Posteriormente, Gonzales se entera que Coulson se alió con Hunter y Deathlok y tomó uno de sus Quinjets, lo cual sirvió para validar su teoría de Coulson sobre las personas mejoradas. Con el voto del consejo, Gonzales trata otro acercamiento con May, la cual lleva a la Ilíada. En la sala de juntas, Gonzales saca su pistola y se la da a ella, diciéndole que podía matarlo si creía que era un traidor de S.H.I.E.L.D. En respuesta, May lo apunta, pero no tira del gatillo, dándole la oportunidad a Gonzales de explicar sus intenciones y a su vez él le ofrece un puesto en su junta directiva. Entonces, May le devuelve el arma, creyendo que estaba vacía, a lo que Gonzales le demostró que estaba cargada todo el tiempo.[2]

Trabajando con Coulson

Oferta por el Toolbox

Con Phil Coulson bajo su custodia, después de rendirse a Bobbi Morse y Alphonso Mackenzie, Gonzales habla con Coulson en el Campo de Juegos. Al preguntar porque se rindió, Coulson revela que Wolfgang von Strucker y List tienen una base secreta que experimenta con personas mejoradas y que habían secuestrado a Mike Peterson y a otro humano mejorado. Gonzales pregunta porque debe confiar en él, a lo que Coulson responde diciendo que ambos tienen secretos y revela su conocimiento del secreto de Gonzales escondido en su bodega de carga. Entonces, Coulson promete abrir el Toolbox a cambio de su ayuda. Mientras debaten la mejor forma de atacar la base, Gonzales sugiere destruirla con un ataque aéreo, ya que no desea arriesgar a nadie de su equipo. En respuesta, Coulson aseguró que planea usar a su propio equipo, incluyendo al traidor Grant Ward.

Con el permiso de Gonzales, Ward es llevado al Campo de Juegos, donde Gonzales lo recibe a él y a la Agente 33, a quienes les informa que serían escoltados por guardias armados todo momento. Después de ver un video del ojo cibernético de Deathlok mostrado que está siendo torturado, Ward revela que Sunil Bakshi trabaja encubierto para ellos. Coulson explica que su plan es usar un equipo pequeño para atacar la base y rescatar a sus aliados. Gonzales lo somete a votación, donde Weaver y Oliver votan en contra, pero Gonzales, Morse y May votan para seguir con la misión. Posteriormente, Gonzales habla con More y le ordena no ir a la misión, ya que él quiere que Coulson use a su gente para la misión.

Entonces, Gonzales y su equipo observan el avance de la misión desde el Campo de Juegos mientras Coulson y su equipo permite que el Autobús sea destruido para poder entrar a la base sin ser visto. Cuando el equipo de Coulson salva a Peterson y Lincoln Campbell, Gonzales da la orden para destruir la base. Con la misión ahora un éxito, Gonzales observa a Daisy Johnson antes de hablar con Morse. Él le revela a Morse que permitió la misión para tener a la gente mejorada en la base y estudiarlos, haciendo que ella cuestione la moral de Gonzales. Posteriormente, Phil Coulson abre el Toolbox y se lo da a Gonzales, pero le hace saber que Nick Fury está vivo y podría quererla en cualquier momento. Antes de poder reaccionar, Coulson se va atender el llamado de Maria Hill.[5]

Amenaza Inhumana

Después de que los Vengadores derrotaron a la inteligencia artificial Ultrón y salvaron miles de vidas durante la Batalla de Sokovia con la ayuda del Helicarrier provisto a Nick Fury por Phil Coulson, Gonzales convoca una reunión a bordo de la Ilíada, donde Coulson les explica la verdad detrás del Protocolo Theta y les propone unir ambas fracciones en una sola, con él como su director y Gonzales y sus congelas como sus asesores. Aceptando la propuesta, la conversación es interrumpida cuando Lance Hunter ve al teletransportador y Raina en la nave, que son rastreados por Gonzales y Coulson hasta el Monolito en la bodega de carga. Aunque el par escapa sin la piedra, Gonzales estaba furioso por la situación, por lo que tiene una reunión con Coulson y el resto del consejo.

A pesar del poco conocimiento sobre la piedra, Anne Weaver y Oliver, bajo las órdenes de Gonzales, fueron capaces de usar la tecnología de HYDRA del Dr. List para rastrear al telentrasportador y, con el Implante Ocular de Deathlok, encontrar su ubicación. Cuando Bobbi Morse asegura el Monolito, Gonzales, Weaver y Oliver le informaron su avance y Gonzales sugiere visitar a los Inhumanos. De vuelta al Campo de Juegos, Gonzales y el resto discuten su siguiente movimiento. Aunque varios deseaban atacar la base de los Inhumanos, Phil Coulson insiste en que pueden resolverlo pacíficamente con Jiaying, la líder de los Inhumanos, usando a Daisy Johnson como intermediaria. Discutiendo el plan, Gonzales insiste en que Coulson no debe ser el negociador, por estar demasiado involucrado. Debido a las objeciones de Coulson, el asunto fue puesto a votación y se decidió que Gonzales es quien debía hacerlo.[5]

Asesinado por Jiaying

Antes de su reunión, Gonzales le pide a Anne Weaver un collar de Jiaying que fue recuperado de Daniel Whitehall, como póliza de seguro. Aunque la base de los Inhumanos, La otra vida, tenía más residentes de lo que esperaban, Gonzales decide continuar la misión. Una vez en la ubicación, Gonzales es guiado por el teletransportador a la oficina de Jiaying. Skye se sorprende al ver a Gonzales y exige saber dónde está Coulson, a lo que responde que no debía preocuparse. Cuando él ve a Calvin Zabo en la reunión, Jiaying explica que desean devolverlo a la custodia de S.H.I.E.L.D. como un gesto de buena fe antes de hablar.

Mientras Johnson lleva a Zabo al Quinjet, Gonzales y Jiaying comienzan la reunión y comparten sus historias traumáticas tanto la captura de Jiaying por parte de Whitehall como la Batalla en la Ilíada de Gonzales. Gonzales le devuelve el collar a Jiaying y habla sobre la historia pasada de S.H.I.E.L.D. con las personas mejoradas. Él aseguró que ellos quieren registrar sus poderes por si alguno llegara a hacer daño a la gente y estar allí para detenerlo. En respuesta al regalo de Gonzales, Jiaying también estaba por entregarle uno y le muestra un Cristal Terrigen que replicó su gente, para evitar que su especie se extinguiera en caso de que los Adivinadores se perdieran o fueron destruidos. Ella explica que no fueron capaces de eliminar el metal de los Adivinadores, haciéndolo mortal para los humanos.

A continuación, ella rompe el cristal y observa sádicamente como Gonzales comenzaba a petrificarse por no ser Inhumano. En sus últimos momentos, Gonzales saca su arma, pero no es capaz de usarla. Con Gonzales muerto, Jiaying toma su arma, haciendo que su mano se rompiera.[6]

Relaciones

Familia

  • Padre †
  • Esposa †

Aliados

Enemigos

Apariciones

En orden cronológico:

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Agents of S.H.I.E.L.D.: 2.15: One Door Closes
  2. 2,0 2,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 2.16: Afterlife
  3. 3,0 3,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 2.14: Love in the Time of HYDRA
  4. Agents of S.H.I.E.L.D.: 2.01: Shadows
  5. 5,0 5,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 2.19: The Dirty Half Dozen
  6. Agents of S.H.I.E.L.D.: 2.20: Scars
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.