Marvel Cinematic Universe Wiki
Advertisement
Marvel Cinematic Universe Wiki

Las Prótesis de brazos de Elena Rodriguez son implantes ciberneticos unidos a los muñones de Elena Rodriguez como un reemplazo para sus miembros faltantes.

Historia

Adquisición

Después de la batalla en el Principia, Alphonso Mackenzie trajo un Meca Durmiente al Faro, con la intención de crear prótesis de brazos para Elena Rodriguez, quien los había perdido a manos de Ruby Hale.[1]

Mackenzie y Leopold Fitz elaboraron con éxito una prótesis usando el androide recuperado, que luego se puso a prueba antes de ser injertado al cuerpo de Rodríguez.[2] Una vez que los brazos fueron probados, la prótesis fue implantada en Rodríguez por Jemma Simmons con la ayuda de Mackenzie.[3]

Una nueva fuerza para controlar

Después de recibir las prótesis, Elena Rodriguez adquirió fuerza mejorada, siendo capaz de golpear fuertemente un saco de boxeo, por lo que Mackenzie le aconsejó darle tiempo a su cuerpo para aprender a controlar sus nuevas extremidades; Rodriguez accidentalmente destruyó la botella con agua que tenía en su mano. Más tarde, Mackenzie le realizó un diagnóstico de sus brazos, en los cuales no encuentró ningún problema. Cuando Jemma Simmons trató de demostrarle a Mackenzie que no podía morir usando un químico tóxico empleado en las prótesis de Rodriguez, Simmons fingió envenenarse con el producto al ingerirlo, a fín de que Mackenzie abriera la celda donde Fitz estaba cautivo. Posteriormente, Rodriguez encierró a Mackenzie en rápidamente. Mientras hablaban, Rodriguez recogió una pistola, pero al tener poco dominio de sus manos, hizo que esta se disparara y afortunadamente no hirió a nadie.[4]

Incompatibilidad de poder

Durante la infiltración en la instalación de Herefordshire de HYDRA, Rodríguez uso su fuerza mejorada para romper la cerradura que sellaba la base y luego para mover el equipo pesado para bloquear la puerta de la habitación donde estaba la Cámara de Infusión de Partículas. Sin embargo, sus brazos se convirtieron en un problema cuando trató de usar su velocidad sobrehumana en mayor medida para enfrentarse a los Mecas Durmientes, causando una sobrecarga a su sistema nervioso y en consecuencia impidiéndole utilizar sus poderes Inhumanos.

Como Leopold Fitz no podía recalibrar los brazos en esa circunstancia, él y Jemma Simmons le dijeron a Rodríguez que huyera y pidiera refuerzos. En el camino, Rodríguez se encontró con Anton Ivanov. A pesar de no poder utilizar sus poderes, Rodríguez luchó cuerpo a cuerpo contra Ivanov y finalmente lo asesinó al lanzarlo por una ventana.[5] Mientras Rodríguez se retiraba de camino al Quinjet, fue emboscada por uno de los droides, al cual destruyó utilizando sus poderes, lo que le causó un dolor tan fuerte que se desmayó.

Posteriormente, Rodríguez regresó a la base de HYDRA, donde confrontó a Ruby Hale, quien le había cortado los brazos y ahora tenía nuevas habilidades. Rodríguez utilizó su velocidad para tomar uno de los discos de Hale y acabó con ella al cortarle el cuello. A pesar del dolor que sintió, Rosríguez estaba satisfecha sabiendo que había salvado el mundo.[6]

Recalibración

De regreso al Faro, Leopold Fitz recalibró los brazos prostéticos de Rodriguez, permitiéndole usar su velocidad sobrehumana sin sentir dolor. Gracias a esto, ella pudo transportar al inestable Glenn Talbot bajo su responsabilidad, como le instruyó Phillip Coulson durante el Asedio del Faro.[7]

Cuando Daisy Johnson volvió al Faro, Rodriguez tuvo una breve diferencia con ella y ambas terminan peleando, con Rodriguez dominándola al utilizar sus poderes combinados con las mejoras de sus brazos cibernéticos.[8]

Durante la Batalla de Chicago, Rodriguez utilizó su super fuerza combinada con su gran velocidad para ayudar a evacuar a los civiles, especialmente los heridos a manos de Glenn Talbot. Ella también usa sus próstesis para reanimar con éxito a Phillip Coulson, quien se había desmayado debido a su enfermedad.[9]

Capacidades

  • Fuerza aumentada: los brazos cibernéticos de Rodriguez le otorgan cierto grado de fuerza sobrehumana. Ella fue lo suficientemente fuerte como aplastar accidentalmente una botella de metal.

Apariciones

Referencias

Advertisement