FANDOM


Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.


"Cuando los miro a todos, ¿les digo qué son? perdedores. Me refiero a personas que han perdido cosas y todos hemos perdido muchas cosas, nuestros hogares, nuestras familias, una vida normal. La vida suele quitar más de lo que da, pero hoy no. Hoy nos ofrece algo especial, una oportunidad de salvar a otros por una vez de no escapar."
―Peter Quill[fnt.]

Peter Jason Quill es un mitad-humano, mitad-celestial, que fue secuestrado por los Devastadores y entrenado por Yondu Udonta cuando era niño. Tiempo después, él se ganó una reputación como el legendario forajido conocido como Star-Lord. Al haber decidido dejar a los Devastadores, Quill viajó a Morag para robar el Orbe, formando involuntariamente parte en la Búsqueda del Orbe. Durante estos acontecimientos, Quill formó una alianza con Gamora, Drax, Rocket Raccoon y Groot, con quienes consiguió vencer a Ronan y salvar Xandar de la destrucción. Él se volvió líder de los Guardianes de la Galaxia, y decidió hacer con ellos "un poco de cosas buenas y un poco de cosas malas".

Unos meses más tarde, él y los otros Guardianes fueron contratados por Ayesha para proteger las baterías interdimensionales de Abilisk. Sin embargo, después de que Rocket robó algunas de las baterías, Ayesha envió a la flota Soberana a perseguirlos, y los Guardianes fueron rescatados por Ego, el padre biológico de Quill. Él pasó un tiempo vinculándose con su padre, pero cuando Ego reveló que era responsable de la muerte de su madre, Quill se vio forzado a matarlo y evitar que terraforme cada planeta en el universo, aunque perdió a su otra figura paterna, Yondu Udonta. Eventualmente comenzó una relación con Gamora.

Cuando los Guardianes de la Galaxia encontraron a Thor, ellos aprendieron que Thanos ya estaba juntando las Gemas del Infinito. Al dividirse en dos grupos, Quill llevó a Gamora, Drax y Mantis a Knowhere para recuperar el Éter, pero lo perdieron junto con Gamora. Quill, Drax y Mantis viajaron más tarde a Titán para enfrentarse a Thanos en persona. Con la ayuda de Anthony Stark, Stephen Strange y Peter Parker, ellos lucharon contra Thanos, sin embargo, fueron vencidos, y Quill aprendió que Gamora fue asesinada. Cuando Thanos logró obtener todas las Gemas del Infinito, las usó para eliminar a la mitad de la vida en el universo, incluido Quill.

Cinco años después, Quill fue revivido tras que Bruce Banner y los Vengadores sobrevivientes lograran revertir la Decimación. Quill se reunió con todos su aliados en las ruinas del Centro de los Nuevos Vengadores, donde se llevó a cabo la última batalla contra Thanos y su ejército, provenientes de una línea de tiempo alternativa, llevando a Quill a encontrarse con la versión alternativa de Gamora, quien lo rechazó. Como resultado, Anthony Stark falleció al sacrificarse para vencer a Thanos, y Quill asistió a su funeral. Más adelante, él aceptó a Thor para unirse a los Guardianes de la Galaxia.

Biografía

Vida temprana

Niñez sin padre

"Vengo de un planeta de forajidos. Billy the Kid. Bonnie y Clyde. John Stamos."
"Es un planeta que me gustaría visitar."
―Peter Quill y Drax[fnt.]

Peter Quill nació en 1980, siendo hijo de Meredith Quill, una humana, y Ego, un Celestial, convirtiéndose en un híbrido de ambas especies. Ego planeaba utilizar el poder de un segundo Celestial para completar la Expansión, cuyo fin era terraformar millones de mundos en el universo. Quill era solo uno de los miles de niños que Ego concibió, aunque todos los que nacieron antes que él fueron asesinados, ya que no cumplían con las expectativas de Ego.[1]

Quill nunca conoció a su padre, ya que Ego abandonó la Tierra poco antes de su nacimiento. Él creció en St. Charles, Misuri, bajo el cuidado de su madre y su abuelo. A lo largo de su infancia, Quill se convirtió en un niño un tanto violento, involucrándose en numerosas peleas. Aún así, se volvió muy cercano a su madre, quien reunió algunas de sus canciones favoritas de su infancia en una cinta titulada "Awesome Mix Vol. 1".[2] Cuando otros niños le preguntaban dónde estaba su padre, Quill les decía que su padre era David Hasselhoff y estaba ocupado con su carrera.[1]

Perdiendo a su madre

"Tu abuelo va a cuidar muy bien de ti. Al menos hasta que tu padre regrese por ti. Tu mano, Peter, dámela."
Meredith Quill y Peter Quill[fnt.]

Algún tiempo después, a su madre le encontraron un cáncer terminal, y decidieron que Quill fuese criado por su abuelo. Cuando Quill tenía ocho años, la enfermedad de su madre empeoró. Poco antes de que ella muriera, le dio a Quill un regalo y una nota. En sus últimos momentos le rogó a Quill que le diera la mano, pero él no podía soportar mirarla. Lamentándose y llorando por su madre, fue sacado de la habitación por su abuelo.

Inmediatamente después de la muerte de su madre, Quill salió corriendo del hospital llorando, siendo repentinamente secuestrado por los Devastadores. La misión de ellos era que lo llevasen con su padre Ego, pero el líder de los Devastadores, Yondu Udonta, decidió mantenerlo con ellos y que nunca se le hablara sobre su padre, sabiendo perfectamente de las intenciones de Ego. Para ayudar a que Quill comprendiera los diferentes idiomas que habían, se le implantó quirúrgicamente un chip de traducción en el cuello.[2]

Criado por los Devastadores

Los Devastadores le enseñaron a Quill cómo ser un ladrón. A medida que crecía, Yondu lo amenazaba con comérselo si lo desobedecía o lo traicionaba durante su juventud y lo convirtió en un forajido habilidoso y valioso para los Devastadores. Con el tiempo, Quill empezó a llamarse a sí mismo Star-Lord, que era un apodo que le dio su madre. Yondu le dio a Quill una nave que él nombró "Milano", debido a su amor de la infancia, Alyssa Milano.

Los extensos antecedentes penales de los Nova Corps de Quill incluían un cargo de fraude, dos cargos de intoxicación pública, un cargo de asalto y un cargo de manipulación ilegal de una duquesa de Garmos. Aunque Rhomann Dey lo capturó por hurto en una de las alcaparras de Quill, el cargo no fue puesto en su registro. Como el mismo Quill confeso, él se ha acostado con una variedad de mujeres de otras especies; Una lo apuñaló cuando trató de escabullirse.[2]

Búsqueda del Orbe

Descubriendo el Orbe

"¿Quién te habló sobre esto?"
"Ni siquiera sé que es, soy un recolector, nada más, sólo estoy curioseando."
Korath y Peter Quill[fnt.]

Eventualmente, Quill se volvió desleal a los Devastadores, ciertas veces pensando en abandonarlos. Cuando a Yondu se le otorgó la misión de robar un misterioso artefacto llamado el Orbe en el planeta Morag, Quill decidió robarlo por su cuenta, empezando por dirigir la Milano a Morag e hizo frente a todas las trampas y peligros del templo que lo contenía. Aún teniendo su walkman, este decidió bailar y escuchar música mientras paseaba por el lugar. Finalmente, Peter logró encontrar el Orbe, y al obtenerlo, decidió marcharse.

No obstante, fue interceptado por Korath, quien también tenía la misión de robar el Orbe y entregárselo a Ronan. Él se presentó como Star-Lord, aunque Korath no reconoció su nombre clave, para gran disgusto de Quill. A pesar que Korath estaba acompañado de varios soldados Sakaarianos, él fue capaz de distraerlo y le hizo frente a su escuadrón.

Él escapó del templo, llegando rápidamente a la Milano y voló lejos de Morag mientras Korath le disparaba. En ese preciso instante, Quill descubrió que su novia Bereet todavía estaba dentro de la nave, puesto que se había olvidado de ella mientras hacía el robo. De repente, este fue contactado por Yondu, quien se mostró ligeramente molesto por la traición de Quill a los Devastadores, pero él simplemente lo ignoró y cortó la llamada.[2]

Encuentro con los cazarrecompensas

"Tienes el porte de un hombre con honor."
"En realidad yo no diría eso, así me describen todo el tiempo, pero yo no me describiría de ese modo."
Gamora y Peter Quill[fnt.]

Quill se dirigió a Xandar con el fin de dejar a Bereet y vender el Orbe, sin embargo, el Comerciante que había hecho el trato con Yondu se negó a tomarlo tras escucharle decir que Korath también buscaba el Orbe, ya que él estaba trabajando para un ser muy temido en la galaxia, Ronan.

Al ser echado de la tienda, Quill se encontró con Gamora, una asesina experta, que, después de intentar coquetearla, ella lo atacó y le robó el Orbe. Reconociendo que el Orbe valía una fortuna, Quill la persiguió, teniendo un duelo mano a mano, pero consiguió recuperar el artefacto, sólo para ser atacado por el dúo fugitivo de Rocket Raccoon y Groot debido a que había una recompensa por él de parte de Yondu Udonta por su traición.

Después de una larga persecución, Gamora inmovilizó a Quill, pero su pensamiento veloz le permitió liberarse; cuando Rocket y Groot lo atraparon, Gamora empujó a Rocket lejos y le cortó los brazos a Groot antes de intentar encontrar a Quill. Sin embargo, este último logró usar su arma para noquearla antes de que los Nova Corps intervinieran y detuvieran a los cuatro por disturbios civiles. Quill se reencontró con Rhomann Dey, quién se burló de su nombre clave, llamándolo burlonamente Star-Prince. Más adelante, él junto con Gamora, Rocket y Groot, fueron transportados a la prisión conocida como el Kyln.[2]

Encerrado en Kyln

"¡Oye! Más vale que te quites los audífonos, gorila, son mios, deben ir al deposito. ¡La cinta y el reproductor son míos!. ¡Hooked on a Feeling, Blue Swede! ¡Es del '63, la canción es mia! ¿Comprendes?"
―Peter Quill al Guardia[fnt.]

Una vez que llegaron a la prisión, Gamora les reveló que a pesar de ser una secuaz de Ronan, ella lo traicionó para venderle el Orbe a otra persona. Quill luego vio a uno de los guardias usar su walkman, y lo enfrentó para exigir que se lo devuelva, pero el guardia se negó a hacerle caso y en su lugar utilizó una varilla eléctrica para electrocutarlo.

Luego de haber sido procesados para estar encarcelados, Quill fue casi confrontado por un recluso monstruoso hasta que Rocket y Groot fueron en su ayuda para vencerlo de manera humillante. Quill no discutió y les declaró a todos que ellos eran sus amigos. Quill se fue a dormir en los alojamientos, mientras que Gamora tenía su propio cuarto personal, donde los prisioneros seguían amenazándola por asesinar a sus familias al lado de Ronan y sus secuaces.

Esa noche, algunos prisioneros, incluyendo Drax, intentaron matar a Gamora, sin embargo, Quill logró convencer a Drax de que, debido a que Gamora traicionó a Ronan, lo más probable era que él vendría por ella, permitiéndole a Drax cobrar venganza por haber asesinado a su familia. Tras esto, Quill le aseguró a Gamora que no se preocupaba por su bienestar, pero sabía que ella sería capaz de mostrarles dónde vender el Orbe. Gamora le dijo que si, pero antes tenían que escapar de prisión, y luego tendrían que repartir las unidades entre cuatro mil millones por ella, Quill, Rocket y Groot, sin contar al desinteresado Drax.[2]

Escape del Kyln

"¿Qué hace él aquí?"
"Le prometimos que no se apartaría de ti hasta asesinar a tu jefe. Siempre cumplo las promesas que hago a dementes musculosos que me pueden aplastar."
Gamora y Peter Quill[fnt.]

Al día siguiente, Rocket ideó un plan de cuatro pasos para fugarse del Kyln, el cual fue arruinado por Groot, pues este había destruido los sistemas eléctricos de la prisión, iniciando una pelea con los guardias, y provocando que todos improvisaran en el último instante para escapar juntos. Según Rocket, él necesitaba una pierna ortopédica, a lo que Quill decidió quitársela a un prisionero a cambio de 30.000 unidades. Al volver a la torre de seguridad donde el grupo del convenio estaba reunido, Rocket le reveló que lo de la pierna fue una simple broma, haciendo que Quill se enojara. Tras esto, el equipo comenzó a dirigir la torre como una nave hacia un lugar seguro.

El equipo llegó a la sala donde se encontraban sus pertenencias. Teniendo todo listo, Quill en el último instante se acordó del guardia que robó su walkman, y como estaba decidido a no perder su más preciada posesión, le dio su bolso a Gamora, mencionando que ahí estaba el Orbe, y optó por buscar al guardia aunque se haya tenido que enfrentar a diversos soldados. Al llegar con su saqueador, Quill lo atacó, recupero su walkman y se marchó. Todos regresaron a la Milano, donde Drax lo felicitó por su espíritu, sin embargo, cuando este se dio cuenta de que solo volvió por su walkman, lo llamó demente.

En la Milano, Quill observó como Rocket construía armas por si las cosas se ponían intensas, como estaba creando un Destructor de Hadrones, algo en lo que Quill no estaba de acuerdo. El equipo aún notaba a Drax desinteresado por el dinero que se les darían por el Orbe, haciendo que haya más paga para el resto. Dentro de poco, Quill declaró que si van a ser socios tendrán que confiar más los unos en los otros, sin embargo, Gamora no demostró mucho interés, y se fue mencionándole a Peter que su nave estaba muy sucia.<[2]

Problemas en Knowhere

"¡Cuatro mil millones! Rocket, cálmate amigo, aguante otra miserable noche y serás rico."
"Bien, pero no prometo cuando esto termine que no mataré a todos y cada uno de ustedes."
―Star-Lord y Rocket Raccoon[fnt.]

Al llegar a Knowhere, Gamora contactó a su comprador, Taneleer Tivan. Teniendo que esperar a su sirvienta, Quill y Gamora decidieron pasar el rato juntos hablando acerca de sus familias, sobre la música de la Tierra, y le explicó la necesidad de recuperar su walkman debido a que era un regalo de su madre. Ahí, Quill aprovechó la oportunidad de permitir que Gamora escuchara la música de su walkman, pero al intentar besarla, ella lo amenazó con matarlo, ya que era consciente de su reputación.

Ellos luego son interrumpidos por una breve pelea entre Drax, Rocket y Groot. Quill tuvo que intervenir en la escena para evitar que se siguiesen lastimando entre ellos, como Rocket estaba borracho. Tras esto, Drax decidió abandonarlos al darse cuenta de que no estaba cerca de matar a Ronan como le prometieron, aunque Gamora le mencionó a Quill que lo dejara ir y que no lo necesitaban. Esta acción provocó que Quill les revelara que la razón por la cual no tenían amigos era porque siempre atacaban a todo aquel que se les acercaba.[2]

Encuentro con Taneleer Tivan

"Creo que manché mis pantalones."
―Peter Quill[fnt.]

De repente, apareció Carina, la sirviente de Taneleer Tivan. Ella los invitó a entrar al museo de Tivan, este último se distrajo con Groot, ya que nunca antes había visto a alguien de su especie. Luego, Gamora sugirió que continuaran con lo que habían venido a discutir, y Quill sacó el Orbe de su bolsillo e intentó dárselo a Tivan, solo para dejarlo caer por accidente en el suelo.

Tivan quedó percatado al abrir el Orbe, y les explicó que este contenía en el interior una de las seis Gemas del Infinito, objetos inmensamente poderosos que podían destruir un planeta entero y matar a todos sus habitantes en un instante, como lo hacían los Celestiales desde hace milenios. Desinteresado en la explicación, Rocket le exigió pagarles de una vez, aunque Quill quedó impresionado por lo que habían estado cargando todo este tiempo. Cuando Tivan se preparó para darles el dinero, su asistente, Carina, decidió tomar el control de la Gema del Poder, y Tivan gritó horrorizado, ya que no sería capaz de manejarla. Cuando ella tomó la Gema, soltó una enorme explosión que destruyó el museo junto consigo misma. Groot rescató a Rocket de la explosión del museo mientras que Quill y Gamora se escondieron, y Tivan escapó sufriendo un golpe en la cabeza.

Horrorizados por lo sucedido, Rocket sugirió entregarle el Orbe a Ronan como ofrenda de paz y escapar cuanto antes. Quill sugirió entregárselo a alguien que no quiera matarlos y así pedirle algo de dinero a cambio, para disgusto de Gamora, quien quería dárselo a los Nova Corps.[2]

Encuentro en Knowhere

"Quill, ¿qué pasó?"
"Cuando te vi ahí, no sé que fue lo que me pasó, pero tenía que ayudarte. Descubrí algo que todavía estaba en mí, algo increíblemente heroico. La verdad, no es por nada, pero hablando obje-"
"¿Dónde está el Orbe?"
Eh, bueno. Ellos lo tienen."
"¿Qué?"
Gamora y Peter Quill[fnt.]

Antes de que pudieran seguir discutiendo, Ronan y Nebula llegaron con un ejército Sakaariano, todo porque Drax les hizo una llamada para que estos lo localizaran y así pueda matarlo. Gamora intentó huir con el Orbe en una mini-ave mientras que era perseguida por Nebula. Quill y Rocket se unieron a la batalla en mini-naves y destruyeron varias de las naves Sakaarianas. Sin embargo, cuando Nebula destruyó la nave de Gamora y recuperó el Orbe, ella no tuvo más alternativa que salir al espacio para sobrevivir, aunque luego comenzó a morir lentamente por la falta de oxígeno.

Quill no soportó verla cerca de la muerte, por lo que este le envío sus coordenadas a Yondu, y salió de su nave para darle a Gamora su casco, el cual le ayudaría a sobrevivir en el espacio. Antes de asfixiarse y morir, Quill fue rescatado junto con Gamora por los Devastadores. Ubicados en la nave de los Devastadores, Quill le reveló a Gamora que algo le impulsó a salvarla, pero fueron interrumpidos por los Devastadores de Yondu, este último comenzó a golpearlo, y todavía se encontraba molesto por haberle traicionado y robado el Orbe.

Yondu perdió la paciencia y apuntó su Flecha Yaka a la garganta a Quill para matarlo. Sabiendo las vidas que se perderían por Ronan si no hacía nada, Quill le informó a Yondu que si lo mataba entonces ya no podría saber dónde estaba el Orbe y como podría recuperarlo. Al llamar su atención, Quill le propuso trabajar juntos como en los viejos tiempos, con Yondu aceptando su oferta de buen gusto, mencionando también que por eso lo adoptó de niño. De repente, Rocket, Drax y Groot amenazaron con atacar la nave de los Devastadores utilizando el Destructor de Hadrones en un intento por salvar a sus amigos, pero Quill les hizo entender que aún estaban vivos y se volvieron aliados.[2]

Uniendo al equipo

Tratado con los Devastadores

"La vida suele quitar más de lo que da, pero hoy no. Hoy nos ofrece algo especial, una oportunidad."
"De hacer qué?"
"De salvar a otros por una vez de no escapar."
―Peter Quill y Drax[fnt.]

De vuelta en la nave, Quill reprendió a Rocket, Groot y Drax por su absurdo plan de salvarlos de Yondu. Luego, les mencionó que debían trabajar con los Devastadores para detener el plan de Ronan, quién con el poder del Orbe pensaba destruir Xandar junto con millones de personas inocentes. Sin embargo, cuando Quill argumentó que solo tenía una parte del plan, Rocket se burló y esto comenzó una discusión innecesaria entre el grupo. Quill luego declaró que la vida quitaba más de lo que daba, pero que esta vez les dio la oportunidad de hacer algo para salvar a otros. Rocket argumentó que enfrentar a Ronan sería dar la vida, sin embargo, todo el equipo se puso de acuerdo y estaban dispuestos a poner en riesgo sus vidas con tal de vencerlo.

Con el resto del equipo a bordo, Quill salió adelante con el plan junto con la ayuda de los Devastadores, pero antes, Yondu le advirtió que si no le entregaba el Orbe cuando todo acabe, lo matará. Más tarde, Quill llamó a Rhomann Dey y le informó sobre su plan de pedirle ayuda a los Nova Corps.[2]

Batalla de Xandar

"Star-Lord."
"Por fin."
Korath y Peter Quill[fnt.]

Ronan llegó a Xandar con el Dark Aster junto con miles de soldados Sakaarianos. Quill y los Devastadores desataron una batalla aérea mientras Rocket abría un agujero negro sobre la nave enemiga, permitiéndole a Quill y a Yondu poder ingresar dentro de ella, pero la nave de este último fue derribada y se enfrentó a un grupo de soldados de Ronan. Finalmente, los Nova Corps llegaron en su ayuda, y Quill fue capaz de aterrizar su nave en el Dark Aster, antes de pelear contra algunos Sakaarianos.

A medida que los Nova Corps mantenían distancia mediante la creación de un campo de fuerza, Quill, Groot, Drax y Gamora siguieron su camino, pero como todo estaba oscuro, Groot creó esporas de luz para iluminarlos a todos, hasta que fueron interceptados por Nebula, a quien Drax le disparó. Gamora se separó del equipo para deshabilitar el generador de escudo de la embarcación mientras el resto se enfrentaba a un grupo de soldados dirigidos por Korath, quien se refirió directamente a Quill como Star-Lord, para gran gusto de Quill por reconocer la reputación que forjó con ese nombre. Durante la lucha, Drax logró matar a Korath, y Quill le disparó a algunos soldados, antes que Groot sometiera a todos los enemigos liberando una gran rama de su mano para golpearlos contra las paredes constantemente.

Cuando Gamora terminó su parte del plan, Quill, Dax y Groot se reunieron con ella en la sala de control para enfrentarse a Ronan, disparándole con el Destructor de Hadrones, pero este no se vio afectado ante el ataque, lo que alarmó a Quill. Acto seguido, Ronan los sometió a todos con la Vara Cósmica y antes que pudiera matar a Drax, Rocket inesperadamente estrelló su nave dentro del Dark Aster, provocando que esta comenzara a estrellarse contra la superficie.

Quill sacó a Rocket de la nave y se reunió junto con el resto del equipo, creyendo que consiguieron matar a Ronan. Con el Dark Aster a punto de estrellarse, Groot optó por sacrificarse para salvar a sus amigos poniéndose en forma de cúpula para protegerlos del daño que iba a generar el aterrizaje. Cuando el Dark Aster aterrizó en el suelo, el cuerpo de Groot fue destruido, y el equipo sobrevivió gracias a él. A pesar de esto, Ronan salió ileso de los restos de la nave.[2]

Autosacrificio

"Son mortales, ¿qué hacen?"
"Tú lo dijiste, fantoche. Somos los Guardianes de la Galaxia."
Ronan y Peter Quill[fnt.]

Ronan comenzó a burlarse del equipo, llamándolos los Guardianes de la Galaxia. Mientras se preparaba para destruir Xandar mediante el uso de la Gema del Poder, Quill, al no ver otra opción, distrajo a Ronan cantando "O-o-h Child", y lo desafío a un concurso de baile. Ronan quedó confundido unos segundos, pero esta distracción le permitió a Drax y Rocket reparar el Destructor de Hadrones y activarlo para destruir su Vara Cósmica. A medida que la Gema salía volando en el aire, Quill voluntariamente se sacrificó y la agarró sabiendo que podría morir.

El poder de la Gema comenzó a rasgar el cuerpo de Quill, lo que le causó un dolor insoportable. Quill comenzó a tener alucinaciones de su madre pidiéndole tomarla de la mano. Gamora, Rocket y Drax fueron en su ayuda, y entre ellos se tomaron de las manos, permitiéndoles absorber también el poder de la Gema. Todos juntos absorbieron con éxito su energía y fueron capaces de controlarlo. Sorprendido, Ronan les exigió saber cómo fue posible que hicieran eso, a lo que Quill respondió que eran los Guardianes de la Galaxia. Al final, los cuatro usaron la Gema del Poder para destruir a Ronan, dándole fin a la batalla. Luego de hacer esto, Gamora selló la Gema en el Orbe.

Con Ronan y su ejército destruidos, Yondu le exigió a Quill entregarle el Orbe, aunque este le haya dicho que su poder estaría más seguro con los Nova Corps, Yondu lo volvió a amenazar. Acto seguido, Quill lo engañó entregándole un contenedor idéntico al Orbe, que por dentro contenía el muñeco de un Troll. Después de que los Devastadores se marcharan, Quill le dijo a Gamora que aunque ellos estaban a punto de matarlo, eran la única familia que conoció, pero Gamora le aseguró que no era así. Más tarde, los Guardianes de la Galaxia le entregaron el Orbe a los Nova Corps.[2]

Guardianes de la Galaxia

"¿Y bueno, qué hacemos? ¿Algo bueno? ¿Algo malo? ¿Un poco de ambos?"
"Lo que tú digas, Star-Lord."
"Un poco de ambos."
―Peter Quill y Gamora[fnt.]

Más adelante, el equipo de Quill, ahora conocido como los Guardianes de la Galaxia, tuvieron sus antecedentes criminales borrados por los Nova Corps. Quill también se enteró por Irani Rael de que era mitad humano, puesto que su padre formaba parte de una antigua especie y por eso él pudo mantener en su dominio la Gema del Poder por tanto tiempo. Los Guardianes recibieron la gratitud de Irani Rael y fueron llevados afuera del cuartel, donde los esperaba la Milano reparada por los Nova Corps, junto con nuevas mejoras, para gran impresión y deleite de Quill.

Luego de escuchar a Rocket y Groot hablar con Rhomann Dey sobre los actos que los volverían a llevar a prisión, Quill le aseguró que los Guardianes estarían seguros bajo su liderazgo, antes de marcharse. Entrando a la nave, él abrió el último regalo que recibió de su madre; una segunda cinta de cassette llena de sus canciones favoritas. Él la escuchó hasta que fue encontrado por Gamora, y partió con los Guardianes a nuevas aventuras en la Milano, acompañados por una rama recuperada de Groot, que ya estaba empezando a crecer.[2]

Batalla en el Planeta Soberano

"Hora del espectáculo. Debe llegar en cualquier momento."
―Peter Quill[fnt.]

Unos meses después, los Guardianes de la Galaxia fueron contratados por la Alta Sacerdotisa Ayesha, la líder de la raza Soberana, para defender algunas baterías de una criatura conocida como Abilisk. Cuando llegaron al planeta, Rocket estaba terminado de arreglar un equipo de altavoces para escuchar música, y cuando Drax lo cuestionó por hacer eso, Rocket culpó a Quill, ya que a él le apasionaba escuchar canciones, pero en esta ocasión Quill le dijo que no era importante, con Rocket pensando erróneamente que sólo decía eso para engañar a Drax y le guiñó el ojo. Desviando la mirada, Quill se sorprendió cuando Gamora cargó por primera vez un rifle, como ella solía usar siempre una espada para las batallas, pero no lo discutió.

A medida que Abilisk se acercaba, Quill le confirmó a los Guardianes que la criatura estaba a pocos segundos de llegar y cuando apareció rápidamente decidieron confrontarlo. Quill y los Guardianes fueron golpeados salvajemente mientras el pequeño Groot bailaba con la radio y exploraba el territorio. Cuando Quill fue arrojado a un lado, se cruzó con Groot todavía bailando, y se distrajo viéndolo hasta que fue golpeado por un tentáculo del Abilisk. Más tarde, Quill y Rocket obligaron a la criatura a mirar hacia arriba, exponiendo una herida en el cuello para que Gamora pudiera matar a la criatura con su espada, como su rifle se había quedado sin munición, y Drax salió del interior de la bestia, ya que se había dejado devorar para atacar al Abilisk en el interior.

Posteriormente, Ayesha le agradeció por su ayuda a los Guardianes, y le entregaron a Nebula como parte de un intercambio debido a que ella había sido arrestadas por los Soberanos un tiempo atrás. Mientras coqueteaba con Quill y discutía la reproducción natural con él, Ayesha le hizo varios comentarios despectivos sobre el estado híbrido de Quill, que le molestaron ligeramente, ya que le hizo preguntarse una vez más quién era su padre.[1]

Escape de la Flota Soberana

"Que extraño, toda una flota Soberana se aproxima por detrás. ¿Por qué lo harían?"
"Tal vez porque Rocket les robó sus baterías."
"¡Chillón!"
―Peter Quill, Drax y Rocket Raccoon[fnt.]

Más tarde, luego de esposar a Nebula en la Milano para entregarla a los Nova Corps, Quill intentó disculparse con Gamora por supuestamente coquetear con Ayesha sobre algo que no le importaba, aunque ella lo dejó de todas formas. Luego, Drax le dijo que no tenía ninguna posibilidad con Gamora, ya que Quill era bailarín, mientras que Gamora no lo era, y le recomendó buscar a alguien patético igual que él, antes de abrazarlo para consolarlo.

Más adelante, los Guardianes de la Galaxia fueron atacados por una flota Soberana. Quill estaba dudoso de por qué los estaban persiguiendo hasta que Drax reveló accidentalmente que Rocket les había robado sus baterías. Cuando Quill lo interrogó por sus actos, este declaró que eran demasiado fáciles de robar, y empezaron a discutir mientras trataban de hacer frente a los Soberanos. Rocket comenzó a destruir las naves de lo Soberanos, y cuando entraron a un campo de asteroides cuánticos que solo podía verse manejada por un gran piloto provocó otra discusión entre Rocket y Quill, resultando en que la Milano resulte dañada.

En el momento menos esperado, las naves Soberanas fueron destruidas repentinamente por una figura misteriosa en un recipiente de forma ovalada. Aún así, debido al daño causado de la Milano esta se estrelló en el planeta Berhert.[1]

Reuniéndose con su padre

Conociendo a Ego

"Después de tantos años al fin te encuentro."
"¿Y quién te crees que eres?"
"Pensé que mi gran atractivo lo pondría a en evidencia. Mi nombre es Ego y soy tu padre, Peter."
Ego y Peter Quill[fnt.]

Cuando el Milano aterrizó en Berhert, los Guardianes de la Galaxia salieron e inmediatamente comenzaron a discutir sobre quién fue el responsable del incidente, mientras que Peter Quill y Rocket Raccoon se culpaban mutuamente por el accidente. Mientras discutían, los Guardianes fueron recibidos por sus salvadores, quienes se presentaron como Ego y su ayudante Mantis. Cuando Quill le preguntó quién era realmente, Ego afirmó ser su padre.

El grupo hizo una fogata, donde Ego explicó que había estado buscando a Quill desde que Yondu y sus Devastadores no se lo habían entregado, ya que él les pagó para que lo hicieran. Drax luego comentó haber tenido la idea de que Yondu era el padre de Quill todo este tiempo, cosa que le sorprendió, ya que los dos eran notablemente diferentes.

Cuando se le preguntó cómo los había encontrado, Ego afirmó que incluso en la medida en que residía había oído historias de Quill y su gran victoria sobre Ronan durante la Batalla de Xandar. Ego le prometió a Quill que lo llevaría a su planeta natal y le explicaría su verdadera herencia. Aunque al principio se negó, Gamora convenció a Quill de que debía ir con Ego para conocerlo mejor y finalmente aprender la verdad de todo.[1]

Viaje al Planeta de Ego

Después de la fogata, Quill decidió ir con Ego para comprobar si le estaba diciendo la verdad. Drax y Gamora acompañaron a Quill a bordo de la nave de Ego, mientras que Rocket y Groot permanecieron en Berhert para reparar la nave y proteger a Nebula para asegurarse de que no intente escapar. Mientras estaban a bordo de la nave, Quill observó cómo Mantis usaba sus poderes para ayudar a Ego a dormir durante el viaje.

Mantis le reveló su capacidad para sentir los sentimientos de los demás, lo que demostró tocando a Quill y revelando sus sentimientos por Gamora a todos en la habitación. Quill lo negó ante Drax, argumentando que no era gracioso, aunque estaba claramente avergonzado por la experiencia vivida. Acto seguido, Mantis reveló que podía hacer que los demás tuvieran sentimientos o podía hacerles dormir, lo que hizo con Drax, ya que al tocarlo, inmediatamente hizo que se durmiera.[1]

Aprendiendo sobre su herencia

"¿Cuando conociste a mi madre?"
"No tardé mucho, y fue con Meredith que experimenté el amor. Y de ese amor, Peter, naciste."
―Peter Quill y Gamora[fnt.]

Al llegar al planeta de Ego, este último reveló ser un Celestial y explicó sus orígenes entrando a su palacio. Ego reveló que el planeta formaba parte de él y su forma humana era un avatar que creó para explorar la galaxia y buscar otras formas de vida. Él llegó a mencionar incluso cuando conoció a Meredith Quill y como se enamoró de ella mientras visitaba la Tierra, y había contratado a Yondu para que le trajera a su hijo Peter Quill, lo cual no hizo.

Quill le preguntó a Ego por qué eligió abandonar a su madre, con Ego revelando que tenía que regresar a su planeta o de lo contrario su cuerpo moriría si pasaba demasiado tiempo lejos de su fuente principal. Ellos también tuvieron una discusión incómoda sobre el aparato reproductor masculino del avatar de Ego, ya que Drax estaba dudoso si tenía uno para procrear, como Meredith no podía tener relaciones sexuales directamente con un planeta, para gran vergüenza de Quill.

Más tarde, Ego ayudó a Quill a acceder a sus habilidades como Celestial, lo que le permitiría crear objetos interesantes con el simple pensamiento. Quill creó en primer lugar una bola de energía, que empezó a utilizar como pelota para lanzar y jugar con su padre como no lo hizo en su infancia.[1]

Bailando con Gamora

"Hay algo en este lugar que no me gusta nada."
"¿De qué estás hablando? ¡tú me convenciste de venir!"
"Esa tal Mantis tiene miedo de algo."
"Ya entiendo. Estás celosa porque soy mitad dios y te gusta que sea débil."
"Ya eras insoportable al principio."
―Peter Quill y Gamora[fnt.]

Más adelante, Peter Quill bailó con Gamora, tratando de convencerla de que ella también sentía algo por él, pero esta se negó cuando reveló sus sospechas sobre Ego al descubrir que Mantis les estaba ocultando algo, pero Quill se mostró molesto por su desconfianza y frialdad ante la situación, más aún cuando Gamora fue quien lo convenció de venir.

Gamora propuso salir del palacio para buscar una señal que le permita localizar a Rocket, con Quill argumentando que finalmente había encontrado a su familia y le exigió saber por qué no podía estar feliz por él. Gamora respondió que ella pensó que ya había encontrado a su familia con los demás Guardianes de la Galaxia, y se marchó debido a la arrogancia de Quill.[1]

Traición de Ego

"Hice lo que tenía que hacer. Pero rompió mi corazón poner el tumor en su cráneo."
"¿Qué?"
"Ya sé, ya sé, lo que dije suena cruel... ¿qué cosa crees que estás haciendo eh?"
"¡Asesinaste a mi madre!"
Ego y Peter Quill[fnt.]

Ego llegó para consolar a Quill después y le reveló que era inmortal debido a su ADN Celestial, y se ofreció a llevarlo a otro lugar para enseñarle más. Ego le explicó algo que no le había dicho antes, que cuando encontró vida en otros mundos se sintió decepcionado, y debido a eso optó por encontrar su significado. Él hipnotizó a Quill para que lo ayudara a continuar con sus planes.

Ego reveló que planeaba mejorar el universo plantando partes de sí mismo en cada planeta que visitó. Su plan era absorber la energía de todos los mundos para que sean parte de él. Ego además reveló que en cada planeta al que iba, embarazaba a una mujer, a fin de encontrar una especie en que su hijo mantuviera sus poderes de Celestial, ya que eran necesarios dos Celestiales para activar las semillas que había dejado en cada planeta. Ego también hizo que Yondu le entregara algunos de los demás niños, sin embargo, como ellos no heredaron sus genes fueron siendo asesinados de a poco.

Mientras Quill escuchaba, Ego gritó orgulloso que por primera vez en su existencia finalmente no estaba sólo, recordándole a Quill que él tenía a sus amigos. Mientras Ego hablaba, le reveló a Quill que cuando abandonó a Meredith, puso un tumor en su cabeza, el que posteriormente le causó cáncer y la asesinó. Dicha revelación hizo que Quill se liberara del trance en que Ego lo tenía. Furioso, Quill atacó a su padre con blásters, solo para que él lo incapacitara y comenzara su Expansión aprovechando la energía de su hijo para lograr su plan. Así mismo, destruyó el cassete de su madre junto con su walkman.[1]

Batalla en el Planeta de Ego

"No, espera, escucha, ¡escúchame! tú eres un dios. Al matarme, terminarás siendo tan común como cualquiera."
"¿Qué tan malo sería?"
Ego y Peter Quill[fnt.]

Quill escapó cuando Ego fue aplastado por una nave pilotada por Rocket y Yondu cuando Mantis, Drax, Gamora y Nebula llegaron para salvarlo después de descubrir la verdad. Mantis le dijo al equipo que la debilidad de Ego era su cerebro, en el núcleo del planeta, por lo que Quill y Yondu pilotaron la nave hacia la parte subterránea de Ego, haciendo túneles a través de la superficie del planeta. Ellos llegaron para encontrar el cerebro de Ego sellado en un núcleo que estaba conectado al resto del planeta y comenzaron a cortarlo, sabiendo que sólo tenían poco tiempo antes de que Ego los encuentre.

Ellos fueron interrumpidos cuando llegaron los Soberanos, provocando que Drax, Mantis y Gamora se cayeran de la nave. Mantis usó sus poderes para hacer dormir a Ego mientras que Quill, Rocket y Groot volaban hacia el núcleo para colocar una bomba que llevaba las baterías robadas de los Soberanos y colocarla en Ego. Nebula y Yondu pilotaron la nave, y Quill protegió el núcleo de los Soberanos mientras que Rocket le explicó a Groot la forma de activar la bomba, advirtiendo que si presionaba un botón incorrectamente, la bomba explotaría de forma inmediata. Aunque todavía estaba inseguro de cómo iba a activarla, Groot se la llevó consigo.

Quill siguió luchando contra los Soberanos antes de que estos derribaran la nave, pero Yondu conectó a Nebula con unos cables para disparar láseres a su alrededor, destruyendo a toda la flota Soberana. Cuando la nave explotó, Quill se salvó junto a Yondu, quien usó su Flecha Yaka para volar. Mantis fue golpeada por una parte de la nave, haciendo que Ego despertara, y comenzó una fuerte lucha contra los Guardianes de la Galaxia.

Ego usó sus poderes contra Quill. Cuando estaba a punto de eliminarlo, Yondu le dijo que usara su corazón para dominar sus poderes de la misma manera que él hacía con la Flecha Yaka. Gracias esto, Quill ganó fuerza y desató su poder Celestial para luchar contra su padre, creando un gigante roca para golpear a Ego. Quill distrajo a su padre lo suficiente para liberar a los Guardianes de sus trampas, y construyó un avatar gigante y rocoso con la apariencia de Pac-Man para golpear a Ego.

Ambos cayeron por el agotamiento de la batalla, con Ego tratando de convencer a Quill que lo ayudara a desactivar la bomba en su cerebro, argumentando que si él fallecía, Quill perdería sus poderes y se volvería una persona común como los demás. Quill aceptó las consecuencias, para gran horror de Ego. Él lo sostuvo mientras la bomba explotaba, destruyendo el cerebro de Ego, y observó como su padre fallecía en sus brazos mientras sus poderes también se iban consigo.[1]

Sacrificio de Yondu

"Lamento los errores que cometí. Siempre vas hacer mi muchacho."
Yondu Udonta a Peter Quill[fnt.]

Con Ego derrotado, el planeta comenzó a destruirse. El Cuadrante, pilotado por Kraglin Obfonteri, rescató a los otros Guardianes, dejando a Quill sólo, pero Yondu lo salvó con un equipamiento de vuelo y le dijo que Ego pudo haber sido su padre biológico, pero fue él quien lo crió como un verdadero padre, y se disculpó por los errores que cometió en el pasado. Yondu le entregó el único traje espacial que tenía para que Quill pudiera respirar en el espacio. Mientras abandonaban el planeta, Quill se dio cuenta que Yondu se estaba sacrificando para salvarlo.

Desesperado, Quill comenzó a gritarle para detenerse, buscando salvarlo a él también, intentando incluso quitarse su traje espacial, sin éxito. Sin nada más que hacer, Quill contempló con horror como Yondu moría en el espacio y en silencio el Centauriano le hizo saber que todo estará bien. Cuando Yondu finalmente murió, Quill lloró su perdida.[1]

Funeral de Yondu

"Ellos nunca lo abandonaron."
"No."
"A pesar que les gritó, y era cruel todo el tiempo, y robó baterías que no necesitaba."
"Por supuesto que no."
Rocket Raccoon y Peter Quill[fnt.]

Después de la muerte de Yondu, Quill se dio cuenta de que Yondu era la figura paterna de su vida que siempre estaba buscando antes de que Kraglin Obfonteri y los Guardianes de la Galaxia quemaran su cuerpo como parte de un funeral Devastador. Poco después, Obfonteri le dio a Quill un Zune que Yondu le había comprado y contenía 300 canciones que todos en la Tierra escuchaban. A cambio, Quill le dio la Flecha Yaka de Yondu para que siga usándolo en su honor.

Quill escuchó el Zune con Groot antes de la llegada de los otros clanes Devastadores, que habían sido informados por medio de Rocket sobre el sacrificio de Yondu y lo habían aceptado como uno de los suyos, con los tributos dirigidos por Stakar Ogord. Rocket se dio cuenta que a pesar de que Yondu era egoísta, los Devastadores nunca lo abandonaron, con Quill dándose cuenta de que él y Yondu eran iguales.

Quill y los otros Guardianes vieron a Yondu ser honrado con un buen funeral Devastador, y Gamora le dijo a Quill que ella podría corresponder a sus sentimientos, mientras se abrazaban observando el funeral de Yondu.[1]

Adolescencia de Groot

"Yo soy Groot."
"No soy aburrido, tú eres aburrido. ¿Te digo qué aburre?"
"Yo soy Groot."
"Ahora sé lo que Yondu sufría."
Groot y Peter Quill[fnt.]

Unos años más tarde, Quill le dijo a un ya adolescente Groot que ordenara su habitación y que dejara de perder el tiempo jugando el videojuego Defender. Quill entonces notó que Groot lo ignoraba, actuando de la misma manera que él cuando era joven y solía pasar su tiempo con Yondu, declarando que ahora sabía por lo que Yondu tuvo que pasar.[3]

Guerra del Infinito

Recibiendo la llamada de auxilio

"¿Cómo es que este tipejo aún sigue con vida?"
"No es un tipejo, y tú si. Él es un hombre atractivo y musculoso, Quill."
―Peter Quill y Drax[fnt.]

Un tiempo después, Quill le ordenó a los Guardianes de la Galaxia que respondieron a una señal de ayuda enviada por la Estadista. Rocket preguntó por qué estaban respondiendo a la llamada de ayuda, a lo que Gamora dijo que habían personas que necesitaban ayuda. Quill le dijo que también lo estaban haciendo para ver qué tipo de recompensa podían obtener a cambio, pero rápidamente le aseguró a Gamora que solo estaba diciendo eso en beneficio de Rocket. Al llegar a las coordenadas de la Estadista, encontraron todo destruido y a los pasajeros muertos en el espacio, sin embargo, trajeron a bordo del Benatar al único sobreviviente, Thor.

Quill se sorprendió por la fascinación de su equipo por el Asgardiano, ya que tanto Drax como Gamora quedaron impresionados por su físico. Cuando Thor despertó, Quill le apuntó con su bláster, pues pensó que intentaría atacarlos antes de ponerse a discutir. Como la mitad de los Asgardianos fueron asesinados por Thanos y la Orden Oscura, Quill le comentó a Thor que Gamora era su hija adoptiva, y lo odiaba tanto como él. Este luego se puso celoso cuando Thor se dio cuenta que tenía en común con Gamora los conflictos familiares, e intervino diciendo también peleó con un familiar, su padre, Ego.

En un esfuerzo por hablar con Thor cuando este comentó que quería tomar sus cápsulas para irse, Quill profundizó su voz e intentó imitar al Rey Asgardiano. Una vez que Thor les dijo los planes de Thanos por buscar todas las Gemas del Infinito para eliminar a la mitad de la vida en el universo, partió hacia Nidavellir con Rocket y Groot. Quill por su parte llevó a Gamora, Drax y Mantis a Knowhere para evitar que Thanos consiga la Gema de la Realidad, que estaba en posesión de Taneleer Tivan.[4]

Buscando la Gema de la Realidad

"Te amo mas que nada."
"Y yo te amo a ti."
Gamora y Peter Quill[fnt.]

En su camino a Knowhere, Gamora hizo que Quill le prometiera que si Thanos la atrapaba entonces tenía que asesinarla. Cuando él le preguntó por qué, ella le dijo que sabía algo que Thanos nunca debía saber. Quill quería saber qué era, pero Gamora no se lo dijo por temor a que él también corriera peligro si se lo decía. Quill aceptó, y ambos compartieron un beso, antes de ser interrumpidos por Drax, quien estaba "dominando" el arte de ser invisible al permanecer totalmente inmóvil, pero Mantis tranquilamente pasó para saludarlo.

Cuando llegaron a Knowhere, los Guardianes encontraron a Thanos interrogando a Taneleer Tivan para que le entregue la Gema de la Realidad. A pesar de los esfuerzos de Quill de decirle a los Guardianes que mantengan su posición, se acercaron a Thanos escondiéndose detrás de los restos del museo sin que Thanos los descubra. Sin embargo, Drax dejó su posición prometiendo todavía vengar la muerte de su familia, que había sido asesinada por Thanos. Quill intentó calmarlo, sin embargo, Drax lo ignoró, forzando a Mantis a hacerlo dormir, provocando que Drax caiga al suelo, choque contra unos objetos y le revelen a Thanos su presencia.

Quill le ordenó a Gamora y Mantis que se dirijan a la derecha, pero Gamora atacó directamente a Thanos sin esperar. Sin embargo, mientras Thanos destruía la espada de Gamora, ella lo apuñaló con una navaja que tenía guardada. No obstante, todo fue una ilusión hecha por Thanos, revelando que ya había conseguido la Gema de la Realidad, y tras tomar a Gamora como rehén, venció fácilmente a Drax y Mantis.

Quill enfrentó a Thanos y lo amenazó con matarlo si no liberaba a Gamora. No obstante, Quill pronto recordó su promesa, y fue provocado por Thanos si tenía el coraje de asesinar a su hija adoptiva. Quill le reveló sus sentimientos a Gamora una vez más, y apretó el gatillo de su arma, solo para que Thanos volviera a utilizar la Gema, esta vez para que el arma de Quill disparara burbujas. Thanos quedó impresionado por el valor de Quill, y se transportó con Gamora al Santuario II, dejando varados a Quill, Drax y Mantis.[4]

Conociendo a los Vengadores

"Te lo voy a preguntar una sola vez, ¿dónde está Gamora?"
"¿Ah, sí? te tengo una mejor ¿quien es Gamora?"
"Yo tengo una mucho mejor ¿por qué es Gamora?"
―Peter Quill, Anthony Stark y Drax[fnt.]

Los Guardianes se sentaron en el Benatar, que estaba todavía en Knowhere, mientras Quill intentaba recuperarse por la pérdida de Gamora. Mantis notó una luz amarilla parpadeando en la nave, que desconocía que era en realidad un mensaje codificado. Esta se sentó frente a la luz y quedó hipnotizada. Cuando Quill y Drax comenzaron a discutir y culparse mutuamente por haber perdido a Gamora, Mantis, sin saberlo, los alertó de la señal. Cuando Quill lo comprobó, descubrió que tenían 23 mensajes de Nebula que decían que Gamora estaba viva y que se dirigieran al planeta Titán.[5]

Una vez que llegaron a Titán, los Guardianes atacaron la Nave-Q de la Orden Oscura, donde estaban Anthony Stark, Peter Parker y Stephen Strange, creyendo que ellos trabajaban para Thanos. Quill les lanzó una bomba, antes de enfrentarse a Stark, a quien le disparó constantemente, luego lo sacó de combate con un dispositivo para pegarlo hacia una pared, e inmovilizó a Parker con unos boleadores eléctricos.

Acto seguido, Quill tomó a Parker de rehén y amenazó con asesinarlo si no le revelaban dónde estaba Gamora. No obstante, pronto descubrió que ellos también buscaban eliminar a Thanos, y como eran los aliados de Thor, rápidamente soltó a Parker, dándose cuenta que todo fue un malentendido.

Ellos planearon trabajar juntos para enfrentar a Thanos, y salieron afuera para armar un plan de ataque sorpresa. A pesar de que Stark quería tomar la iniciativa, Quill le pidió dejárselo todo a él para hacer el plan perfecto, para gran disgusto de Stark. Por otro lado, Strange utilizó la Gema del Tiempo para ver futuros alternos, y de los millones de resultados que vio, solo alcanzó ver uno donde conseguían vencer a Thanos.[4]

Batalla de Titán

"Dime que miente ¡Idiota! ¡Dime que no lo hiciste!"
"Tuve que..."
"No, no tenias, no tenias. No tenias que hacerlo"
―Peter Quill y Thanos[fnt.]

Llegando Thanos a Titán, este se encontró con Strange esperándolo, y pronto los demás revelaron su posición para atacar al Titán Loco. Durante la batalla, Quill lo atacó por detrás y comenzó a dispararle con sus armas para llamar su atención. Saltando sobre las plataformas de Strange para esquivar las explosiones de la Gema del Poder, Quill logró colocarle un explosivo en la espalda a Thanos. Tomándose un momento para insultarlo con el dedo medio a Thanos y escapar a través de un portal de Strange, Quill detonó el explosivo, lastimando a Thanos.

Después, Quill voló de regreso a la batalla y le lanzó una mina de gravedad a Thanos, atrapando su brazo derecho. Quill luego se acercó a Thanos, quien quedó inconsciente por Mantis, y fue inmovilizado tanto por los Vengadores como por los Guardianes. Él le exigió decirle dónde estaba Gamora, pero Thanos comenzó a reaccionar con angustia, y Nebula le dijo con horror que su tristeza se debería a que él asesinó a Gamora para obtener la Gema del Alma en Vormir. Quill, enojado, le pidió a Thanos que le dijera que Gamora estaba viva, pero Thanos se lamentó de que no tenía otro remedio. Enfurecido y a pesar de los intentos de Stark para calmarlo, Quill comenzó a atacar a Thanos, rompiendo el control de Mantis sobre Thanos.

Quill, Drax y Nebula fueron derrotados por Thanos con la Gema del Poder. Acto seguido, el Titán Loco lanzó una luna contra ellos. Más tarde, recuperado por el choque de la luna, Quill intentó derrotarlo una vez más, pero sus armas no funcionaron contra él. Entonces, Thanos abandonó Titán con la Gema del Espacio y se fue a Wakanda para obtener la ultima Gema. Cuando Stark le preguntó a Strange por qué sacrificó la Gema del Tiempo por su vida, él le dijo que estaban en el juego final.

Los héroes se recuperaron después de la batalla contra Thanos, quien al juntar ya las seis Gemas del Infinito en Wakanda, con un simple chasquido eliminó a la mitad de la vida en el universo. En Titán, Quill se desintegró después de ver a Mantis y a Drax volverse polvo.[4]

Poderes y habilidades

Poderes

  • Fisiología híbrida: Debido a su herencia, él es en parte Celestial y en parte humano, lo que le otorga habilidades sobrehumanas. Ego le explicó que mientras su esencia esté viva, Peter Quill seguirá teniendo los poderes Celestiales. Aun cuando no había despertado sus poderes, Quill tenía el potencial necesario para sobrevivir brevemente sosteniendo la Gema del Poder por sí mismo y después de dominar sus poderes, fue capaz de enfrentar a su padre, un verdadero Celestial, quien había sometido fácilmente a los otros Guardianes. Aunque parece haber perdido sus poderes cósmicos después de la muerte de Ego, Quill retuvo sus poderes físicos sobrehumanos.
    • Durabilidad sobrehumana: Quill tiene considerables cantidades de durabilidad y resistencia sobrenaturales hasta el punto en que incluso pudo soportar la exposición de energía de una Gema del Infinito. El propio Quill también pudo sobrevivir a numerosas lesiones mientras trabajaba para los Devastadores. Cuando luchó contra Ego, fue capaz de resistir sus ataques y solo tuvo heridas leves al final de la pelea. Más tarde, Quill logró sobrevivir a una onda de choque de Thanos usando el Guantelete del Infinito y se recuperó rápidamente.

Anteriores poderes

  • Manipulación molecular: Mientras luchaba contra Ego, Quill aprendió por Yondu a manipular la materia, la cual usó para impulsarse en el aire a alta velocidad. Él pudo construir objetos y armas fuera de la materia, como guantes de roca para golpear a su padre y luego se envolvió en un Pac-Man gigante para contrarrestar al gigante materializado por su padre.
  • Manipulación de energía: Ego le enseñó a Quill cómo manipular energía y cómo usarla para crear construcciones sólidas extrayendo energía del planeta. Quill creó una pelota para jugar con su padre, como siempre soñó, y pudo potenciar sus puños con energía para producir ataques físicos sobrehumanos.
  • Autoaumento: Quill usó su conexión con la luz del planeta para mejorar su fuerza física y durabilidad hasta el punto en que era casi inmune al daño, lo que le permitió romper fácilmente rocas y sobrevivir al estrellarse contra el suelo a una velocidad similar a una bala.
  • Inmortalidad: Mientras luchaba contra Ego, él le explicó que su existencia le permitiría ser inmortal, y cuando murió, Quill volvió a ser un humano mortal.

Habilidades

  • Combatiente experto: Quill es considerablemente hábil en el combate a corta distancia, tanto en combate armado como en combate cuerpo a cuerpo. Fue capaz de mantenerse firme ante Gamora, una de las asesinas más grandes de la galaxia. Mediante el uso de sus armas, explosivos y otros dispositivos, Quill puede vencer a varios enemigos que se le crucen en su camino con mucha estrategia y destreza.
  • Líder experto: Quill es un líder muy capaz, habiendo liderado exitosamente a los Guardianes de la Galaxia desde que se fundó el equipo. Sin embargo, a veces le cuesta mantener a sus compañeros Guardianes en línea, ya que no suelen entender sus señales para seguirle el paso.
  • Táctica experto: Quill es un táctico excepcional debido a sus años de experiencia luchando y robando artefactos con los Devastadores. Como tal, condujo éxitosamente a la derrota de Ronan y Ego. También tomó la iniciativa e hizo su propio plan para detener a Thanos y casi tuvo éxito.
  • Ladrón experto: Como fue criado por los Devastadores, Quill dominó el arte del robo y la evasión.
  • Tirador experto: Quill está bien versado en el uso de armas de toda la galaxia, aunque prefiere usar sus propios Blásters Quad. También manejó un rifle de la Guardia de Kyln, un arma que no había visto antes. También pudo atrapar a Peter Parker a pesar de que este posee reflejos sobrehumanos.
  • Acróbata experto: Quill es altamente atlético y tiene una destreza, reflejos y coordinación de alto nivel, lo que le permite hacer parkour y correr libremente. Sus reflejos extremos le permitieron atrapar sin esfuerzo a una pequeña criatura embestida que intentó morderlo mientras llevaba audífonos y aparentemente estaba distraído por la música. Él pudo saltar varios pies a través de un abismo, y mantuvo el ritmo cuando Strange conjuró plataformas para que este salte y se teletransporte por medio de portales.
  • Piloto experto: Quill es un piloto de nave espacial consumado. Él ha usado esta habilidad para escapar de Korath y sus hombres en Morag. También consiguió evadir naves de los Sakaarianos y los Soberanos, aunque su encuentro con estos últimos le costó que la Milano resulte gravemente dañada.
  • Multilingüismo: Después de pasar un tiempo con Groot, Quill aprendió a entender lo que Groot estaba diciendo.

Equipamiento

Armas

  • Blásters Quad: Quill lleva consigo dos armas de energía directa en forma de pistolas. Cada una tiene dos disparadores, con el cañón inferior disparando rayos y el superior disparando blásters o explosiones de fuego. Ocasionalmente también los usa para atacar físicamente a sus enemigos y noquearlos.
  • Destructor de Hadrones: Diseñado por Rocket Raccoon, el Destructor dispara un rayo concentrado de fuerza explosiva nuclear que solo detona hacia su objetivo. La masa y el tamaño del objetivo determinan el tamaño de la explosión. Rocket afirmó que esta arma podría llegar a destruir una luna.
  • Gema del Poder: Durante su batalla final con Ronan, Quill y los otros Guardianes de la Galaxia usaron la Gema del Poder en conjunto para dirigir la energía de la gema hacia Ronan, destruyendo su cuerpo y matándolo.

Otro equipamiento

  • Implante traductor: Quill tiene un traductor implantado en su cuello que lo ayuda a entender muchos de los idiomas de casi todas las especies conocidas en el universo.
  • Casco: Quill usa un casco que detecta las amenazas y tiene sistemas de comunicación internos. El casco le permite respirar en el vacío del espacio. Cuando presiona el botón en el costado de su cabeza, una energía azul clara envuelve su cara y la parte posterior de su cabeza, haciendo aparecer el casco.
  • Mina de gravedad: Un dispositivo que ejerce mayores cantidades de la fuerza de gravedad en un objetivo designado para gravitarlo hacia sí mismo. Puede generar una gravedad tan poderosa como la un planeta y jalar algo por más que se esfuerce en intentar no ser atraído por el dispositivo.
  • Muñeco Troll: Un muñeco peludo de plástico con un peinado hacia arriba. Quill lo conservó como un recuerdo de la Tierra. Después de que el ataque a Xandar terminó, Quill engañó a Yondu entregándole un orbe que contenía su muñeco Troll en lugar de darle el verdadero orbe que contenía la Gema del Poder.
  • Auriculares Walkman TPS-L2 de Sony: Quill solía cuidar mucho de su walkman y hacía lo posible por enfrentar o vengarse de quien se lo quite. Le tiene cariño al ser un regalo de su madre, y contenía dos cintas combinadas con varias canciones de los años 60 hasta los 80. Desafortunadamente, este walkman fue destruido por Ego.
    • Awesome Mix Vol. 1: Meredith Quill armó una mezcla llamada Awesome Mix Vol. 1 para que su hijo pudiera escuchar sus canciones favoritas a medida que crecía.
    • Awesome Mix Vol. 2:: Cuando Meredith estaba muriendo de cáncer, ella le entregó a Quill una segunda mezcla como regalo, el cual nunca abrió y solo lo conservó como un recuerdo de la Tierra. Después de que él y los otros Guardianes de la Galaxia salvaron a Xandar de Ronan, finalmente abrió el regalo de su madre. No obstante, este luego fue destruido por Ego.
  • Zune: El Zune era una marca de productos y servicios de medios digitales comercializados por Microsoft. Kraglin Obfonteri le regaló a Quill un Zune después del fallecimiento de Yondu. Este contiene más de trescientas canciones y fue el reemplazo del walkman desde entonces.
  • Defender Juego Arcade: Cuando Groot entró en la adolescencia, comenzó a jugar el juego Defender de Quill. Él entonces pasaría dedicando todo su tiempo al juego, incluso cuando acompañó a Thor a Nidavellir.

Vehículos

  • Milano: Quill manejó la nave desde que tenía diez y se volvió un piloto experto con ella. Al conocer a los Guardianes de la Galaxia, empezó a pilotarla junto con Rocket hasta que la Milano quedó dañada en Berhert cuando fueron perseguidos por los Soberanos.
  • Benatar: Quill y Rocket comenzaron a pilotarla tiempo después de haber perdido la Milano.

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Peter Quill

En orden cronológico:

Detrás de escenas

  • Según Chris Pratt, Peter Quill es una mezcla entre Han Solo y Marty McFly.

Trivia

  • En los cómics, Peter Quill era un astronauta de la NASA, cuya madre fue asesinada por unos alienígenas, y terminó asumiendo el manto de Star-Lord, un policía interplanetario. Esta versión del personaje luego trasladada a otra realidad, donde Quill fue llevada al espacio a una edad temprana, después de haber visto a un grupo de Badoons asesinar a su madre, y terminó encarcelado en Kyln. Más tarde formó un equipo llamado los Guardianes de la Galaxia.
  • El walkman de Quill fue un walkman azul tipo TPS-L2 de Sony de 1979.
  • Chris Pratt declaró en una entrevista que la camisa que utilizó Quill en Guardians of the Galaxy Vol. 2 tenía el nombre de un caramelo espacial llamado "Gear Shift".
  • Quill es fanático de Pac-Man, ya que le dijo a Ego que haría una estatua del personaje, y también formó una escultura de Pac-Man durante su pelea con Ego.
  • Para Peter Quill, Footloose es la mejor película de la historia.

Referencias

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 1,11 Guardians of the Galaxy Vol. 2
  2. 2,00 2,01 2,02 2,03 2,04 2,05 2,06 2,07 2,08 2,09 2,10 2,11 2,12 2,13 Guardians of the Galaxy
  3. Guardians of the Galaxy Vol. 2 - Escena post-créditos
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 Avengers: Infinity War
  5. Avengers: Infinity War - Escena eliminada

Enlaces externos