FANDOM


"¡Oye, espera! ¡Si vas a disparar, dispárame a mí."
"Okey."
Peter Parker y Herman Schultz[fnt.]

La Persecución al equipo de Adrian Toomes fue una confrontación abierta entre Peter Parker y el Equipo de Adrian Toomes que inició cuando Parker interrumpió en la venta de armas entre el pandillero local Aaron Davis y el dúo Jackson Brice y Herman Schultz.

Antecedentes

"Escucha, los tiempos cambian y somos los únicos que vendemos estas súper armas."
Herman Schultz a Aaron Davis[fnt.]

Después de que el Departamento de Control de Daños le quitara su puesto de trabajo, Adrian Toomes en su deseo de cuidar financieramente a su familia, formó un equipo criminal que involucraba el robo de armas de alta tecnología de los camiones de Control de Daños, modificándolos con tecnología humana y vendiéndolos en el mercado negro con fines de lucro.

Armado con un exo-traje que el ingeniero principal Phineas Mason había creado usando tecnología Chitauri, así como de dispositivos capaces de hacer que las superficies sólidas fueran intangibles, Toomes robó tecnología proveniente de los Chitauri, Elfos Oscuros y algunas piezas que utilizó previamente Ultrón, y puso a sus antiguos empleados de recolección Jackson Brice y Herman Schultz a cargo de venderlos. Si bien Schultz era más reservado y comprendía la importancia de mantenerse por debajo del radar del gobierno para que sus negocios florecieran, su socio Brice desarrolló el hábito de ofrecerle a sus compradores potenciales demostraciones de las armas que estaban vendiendo, disparándolas públicamente y usando un guantelete modificado para destruir automóviles mientras se hacía llamar el Shocker.

Interesado en adquirir estas nuevas armas, un criminal llamado Aaron Davis se reunió con Jackson Brice y Herman Schultz debajo de un paso elevado en Queens, deseando comprar tecnología de menor tamaño para cometer robos. Los tres hombres no sabían que su venta estaba siendo observada en secreto por Peter Parker, quien deseaba seguir a los traficantes de armas a su cuartel general. Sin embargo, después de que Parker recibiera una llamada telefónica de Edward Leeds, Schultz escuchó el sonido de su celular, y sospechó que Davis era cómplice de una operación encubierta, por lo que sacó un arma con la intención de matarlo. Como no quería permitir que otro hombre muriera por su culpa, Parker saltó de su escondite y reveló su presencia, pidiéndole a Schultz que le disparase a él, a lo que Schultz aceptó.[1]

Persecución

"Tenemos que llamarlo."
"No, no, no, no."
"¿Estás disparando otra vez?"
"¡Ya cállate!"
"Lo voy a llamar."
Herman Schultz y Jackson Brice[fnt.]

Cuando Herman Schultz intentó dispararle a Peter Parker, este último usó sus lanza-telarañas para quitarle el arma, y luego se apresuró a ir contra Jackson Brice. Sin embargo, Brice, equipado con su guantelete, se dio la vuelta y golpeó a Parker en el torso, lanzando al joven héroe hacia una pared de concreto. Schultz de inmediato se subió al asiento del conductor de su furgoneta mientras Brice abordaba la parte trasera y los dos procedieron a marcharse del lugar, con Aaron Davis huyendo en otra dirección también. Cuando Parker disparó una red en la parte trasera de la furgoneta para seguirlos, Brice procedió a dispararle múltiples veces, destruyendo la parte trasera del vehículo, y sin embargo no consiguió perder a Parker. Al darse cuenta de que las acciones de Brice eran inútiles y muy notorias ante las personas que podrían verlos en la calle, Schultz llamó a Adrian Toomes para que se encargara de su enemigo, y procedió a seguir intentando escapar del héroe.

Eventualmente, Parker perdió de vista el vehículo así que usó los tejados y los árboles de los suburbios como atajo para alcanzar la camioneta, y casi logró interceptarlos antes de que fuese atrapado en el aire por Toomes, quien tenía puesto su exo-traje. A medida que se elevaban, el traje de Parker detectó la altura que estaban ganando y desplegó el paracaídas escondido dentro del emblema de araña en la espalda, haciendo que Parker fuese liberado de las garras del traje de Toomes, lo cual causó que el mismo Parker se enredara en el paracaídas y acabara estrellándose en el Río Hudson.[1]

Consecuencias

"Dijiste que moviéramos la mercancía."
"¡Discretamente! ¡Discretamente! ¡Así es como sobrevivimos! ¡Si atraes a Control de Daños o a los Vengadores aquí, los van a encerrar!"
Jackson Brice y Adrian Toomes[fnt.]

Cuando Peter Parker comenzó a ahogarse en el agua mientras luchaba por quitarse el paracaídas enredado, fue salvado por Anthony Stark, quien se zambulló en el río y lo rescató, después de que el Traje del Hombre Araña le notificara que estaba en peligro. Mientras Parker relataba sus recientes enredos con las armas alienígenas, Stark le aconsejó que no se involucrara con ello, citando que a otras personas les había encomendado lidiar con la situación. A medida que Parker intentaba convencer a Stark de que no era necesario haberlo venido a salvar a Queens, Stark reveló que en realidad se encontraba en India, controlando remotamente la armadura usando Wi-Fi para salvar a Parker.

Stark le aconsejó a Parker que siguiera siendo el amigable Hombre Araña del vecindario, recordándole que no estaba preparado para lidiar un asunto serio y le aconsejó que contactara con Harold Hogan si volvía a encontrarse con alguna de estas armas. Tras terminar su discurso, Stark desconectó la llamada, devolviéndole el control de la armadura a V.I.E.R.N.E.S. Irritado, Parker decidió regresar caminando hasta que se encontró con un Núcleo Chitauri. Parker se llevó el núcleo con la intención de descubrir quién estaba detrás de estas armas.

De vuelta en el escondite, Jackson Brice y Herman Schultz se reunieron con Adrian Toomes, quien reprendió a Brice por sus acciones imprudentes, que los colocó bajo el radar del héroe que había arruinado la venta. Cuando Toomes intentó explicar que su sustento se vería comprometido si terminaban en el radar de los Vengadores o el Departamento de Control de Daños, Brice desestimó sus preocupaciones, lo que provocó que Toomes lo despidiera del equipo.

Disgustado por su despido, Brice amenazó con exponer las acciones de Toomes tanto a su esposa como a las autoridades, lo que provocó que Toomes recogiera lo que él creía era una pistola anti-gravedad para amenazar a Brice. Sin embargo, Toomes accidentalmente tomó un arma alienígena que vaporizó a su asociado, aunque no se inmutó por el asesinato que había cometido y simplemente procedió a recuperar el guantelete de Shocker de las cenizas de Brice, entregándolo a Schultz y nombrándolo el nuevo Shocker.[1]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.