FANDOM


"Voy a cambiar mi vista aérea por dos pies sólidos en tierra. Esta es la última vez que me verán durante mucho tiempo."
"Va a desaparecer. Nadie lo va a encontrar."
"¿Nadie? Me conoces bien, Phil. Estaré en todos lados."
―Nicholas Fury y Phillip Coulson[fnt.]

Nicholas "Nick" Joseph Fury es el ex Director de S.H.I.E.L.D. y el fundador de los Vengadores. Tras ser nombrado Coronel en el Ejército de los Estados Unidos, Fury se unió a la CIA durante la Guerra Fría y después trabajó para S.H.I.E.L.D., una organización internacional encubierta como la primera línea de defensa de la humanidad. El alcance de sus enemigos se amplió cuando Fury conoció a una Kree llamada Carol Danvers, a quien acompañó en su lucha contra la Starforce, una fuerza especial del Imperio Kree que buscaba extinguir a los Skrulls. Luego de ayudar a los Skrulls, Fury adoptó a Goose, una Flerken que rasguñó su ojo izquierdo, se quedó con el Teseracto, y recibió su Transmisor buscapersonas modificado por Danvers, quien había decidido dejar la Tierra, para contacarla en caso de emergencias.

Tras ser nombrado Director de S.H.I.E.L.D. por Alexander Pierce, Fury centró sus esfuerzos en hacer progresar la Iniciativa Vengadores con la intención de reunir a un grupo de personas excepcionales para proteger la Tierra contra las amenazas alienígenas e internacionales. A pesar de la considerable falta de apoyo del Consejo Mundial de Seguridad, quienes buscaban aprovechar la energía del Teseracto con el fin de fabricar armas avanzadas, Fury finalmente logró reclutar a Anthony Stark, Steven Rogers, Thor, Bruce Banner, Natalia Romanoff y Clinton Barton para su Iniciativa.

Pronto, Fury se vio obligado a llamar a los Vengadores cuando la Tierra recibió la llegada de Loki, quien robó el Teseracto y planeaba invocar a su ejército Chitauri para conquistar el planeta. Con los Vengadores reunidos, Fury tuvo éxito en la captura de Loki en el Helicarrier, no obstante, este se las ingenió para escapar y asesinar al amigo de Fury, Phillip Coulson. Él utilizó la muerte de Coulson como un empujón para que los Vengadores aprendan a trabajar en equipo y así consiguieron vencer a Loki en la Batalla de Nueva York. Como resultado, Fury permitió que Thor se lleve a Loki y el Teseracto a Asgard.

No mucho después, Fury convenció a Steven Rogers de convertirse en agente de S.H.I.E.L.D. mientras él trabajaba en el Proyecto Insight. Sin embargo, cuando Fury sospechó del proyecto, se volvió un objetivo de James Buchanan Barnes, quien trató de asesinarlo y causó que Fury se viera obligado a fingir su propia muerte y esconderse. Con gente limitada en la que podía confiar, Fury se reunió con Rogers, Natalia Romanoff, Samuel Wilson y Maria Hill, descubriendo que HYDRA se había infiltrado en secreto dentro de S.H.I.E.L.D. y que Alexander Pierce era su líder. Una vez que detuvieron el Proyecto Insight y asesinaron a Pierce, él prefirió permanecer oculto para eliminar las células restantes de HYDRA.

Fury luego ayudó al resucitado Phillip Coulson a derrotar a Jonathan Garrett y al mismo tiempo detuvo sus planes para el Proyecto Deathlok. Acto seguido, este decidió promover a Coulson como Director de S.H.I.E.L.D., y le encargó reconstruir la organización desde cero. Más adelante, Fury ayudó a los Vengadores durante la Ofensiva de Ultrón, inspirándolos a seguir peleando cuando se sentían casi derrotados. Él utilizó un Helicarrier de la reconstruida S.H.I.E.L.D. para evacuar a los civiles de Novi Grad durante la Batalla de Sokovia y estuvo presente en la inauguración del Centro de los Nuevos Vengadores.

Tras la Guerra Civil de los Vengadores, Fury se sintió decepcionado de ver a su equipo derrotado y sabía que la Tierra estaba vulnerable. Por ello, cuando se llevó a cabo el Chasquido de Thanos, Fury finalmente contactó a Carol Danvers con su transmisor antes de desintegrarse. Cinco años después, Fury fue resucitado por el Blip de Bruce Banner y asistió al funeral de Anthony Stark, quien se sacrificó para vencer a una versión alterna de Thanos. Tomándose unas vacaciones en el espacio, Fury le pidió a Talos y Soren hacerse pasar por él y Maria Hill en la Tierra. Este comandó la nave insignia de Talos y se mantuvieron en contacto, como cuando Talos le comentó sobre la pelea de Peter Parker contra Quentin Beck.

Biografía

Vida temprana

Infancia en Alabama

"¿Lugar de nacimiento?"
"Huntsville, Alabama, pero eso técnicamente ya lo olvidé."
Carol Danvers y Nicholas Fury[fnt.]

Nicholas Joseph Fury nació en Huntsville, Alabama, el 4 de julio de 1950. Durante toda su infancia, Fury insistió en que las personas no debian llamarlo por su nombre, sino por su apellido ya que incluso su madre lo llamaba así. La primera mascota de Fury fue un gato llamado Sr. Snoffers.[1]

Carrera Militar y Espionaje

Ejército de los Estados Unidos

"¿Primer empleo?"
"Soldado. Saliendo de la escuela. Recibí el nombramiento de Coronel."
Carol Danvers y Nicholas Fury[fnt.]

Al salir de la escuela, Nicholas Fury se unió al Ejército de los Estados Unidos, allí comenzó siendo soldado hasta ascender al rango de Coronel. Tiempo después, Fury abandonó el ejército y se unió a la CIA en busca de iniciar su carrera como espía.[1]

Guerra Fría

"En todas partes, era la Guerra Fría. Belfast, Bucarest, Belgrado, Budapest..."
―Nicholas Fury a Carol Danvers[fnt.]

En la década de 1970, Fury tuvo muchas misiones en el territorio soviético, particularmente en Belfast, Belgrado, Budapest y Bucarest, moviéndose constantemente alrededor del mundo debido al conflicto en curso de la Guerra Fría. Fury decidió ser enviado a esos lugares, debido a que todos comenzaban con la letra 'B' y así podría hacerlos rimar en el futuro cuando mencionara sus experiencias.[1]

Uniéndose a S.H.I.E.L.D.

Nicholas Fury se unió a S.H.I.E.L.D. en la década de 1980 y hacia 1988 trabajó bajo el mando del Director Keller. A partir de 1989, a Fury se le asignó trabajar en una oficina analizando y vigilando de dónde podrían venir ataques enemigos, y en 1995 Fury ya era un Agente nivel 3.[1] Con el tiempo, Fury se convirtió en el supervisor oficial del entrenamiento de los agentes Phillip Coulson y Jonathan Garrett, quienes eran novatos en S.H.I.E.L.D. para ese entonces.[2]

Guerra entre el Imperio Kree y el Imperio Skrull

Encuentro con alienígenas

"Discúlpeme, nos dijieron que una mujer causó un inmenso agujero arriba de ese Blockbuster de ahí. Según el testigo, traía un disfraz de juego de láser."
―Nicholas Fury a Carol Danvers[fnt.]

En 1995, Nicholas Fury y un grupo de agentes de S.H.I.E.L.D. dirigidos por Keller recibieron la llamada de un oficial de policía del Departamento de Policía de Los Ángeles sobre una misteriosa mujer que se estrelló encima de un Blockbuster ubicado en Los Ángeles. A la mañana siguiente, Fury y sus aliados llegaron al lugar y él interrogó a una mujer que se encontraba allí. Fury procedió a preguntarle si había visto a alguien haciendo cosas extrañas en relación a lo sucedido en la noche anterior y ella le aseguró que dicha mujer ya se había marchado. Cuando Fury le solicitó mostrar su identificación, la mujer se presentó como Vers, miembro de Starforce y proveniente del planeta Hala, además le informó a Fury que los Skrulls se habían infiltrado en la Tierra.

Cuando Fury procedió a arrestarla creyendo que Vers le estaba mintiendo, un Skrull les disparó desde el techo de un edificio cercano. Vers comenzó a perseguir al Skrull, mientras que Fury alertó a sus agentes para que lo acompañen a perseguir a Vers y al atacante misterioso. Mientras perseguía a Vers en su automóvil, Fury notó que ella se había colgado de un tren en movimiento en una estación de Metro de la ciudad de Los Ángeles. Fury y "Phillip Coulson" persiguieron a Vers a través de las calles de la ciudad de Los Ángeles esquivando el tránsito y algunas piezas del tren que caían mientras Vers luchaba con el Skrull. Durante la persecución, Fury recibió un mensaje de Phillip Coulson, quien afirmó que lo habían abandonado en el Blockbuster tras reunir la evidencia.

Fury se dio cuenta de que Vers había dicho la verdad y dedujo que la persona que estaba a su lado no era Coulson, sino un impostor Skrull. El Skrull, ahora consciente de que Fury había descubierto su disfraz, comenzó a estrangularlo para seguir infiltrado. Mientras jadeaban, Fury cambió su automóvil de pista para estrellarse contra un autobús que transitaba y como consecuencia del impacto, el impostor Skrull falleció. Al ver la verdadera apariencia del alienígena, Fury rápidamente cubrió el cadáver ensangrentado con su chaqueta y declaró el lugar como escena del crimen para que nadie se acercara a él.[1]

Interrogado por Carol Danvers

"¿Fue un día difícil, agente Fury?"
"De locura. Sí. Una invasión espacial, una persecución, vi la autopsia de un alienígena horrible. Típico día de trabajo."
Carol Danvers y Nicholas Fury[fnt.]

Fury dejó el incidente bajo la investigación de S.H.I.E.L.D. y contactó a Keller, sin saber que Talos lo había suplantado. Fury llegó a la morgue de la base de S.H.I.E.L.D. y junto a "Keller" observó la autopsia del cadáver del Skrull muerto. Fury le informó a "Keller" que habían localizado a Vers y que estaba dispuesto a encontrarla, por lo que fue autorizado a realizar la misión manteniendo un perfil bajo. Antes de marcharse, "Keller" le ordenó a Fury ir solo y sin confiar en nadie.

Fury rastreó a Vers después de enterarse de que había robado en una tienda de ropa y la siguió al Pancho's Bar. Una vez que llegó al lugar, Fury la confrontó y le demostró que no era un Skrull respondiendo preguntas sobre su pasado, incluidas pequeños detalles de su vida, el nombre de su primera mascota y momentos de su carrera militar. Al ver que Fury no era un Skrull, Vers comenzó a confiar en él y le reveló su planeta de origen, Hala y le explicó que trabajaba para la gobernante de dicho lugar, la Inteligencia Suprema.

Tras confirmar sus sospechas, Fury llevó a Vers a las Instalaciones de la Fuerza Aérea con la intención de atraparla. En el camino, Vers le explicó a Fury la historia de la Guerra entre el Imperio Kree y el Imperio Skrull, y el interés de dichos cambiaformas en el Motor de velocidad de la luz que creó la Doctora Wendy Lawson. Al llegar a la base, Fury mencionó en la entrada su nombre completo y cuando Vers le preguntó cómo debía llamarlo al tener tantos nombres, él aseguró que nadie lo llamaba Nicholas, o Joseph o Nick, sino que solamente Fury, regla que incluso su madre respetaba y que en caso de tener hijos, ellos tendrían que respetarla también.[1]

Emboscada en las Instalaciones de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos

"Fury conspira con el objetivo."
"¿Y por qué nos hizo venir?"
"Solo sé que hay que atraparlo, vivo o muerto."
―Whitcher y Phillip Coulson[fnt.]

Fury y Vers fueron dejados esperando en un salón. Al pasar unos minutos, Fury se aburrió, por lo que consiguió un poco de cinta y con ella calcó la huella que el guardia de seguridad había dejado en su credencial cuando la tocó, a fín de poder atravesar los escáneres del lugar. Sin que Vers lo supiera, Fury se había contactado en secreto con "Keller", utilizando su Transmisor buscapersonas, en el cual escribió que había conseguido capturar al objetivo. Cuando Vers le preguntó qué estaba haciendo, Fury le dijo que estaba hablando con su madre.

Mientras exploraban el lugar, Fury se encontró con Goose y comenzó a acariciarla, antes de que Vers lo llame. Mientras estaban en la sección de archivos, Fury y Vers descubrieron información sobre Lawson y encontraron una libreta con glifos Kree. Fury leyó el expediente de la desaparición de Lawson, quien supuestamente había muerto durante una prueba de vuelo no autorizada. Mientras Vers continuaba leyendo el archivo, Fury subió a la entrada de la instalación para encontrarse con los agentes S.H.I.E.L.D. dirigidos por "Keller". Al ingresar al elevador para ir a emboscar a Vers, Fury comenzó a sospechar que "Keller" había sido suplantado por un Skrull cuando éste lo llamó "Nicholas" en lugar de "Fury",.

Mientras hablaban de camino al subterráneo, Fury recordó que los Skrulls no tenían la habilidad de recordar experiencias sucedidas hace mucho tiempo, por lo que le habló a "Keller" de una misión ficticia que ambos habían realizado en La Habana. Cuando "Keller" afirmó recordar dicha misión, Fury se dió cuenta de que se trataba de un Skrull. Al salir del ascensor, Talos notó que Fury estaba sospechando de su disfraz y envió a varios agentes, incluidos Phillip Coulson, a capturarlo vivo o muerto. Fury comenzó a buscar a Vers en los pasillos para avisarle que los Skrulls ya habían reemplazado a sus propios colegas. Fury evadió a varios agentes de S.H.I.E.L.D. que lo buscaban y cuando se asomó por un corredor, fue amenazado con una pistola por Talos, quien le preguntó cómo lo había descubierto.

Fury inició un duelo, en el que fue superado debido a que su contrincante tuvo la fuerza suficiente para levantarlo con una mano y tumbarlo. Talos se preparó para asesinarlo, pero Vers llegó a la escena y lo derribó al atacarlo con una explosión fotónica. Vers hizo un agujero en el techo y ambos huyeron por las escaleras. Mientras subían, Fury y Vers se toparon con Coulson, quien bajo su criterio decidió dejarlos escapar. En el hangas de las instalaciones, Fury y Vers trataron de localizar un vehículo para escapar, por lo que ambos ingresaron a un Quadjet que Vers decidió pilotar. Tras encender la aeronave, Talos y los agentes de S.H.I.E.L.D. comenzaron a dispararles, sin embargo, no lograron impedir que Fury y Vers huyeran del lugar.[1]

Alianza con los Skrulls

"Nadie dañará a la niña. Sólo, no nos maten. Eso complicaría esta situación."
"Estoy a cinco segundos de complicar esa pared con la materia gris de un horrible Skrull."
Talos y Nicholas Fury[fnt.]

Después de escapar de las Instalaciones de la Fuerza Aérea, Vers decidió ir a la casa de Maria Rambeau, ya que ella era la última persona que había visto a Wendy Lawson con vida. Al llegar al patio de la casa de Rambeau, Vers fue recibida por la hija de Maria, Monica, quien la recibió afectuosamente. En casa, Vers decidió tener una conversación privada con Maria y Fury se encargó de entretener a Monica mientras ellas hablaban.

Posteriormente, Fury regresó con Vers y Rambeau, y mientras hablaba con ellas, el trío fue sorpendido por Talos, por lo que Fury sacó su pistola para asegurarse de que su enemigo no intentara nada. Tras amenazar a Talos en reiteradas ocasiones, Fury, Vers y Rambeau llegaron a un trato con él, quien aseguró tener un audio del día en que Lawson había muerto. Goose apareció en el lugar donde estaban y al ver que Talos le tenía miedo, Vers lo amenazó con acercarsela si los traicionaba. En un taller de la casa, el equipo oyó el audio de Lawson y Vers acabó convenciéndose de que su verdadero nombre era Carol Danvers y que los Kree la habían manipulado durante los últimos seis años tras haberla encontrado moribunda en la Tierra.

Talos le explicó a Danvers que los Kree necesitaban acabar con los Skrulls y que la única forma de que eso no sucedira era consiguiendo el núcleo del Motor de velocidad de la luz que Lawson había creado para ocultar a los refugiados Skrulls en algún lugar del universo. Norex, un amigo de Talos, le hizo algunas modificaciones al Quadjet habilitándolo para hacer viajes espaciales. Cuando la aeronave estuvo lista, el equipo partió al Laboratorio espacial de Mar-Vell.[1]

Ayudando a los refugiados Skrulls

"Los arrojaremos al espacio. Tranquilo... igual que en La Habana. ¿Tienes la cosa?"
"El flerken se lo tragó."
―"Guardia Kree" y Nicholas Fury[fnt.]

Durante el viaje, Fury se divirtió asustando a Talos al ponerle a Goose cerca, ya que sin que Fury lo supiera, Goose era una Flerken. Fury también le pidió a Talos convertirse en un gato y finalmente le ofreció dinero si aceptaba utilizar su capacidad de cambiaformas para convertirse en una planta carnívora. Al salir de la atmósfera, el equipo encontró el Laboratorio de Mar-Vell e ingresó a él. Tras recorrer algunos lugares del laboratorio, Fury, Danvers y Rambeau fueron testigos de la reunión de Talos con Soren, su hija y sus demás amigos Skrulls. Por otra parte, Fury se enteró de que el Teseracto había estado escondido en el laboratorio.

La felicidad en el equipo duró poco, ya que mientras Carol Danvers conversaba con la hija de Talos, la Starforce llegó al lugar. Fury apuntó su arma contra ellos, pero Minn-Erva se lo impidió y lo arrestó a él junto con Maria Rambeau, los Skrulls y Goose al mismo tiempo que Danvers fue llevada por Yon-Rogg ante la Inteligencia Suprema. Att-Lass analizó a Goose con el escáner de su traje y catalogó a la criatura como una amenaza grave, por lo que se le fue colocado un bozal metálico, acto que Fury condenó asegurando que Goose era un gato y no Hannibal Lecter. Cuando fue su turno, Fury fue catalogado por Att-Lass como una amenaza casi nula, algo que causó su incomodidad. Minn-Erva le ordenó a sus guardias conservar a Goose y lanzar a los demás al espacio.

Eventualmente, Danvers logró librarse del control de la Inteligencia Suprema y se dirigió al lugar donde habían apresado a Fury. Danvers les mostró que tenía en una lonchera el Teseracto y le pidió a Fury sacarlo, pero cuando él se negó por miedo a tocar el cubo cósmico, Goose utilizó los tentáculos de su boca para tragarse el objeto, ante la admiración de Fury, Rambeau y Danvers. Danvers se marchó para confrontar a la Starforce al mismo tiempo que Fury y Rambeau comenzaron a recorrer la nave para buscar a Talos. Ellos fueron atacados por un escuadrón de soldados Kree y Goose se los comió cuando Rambeau se quedó sin municiones.

Fury y Rambeau fueron encontrados por más soldados Kree, por lo que él le ordenó a Goose comérselos. Tras notar que Goose no quiso atacar a ningún guardia, uno de ellos se acercó a Fury y le habló de la misión en la La Habana, dando a entender que Talos había simulado ser uno de ellos y tenía todo bajo control, por lo que a Fury solo le quedó seguirle el juego. Al llegar al lugar donde estaba el Quadjet, Talos asesinó a los verdaderos guardias Kree aprovechando que tenía su confianza y Fury recogió las armas que ellos tiraron e ingresó a la aeronave con los demás Skrulls y Rambeau. Fury se mantuvo como copiloto y acompañó a Rambeau cuando la nave fue perseguida y atacada por Minn-Erva, quien fue vencida cuando su nave explotó. Por otro lado, Danvers derrotó a Yon-Rogg tras estrellarse en la Tierra y lo envió de regreso a Hala.[1]

Perdiendo un ojo

"¿Entonces, es verdad? ¿Que los Kree le quemaron el ojo porque se negó a darles el Teseracto?"
"No voy a confirmar ni a negar lo que pasó en esa historia."
Phillip Coulson y Nicholas Fury[fnt.]

Tras vencer a los Kree, Fury se entretuvo jugando con Goose, sin embargo, cuando la levantó y la puso frente a su rostro, ella rasguñó su ojo izquierdo. A pesar de que Fury pensó que se trataba de una simple herida, Talos y Soren aseguraron que no era así y poco después, Fury perdió totalmente la visión en el ojo dañado. Esa noche, Fury y sus amigos regresaron a la Residencia Rambeau, donde Fury le ofreció a Rambeau un trabajo como piloto en S.H.I.E.L.D.. Después, él y Danvers lavaron los platos de la cena y ella le mencionó que el Teseracto estaría seguro en la Tierra. Sabiendo que abandonaría el planeta por un largo tiempo, Danvers le devolvió a Fury su Transmisor buscapersonas modificado para llamarla en caso de una estrema emergencia. Fury se despidió y le mencionó que si algún día pasaba cerca de su galaxia, no olvidara visitarlo.

A pesar de lo que le había hecho, Fury decidió ocuparse de Goose mientras Danvers se encargaba de buscar un nuevo hogar para los Skrulls. Los agentes de S.H.I.E.L.D. tenían la idea de que la razón de la pérdida del ojo de Fury era que los Kree se lo habían quemado tras haberles negado el Teseracto. Phillip Coulson visitó la oficina de Fury y le entregó una caja de globos, oculares asumiendo que los utilizaría, pero él optó por comenzar a llevar un parche por el resto de su vida. Antes de irse, Coulson le preguntó si la razón de la pérdida de su ojo estaba relacionada con los Kree, pero Fury se negó a dar cualquier declaración que involucrara a esa historia.[1]

Iniciativa Vengadores

"No tenemos idea de qué otros riesgos intergalácticos existan. Y nuestra única fuerza protectora tenía otro compromiso del otro lado del universo. Tener a S.H.I.E.L.D. no nos protegerá. Hay que buscar más."
―Nicholas Fury a Phillip Coulson[fnt.]

La experiencia de Fury con Carol Danvers le hizo darse cuenta de que ni el arsenal del mundo y mucho menos S.H.I.E.L.D. podrían defender a la humanidad de ataques intergalácticos. Esto lo llevó a formar la Iniciativa Protectores, pero luego la renombró como Iniciativa Vengadores al notar en una fotografía que a Danvers la apodaban "Vengadora". La Iniciativa Vengadores constaba en que S.H.I.E.L.D. se encargaría de hallar individuos con habilidades y poderes únicos para registrarlos en el Índice,[3] a fín de que estos pudieran ser parte de un equipo de respuesta si aparecía cualquier amenaza más allá de la capacidad de combate de las fuerzas militares convencionales.[1]

Director de S.H.I.E.L.D.

Misión en Bogotá y ascenso

Eventualmente, Fury se convirtió en Director de una base de S.H.I.E.L.D. ubicada en Bogotá, trabajando bajo el mando de Alexander Pierce. Cuando el Ejército de Liberación Nacional tomó como rehenes a varios oficiales políticos, incluida la hija de Pierce, Fury propuso un plan para sacar a los rehenes por una alcantarilla, pero Pierce insistió en negociar con los rebeldes. A pesar de todo, Fury desobedeció las órdenes de Pierce y sacó a los rehenes bajo el plan que él mismo había creado. Estas acciones hicieron que Fury fuera nombrado Director de S.H.I.E.L.D., mientras que Pierce aceptó un lugar en el Consejo Mundial de Seguridad.[4] Siendo Director, Fury se enfocó en buscar artefactos peligrosos y misteriosos que amenazaran a la seguridad, como el Darkhold, el cual nunca encontró.[5]

Como parte de la Iniciativa Vengadores, Fury intentó localizar el cuerpo del Capitán Steven Rogers, quien se había perdido en el Ártico a finales de la Segunda Guerra Mundial, aunque para Fury esto era una muy buena idea, el Consejo Mundial de Seguridad nunca aprobó sus decisiones en esta tarea, ya que ellos querían que Fury se concentrara en estudiar el Teseracto para crear un arsenal armamentístico. A pesar de las recriminaciones de sus superiores, Fury continuó buscando a Rogers.[6]

Fury reclutó al agente Clinton Barton como uno de sus hombres de confianza y acordó mantener en secreto la existencia de su familia para no involucrarlos en ninguna situación peligrosa.[7] Asimismo, Fury le dio a Barton la misión para eliminar a una asesina soviética llamada Natalia Romanoff, quien operaba encubierta bajo el alias de Black Widow. Tras encontrarla, Barton le perdonó la vida y le solicitó a Fury reclutarla como una agente de S.H.I.E.L.D.[8] Cuando Fury se enteró de que Thaddeus Ross estaba cazando a Bruce Banner, Fury trató de hablar con él pacíficamente, pero Banner se convirtió en Hulk mientras estaban en un bar.[9]

Una semana ocupada

"¿Se cree el único superhéroe en el mundo? Sr. Stark, acaba de unirse a un universo más grande. Sólo que aún no lo sabe."
"¿Y usted quién es?"
"Nick Fury, Director de S.H.I.E.L.D. Le vine a hablar de la Iniciativa Vengadores, Sr. Stark."
―Nicholas Fury y Anthony Stark[fnt.]

En 2009, Fury se enteró de que Anthony Stark había sido secuestrado por los Diez Anillos, por lo que envió a Phillip Coulson y Jasper Sitwell para ocuparse de la situación. Sin embargo, Stark escapó y no mucho después, destruyó una vase de los Diez Anillos junto con todo su arsenal. Fury siguió de cerca la situación y pronto se enteró de que Stark era Iron Man, y que Obadiah Stane había ordenado su secuestro.[10] Después de que Stark anunciara públicamente su identidad secreta como Iron Man, Fury entró en la mansión de Stark para hablar con él personalmente acerca de la Iniciativa Vengadores.[11] A pesar de la oferta que Fury le hizo, Stark rechazó unirse a los Vengadores, ya que prefería trabajar solo.[12] Para monitorear a Stark de cerca, Fury personalmente le encomendó a Natalia Romanoff la misión de infiltrarse en Industrias Stark bajo el alias de Natalie Rushman.[13]

Fury recibió la orden de reclutar a Emil Blonsky para unirse a los Vengadores. Debido a que nadie quería que Blonsky forme parte del equipo, Fury envió a Coulson y Sitwell con la tarea de pedirle a Stark que fastidie a Thaddeus Ross hasta el punto en que este último desistiera de sus intenciones de incluír a Blonsky en el proyecto, algo que Stark logró fácilmente.[14] Temiendo la muerte de un Vengador, Fury nombró a Coulson el jefe y supervisor del Proyecto T.A.H.I.T.I., un proyecto creado con el objetivo de revivir a alguno de los Vengadores en caso de que uno falleciera.[15] Utilizando un medicamento denominado GH.325, elaborado a partir del cadáver de un Kree, S.H.I.E.L.D. curó a un grupo de personas con enfermedades terminales exitosamente, sin embargo, los sujetos comenzaron a padecer de trastornos mentales como efecto secundario. Coulson recomendó cerrar el proyecto, no obstante, Fury decidió continuar con este en secreto.[16]

Fury pronto se enteró de que Stark había hecho una fiesta en su casa y había causado estragos, por lo que James Rhodes lo había detenido y se dirigía a entregarle la armadura Mark II a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Al mismo tiempo, Coulson informó a Fury que en el desierto se había abierto un Agujero de gusano y que un misterioso martillo se estrelló en el lugar.[6]

Ayudando a Anthony Stark

"Tú te volviste un problema, problema que yo tengo que resolver. Y contrario a lo que crees, no eres el centro de mi universo. Tengo problemas más grandes que tú en la región sudeste."
―Nicholas Fury a Anthony Stark[fnt.]

Fury se enteró de que Anthony Stark estaba intoxicándose con paladio debido al Reactor Arc que mantenía la metralla lejos de su corazón,[6] y acababa de ser parte de una disputa pública contra James Rhodes en su propia mansión, la cual quedó dañada y Rhodes robó una de sus armaduras para entregársela al ejército. Tras conocer los numeroros conflictos en que Stark estaba involucrado, Fury optó por hacerse cargo personalmente y se dirigió al lugar donde lo habían localizado. Fury encontró a Stark en Randy's Donuts comiendo donas sin ninguna preocupación.

Al entrar a comer en la tienda, Stark le insistió a Fury en que no estaba interesado en unirse a los Vengadores, a lo que Fury contestó sarcásticamente preguntándole cómo había estado. Mientras Stark se cuestionaba si mirar a Fury a los ojos o al parche, él notó los síntomas que su infección había formado en su cuello. Natalia Romanoff se unió a la conversación revelando ser una agente de S.H.I.E.L.D. encubierta en Industrias Stark para monitorear de cerca sus acciones oir irdeb de Fury. Este último comenzó a enumerar todo lo que Stark había hecho recientemente, incluyendo hacer de Virginia Potts ascendiera al cargo de Directora General de su compañía, vender sus posesiones y permitir que Rhodes robara una de sus armaduras deliberadamente.

Fury se acabó burlando de Stark por la paliza que le había dado Rhodes antes de robarle una de sus más preciadas creaciones. Cuando Stark le preguntó a Fury qué quería de él, Fury se molestó y le contó que tenía problemas mayores con los que lidiar en otros lugares. Siguiendo las órdenes de Fury, Romanoff le inyectó a Stark una dósis de dióxido de litio para que aliviara los síntomas de su infección. Stark les insistió en que no había cura para lo que le sucedía, ya que había realizado pruebas fallidas con todas las combinaciones de todos los elementos de toda la tabla periódica en busca de algo que pudiera sustituir al paladio. Fury negó esta afirmación y le informó que había una combinación con la que aún no lo había intentado.[13]

Recordando a Howard Stark

"El de tu pecho está basado en tecnología incompleta, así se hizo."
"No, estaba completa, solo que no era muy efectiva hasta que la miniaturicé y la puse en mi..."
"No, Howard dijo que el Reactor Arc solo era un paso para algo más grande, iba iba a arrancar una carrera energética que iba a opacar a la armamentista. Buscaba algo enorme..."
―Nicholas Fury y Anthony Stark[fnt.]

Fury y Anthony Stark regresaron a la mansión, donde discutieron la historia del Reactor Arc. Fury mencionó que el diseño del reactor estaba basado en tecnología incompleta, mientras que Stark argumentó que estaba terminado, pero que solo funcionó de manera efectiva cuando él y Ho Yinsen lo miniaturizaron y lo pusieron en su pecho. Fury entonces le explicó que Howard Stark decía que el Reactor Arc era el inicio hacia algo más grande, ya que planeaba comenzar una carrera energética a lo largo del mundo.

Fury también le explicó a Sark la disputa ocurrida entre Howard y Anton Vanko, el padre de Ivan Vanko, quien había intentado recientemente asesinar a Stark, justo antes de revelar que Howard había sido uno de los fundadores de S.H.I.E.L.D., hecho que sorprendió mucho a Stark. Debido a que tenía una reunión en poco tiempo, Fury finalizó la conversación sin darle a Stark muchos detalles y le indicó que él, Natalia Romanoff y Phillip Coulson lo mantendrían vigilado en su mansión hasta que resolviera el problema de su envenenamiento.

Fury le ordenó a Coulson no permitir que Stark se fuera de su casa hasta que encontrara una cura para su infección. Fury le dijo a Stark que lo vigilaría antes de irse.[13] Debido a que las cosas en Nuevo México se complicaron con el descubrimiento del Mjolnir, Fury envió a Clinton Barton para que apoyase la investigación de Coulson. También le ordenó a Romanoff que rastreara la ubicación de Bruce Banner, quien se encontraba prófugo y escondido en la Universidad de Culver.[6]

Reclutando un consultor

"Lo que nos hace pensar esta situación, es que solo te usaremos de Consultor."
"No tienen con qué pagar."
―Nicholas Fury y Anthony Stark[fnt.]

Fury programó otra reunión con Anthony Stark después de que este lograra sanarse de su enfermedad y derrotara a Ivan Vanko en la Batalla en la Stark Expo. Stark estaba a punto de leer el reporte inicial de la Iniciativa Vengadores cuando Fury llegó al lugar y le pidió que no lo hiciera. En cambio, Fury le indicó leer el reporte que había entregado la agente Natalia Romanoff durante su infiltración en Industrias Stark. Al leer la evaluación de Romanoff, Stark vió que fue calificado como como obsesivo-compulsivo, con evidentes tendencias autodestructivas y finalmente un caso típico de narcisismo.

Aunque Romanoff aprobó que Iron Man se uniera a los Vengadores, ella rechazó que Stark lo hiciera, pues había demostrado no ser apto para unirse al equipo. Fury consideró reclutar a James Rhodes para el puesto y a Stark le ofreció el cargo de consultor. Levantándose y estrechándole la mano a Fury, Stark le dijo que no tenían con qué pagar lo que le ofrecían y se dispuso a irse. Sin embargo, Stark lo reconsideró y aceptó ser consultor si hacía que el Senador Stern lo presentara a él y a Rhodes en una ceremonia de premiación en Washington, por haber derrotado juntos a Vanko, petición a la que Fury accedió.[13] Poco después, Romanoff contactó a Fury y le reportó que Bruce Banner había salido victorioso en su duelo contra Emil Blonsky.

Mientras continuaba con su larga semana, Phillip Coulson le informó a Fury sobre el ataque del Destructor en Puente Antiguo, al mismo tiempo que Fury se había enterado de que Thaddeus Ross había sido autorizado por el Consejo Mundial de Seguridad para utilizar la base de datos de S.H.I.E.L.D.. Fury le ordenó a Romanoff reunirse con Samuel Sterns para exigirle cualquier dato relacionado con Banner, ya que ella había arrestado a Sterns poco después de contagiarse con la sangre de Banner.[6]

Fin de semana

"Las leyendas dicen una cosa; la historia, otra. Pero de vez en cuando, nos encontramos con algo que pertenece a ambas."
"¿Esto qué es?"
"Poder, Doctor. Si encontramos cómo manejarlo, posiblemente poder ilimitado."
―Nicholas Fury y Erik Selvig[fnt.]

La campaña de reclutamiento de Fury se enfoncó en los individuos que habían estado involucrados en el incidente en Puente Antiguo, Nuevo México. Impresionado por el trabajo que había visto y los descubrimientos que se habían realizado, Fury citó al profesor de astrofísica de la Universidad de Culver, Erik Selvig a las Instalaciones de la Misión Conjunta de Energía Oscura, donde se reunieron en un pasillo.

Cuando Selvig trató de entrar en confianza con Fury, bromeando acerca de lo misteriosa que era la reunión que tendrían, Fury le comentó seriamente que el trabajo que había hecho durante los útlimos días había impresionado a gente mucho más lista que él mismo, y Selvig atribuyó todo el crédito de la investigación a Jane Foster. Tras hacerle entender a Selvig que los últimos sucesos habían sido previstos, Fury lo condujo hacia un lugar donde había un maletín.

Fury reveló un cubo brillante dentro del maletín y le reveló a Selvig que si encontraban la forma de controlar lo que había dentro de él, ésta sería una fuente de poder ilimitado. Selvig, bajo la influencia mental de Loki aceptó el desafío de investigar más acerca del Teseracto.[17] Fury se contactó con el Consejo Mundial de Seguridad para informarle los últimos sucesos y tras quedar satisfechos con su trabajo, el Consejo decidió aumentar los fondos para la investigación y también la autoridad estratégica de Fury.[6]

Hallazgo de Steven Rogers

"¡Descanse, soldado! Lamento mucho este espectáculo, pero, sólo queríamos revelártelo lento."
"¿Revelarme qué?"
"Estuviste dormido. Por casi setenta años."
―Nicholas Fury y Steven Rogers[fnt.]

Un año después de la ocupada semana que había tenido, la Iniciativa Vengadores que Fury había estado desarrollando estaba pasando a segundo plano hasta que apareció un nuevo posible recluta; Steven Rogers, el primer "superhéroe" del mundo, quien estuvo congelado en el Ártico desde su batalla contra Johann Schmidt durante la Segunda Guerra Mundial por casi setenta años, fue encontrado por S.H.I.E.L.D.[6]

Fury supervisó la recuperación y rehabilitación de Rogers cuando fue internado en el cuartel general de S.H.I.E.L.D. en Times Square hasta que despertó. Después de que Rogers descubriera que el entorno en el que estaba era falso y que el mundo había cambiado sin que él lo supiera durante los últimos setenta años, escapó del cuartel de S.H.I.E.L.D. evadiendo a los guardias que trataron de detenerlo, razón por la que Fury tuvo que interceptarlo personalmente en la calle.

Una vez que Fury le explicó la situación, Rogers demostró verse afectado al no ser capaz de asimilar lo que le había sucedido en el nuevo mundo que ahora lo rodeaba. Al ver lo angustiado que Rogers estaba, Fury le preguntó si estaría bien, ya que éste se entristeció al notar que se había ausentado a la cita que le había prometido en 1945 a Margaret Carter, quien Rogers no sabía si aún estaba viva.[18]

Invasión Chitauri

Destrucción del Proyecto P.E.G.A.S.U.S.

"Es una amenaza nivel siete. A partir de ahora, esto es una guerra."
―Nicholas Fury a Phillip Coulson y Maria Hill[fnt.]

Debido a su fracaso de intentar unir a los Vengadores, Fury se centró en el Teseracto, cuya Fase 2 implicaba la reconstrucción de la tecnología armamentística que utilizó HYDRA durante la Segunda Guerra Mundial, así como también la inclusión de tecnología de vanguardia y alienígena. Cuando el Teseracto comenzó a actuar de manera extraña, Fury llegó a la instalaciones junto a Maria Hill, se reuió con Phillip Coulson y ordenó que la base fuera evacuada. Asimismo, Fury le ordenó a Hill retirar los prototipos de la Fase 2 y le pidió a Selvig que lo pusiera al tanto; él le explicó que el Teseracto estaba emitiendo Radiación Gamma. Entonces, Fury solicitó hablar con Clinton Barton, el agente encargado de supervisar las investigaciones de Selvig.

Barton le aseguró que Selvig no había hecho nada raro y le recordó a Fury que el Teseracto supuestamente era un "portal" hacia otro lugar en el universo, por lo que alguien podría estar manipulándolo. La teoría de Barton demostró ser correcta cuando el Teseracto abrió un portal que le permitió a Loki, armado con un Cetro, llegar a la Tierra. Fury trató de razonar con él, pero Loki se abalanzó contra los científicos y guardias presentes en el laboratorio, utilizando Gema de la Mente del Cetro para controlar a Barton, Selvig y otros agentes de S.H.I.E.L.D.. Fury intentó escapar con el Teseracto, pero Loki lo descubrió y se lo arrebató, antes de abandonar el lugar luego de que Barton le disparara.

Tras sobrevivir a los disparos utilizando un chaleco blindado, Fury se comunicó a Maria Hill revelándole que Barton estaba del lado de Loki y habían robado el Teseracto. Viendo que las instalaciones estaban a punto de colapsar, él comenzó a correr para volver a la superficie y escapar, esquivando pedazos de escombros que caían mientras el techo se desmoronaba. Fury abordó un helicóptero y fue testigo de la implosión de la instalación, asesinando a todos los que no lograron escapar. Más tarde, Fury iterceptó el jeep en el que Barton huía con Loki, quienes habían evadido a Hill en vehículo. Fury pronto les disparó, pero el helicóptero fue alcanzado por un rayo lanzado por Loki con su Cetro, el cual le hizo estrellarse. Fury continuó disparandole a Loki hasta que se quedó sin balas y observó con impotencia a sus enemigos huír con el Teseracto.

Habiendo perdido a Loki de vista, Fury contactó con su radio a Coulson y Hill para asegurarse de que estuvieran vivos. Tras informarles que todos los agentes que no estuvieran en labores de rescate debían encontrar a Loki, Fury le ordenó a Coulson regresar a la base y declaró que ahora estaban en guerra. Sabiendo que necesitaría un equipo de respuesta, Fury decidió accionar la Iniciativa Vengadores con la intención de luchar contra las fuerzas que Loki enviaría contra ellos utilizando el Teseracto.[8]

Reclutando a Steven Rogers

"Si estás dispuesto, tenemos que ponerte al corriente de las cosas. El mundo se ha tornado más extraño de lo que ya lo conoces."
"A estas alturas ya nada puede sorprenderme."
"Te apuesto a que no es verdad. Hay un paquete con toda la información esperando en tu departamento."
―Nicholas Fury y Steven Rogers[fnt.]

Fury se contactó con el Consejo Mundial de Seguridad para informarles que planeaba activar la Iniciativa Vengadores. Mientras discutían lo sucedido, Hawley sugirió llamar a Thor, pero Fury dejó en claro que no había cómo contactarlo debido a que él vivía en otro mundo. Por otra parte, Gideon Malick aseguró que los Vengadores eran un puñado de fenómenos no capacitados para encargarles el destino de la humanidad, a lo que Fury refutó indicando que necesitaban urgentemente un equipo de respuesta para confrontar a Loki.

Ignorando las advertencias de Malick, Fury se reunió con Steven Rogers en su gimnasio, quien aún estaba tratando de asimiliar que había estado dormido por casi setenta años. Fury le sugirió que debía estar celebrando su victoria y explorar el mundo que había salvado, pero Rogers mencionó que aunque la victoria era algo bueno, nadie consideraba lo que se tuvo que sacrificar para ganar la guerra. Fury reveló que incluso después de la guerra, la humanidad había seguido comentiendo errores. Fury le informó a Rogers que la razón de su visita era que tenía una misión para él, y señaló que estaba tratando de salvar al mundo. Acto seguido, este le entregó un archivo sobre el Teseracto, el cual había sido encontrado en el océano por Howard Stark durante una de las expediciones que realizó mientras trataba de encontrarlo después de su desaparición en 1945.

Fury explicó lo que S.H.I.E.L.D. quería hacer con el Teseracto y que Loki lo había robado para sus fines personales, y continuó explicandole la situación con la esperanza de que pudiera proporcionarles alguna información extra acerca del cubo. Rogers abandonó el gimnasio y expresó su descontento al enterarse de que el Teseracto había caído en las manos equivocadas nuevamente. A pesar de que Rogers no se alegró al enterarse de que S.H.I.E.L.D. estaba en posesión del Teseracto, aceptó la misión, y Fury, habiendo tenido éxito en el reclutamiento, envió a otros agentes en busca de Anthony Stark y Bruce Banner.[8]

Trabajando en el Helicarrier

"¿Qué tan desesperado estoy? Amenazas mi mundo con una guerra, robas una fuerza que nunca podrás controlar, solo hablas de paz, pero asesinas por diversión. Es por ti que me siento muy desesperado. Tal vez te puedas arrepentir."
―Nicholas Fury a Loki[fnt.]

Pronto, Fury reunió a todos los candidatos de la Iniciativa Vengadores en el Helicarrier con la ayuda de Natalia Romanoff y Phillip Coulson. Fury tomó el control del Helicarrier y Maria Hill le transmitió sus órdenes a los agentes. Con el Helicarrier ahora en el aire e invisible para todos, Fury recibió diez dólares por Steven Rogers, ya que este último había apostado que a estas alturas ya nada podría sorprenderlo. Luego, Fury le agradeció a Bruce Banner por venir y le informó que se quedaría el tiempo necesario hasta que el Teseracto sea recuperado. Sintiéndose más seguro, Banner sugirió comenzar a rastrear la Radiación Gamma que emitía el Teseracto para encontrarlo, a lo que Fury aceptó y le pidió a Romanoff escoltarlo a un laboratorio.

Cuando Jasper Sitwell informó que Loki había sido visto en Alemania, Fury le dio a Rogers la misión de traerlo al Helicarrier. Loki fue finalmente capturado y se les unieron Anthony Stark y Thor, quien llegó a la Tierra bajo las órdenes de Odín con la tarea de llevarse a su hermano de regreso a Asgard. Loki fue encerrado en una jaula diseñada para contener a Hulk y Furyle informó que si intentaba escapar o atravesar la celda, sería arrojado 30.000 pies hacia abajo. Loki se burló de Fury por sus intentos fallidos de controlar el Teseracto, y por reunir a un grupo de inadaptados para proteger la Tierra, sin embargo, Fury le dijo al Dios de las Mentiras que lo había hecho muy desesperado por su culpa y que podría vivir para lamentarlo. Cuando Loki continuó diciéndole a Fury que finalmente había visto lo que realmente era el poder, él simplemente lo abandonó.

Fury se reunió con los Vengadores, quienes discutían sobre cuáles podrían ser los verdaderos planes de Loki, mientras que Bruce Banner y Anthony Stark enumeraban los materiales que Loki había estado buscando para predecir lo que trataría de construir. Más tarde, Fury se acercó y le preguntó a Thor si creía que podía hacerle confesar a Loki dónde estaba el Teseracto, pero Thor insistió en que todo lo que Loki realmente deseaba era su venganza contra su familia por las mentiras de Odín sobre su verdadera herencia. Fury luego le preguntó si estaba comprometido para evitar que todos los planes de Loki se lleven a cabo, aunque Thor le dijo que todavía no estaba seguro. Como Fury notó que Loki seguía encerrado, este suponía que escondía algo, ya que parecía ser la única persona a bordo del Helicarrier que realmente quería estar allí.[8]

Confrontado por los Vengadores

"El año pasado la Tierra tuvo un visitante de otro planeta cuya gran batalla dejó devastado a un pueblo pequeño. Descubrimos además de que no estamos solos, que nuestras armas, en comparación, son risibles."
"Mi pueblo solo quiere la paz con su planeta."
―Nicholas Fury y Thor[fnt.]

Cuando Fury envió a Natalia Romanoff a interrogar a Loki y engañarlo para que revelara sus planes, él no se dio cuenta de que los Vengadores habían descubierto la verdad de sus planes con el Teseracto. Fury vio una alerta de que la base de datos del sistema había sido hackeada y alguien accedió a los archivos secretos de S.H.I.E.L.D.. Enfurecido, Fury se dirigió al laboratorio donde estaban Anthony Stark y Bruce Banner, a quienes les preguntó qué estaban haciendo, a lo que Stark hizo la misma pregunta y Banner informó que habían fijado un parámetro para rastrear la señal que el cubo emitía. Cuando Stark le preguntó a Fury de qué se trataba la Fase 2, apareció Steven Rogers con un rifle de asalto de HYDRA, alegando que S.H.I.E.L.D. estaba utilizando el Teseracto para construir armas.

Mientras Fury trataba de dar una expicación, Stark lo interrumpió y les mostró unos planos digitales de armas impulsadas por la energía del cubo utilizando la mismas técnicas que HYDRA había usado en la Segunda Guerra Mundial. Romanoff y Thor también entraron para solicitarle a Banner que se retirara del lugar, suponiendo que estaba siendo manipulado mentalmente por Loki. Fury confesó que las armas se estaban construyendo debido la reciente visita de los Asgardianos, señalando que la Batalla de Puente Antiguo en la que Loki envió al Destructor había hecho evidente que las armas creadas por la humanidad eran considerablemente débiles en comparación a la tecnología extraterrestre. Cuando Thor aclaró que los Asgardianos solo querían la paz con la Tierra, Fury apostó a que no eran la única especie que pensaba lo mismo.

Cuando Stark insultó a Fury por inventar la historia de S.H.I.E.L.D. en la industria energética, éste le recordó que Industrias Stark había creado su fortuna a base de la venta de armas. Esto generó una intensa discusión con Rogers y Stark, quienes comenzaron a debatir sus principios morales. Tras que Banner afirmara que los Vengadores eran una bomba de tiempo, Fury le ordenó a Romanoff escoltar a Banner a su celda, la cual estaba diseñada para asesinarlo en caso de emergencia. Banner se enfureció al entender las intenciones de Fury y le dejó claro que fracasaría si trataba de asesinarlo, revelando que una vez ya había tratado de suicidarse. Banner comenzó a insultar a Fury y, sin notarlo, levantó el Cetro. Cuando Rogers le pidió a Banner regresar el Cetro a su lugar, Banner escuchó una alerta que le dio aviso de que el Teseracto había sido localizado, por lo que fue a revisar dónde estaba.[8]

Ataque en el Helicarrier

"Concéntrate. Tus ojos en mí."
"No, hoy me retiro, señor."
"No es una opción."
"Tranquilo, jefe... esto jamás habría funcionado sin darles primero algo que..."
―Nicholas Fury y Phillip Coulson[fnt.]

Pronto, el plan de Loki entró en acción y tanto Fury como los Vengadores fueron sorprendidos por la explosión en una de las hélices del Helicarrier, provocada por Clinton Barton bajo la influencia mental de Loki. Cuando Maria Hill informó que uno de los motores del Helicarrier había explotado y que alguien debía salir a repararlo, Fury se contactó con Anthony Stark para darle la tarea de repararlo. Acto seguido, Fury le ordenó a Phillip Coulson activar el cierre de emergencias en la zonas de detenciones y dirigirse a la armería. Tras regresar a su puesto en el puente para tomar el control de la situación, Fury ordenó que el Helicarrier sobrevolara el océano y se unió a Hill para acabar con los agresores de Loki que entraban en la sala, retomando el control del Helicarrier.

No obstante, pronto Barton se unió a la lucha y les disparó varias flechas explosivas a Fury y Hill, causando detonaciones que acabaron con la vida de varios agentes de S.H.I.E.L.D.. A pesar de los intentos de Fury por frenarlo, Barton lanzó una flecha hacia una uno de los equipos electrónicos, con el cual logró sabotear el sistema que mantenía la aeronave en el aire. Mientras Fury oía a Jasper Sitwell informarle que el descenso del Helicarrier estaba fuera de control, Stark y Rogers lograron reparar la turbina afectada. Sabiendo que Barton dirigía el ataque, Fury envió a Natalia Romanoff a enfrentarlo, liberándolo del control mental de Loki, y también hizo que uno de los cazas mantuviera a Hulk ocupado para que no destruyera el Helicarrier, resultando en que Hulk sea expulsado de la nave al igual que Thor.

Fury finalmente encontró a Phillip Coulson gravemente herido en la zona de detenciones tras haber sido apuñalado por Loki, a quien este había desafiado utilizando la Arma Prototipo de la Armadura del Destructor. A pesar de todos los esfuerzos de Fury para que Coulson se mantuviera despierto mientras llegaban los paramédicos, él le dijo que la Iniciativa Vengadores nunca habría funcionado sin darle a los Vengadores un motivo por el cual unirse. Tras informarle a Fury su retiro, Coulson murió pacíficamente siendo observado por su jefe. Cuando todo se tranquilizó en el lugar y los paramédicos llegaron, Fury le informó tristemente a sus colegas y a los Vengadores que el agente Coulson había fallecido.[8]

Motivando a los Vengadores

"Surgió una idea, y Stark la conoce, llamada la Iniciativa Vengadores. La idea era buscar y reunir a un grupo de personas excepcionales, y tratar de convertirlas en algo más. Ver si podían unirse cuando necesitaramos que libraran las batallas que no podríamos ganar."
―Nicholas Fury[fnt.]

Fury convocó a una reunión con los últimos Vengadores a bordo del Helicarrier, Steven Rogers y Anthony Stark, a quienes les mostró la preciada colección de cartas del Capitán América de Phillip Coulson, asegurándoles que él las había llevado en el bolsillo de su chaqueta hasta el momento de su muerte, aunque en realidad, Fury las había encontrado en el casillero de Coulson y las utilizó para motivar al equipo. Fury les explicó que la intención siempre era la de formar a los Vengadores para ganar aquellas batallas que no podían manejar solos y que S.H.I.E.L.D. si planeaba utilizar el Teseracto para recrear las armas de HYDRA, pero señaló que nunca se había enfocado netamente en este proyecto porque quería apostar por algo mayor, en los Vengadores, algo que Coulson siempre apoyó hasta su muerte creyendo firmemente en los héroes.

Mientras miraba el horizonte y las cartas coleccionables de Coulson, Maria Hill se acercó a Fury para preguntarle por qué les había mentido a Stark y Rogers acerca de dónde estaban las cartas; Fury explicó que las había usado para darle al equipo el empuje que necesitaban. Fury utilizó la muerte de Coulson para motivar a los Vengadores, esperando que su sacrificio fuera la acción que finalmente uniera al equipo. A pesar de la naturaleza éticamente cuestionable del plan de Fury, este demostró ser efectivo, ya que los Vengadores se reagruparon para ir en busca de Loki abordando un Quinjet.[8]

Batalla de Nueva York

"Recozco que el Consejo ha tomado una decisión, pero en vista de que es una absurda decisión, estoy dispuesto a ignorarla."
"Director, usted está más cerca que nuestros submarinos. Haga despegar el jet..."
"Esa es la isla de Manhattan, Concejal. Hasta no ver a mi equipo derrotado, no voy a ordenar un ataque nuclear contra los civiles que viven en la isla."
―Nicholas Fury y Gideon Malick[fnt.]

Habiendo inspirado al equipo con la muerte de Phillip Coulson, estos partieron en busca de Loki para vengar su muerte, por lo que la Iniciativa Vengadores finalmente se logró llevar a cabo, ya que los Vengadores fueron a la Ciudad de Nueva York en busca del portal que había abierto Loki encima de la Torre Stark, permitiendo que los Chitauri comiencen la invasión. Mientras los Vengadores luchaban, Fury observó la batalla desde el Helicarrier, hasta que Maria Hill le informó que el Consejo Mundial de Seguridad quería hablar con él. Para su horror, Fury notó que el Consejo quería lanzar un misil nuclear en un intento desesperado de frenar la invasión, mandato que Fury se negó a obedecer. Gideon Malick le insistió a Fury en que sólo tendrían una oportunidad para detener la amenaza, sin embargo, Fury estaba decidido a ignorar las órdenes de Malick y antes de que este siguiera reprendiéndolo, desconectó la transmisión.

Pronto, el Consejo Mundial de Seguridad anuló los comandos de Fury en S.H.I.E.L.D. y ellos mismos enviaron un Lockheed Martin F-35 Lightning II con la misión de lanzar un misil a la ciudad de Nueva York. Hill le informó a Fury sobre el despegue no autorizado y este corrió a la plataform a inhabilitar el avión disparándole con un lanzacohetes, sin embargo, un segundo avión también despegó y Fury no pudo detenerlo. Rápidamente, Fury advirtió a Anthony Stark del inminente ataque nuclear para que intercepte el misil antes de que impacte contra la ciudad. Con esta información, Stark logró atrapar al misil y lo atraveó hacia el Agujero de gusano para destruir el Centro de Comando Chitauri ubicado en el espacio exterior. Asimismo, Natalia Romanoff y Erik Selvig cerraron el portal, mientras Stark regresaba y los Chitauri caían al mismo tiempo. Tras esto, Fury celebró la victoria con los agentes de S.H.I.E.L.D. en el Helicarrier.[8]

Despidiendo a los Vengadores

"Tomaron caminos separados, unos muy lejos de este mundo. Y si la Tierra se encuentra en riesgo una vez más, ¿qué pasará?"
"Ellos volverán."
"¿Está seguro de eso, Señor?"
"Así es."
Maria Hill y Nicholas Fury[fnt.]

Después de que la Iniciativa Vengadores tuviera éxito en su primera misión, las diferencias entre Fury y el Consejo Mundial de Seguridad no se olvidaron, pero sabían que su insistencia había salvado al mundo. Fury se contactó con ellos para ponerlos al tanto de la ubicación actual del Teseracto, ya que Thor decidió llevárselo consigo de regreso a Asgard al igual que Loki para que responda ante Odín por sus crímenes, hecho que enfureció a Gideon Malick, ya que según él, esa decisión no le correspondía a Fury, quien contestó que lo permitió porque se abstuvo a discutir con un dios acerca de la custodia del cubo.

Cuando el Consejo preguntó por el paradero de los Vengadores, Fury dijo que momentáneamente no estaban siendo rastreados, ya que creía que se merecían un buen descanso. Como Hawley le mencionó a Fury que haber dejado a los Vengadores dispersarse era un peligro potencial, él le aseguró que todos los mundos estaban en conocimiento de su poder, sabiendo que dichos héroes defenderían la Tierra de toda amenaza. Cuando Malick preguntó si la razón de la Iniciativa Vengadores había sido hacer una simple declaración, Fury lo corrigió afirmando que ahora tenían una promesa, antes de finalizar la transmisión con el Consejo.

Mientras Fury caminaba por la sala de control del Helicarrier mirando al horizonte, Maria Hill le preguntó qué harían si el mundo volvía a estar en peligro, ya que ahora los Vengadores se habían separado y Thor había abandonado el planeta nuevamente. Fury demostró su tranquilidad al mencionar que los Vengadores siempre regresarían cuando la Tierra los necesitara. Ahora satisfecha con su respuesta, Hill regresó a sus labores y Fury continuó en la plataforma de observación en el puente del Helicarrier pensando en lo que podría suceder posteriormente.[8]

Consecuencias de la invasión

"¿En tan solo seis días convertiste una pieza completamente renovada de maquinaria de alta tecnología en chatarra que vuela?"
"Mi equipo actuó con mi autorización."
"No me hables de autoridad. ¿Tienes idea de cuánto cuesta este avión? ¡Tiene un bar! Uno excelente. No me hables de autoridad. Yo tengo la autoridad de degradarte a un auto compacto."
―Nicholas Fury y Phillip Coulson[fnt.]

Sin que los Vengadores lo supieran, Phillip Coulson resucitó gracias a tecnología avanzada y unos medicamentos experimentales de S.H.I.E.L.D.[19][20] Fury le ocultó la resurrección de Coulson a los Vengadores, permitiendo que únicamente los agentes nivel 7 o superiores pudieran tener acceso a los datos de lo sucedido.[21] Luego, la información acerca del Proyecto T.A.H.I.T.I. aplicado en Coulson, fue almacenada en una memoria USB, la cual Fury ordenó enterrar en la tumba donde supuestamente el agente había sido sepultado.[15]

Después de la Batalla de Nueva York, con la población en conocimiento de la existencia de extraterrestres y semidioses, los delincuentes y las organizaciones terroristas comenzaron a buscar la tecnología que los Chitauri habían dejado en la Tierra. Fury sabía que tenía que hacer algo al respecto, por lo que le dio a Coulson la misión de formar un equipo que no permitiera esto. Sin que nadie lo supiera, la verdadera encargada del equipo de Coulson era Melinda May; agente que fue elegida por Fury, ya que ella sabía que Coulson había sido resucitado. Sabiendo que los efectos secundarios causados por el uso de GH.325 tarde o temprano se reflejarían en Coulson, Fury le ordenó a May mantenerlo al tanto de su estado mental.[2]

Después de la misión de Coulson en Perú, Fury se reunió con este y lo regañó por haber dejado el Autobús gravemente dañado. También le advirtió que incluir en su equipo a Skye era un riesgo, ya que ella anteriormente había sido miembro de Marea Creciente. Tras advertirle a Coulson que quería que el Autobús quedara exactamente reparado como él se lo había entregado, Fury le prohibió que Jemma Simmons y Leopold Fitz instalaran una pecera como decoración en la aeronave y se marchó.[22] Poco después de la Batalla de Greenwich, Coulson y su equipo investigaron el descubrimiento de un artefacto asgardiano perdido conocido como el Bastón Berserker. Coulson quería hablar acerca del objeto con Thor, pero Fury le informó que este estaba lejos de su alcance.[23]

Según Victoria Hand, cuando Coulson fue secuestrado por el Proyecto Ciempiés y torturado durante varios días por Edison Po, tanto Fury como Maria Hill preguntaban constantemente si habían logrado rescatar a Coulson de sus secuestradores. Poco después, Hand le informó a Coulson que Fury se había sentido muy aliviado al enterarse de que lo habían rescatado exitosamente.[19] Semanas después, May usó una línea telefónica secreta instalada en el Autobús para llamar a Fury e informarle que Coulson había descubierto la verdad acerca de su resurrección.[24]

Sublevación de HYDRA

Proyecto Insight

"S.H.I.E.L.D. acepta el mundo como es, no como quisiera que fuera. Y ya va siendo tiempo de que empieces a hacer lo mismo, Cap."
"No espere de pie."
―Nicholas Fury y Steven Rogers[fnt.]

Poco después de la Batalla de Nueva York, Steven Rogers se unió a S.H.I.E.L.D. y trabajó con el equipo STRIKE para llevar a cabo misiones encomendadas por Fury, y casi siempre era acompañado por Natalia Romanoff. Fury contrató secretamente a Georges Batroc y a su equipo de mercenarios para secuestrar el Lemurian Star a fín de que Romanoff lograra obtener información acerca del Proyecto Insight. Después de la exitosa misión, Rogers y Fury tuvieron una discusión en la oficina de este ultimo, quien al no avisarle a Rogers que Romanoff tendría una tarea extra durante la operación, hizo que este se molestara.

Deseando demostrarle a Rogers que confiaba en él, Fury decidió mostrarle el Proyecto Insight y validó sus datos para que este pudiera tener acceso libre a la bahía donde el proyecto se estaba desarrollando. Mientras bajaban en el elevador, Fury le contó a Rogers la historia de cómo su abuelo había sido constantemente amenazado por las personas de su vecindario, las mismas que en algún momento de su vida, él consideró amigos. Con el tiempo, el abuelo de Fury se vió en la olbigación de portar un arma para defenderse de sus propios vecinos, experiencia que Fury rescató con la moraleja de que nunca confiaría en las personas sin importar el gran afecto que les tuviera.

Al llegar a su nivel de destino, Fury le reveló a Rogers que S.H.I.E.L.D. había desarrollado unos Helicarriers avanzados con un poco de la ayuda de Anthony Stark, los cuales tendrían la capacidad de asesinar a criminales antes de que estos lograran llevar a cabo sus delitos. Al oir cómo funcionarían, Rogers demostró su descontento con el método y señaló que no se debería castigar a alguien antes de que cometiera un delito, a lo que Fury contestó que eso sería aún más riesgoso para las víctimas. Fury le recordó a Rogers los crueles actos que la Reserva Científica Estratégica realizó durante la Segunda Guerra Mundial, pero este aseguró que su único motivo era obtener la libertad, demostrando al mismo tiempo que no cambiaría de postura. Cuando Fury le mencionó a Rogers que debería aceptar al mundo como es y no como le gustaría que fuera, el se retiró diciéndole que no contara con ello.[4]

Traicionado por S.H.I.E.L.D.

"Validación del Director. Fury, Nicholas J."
"Validación denegada. Expedientes sellados."
"¿Quién lo autorizó?"
"Fury, Nicholas J."
―Nicholas Fury y asistente virtual de S.H.I.E.L.D.[fnt.]

Cuando Fury regresó a su oficina y trató de ver los archivos que Natalia Romanoff había obtenido del Lemurian Star, descubrió que no tenía autorización para leerlos. Esto le extrañó a Fury, ya que él, como Director de S.H.I.E.L.D., debía poder acceder a todos los documentos relacionados con la agencia. Cuando la computadora le informó a Fury que él mismo había bloqueado el acceso a dichos archivos, este comenzó a sospechar que el Proyecto Insight estaba comprometido, por lo que decidió hablar con el único hombre que podría acceder al archivo bloqueado.

Fury encontró a Alexander Pierce en una reunión con el Consejo Mundial de Seguridad hablando acerca del secuestro del Lemurian Star y la contratación de Batroc por parte del mismo Fury. Fury le pidió a Pierce que retrasara el lanzamiento de Project Insight debido a que dudaba de la seguridad del proyecto. Pierce se mostró reacio ante la idea, pero Fury insistió en que valdría la pena en caso de que el proyecto fracasara. Finalmente, Pierce aceptó solicitar el retraso del lanzamiento de los Helicarriers y le pidió a Fury que hablara con Anthony Stark para que visitara la fiesta de cumpleaños de su sobrina. Tras despedirse de Pierce y estrechar su mano, Fury se retiró del Triskelion.[4]

Ataque a Nicholas Fury

"Hay tantas cosas que no sabes de mí."
"Lo sé, Nick. Ese es el problema."
―Nicholas Fury y Steven Rogers[fnt.]

Mientras conducía por Washington, D.C., Fury llamó a Maria Hill y le solicitó que se reunieran con urgencia, tras que ella le asegurara estar con allí en cuatro horas, Fury le ordenó que se tardara solo tres. Esperando en un semáforo, Fury notó que dos policías al lado de su camioneta estaban observándolo, por lo que los insultó asumiendo que ellos eran racistas al pensar que había robado el vehículo. De repente, un grupo de agentes de HYDRA disfrazados de policías chocó con Fury mientras conducía, y tras desatar una lluvia de disparos sobre su camioneta blindada, comenzaron a utilizar un ariete tratando de atravesar la ventana fortificada del puesto del conductor.

A pesar de haberse fracturado un brazo, Fury logró activar los mecanismos de defensa del vehículo para luchar contra sus agresores, usando una ametralladora contra ellos antes de lograr liberarse del encierro en que lo tenían los supuestos policías. Durante una persecución prolongada en automóvil, Fury continuó luchando y esquivando los ataques de sus enemigos mientras conducía. Justo cuando estaba a punto de tomar una ruta segura, Fury al asesino de HYDRA conocido como el Soldado del Invierno, quien usó una granada de disco para desactivar el motor de la camioneta de Fury, haciendo que salga volando. Antes de que el Soldado del Invierno lograra llegar a su automóvil para asesinarlo, Fury utilizó una herramienta perforadora para atravesar el concreto y escapó a través de las alcantarillas.

Tras librarse del ataque, Fury se infiltró en el apartamento de Rogers y se sentó en el sofá mientras lo esperaba. Cuando Rogers llegó, Fury lo saludó y le mostró sus heridas para expresar la gravedad de la situación mientras usaba mensajes codificados a través de su celular para informarle que S.H.I.E.L.D. estaba siendo infiltrada. Sin embargo, mientras Fury le informaba a Rogers lo que sucedía, el Soldado del Invierno le disparó múltiples veces desde un tejado utilizando un fusil de francotirador. Fury luchó por respirar temiendo que moriría, así que le dio a Rogers la memoria USB con los datos del Proyecto Insight y le advirtió que no se fiara de nadie. Asimismo, Sharon Carter irrumpió en el apartamento informándole a Rogers que trabajaba secretamente para S.H.I.E.L.D. bajo las órdenes de Fury. Después de que Rogers partiera en busca del atacante misterioso, Fury fue llevado a un hospital, donde fue declarado muerto por el Doctor Fine.[4]

Falsificando su muerte

"Parece que ahora eres tú quien da las órdenes, Capitán."
―Nicholas Fury a Steven Rogers[fnt.]

A pesar de que Alexander Pierce y todos en S.H.I.E.L.D. creyeron que Fury había sido asesinado, él fingió con éxito su muerte al usar Tetrodotoxina B, un medicamento desarrollado por Bruce Banner para disminuir la presión cardíaca a fin de aliviar el estrés. Fury huyó con Maria Hill y el Doctor Fine a una instalación oculta, a la cual más tarde fueron llevados Steven Rogers, Natalia Romanoff y Samuel Wilson por Hill, quienes habían sido capturados por HYDRA tras descubrir sus planes.

Fury ideó un plan para destruir el Proyecto Insight y salvar a S.H.I.E.L.D., pero Rogers aseguró que tanto S.H.I.E.L.D. como HYDRA caerían, ya que el exceso de secretos potenciales le habían permitido a esta última organización infiltrarse en S.H.I.E.L.D. sin que nadie lo notara, así como también lograr capturar a James Barnes para convertirlo en el Soldado del Invierno. Aunque Fury reveló que no sabía lo que había sucedido con Barnes, Rogers no le dio importancia sabiendo que Fury de una u otra manera, nunca se lo habría dicho. Al darse cuenta de que Romanoff, Wilson y Hill estaban de acuerdo con Rogers, Fury le delegó a este el liderazgo del equipo.

El equipo elaboró ​​una operación para infiltrarse en el Triskelion y destruir el Proyecto Insight antes de que fuera activado, el cual en realidad era un plan genocida creado por Arnim Zola para ser ejecutado por Pierce.[4] Antes de regresar al Triskelion, Fury le ordenó a las agentes Barbara Morse e Isabelle Hartley rescatar a Robert Gonzales de la Ilíada, y también le ordenó a Morse destruir el portaaviones para evitar que HYDRA se hiciera con un Monolito de origen extraterrestre.[25]

Batalla en el Triskelion

"¿Crees que no borramos tus datos del sistema?"
"Sé que la contraseña fue borrada, lo mismo hiciste con mi escaneo de retina. Pero para ir a un paso delante de mí, Sr. Secretario... hay que tener ambos ojos abiertos."
Alexander Pierce y Nicholas Fury[fnt.]

El plan se puso en marcha cuando Steven Rogers reunió a los últimos agentes leales a S.H.I.E.L.D., mientras que Natalia Romanoff utilizó el Velo Fotostático para disfrazarse de la Concejal Hawley e infiltrarse en el Consejo Mundial de Seguridad y capturar al líder del Proyecto Insight. Una vez que Romanoff logró detener a Alexander Pierce, Fury llegó al Triskelion en un helicóptero y confrontó a su supuesto amigo. Después de que Pierce bromeara acerca de haberle enviado a Fury unas flores para su funeral, él justificó sus acciones comparando a los enemigos que tenían en común, asegurando que el genocidio que el Proyecto Insight llevaría a cabo brindaría orden para el mundo a cambio de sacrificar únicamente a veinte millones de personas, cuestionando el valor de Fury para dar el siguiente paso. Fury condenó sus actos asegurando que tenía el valor suficiente para no hacerlo.

Fury y Romanoff revelaron que tenían la intención de subir todos los archivos de S.H.I.E.L.D. y HYDRA a internet, exponiendo a Pierce como un traidor. Sin embargo, Pierce se mantuvo tranquilo, ya que se había asegurado de eliminar del sistema todos los datos y permisos de Fury. Previendo que sus protocolos habían sido eliminados, Fury le aseguró a Pierce que para ser más astuto que él, se necesitaba mirar con ambos ojos la situación, revelando así que tenía un plan de respaldo en caso de que la base de datos de S.H.I.E.L.D. cayera en las manos equivocadas. Tras quitarse su parche y revelar que su ojo ciego era la llave que usaría para acceder al sistema, Fury obligó a Pierce a colaborar y logró retirar los seguros para ingresar a la plataforma de S.H.I.E.L.D.

Cuando Pierce mató a todos los miembros del Consejo activando un detonador en sus propias identificaciones e intentó tomar como rehén a Romanoff, Fury no tuvo más remedio que rendirse. Sin que Pierce la viera, Romanoff usó un disco para sabotear la bomba que tenía su identificación, acto que desconcentró momentáneamente a Pierce, permitiéndole a Fury aprovechar la oportunidad para dispararle dos veces en el pecho, dejándolo moribundo tirado en su oficina. Fury y Romanoff escaparon en un helicóptero y vieron a Rogers completar con éxito su misión, destruyendo todos los Helicarriers del Proyecto Insight. Luego, Fury y Romanoff recogieron a Samuel Wilson, quien saltó del edificio y se sujetó del helicóptero a tiempo.[4]

Retiro

"Examinamos los expedientes de HYDRA. No todas las ratas se ahogaron en la nave. Volaré a Europa esta noche. ¿Te interesaría venir?"
"Debo hacer algo antes de eso."
―Nicholas Fury y Steven Rogers[fnt.]

Después de la caída de S.H.I.E.L.D., Fury quemó todo lo que lo relacionaba con su antigua vida y reemplazó su parche por un par de gafas de sol, además de comenzar a utilizar ropa simple para verse como un ciudadano común.[4] Muy pocos de sus agentes de confianza estaban en conocimiento de que Fury seguía vivo, como Phillip Coulson y Eric Koenig.[26] Fury visitó su falsa sepultura para hablar con Steven Rogers y Samuel Wilson. Él les informó que en un par de horas viajaría a Europa con la intención de buscar y eliminar a las últimas células HYDRA restantes. Fury le preguntó a Rogers y a Wilson si querían acompañarlo, pero ambos tenían pendientes en Estados Unidos todavía. Cuando se despidió de sus amigos, Fury les pidió que si alguien preguntaba por él, le indicaran la ubicación de su tumba, ya que quería que su supervivencia continurara siendo un secreto.[4]

Tiempo después, Fury guió anónimamente a Phillip Coulson a una base secreta de S.H.I.E.L.D. ubicada en Canadá, utilizando la credencial de S.H.I.E.L.D. de Coulson como una pequeña pantalla que le indicaba las coordenadas de esta. Sin saber cómo habían aparecido estas coordenadas en su credencial, Coulson dedujo que Fury le estaba enviando los datos con la ubicación de un lugar seguro. Tras que Coulson llegara al lugar, se enteró que la base se llamaba Providencia y el agente Eric Koenig lo recibió. Él le informó a Coulson que también trabajaba para Fury y que solo ellos y unos pocos Vengadores sabían que estaba vivo. Koening le pidió a Coulson que mantuviera a salvo el secreto de Fury, privando de esto incluso a sus compañeros de equipo.[26]

Mientras Fury seguía oculto, Melinda May confrontó a Maria Hill para averiguar quién dirigía el Proyecto T.A.H.I.T.I., razón por la que Hill le dió una respuesta falsa que Fury le había indicado utilizar en caso de que fuera interrogada. May le sugirió a Hill preguntarle a Fury quién estaba a cargo del proyecto, pero Hill le aseguró que Fury seguía muerto después de su ataque. May, dudante de esto, le prometió a Hill que creería esto cuando lo viera con sus propios ojos. Con el tiempo, May descubrió que Fury le había dejado un acertijo, por lo que entendió que debía dirigirse a la tumba donde supuestamente estaba sepultado Coulson.[15]

Rescate de Jemma Simmons y Leopold Fitz

"¿Cómo nos encontró?"
"La vengala improvisada que hicieron. Fue una gran idea. Nos guió hasta ustedes, los buscabamos."
"¿Estaban buscando?"
"Por mi amigo Coulson. Entiendo que estuvieron involucrados en una disputa en la que quiero participar."
Jemma Simmons y Nicholas Fury[fnt.]

Estando en Europa, Fury recibió una débil llamada de socorro con la que localizó a los agentes Jemma Simmons y Leopold Fitz, quienes habían sido abandonados por Grant Ward en medio del océano. Fury emprendió su viaje en un helicóptero, con el cual sobrevoló el océano hasta que vio una vengala improvisada que Fitz y Simmons habían lanzado para que los encuentren. Tras verlos flotando en el agua, Fury se acercó a ellos y los rescató exitosamente. Aunque Fitz sufrió daños cerebrales por haber sido privado de oxígeno durante mucho tiempo, Fury hizo que fuera atendido por un equipo médico. Mientras volaban, Simmons se despertó y después de asegurarse de que Fitz estuviera a salvo le reveló a Fury dónde estaba Phillip Coulson. Fury se dirigió a las instalaciones de Cybertek, donde sabía que Coulson y su equipo estaban luchando contra HYDRA.[27]

Batalla en Cybertek

"Hice hasta lo imposible para asegurarme de que no murieras la primera vez."
"Ahora tal vez no sea el mejor momento, pero quisiera tener una conversación con usted sobre eso. Podría ser difícil."
"Y te debo eso. Pero ahora, le debemos a Garrett un golpe en los dientes, ¿no crees?"
―Nicholas Fury y Phillip Coulson[fnt.]

Fury encontró a Phillip Coulson en una feroz batalla contra el ex agente S.H.I.E.L.D., Jonathan Garrett, quien había obtenido fuerza sobrehumana y habilidades especiales que obligaron a Coulson a esconderse en un rincón del lugar. Tras infiltrarse en las instalaciones, Fury se encontró con Coulson tendido en el suelo y lo saludó con una broma acerca de la nueva forma en que ahora se vestía. Rápidamente, Coulson expresó su molestia y le recordó a Fury que tenían una conversación pendiente acerca del Proyecto T.A.H.I.T.I., sin embargo, Fury optó por aplazar dicha conversación para concentrarse en derrotar a Garrett y, acto seguido, le entregó a Coulson el Arma Prototipo de la Armadura del Destructor. Fury y Coulson se prepararon para luchar contra los guardias y Garrett, quien se sentía más fuerte que nunca debido al uso del GH.325.

Después de que Coulson derribara a los guardaespaldas de Garrett, este fue baleado por Fury, pero rápidamente se recuperó al tener todos sus sistemas de regeneración funcionando al máximo, por lo que comenzó a alardearle sus nuevas habilidades a Fury y Coulson. Mientras Garrett continuaba hablando sobre sus planes, le recordó a Fury uno de los discursos que le había dado. A pesar de que Garrett recordaba perfectamente lo que Fury le había dicho, este lo corrigió asegurándole que cuando le dijo que ser parte de algo más grande era bueno, no se refería a convertirse en un asesino leal a HYDRA. Al mismo tiempo, Skye logró comunicarse con Michael Peterson, quien traicionó a Garrett y lo mató aplastándole la cabeza en frente de Fury y Coulson, quienes observaron sin inmutarse la dolorosa muerte de su ex colega.[27]

Nueva fundación

"No le confiaría esto a nadie más."
"Gracias, señor. ¿Qué quiere.... cómo debo proceder?"
"Eso depende de tí, Director."
―Nicholas Fury y Phillip Coulson[fnt.]

En el Autobús, Phillip Coulson, acompañado por Melinda May, le recalcó en múltiples ocasiones a Fury que haber utilizado el Proyecto T.A.H.I.T.I. en él había sido estúpido, asegurando que el proceso era muy peligroso y también porque estaba destinado a resucitar únicamente a uno de los Vengadores en caso de que este falleciera. Fury le reveló a Coulson que la razón de haberlo resucitado era porque lo consideraba un Vengador y una de las pocas personas en las que confiaba. Tras recordarle a Coulson los principales cimientos de S.H.I.E.L.D., Fury le entregó la Caja de Herramientas, un dispositivo que contenía todo lo que necesitaría para reconstruir la agencia, confiando en que él haría lo correcto.

Cuando Coulson le preguntó qué debía hacer primero, Fury le aseguró que esa decisión le correspondía a él y lo nombró Director. Una vez que se dispuso a salir del avión, May le preguntó a Fury a dónde iría y este informó que optaría por cambiar su vista aérea para tener los pies en la tierra, asegurando que no lo volverían a ver en mucho tiempo. Tras que Coulson afirmara que Fury iba a desaparecer, este sonrió levantándose las gafas de sol y le recordó al nuevo Director que estaría en todas partes. Acto seguido, se dió la vuelta y se marchó tranquilo sabiendo que había dejado el futuro de S.H.I.E.L.D. en las mejores manos.[27]

Ofensiva de Ultrón

Asesorando a los Vengadores

"Antes solía tener ojos en todas partes, oídos cubriendo el mundo. Recibieron toda la tecnología que imaginaron, pero eso se acabó. Sólo está nuestro ingenio y nuestra voluntad de salvar al mundo.... superen a ese robot bastardo."
―Nicholas Fury[fnt.]

Tiempo después, Fury se enteró que Anthony Stark había creado a una inteligencia artificial conocida como Ultrón, quien le había declarado la guerra a la humanidad. Los Vengadores lucharon contra Ultrón, Wanda y Pietro Maximoff, pero fueron derrotados y Clinton Barton decidió llevar a sus amigos a su granja, en la cual Fury estaba esperándolos. Fury tuvo una conversación privada con Stark, en la que trató de convencerlo de que Wanda había manipulado su mente para hacerle ver visiones en las cuales los Vengadores eran masacrados. Cuando Stark afirmó que sería responsable de la muerte de sus amigos, Fury le recordó que de los muchos inventos que había hecho, la guerra no era uno de ellos.

Tras revelarle su supervivencia al resto de los Vengadores, Fury y el equipo discutieron su próximo movimiento, informándoles que Ultrón estaba construyendo algo muy grande con el Vibranio que había robado, y les aseguró que al estar moviéndose a través del internet, Ultrón podía estar en todas partes. Romanoff le expresó a Fury su felicidad tras saber que estaba bien, pero le aseguró que no los había ayudado mucho. Fury recalcó que a pesar de que en algún momento habrían tenido toda la tecnología que S.H.I.E.L.D. podría proporcionarles, lo único con lo que contaban ahora era con un equipo bien constituido y con ganas de salvar al mundo. Pronto, Bruce Banner dedujo que la única persona que podría crear el cuerpo que Ultrón necesitaba era Helen Cho utilizando Vibranio, el Cetro y el Arca. Mientras el equipo se preparaba para su próxima batalla con Ultrón, Fury se marchó para reunirse con Maria Hill.[7]

Batalla de Sokovia

"Señor, hay múltiples robots juntándose en el flanco de estribor."
"Sorpréndanlos."
Maria Hill y Nicholas Fury[fnt.]

Fury había estado trabajando en secreto con Phillip Coulson en un proyecto llamado Protocolo Theta, el cual consistía en reparar uno de los antiguos Helicarriers dañados de S.H.I.E.L.D.. Tras hacerse con el Helicarrier con la ayuda de Coulson[28] y Maria Hill, Fury reunió a un equipo de ex agentes de S.H.I.E.L.D. y se dirigieron a Sokovia. Mientras los Vengadores luchaban contra los Centinelas de Ultrón, Fury dirigió el Helicarrier hasta alcanzar la altura de Novi Grad y desplegó los botes salvavidas para evacuar a los civiles a un lugar seguro; James Rhodes también llegó con Fury para combatir al ejército de Ultrón.

A mitad de la batalla, uno de los Centinelas de Ultrón se estrelló en la sala de mando del Helicarrier e intentó matar a Cameron Klein. Aunque Hill le disparó varias varias veces, esto sólo realentizó al robot, por lo que Fury acabó triturandole la cabeza utilizando un fierro de los escombros. Con la ayuda de Fury, los Vengadores lograron derrotar Ultrón de una vez por todas y salvaron a la mayoría de los ciudadanos de Novi Grad.[7]

Equipo de Nicholas Fury

Nuevos Vengadores

"Nada dura para siempre."
"Los problemas, Romanoff. No importa quién gane o pierda, los problemas siempre regresan."
Natalia Romanoff y Nicholas Fury[fnt.]

Poco después, Fury llegó al Centro de los Nuevos Vengadores y le informó a Natalia Romanoff la última ubicación conocida del Quinjet en el que Hulk había decidido huír tras la batalla. Romanoff le preguntó a Fury si sabía que ella y Banner iban a enamorarse cuando lo envió a reclutarlo para unirse a los Vengadores, sin embargo, Fury le dijo que solo esperaba lo mejor del gran equipo que había creado y que así ganen o pierdan, los problemas siempre iban a venir hacia ellos.[7]

Acuerdos de Sokovia

A raíz de la disolución de los Vengadores tras la presentación de los Acuerdos de Sokovia, Maria Hill se reunió con Fury en su casa de seguridad para discutir los eventos recientes, mientras él miraba los reportes sobre el Bombardeo en el Centro Internacional de Viena y el Enfrentamiento entre los Vengadores. Ella señaló que los Acuerdos de Sokovia podrían ser útiles para supervisar a las personas alteradas, pero que intentar regularlas era una estrategia fallida. Luego, Fury le preguntó sobre el estado actual de los Vengadores, a lo que Hill le informó que no pudo ubicar a Steven Rogers y James Barnes después de que tomaron un Quinjet y abandonaron el aeropuerto de Leipzig-Halle. También notó que T'Challa y Anthony Stark desaparecieron del radar, pero sabía que el último lugar donde estuvo Stark era la Balsa, donde Thaddeus Ross encarceló a casi todo el equipo de Rogers.

Preparándose para salir, Fury solicitó que Cameron Klein que cubriera sus huellas, y comentó que las amenazas locales eran una cosa, pero que el conflicto entre Rogers y Stark podría ser irreversible. En el camino hacia el aeropuerto, Fury le informó a Hill que el mundo aún necesitaba a los Vengadores y que debían prepararse para la mayor amenaza que se avecinaba. Hill luego le preguntó a Fury si tenía otro contacto que aún no había llamado. Sin embargo, Fury comentó que mientras los Vengadores hacían bien su trabajo, no tendría que llamarla, y abordó su avión.[29]

Reuniéndose con Steven Rogers

Mientras retomaban tecnología Chitauri de un grupo de terroristas, Steven Rogers, Natalia Romanoff y Samuel Wilson escaparon hacia el Quinjet a la vez que eran perseguidos por otro equipo de terroristas. Allí, se encontraron con Fury, quien intentó convencer a Rogers de ponerse en contacto con Anthony Stark para solucionar el problema que ambos tenían, pero él le aseguró que le mandó un comunicado a Stark para que lo llame si algún día necesitaba de su ayuda, por lo que el esfuerzo de Fury para juntar a los Vengadores de nuevo fue en vano.[29]

Chasquido y Blip

"¿Qué pasa?"
"Múltiples naves sobre Wakanda."
"¿Misma firma de energía que Nueva York?"
"Diez veces mayor."
―Nicholas Fury y Maria Hill[fnt.]

Al conducir a través de Atlanta, Fury le preguntó a Maria Hill si había algún reporte sobre el paradero de Anthony Stark, quien desapareció tras el Ataque en Greenwich Village. Sin embargo, Hill afirmó que sus satélites aún no lo ubicaban, pero se detectaron múltiples naves alienígenas en Wakanda. Antes de que pudieran ponerse en contacto con Cameron Klein, el automóvil delante suyo se desvió, y Hill le pidió a Fury detenerse en medio de la carretera. Ella salió a investigar, pero no encontró al conductor del coche y, repentinamente, las personas a su alrededor se desintegraron debido al Chasquido de Thanos.

Fury indicó que se trataba de una emergencia código rojo, y, repentinamente, Hill también comenzó a desaparecer mientras le pedía a Fury que la ayude. Fury regresó a su automóvil para activar su Transmisor buscapersonas. Tras presionar las teclas del transmisor, Fury observó enojado que su propia mano estaba desapareciendo, por lo que solo atinó a lanzar un insulto antes de morir al transformarse en cenizas. A pesar de que Fury fue borrado de la existencia, la llamada de auxilio que activó fue recibida por Carol Danvers,[30] quien poco después llegó a la Tierra preguntándole a los Vengadores por el paradero de su amigo.[31] Cinco años después, Fury fue resucitado por Bruce Banner.[32]

Funeral de Anthony Stark

Después de la batalla contra Thanos, Fury, acompañado de su vieja amiga Carol Danvers, asistió al funeral de Anthony Stark, reconociendo su valentía para sacrificarse y asegurar la supervivencia del universo entero.[32] Al darse cuenta de que Peter Parker había asistido al funeral, Fury consideró presentarse, pero cambió de opinión al pensar que no era el momento adecuado para socializar.[33]

Simulado por Talos

Todos a trabajar! ¿Quién tiene mis zapatos?"
―Nicholas Fury[fnt.]

Tras restablecer su contacto con los Skrulls, Fury le pidió a su antiguo amigo Talos y a su esposa Soren que se hicieran pasar por él y Maria Hill respectivamente para que los reemplazaran en la Tierra por un tiempo. Fury le entregó a Talos las gafas que Anthony Stark le había dejado a Peter Parker para que utilizara a E.D.I.T.H., justo antes de abandonar la Tierra en un buque espacial Skrull.

Meses después, Fury fue contactado por Talos, quien lo puso al tanto sobre los acontecimientos relacionados con Quentin Beck y le informó que este había revelado la identidad secreta de Parker como el Hombre Araña al mundo, además de pedirle que regrese, ya que al creer que él era Fury, todos le preguntaban por el paradero de los Vengadores. Al darse cuenta de que la situación había empeorado, Fury decidió terminar sus vacaciones y desconectó la simulación de una playa en la que estaba. Al levantarse, Fury le ordenó a los Skrulls seguir trabajando mientras trataba de averiguar dónde había dejado sus zapatos.[34]

Relaciones

Familia

  • Abuelo
  • Madre

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Nicholas Fury
En orden cronológico:

Detrás de escenas

Trivia

  • Aunque la mayoría de los personajes del Universo Cinematográfico de Marvel se basan en sus contrapartes del universo principal, este Nicholas Fury se basó en su versión Ultimate, quien a su vez se basó en el modelo de Samuel L. Jackson. La versión principal de Fury era un veterano italiano de la Segunda Guerra Mundial, que luego sería reemplazado por su hijo ilegítimo, Nicholas Joseph Fury Jr, un personaje virtualmente idéntico al último Nicholas Fury, después del éxito de las películas.
    • Casualmente, en los cómics Ultimate, Fury dijo que si podía elegir a un actor para que lo interpretara en una película, elegiría a Samuel L. Jackson.
  • En Captain America: The Winter Soldier, el epitafio de la tumba de Fury menciona el pasaje bíblico Ezequiel 25:17. Este detalle hace referencia al versículo que declama Jules Winnfield en la película Tiempos violentos, siendo Samuel L. Jackson quien interpreta a este personaje.
  • A Fury no le gustan las tostadas cuando están cortadas en diagonal.

Referencias

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 Captain Marvel
  2. 2,0 2,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.17: Turn, Turn, Turn
  3. Agents of S.H.I.E.L.D.: 2.17: Melinda
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 4,7 Captain America: The Winter Soldier
  5. Agents of S.H.I.E.L.D.: 4.04: Let Me Stand Next To Your Fire
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 6,5 6,6 The Avengers Prelude: Fury's Big Week
  7. 7,0 7,1 7,2 7,3 Avengers: Age of Ultron
  8. 8,0 8,1 8,2 8,3 8,4 8,5 8,6 8,7 8,8 The Avengers
  9. The Incredible Hulk: The Fury Files
  10. Iron Man: Security Measures
  11. Iron Man - Escena post-créditos
  12. Iron Man: I Am Iron Man!
  13. 13,0 13,1 13,2 13,3 Iron Man 2
  14. The Consultant
  15. 15,0 15,1 15,2 Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.20: Nothing Personal
  16. Agents of S.H.I.E.L.D.: 2.07: The Writing on the Wall
  17. Thor - Escena post-créditos
  18. Captain America: The First Avenger
  19. 19,0 19,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.11: The Magical Place
  20. Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.14: T.A.H.I.T.I.
  21. Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.01: Pilot
  22. Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.02: 0-8-4
  23. Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.08: The Well
  24. Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.15: Yes Men
  25. Agents of S.H.I.E.L.D.: 2.15: One Door Closes
  26. 26,0 26,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.18: Providence
  27. 27,0 27,1 27,2 Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.22: Beginning of the End
  28. Agents of S.H.I.E.L.D.: 2.20: Scars
  29. 29,0 29,1 Captain Marvel Prelude
  30. Avengers: Infinity War
  31. Captain Marvel - Escena a mitad de los créditos
  32. 32,0 32,1 Avengers: Endgame
  33. Spider-Man: Far From Home
  34. Spider-Man: Far From Home - Escena post-créditos

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.