FANDOM


Los Mecas Durmientes son una armada de robots humanoides utilizados como soldados de asalto y guardaespaldas por la General Hale en su campaña contra S.H.I.E.L.D. Son el resultado de los intentos fallidos de Anton Ivanov de crear nuevos Simulacros Dotados de Vida después de la muerte de Aida.

Historia

Después de que Glenn Talbot fue trasladado a la Academia Preparatoria de HYDRA, Hale trata de convencer a Talbot de ayudarla a salvar a la humanidad, así que lleva a Talbot a la habitación del dispositivo de teletransportación mientras era custodiada por dos androides. Sin embargo, Talbot se niega al saber que Hale estaba aliada con HYDRA, así que los Mecas Durmientes atan a Talbot a una silla y transportan al rehén para ser torturado hasta revelar la información del arma que buscaba Hale.[1]

Mecas Durmientes se infiltran en el Principia, que flotaba en el aire, para robar el envío de Gravitonium de Cybertek. Después de que la mayoría de la muestra fue transportada de forma segura fuera de la nave, varios robots se quedan en la nave como centinelas, esperando emboscar a cualquier posible futuro intruso.[2]

Durante la infiltración en la Instalación Aeroespacial de San Luis, los mecas acompañan a la hija de la General Hale, Ruby, para emboscar a los fugitivos de S.H.I.E.L.D. que fueron distraídos por Piper. Cuando los mecas tenían en la mira a los agentes Elena Rodriguez, Melinda May y Alphonso Mackenzie, ellos preguntan sus ordenes, a lo que Ruby ordena su ejecución. Sin embargo, Rodriguez desarma a los soldados, por lo que los robots luchan a mano a mano contra los agentes. Posteriormente, los agentes escapan luego de que Rodriguez perdiera sus brazos.[3]

Cuando el recien llegado Werner von Strucker amenaza a Ruby, dos Mecas Durmientes acompañan a Hale durante la conversación de Hale con Strucker. Una vez que Strucker cesa su hostilidad, los mecas lo llevan a su habitación.

Más tarde, los Durmientes en el Principia se activan después de detectar a los agentes de S.H.I.E.L.D. Alphonso Mackenzie, Daisy Johnson y Phil Coulson en el barco. Ellos se despiertan y atacan a los agentes, pero fueron derrotados fácilmente antes de que la nave se desplomara del cielo. Sin embargo, un durmiente fue llevado al Faro por Mackenzie para usar sus piezas para crear prótesis de brazos para Rodriguez.[2]

Cuando la personalidad oscura de Leo Fitz, el Doctor, toma el control, él idea un plan para arrinconar a Daisy Johnson y así poder extraerle su inhibidor, ya que los poderes de Johnson era la respuesta para poder cerrar la grieta de la Dimensión del Miedo. Para esto, Fitz reactiva dos Durmientes, enviando a uno a la habitación de Rodriguez y a otro a emboscar a Daisy Johnson mientras se encontraba a solas. Mackenzie elimina al durmiente y recibe un disparo en la pierna en el proceso. Después de que el otro robot captura a Johnson, Fitz, como el Doctor, comienza a prepararla para la operación. Sin embargo, Simmons descubre la verdad e intenta detenerlo, pero el Doctor había programado al durmiente para asegurar el plan. Mientras el robot apuntaba con su arma a Simmons y a Deke, Fitz saca de forma dolorosa el inhibidor de Johnson. Una vez que Johnson inserta el Gravitonium en el nuevo dispositivo de contención, el robot se desactiva y Fitz se rinde.[4]

Cuando Phil Coulson es traído por Hale a la Academia Preparatoria de HYDRA, dos Mecas Durmientes llevan a un Coulson con la cabeza encapuchada hasta su habitación. Después de 24 horas, Coulson es llevado por Hale a la habitación del dispositivo de teletransportación, donde dos Mecas Durmientes custodian el sitio. Una vez que Hale y Coulson vuelven de su reunión con el líder de la Confederación, ellos conversan mientras dos androides los siguen, pero, cuando Coulson descubre que el plan de Hale es convertir a Daisy Johnson en la Destructora de Mundos infundiéndola con Gravitonium, él se niega rotundamente a ayudarla, aclamando que sería la causa de la Destrucción de la Tierra. Decepcionada, Hale le ordena a sus androides a llevar a la fuerza a Coulson a su habitación. Posteriormente, Ruby conversa con Coulson en su habitación y hace que los androides traigan a Glenn Talbot, para demostrarle que obtendrán lo que necesitan, antes de llevarse nuevamente al destruido general.[1]

Durante la prueba de Gravitonium con Carl Creel para conocer mejor sus propiedades, Creel reacciona negativamente, por lo que tuvo que ser separado físicamente del material por los androides del sitio. Mientras que Creel descansaba de su experiencia, un Meca Durmiente se queda custodiando su habitación, hasta que fue destruido por Creel cuando escapa de ella. Posteriormente, Creel destruye otro androide cuando saca a Phil Coulson de su celda. Después de que Creel también saca a Glenn Talbot de su celda, un androide escucha las voces de los rehenes y enciende una alerta, así que Hale busca a Ruby mientras deja a un Meca con Strucker.

Un par de androides encuentran a los fugitivos, así que Creel pelea con uno de ellos mientras que Coulson se enfrenta con el otro. Sin embargo, el androide golpea a Coulson en el pecho, causándole un paro cardiaco. Talbot le dispara al robot en la cabeza y luego Creel usa la electricidad en el cuerpo del Meca caído para reanimar a Coulson. Seguidamente, ellos son encontrados por Ruby y los androides, quienes disparan contra ellos. Finalmente, Ruby y los robots alcanzan a los fugitivos, donde los Mecas fueron tras Coulson y Talbot mientras Ruby lucha contra Creel. Coulson y Talbot escapan usando el dispositivo de teletransportación. De repente, la pelea de Ruby y Creel fue detenida con la llegada de Hale y un ejército de Mecas Durmientes. A pesar de su presencia, Ruby le lanzo su cuchilla a Creel, pero él resulta ileso.[5]

Después de que Ruby va tras Coulson y Talbot, Hale y un grupo de Mecas Durmientes la siguen e intervienen cuando Ruby es derrotada por Daisy Johnson, obligándola a huir. En Herefordshire, Inglaterra, Anton Ivanov en compañía de Mecas Durmientes ingresan a la Instalación de Herefordshire de HYDRA, en búsqueda de la Cámara de Infusión de Partículas. Una vez que encuentran la entrada a la habitación de la cámara, los robots custodian el sitio hasta que escuchan una explosión y se ven obligados a investigar. Cuando descubren que ha sido una trampa y que la entrada estaba bloqueada, los androides procedieron a forzar la puerta hasta que logran entrar y comienzan a disparar contra Leo Fitz y Jemma Simmons. Aunque los agentes estaban rodeados, los Mecas Durmientes se desactivan cuando Anton Ivanov fue asesinado por Elena Rodriguez.[6]

Mientras Leo Fitz y Jemma Simmons fueron retenidos y obligados a reparar la Cámara de Infusión de Partículas que habían dañado, Werner von Strucker activa a los Mecas Durmientes para inspeccionar la zona y acabar con cualquier intruso. Un androide encuentra a Elena Rodriguez e intenta dispararle, pero Rodríguez usa su velocidad para quitarle el arma y dispararle. Cuando S.H.I.E.L.D. llega para evitar que Ruby se infunda con Gravitonium, los Mecas Durmientes intentan detener a los agentes, pero ellos eventualmente ingresan.[7]

Apariciones

Trivia

  • En los cómics, el Durmiente era un robot construido por los nazis siguiendo las órdenes de Adolf Hitler. Él fue requisado por Red Skull después de la Segunda Guerra Mundial para usarlo en su conquista del mundo.

Referencias

  1. 1,0 1,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.15: Rise and Shine
  2. 2,0 2,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.13: Principia
  3. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.11: All the Comforts of Home
  4. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.14: The Devil Complex
  5. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.16: Inside Voices
  6. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.17: The Honeymoon
  7. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.18: All Roads Lead...
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.