FANDOM


"Antes de construir cohetes para los nazis, el idealista Wernher von Braun soñaba con el viaje espacial. Conquistar las estrellas. ¿Sabes qué dijo cuando su primer V-2 golpeó Londres? El cohete funcionó a la perfección... sólo cayó en el planeta equivocado. Todos empezamos con un gran amor a la ciencia. Y luego el ego interfiere, la obsesión y... y cuando volteas, ya estás muy lejos de donde querías."
―Maya Hansen a Virginia Potts[fnt.]

Maya Hansen fue una científica que trabajó con Aldrich Killian en el Proyecto Extremis. Cuando el proyecto comenzó a matar gente, Hansen buscó la ayuda de Anthony Stark para arreglarlo, sin embargo, Killian comenzó a justificarlos como ataques terroristas. Cuando Hansen intentó detener a Killian, ella fue asesinada.

Biografía

Conociendo a Anthony Stark

"¿A dónde quieres ir?"
"A conocernos de cerca, de preferencia en tu cuarto, porque también quiero ver tu investigación."
"Ok, te enseño mi investigación, Tony, pero no me conocerás de cerca."
―Maya Hansen y Anthony Stark[fnt.]

La Doctora Maya Hansen fue una científica de investigación que trabajaba en un proceso revolucionario que volvería escribir los códigos genéticos. Cuando asistió a una fiesta de fin de año en Berna, Suiza, conoció al inventor Anthony Stark. Ellos estaban disfrutando de su noche juntos cuando Aldrich Killian también trató de competir por la atención de Stark. Mientras Stark intentaba no prestarle atención a Killian, Hansen aceptó los datos de información de Killian en su nombre.

Hansen y Stark se abrieron camino de regreso a su habitación del hotel donde ella le mostró su investigación en Extremis, un diseño que tenía el potencial de mejorar el cuerpo humano y regenerar las células. Stark estaba impresionado, pero Harold Hogan no tanto y le cortó una rama a una planta de prueba. Hansen y Stark se dirigieron a su habitación donde continuaron coqueteando y besándose. Fueron interrumpidos cuando la planta a la que Hogan había arrancado una rama explotó de repente. Una vez que se dieron cuenta de lo que había sucedido se rieron y celebraron el año nuevo.

Cuando ella se despertó a la mañana siguiente después de haber compartido una cama con Stark, continuó su investigación mientras miraba hacia unas montañas. Ella descubrió que Stark se había ido discretamente, descártandola tan fácilmente como lo había hecho con Killian, a pesar de que le había dejado una fórmula que tenía el potencial de corregir los fallos dentro de sus diseños Extremis. Enfurecida por la desaparición de Stark, Hansen usó su fórmula para continuar con su trabajo a pesar de que todavía no había conseguía reparar el fallo y necesitaba dinero para ampliar su desarrollo.[1]

Uniéndose a A.I.M.

"Entonces usaste la tarjeta de Killian."
"Usé sus fondos."
Anthony Stark y Maya Hansen[fnt.]

Como consecuencia de esa noche en Suiza, Hansen se acercó a Aldrich Killian, y fue aceptada en su nueva compañía, Ideas Mecánicas Avanzadas. Ella trajo su investigación con ella y, con el tiempo, el desarrollo de Extremis la llevó a liderar un sólido equipo de científicos.

La desventaja de Extremis era su naturaleza explosiva inestable. Algunos huéspedes lo aceptarían, y se mantenían estables con infusiones y tratamientos regulares, mientras que algunos explotaban violentamente. Cuando Extremis fue probado en seres humanos, fueron criticados públicamente, haciendo que Killian inventara una historia sobre un terrorista para mantener la participación de A.I.M. en secreto.

Buscando la ayuda de Anthony Stark

"Tú no eres el Mandarín, ¿o sí? ¿lo eres?"
"Te olvidaste de mí. ¿Por qué no me sorprende?"
"No es personal, ya olvidé lo que comí en la mañana."
Anthony Stark y Maya Hansen[fnt.]

Hansen, sin darse cuenta del grado de las conspiraciones de Killian, se acercó a Anthony Stark directamente para detener los actos de terror después de él que hizo pública su dirección. Ella tenía motivos para pensar que Killian y el historia del terrorista podrían estar conectados, pero por otra parte deseaba que Stark la ayudara en su investigación del Extremis.

Hansen sin embargo no era la única que se dirigió a la mansión de Stark después de que él le revelara su dirección a los medios de comunicación. Tres helicópteros armadas llegaron para destruir la mansión y eliminar a uno de los obstáculos importantes de la trama del terrorista escondido. Hansen logró escapar de la mansión en compañía de Virginia Potts, mientras todo se destruía a su alrededor.[1]

Confesándole a Virginia Potts

"Maya, no seas tan dura contigo misma. Llevaste toda tu investigación en un tanque de ideas."
"Si, pero Killian financió el tanque de ideas con muchos contratos militares."
Virginia Potts y Maya Hansen[fnt.]

Maya Hansen y Virginia Potts condujeron lejos desde las ruinas de la mansión y Potts exigió saber por qué Hansen había llegado a la Mansión de Anthony Stark. Hansen explicó lo que era su investigación y reveló que creía que su jefe, Aldrich Killian, estaba trabajando para el Mandarín.

Hansen y Potts decidieron esconderse en una habitación de hotel donde continuaron discutiendo la investigación de Hansen y ella expresó que lamentaba llevarle a Aldrich Killian sus ideas y diseños después de que éste lo usara para el terrorismo. Ella llegó a comparar sus experiencias con la del hombre que había inventado la bomba usada para atacar Londres durante la Segunda Guerra Mundial. Potts la consoló y le recordó que lo que había experimentado no era su culpa y señaló que era exactamente lo que Industrias Stark había hecho una vez cuando todavía estaban diseñando y construyendo armas.

Ellas fueron interrumpidas por alguien que tocaba la puerta. Potts abrió y le dio la bienvenida a un camarero que traía comida. Antes de que el camarero pudiera entrar, Aldrich Killian llegó y le rompió el cuello al camarero antes de agarrar a Potts y sujetarla contra la pared. Killian exigió saber por qué Hansen había estado en la mansión de Anthony Stark y ella le explicó que estaba tratando de solucionar el Extremis y necesitaba del intelecto de Stark para estabilizarlo, y que Potts podría ser usada como un incentivo. Hansen dejó claro que no estaba al tanto de que Killian y el Mandarín tenían la intención de matar a Stark.[1]

Encontrando a Anthony Stark

"Extremis es prácticamente estable."
"Te digo que no lo es. En las calles, las personas hacen 'bang' y pintan los muros. Maya, no te engañes."
"Ayúdame a estabilizarlo."
―Maya Hansen y Anthony Stark[fnt.]

Pasaron los días, y con el mundo creyendo que Anthony Stark había muerto en la destrucción de su mansión, Hansen se enteró de la verdad cuando se encontró con él siendo recluido en la Mansión de Aldrich Killian. Hansen habló con Stark y expresó su decepción por las circunstancias y le pidió una vez más que Stark la ayudara a solucionar el Extremis. Stark le dijo que había perdido los valores que él había admirado en ella.

Aldrich Killian llegó y explicó que él quería la cooperación de Stark tanto como Hansen. Killian explicó el concepto detrás de Trevor Slattery como el Mandarín para encubrir las pruebas fallidas del Extremis. Con la finalidad de conseguir que Stark cooperara, él le explicó que había tomado a Virginia Potts como rehén, y que le había inyectado el Extremis. Killian le mostró a Stark un video en vivo de Potts sufriendo por el Extremis y Hansen observó como el corazón de Anthony Stark se rompía mientras veía a su mujer amada sufriendo.[1]

Muerte

"¿Qué haces?"
"No quieres que haga una locura, con una dosis de esta cosa, moriré."
"A veces pone a prueba toda mi paciencia. Maya, dame el inyector."
Aldrich Killian y Maya Hansen[fnt.]

Hansen se horrorizó por las atrocidades que Aldrich Killian estaba dispuesto a usar para conseguir lo que quería de Anthony Stark y decidió contraatacar y recuperar su alma. Ella recogió una ampolla del Extremis y amenazó con administrarse una dosis letal para sí misma lo que causaría una explosión masiva. A continuación, ella le exigió a Killian que liberara a Stark.

Maya Hansen hizo que Killian considerara lo que pasaría con su investigación sin ella y que le sucedería cuando sea alcanzado por la explosión. Killian trató brevemente de razonar con ella, pero al final, poco dispuesto a perder el tiempo discutiendo más este asunto, él simplemente respondió a la amenaza disparándole en el pecho y sonriendo mientras ella se desangraba. Hansen intentó arrastrarse, pero rápidamente se desplomó y murió. Killian luego señaló que un puesto de alto nivel en Ideas Mecánicas Avanzadas estaba disponible después de la muerte de Hansen.[1]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Detrás de escenas

  • Anteriormente Jessica Chastain estaba en conversaciones para interpretar a Maya Hansen, pero se retiró debido a conflictos de programación.

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 Iron Man 3
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.