FANDOM


"La mayor parte de la comunidad de inteligencia quiso arrojarme a un agujero negro, pero incluso ellos no se atreven con el ejército de abogados de Tony. Así que por ahora, estamos privatizando la seguridad mundial."
―Maria Hill a Melinda May[fnt.]

Maria Hill es la antigua Subdirectora de S.H.I.E.L.D., quien también ostentaba el título de Comandante. Ella tuvo una reputación bien merecida como alguien de mente dura y su claro pragmatismo fue una valiosa fuente de razón durante el discurso crítico que rodeaba a la Iniciativa Vengadores. Luego de que Nicholas Fury fingiera su muerte, Hill trabajó con él para derribar los Helicarriers del Proyecto Insight orquestado por HYDRA.

Ella consiguió trabajo en Industrias Stark inmediatamente después de la caída de S.H.I.E.L.D. para protegerse de ser condenada a prisión, y continuó teniendo contactos con la nueva S.H.I.E.L.D. de Phillip Coulson. Hill actuó como intermediaria entre la oganización y los Vengadores durante la Guerra contra HYDRA, y eventualmente se reunió con Nicholas Fury para comandar el Helicarrier No. 64 durante la Batalla de Sokovia, donde vencieron a Ultrón. Hill luego se trasladó al Centro de los Nuevos Vengadores para ayudar a los Vengadores.

Después de la Guerra Civil de los Vengadores, ella fue despedida de Industrias Stark por Anthony Stark. Eventualmente, Hill fue víctima del Chasquido de Thanos, pero cinco años después fue resucitada por el Blip de Bruce Banner y asistió al funeral de Stark, quien se sacrificó para vencer a una versión alterna de Thanos.

Biografía

Vida temprana

Entrando a S.H.I.E.L.D.

Maria Hill nació el domingo, 4 de abril de 1982. Al llegar a la edad adulta, Hill se unió a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y luego se unió a S.H.I.E.L.D., convirtiéndose en una de las mejores agentes de la organización. Con el tiempo, Hill llamó la atención de Nicholas Fury y fue nombrada Subdirectora, trabajando estrechamente con Fury.[1]

En 2008, Hill aprobó la transferencia de Melinda May de ser una agente de campo activa a trabajar en el departamento de administración debido a un incidente traumático que ella había experimentado durante un rescate en Bahrein.[2]

Invasión Chitauri

Destrucción del Proyecto P.E.G.A.S.U.S.

"Señor, tal vez sea inútil evacuar."
"¿Les decimos que vuelvan a sus camas?"
"Si no controlamos la energía del Teseracto, quizá no haya una distancia mínima de seguridad."
―Maria Hill y Nicholas Fury[fnt.]

Maria Hill y Nicholas Fury visitaron la instalación principal del Proyecto P.E.G.A.S.U.S. para monitorear la extraña energía que el Teseracto estaba emitiendo. Al oír por Phillip Coulson que el Teseracto era inestable, Fury le ordenó a Hill que se asegure que todos los prototipos de la Fase 2 fueran trasladados mientras el lugar era evacuado. Durante su visita, Loki llegó a la Tierra a través de un agujero de gusano abierto por el Teseracto. Él puso bajo su control a varios agentes de S.H.I.E.L.D. y asesinó a otros.

Después de obtener el Teseracto, Loki utilizó a Clinton Barton y Erik Selvig para escapar en una camioneta de S.H.I.E.L.D.. Viendo lo sucedido, Hill los persiguió e intentó dispararle en el sistema de túneles de la instalación, pero no logró detener a Loki. El portal en el que Loki llegó comenzó a derrumbarse y creó una poderosa oleada de energía que colapsó el área alrededor de ella, destruyendo las instalaciones. Hill quedó atrapada entre los escombros, pero sobrevivió. Ella llamó por radio a Nicholas Fury, informando lo ocurrido y preguntándole que deberían de hacer; él le dijo que ahora estaban en guerra.[1]

Trabajando en el Helicarrier

"El resto de los materiales, el agente Barton los hallará muy fácil. Solo veo un componente que aún no tiene y es la fuente de energía de alta densidad. Algo que encienda el cubo."
"¿Cuándo se volvió experto en astrofísica termonuclear?"
"Anoche."
Anthony Stark y Maria Hill[fnt.]

Hill se reportó de vuelta en el Helicarrier y ayudó en la administración de los eventos, incluido la búsqueda de Clinton Barton. Ella estaba presente cuando Fury reunió a los Vengadores, sintiéndose inmediatamente incómodo con la alianza de los héroes, observando de cerca mientras Fury hablaba con Bruce Banner, a quien consideraba un riesgo muy grave. En poco tiempo, Jasper Sitwell pudo localizar a Loki en Alemania y Fury envió a Steven Rogers y Natalia Romanoff a detenerlo.

Loki pronto fue capturado por Rogers y Romanoff con la ayuda de Anthony Stark y Thor, quien quería regresar con su hermano a Asgard. Cuando Stark se reunió con Phillip Coulson y comenzó a hablar con gran detalle con Banner sobre cómo Erik Selvig podía usar el Teseracto, Hill le preguntó a Stark cuándo se había experto en astrofísica termonuclear, a lo que Stark le respondió que lo era desde hace una noche. Hill no notó cuando Stark implantó un dispositivo en el computador del Helicarrier para descargar todos los archivos de S.H.I.E.L.D..[1]

Ataque en el Helicarrier

"¡Señor! ¡Hulk destruirá todo el lugar!"
"Quiero que lo distraigan."
―Maria Hill y Nicholas Fury[fnt.]

Maria Hill y Phillip Coulson observaron desde un monitor como Nicholas Fury y los Vengadores discutían, mientras estaban bajo la influencia del Cetro de Loki. Ellos fueron interrumpidos cuando Clinton Barton disparó una flecha explosiva en uno de los motores del Helicarrier y este empezó a perder altura. Hill rápidamente se dio cuenta de que el motor no funcionaba y le pidió a alguien que consiguiera que este se pusiera en marcha otra vez. Anthony Stark aceptó reparar el motor con la ayuda de Steven Rogers, mientras que Hill y Fury se quedaban en la sala de control para asegurarse de que las fuerzas invasoras no tomaran el control del Helicarrier.

Cuando Hill fue enviada a revisar los motores, fue testigo de un mercenario arrojando una granada a la sala de control y logró alejarse de la explosión. Fury confrontó a las fuerzas invasoras, con Hill ayudándolo a dispararles. Sin embargo, a medida que hacían esto, la pelea entre Thor y un incontrolable Hulk los alarmó, ya que estaba ocasionando destrucción a su paso, por lo que Fury le pidió a Hill armar una distracción. Acto seguido, ella envió un jet en un intento por atraer a Hulk fuera de la nave.

Luego del ataque, a Hill se le informó que Phillip Coulson había sido asesinado por Loki, y estuvo presente cuando Nicholas Fury le dio un discurso a Steven Rogers y Anthony Stark, explicando sus intenciones con el Teseracto y las razones para formar a los Vengadores.[1]

Batalla de Nueva York

"Reactiven los sistemas de comunicación como puedan. Quiero ojos en todas partes."
"Sí, señor."
Nicholas Fury y Maria Hill[fnt.]

Ella se acercó a Fury un poco más tarde y le comentó que las tarjetas de colección que le había mostrado a Rogers no estuvieron en la chaqueta de Coulson, sino en su casillero. Fury se defendió afirmando que los Vengadores "necesitaban un empujón". La mentira fue finalmente un éxito debido que fue la causa de que los Vengadores se unieran para confrontar una vez más a Loki en la ciudad de Nueva York, donde se había abierto un agujero de gusano para que el ejército Chitauri invada la Tierra.

Hill monitoreó la Batalla de Nueva York, y le informó a Fury que el Consejo Mundial de Seguridad había tomado el control de un jet de S.H.I.E.L.D., con el propósito de bombardear la ciudad de Nueva York, y de esa manera, detener la Invasión Chitauri. A pesar de los esfuerzos de Hill y Fury, el avión despegó y disparó un misil contra la ciudad de Nueva York. Hill observó a través de los monitores como Anthony Stark desviaba el misil hacía el agujero de gusano para destruir el Centro de Comando Chitauri, dando por terminada la invasión de Loki. Aunque parecía que Stark había muerto en la misión, pudo ser reanimado por los Vengadores.[1]

Consecuencias

"Señor, ¿qué sucederá ahora? tomaron caminos separados. Unos muy lejos de este mundo. Y si la Tierra se encuentra en riesgo una vez más, ¿qué pasará?"
"Ellos volverán."
―Maria Hill y Nicholas Fury[fnt.]

Luego de que Thor reclamara el Teseracto y se lo lleve junto con Loki a Asgard, el resto de los Vengadores tomó caminos separados. Debido a esto, Hill habló con Nicholas Fury acerca de si los Vengadores volverían en un futuro cercano, a lo que Fury respondió que lo harán, porque el mundo los necesitaría. Hill aceptó esta respuesta y volvió al centro del Helicarrier para reanudar su trabajo.[1]

Resurrección de Phillip Coulson

"Hace poco tiempo, las personas se iban a dormir pensando que lo más extraño del mundo era un millonario volando en un traje de metal. Luego los alienígenas invadieron Nueva York y los venció, entre otros, un monstruo verde gigante, un héroe típico de los años 40, y un dios.[...] La Batalla de Nueva York fue el final del mundo. Esto, de ahora, es el nuevo mundo. Las personas son diferentes. Tienen acceso a la tecnología, a fórmulas, secretos para los que no están listos."
―Maria Hill a Grant Ward[fnt.]

Hill entrevistó y evaluó a Grant Ward después de que este recuperó con éxito un Enlace Neural Chitauri que Vanchat había alojado en París. Habiendo evaluado a Ward, ella lo asignó al equipo recién creado por Phillip Coulson cuando lo ascendió al nivel 7. Hill y Ward discutieron sobre las consecuencias que tuvo la Batalla de Nueva York, que ella describió como la causa del fin del mundo y el comienzo del nuevo mundo.

Hill puso a prueba a Ward respecto a su lealtad hacia S.H.I.E.L.D. antes de informarle sobre su nueva asignación, para disgusto de Ward, quien expresó sus quejas, que Hill ignoró. Ella supervisó la primera misión del equipo, investigar al grupo de Marea Creciente y al héroe encapuchado. Durante este tiempo, tanto Hill como el Doctor Streiten hablaron de su preocupación sobre el estado de Phillip Coulson después de la recuperación de él en Tahití tras su muerte a manos de Loki, y también acerca de la falta de conocimiento de Coulson sobre las verdaderas circunstancias que rodeaban su muerte, con Hill señalando que él nunca debe enterarse de la terrible verdad sobre lo que realmente le sucedió.

Phillip Coulson se reportó más tarde directamente con Hill después de que Michael Peterson fue sedado con éxito en Los Ángeles.[3] Cuando Coulson fue secuestrado por el Proyecto Ciempiés, Hill quería actualizaciones constantes sobre la situación de la misión de rescate coordinada por Victoria Hand con la ayuda del equipo de Coulson.[4] Hill le dio una evaluación psicológica a Mark Smith en su día libre, pero no lo encontró apto para la asignación y, en cambio, lo envió a la S.H.I.E.L.D. S.T.A.T.I.O.N.[5]

Sublevación de HYDRA

Ataque a Nicholas Fury

"Habla Hill."
"Te necesito en D.C. Nivel de sigilo total."
"Llego en cuatro horas."
"Que sean tres, cambio."
―Maria Hill y Nicholas Fury[fnt.]

Antes de la puesta en marcha del Proyecto Insight, Nicholas Fury llamó a Hill desde Washington, D.C. después de que él descubrió las verdaderas intenciones de S.H.I.E.L.D. para el Proyecto Insight. Fury le ordenó a Hill que viniera a Washington, D.C. en las próximas horas. Sin embargo, unos segundos después la llamada telefónica se terminó, Fury empezó a ser atacado por varios operativos de HYDRA.

Fury se escapó en el apartamento de Steve Rogers para darle algo de información, sin embargo, este recibió un disparo y aparentemente fue asesinado a manos de James Barnes. Para mantener vivo a Fury, Hill usó en él la Tetrodotoxina B y lo llevó a un lugar secreto para que pudiera recuperarse con la ayuda de Fine mientras intentaban reunir toda la información posible sobre la verdad de lo que realmente estaba sucediendo dentro de S.H.I.E.L.D..[6]

Hill regresó al Triskelion y se reunió con Jasper Sitwell, diciéndole que se ausentó de S.H.I.E.L.D. porque había estado organizando el funeral de Fury. Cambiando de tema, Sitwell le preguntó que sabía respecto a la fuga de Steven Rogers y Natalia Romanoff, a lo que ella respondió que no estaba sorprendida, ya que Rogers solía inspirar lealtad entre sus aliados. Entonces, Sitwell le dijo que Alexander Pierce la estaba sacando del caso y que debía regresar a la ciudad de Nueva York después del funeral de Fury, ya que Pierce sentía que la relación de Hill con Rogers ponía en duda su lealtad hacia S.H.I.E.L.D.[7]

Salvando a Steven Rogers

"Todo intento de asesinarlo debía parecer exitoso."
"Si ya estás muerto, no pueden matarte. Eso y no sabía en quién confiar."
―Maria Hill y Nicholas Fury[fnt.]

Después de que Steven Rogers, Natalia Romanoff y Samuel Wilson descubrieron la infiltración de HYDRA dentro de S.H.I.E.L.D., estos fueron capturados por Brock Rumlow y STRIKE para ser ejecutados en secreto. Hill se disfrazó de un guardia de HYDRA y se coló en el vehículo que transportaba a Rogers, Romanoff y Wilson. Ella utilizó una arma de electrochoque para noquear al guardia que tenía a su lado, antes de escapar con el trío abriendo un agujero en la camioneta.

Ella los llevó a la ubicación donde estaba Nicholas Fury y solicitó asistencia médica para Romanoff, quien estaba herida. Hill les reveló que Fury no estaba muerto, y que habían desarrollado una manera de detener el Proyecto Insight; se requería abordar los Helicarriers y cambiar los chips de configuración para que las armas atacaran a los otros Helicarriers en lugar de personas inocentes. Rogers explicó sus intenciones de destruir a S.H.I.E.L.D. y HYDRA, ya que creía que aunque HYDRA era el enemigo, S.H.I.E.L.D. era un sistema que no funcionaba. Hill estuvo de acuerdo con Rogers y ayudó a convencer a Fury de que era lo correcto.[6]

Batalla en el Triskelion

"Hay que infiltrar los Helicarriers y reemplazar sus tarjetas de programación con las nuestras."
"Uno o dos no bastan. Tenemos que enlazar los tres Helicarriers para que funcione, porque si una sola de esas naves continúa en funcionamiento, cientos de personas morirán."
Nicholas Fury y Maria Hill[fnt.]

Hill irrumpió en el Triskelion con Steven Rogers y Samuel Wilson, con quienes se hizo cargo de la sala de control. Una vez allí, Rogers le informó a todos los agentes de S.H.I.E.L.D. que HYDRA se había infiltrado en la organización, les reveló los verdaderos planes de Alexander Pierce para el Proyecto Insight, y les pidió enfrentarse al enemigo. Mientras Rogers y Wilson desactivaban los Helicarriers, Hill se quedó en la sala de control, ordenando y haciendo seguimiento al equipo durante la misión.

Asimismo, ella se defendió varias veces de ataques de agentes de HYDRA y, cuando Rogers quedó atrapado a bordo del Helicarrier tras colocar los tres chips, él le ordenó a Hill abrir fuego entre los Helicarriers. A pesar de lo arriesgado que era, Hill mandó a los Helicarriers a destruirse entre sí, con Rogers sobreviviendo, y Alexander Pierce fue asesinado por Nicholas Fury, mientras que Natalia Romanoff filtró todos los archivos de S.H.I.E.L.D. y HYDRA en internet.[6]

Trabajando para Industrias Stark

Después que la Batalla en el Triskelion dejó a S.H.I.E.L.D. en ruinas, Hill visitó el departamentos de recursos humanos de Industrias Stark y fue entrevistada para un puesto de trabajo. Esta fue una medida para protegerse a sí misma de ser puesta en prisión, así como para continuar manteniendo la seguridad mundial.[6] Durante ese tiempo, ella se mantuvo en contacto con Nicholas Fury, informándole y trabajando secretamente para él.[8]

Mientras trabajaba para Industrias Stark, Hill fue entrevistada por varias agencias, incluidas la CIA, la NSA y la NRO. También fue entrevistada por el Congreso de los Estados Unidos, que para ella fueron las reuniones más estresantes porque, en su opinión, actuaron de manera más inmadura. A pesar de trabajar para Stark, ella estaba constantemente bajo vigilancia de alto nivel por parte de múltiples agencias, incluido el FBI.[9]

Guerra contra HYDRA

Confrontada por Melinda May

"Tenemos que hablar, agente Hill."
"May, me hubieras hecho una llamada telefónica, pero agradezco la discreción."
Melinda May y Maria Hill[fnt.]

Una noche en Washington, D.C., mientras estaba quejándose con Virginia Potts por las audiencias, Hill notó que algunos agentes pobremente ocultos que la siguieron habían sido noqueados. Hill pidió refuerzos y fue sorprendida al ser confrontada por Melinda May poco después. May le reveló la ubicación de Phillip Coulson y le comentó a Hill sobre lo que él sabía acerca de su renacimiento. May también le exigió saber quién estaba detrás del Proyecto T.A.H.I.T.I., creyendo que se trataba de Alexander Pierce, su superior que secretamente operaba en HYDRA.

Hill confesó que eso le preguntó a Fury en el pasado, pero él sólo le dijo que "él había enterrado esa información cuando decidió no enterrar a Coulson". May supuso que era una enigma que tenía que resolver y le preguntó si podía preguntarle a Fury directamente, pero Hill insistió que él estaba muerto, aunque May no le creyó. Su conversación fue interrumpida cuando el FBI apareció y, en ese momento, Hill los reprendió por tomarse más de tres minutos en localizarla, algo que nunca le hubiera tolerado a los propios agentes de S.H.I.E.L.D.[9]

Infiltrándose en la Providencia

Posteriormente, Hill se reportó en la base secreta Providencia de Nicholas Fury junto a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos con la esperanza de evitar que Coulson y su equipo sean enviados a la cárcel. El Coronel Glenn Talbot y sus hombres llegaron primero, provocando un enfrentamiento entre él y el Equipo de Coulson, quienes se habían estado ocultando en la base. Coulson exigió saber cómo Talbot encontró la base, y en ese momento llegó Hill y reveló que ella fue quien le había dicho.

Talbot se quedó con el Equipo de Coulson, mientras que Hill se reunió con Coulson, quien le reclamó a Hill el haberlo traicionado al llevar a Talbott hasta la base. Ella insistió en que era parte del trato con el gobierno; entregarles algunas bases menores e información sin mucha importancia para mantenerlos ocupados y lejos de la información importante. Coulson aún así se molesta y le revela que su prioridad era la de seguir a los traidores de John Garrett y Grant Ward, quienes habían sido revelados como agentes de HYDRA, que eran los responsables de la muerte de Victoria Hand, y que estos secuestraron recientemente a la agente Skye. Hill tomó una decisión y ayudó a Coulson a combatir al Coronel Glenn Talbot y sus hombres, antes de que ella y el Equipo de Coulson escaparan.[9]

Confrontando a Grand Ward

"Maria Hill. Esperaba que hubieses caído con el Triskelion."
"Y yo esperaba que no fueras la falsa escoria que has resultado ser, pero aquí estamos."
Grant Ward y Maria Hill[fnt.]

El Equipo de Coulson fue capaz de localizar a Grant Ward, quien estaba tratando de escapar con Skye y Michael Peterson en el Autobús. Hill, dentro de un jet de S.H.I.E.L.D., confrontó a Ward en Los Ángeles y le ordenó que se rindiera. Ward mencionó que muchos perdieron el respeto por Fury cuando la eligió como su segunda al mando y, que si Fury necesitaba una cara bonita cerca, pudo al menos haber elegido a Romanoff. Hill no le siguió el juego y lo amenazó con dispararle si intentaba escapar con Skye. Ward, sin embargo, dejó en claro que él sabía que esa era una amenaza vacía, ya que Coulson nunca le permitiría sacrificar a Skye. Hill continuó distrayendo a Ward lo suficiente como para permitir que Coulson se infiltre en el avión. Ward despegó sin saber sobre la presencia de Coulson; este último tuvo éxito y escapó del avión con Skye.

Más tarde esa noche, Coulson solicitó unas habitaciones en un pequeño motel para él y su equipo; Coulson le comentó a Hill que necesitaba establecer tácticas de respaldo para él mientras se preparaba para atacar a John Garrett, pero Hill le dijo que no había realmente ninguna, ya que S.H.I.E.L.D. había colapsado. Hill le pidió a Coulson y a su equipo que no actuaran como si fuera alguna misión aprobada oficialmente, y que una vez que Garrett habría sido detenido, tendrían que ocultarse. Ella le dio a Coulson la oportunidad de trabajar con Anthony Stark en lugar de irse por su cuenta, pero Coulson se negó y le pidió que saludara a Stark de su parte, sin embargo, cambió de opinión al recordar que Stark todavía creía que él estaba muerto.[9]

Búsqueda del Cetro

"Supoongo que HYDRA no sabe que el Cetro de Loki fue lo que me mató, pero si deben saber que controla mentes."
"En sus manos sería catastrófico. Coulson, dime que sabes dónde está."
"Sokovia. Me parece que List está ahí ahora."
Grant Ward y Maria Hill[fnt.]

Hill se contactó con Phillip Coulson, después de que él localizara con éxito el Cetro que estaba en posesión del Barón Wolfgang von Strucker y el Doctor List en Sokovia. Ambos discutieron los recientes acontecimientos que implicaban los intentos de Robert Gonzales por tomar el control de la base. Coulson y Hill se burlaron del método de Gonzales de poner cada decisión a votación. Con la ubicación del Cetro confirmada, Hill le preguntó a Coulson si el Protocolo Theta estaba listo, y Coulson le respondió que lo estaba y le ordenó enviar a los Vengadores a atacar la Base de Investigación de HYDRA para recuperar el Cetro.[10]

Trabajando con los Vengadores

"Él es veloz y ella es rara."
―Maria Hill a Steven Rogers[fnt.]

Tras el exitoso ataque a la Base de Investigación de HYDRA, la recuperación del Cetro y el arresto del Barón Wolfgang von Strucker, Hill recibió a los Vengadores en la Torre de los Vengadores. Ella entró al Quinjet refiriéndose a Anthony Stark como el jefe, pero este aclaró que Steven Rogers era el líder del equipo, mientras Clinton Barton recibía atención médica por Helen Cho.

Teniendo en cuent lo que le dijo Stark, Hill le informó a Rogers sobre los gemelos Wanda y Pietro Maximoff, cuya muerte de padres los habia llevado a ser voluntarios para los experimentos de Strucker. Rogers expresó su comprensión hacia los gemelos, comparándolo con su decisión de permitir que Abraham Erskine experimentara con él. Cuando Hill señaló que no estaban en guerra como si fuera 1942, Rogers argumentó que los gemelos si lo estaban.[8]

Celebración en la Tore de los Vengadores

"¿Y qué pasó con Jane? ¿dónde están las señoritas, caballeros?"
"La Srita. Potts tiene una compañía que dirigir."
"No sabría decir dónde está Jane ahora. El estudio de la Convergencia la ha vuelto una excelente astrónoma."
―Maria Hill, Anthony Stark y Thor[fnt.]

Hill estuvo presente en la fiesta organizada por Anthony Stark en la Torre de los Vengadores para celebrar la derrota de HYDRA. Ella estuvo conversando con Stark, Thor y James Rhodes, y sarcásticamente opinó como es que Virginia Potts y Jane Foster se habían perdido la fiesta, lo que provocó que Stark y Thor compitan por saber quién tenía la mejor novia diciendo los logros de cada uno. Hill se retiró con Rhodes mientras se burlaba sobre sus egos y cómo sus dos respectivas parejas podrían tratar con un par así.

Una vez que la mayoría de los invitados se fuerona, Hill se sentó con Clinton Barton y continuó bebiendo, mientras los Vengadores intentaban levantar a Mjolnir sin éxito. Hill decidió no participar y, en su lugar, se burló de Steven Rogers cuando escuchó a Barton decir que el hechizo del Mjolnir era una estupidez, ya que no estaba cuidando su lenguaje, para gran frustración de Rogers.[8]

Ofensiva de Ultrón

Ataque en la Torre de los Vengadores

El grupo fue interrumpido por Ultrón, quien apareció acusando a los Vengadores de ser asesinos y anunció que el único camino a la paz en la Tierra era con la extinción de los Vengadores. Acto seguido, Ultrón y sus drones atacaron al equipo, proclamando a la humanidad inferior y lista para su extinción, con Hill sacanso su arma para dispararle a los robots. Aunque tuvieron éxito en la derrota del cuerpo principal de Ultrón y los demás, ellos descubrieron que este se había robado el Cetro.[8]

Discusión

"Leyó sus archivos y entró a la internet. ¿Qué haremos si accede a información algo más interesante?"
"Códigos nucleares."
James Rhodes y Maria Hill[fnt.]

Con todo el equipo reunido, el equipo descubrió que Ultrón había accedido con éxito a los archivos de la Torre de los Vengadores y había escapado por medio del internet, con James Rhodes y Hill preocupados de que él también pudiera acceder a los códigos nucleares. Stark luego les reveló que había aprendido que Ultrón eliminó a J.A.R.V.I.S. porque estaba enojado.[8]

Ocultando a los Vengadores

"Por ahora lo mejor es seguir en modo sigiloso y alejarse de aquí."
"¿Correr y escondenos?"
"Hasta que hallemos a Ultrón no tengo nada más que ofrecer."
―Maria Hill y Anthony Stark[fnt.]

Más tarde, Hill informó a Rogers que los intentos de Ultrón por lanzar misiles nucleares habían sido detenidos por un misterioso aliado. Asimismo, Rogers también fue informado que Ultrón estaba atacando laboratorios de robótica, instalaciones de armas y laboratorios, acompañado de los gemelos Wanda y Pietro Maximoff, dándole a entender que trabajaban juntos para destruir a los Vengadores.

A raíz del Duelo de Johannesburgo entre Anthony Stark y Hulk, el público culpó a los Vengadores por la destrucción masiva causada. Hill llamó a Barton mientras él pilotaba el Quinjet y le recomendó que se ocultaran por un tiempo, ya que el equipo todavía se estaba recuperando de los efectos de Wanda Maximoff. Barton le aseguró que él sabía dónde podían ir, llevándolos a su casa de campo, donde se encontraron con Nicholas Fury.[8]

Batalla de Sokovia

"Señor, hay múltiples robots juntándose en el blanco de estribor."
"Sorpréndanlos."
"Rhodey, ve."
―Maria Hill y Nicholas Fury[fnt.]

Nicholas Fury le solicitó que Hill se uniera a él con el propósito de alistar un equipo de apoyo para la batalla de los Vengadores contra Ultrón en Sokovia. Hill se ocupó de reclutar a varios antiguos agentes de S.H.I.E.L.D., incluyendo al técnico Cameron Klein, y tomaron posesión de un viejo Helicarrier,[8] recuperado por Phillip Coulson.[11] Cuando alcanzaron a la ciudad elevada de Novi Grad, ellos encontraron a los Vengadores enfrentando a los Centinelas de Ultrón.

Como los Vengadores querían evacuar la ciudad, Hill envió botes de rescate para transportar a los civiles al Helicarrier, mientras mandaba también a James Rhodes a ayudar a deshacerse de los Centinelas de Ultrón que querían detenerlos. No obstante, uno de los Centinelas de Ultrón logró entrar al Helicarrier, pero Hill y Fury lo destruyeron antes de que pudiera hacerle más daño a la nave. Finalmente, los civiles fueron evacuados, los Vengadores ganaron, y Ultrón fue eliminado.[8]

Equipo de Nicholas Fury

Nuevos Vengadores

Más adelante, Hill fue transferida al Centro de los Nuevos Vengadores, donde se formó una segunda encarnación de los Vengadores bajo el liderazgo de Steven Rogers y Natalia Romanoff.[8]

Acuerdos de Sokovia

A raíz de la disolución de los Vengadores tras la presentación de los Acuerdos de Sokovia, Hill se reunió con Nicholas Fury en su casa de seguridad para discutir los eventos recientes. Ella señaló que los Acuerdos de Sokovia podrían ser útiles para supervisar a las personas alteradas, pero que intentar regularlas era una estrategia fallida. Luego, Fury le preguntó sobre el estado actual de los Vengadores, a lo que Hill le informó que no pudo ubicar a Steven Rogers y James Barnes después de que tomaron un Quinjet y abandonaron el aeropuerto de Leipzig-Halle. También notó que T'Challa y Anthony Stark desaparecieron del radar, pero sabía que el último lugar donde estuvo Stark era la Balsa, donde Thaddeus Ross encarceló a casi todo el equipo de Rogers.

Preparándose para salir, Fury solicitó que Cameron Klein que cubriera sus huellas, y comentó que las amenazas locales eran una cosa, pero que el conflicto entre Rogers y Stark podría ser irreversible. En el camino hacia el aeropuerto, Fury le informó a Hill que el mundo aún necesitaba a los Vengadores y que debían prepararse para la mayor amenaza que se avecinaba. Hill luego le preguntó a Fury si tenía otro contacto que aún no había llamado. Sin embargo, Fury comentó que mientras los Vengadores hacían bien su trabajo, no tendría que llamarla, y abordó su avión.[12]

Confrontando a Anthony Stark

A pesar de su desconfianza, Hill decidió visitar a Anthony Stark en el Centro de los Nuevos Vengadores, y le informó sobre Visión, quien desactivó su transpondedor y desapareció, lo cual hacía constantemente. Stark comentó que él confiaba en Visión más que en Hill, y ella le recordó sobre el último robot descontrolado que casi aniquiló a la humanidad, antes de afirmar que el mundo necesita a todos los Vengadores reunidos. Esto solo irritó a Stark, quien se negó a seguir hablándole y despidió a Hill de su empleo.[12]

Chasquido y Blip

"¿Aún no hay señal de Stark"
"No, aún no. Vigilamos cada satélite en ambos emisferios, pero todavía nada."
―Maria Hill y Nicholas Fury[fnt.]

Al conducir a través de Atlanta, Nicholas Fury le preguntó a Hill si había algún reporte sobre el paradero de Anthony Stark, quien desapareció tras el Ataque en Greenwich Village. Sin embargo, Hill afirmó que sus satélites aún no lo ubicaban, pero se detectaron múltiples naves alienígenas en Wakanda. Antes de que pudieran ponerse en contacto con Cameron Klein, el automóvil delante suyo se desvió, y Hill le pidió a Fury detenerse en medio de la carretera. Ella salió a investigar, pero no encontró al conductor del coche y, repentinamente, las personas a su alrededor se desintegraron debido al Chasquido de Thanos. Sin saber lo que estaba pasando, Hill también comenzó a desaparecer mientras le pedía a Fury que la ayude.[13] Cinco años después, ella fue resucitada por Bruce Banner.[14]

Funeral de Anthony Stark

Tras la derrota de Thanos y la Orden Oscura, y la resurreción de todos los que murieron durante el Chasquido, Hill fue una de las muchas personas que asistieron al funeral de Anthony Stark, quien tuvo que dar su vida para matar a Thanos y su ejército.[14]

Reemplazada por los Skrulls

Cuando Nicholas Fury se puso en contacto con los Skrulls, este les pidió a Talos y Soren hacerse pasar por él y Hill en la Tierra por un tiempo.[15]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Maria Hill

En orden cronológico:

Detrás de escenas

Trivia

  • En los cómics, Maria Hill fue la Directora de S.H.I.E.L.D. antes de que Anthony Stark se hiciera cargo de la organización en su lugar.

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.