FANDOM


Para otros usos de este término, véase Mandarín (desambiguación)

El Mandarín es un líder terrorista, anarquista y criminal extremadamente poderoso, legendario y casi mítico, que es el fundador y el líder supremo de los Diez Anillos, una organización terrorista internacional que estuvo detrás del Secuestro de Anthony Stark y la Guerra de Aldrich Killian.

Biografía

Leyenda

El pasado del Mandarín es un misterio, pero sus seguidores lo describen como un antiguo rey guerrero que ha inspirado a generaciones de hombres desde la edad media, tal vez incluso más atrás en el tiempo.[1] Su nombre fue un antiguo manto durante la guerra china, que significa "asesor del Rey".[2]

Los Diez Anillos

El Mandarín se convirtió en el líder de los Diez Anillos, una organización con creencias religiosas que se remontan miles de años. A través de los años, el Mandarín se convirtió en un mito para sus seguidores, con sólo sus hombres de mayor confianza siendo conscientes de que realmente existe. La leyenda del Mandarín fue con el tiempo conocida en el mundo occidental.

A comienzos del siglo veintiuno, los Diez Anillos se habían convertido en una red terrorista internacional. En 2010, los Diez Anillos secuestraron al inventor multimillonario estadounidense Tony Stark, quienes intentaron obligarlo a hacerles nuevas armas avanzadas. Sin embargo, él creó una armadura en su lugar y logró escapar, llegando a convertirse en el superhéroe conocido como Iron Man.[3]

Durante el siguiente año, los Diez Anillos sufrieron numerosas derrotas a manos de Iron Man, quien se convirtió en su mayor enemigo.[4][5] La oportunidad para vengarse llegó en 2012, cuando Tony Stark se convirtió en un consultor en S.H.I.E.L.D. — Retirándose temporalmente de su papel como Iron Man, Stark le creó un nuevo traje de batalla a su amigo, el Coronel James Rhodes de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, para que luchara contra las amenazas terroristas en todo el mundo. El Mandarín envió a sus hombres para capturar a Rhodes y a su armadura.

Unos meses más tarde, Rhodes resultó victorioso en todas sus batallas contra los Diez Anillos. Sin embargo, durante esos conflictos, los Diez Anillos escanearon con éxito la armadura de Rhodes con todos los dispositivos posibles, obteniendo de esta manera información muy valiosa. Más tarde, un agente de los Diez Anillos le entregó su informe al Mandarín. A pesar de que el Mandarín en un principio quería matarlo por no haber obtenido la armadura, el agente le contó que con la información robada los Diez Anillos tenían todo lo que necesitaban para destruir a Iron Man.[6]

Nombre robado

Seis meses después de su último conflicto con Rhodes, los Diez Anillos estuvieron inactivos, pero algo les obligó a volver a la acción. Numerosos ataques terroristas ocurrieron en todo el mundo, y después de cada ataque, las señales de TV eran tomadas y mostraban emisiones de un hombre que decía ser el Mandarín. El impostor declaraba constantemente que estos ataques eran "otra lección" para el pueblo estadounidense.

Irónicamente, fue Anthony Stark quien descubrió la verdad detrás del falso Mandarín. El impostor era en realidad Trevor Slattery, un actor británico que había sido contratado por el científico Aldrich Killian quien quería manipular la Guerra contra el terrorismo a través del uso del virus Extremis. Gracias a Stark, Rhodes y Virginia Potts, Killian murió y Slattery fue detenido.[2]

Sin embargo, el Mandarín no estaba dispuesto a permitir que Slattery escapara tan fácilmente. Meses más tarde, el Mandarín le ordenó a su fiel agente Jackson Norriss que irrumpiera en la Prisión Seagate. Disfrazado como documentalista, Norriss se infiltró en la prisión y capturó a Slattery.[1]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.