FANDOM


"Leí sobre lo que hizo."
"Oh, el, sí. Pues, no sé... sólo hice lo que debía."
"Yo diría que es más que eso. Salvó a cuatrocientos hombres."
Lorraine y Steven Rogers[fnt.]

La Liberación de prisioneros de guerra aliados fue la primera acción de guerra de Steven Rogers, también conocido como el Capitán América, quien se infiltró en las instalaciones armamentísticas de HYDRA que operaba tras líneas alemanas. Él logró liberar exitosamente a más de cuatrocientos soldados, convirtiéndolo en un héroe de guerra como resultado. Durante ésta liberación, Rogers también se enfrentó por primera vez con Johann Schmidt, también conocido como Red Skull. Este evento tuvo lugar durante la Segunda Guerra Mundial.

Antecedentes

Espectáculo del Capitán América

"Hijo, ¿Quieres servir a tu nación en el campo de batalla más importante que hay?"
"Señor, solo eso quiero."
"Entonces, te felicito. Ascendiste de puesto."
Brandt y Steven Rogers[fnt.]

Después del asesinato de Abraham Erskine a manos de Heinz Kruger, la fórmula del Suero del Súper Soldado se perdió. Steven Rogers fue el primer y último soldado estadounidense en utilizar el suero, por lo que Chester Phillips declaró que no era suficiente en comparación al ejército que había solicitado. El Senador Brandt vió el entusiasmo que tenía Rogers en apoyar a su nación, por lo que le ofreció interpretar al Capitán América en los espectáculos que se estaban llevando a cabo para que las personas contribuyeran monetariamente y se alistaran en el ejército.

El espectáculo tuvo mucho éxito en Estados Unidos. Debido a su colorido y patriótico disfraz, Rogers se hizo conocido como el "Hombre estrellado", se hicieron películas para promocionar la guerra siendo él la estrella principal, e incluso se publicaron cómics y programas de radio que narraban sus aventuras bélicas.[1]

Italia

"Señor, si va a ir a bucar a Schmidt, quiero ir."
"Los experimentos van a Alamogordo."
"El suero funcionó."
"Pedí un ejército y sólo te tengo a ti. Tu... no eres suficiente."
Steven Rogers y Chester Phillips[fnt.]

En noviembre de 1943, mientras realizaba espectáculos para militares en Italia, Steven Rogers fue abucheado por los soldados que lo observaban, quienes tras pasar meses en la dura guerra, sólo querían ver a las bailarinas. Rogers salió del escenario y tuvo una conversación con Margaret Carter, la secretaria del coronel Chester Phillips. Cuando ella le mencionó a Rogers que la Infantería 107 había sido capturada por HYDRA, Rogers recordó que a dicha unidad pertenecía su mejor amigo, James Buchanan Barnes, por lo que en seguida se dirigió al lugar donde Phillips estaba y le solicitó organizar una misión de rescate. Sin embargo, Phillips negó rotundamente sus demandas debido a que probablemente morirían más soldados de los que habrían por rescatar. La instalación de armas donde estaba encarcelada la unidad de Barnes se ubicaba en Austria, a medio camino entre Kitzbühel y Klagenfurt, lugares demasiado adentrados en territorios alemanes.[1]

Liberación

Atravesando las líneas enemigas

"Dijiste que tenía que hacer más que eso. ¿Era verdad?"
"Totalmente."
"Entonces, déjame ir."
"Haré más que eso."
Steven Rogers y Margaret Carter[fnt.]

No satisfecho con la respuesta del coronel Chester Phillips, Steven Rogers decidió hacer algo por su cuenta. Después de una charla rápida con Margaret Carter, ella decidió ayudarlo. En la noche, ambos se reunieron con Howard Stark, un hombre al que Phillips no castigaría debido a que era el mayor proveedor de armas del ejército, quien los llevó en uno de sus aviones al lugar que Rogers había indicado. Para asegurarse de que su identidad se mantuviera en secreto, Rogers se llevó el casco de una de las bailarinas de su espectáculo. Mientras Carter le informaba a qué se enfrentaría, ella le entregó un transmisor que debería activar cuando encontrase a los prisioneros para ser localizados. Cuando Stark sobrevoló una zona hostil en Austria, una lluvia de disparos comenzó a atacar el avión, por lo que Rogers se puso un paracaídas y saltó para que sus amigos no corrieran peligro y se marcharan.

Cuando llegó a tierra, Rogers vio un convoy de camiones de HYDRA que se dirigían a la fábrica. Él se infiltró en uno de los camiones y llegó sigilosamente a su lugar de destino.[1]

Batalla

"¿Quién se supone que eres?"
"Soy... el Capitán América."
"¿Cómo, disculpa?"
Gabe Jones, Steven Rogers y James Montgomery Falsworth[fnt.]

Rogers se infiltró en las prisiones de la fábrica y liberó a docenas de soldados capturados. Tras sacarlos de sus celdas, Rogers les indicó atacar y les mencionó una ruta de escape, mientras él se encargaría de buscar a James Buchanan Barnes. Los ex prisioneros lograron hacerse conrifles de asalto de HYDRA y matar a un puñado de guardias. Timothy Dugan, Gabe Jones y James Montgomery Falsworth secuestraron un Mini Tanque de HYDRA y destruyeron la entrada del lugar, permitiendo que los prisioneros escaparan. Desde el centro de comando, Johann Schmidt vió a Rogers acabar con todos los soldados de HYDRA que se interponían en su camino y cuando asumió que sus fuerzas no prevalecerían, Schmidt programó la autodestrucción de la base.

Mientras buscaba a Barnes, Rogers ingresó al laboratorio de Arnim Zola, lugar donde encontró a Barnes atado a una mesa. Rogers lo liberó y vio un mapa con la ubicación de las demás bases de HYDRA en Europa, y trató de memorizarlas. Mientras buscaban por donde escapar, Rogers y Barnes se encuentran con Schmidt intentando escapar también. Durante el enfrentamiento, Rogers golpeó a Schmidt, quien al ver arruinada su máscara, decidió quitársela y reveló su rostro desfigurado. La apariencia que Rogers y Barnes vieron demostró la causa del apodo con el que lo conocían, Red Skull.

Antes de que Rogers y Schmidt comenzaran a pelear, Zola activó una palanca que causó que el puente retráctil se separara, por lo que Rogers y Barnes debieron buscar otra salida mientras Schmidt escapaba. Mientras la fortaleza se derrumbaba a su alrededor, Barnes logró llegar al otro lado del techo justo antes de la viga que había usado se cayera. Rogers se vio obligado a saltar a través de la brecha cuando la explosión casi lo alcanzaba pero afortunadamente, salió ileso.

De vuelta en el campamento base, el coronel Phillips, temiendo lo peor, dictó una carta en la que declaraba que el Capitán Rogers había desaparecido en acción y también dejó en claro que tenía la intención de responsabilizar a Carter por la muerte de Rogers, sabiendo que no podría culpar a Stark, sin embargo, antes de seguir regañando a Carter, Phillips vió a Rogers regresar a la base con los soldados liberados. Tras ver que Rogers había tenido éxito en su misión suicida, Phillips decidió no castigar al hombre que había salvado a sus soldados, por lo que al sentirse satisfecho le mencionó a Carter que la fé que tenía había dado frutos. Barnes gritó que todos debían agradecerle a Rogers por haberlos rescatado y los soldados presentes comenzaron a aplaudir el rescate.[1]

Consecuencias

"Apenas salimos con vida. ¿Y nos quieres de vuelta?"
"Básicamente."
"Eso suena divertido, de hecho."
Gabe Jones, Steven Rogers y James Montgomery Falsworth[fnt.]

Steven Rogers fue seleccionado para recibir una medalla por su valor y el Senador Brandt organizó una ceremonia en la que habría de entregarle el reconocimiento, sin embargo, Rogers no se presentó debido a que estaba comprometido con la Reserva Científica Estratégica en su tarea de detener a HYDRA, lo que dejó a Brandt en el escenario frente a una situación vergonzosa.

Rogers le informó a sus aliados la ubicación de las bases de HYDRA que había visto en el mapa de la fábrica, por lo que Chester Phillips le propuso acabar con todas estas. Al ver que necesitaría un equipo, Rogers reclutó a James Buchanan Barnes, Timothy Dugan, Gabe Jones, James Morita, James Montgomery Falsworth y Jacques Dernier para que se unieran a los Comandos Aulladores.[1]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.