FANDOM


Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.

El Agente Leopold James "Leo" Fitz es un científico escocés de S.H.I.E.L.D. — Conocido por ser un brillante ingeniero, Fitz trabajó junto con su mejor amiga Jemma Simmons. Ambos fueron asignados al Equipo de Coulson, donde realizaron varias misiones y conocieron a Grant Ward y Skye. Durante la Sublevación de HYDRA, Fitz participó activamente en la persecución a Jonathan Garrett y el resto del Proyecto Ciempiés. En última instancia, Fitz y Simmons fueron arrojados al océano por Ward, quien se reveló como un operativo de HYDRA. Para salvar a Simmons, Fitz optó por sacrificarse, pero su plan de rescate lo dejó con daño cerebral.

A pesar de que Fitz en un principio tuvo dificultades para recuperarse completamente, su condición mejoró con el tiempo gracias a la ayuda de sus colegas y, cuando volvió a la normalidad, pudo volver a trabajar con Simmons en el Campo de Juegos. Asimismo, Fitz jugó un papel importante en la Guerra Civil de S.H.I.E.L.D. y en la Guerra contra los Inhumanos. Poco después de la conclusión de estos conflictos, Simmons fue absorbida por un Monolito y desapareció, abandonando a un preocupado Fitz.

Desesperado, Fitz pasó varios meses estudiando el Monolito hasta que logró viajar a Maveth, donde se reencontró con Simmons. Aunque Simmons regresó a salvo, Fitz quedó devastado al enterarse que ella se involucró sentimentalmente con el astronauta William Daniels. En una misión para salvar a Daniels, Fitz descubrió que éste había muerto y que su cuerpo era controlado por Alveus, por lo que lo destruyó y asumió erróneamente que asesinó al Inhumano. Fitz y Simmons, ahora convertidos en novios, trabajaron en buscar una forma de hacer que la llegada de Alveus no perjudicara a los Inhumanos de la Tierra, pero finalmente S.H.I.E.L.D. ganó la batalla.

Cuando S.H.I.E.L.D. quedó a cargo del Director Jeffrey Mace, Fitz trabajó con Holden Radcliffe en la creación de Aida. Si embargo, pronto Radcliffe se volvió contra S.H.I.E.L.D. para cumplir su propia agenda personal, utilizando la investigación que ellos hicieron. Posteriormente, Fitz fue capturado y encerrado en el Marco, donde se convirtió en un líder extremista de HYDRA conocido como El Doctor. Después de crear una máquina para convertir a Aida en una persona real, Fitz fue sacado del Marco, quedando afectado por la vida que llevaba. Tras que Aida descubriera que Fitz no la amaba, ella planeó su venganza contra S.H.I.E.L.D., pero fue derrotada. El equipo estaban celebrando la victoria cuando un grupo de desconocidos se los llevó, dejando a Fitz abandonado.

Como Fitz fue culpado por la extraña desaparición de sus amigos, el Ejército lo envió a prisión, hasta que Amadeus Hunter logró encontrarlo y rescatarlo. Más adelante, Fitz conoció a Enoch Coltrane, un Chronicom que lo ayudó a entender que sus amigos fueron llevados al futuro. A fín de encontrar al equipo, Fitz se internó en una Cámara Criogénica para despertar en el año 2091, ayudando a sus amigos a regresar a su tiempo. Después, Fitz y Simmons se casaron, aunque su felicidad no duró mucho, ya que tuvieron que enfrentarse a Hale y Glenn Talbot, con Fitz muriendo como resultado. A pesar de esto, la versión origial Fitz seguía viva, aunque criogénicamente congelado en el espacio.

No obstante, esta versión de Fitz salió de la Cámara Criogénica y escapó con Enoch Coltrane cuando fueron atacados por la Confederación. En Kitson, Fitz se reunió con Simmons, y evitaron su ejecución al formar una alianza con Izel. Al descubrir la naturaleza malvada de Izel, fueron rescatados por Alphonso Mackenzie y Elena Rodriguez. Él le brindó apoyo a los agentes desde el Faro cuando confrontaron a Izel, pero como los Chronicoms Cazadores los atacaron, Fitz ayudó a crear un SDV de Coulson, le dio a Simmons lo necesario para proteger al equipo mientras viajaban en el tiempo y se escondió en busca de hallar la solución para enfrentar esta amenaza, sin que los Chronicoms descubrieran sus planes o su escondite.

Biografía

Vida temprana

Criado por su madre

Leopold James Fitz nació el miércoles 19 de agosto de 1987 en Escocia, Reino Unido.[1] Pese a su gran inteligencia, la única familia que Fitz conoció fue su madre[2], ya que su padre, Alistair Fitz, lo abandonó cuando tenía solo diez años.[3]

Carrera en S.H.I.E.L.D.

Academia de S.H.I.E.L.D.

A los dieciséis años, Leopold Fitz comenzó a asistir a la Academia de Ciencia y Tecnología de S.H.I.E.L.D.[4], donde conoció a la bióloga Jemma Simmons. Conocidos como genios, ambos se hicieron populares debido a que eran los reclutas más jovenes de la academia. Aunque su amistad fue creciendo, en un principio se consideraban rivales, pues eran los alumnos más inteligentes de su clase.

Fitz y Simmons continuaron compitiendo entre sí, hasta que, en un laboratorio de química, descubrieron que se complementaban trabajando juntos y se hicieron mejores amigos.[1] Entre sus instructores más recordados se encontraban el profesor Vaughn[5] y Franklin Hall, quienes le enseñaron cinética química en segundo año.[6]

Trabajando con Jemma Simmons

"Gracias por venir."
"Sí, ¿querías mi ayuda con un problema?"
"Sí, más bien, no, puedo resolverlo, es que parece que eres una buena pared de ideas."
―Leopold Fitz y Jemma Simmons[fnt.]

Un día, Fitz invitó a Jemma Simmons a su cuarto en la noche, pero como ella se retrasó veinticuatro minutos debido a que se encontró con Anne Weaver en el patio. Cuando Simmons llegó, Fitz le hizo ver que venía llegando tarde y mencionó haber creido que ella olvidó la reunión que programaron.

Tras que Fitz dijera lo desordenada que estaba su habitación, Simmons comentó que deberían ir a la de ella, dando a entender que estaba peor, pero Fitz malinterpretó el mensaje haciendo que Simmons se sintiera incómoda. Cambiando de tema, ella le preguntó si necesitaba su ayuda en un problema, a lo que Fitz dijo que en realidad él podía solucionarlo solo, pero que prefería estar con ella porque las lluvias de ideas entre los dos eran más divertidas, comparándola con una caja de resonancia. Ante esta declaración, Simmons se sintió medio ofendida, pues Fitz solo la quería para discutir lo que él pensaba. Fitz corrigió lo que quería decir y Simmons le dijo que pese a las buenas ideas que tenía, su mente era un desastre. Esa noche, Fitz notó que la presencia de Simmons le daba tranquilidad, en lugar de alterarlo como antes.[7]

Con el tiempo, Fitz comenzó a despreciar al novio de Simmons, Milton, pero se alivió cuando rompieron.[8] Fitz y Simmons se graduaron de la Academia de S.H.I.E.L.D. tres años después[9], en 2004.[10] Pese a los consejos del profesor Vaughn, Fitz estuvo confiado en que Simmons algún día expandiría sus horizontes y sería una agente de campo, convencido de que en algún momento podrían ver el mundo desde un lugar mejor que su laboratorio.[5]

Reclutado por Phillip Coulson

"La administración también recomendó... recomendó que sean de mi equipo."
"¿El... equipo de campo?"
"Esto es un honor. Gracias por esta oportunidad."
"Sí, nos gustaría poder discutirlo un poco más."
Phillip Coulson, Leopold Fitz y Jemma Simmons[fnt.]

Tiempo después de que ambos causaran una explosión en un experimento con biocombustibles sin autorización, Fitz y Simmons fueron citados a reunirse con Phillip Coulson, creyendo que los iban a transferir por conductas inadecuadas.

De camino a la oficina de Coulson, los dos hablaron de lo emocionados que estaban por conocerlo, lo que incrementó el nerviosismo que sentían. Cuando se reunieron con Coulson, éste se impresionó al notar que Fitz y Simmons eran dos personas diferentes, dado que como solían llamarlos "FitzSimmons", él pensó que eran uno solo. Luego, mencionó un breve repaso acerca de la gran reputación que el dúo tenía: los más alumnos jóvenes en graduarse y los mismos que hicieron un experimento que resultó de manera estrepitosa.

Para sopresa de ellos, Coulson les contó que su experimento sirvió para descubrir que las celdas de hidrógeneo de los Quinjets podían impulsarse con algas, hecho por el que la administración los recomendó para ser incluídos en su equipo de campo. Al inicio, Fitz se mostró dudoso a la propuesta de Coulson, quien le explicó que entendería si su lugar era en el laboratorio, pero Simmons estaba tan emocionada que lo convenció de aceptar y unirse. Fitz y Simmons fueron asignados al Autobús, donde desarrollarían variados tipos de armas y compuestos especializados para usar en caso de emergencia.[7]

Equipo de Phillip Coulson

Trabajo de campo

"Si va a estar en el campo, Agente Fitz, tiene que ensuciarse las manos."
"No, no quiero."
Melinda May y Leopold Fitz[fnt.]

Fitz y Jemma Simmons fueron los primeros en llegar al Autobús. A medida que descargaban su equipo, Fitz se horrorizó al ver que el Arma Buenas Noches estaba tirada en el piso, así que fue a recogerla mientras discutía con Simmons. En ese instante, los dos conocieron a Grant Ward, otro agente nuevo que llegó para unirse al equipo.

Con gran entusiasmo, Fitz saludó a Ward y le pidió su teléfono, solo para destrozarlo en un intento de eliminar las partes que no servían y actualizarlo con otras mejores diseñadas por él. Phillip Coulson se unió a ellos e informó que estaban prontos a despegar, comenzando así sus misiones juntos. Fitz continuó ordenando su lugar de trabajo.

Su primera incursión en el campo resultó ser el caso de Michael Peterson, un hombre en peligro de explotar debido al uso de una extraña sustancia. Para averiguar más, Fitz, Simmons y Melinda May investigaron el edificio donde tuvo lugar una explosión relacionada con Peterson, y Fitz desplegó los Enanos para sondear el lugar en busca de evidencias. Eventualmente, Fitz consiguió los archivos para recrear lo que pasó, y Simmons encontró un Dispositivo Ciempiés entre los escombros.[11]

Persecusión a Michael Peterson

"Aguarden, ¿vio lo que tiene en el brazo?"
"¿Qué crees que sea eso?"
"Un ciempiés."
―Leopold Fitz, Phillip Coulson y Grant Ward[fnt.]

Fitz se reunió con el equipo y aprendió sobre la vida de Peterson, con Coulson preguntándole si había obtenido alguna grabación anterior a la explosión. Como Fitz obtuvo solo un video sin sonido, Skye, quien estaba asesorando al equipo, les dijo que en su camioneta tenía una grabación de audio del lugar. Fitz dijo que eso funcionaría y le pidió traer ese audio. Al juntar los archivos, Fitz creó un holograma del accidente del laboratorio. Acto seguido, le mostró a Coulson y Ward la discusión de dos hombres cuando todo pasó; al hacer énfasis en que uno de ellos tenía un Dispositivo Ciempiés implantado, Simmons les informó que se trataba de un filtro intravenoso que contenía tecnología Chitauri, Radiación Gamma, y compuestos similares al Suero del Súper Soldado y Extremis. Al saber que todo individuo con el Dispositivo Ciempiés podía detonar en cualquier momento, Coulson les ordenó a Fitz y Simmons encontrar una forma de evitar ese destino.

Fitz y Simmons buscaron una solución para impedir que Peterson explotara por el Extremis, sin embargo, acabaron concluyendo que solo había dos opciones: alejar a Peterson de la ciudad para que dañara a nadie al detonar, o matarlo para que el dispositivo en su cuerpo se apagase. Al informarle esto a Coulson, él les ordenó buscar una tercera opción, advirtiéndoles que era su responsabilidad hacer que Ace Peterson no perdiera a su padre.

Cuando Skye fue secuestrada por Peterson, el equipo los rastreó hasta la Estación Unión, así que lo confrontaron y desalojaron el lugar en un intento de calmarlo. Finalmente, Fitz y Simmons encontraron la manera de sedar a Peterson sin matarlo, así que prepararon el Arma Buenas Noches con estos proyectiles nuevos. Fitz buscó a Ward para entregarle el arma, y pudieron dejar a Peterson inconsciente poco antes de que su cuerpo se autodestruyera, salvándolo.[11]

Investigando el 0-8-4 Peruano

"El 0-8-4 está activado con tecnología del Teseracto. HYDRA, la Segunda Guerra Mundial, el Capitán América. Está lleno de cantidades letales de Radiación Gamma."
"¿Gamma? ¿Dice que es nuclear?"
"No. Está diciendo que es mucho peor."
―Leopold Fitz, Grant Ward y Phillip Coulson[fnt.]

Cuando un 0-8-4 apareció en Perú, Phillip Coulson decidió ir a buscarlo, justo después de contratar a Skye como asesora e invitarla a vivir en el Autobús con su equipo. Como parte de su bienvenida, Fitz y Jemma Simmons la recibieron y le mostraron algunas secciones del Autobús, incluyendo la que sería su habitación.

Al descender del avión, Fitz expresó lo emocionado que estaba por conocer las 32 especies de monos presentes en Perú, a lo que Simmons habló sobre las 200 especies de serpientes venenosas que habitaban en la selva; como Fitz se asustó al oir eso, Simmons reconoció que los terremotos en esa zona eran más preocupantes que la fauna. Para sorpresa de ellos, se encontraron frente a un gran templo que debían explorar.

Dentro de la cámara donde el 0-8-4 estaba, Fitz activó a los Enanos para analizarlo, pues se encontraba empotrado en un pared. Cuando Simmons informó que el templo tenía más de un milenio, Fitz informó que, basándose en el diseño del 0-8-4, se trataba de una pieza tecnológica alemana. A medida que seguían haciendo pruebas, todo el lugar comenzó a estremecerse, y Grant Ward llegó a informar que la policía nacional se encontraba afuera y que además, los rebeldes nativos los estaban atacando. Aunque Fitz intentó guardar su equipo correctamente, Ward lo apresuró, quitó bruscamente el 0-8-4 de la pared y lo guardó en un bolso, el cual le puso a Fitz en la espalda.

El equipo abordó una camioneta para huir de los atacantes y Melinda May condujo hasta el Autobús, con Fitz preocupándose en todo momento de manipular con delicadeza el 0-8-4. Luego, Coulson llegó con Camilla Reyes y un escuadrón de policías, y la aeronave despegó. Al notar que nadie entendía su preocupación, Fitz le informó a Coulson que el dispositivo, en elgún momento, fue impulsado por el Teseracto durante la Segunda Guerra Mundial, probablemente por HYDRA. Solo cuando Fitz dijo que estaban frente a un dispositivo que emanaba Radiación Gamma, todos entendieron sus métodos y se apartaron del bolso.[5]

Secuestro y Recuperación del Autobús

"Olvida lo que dije antes. Este es el momento del que nos arrepentiremos."
―Leopold Fitz a Jemma Simmons[fnt.]

En el laboratorio, Fitz y Simmons fueron recriminados por Ward, quien los señaló como inexpertos al no manejar bien la emboscada en el templo. Pese a las quejas, los dos aclararon que gracias a ellos él tenía a disposición armamento avanzado y herramientad de utilidad. Coulson interrumpió la discusión y los instó a aprender a trabajar en equipo. Luego, estudiaron mediante hologramas la composición del 0-8-4, descubriendo que la energía del arma era capaz para destruir el Autobús completo si la activaban por error. De repente, los agentes de Reyes capturaron a todo el equipo y lo ataron en la rampla de la nave, dejándolos listos para salir expulsados en caso de que la abrieran. Dada la situación, Fitz lamentó no haber aprendido karate en el pasado.

Cuando Skye dijo que May, quien estaba inconsciente, podría rescatarlos, Fitz y Simmons no entendieron a qué se refería, ya que ella no sabía pelear y trabajaba en el área de administración. Cuando Ward les preguntó si habían oido hablar de la "Caballería" en la academia, Fitz y Simmons se impresionaron al enterarse de que May era esa legendaria persona. En busca de una solución, May se liberó y despejó el lugar, dejando a Fitz impactado por su destreza. Acto seguido, pensaron en un plan para ayudar a Coulson, el único atrapado en la sala de mando.

Como precisaban entrar al laboratorio, May destruyó las puertas de éste y Simmons destapó un ducto, permitiéndole a Fitz enviar un Enano a la sala de estar del avión. Pilotando el dron, Fitz activó el 0-8-4, lo que causó un agujero en el Autobús, despresurizando la habitación para que los hombres de Reyes salieran expulsados. Bajo las indicaciones de Fitz, Simmons recuperó el 0-8-4. Al mismo tiempo, Skye encontró un bote inflable y lanzó hacia el agujero de la nave, parchándola hasta aterrizar. Con todo asegurado, Fitz informó que debían llamar a la central para llevar 0-8-4 al Slingshot y almacenarlo. El equipo celebró la victoria compartiendo unas cervezas, con Fitz y Simmons hablándoles sobre los aspectos científicos de la misión, aunque nadie los entendió.[5]

Estudiando el Gravitonio

"¿Qué genio crees que publicó cada teoría sobre el Gravitonio y sus posibles aplicaciones? Hace años."
"El Dr. Franklin Hall."
"Correcto. Y el Dr. Hall asistió a la Universidad de Cambridge al mismo tiempo que Ian Quinn."
Jemma Simmons, Skye y Leopold Fitz[fnt.]

Phillip Coulson preparó a su equipo para investigar un accidente de S.H.I.E.L.D. en el que el Profesor Franklin Hall fue secuestrado. Apenas oyeron la noticia, Fitz y Jemma Simmons se entristecieron, pues identificaron a Hall uno de los mejores profesores de la Academia de Ciencia y Tecnología de S.H.I.E.L.D. Mientras investigaba la escena, Simmons llamó a Fitz para mostrarle que la gravedad en la zona estaba alterándose, pues lanzó un puñado de arena y esta comenzó a girar a gran velocidad. Fitz hizo que la gravedad volviera a la normalidad apagando el equipo de Simmons, quien descubrió que el fenómeno había sido causado por una pequeña esfera que contenía una sustancia viscosa brillante.

Fitz analizó la unidad y descubrió que se trataba de Gravitonio, un metal extremadamente peligroso. Cuando Coulson regresó a la base con unos lingontes de oro que eran la única pista de los secuestradores de Hall, Fitz rastreó su procedencia hasta una mina en Tanzania, propiedad de Ian Quinn. Más tarde, él y Simmons trataron de enseñarle a Skye la naturaleza del elemento, pero ella no los entendió; Fitz estudió los antecedentes de Hall y Quinn, solo para enterarse que fueron juntos a la Universidad de Cambridge en el pasado, conectándolos sin saber la razón del secuestro o si el Gravitonio estaba involucrado.

Pronto, se vieron obligados a infiltrar la mansión de Quinn para rescatar a Hall, no obstante, como S.H.I.E.L.D. no tenía jurisdicción en la República Malta, Skye se ofreció como voluntaria para hacer la misión, ya que no iría en nombre de la agencia. Para hackear el sistema seguridad de la mansión sin ser descubierta, Fitz y Simmons le entregaron un dispositivo que al estar dentro de la casa de Quinn, les daría acceso total, disfrazado como un espejo cosmético.

Aunque Skye entró exitosamente y la transmisión se desconectó, Fitz accedió al sistema de seguridad para darle paso a Coulson y Grant Ward a la casa, teniendo en todo momento una fuente de palomitas para entretenerse en el progreso de la operación. Eventualmente, Fitz y Simmons, mediante el transmisor de Coulson, se enteraron que Hall planeaba traicionar a S.H.I.E.L.D. para hundir todo el Gravitonio de Quinn en el mar, señalando que tanto la agencia como Quinn estaban haciendo experimentos peligrosos con el Gravitonio sin considerar los riesgos de esto conllevaba. Para gran decepción de ellos, Coulson tuvo que lanzar a Hall directo hacia el Gravitonio y ordenó la custodia del elemento, pues nadie debía saber el desastre que estuvo a punto de ocurrir.[6]

Búsqueda de Akela Amador

"Solo estoy un poco preocupado. Nuestra primera y única vez en el campo no fue tan fácil, ¿o sí?"
"Están aquí para buscar a Amador electrónicamente. No van a dejar la camioneta."
―Leopold Fitz y Phillip Coulson[fnt.]

Como Fitz notó que el equipo necesitaba eficientes, pero no letales, actualizó la primera versión del Arma Buenas Noches a una más simple, convirtiéndola en una pistola de ocho municiones y se la mostró a Grant Ward, quien sería de los primeros en usarla. Más tarde, Phillip Coulson puso como objetivo encontrar a Akela Amador, una antigua protegida involucrada en actividades criminales; Fitz, Jemma Simmons y Skye viajaron a Bielorrusia con Coulson y Ward para dar apoyo táctico a la misión.

Antes de que aparcaran, Fitz y Simmons discutieron sobre sus papeles en la operación, pues sus experiencias en campo pasadas habían sido de alto riesgo. Para tranquilidad de Fitz, Coulson les dijo que los tres, con Simmons y Skye, se quedarían en la camioneta sin exponerse. Coulson les pidió rastrear celulares, correos electrónicos y cualquier tipo de dato que les diera una pista del paradero de Amador, y salió con Ward a recorrer Zloda, el pueblo donde se encontraban.

A causa de los nervios que sentíam, Fitz, Simmons y Skye comenzaron a tener hambre y ganas de ir al baño, por lo que ésta última llamó a Ward para pedirle una solución, pero éste les cortó. Luego, Fitz logró encontrar un dispositivo móvil e interferirlo para usarlo como una transmisión en vivo, pero no pudo verlo de forma clara debido a una extraña interferencia. En su lugar, Skye aclaró la transmisión y se dio cuenta que la persona a la que estaban usando como puente se encontraba a pocos metros de su vehículo. En un intento de saber si estaban siendo espiados, Fitz comenzó a mover los brazos y, al ver que la camioneta de la transmisión era la suya, descubrió que estaban fijándolos como un objetivo. Antes de que Skye pudiera encender el motor y escapar, Amador los emboscó con un camión y volcó la camioneta del equipo, con Fitz y Simmons quedando alterados por el ataque. Todos volvieron al Autobús para reinstalarse.

Con la ayuda de Skye, Fitz reprodujo la transmisión de Amador en el laboratorio, solo para horrorizarse al notar que la fugitiva tenía una cámara implantada dentro del ojo, el cual era manejado por alguien que le daba instrucciones remotas. Fitz no tardó en deducir que al cerrar los ojos, Amador tenía la capacidad de ver a través de cualquier superficie con Rayos X, incluyendo el dispositivo que tenía dentro de la cabeza. Él agregó que la tecnología de Amador tenía por lo menos una década de adelanto y que S.H.I.E.L.D. no la tenía. Asustados y conmovidos por lo que veían, Fitz y Simmons evidenciaron su emoción por la avanzada pieza tecnoógica.[12]

Ayudando a Akela Amador

"Es posible que la fuente de energía y el interruptor estén dentro del ojo. Así que, tengo que desconectarlo sin activar el interruptor. Ya sé qué hacer."
―Leopold Fitz a Jemma Simmons y Akela Amador[fnt.]

El equipo acordó tomar turnos para ver el siguiente paso de Amador, y Fitz construyó unos anteojos con las mismas funciones del ojo cibernético. Mientas dormía en su escritorio, fue despertado por Coulson, quien le ordenó ver qué hacía Amador y rastrearla hasta su escondite. Al saber que ella se hospedaba en un hotel, May fue a buscarla y la noqueó. Para impedir que Amador fuera asesinada por quien la controlaba, Fitz usó los anteojos que creó para hacer un señuelo, de manera que Ward se los puso y comenzó a realizar las misiones de Amador mientras Fitz y Simmons buscaban la forma de salvarla.

A falta de tiempo, Coulson les explicó a Fitz y Simmons que debían extraer el ojo de Amador lo antes posible, pues si Ward era descubierto, el dispositivo la mataría al autodestruirse dentro de su cabeza. Tras que Amador se recostara en una camilla, Simmons trató de inyectarle anestesia en el ojo; como ella no fue capaz de hacerlo, Amador le pidió la jeringa y se autoinyectó, con Fitz tratando de disimular su repulsión.

Eventualmente, Simmons logró quitar la cubierta del ojo y dejó los cables a la vista, avisándole a Fitz que le tocaba interferir. Él se encontró con la sopresa de que tanto los cables de la fuente de energía como el del interruptor de detonación estaban juntos, así que comenzó a pensar en cuál era el correcto. Antes de que pudiera terminar, Ward avisó que había sido descubierto y que el ojo explotaría en cualquier momento; rápidamente, Fitz cortó ambos cables y Simmons echó el ojo a un recipiente de metal, el cual se llenó de humo al amortiguar la explosión.

Más tarde, Fitz jugó póker con Ward y le dio a Skye las gafas con Rayos X para que ella le dijera qué cartas tenía su oponente. Cuando Skye le dijo a Fitz que al usar las gafas podría verlo desnudo, él se cohibió y abandonó la partida, dejando a Ward confundido.[12]

Lidiando con Chan Ho Yin

"Simmons cree que considerando su piroquinesis..."
"...es muy posible que su genética estabilice el elemento Extremis del Suero Ciempiés."
―Leopold Fitz y Jemma Simmons[fnt.]

Phillip Coulson le informó al equipo que Chan Ho Yin, uno de los miembros del Índice, fue secuestrado. Fitz y el resto se pusieron al tanto del suceso gracias a un reporte del Agente Quan Chen, quien les informó que lo único que encontraron en el apartamento de Chan fue un pedazo de tela resistente al fuego. Cuando Quan mencionó que el secuestro fue planeado por hackers que infiltraron la red, Fitz y los demás notaron que se trataba de Marea Creciente.

Fitz y Simmons vieron a Skye rastrear el origen de los hackers hasta Austin, Texas, quedando impresionados por la facilidad con que lo hizo. En busca de un nombre, Skye proyectó la foto de Miles Lydon, a quien Fitz y Simmons reconocieron como un hacker que pirateó el Kremlin y publicó fotografías vergonzosas de Vladimir Putin. Con esta información, Coulson ordenó viajar a Texas para buscar a Lyndon e interrogarlo.

Bajo las órdenes de Coulson, May siguió a Skye, solo para descubrir que ésta y Lyndon eran amantes. Al mismo tiempo que Coulson y May interrogaban a los hackers, Fitz y Simmons revisaron las computadoras de Lyndon por si había algo relevante. Con la evidencia recolectada, todos partieron a Hong Kong, con Fitz y Simmons tratando de averiguar cualquier tipo de información sobre Lyndon en la red, sin éxito. Más tarde, Coulson avisó que el Proyecto Ciempiés estaba detrás del secuestro de Chan, y lo rastrearon a un laboratorio con ayuda de la central.

Fitz y Simmons formaron la hipótesis de que Ciempiés quería a Chan para usarlo como objeto de pruebas en el desarrollo del Suero Ciempiés, razón por que Coulson optó en realizar un rescate. Durante la operación, Coulson les pidió a Fitz y Simmons quitarle las esposas a Lyndon, ya que lo necesitaban libre para manipular el sistema de ventilación del edificio y redirigir el fuego que generó la inevitable detonación de Chan.[13]

Descubriendo el Virus Chitauri

"¿Alguien más notó todo el metal aldededor del cuerpo como si un campo electromagnético estuviera presente? La duda es, ¿qué lo creó?"
"Tenemos que llevar el cuerpo al laboratorio."
―Leopold Fitz y Jemma Simmons[fnt.]

Fitz continuó modificando la pistola del Arma Buenas Noches para que fuera más práctica, pero Grant Ward la desaprobó diciendo que su peso estaba pasado en un gramo, para fastidio de Fitz. A solas, Fitz comenzó a imitarlo por su exigencia, haciendo reír a Skye. Los dos charlaron de la pasada traición de Skye y de lo unidos que eran Fitz con Jemma Simmons, lo cual probaron cuando ella se les unió e imitó al agente Ward de la misma forma que Fitz. Ward entró en la habitación y les ordenó preparar el equipo para otra misión.

Cuando llegaron a un camping en Pensilvania, el equipo de Coulson investigó la extraña muerte de Adam Cross, un hombre que fue encontrado flotando con una herida en la frente. Fitz y Simmons intentaron explicar las diversas teorías, pero Phillip Coulson les pidió detenerse y decirle si sabían o no qué estaba pasando. Después de que los dos confesaran que esto era desconocido, Simmons le mostró a Fitz la frente de Cross, quien tenía una aparente herida de bala, pero no pudieron determinar la causa de la muerte. Sorpresivamente, el cuerpo se cayó de golpe y le arrojó a Simmons una pequeña chispa eléctrica, con Fitz comentando lo raro que fue.

Como Simmons ocupó el laboratorio para analizar el cadáver en descomposición, Fitz salió de este para trabajar en la búsqueda de más señales electrostáticas; Coulson los visitó y no tardó en preguntar por qué Fitz estaba afuera. Como éste dedujo que Fitz tenía miedo, él se excusó señalando que Simmons siempre contaminaba su entorno, así que prefería trabajar lejos para evitar sentir repulsión. En medio de la discusión, Fitz alertó que el Satélite de S.H.I.E.L.D. detectó otra señal electrostática a pocos kilómetros de donde estaban.

Coulson acudió a ese lugar y encontró el cadáver del granjero Frank Whalen flotando. Skye conectó el caso de este hombre con Cross, señalándolos como dos bomberos de la misma estación, que también trabajaron limpiando el desastre de la Batalla de Nueva York. Fitz acudió al granero y examinó la escena con sus Enanos; al electrocutar a Whalen, el cuerpo dejó de flotar y Fitz con Simmons lo llevaron a la nave. En el Autobús, Fitz y Skye estaban viendo la autopsia de Whalen hasta que el satélite alertó de un tercer evento electrostático, procediente de la estación de bomberos donde Coulson interrogaba a Tony Diaz, otro colega de Cross y Whalen.

Mediante una videollamada, May les mostró a Fitz y Simmons un Casco Chitauri que los bomberos habían conservado desde la Batalla de Nueva York, con Simmons ordenándole no tocarlo, pues se percató que el objeto era portador de un Virus Chitauri. Después de que Diaz falleciera, Fitz escaneó al equipo para asegurarse de que nadie estuviera contagiado con el virus del casco.[14]

Creando un anti-suero

"Tenía el anti-suero, el paracaídas, todo, solo que no logré ponérmelo. Y la verdad es que no podría haber hecho todo eso de James Bond... en medio del aire y eso, pero...
"Ward hizo algo increíble, sí. Pero no fue Ward quien estuvo a mi lado en ese laboratorio buscando una cura. No fue el que me dio esperanza cuando no tenía ninguna. Fuiste tú. Tú eres el héroe."
―Leopold Fitz y Jemma Simmons[fnt.]

En el camino al Sandbox, Fitz se enteró que Simmons fue aislada en el laboratorio porque se contagió con el virus Chitauri y fue a verla, manteniéndose fuera de la habitación. Sabiendo que el virus se propagaba mediante electricidad, Fitz creó un dispositivo de electrochoque para que Simmons probara la vacuna en algunos ratones contagiados, pero no funcionó.

Por el estrés que sentían, Fitz y Simmons comenzaron a discutir, con él afirmando que nada de esto estaría pasando si ella no los hubiera arrastrado a aceptar el puesto en el equipo de campo. Ella confesó que ya no sabía qué hacer, pues los anticuerpos extraidos de los cuerpos de los bomberos no bastaron y nadie más conocía el virus.

Cuando Simmons recordó que el Chitauri que usó el casco debía ser inmune al virus, Fitz propuso conseguir las células epiteliales que el alienígena dejó en éste y así poder crear una vacuna funcional. Fitz fue corriendo a buscar el casco y después de entrar al laboratorio le dijo a Simmons que los dos iban a solucionar el problema juntos. Habiendo creado la tercera vacuna, Fitz la puso en su dispositivo de electrochoque y la probó en otra rata, la cual duró un par de segundos antes de morir.

Fitz y Simmons se quedaron a solas en el laboratorio tratando de buscar una última solución, pero ella lo dejó inconsciente y lo encerró creyendo que su muerte era inevitable. Cuando Fitz despertó, vio que la rata a la que electrocutó ahora estaba viva, percatándose del tardío efecto de la vacuna. Él intentó mostrarle a Simmons su descubrimiento, solo para horrorizarse al verla saltar por la rampa del Autobús. Fitz se armó con la vacuna y trató de saltar con un paracaídas tras ella, pero Ward llegó, le quitó las cosas y saltó en su lugar. Más tarde, Fitz se reunió con Simmons cuando ya estaba sana y ella le agradeció su ayuda. Al inicio, Fitz se mostró decepcionado por no haber hecho algo tan audaz como Ward, pero Simmons le dijo que en realidad él fue quien la ayudó y acompañó cuando estuvo a punto de morir, señalándolo como su verdadero héroe, y le besó la mejilla antes de irse. [14]

Visitando el Hub

"Deberíamos dirigirnos al corredor de tecnología.”
”Ya quiero ver el nuevo equipo de química."
―Leopold Fitz y Jemma Simmons[fnt.]

Para entusiasmo de Fitz y Jemma Simmons, Phillip Coulson informó que debía reportarse con sus colegas en el Hub. Al llegar, Coulson, Grant Ward y Melinda May se separaron para ir a reunirse con la agente Victoria Hand, persona a la que Fitz y Simmons evidenciaron admirar mucho. En vista de que tendrían tiempo libre para recorrer las instalaciones, Fitz y Simmons dejaron sola a Skye para explorar las maravillas del lugar. Minutos después, Fitz regresó con el equipo habiendo recolectado en un carro algunas piezas de tecnología que podrían servirles; él trató de pasar con sus cosas por un panel de vidrio automático, el cual se cerró en varias ocasiones impidiéndole el paso y dejándolo en vergüenza ante los demás agentes que miraban su situación. Acto seguido, Coulson le informó que él y Ward serían enviados a una misión táctica a Osetia del Sur para desactivar un arma llamada dispositivo Overkill, el cual generaba ondas sónicas capaces de interferir armamento de cualquier tipo a distancia, incluido el de S.H.I.E.L.D.

En el Autobús, Fitz recibió por Coulson la encomienda de cuidar de Ward, ya que sería su único apoyo en el área. Acto seguido, Fitz preparó su equipamiento y Simmons le dio una gran cantidad de cosas para cuidarse de los peligros a los que se enfrentaría. Tras afirmar que todo estaría bien y que era muy capaz de hacer una misión exitosamente, Fitz recibió por ella un sándwich de queso y jamón con pesto de ajo para comer en la operación. Skye se unió a la conversación al traerle a Fitz un saco de dormir magnético que, según Ward, necesitarían en su operación.[15]

Operación Overkill

"No trato de demostrarle nada a nadie, ¿sí? Antes de irnos, no fuiste el único al que Coulson le dijo algo. Me dijo que te cuidara. Y es justo lo que voy a hacer. No voy a ningún lado. ¿Entendiste?"
―Leopold Fitz a Grant Ward[fnt.]

Al estar en Osetia del Sur, Fitz le contó a Ward algunas de sus graciosas anécdotas con Simmons a lo largo de su vida, aunque a él no le causó gracia. Después, Fitz le entregó a Ward una bengala de activación remota que más tarde le enviaría a Hand una señal indicándole que la misión estaba completa; luego, los dos entraron a un bar en busca Uri Dubrovsky, un contacto de Ward que los ayudaría a cruzar la frontera, no obstante, los presentes les hicieron saber que Dubrovsky había muerto hace tiempo y que nadie los ayudaría, apuntándoles con armas en señal de amenaza.

Los dos agentes fueron atados y encerrados en el sótano del bar. Mientras pensaban en cómo salir, Marta, la dueña del lugar, se presentó demostrando estar dispuesta a matarlos si no tenían una coartada decente. Antes de que fueran ejecutados por Vladimi, Fitz desactivó la energía eléctrica con unos dispositivos de pulso electromagnético que tenía escondidos, causando gran descontento en los asistentes del bar. A fin de negociar por sus vidas, Fitz intervino los fusibles del sistema eléctrico e hizo que la energía volviera, ganándose la gratitud de Marta, quien lo invitó a un trago y les arregló una manera de cruzar la frontera.

Eventualmente, el vehículo donde iban fue interceptado, así que tuvieron que escapar a pie de los militares que comenzaron a buscarlos por los terrenos baldíos. En la noche, los colegas se refugiaron y descansaron, así que Fitz sacó su sándwich de jamón para cenar. En ese momento, él dedujo que Ward también tenía hambre y le dio la mitad de su comida, pero éste la arrojó a un charco de agua, regañándolo por traer un sándwich de jamón que podría atraer a los perros de búsqueda. En la mañana, Fitz y Ward se levantaron y se infiltraron en el complejo separatista, ubicación donde estaba una pieza tecnológica llamada dispositivo Overkill, que era capaz de controlar cualquier tipo de tecnología armamentística a distancia. A medida que Ward se deshacía de los hostiles, Fitz se encargaba de explorar el lugar en busca del artefacto.

Cuando lo encontraron, Fitz alteró los circuitos y empezó el procedimiento desarmando algunas partes del cableado. En dado punto, Ward le confesó que nadie vendría a rescatarlos y que apenas finalizaran la tarea, S.H.I.E.L.D. bombardearía el edificio para asesinar a todos los enemigos sin importar que ellos dos siguieran dentro. Interrumpiendo el proceso otra vez, Ward le pidió dejar el objeto listo para inhabilitarse y huir, demostrando que él se sacrificaría para que Fitz se salve.

Atónito, Fitz declaró ser capaz de seguir con la misión y se negó a huir porque no era un cobarde. Pese a que Ward le ofreció salvarse varias veces, Fitz mantuvo firme su postura de quedarse no para demostrar valentía, sino porque era un agente de S.H.I.E.L.D. tan bueno como cualquiera. Cuando la máquina fue neutralizada, Ward activó la bengala remota y propuso salir discretamente, pero todos los guardias que rondaban la máquina se pusieron en alerta, con Fitz preparándose para huir antes de que S.H.I.E.L.D. iniciase el ataque a gran escala.

A medida que Ward peleaba con algunos guardias, Fitz se subió a una plataforma y les lanzó ondas sónicas con el núcleo del dispositivo Overkill, haciendo que sus rifles se destruyeran antes de que pudieran disparar. Viendo que Ward estaba siendo superado por un hostil, Fitz aprovechó de bajar rápidamente y noqueó al atacante con una patada, dejando a Ward sorprendido. Apenas salieron, ambos fueron rodeados por las fuerzas militares, sin embargo, May llegó a rescatarlos en el Autobús y se deshizo de los enemigos empujándolos con las turbinas de la nave. Tras ingresar y saludar a Coulson, Fitz se reencontró con Simmons y conversaron de cómo habían sido sus vidas estando separados, con Fitz declarando que salvó a Ward de la mafia rusa, y Simmons que dejó inconsciente a un agente en el Hub.[15]

Buscando las piezas del Cayado Berserker

"No tenía idea. ¿Tú sí? Escondido a plena vista, un Asgardiano real. Brillante."
―Leopold Fitz a Jemma Simmons[fnt.]

Tras el estallido de la Batalla de Greenwich, Fitz y el resto del equipo acudieron a la Universidad de Greenwich en Londres para chequear que la mayor parte de la tecnología alienígena fuera requisada y analizada por S.H.I.E.L.D. Más tarde, Jemma Simmons investigó una antigua reserva forestal que fue atacada y le envió a Fitz algunos detalles al detectar sustancias alienígenas. Desde el Autobús, él le pidió escanear un árbol que fue destruido para robar algo que aparentemente estaba guardado dentro de él. Al leer las huellas espectrográficas del tronco, Fitz dijo que éstas eran similares a las del Mjolnir de Thor, declarando que el objeto almacenado en el árbol era proveniente de Asgard. Cuando Simmons escaneó el tronco, Fitz creó un holograma con esos datos, percatándose de que se trataba de un cayado, el cual decidió construir para manipular y estudiar.

Ellos le informaron de sus teorías al equipo y a Phillip Coulson, quien decidió viajar a Sevilla, España, el lugar donde Elliot Randolph, un experto en mitología nórdica, vivía y podría ayudarlos. Fitz, Coulson y Simmons se reunieron con Randolph y le entregaron el modelo tridimensional del objeto desaparecido, y él lo identificó rápidamente como un Cayado Berserker que, según su libro de mitología, fue propiedad de un poderoso guerrero del ejército Berserker que visitó la Tierra a finales del siglo XII. Bajo las preguntas de Fitz, Randolph agregó que dicho soldado decidió no regresar a Asgard y que, para asegurar su cayado, lo dividió en tres partes que dejó escondidas en diferentes lugares del mundo. Finalmente, el experto les leyó un texto antiguo que hablaba de los misteriosos lugares donde los fragmentos estaban, recomendándoles ir a las costas de Canadá, donde había exploraciones vikingas.

Coulson descartó ir a Canadá, pues ya conocía el lugar, y optó por explorar la iglesia El Divino Niño en España, un lugar que los vikingos atacaron en la antigüedad. Fitz le entregó a Grant Ward y Skye unos sensores que le permitirían ver sus recorridos en la iglesia desde el auto, donde se quedó con Coulson. De repente, Fitz notó que Ward tenía a alguien en frente, pero dicha entidad lo atacó dejándolo en estado frenético. Fitz y Simmons examinaron a Ward en la nave, pero éste los regañó por intentar calmarlo y mantuvo su temperamento agresivo. Cuando Coulson interrogó a Randolph, se enteraron de que era Asgardiano, para entusiasmo de Fitz.

Conscientes de que solo quedaba por hallar uno de los fragmentos, el equipó viajó a buscarlo a una iglesia en Irlanda, lugar donde Randolph lo guardó durante la edad media. Posterior a ingresar, los agentes fueron emboscados por los fanáticos nórdicos liderados por Jakob Nystrom, quien apuñaló a Randolph en el pecho, iniciando una batalla. Rápidamente, Fitz y Simmons lo asistieron, con Coulson introduciendo su mano en el pecho del Asgardiano para mantener su corazón latiendo. Después de que Randolph se recuperara, Fitz y Simmons conversaron con él y le dijeron que estaba vivo. Al amanecer, Fitz y Simmons conversaron de su experiencia en el último conflicto, con él felicitándola por saber cómo salvar la vida de Randolph.[16]

Cazando un fantasma

Será añadido

Trabajando con Michael Peterson

Será añadido

Mala semilla

Será añadido

En persecusión

Será añadido

Trabajo en Italia

Será añadido

Campaña de Lorelei

Será añadido

Búsqueda del Clarividente

Será añadido

Relaciones

Familia

  • Abuela
  • Alistair Fitz - Padre
  • Alistair Fitz † - Padre (Marco)
  • Madre
  • Madre † (Marco)
  • Jemma Simmons - Colega, mejor amiga y esposa
  • Madre de Deke Shaw † - Hija (línea de tiempo alternativo)
  • Owen Shaw † - Yerno (línea de tiempo altenativo)
  • Deke Shaw - Nieto (línea de tiempo alternativo)

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Leopold Fitz

En orden cronológico:

En un universo alternativo:

Detrás de escenas

  • La relación de Fitz y Jemma Simmons está basada en la relación de Jed Whedon y Maurissa Tancharoen.
  • La obsesión de Fitz hacia los monos se debe a que el actor que lo interpreta, Iain De Caestecker, tiene una gran fascinación por dichos animales.
  • Aunque Fitz es un personaje original de la serie Agents of S.H.I.E.L.D., Marvel Cómics decidió incluirlo en su universo principal debido a la buena acogida que recibió ante los televidentes.

Trivia

  • El bocadillo favorito de Fitz es el sándwich de jamón serrano con queso mozzarella y un toque de pesto alioli, el cual Jemma Simmons suele prepararle.
  • Fitz es fanático de la serie Doctor Who.
  • El equipo de fútbol preferido de Fitz es el Manchester United F. C..

Referencias

Enlaces externos

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+