Marvel Cinematic Universe Wiki
Advertisement
Marvel Cinematic Universe Wiki

"Vivimos en un mundo lleno de amenazas, mismas que el Sr. Stark no tiene capacidad de prever. Gracias. Que Dios bendiga a Iron Man y al país."
―Justin Hammer[fnt.]

Justin Hammer es el ex Director General de Hammer Industries y un rival comercial de Industrias Stark. En busca de surgir y ganar más popularidad que Anthony Stark, Hammer y el Senador Stern se aliaron para perjudicarlo frente a los Estados Unidos; sin embargo, el plan de Hammer fracasó y acabó siendo ridiculizado públicamente por Stark. Resentido, Hammer reclutó al terrorista Ivan Vanko y le pidió replicar el Reactor Arc de Stark para usarlo en sus propias armaduras, pero Vanko lo traicionó. Al verse involucrado en la Batalla en la Stark Expo, Hammer fue arrestado y enviado a la Penitenciaría de Seagate.

Biografía

Rival de Anthony Stark

Maravilla aerodinámica

En un intento por desprestigiar a Anthony Stark, Thaddeus Ross contrató a Justin Hammer para que desarrollara un vehículo aéreo de combate que pudiera ser controlado por una sola persona desde adentro. Pronto, Hammer y Ross le presentaron el vehículo al Senador Stern en Washington, D.C. y a James Rhodes. A pesar de que Hammer garantizó que el vehículo era invulnerable ante ataques aéreos, el ejército congoleño lo derribó en su primera misión, dejando al piloto perdido en territorio hostil, lo que culminó en que Rhodes tuviera que contactar al mismo Stark para rescatarlo. Tras que todo se resolviera, Ross reprendió a Hammer por su incompetencia y lo excluyó de los siguientes procedimientos.[1]

Recreando la armadura de Iron Man

"Ahora el izquierdo. Voltea a la derecha. ¿Qué? ¡No! ¿Por qué?"
―Justin Hammer[fnt.]

Debido que Anthony Stark continuaba ganando popularidad por su faceta de superhéroe, Justin Hammer volvió a intentar a desprestigiarlo, centrando en secreto los recursos de Hammer Industries en la construcción de su propia versión del traje de Iron Man con un nuevo Reactor Arc, algo que muchos de los gobiernos estaban tratando de hacer. Sin embargo, los prototipos no tuvieron éxito, y durante una prueba, la armadura giró casi por completo el cuerpo del piloto, quien sobrevivió a pesar de haber sufrido graves daños en la columna vertebral.[2]

Humillado en el Capitolio

"En estos seis meses, Anthony Stark ha creado un arma con muchas posibilidades. Y él insiste que es un escudo. Y él nos dice 'confíen en mí', mientras nos acobardamos tras él. Como me gustaría sentirme seguro, Anthony, de verdad que sí. Me encantaría no cerrar con llave la casa, pero no es Canadá."
―Justin Hammer[fnt.]

Hammer, en calidad de experto en armas, fue llamado a declar en una reunión con el senado en el Capitolio de Estados Unidos, lugar en el que a Anthony Stark se le estaba exigiendo poner a disposición del gobierno sus armaduras de Iron Man. Hammer afirmó que pese a los grandes esfuerzos de Stark por mantener seguro al país, su sistema no estaba funcionando. Él señaló que tras la creación de Iron Man, el nivel de amenazas había crecido y Stark no podría ocuparse de todas, concluyendo que la actitud de éste último era peligrosa; además, lo comparó con Howard Stark, asegurando que éste último era el verdadero experto y no un ególatra como su hijo.

Luego, Hammer se sentó y James Rhodes fue llamado al estrado, donde se le pidió leer partes de un informe sobre las armaduras Iron Man. Hammer permaneció en silencio escuchando cómo Rhodes era obligado por Stern a desacreditar las creaciones de su amigo, quien se burló de Hammer y los demás haciendo comentarios sarcásticos sin importarle la situación.

Eventualmente, Stark usó a J.A.R.V.I.S. para piratear los monitores del salón y mostró videos en que varios países trataban de replicar sus trajes causando desastres sin éxito alguno. Mientras Hammer trataba de desconectar la energía de las pantallas, él mismo apareció en un video expuesto por Stark, en el cual se le vio siendo parte de un accidente en el que el piloto casi fallece. Tras que los videos se terminaran, Hammer aclaró públicamente que el piloto de su prueba sobrevivió. Riéndose de Hammer Industries y de todos los senadores presentes, Stark salió siendo ovacionado, con Hammer sintiéndose furioso por haber sido humillado en frente de la prensa y sus propios superiores. Dicho suceso dio lugar a que el gobierno removiera a Hammer de su puesto como principal contratista de armas.[2]

Duelo de Mónaco

"Saben que esta niña está cubriéndome para Vanity Fair. Le di la oportunidad de hacerlo."
"Ella cubrió muy bien a Tony el año pasado."
"Y aparte escribió un artículo."
―Justin Hammer, Virginia Potts y Anthony Stark[fnt.]

Más adelante, Hammer se reencontró con Anthony Stark y Virginia Potts en Mónaco, pues ambos estaban patrocinando a dos de los autos que correrían en el circuito de carreras. Hammer llegó al Hotel de Paris en compañía de Christine Everhart, una periodista de la revista Vanity Fair que estaba interesada en él para conseguir detalles exclusivos de Hammer Industries. Antes de que comenzara la entrevista, Stark se burló de Hammer por haber perdido su contrato con el gobierno tras la citación en Washington, D.C., dejándolo en vuergüenza otra vez. Como Everhart estaba grabando la conversación, Hammer cambió de tema y le preguntó a Stark si le permitiría tener un stand en la Stark Expo para exhibir sus armas. Dudoso, Stark le prometió un lugar si es que lograba inventar algo que funcione y se marchó, con Hammer tratando de explicarle a Everhart porqué Stark lo trtaba así.

Pese a que la rivalidad entre Hammer y Stark quedó en evidencia, él trató de convencer a Everhart de que en realidad eran buenos amigos y se consideraban colegas por tener compañías similares. Mientras seguía hablando, los dos notaron que Stark conduciría el auto de su compañía, y Everhart finalizó la entrevista con Hammer. Aunque él le pidió a Everhart no dejarlo solo, ella lo abandonó justificando que tenía que hacer una llamada urgente. Molesto, Hammer se giró para ver la televisión y a Stark competir como un piloto más.

Poco después, Hammer observó el desarrollo de la carrera y fue testigo de la llegada de Ivan Vanko, quien irrumpió en la pista con su propia armadura de látigos electrificados. Al mismo tiempo que todos veían con horror cómo Stark luchaba por su vida, Hammer se concentró en analizar el funcionamiento del exo-traje de Vanko. Durante el duelo, Harold Hogan salvó a Stark entregándole una armadura portátil y Vanko fue arrestado. Habiendo disfrutado el susto que Stark pasó, Hammer vio en Vanko un gran potencial, ya que descubrió que la fuente de poder del traje de éste era un Reactor Arc como los de Stark. Tras que Vanko fuera llevado a prisión, Hammer se apresuró en hacer llamadas para organizar un escape y reunirse con él para reclutarlo.[2]

Reclutando a Ivan Vanko

"Por eso no podía dejar que te enviaran a no sé dónde. Desperdiciar tu talento. Pero si me dejas hacerte una sugerencia... uno no solo llega, lo asesina y ya ésta. Yo creo, si me dejas, lo que hay que acabar es el legado, ¿si? Es lo que matas."
―Justin Hammer a Ivan Vanko[fnt.]

Hammer logró que Ivan Vanko fuera liberado de la prisión y se le considerara muerto para llevarlo a un lugar secreto en el que nadie descubriera su supervivencia. Una vez que sacaron a Vanko de la camioneta en la que fue transportado, Hammer lo recibió con una mesa llena de comida y fue amable con él, ordenándole a los guardias quitarle las esposas antes de invitar a Vanko a sentarse con él.

Como Vanko seguía confundido por los últimos sucesos, Hammer explicó que estaba interesado en asociarse con él. Con una breve introducción reconociendo su espléndido talento, Hammer le pidió crear tecnología similar a la de Stark, especificando que necesitaba un Reactor Arc funcional que podría crear con los recursos de Hammer Industries. En seguida, Vanko demostró estar interesado y aceptó la oferta al oir que Hammer también estaba enemistado con Stark. Hammer escuchó a Vanko hablar en ruso y se preguntó por un momento si tendrían que buscar un traductor, pero éste le explicó que entendía sus planes perfectamente. En suma, Vanko prometió crear tecnología superior a la de Stark, con la condición de que le trajeran al pájaro de mascota que dejó en Rusia. Hammer acordó encargarse de buscar dicha ave.[2]

Trabajando con Ivan Vanko

"¿Qué quieres que hagan?"
"Que, a largo plazo, estos trajes me metan al Pentágono por lo menos veinticinco años. Quiero que Iron Man parezca una antigüedad. Quiero ir a Stark Expo y echarle a perder su fiesta a Tony. ¿Si me comprendes?"
Ivan Vanko y Justin Hammer[fnt.]

Mientras recorrían la Sede central de Hammer Industries, Hammer le mostró con orgullo a Vanko sus Hammer Droides. Vanko examinó todas las armaduras, arrancando la cabeza de una y ver el interior, para horror de Hammer, quien comentó lo mucho que costaban los materiales con que estaban hechas. Luego, Hammer propuso crear para Vanko un servidor para que trabajara individualmente, pero él pirateó rápidamente la base de datos de Hammer Industries y entró al sistema, declarando que el mecanismo de seguridad era un asco.

Cuando Vanko le preguntó qué quería exactamente, Hammer explicó que necesitaba hacer que Anthony Stark se volviera irrelevante en su propia exposición de armas, a fin de que Hammer Industries se convirtiera en la principal compañía armamentística para el ejército de los Estados Unidos. Vanko afirmó estar de acuerdo con los planes de Hammer y acordó hacer que las armaduras de Stark parecieran reliquias en comparación a los Hammer Droides que modificaría.

En los días siguientes, Vanko se mantuvo trabajando en la sede, siendo visitado ocasionalmente por Hammer. Como habían acordado, Hammer le trajo a Vanko un pájaro de mascota, indicándole que lo había traido de Rusia. Después de mirarlo, Vanko confrontó a Hammer diciendo que ese no era su verdadero pájaro, así que no le quedó más que reconocer su mentira.

Cuando Hammer notó que las armaduras que él había creado originalmente sufrieron una remodelación, le pidió a Jack ponerse uno de los cascos en la cabeza, ya que Vanko las transformó en androides. Ignorando la desilución de Hammer, Vanko lo convenció de que androides eran mejores que las armaduras, ya que el hecho de tener un piloto dentro solo causaría problemas en la acción. Volviéndose más duro, Hammer se retiró advirtiéndole que los nuevos droides tenían que impresionar a todos en la Stark Expo.[2]

Actualizando la armadura de Máquina de Guerra

"Creo que lo quiero."
"¿Cuál quieres?"
"Todo, Hammer."
James Rhodes y Justin Hammer[fnt.]

Hammer fue contactado por el General Meade, quien había recibido recientemente la armadura Mark II de Anthony Stark, la que ahora estaba en custodia de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos gracias a James Rhodes. Buscando mejorar la armadura para fines militares, Meade le pidió presentarse en la Base de la Fuerza Aérea Edwards, donde podría ofrecer todo tipo de armamento para el traje, para gran deleite de Hammer.

Apenas llegó, Hammer expresó lo feliz que estaba por tener la oportunidad de actualizar una verdadera armadura avanzada; Hammer procedió a demostrar todas las armas que su compañía podía ofrecerle al ejército. Al ver que Rhodes y Allen se mantuvieron en silencio durante toda su presentación de pistolas, rifles, ametralladoras y lanzagranadas, Hammer les mostró el Misil Ex-esposa, al cual describió como su más grande creación, capaz de destruir bunkers escondidos debajo de otros bunkers.

Habiendo ofrecido todo lo que tenía, Hammer le pidió a Rhodes decir cualquier cosa, pues ni su cara o mirada reflejaran algo que él pudiera entender. Rhodes simplemente señaló que compraría todo y se fue. Bajo éstas órdenes, Hammer creó la Armadura de Máquina de Guerra: Mark I, con la intención de presentarla junto con sus Hammer Droides en la Stark Expo.[2]

Cayendo en la desgracia

Traicionado por Ivan Vanko

"Cuando regrese, vamos a renegociar los términos de nuestro acuerdo. Y tú cumplirás con lo que prometiste porque si no, vas a ser lo que eras cuando te saqué de prisión: un cadáver. ¿Entendiste?"
―Justin Hammer a Ivan Vanko[fnt.]

Mientras jugaba golf con Stern, Hammer llamó a Ivan Vanko para conseguir una actualización sobre el diseño de los nuevos Hammer Droides, tratando de averiguar qué podrían hacer en la Stark Expo. Vanko le informó que no estarían listos, pero que podía hacerlos saludar sin disparar ni volar, para consternación de Hammer. Declarando que no era lo que esperaba, Hammer cortó y partió a la Sede central de Hammer Industries.

Furioso por haber sido engañado, Hammer irrumpió en la habitación de Vanko, solo para encontrarlo desansando con su nuevo pájaro. Confiado en los dos guardaespaldas que lo acompañaban, Hammer lo regañó por no cumplir su parte del acuerdo y ordenó que le quitaran su pájaro, los zapatos y su almohada, para hacerlo sentirse tan ofendido como él estaba. Aunque Hammer siguió gritándole, Vanko mantuvo la calma y le dijo que hablaba demasiado.

Sintiendo que esa reprensión sería suficiente, Hammer le informó a Vanko que faltaba poco para revelar los Hammer Droides ante el mundo, junto con una nueva armadura mejorada por él mismo. Cuando Vanko hizo un comentario en ruso, Hammer volvió a gritarle diciéndole que no debía hacer eso porque no hablaba ese idioma. Tranquilizándose, Hammer dijo que se iría a la expo y dejaría a Vanko bajo la vigilancia de sus dos guardias, señalando que tendría relaciones sexuales con alguien allá para calmar su tensión. Antes de salir, lo amenazó con matarlo si no seguía sus órdenes.[2]

Batalla en la Stark Expo

"Damas y caballeros, desde hace mucho, esta nación ha puesto a sus hombres y mujeres en un grave riesgo. Luego llegó Iron Man, y creímos que los días de las muertes habían terminado. Desgraciadamente, no tuvimos acceso a esa tecnología. Eso no es justo. No es correcto."
―Justin Hammer[fnt.]

En la Stark Expo, Hammer entró bailando al escenario al ritmo de la música, confiado en que su presentación superaría a la de Anthony Stark. Hammer expuso que, a pesar de lo revolucionaria que fue la creación de Iron Man, la tecnología creada por Stark no podía salvar a todas las vidas que el país tenía en el extranjero, prometiéndoles a todos que él tenía una posible solución para todos los compatriotas en peligro.

Con la garantía de presentar algo mejor, Hammer procedió a exhibir la más nueva tecnología de Hammer Industries, los Hammer Droides. Mientras los droides aparecían en la plataforma, Hammer fue describiendo a qué rama del ejército servirían, dando a entender que ya no habrían más soldados en el campo de batalla. A medida que la audiencia aplaudía sus creaciones, Hammer disfrutaba cafa vez más las alabanzas.

Finalmente, él explicó que la presencia humana siempre sería necesaria para encabezar al ejército de Hammer Droides, así que presentó la Armadura de Máquina de Guerra y a su piloto, el Teniente Coronel James Rhodes. La gente seguía aplaudiendo cuando Hammer reanudó su discurso sobre cómo él se dedicaría a proteger al pueblo estadounidense con sus creaciones.

Antes de que terminara, Stark interrumpió la presentación, ya que estaba al tanto de la alianza de Hammer y Vanko. Apenas tocó el suelo, todo el público se puso de pie para aplaudir y Hammer nuevamente pasó a segundo plano. Inicialmente, Hammer trató de darle una bienvenida, pero Stark le preguntó directamente dónde estaba Vanko. Aunque Hammer aparentó no entender la pregunta, tuvo que saltar del escenario para protegerse cuando Vanko tomó el control de los droides y de la armadura de Rhodes, dando lugar a una balacera que destruyó el techo de cristal del anfiteatro.[2]

Enviado a la prisión de Seatgate

"¿Qué tiene de especial? Digo, yo tenía un ejército de robots. ¿Qué le ven? Además usa ese acento raro. Y se llama Trevor. ¿Qué significa? Es como si Bin Laden y Benny Hill hubieran tenido un bebé."
―Justin Hammer[fnt.]

Mientras Anthony Stark luchaba con los Hammer Droides en una batalla, Hammer se reunió con Jack e intentaron contactar a Ivan Vanko para saber porqué los droides se estaban comportando así, sin éxito. Habiendo confirmado que Vanko era quien controlaba a los droides remotamente sin que nadie más pudiera hacerlo, Hammer fue abordado por Virginia Potts y Natalia Romanoff. Aunque Hammer las insultó e intentó hacer que las corrieran, Romanoff lo inmovilizó contra una mesa preguntándole quién estaba atrás de todo. Sin más remedio, Hammer confesó que Vanko era esa persona, y que estaba oculto en la Sede central de Hammer Industries.

Cuando Romanoff fue en busca de Vanko, Hammer oyó a Potts contactarse con la policía. Aunque él le pidió no empeorar la situación, Potts lo ignoró y le ordenó a los oficiales arrestarlo. Al mismo tiempo que era esposado, Hammer le prometió a Potts que se volverían a ver más pronto de lo esperado, señalando que se vengaría de ella y Stark. Más tarde, Stark y Rhodes lograron vencer a los Hammer Droides y Vanko cometió suicidio en su batalla final contra los héroes.[2]

Debido a que falsificó la muerte de un terrorista y causó inadvertidamente una gran batalla, Hammer fue enviado a la Penitenciaría de Seagate.[3] Con el tiempo, él conoció a otro recluso con el que inició una relación.

Tres años después, Hammer conoció a Trevor Slattery, otro criminal que también entró en conflicto con Stark. Hammer desarrolló un resentimiento hacia el nuevo recluso, pues todos lo admiraban por su patética imitación del Mandarín. Mientras comía con su novio, Hammer comentó que él era mejor que Slattery, ya que su campaña contra Stark fue mucho más grandiosa que la de éste último.[3]

Habilidades

  • Ingeniero experto: Aunque Hammer no es del mismo calibre de Anthony Stark, ha creado una serie de armas que ha impresionado el gobierno de Estados Unidos, en sustitución de Industrias Stark cuando se detuvo la creación de armas de ellos.
  • Empresario experto: Hammer administra una industria que rivaliza con Industrias Stark y tiene contratos militares del gobierno y Hammer tenía la esperanza de utilizar a Ivan Vanko para crear Reactores Arc para Industrias Hammer cuando vio las oportunidades de negocio que esa tecnología proporcionaba.

Relaciones

Familia

  • Hermana
  • Sobrino

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Justin Hammer

En orden cronológico:

Detrás de escenas

  • En los primeros guiones de Iron Man 2, Ivan Vanko tomaba el control de la armadura de James Rhodes para hacerlo matar a Justin Hammer involuntariamente.
  • El escritor de Marvel Comics Bob Layton, uno de los creadores del Justin Hammer, declaró que no le gustó la versión de Hammer en el Universo Cinematográfico de Marvel, citando que la personalidad cómica que se le dio era una mancha para la verdadera esencia del personaje.
  • Kevin Feige declaró que hay posibilidades que Justin Hammer reaparezca en alguna producción del Universo Cinematográfico de Marvel, afirmando que le gusta volver a mostrar personajes ya presentados en películas anteriores

Trivia

  • En los cómics, Justin Hammer es un empresario de mayor edad y más cínico que su homólogo de la película, que suele mostrar su odio hacia Anthony Stark sin tratar de ocultarlo. Este cambio se debe a que se quiso dar a conocer una versión contraria a Stark, pero similar en edad y personalidad.
  • Tras el lanzamiento de Marvel One-Shot: All Hail the King, Justin Hammer se convirtió en el primer personaje masculino del Universo Cinematográfico de Marvel en pertenecer a la comunidad LGBTQ.

Referencias

Enlaces externos

Advertisement