"Un equipo que confía es un equipo que triunfa."
―Jeffrey Mace[fnt.]

Jeffrey Mace fue un ex Director de S.H.I.E.L.D. — Él trabajó como periodista para Asuntos Internacionales y fue un sobreviviente del ataque terrorista de Helmut Zemo, antes de recibir poderes del Proyecto Patriota. Fingiendo ser un Inhumano y operando como el Patriota, Mace fue elegido para dirigir S.H.I.E.L.D. cuando la organización iba a ser legitimada nuevamente, ayudando a detener a Elias Morrow y a limpiar el nombre de Daisy Johnson, hasta que se descubrió que no era Inhumano, pero Phillip Coulson le ofreció seguir siendo la cara pública. Mientras luchaba con los Guardianes, Mace fue secuestrado por Anton Ivanov y su mente se trasladó al Marco, donde se convirtió en el líder Inhumano de S.H.I.E.L.D., el cual se oponía al régimen de HYDRA. Al intentar salvar a un grupo de niños y agentes de un edificio que se derrumbaba, Mace se sacrificó, falleciendo tanto en el Marco como en el mundo real.

Biografía

Vida temprana

Juventud en Brooklyn

Jeffrey Mace nació en Brooklyn, en la ciudad de Nueva York, como el hijo de un fontanero.[1] Cuando era joven, Mace coleccionó Hot Wheels,[2] y jugó béisbol y tocó la guitarra en la universidad, aunque Mace confesaría que nunca fue capaz de cantar o al menos mantener el ritmo de una melodía particularmente bien.[1] Al graduarse de su universidad, Mace había comenzado a construir su propia carrera mientras trabajaba como periodista en Asuntos Internacionales.[3]

Supervivencia en Viena

Jeffrey Mace asistió a una ceremonia en Viena, Austria, después de la firma de los Acuerdos de Sokovia.[3] Cuando el Rey T'Chaka de Wakanda procedió a dar un discurso, una bomba detonó y dañó gravemente el edificio, matando en el proceso al Rey de Wakanda y a otras doce personas.[4] Intentado escapar a un lugar seguro, Mace se tropezó con una víctima del ataque y fue fotografiado en el acto, por lo que la gente interpretó que estaba ayudando a los sobrevivientes atrapados en los escombros. A pesar de sus intentos de reducir el drama, su actitud fue considerada como humildad y terminó convirtiéndose en un héroe tanto por el público como por el gobierno estadounidense.[5]

Director de S.H.I.E.L.D.

Proyecto Patriota

Con S.H.I.E.L.D. a punto de ser nuevamente legitima y la ratificación de los Acuerdos de Sokovia, la organización buscó a un nuevo Director para ser el rostro público, ya que el mundo creía que Phillip Coulson fue asesinado por Loki antes de la Batalla de Nueva York. Entonces, Coulson se reunió con el Presidente Matthew Ellis y solicitó que el siguiente Director sea un individuo con poderes para generar confianza en el público.

Debido a la desaparición de Steven Rogers y sin otros candidatos aptos, el General Glenn Talbot desarrolló el Proyecto Patriota y seleccionó a Mace como candidato, inyectándole un suero derivado de la Fórmula de Calvin Johnson, que le proporcionó súper fuerza. El origen de sus poderes se mantuvo en secreto y, en su lugar, Mace declaró ser un Inhumano que sufrió la Terrigénesis durante el Brote Inhumano, con el fin de que la raza tuviera una mayor aceptación del público.[5][6]

Reclutando a Elena Rodriguez

No mucho tiempo después de convertirse en Director de S.H.I.E.L.D., Mace conoció a Elena Rodriguez, ex miembro de los Guerreros Secretos, dándole la bienvenida en su lengua materna, español. Después de que ella insistió en hablar en inglés, Mace hizo que Rodriguez firme los Acuerdos de Sokovia a partir de una copia electrónica. Cuando terminó de firmar el documento, Mace tomó su huella digital y luego un escaneo de retina que oficialmente completó su compromiso con los Acuerdos. Cuando Rodriguez pidió ayuda para detener a Victor Ramon, el responsable de la muerte de su primo Francisco Rodriguez, Mace afirmó apreciar su entusiasmo y quería trabajar a su lado, pero que debía pasar primero por los canales oficiales, siendo trabajo de las Naciones Unidos determinar quién iría tras este.

Él le advirtió que si decidía ir por su cuenta se vería obligado a arrestarla y entregarla a Thaddeus Ross, quien no dudaría en encerrarla en la Balsa. Mace afirmó que la burocracia funcionaba a largo plazo y, antes de irse a una conversación programada con el Asesor de Seguridad Nacional, le ordenó a Cecilio llevar a Rodriguez al laboratorio para ser examinada por los agentes Leopold Fitz y Jemma Simmons. Al despedirse, Rodriguez usó su velocidad para robar la tarjeta de Mace.[7] Una vez que Mace se dio cuenta de que no tenía su tarjeta, envió una alerta,[8] hasta que Melinda May lo encontró y se lo devolvió, sin decirle quién lo había tomado.[9]

Primeras órdenes

Mace envió a Alphonso Mackenzie y Phillip Coulson a capturar a Daisy Johnson, ahora conocida como la justiciera Quake, cuyas actividades habían creado un conflicto con S.H.I.E.L.D.[10] Mace convirtió a Jemma Simmons en la Asesora Especial del Director en Ciencias y Tecnología, volviéndola una de sus asesoras de mayor confianza. Como parte de sus planes para destruir el círculo interno de Coulson, Mace le asignó a Melinda May la tarea de crear un equipo especial de ataque. Después de que Johnson escapó de Coulson una vez más, Mace sacó a Coulson y Mackenzie de la persecución, ya que estaba convencido de que la dejaban escapar.[11]

Reunión con Phillip Coulson

De vuelta al Campo de Juegos, Phillip Coulson y Melinda May fueron llamados a encontrarse con Mace por el intento no autorizado de Coulson de recuperar a Daisy Johnson a pesar de que se les ordenó que no lo hicieran. Una vez que Cecilio los dejó entrar, Mace, en vez de estar molesto, sorprendentemente elogió a Coulson, afirmando que la lealtad de Coulson era buena, y señaló que estaba impresionado por la confianza que había en su equipo, pero que no podían tener a una ex agente de S.H.I.E.L.D. como justiciera con la próxima re-legitimación de S.H.I.E.L.D.

Mace también mencionó que necesitaban la confianza del público a raíz de lo acontenido durante la Sublevación de HYDRA, el cual destruyó todo lo que S.H.I.E.L.D. representaba. Después, Mace le pidió a May que se retire para hablar a solas con Coulson , y mencionó que sentía que May era una persona difícil de entender, mientras que Coulson le deseó buena suerte con eso. Entonces, Mace le asignó a este la tarea de ayudarlo a hacer un recorrido por el Campo de Juegos para un grupo de representantes gubernamentales del Congreso.[6]

Tour de S.H.I.E.L.D.

Ante la necesidad de reunir más fondos para sus próximas misiones, Mace y Coulson guiaron al grupo de representantes gubernamentales a través de la base, en donde Coulson hizo uso de sus conocimientos históricos de la misma, incluido el rol de Margaret Carter en su construcción. Sin embargo, mientras se realizaba el recorrido, May, quien había estado expuesta al toque de un "fantasma", fue desesperada hacia Chen, quien estaba experimentando las mismas aterradoras ilusiones. Al ser interrogado, el hombre comenzó a golpear su cabeza contra la ventana de una sala de contención.

Cuando Mace se ofreció a llevar al grupo a las habitaciones del Módulo de Contención, Coulson le indicó que podría no ser una buena idea mientras Simmons le informaba que había "sangre por todas partes", así que en su lugar los llevó a ver los Quinjet. No obstante, May se volvió hostil y atacó a su propio equipo STRIKE, sometiendo a Piper y otros agentes, por lo que Mace se involucró y usó sus poderes "Inhumanos" para detenerla, recibiendo varios golpes en la cabeza antes de levantar a May en el aire y estrellar su cabeza contra una pared.

Una vez que estuvo claro que May estaría bien a pesar del golpe y luego de una rápida sesión de fotos con los miembros del Congreso que aún desconocían el incidente que involucraba a Chen, Mace envió a estos de vuelta a casa y les informó que todo lo que vieron era confidencial hasta que S.H.I.E.L.D. vuelva oficialmente. Mace habló rápidamente con Coulson y le informó que se estaba encargando de los cuidados de May. A su vez, Mace preguntó si él era el Director que quería, a lo que este respondió diciendo que cumplía con los requisitos, pero no estaba seguro de que era el hombre para el trabajo. Aún así, Mace prometió que demostraría ser el mejor hombre para el trabajo a seguido de Nicholas Fury y el propio Coulson.[6]

Ataque de apagones

Cuando ocurrieron varios apagones alrededor de los Estados Unidos, Mace reunió a todo el personal en el Campo de Juegos para discutir los hechos, observando en la pantalla como una "Inhumano" no identificado pedía la detención de los listados de los Acuerdos de Sokovia o apagarían más ciudades. Entonces, Mace procedió a hablar con su equipo, siendo informado por Fitz de que era poco probable que sea un ataque solitario y que el único Inhumano con esa clase de poder era Lincoln Campbell, quien ya estaba muerto tras sacrificarse para derrotar a Alveus. A medida que las tensiones aumentaban, Mace tuvo que calmar a Mackenzie cuando reprendió a Burrows por su preocupación a la publicidad de S.H.I.E.L.D.

Finalmente, Mace decidió enviar a Coulson, Mackenzie y Fitz a Miami a ayudar a Elena Rodriguez en Miami, pero Mackenzie notó que Coulson aún no estaba contento con sus últimas órdenes. Mace entró al laboratorio, donde le dijo a Coulson que May estaba siendo tratada desde su encuentro con Lucy Bauer. En ese momento, Chen se retorció de agonía y murió, haciendo que Simmons concluyera que le ocurrirá lo mismo a May si no era curada pronto, así que Mace autorizó que May sea tratada por Holden Radcliffe mientras que Coulson volvía a su misión. Al agravarse los apagones, Mace llamó al equipo de Coulson y les informó de la situación actual. A su vez, el Presidente Matthew Ellis quería resultados de él lo más rápido posible. Sin embargo, su llamada fue interrumpida debido a otro apagón en Miami.

De repente, Mace fue llamado nuevamente por el Presidente Matthew Ellis, el cual estaba dispuesto a enviar tropas a las ciudades para matar a varios Inhumanos como fuera posible si el problema no era resuelto pronto. Finalmente, Coulson lo llamó e le informó que los Guardianes eran los culpables y que habían usados EMPs en las ciudades afectadas, habiendo aparentemente encontrado un nuevo líder que los estaba financiando. Asimismo, el equipo de Coulson encontró la manera de devolverle la luz a las ciudades y terminaron con el caos.[12]

Fuera de las sombras

Declaraciones públicas

De regreso al Campo de Juegos, Phillip Coulson habló con Mace de cómo los Guardianes ganaron un mayor alcance. Preocupado por buscar una manera de calmar al público, Mace fue aconsejado por Coulson de anunciar públicamente la re-legalización de S.H.I.E.L.D.. Al día siguiente, Mace reveló durante una conferencia de prensa con WHiH World News que S.H.I.E.L.D. volvió y había sido responsable de ponerle fin a los apagones. Tras esto, la noticia tuvo recepciones tanto positivas como negativas, con la Senadora Ellen Nadeer liderando la opinión de que la idea de ayudar a los Inhumanos era mala para la protección del mundo.[12]

Debatiendo con una Senadora

A raíz de sus declaraciones, Mace fue invitado a participar en un debate por televisión con la Senadora Ellen Nadeer, por lo que interrumpió la prueba del detector de mentiras de Jemma Simmons con el agente Harlan y, en su oficina, le pidió que lo ayude con hechos científicos para su entrevista a través de un auricular. En el debate, conducido por George Stephanopoulos, Mace fue recibido por el conductor como un héroe, causando molestia en Nadeer. Esta última preguntó si S.H.I.E.L.D. tenía mayor prioridad por los Inhumanos, haciendo que Simmons le informe a Mace que el genoma humano e Inhumano eran casi idénticos. Nadeer no estaba de acuerdo y recordó el ataque de los apagones, a lo que Mace respondió que murieron más Inhumanos que humanos, de acuerdo a la información de Simmons.

Entonces, la Senadora preguntó si era cierto que S.H.I.E.L.D. estaba atacando una prisión en Los Ángeles, operación que ni Simmons ni Mace conocían, así que respondió asegurando que no podía informar acerca de sus misiones actuales, pero que la situación estaba bajo control. Seguidamente, Nadeer lo presionó más, criticando el número de muertos bajo la supervisión de S.H.I.E.L.D., cuestionando los valores de los Inhumanos y hasta considerar a Mace inapropiado para el trabajo. Debido a esto, Mace cortó la conexión con Simmons y declaró ser el Director más apropiado para proteger a los Inhumanos porque él era un Inhumano, revelándole su secreto al mundo. Mace explicó que la situación de los Inhumanos era personal para él y los que eran diferentes no debían ser perseguidos.

Con el debate ahora terminado, Burrows le informó a Mace que sus números de aprobación aumentaron a raíz de su revelación. Simmons entró a la oficina y él le agradeció por su ayuda. En el momento en que Mace quiso preguntarle acerca de sus resultados del detector de mentiras, Simmons lo amenazó con exponer su mentira sobre su historia en Viena, donde fue considerado un héroe. Como consecuencia, Mace decidió eximir a Simmons de cualquier prueba adicional. Cuando Simmons se marchó, Mace dedujo que su secreto pronto sería descubierto.

Poco después, Mace tuvo una reunión con la Senadora Nadeer en privado dentro de su coche, donde ella, después de felicitarlo por su reciente popularidad, le reveló que tenía evidencia de Phillip Coulson trabajando con Daisy Johnson y Roberto Reyes durante una operación en la Penitenciaría de South Ridge, en donde Santino Noguera fue asesinado brutalmente. Ella amenazó que compartiría la evidencia con los medios de comunicación sino le hacía un favor a cambio, por lo que Mace se vio obligada a preguntarle qué quería a cambio de su silencio.[3]

Peleando contra Roberto Reyes

En el Campo de Juegos, Mace envió a Jemma Simmons a una misión a petición del Gobierno de los Estados Unidos relacionado con el estudio de Inhumanos, cuando de hecho estaba siendo enviada a examinar a Vijay Nadeer, hermano de Ellen Nadeer, quien se encontraba atrapado en su capullo de la Terrigénesis. A pesar de la poca información y sabiendo que Mace no la acompañaría porque tenía otra misión, ella aceptó hacerlo de mala gana, siendo transportada a su misión con una bolsa en la cabeza.

Posteriormente, Mace y un equipo de agentes volaron en un Quinjet hasta el Zephyr One con la intención de arrestar a Daisy Johnson y Roberto Reyes. Antes de abordarlos, Mace habló con la tripulación del avión y anunció su llegada. Una vez dentro, Mace habló con Phillip Coulson, quien negó la presencia de Johnson o Reyes a bordo, molestando a Mace, haciéndolo perder tiempo valioso. Sin creer sus excusas, Mace le ordenó a su equipo inspeccionar toda la nave. Mace le dijo a Coulson que esta albergando a un asesino, pero su conversación terminó girando en torno a sus diferentes formas de dirigir haciendo uso de referencias de Star Wars.

Aunque el equipo de Mace no encontró a los fugitivos y Mace agradeció la honestidad de Coulson, Mace se dio cuenta de que faltaba el Módulo de Contención, el cual sacó debajo del avión, con Johnson, Roberto y Gabriel Reyes adentro. Leopold Fitz apareció y pidió permiso para el acceso a documentos clasificados. Mace afirmó que no era el momento indicado, pero Fitz le aseguró que podía llevarlos a Lucy Bauer y Elias Morrow. Aunque Coulson lo consideró prioridad, Mace lo ignoró y, cuando Reyes preguntó por su tío, él respondió que irían a juicio una vez que aterricen. Coulson y Fitz intentaron explicarle de las vidas que estaban en peligro, pero Mace afirmó haber tenido suficiente y les ordenó regresar al Campo de Juegos.

Mientras Mace y Coulson discutían, Reyes comenzó a golpear el Módulo de Contención en un intento de liberarse y lo logró al convertirse en el Vengador Fantasma. En respuesta, Mace empujó a Reyes con su fuerza. Cuando los dos comenzaron a pelear, Mace trató de someterlo, no obstante, Reyes arrinconó a Mace y lo golpeó repetidamente. Coulson intentó detenerlo, pero falló, y este solo se detuvo cuando Gabriel se lo pidió, haciendo que Reyes volviera a su forma humana. Más tarde, Coulson le explicó a Mace que Reyes era necesario para detener a Bauer porque era el único capaz de matarla. A pesar de negación, Mace quedó convencido y dejó en claro que Reyes pagaría por todo lo que había hecho una vez terminado el asunto, cosa que Coulson aceptó.[2]

Perdiendo a Phillip Coulson y Leopold Fitz

A bordo del Zephyr One, Mace observó los metrajes de Phillip Coulson, Leopold Fitz y Roberto Reyes aparentemente desapareciendo tras una misteriosa explosión causada por Elias Morrow. Horrorizado, Mace dijo que era una tragedia, pero Johnson aún tenía esperanza de que hayan sobrevivido, aunque Mackenzie y May no estaban esperanzados, existiendo incluso la posibilidad de que vuelvan como "fantasmas" al igual que Lucy Bauer. Entonces, Johnson sugirió llamar a Jemma Simmons, ya que podría ayudar a salvarlos, además Mackenzie argumentó que tenía derecho a saber lo que pasó. Cuando Mackenzie propuso ir por la Pandilla de Chinatown, quienes podrían saber de Morrow, Mace lo detuvo y decidió comunicarse con Simmons para averiguar más sobre los nuevos poderes de Morrow.

Mace fue con Burrows, el cual le informó que el teléfono de Simmons fue confiscado y tenía a la Senadora Ellen Nadeer en la línea. Mace intentó convencerla de devolver a Simmons antes de cumplirse el trato, pero ella se rehusó a hacerlo y lo terminó colgando. Más tarde, Mace habló con May y Mackenzie, donde este último le explicó la conexión entre Morrow y la Pandilla de Chinatown, resultando que su líder, Chen, estuvo en la misma prisión con Morrow. Aunque Mackenzie aseguró que tenían una oportunidad para atraparlo, Mace siguió insistiendo en que debían esperar a que Simmons estudie la tecnología con la que estaban lidiando y le prohíbió salir en su búsqueda. Él le dijo a May que irán directo con Holden Radcliffe para recibir su ayuda, y cuando May preguntó por Simmons, este le mintió diciéndole que habló con ella.

De regreso al Campo de Juegos, Mace fue informado de que Mackenzie salió por la Pandilla y Johnson fue a traerlo de vuelta. A continuación, Mace y May se reunieron con Radcliffe y Aida, quienes afirmaban que las cajas reunían energía de otras dimensiones, siendo una tecnología muy avanzada. Después de que May afirmó que fueron construidas con un libro, Mace los dejó trabajar y se encargó de llamar a los familiares de los agentes asesinados por Morrow. Habiendo investigado el Darkhold, Aida logró traer a Coulson y Fitz al plano terrenal después de haber construido una Puerta interdimensional. De repente, un furioso Fitz fue directo con Mace, exigiendo saber el paradero de Simmons. Antes de decirle que lo había escuchado hablando con Nadeer, Simmons llegó a la base y la pareja apresuradamente se abrazó.[13]

Cazando a Elias Morrow

Eventualmente, S.H.I.E.L.D. localizó a Elias Morrow en la Sede de la Pandilla de Chinatown en los Ángeles, por lo que Mace envió agentes al sitio mientras él, en el Campo de Juegos, tenía una entrevista por teléfono con Coleen Sullivan, a quien le dijo que S.H.I.E.L.D. estaba ayudando en la búsqueda de un fugitivo y no daba respuestas sobre si se trataba de Daisy Johnson o un Inhumano. A pesar de su miedo a que Johnson o Roberto Reyes fueran vistos por la prensa, Coulson le aseguró que ellos y Elena Rodriguez eran las mejores opciones.

Al sugerir a Aida por su gran inteligencia y mente científica, Mace fue informado de que era una androide. A pesar de su enojo debido a que ya hubieron problemas a raíz de la creación de Ultrón y eso iba en contra de los Acuerdos de Sokovia, él permitió que sea usada en la misión y envió a Melinda May a traerla, aclarando que desmantelarían a Aida una vez finalizada la misión por seguridad, a lo que Coulson y May estuvieron de acuerdo.

Más tarde, Holden Radcliffe tuvo una reunión con Mace, en donde el Director reconoció el impresionante trabajo de Radcliffe y discutieron los posibles usos de los Simulacros Dotados de Vida. Radcliffe reconoció sus acciones imprudentes y se ofreció a entregar toda su investigación. Cambiando de tema, Mace preguntó acerca del Darkhold y aprendió de Radcliffe que el libro leía las mentes y proporcionaba conocimientos para crear poderosas tecnologías. Cuando Radcliffe preguntó por el destino de Aida, Mace respondió que dependería de cómo manejen la próxima misión contra Morrow.[14]

Liderazgo en cuestión

Al llegar al Zephyr One con Radcliffe y Aida, ellos fueron recibidos por Coulson y se informaron de que Morrow poseía un material altamente explosivo, poniendo en riesgo Los Ángeles. Mientras Aida se encargaba de la construcción de la Puerta interdimensional, Mace aseguró que formaría parte de la misión, sintiendo que ya era hora de que el público viera al Director en acción, y argumentando tener un plan para tratar con Morrow. Cuando compartió su plan con todos, Alphonso Mackenzie se enfureció porque él haría que Elena Rodriguez tome un material nuclear por la fuerza, generando una fuerte discusión entre los dos.

Mackenzie insultó el liderazgo de Mace, sugiriendo que debería dejarle la planificación de la misión a los expertos, a lo que Phillip Coulson le ordenó que se callara y mostrara algo de respeto antes de conversar en privado con Mace. Este último lo confrontó por el uso de criminales y asesinos para como Roberto Reyes para realizar actividades secretas y, en respuesta, Coulson le preguntó acerca del trato con Ellen Nadeer. Después de que Johnson se incorporó a la conversación, Mace reveló que Nadeer tenía intenciones de filtrar metrajes de Reyes y ella a la prensa y no tuvo más opción que hacer un trato con la misma. Sorprendido, Coulson los insistó a convertirse en un mejor equipo.[14]

Batalla en la Sede de la Pandilla de Chinatown

Como parte del plan de Mace, Phillip Coulson fue enviado con Elias Morrow para distraerlo hablándole de la naturaleza de sus poderes, ganando tiempo suficiente para que Mace, Mackenzie, Rodriguez y Melinda May entren al lugar tras recibir la señal de Coulson, y lucharon contra los miembros de la Pandilla de Chinatown. Allí, Mace usó su fuerza para golpear a uno de los criminales y lanzar a otro por los aires, antes de noquear a varios más, mientras Rodriguez usaba su velocidad para darles ventaja. Finalmente, Mace fue testigo de cómo Roberto Reyes mataba a Morrow mientras eran enviados a otra dimensión, abandonando a los agentes.

Terminada la batalla, Johnson escapó de la escena, pero accidentalmente desató las ondas de choque que había estado absorbiendo para evitar una sobrecarga con el dispositivo de Morrow, lanzándola por el aire hasta que aterrizó cerca de la prensa. Rápidamente, Mace llegó para acompañarla y declaró que Johnson era en realidad una agente de S.H.I.E.L.D. en una misión encubierta para vencer a los Guardianes y le agradeció por sus servicios. Con Morrow derrotado y Johnson reincorporada en S.H.I.E.L.D., los agentes celebraron por la misión y Mace habló con Radcliffe, a quien le autorizó seguir su trabajo de Simulacros Dotados de Vida en el Campo de Juegos bajo la supervisión de S.H.I.E.L.D.; Radcliffe estuvo de acuerdo y Mace le hizo saber que Nathanson fue enviado a llevar sus equipos a sus laboratorios.[14]

Haciendo las paces con Daisy Johnson

En una reunión del equipo principal, Mace ordenó deshacerse del Darkhold de forma segura, por lo que Phillip Coulson le entregó el mismo a William Koenig, el cual lo ocultaría en el Laberinto. A su vez, Mace ordenó que los recuerdos de Aida sean borrados, debido a los riesgos de haber leído el Darkhold. Aunque Radcliffe se mostró renuente, él terminó accediendo ante la postura de Macey, y este último le recordó que no era una solicitud, sino una orden. Posteriormente, Mace envió a Burrows a recoger a Daisy Johnson y así tener con ella una reunión privada en su oficina.

Mace le mostró a Johnson el titular del periódico que mostraba que ambos habían salvado Los Ángeles, y señaló que formaban un buen dúo. Mace y Johnson debatieron si realmente la había salvado o si había convertido la situación en un truco publicitario, aunque Mace argumentó que Johnson se hizo conocida por sus actos criminales y señaló que era un arma. Cuando empezaron a discutir, Mace se calmó y comenzó de nuevo, creyendo que podían llevarse bien. Asegurando que ambos eran Inhumanos, Mace le dijo que aprobó su declaración escrita, seguido de una broma y después centrándose en los Guardianes, que Johnson insistió en averiguar quién era exactamente su líder actual. Mace argumentó que no quería perseguir teorías de conspiración y, en cambio, le dijo a Johnson que irían por la Senadora Ellen Nadeer para descubrir sus secretos.[15]

Salvando a Vijay Nadeer

A bordos del Quinjet, Mace intentó hacer que su equipo se enfoque en la misión mientras Coulson se encargaba de lidiar con la situación de una descontrolada Aida. Simmons, encubierta, trató de conseguir una reunión con Ellen Nadeer, siendo recibida por su secretario Zach Bynum. Mace habló con Johnson acerca de Simmons, el cual se enteró de que Simmons sobrevivió por un largo periodo aislada en otro planeta. A pesar de que la fachada de Simmons fue descubierta, ella consiguió el teléfono de Bynum, que usaron para localizar a Nadeer.

Una vez ubicada, Mace, Johnson y Simmons se dirigieron a la residencia de la misma, siendo recibidos por Nadeer y su equipo de guaridas armados. Mace le explicó que trataban de encontrar a Vijay Nadeer, pero ella se negó a que vean los alrededores y los amenazó con contactar al General Glenn Talbot sobre las violaciones de los Acuerdos de Sokovia a menos que se marchen. Sin embargo, antes de irse, Mace y los otros escucharon disparos, así que fueron a investigar, encontrandose a Vijay usando sus nuevos poderes Inhumanos para luchar contra Tucker Shockley y otros Guardianes. Mace y Simmons intentaron convencerlo de venir con ellos y, por otro lado, su hermana le advirtió que se convertiría en un arma de S.H.I.E.L.D.. Al final, Vijay decidió irse con su hermana, con Mace diciéndole a Simmons que hicieron lo que pudieron.[15]

Secretos expuestos

Ataque a Jeffrey Mace

Como Mace declaró que Daisy Johnson era una agente encubierta de S.H.I.E.L.D., él organizó una conferencia de prensa para conmemorar sus acciones en contra de los Guardianes y le agradeció por haber salvado cientos de vidas, antes de dirigirse al público para darle un gran aplauso. Después, Mace le cedió la palabra a Michelle Caldwell, una persona salvada por Johnson durante un rescate, para que hable de su experiencia. Sin embargo, durante el discurso, Johnson vio a un francotirador a lo lejos y ordenó que todos bajaran. Inmediatamente, Mace bloqueó la bala con el podio del lugar y terminó lanzando el mueble al aire, al resultar ser una bala explosiva.

Como parte del plan de contingencia, Mace fue evacuado al Quinjet por Phillip Coulson y Alphonso Mackenzie, mientras el responsable era capturado por el General Glenn Talbot, siendo transportado al Campo de Juegos para ser interrogado. En el aire, Mace habló con Coulson y Mackenzie sobre el ataque, discutiendo si Nadeer pudo estar detrás de eso. De repente, cuando Burrows se levantó para usar su teléfono, la puerta del jet se abrió, lanzando a Burrows fuera del vehículo por los aires, con el Suero Patriota en su posesión, para horror de Mace al perder el control total de la aeronave.

Una vez que el Quinjet se estrelló, matando al piloto, McCafferty, en el proceso, ellos intentaron ponerse en contacto con la base, sin ningún éxito, puesto que Coulson se dio cuenta de que no tenían señal ni forma de comunicarse con sus aliados para contarles sobre su situación. Conscientes de que era un plan de los Guardianes para asesinarlo, Mace ordenó ir por Burrows y la maleta, sin decirles a Coulson y Mackenzie lo que esta contenía.

Confesando la verdad

Inspeccionado el área, ellos encontraron a un grupo de Guardianes con el cuerpo de Burrows. Entonces, Coulson y Mackenzie durmieron a la mayoría de los Guardianes con R.E.C.I.s mientras Mace tomaba el maletín en el caos e intentaba escapar. Mace abrió el maletín e intentó inyectarse el Suero Patriota, pero el soldado logró destruir todos los frascos y le disparó en la pierna. Luego de que el atacante fue neutralizado, Coulson descubrió que Mace no era un Inhumano, sino un intento de Súper Soldado con poderes temporales que recreaban a un nuevo Capitán América, haciendo que este revelara que fue reclutado por el General Talbot en el Proyecto Patriota y así convertirse en el líder de S.H.I.E.L.D.

Ocultándose dentro de un edificio, ellos observaron la llegada de otros Guardianes, obligándolos a formar un nuevo plan, en el cual Mace engañaría a los enemigos, aparentando tener aún sus poderes y sacar ventaja. Mace, con su uniforme, habló con el líder del grupo, Viktor Orlov, e intentó convencerlos de dejar su misión a cambio del maletín, con la supuesta cura para los Inhumanos. Gracias al tiempo ganado, Mackenzie logró crear una explosión, haciendo que los Guardianes ataquen y Coulson respondió protegiendo a Mace con su escudo, hasta que Melinda May y Daisy Johnson fueron en su rescate y derrotaron a los enemigos restantes.

De vuelta al Campo de Juegos, Mace interrumpió la discusión de Glenn Talbot y Phillip Coulson, y pidió privacidad para hablar con este último. Finalmente, Mace le dijo la verdad de lo ocurrido en Viena, revelándole que no fue ningún acto heroico, sino una mal interpretación de los hechos reales, declarándose ante Coulson como un cobarde. Entonces, Mace tomó la decisión de renunciar a su puesto, pero Coulson lo detuvo y le explicó que S.H.I.E.L.D. aún necesita una cara pública. Debido a esto, Coulson lo dejó a cargo de las relaciones públicas y operaciones generales, pero él estaría a cargo de las misiones operativas y peligrosas.[5]

Firma de Daisy Johnson

Habiendo acordado el mejor curso de acción para la firma de los Acuerdos de Sokovia de Daisy Johnson, Mace convocó una reunión con su personal clave. Jemma Simmons consideraba el hecho como algo no propio de Phillip Coulson, pero ellos revelaron que aprovecharían la oportunidad para infiltrarse en la oficina de Ellen Nadeer, cosa que molestaba a Talbot, ya que lo consideraba muy peligroso. Más tarde, Coulson le informó a Mace y Talbot que Alphonso Mackenzie no se uniría a ellos, excusa que tomó Talbot para no realizar la misión encubierta; Mace trató de detener la discusión, solo para darse cuenta que estaba siendo ignorado. En el momento en que Talbot sugirió desplazar los activos de S.H.I.E.L.D., Mace declaró que Nadeer era peligrosa y debía ser detenida, haciendo que Talbot acepte de mala gana.

En Washington, D.C., Mace se unió a Johnson en su comité de audiencia para discutir sus acciones como la justiciera Quake. Mace y Johnson discutieron si ella estaba nerviosa o no, antes de que Johnson hiciera un comentario de todas sus mentiras sobre el Proyecto Patriota. Luego hablaron cómo habían tenido que jugar en sus respectivos papeles: él como un héroe y ella como una mujer fuerte. Una vez que Nadeer se unió a la reunión, la audiencia inició y Mace vio como Johnson era interrogada por el Presidente Gene Williams y la Senadora Maria Nunez antes de que Nadeer tomara su turno para hablar.

Nadeer cuestionó a Johnson de proteger los Inhumanos por encima de los humanos normales, y lo que había hecho con el dinero robado, a lo que Johnson trató de defenderse lo mejor posible, afirmando que los Inhumanos también suelen ser víctimas. Sin embargo, Nadeer acusó a S.H.I.E.L.D. de realizar actividades ilegales, revelando consigo a Coulson y Elena Rodriguez, a quienes descubrieron tratando de instalar dispositivos en su oficina para espiarla. Como consecuencia, la reunión fue detenida y los senadores decidieron realizar una investigación completa de la organización, provocando una fuerte discusión entre Talbot y Coulson.[16]

Perdiendo sus poderes

Con el fin de volverse más fuerte sin sus poderes, Mace comenzó a entrenar con Piper, siendo rápidamente tirado al suelo. Durante las pruebas de Jemma Simmons, Mace fue informado que el Suero Patriota estaba matándolo, existiendo la posibilidad de morir si seguía consumiéndola, confirmando que no llegaría a ser el nuevo Capitán América. Entonces, ellos fueron interrumpidos por Leopold Fitz, quien habló de las mejoras del Traje Patriota, solo para enterarse de que Mace no podría seguir en el proyecto.

Siguiendo con su trabajo habitual, Mace encontró a Daisy Johnson, quien había estado organizando la reubicación de los Inhumanos para protegerlos del líder de los Guardianes, quien poseía ahora el Darkhold. Como Ellen Nadeer podía tener información de su ubicación, Johnson le encargó a Mace hacer las llamadas necesarias al Congreso para evitarlo. Posteriormente, Mace habló con Coulson, quien estaba rastreando a Agnes Kitsworth, el modelo de diseño de Aida, con la esperanza de localizar a Holden Radcliffe y así rescatar a Melinda May, ya que recién descubrieron que había sido reemplazada por un Simulacro Dotado de Vida. A su vez, Mace le hizo saber de su frustración y Coulson le dijo que sintió lo mismo al trabajar con los Vengadores.[17]

Investigación de la bomba

Cuando se llevó a cabo una explosión en la oficina de Ellen Nadeer, Mace vio el reportaje, descubriendo que la propia Nadeer murió en el ataque. En Washington, D.C., Mace y los agentes fueron al sitio donde se produjo dicho ataque, y envió a Leopold Fitz y Jemma Simmons a investigar mientras él iba con la prensa a petición de Johnson, haciéndolo sentir como la mascota del equipo. Durante el curso de la investigación, Johnson capturó a Tucker Shockley y su banda de Guardianes, ya que Shockley fue visto entrando a la oficina de Nadeer justo antes de que se produjera la explosión.

A bordo del Zephyr One, Tucker Shockley insistió en hablar solo con Mace y Johnson, a lo que Mace accedió para hacer uso de sus habilidades de persuasión y conseguir información de Anton Ivanov, el líder de los Guardianes. Reunidos, Shockley se disculpó con sus hombres y comenzó a gritar. Rápidamente, Fitz y Simmons les informaron a todos que Shockley era una bomba, la misma que mató a Nadeer en su oficina, por lo que Johnson le dispara una de sus ondas de choques. Como seguía intentando explotar, Mace y Fitz lo empujaron dentro del Módulo de Contención, el cual fue lanzando fuera del avión segundos antes de que Shockley explote.

Libres del peligro, Mace se mostró furioso por casi fracasar en el acto y argumentó con Johnson que necesitaba volver a someterse en el Proyecto Patriota, ya que no tener toda su fuerza ponía en riesgo a sus agentes. Después, él escuchó la explicación de Fitz y Simmons sobre el funcionamiento de los poderes Inhumanos de Shockley, resultando que podía reconstruirse después de cada explosión y, por lo tanto, seguía con vida en algún lado, así que Fitz y Simmons comenzaron a trabajar en una manera de contenerlo usando los guantes de Johnson para contrarrestar las explosiones.[17]

Enfrentamiento con los Guardianes

Una vez que Mace localizó al Inhumano, se colocó su traje y se preparó para atraparlo, aunque Johnson no estaba segura de poder detenerlo como se esperaba. Mientras Johnson usaba sus poderes para hacer que Shockley explotara una y otra vez, con la esperanza de cansarlo, Mace habló con Fitz y Simmons, y se prepararon para capturar a Shockley. Sin embargo, justo antes de poder actuar, algunos camiones aparecieron y, al deducir que se trataba de una emboscada de los Guardianes, Mace decidió quedarse para mantenerlos a salvo.

Después de que Fitz y Simmons permanecieron a salvo en un automóvil, Mace se inyectó nuevamente el suero, causándole un gran dolor y, usando su fuerza sobrehumana, detuvo uno de los camiones que se acercaba, llevándolo a gritar de adrenalina, pero el resto de vehículos lo rodeó. Acto seguido, Anton Ivanov y sus soldados salieron de allí, con Ivanov notando que si bien Mace era claramente fuerte, era posible que no sea a prueba de balas. Ignorando a Johnson y Shockley, Ivanov y sus hombres consiguieron someter a Mace con barras táser, antes de llevarlo a su base secreta.[17]

Torturado por Anton Ivanov

Encerrado en una celda sin su traje para ser torturado más adelante, Mace usó lo último que le quedaba de fuerza del Suero Patriota para romper sus cadenas e intentar escapar al descubrir que la puerta de su celda estaba abierta y sin nadie vigilando, en una apresurada apuesta de ir hacia su libertad. Después de someter a un Guardián, este fue interceptado por Anton Ivanov, al cual intentó poner bajo arresto en nombre de S.H.I.E.L.D., pero como perdió toda su fuerza, Ivanov simplemente se burló, lo derrotó fácilmente y lo devolvió a su celda.

Nuevamente despierto, Mace vio a Ivanov al lado de Aida, por lo que Ivanov le contó de cómo había visto a su padre besar las botas de un hombre que había heredado la fortuna de su propio padre. Ivanov expresó su odio por aquellos que no trabajaban por su dinero o poder, pero señaló que despreciaba a aquellos que deseaban el mismo tipo de poder, revelándole que sabía que él no era un verdadero Inhumano. Mientras Ivanov sacaba su cuchillo y procedía a empujar lentamente la hoja en su pecho, Mace se mantuvo resistente y declaró que Phillip Coulson y S.H.I.E.L.D. lo rescatarían, cosa que Ivanov estaba esperando, así que procedió a dejar a Mace solo en su celda.

Más tarde, Mace escuchó la conversación entre Ivanov y Coulson, descubriendo que Ivanov quería vengarse de Coulson por considerarlo culpable de la muerte de su escuadrón de la SVR. Asimismo, Ivanov culpaba a Coulson, Nicholas Fury y Anthony Stark de todas las amenazas alienígenas. En respuesta, Mace llamó a Ivanov como un teórico conspirativo que terminó creando algo más grande, los Guardianes. Aunque Ivanov le dio la oportunidad de expresar su arrepentimiento por las acciones de S.H.I.E.L.D. y las suyas, Mace afirmó que S.H.I.E.L.D. hacía lo correcto y el único arrepentimiento que tenía era no ser capaz de patearle el trasero. Ivanov se mostró impresionado por sus convicciones, a pesar de estar muy equivocadas. Acto seguido, Ivanov lo liberó de sus ataduras y dejó a Mace solo en su celda con un grupo de matones Guardianes, que procedieron a golpearlo.[18]

Líder en el Marco

Nueva vida simulada

En un cierto punto, Mace fue reemplazado por un Simulacro Dotado de Vida de él mismo, con el fin de infiltrarse en el Campo de Juegos junto con los SDV de Coulson, Leopold Fitz y Alphonso Mackenzie. A su vez, el verdadero Mace fue transportado a la Plataforma Petrolera Ivanov,[19] donde fue encerrado dentro del Marco. En la simulación, Mace obtuvo una nueva vida como el líder Inhumano de S.H.I.E.L.D. que luchaba contra las fuerzas de HYDRA de Madame HYDRA, quien gobernaba el mundo y perseguía a los Inhumanos.[20]

Protegiendo a los Inhumanos

Dentro del Marco, Mace y la Resistencia operaron desde el Campo de Juegos, ubicación concedida por William Koenig antes de su muerte. Grant Ward le solicitó proteger a dos individuos que estaban bajo el radar de HYDRA como blancos potenciales: Phillip Coulson y Jemma Simmons. Después de aceptar y autorizar su acceso a la base, Mace se presentó ante su llegada y señaló que solo permitió que entren porque confiaba en Ward y no en ellos. Ellos conversaron un poco, en donde Coulson le mostró su admiración, refiriéndose a este como el legendario líder Inhumano de la Resistencia, pero Mace le pidió que simplemente se refiriera a él por su verdadero nombre, ya que no era tan fanático del nombre "Patriota".

Mientras que Coulson los comparaba con la Alianza Rebelde, Mace explicó la historia de la base desde la Segunda Guerra Mundial, y que muchos agentes de S.H.I.E.L.D. había muerto luchando por su causa. De repente, fueron interrumpidos por Burrows, quien le informó que perdieron a Cooke durante la misión, la cual se estaba complicando. Cuando Mace le mostró a Coulson y Simmons a los potenciales Inhumanos que protegían, ellos fueron interrumpidos por Ward, quien les informó que Skye había sido capturada por HYDRA.[20]

Secretos de Jemma Simmons

Ward le reveló que Skye había sido capturada por Melinda May, pero Mace afirmó que ella era lo suficientemente fuerte para protegerse. Entonces, Simmons preguntó si Skye consiguió la ubicación de Holden Radcliffe, pero en ese momento Ward y Mace cuestionaron los verdaderos motivos de Simmons, haciendo que ella argumente que también era una agente de S.H.I.E.L.D. y de cómo tuvo que recibir una bala y salir de una fosa común. Debido a esto, Mace se disculpó y le dijo la ubicación de Radcliffe, antes de preguntar porqué él era tan importante.

En respuesta, Simmons y Ward explicaron que Radcliffe podía tener una forma de derrotar a HYDRA y tenían que encontrarlo lo más rápido posible. Aunque Mace aseguró que no podía enviar a un equipo de agentes, Coulson insistió en que ellos eran suficientes; Mace no quedó convencido, hasta que Ward respaldó la idea al notar que a S.H.I.E.L.D. les vendría bien toda la ayuda que pudieran obtener durante su guerra contra las fuerzas de HYDRA. Entonces, Mace les entregó un Quinjet y expresó su deseo de ver el hangar lleno de una flota de Helicarriers algún día, antes de dejarlos ir a su misión.

Al retornar el equipo, Mace se enteró de que Grant Ward no asesinó al Doctor porque Jemma Simmons estaba enamorada de él, resultando en la muerte de Agnes Kitsworth y que Radcliffe fuera secuestrado por Madame HYDRA. Él intentó obtener información, pero solo tuvo como respuesta de Simmons que este mundo no era real, dejando a Mace confundido. Antes de poder seguir hablando, Burrows entró y trajo a alguien que encontraron, resultando ser Alphonso Mackenzie, quien explicó que fue usado por HYDRA para arrestar a Skye y pidió ayudar para enmendar su error.[20]

Ataque al autobús

Durante una misión para emboscar un autobús de HYDRA con el fin de encontrar a Skye y Antoine Triplett, Phillip Coulson y Mace recrearon un accidente automovilístico. Ambos luego se quedaron hablando sobre Simmons y su verdadera relación con el Doctor, quien acababa de asesinar a Agnes Kitsworth, y Mace señaló que quería saber qué más le estaban ocultando. Cuando un camión de HYDRA se empezó a acercar, ambos se posicionaron, con Coulson convenciendo al conductor de detenerse y ayudarlo, solo para que Mace sometiera por sorpresa a los guardias.

Durante el encuentro, Mace corrió hacia el autobús y tiró al conductor de su asiento con una fuerza increíble. No obstante, Coulson pronto descubrió que en lugar de tener contenida a Skye, estos solo descubrieron que HYDRA transportaba varias bolsas de cadáveres. Mace y Coulson luego llevaron los restos al Campo de Juegos y permitieron que los civiles, bajo la protección de S.H.I.E.L.D., vieran si alguno de sus seres queridos estaba en las bolsas de cadáveres.

Mace le mostró todas las bolsas de cadáveres a Mackenzie y Ward, y señaló que no habían encontrado a Skye entre los muertos. Cambiando de tema, Mace preguntó cómo le estaba yendo a la hija de Mackenzie bajo su cuidado, y Ward señaló que estaría a salvo con ellos. Cuando Mackenzie una vez más insistió en que quería ayudar, Mace le ordenó que trabajara en el autobús para permitirles acceder a un Centro de Cultivo de Iluminación de HYDRA con el propósito de ir a rescatar a Antoine Triplett. Mace luego le preguntó a Ward sobre Simmons y si había aprendido acerca de algo nuevo por ella.[1]

Aprendiendo del Marco

Posteriormente, Mace y Grant Ward decidieron confrontar a Jemma Simmons sobre la información que les ocultaba, obligándola a revelar que el mundo en que se encontraban no era real, sino una realidad virtual conocida como el Marco, que los recuerdos que Mace tenía eran son falsos y que Ward era un programa de computadora, ya que el verdadero murió. Abrumados por la información, Mace se mostró incrédulo y le hizo preguntas personales para buscar la manera de confirmarlo, pero como ella solamente lo conocía laboralmente, no pudo responder a ninguna.

Mace se enojó, y dijo que su lucha y sus amigos caídos eran reales, negándose a creer que todo lo que hizo fue por nada. Después de que ella se fue, Mace le ordenó a Ward averiguar más sobre las teorías de la misma. En la preparación de la misión, Mace le dio órdenes a Burrows y a los otros agentes antes de ser informado sobre el estado del autobús. Aunque Mackenzie se ofreció como conductor, él afirmó que ya tenía otro candidato, Phillip Coulson, al cual le dio más tarde una tarjeta de identificación falsa de HYDRA para proceder con la misión.[1]

Confrontación con Melinda May

Mientras estaba oculto junto con Burrows en una de las bolsas de cadáveres, Coulson ingresó al Centro de Cultivo de Iluminación de HYDRA y salió de su escondite después de que llegaron a su ubicación, en donde Mace derrotó a un agente de HYDRA que se acercaba para inspeccionar. Mace y Coulson se armaron y se prepararon para entrar, y Coulson expresó su pesar de haber dado lecciones de HYDRA cuando fue un profesor, pero Mace le aseguró que ahora estaba del lado correcto y que podía ayudarlos. Avanzando, Mace arrancó las cerraduras de las celdas, liberando a todos los prisioneros del lugar, incluyendo al agente encubierto de S.H.I.E.L.D., Antoine Triplett, a quien presentó a Coulson.

Entonces, Mace le ordenó a todos subir al autobús, pero Triplett insistió en buscar sus botas, ya que tenía guardada información valiosa que pudo obtener de HYDRA. Aunque Triplett las recuperó y se lo entregó, Mace fue informado que Coulson había ido a rescatar a un estudiante que estaba en manos de HYDRA. En ese momento, antes de que pudieran actuar, un Quinjet de HYDRA apareció y Mace le ordenó a Burrows que saliera del lugar con la información mientras él y Triplett iban a buscar a Coulson. Aunque Burrows intentó oponerse, Mace insistió en que era una orden antes de que él y Triplett corrieran para reagruparse con Coulson.

Sin embargo, en el camino, Mace fue empujado por Melinda May, quien ahora poseía una increíble fuerza sobrehumana, por lo que le ordenó a Triplett que fuera solo tras Coulson. Acto seguido, Mace decidió enfrentarse a May, la cual había tomado algún tipo de suero de aumento de fuerza o ahora era una Inhumana, comentario que enfureció a la agente de HYDRA. A pesar de su fuerza mejorada, May no consiguió matarlo y, en cambio, fue derrotada por Mace, a lo que ella lo acusó de ser un terrorista y matón. En respuesta, Mace le aseguró que si lo fuera, ya estaría muerta, y se marchó.[1]

Sacrificio noble

Cuando Mace entró al Centro de Cultivo de Iluminación de HYDRA, el Quinjet de HYDRA, bajo las órdenes del Doctor y Madame HYDRA, bombardearon el edificio. Mace logró reagruparse con su equipo justo a tiempo para ayudar a los niños a escapar. Sin embargo, él saltó para salvar a Chris Adler, quien estaba por quedar enterrado bajo los escombros, cubriéndolo con su propio cuerpo. Rápidamente, Mace salió de los escombros sosteniendo con su fuerza un pilar que mantenía el edificio en pie, justo cuando Melinda May apareció.

Cuando los agentes trataron de sacar al joven atrapado, ella les ordenó no moverse, pero Coulson la hizo entrar en razón y recataron a Adler, haciendo que May se diera cuenta que Mace trataba de salvarlos. Aunque Antoine Triplett y Grant Ward intentaron buscar una manera de sacarlo, Mace les ordenó irse, permitiendo que todos salieran a salvo y tanto los agentes de S.H.I.E.L.D. como los jóvenes escapen, viendo con sus propios ojos como Mace quedaba enterrado bajo el edificio, muriendo tragicamente como el héroe que siempre quiso ser y, en consecuencia, el cuerpo de Mace también pereció en el mundo real.[1]

Legado

Caída de S.H.I.E.L.D.

El sacrificio de Mace inspiró a Melinda May a traicionar a HYDRA y liberar a Skye, cumpliendo irónicamente la misión que Mace pretendía hacer.[21]

Su acto heroico fue usado por S.H.I.E.L.D. como medio para inspirar a más personas en su lucha contra las fuerzas de HYDRA, creando una rebelión civil. Aunque su mente fue manipulada, Leopold Fitz quedó traumatizado al regresar al mundo real, sintiéndose culpable por la muerte de Mace. Asimismo, Mace fue honrado póstumamente como un verdadero Director de S.H.I.E.L.D. gracias a sus acciones tanto en el Marco como en el mundo real.[22]

Lamentablemente, su cuerpo en el mundo real fue usado como herramienta por Aida y Anton Ivanov para avanzar en sus objetivos, ya que dieron la impresión de que fue asesinado por los poderes Inhumanos de Daisy Johnson, convirtiendo a Johnson en la principal sospechosa.[23] Posteriormente, una autopsia reveló que Mace no era un Inhumano, causando sospechas sobre S.H.I.E.L.D., lo cual condujo una reunión de investigación que fue usada por Ivanov y Aida para envolver a Johnson en un intento de asesinato del General Glenn Talbot usando a un SDV de Daisy Johnson como medio. Debido a esto, S.H.I.E.L.D. terminó disolviéndose.[24]

Poderes y habilidades

Poderes

Originalmente, Jeffrey Mace pretendía ser un Inhumano que se transformó luego de que sus genes se activaran al ser sometido a la Terrigénesis, ganando poderes sobrehumanos, cuando en realidad sus poderes provenían del consumo de una versión modificada de la Fórmula de Calvin Johnson, como parte del Proyecto Patriota.

  • Fuerza sobrehumana: Mace era lo suficientemente fuerte como para dominar con facilidad a Melinda May, levantarla del cuello con un brazo, golpear su cabeza contra la pared y dejarla inconsciente sin ningún esfuerzo. Él fue capaz de pelear incluso contra Roberto Reyes y lanzarlo a través de la habitación con facilidad. Sin embargo, su fuerza no sería la suficientemente alta, siendo dominado rápidamente por Reyes.
  • Durabilidad sobrehumana: Mace fue capaz de soportar los ataques de Melinda May e incluso un golpe con una barra táser, sin lesiones y sin siquiera moverse. En su batalla contra Roberto Reyes, él recibió múltiples golpes, que no le provocaron daños visibles, pero si se sentía herido y fatigado.

Habilidades

  • Combatiente experto: Al incorporar su fuerza a su estilo de lucha, Mace pudo derrotar a varios miembros de la Pandilla de Chinatown. En el Marco, Mace demostró ser un experta en el combate cuerpo a cuerpo, pudiendo luchar a la par con una Melinda May alterada temporalmente, quien ya era una maestra en las artes marciales.
  • Bilingüismo: Mace hablaba inglés con fluidez y tenía cierto dominio del español.

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Jeffrey Mace

En orden cronológico:

En una línea de tiempo alternativa:

Trivia

  • En los cómics, Jeffrey Mace fue un periodista del Diario El Clarín, quien luchó bajo la identidad disfrazada del Patriota en la Segunda Guerra Mundial junto a James Barnes. También fue la tercera persona en asumir la identidad del Capitán América, antes de retirarse en 1949 y más tarde morir de cáncer.

Referencias

Enlaces externos

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.