FANDOM


Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.
"138 misiones de combate. Volé en todas ellas, Tony. Cada una pudo ser la última, sí, pero volé. Porque había una lucha que pelear."
―James Rhodes a Anthony Stark[fnt.]

El Coronel James Rupert Rhodes es un oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Él era el mejor amigo de Anthony Stark así como el enlace entre Industrias Stark y los militares en el Departamento de Adquisiciones. Cuando Stark fue secuestrado por los Diez Anillos, Rhodes dirigió un rescate para su amigo, con éxito. Luego de que Stark se convirtiera en Iron Man, a Rhodes se le empezó a conocer como Máquina de Guerra al ponerse un traje de combate fuertemente armado de Hammer Industries y ayudó a vencer a Ivan Vanko.

Más adelante, su alias fue renombrado a Iron Patriot durante los ataques del Mandarín. Mientras perseguía al líder terrorista, a Rhodes se le notificó de la aparente muerte de Anthony Stark, sin embargo, pronto descubrió que él seguía vivo y ambos descubrieron que el Mandarín era falso, ya que la cabeza detrás de todo era Aldrich Killian, a quien derrotaron. Tras estos acontecimientos, Rhodes volvió a operar como Máquina de Guerra.

Después de mostrar su valía durante la Batalla de Sokovia en el que se enfrentó a los Centinelas de Ultrón, Rhodes se ganó un lugar en los Vengadores, sin embargo, este pronto entró en conflicto con sus compañeros de equipo cuando él y Anthony Stark se pusieron a favor de los Acuerdos de Sokovia propuestos por Thaddeus Ross. Durante una batalla contra el equipo de Steven Rogers, Rhodes sufrió un accidente, terminando malherido y casi parapléjico, por lo que se retiró temporalmente de su labor como héroe.

Al recuperarse, Rhodes regresó con los Vengadores, sirviendo como un enlace entre el equipo y las Naciones Unidas. No obstante, él desobedeció los Acuerdos de Sokovia para viajar a Wakanda con el equipo a fin de proteger a Visión de Thanos. No obstante, Thanos no tardó en someter a todos los héroes y realizó el Chasquido, eliminando a la mitad de la vida en el universo. Con la ayuda de Nebula y Rocket Raccoon, los Vengadores viajaron a Titán II, donde eliminaron a Thanos, pero no revirtieron lo sucedido, ya que las Gemas del Infinito habían sido destruidas.

En 2023, al descubrir cómo viajar en el tiempo de manera segura por medio del Reino Cuántico, Rhodes y Nebula viajaron a Morag en el año 2014, donde recuperaron la Gema del Poder. Ya con las Gemas reunidas, Rhodes fue testigo de como Bruce Banner revivió a la mitad de la vida en el universo. De repente, cuando las tropas de un Thanos alternativo llegó para confrontarlos, Rhodes y sus aliados los enfrentaron, venciéndolos a costo del sacrificio de Anthony Stark. Más tarde, Rhodes asistió al funeral de su amigo.

Biografía

Conociendo a Anthony Stark

Trabajando con Industrias Stark

James Rhodes nació el martes, 8 de octubre de 1968. Él conoció a Anthony Stark a temprana edad y los dos se convirtieron en mejores amigos, teniendo un estrecho vínculo. Cuando Rhodes se hizo mayor, fue nombrado Teniente Coronel y, debido a su amistad con Stark, se convirtió en un enlace entre Industrias Stark y las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.[1]

Más adelante, Stark presentó el arma más nueva para el Ejército en el campo de pruebas de armas en Arizona. La secretaria de Stark, Virginia Potts, dio los detalles del arma a los generales, mientras que Stark y Rhodes iban a un club nocturno. Allí, Stark disfrutó de la compañía de dos chicas mientras Rhodes intentaba convencerlo de que no vaya a Afganistán. Luego, Stark fue atacado por un hombre cuya novia sedujo previamente, pero Rhodes fácilmente derrotó al atacante. Más tarde, Stark, Rhodes y las chicas fueron a la Mansión de Anthony Stark.[2]

Ceremonia de premiación

"Siendo el contacto con Industrias Stark, he tenido el enorme privilegio de servir con un gran patriota."
―James Rhodes[fnt.]

Rhodes asistió a una ceremonia en el Caesars Palace de Las Vegas para entregarle a Anthony Stark un premio por su trabajo, diciéndole a la audiencia que él sentía que era un honor ser el enlace entre Industrias Stark y las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Sin embargo, resultó que Stark no estaba presente en la ceremonia. En lugar de Stark, Obadiah Stane recibió el premio a manos de Rhodes en honor a Stark, alegando que Stark estaría trabajando.

Rhodes encontró a su amigo de fiesta en un casino y le reprendió por no asistir a la ceremonia de premiación. Anthony Stark negó saber que Rhodes era quien le entregaría el premio, y continuó mostrando pocas señales de tomarse nada en serio mientras seguía bromeando, jugando y coqueteando con las hermosas mujeres a su alrededor, incluso burlándose de Rhodes pidiéndole que soplara sus dados; después de lanzar los dados, Stark perdió la apuesta y decidió volver a casa. A medida que salía del casino con Harold Hogan, Stark le entregó el premio a un miembro del personal del casino y le prometió a Rhodes que se reuniría con él en su jet privado a primera hora de la mañana.[1]

Secuestro de Anthony Stark

Viaje a Afganistán

"Tres horas. Tres horas he estado parado aquí."
"Bueno ya, vámonos."
―James Rhodes y Anthony Stark[fnt.]

Al día siguiente, Anthony Stark llegó tarde a la reunión con Rhodes por haber pasado la noche con Christine Everhart. Rhodes intentó reprender a su amigo, pero fue ignorado. En el avión, los dos discutieron sobre la personalidad de Stark, que Rhodes no le estaba agradando y le pidió empezar a respetarse a sí mismo. A pesar de los consejos de su amigo, Stark le pidió a las azafatas darles licor, pero Rhodes no estuvo de acuerdo, ya que tenían trabajo por hacer.

Sin embargo, Stark terminó convenciéndolo y los dos comenzaron a beber hasta emborracharse. Mientras que Rhodes se quejaba de sus experiencias con la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Stark se distrajo viendo a las tres azafatas que estaban bailado provocativamente alrededor de un poste de stripper.[1] Stark pronto se fue con una azafata, dejando a Rhodes quedarse con las dos restantes, que empezaron a seducirlo.

A la mañana siguiente, Stark desayunó tranquilamente al lado de Rhodes, quien tenía una resaca grave por consumir demasiado licor. Precisamente cuando Rhodes se puso de pie y se preparó para ir a descansar un poco, una de las azafatas les informó que estaban a punto de llegar a Afganistán y les aconsejó que tomaran asiento, para gran molestia de Rhodes.[3]

Rescatando a Anthony Stark

"¿Que tal la fiesta? La próxima vienes conmigo, ¿ok?"
―James Rhodes a Anthony Stark[fnt.]

Stark y Rhodes llegaron al puesto militar en Afganistán para demostrar el último proyecto de Industrias Stark, el Jericó, un sistema de súper misiles con capacidades destructivas aterradoras. Después de la demostración, Stark se fue en un convoy Humvee, diciéndole en tono de broma a Rhodes que esperara al siguiente. Sin embargo, el Humvee de Stark pronto fue atacado por terroristas de los Diez Anillos, y Stark desapareció sin dejar rastro.[1]

Rhodes tomó el mando de la misión de rescate para salvar a su amigo, a pesar de que no fue capaz de encontrarlo entre las montañas y desiertos. Aún así, Rhodes decidió que regresaría a Afganistán para continuar la búsqueda y cuando estaba a punto de abordar el avión, el General William Gabriel le pidió hablar con él. Allí, Gabriel le dijo que era poco probable que encuentre el escondite de los Diez Anillos y aunque la búsqueda parecía inútil, entendía la determinación de Rhodes, por lo que le deseó suerte.[3]

Al regresar a Afganistán, Rhodes dirigió una unidad militar en medio del desierto, donde finalmente encontraron a Anthony Stark, quien había escapado de los Diez Anillos recientemente. Rhodes corrió en su ayuda y se alegró al ver que su amigo estaba vivo, pidiéndole que la próxima vez le permita que lo acompañe en su convoy.[1]

Nueva dirección de Anthony Stark

"El futuro del combate aéreo... ¿tripulado, o no tripulado? En mi punto de vista, señores, ningún vehículo aéreo no tripulado puede superar al piloto y su experiencia, su instinto, la habilidad de ver en una situación más allá de lo obvio, y discernir el resultado, el sentido común del piloto."
―James Rhodes[fnt.]

Poco después de su regreso a los Estados Unidos, Anthony Stark se presentó ante un grupo de periodistas y camarógrafos acompañado por Obadiah Stane. Rhodes observó el discurso junto a Virginia Potts y escuchó como Stark anunciaba que debido a los horrores que había presenciado mientras estaba secuestrado, él había tomado la decisión de cerrar la división de fabricación de armas de Industrias Stark inmediatamente, para sorpresa y horror de Rhodes, Potts y Stane.

Stark posteriormente fue a visitar a Rhodes mientras él estaba hablando con un grupo de jóvenes reclutas, y le pidió ayuda con su nuevo proyecto privado. Rhodes inicialmente estaba encantado, ya que él creía que significaba que Stark había decidido reabrir su trabajo con los militares, sin embargo, Stark le reveló que se trataba de un proyecto privado que no tenía intención de involucrar a los militares. Rhodes dejó en claro que no estaba de acuerdo con el enfoque de Stark y pensó que él sufría de transforno de estrés postraumático debido a su captura y que necesitaba tiempo para recuperarse.[1]

Creación de Iron Man

"No, Tony, no estoy jugando. Nadie envía equipo civil a mi zona de guerra. ¿Si te quedó claro?"
"No es un equipo civil, ¡yo voy dentro! ¡es un traje! ¡Soy yo!"
―James Rhodes y Anthony Stark[fnt.]

En Gulmira, Afganistán, los terroristas estuvieron acorralando a civiles para su captura y ejecución, pero éstos fueron confrontados por una figura misteriosa en rojo y oro; Iron Man había llegado. En cuestión de segundos, él derrotó fácilmente a los terroristas y destruyó las armas que habían obtenido. Cuando Iron Man salió de la zona, dos raptors F-22 notaron su presencia. Rhodes fue consultado por los militares para obtener información de los sucesos, pero él no estaba al tanto. Rhodes se puso en contacto con Stark, quien afirmó que no sabía nada de lo que estaba sucediendo. Iron Man trató de correr más rápido que los jets, pero eran demasiado para él.

Stark llamó nuevamente a Rhodes y le reveló que él era responsable de la "nave no identificada". Rhodes se mostró molesto con Stark, ya que había enviado equipo no autorizado a un espacio aéreo estadounidense, y se quedó asombrado cuando Stark le explicó que el "equipo" en realidad era él. Stark fue golpeado por uno de los aviones de combate, haciendo volar el ala de un jet. El piloto se vio obligado a expulsarse, pero el paracaídas no se abría. Stark, todavía bajo ataque, logró llegar hasta él y con éxito desplegó el paracaídas a tiempo para salvar la vida del piloto. Más tarde, Stark convenció a Rhodes de hacer pasar lo sucedido como un ejercicio de entrenamiento.[1]

Traición de Obadiah Stane

"Es lo más hermoso que he visto en mi vida."
"¿Nada mal, no?"
―James Rhodes y Anthony Stark[fnt.]

Días después, Obadiah Stane llegó hasta la Mansión de Anthony Stark y paralizó a Stark, con la intención de dejarlo morir y usar la tecnología de las armaduras de Iron Man para iniciar una guerra. Stane arrancó el Reactor Arc del pecho de Stark, mientras se burlaba de él al mismo tiempo. Cuando Stane se retiró, Stark se dio cuenta de que tenía una posibilidad de supervivencia; el Reactor Arc que conservó Virginia Potts podía servirle para mantenerse con vida. Él consiguió ponerse el Reactor Arc justo cuando llegó Rhodes, quien había sido informado de lo sucedido por Potts. Rhodes ayudó a Stark a levantarse para luchar contra Stane.

Rhodes observó cuando Stark se colocaba el Mark III, mostrándose asombrado con el diseño, diciendo que era la cosa más asombroso que jamás había visto. Stark le pidió su ayuda para que mantuviera a los militares fuera del camino mientras se enfrentaba a Obadiah Stane. Cuando Stark se fue volando, Rhodes miró la armadura Mark II que Stark había construido antes y murmuró que entraría en acción la próxima vez. Actuando bajo las órdenes de Stark, Rhodes fue capaz de evitar que los militares se involucraran en la lucha de Stark contra Stane, haciéndolo pasar como un ejercicio de entrenamiento rutinario.[1]

Discurso de Anthony Stark

Después de la muerte de Obadiah Stane, Rhodes y Stark fueron llevados a una base secreta de S.H.I.E.L.D. y se reunieron con Phillip Coulson, quien prometió entrenar a Stark con un grupo de agentes especiales.[2]

Al día siguiente, Rhodes sostuvo una conferencia de prensa acerca del Duelo de Los Ángeles y trató de hacerlo pasar como un ejercicio de entrenamiento. Él invitó a Anthony Stark al escenario para que entrara en detalle acerca de los eventos. Cuando Stark parecía divagar, Rhodes le recordó que debía atenerse a las cartas que le habían dado S.H.I.E.L.D.. Sin embargo, en lugar de eso, Stark se expuso como Iron Man, para disgusto de Rhodes.[1]

Convirtiéndose en Máquina de Guerra

Reunión con el Senado

"No esperaba verte aquí."
"Tony, ¿Que pasa? Ya vine. Acéptalo. Camina."
Anthony Stark y James Rhodes[fnt.]

Seis meses después de que Anthony Stark le dijera al mundo de que él era Iron Man, a James Rhodes se le solicitó escribir un informe analizando el traje de Iron Man. Él fue utilizado en un intento del Gobierno de Estados Unidos por obtener la armadura de Iron Man durante una audiencia en el que estaban Stark y un empresario conocido como Justin Hammer. Sin embargo, Rhodes terminó hablando a favor de Stark, ya que confiaba en él, para disgusto del Senador Stern. Además, Stark descubrió e hizo públicas las pruebas de Justin Hammer para tratar de duplicar su armadura, para diversión de Rhodes.[4]

Ayudando a Anthony Stark

"Este acto del llanero solitario no es necesario... no tienes que hacerlo sólo."
―James Rhodes a Anthony Stark[fnt.]

Después de la reunión, Rhodes intentó convencer a Stark de la importancia de un traje de Iron Man directamente bajo la supervisión del Pentágono, pero Stark convenció a Rhodes de que probara la armadura Mark II. Stark y Rhodes continuaron su discusión mientras volaban por los cielos en sus respectivas armaduras. Sin embargo, después del vuelo, Rhodes se fue, lo que llevó a Stark a no hacerle elegir entre su amistad y su deber.[5]

Rhodes se vio forzado a hacer varias llamadas telefónicas al gobierno para tratar de conservar la paz después de que Anthony Stark fuera atacado por un terrorista llamado Ivan Vanko, aparentemente usando la tecnología del Reactor Arc. Rhodes llegó a la mansión de Anthony Stark con la intención de reprender a su amigo por sus actos imprudentes, pero se encontró con que Stark apenas era capaz de mantenerse de pie debido al envenenamiento de su propio Reactor Arc. Rhodes intentó convencerlo para que le permitiera ayudarlo, pero Stark no le hizo caso.[4]

Fiesta de cumpleaños de Anthony Stark

"Sólo voy a decir esto una vez: ¡Largo!"
―Máquina de Guerra a los invitados de la fiesta[fnt.]

Más tarde, Anthony Stark se emborrachó en su fiesta de cumpleaños porque sabía que se estaba muriendo de envenenamiento por el paladio. Cuando Rhodes llegó, fue llevado hasta el interior por una nerviosa Virginia Potts, y él le pidió que hiciera algo para detener a Stark ahora que estaba vestido con su traje de Iron Man, ya que estaba poniendo a sus invitados en riesgo haciendo disparos con sus repulsores en objetos al azar, como botellas de champán y sandías que eran tiradas al aire. Rhodes se mostró indignado debido que había pasado las últimas horas defendiendo a Stark sólo para que él siguiera actuando de manera irresponsable.

Rhodes se puso la armadura Mark II para detener a Stark, quien llevaba el Mark IV, y lo confrontó, exigiéndole a los invitados abandonar el área y a Stark quitarse el traje. Stark se negó y los dos comenzaron a pelear, destrozando la mayor parte de la mansión en el proceso. Con el tiempo, ambos dispararon sus repulsores el uno al otro, provocando una onda de choque que los derribó. Con Stark incapaz de levantarse, Rhodes se retiró volando con el traje.[4]

Armadura mejorada

"Creo que lo quiero."
"¿Cuál quieres?"
"Todo, Hammer."
―James Rhodes y Justin Hammer[fnt.]

Después de haber ganado la pelea, Rhodes voló de regreso a la Base Aérea Edwards para dejar el Mark II. Una vez que aterrizó, fue recibido por el Comandante Allen, quien parecía sorprendido por la armadura. Rhodes le informó a sus compañeros que estaba dispuesto a permitir que fuera utilizado por los militares, siempre y cuando él fuera el único piloto. Este luego discutió con Allen de como iban a militalizarlo, ya que aún era un prototipo limitado.

Por ello, Justin Hammer fue contratado para actualizar la armadura y le presentó sus armas a Rhodes y al Mayor Allen. Cuando Hammer preguntó cuáles eran las armas que querían incluir en el traje, Rhodes le respondió que quería todas las que le había presentado para mejorar la armadura, y este aceptó ponerse a trabajar.[4]

Batalla en la Stark Expo

Durante la presentación de los drones de Justin Hammer en la Stark Expo, Rhodes se mostró equipado con la armadura de Máquina de Guerra. No obstante, Stark se enteró de que Hammer había estado trabajando con Ivan Vanko. Vanko asumió el control de los drones y la Armadura de Máquina de Guerra, tratando de usarlos para destruir a Stark, lo que originó una gran batalla en la Expo, con Rhodes todavía siendo capaz de comunicarse con Stark y advertirle sobre los ataques entrantes.

Por otro lado, la Agente Natalia Romanoff de S.H.I.E.L.D. logró darle el control a Rhodes sobre la armadura y le permitió recuperar el control. Rhodes habló con Anthony Stark sobre su próximo paso en su plan de batalla. Ambos discutieron sobre quién era el líder y quien llevaba el traje más potente, con Stark insistiendo en que el traje de Rhodes era una exageración. Su argumento fue interrumpido por la llegada de los Hammer Droides, lo que llevó a Rhodes y a Stark utilizar sus armaduras para luchar contra los drones. Aunque en un momento ambos parecían estar abrumados por los drones, Stark usó un láser para cortarlos a todos por la mitad.

Pronto, ambos fueron confrontados por Ivan Vanko, quien tenía ahora una armadura Whiplash actualizada. Rhodes intentó utilizar el misil de Hammer para destruirlo, pero este no funcionó. Los dos lucharon contra Vanko y estaban siendo vencidos de forma rápida hasta que fueron capaces de derrotarlo. Vanko le ordenó a los drones de Hammer autodestruirse, ocasionando que Stark fuera a rescatar a Virginia Potts antes de que Vanko y los drones explotaran. Después de la pelea, Rhodes atrapó a Stark y a Potts mientras compartían un beso en una azotea de un edificio cercano, y él decidió quedarse con la armadura a pesar de las negaciones de Stark.[4]

Honrado

"Gracias, Teniente Coronel, por esa excepcional actuación en el campo, se merece esto."
"Gracias, señor."
―Senador Stern y James Rhodes[fnt.]

Stark y Rhodes fueron condecorados con medallas por su valentía por un renuente Senador Stern, quien había recibido la orden de hacerlo por Nicholas Fury. Stern mostró una gran renuencia al presentarle a ambos sus premios por su valentía e incómodamente sonrió para las cámaras.[4]

Cazando a los Diez Anillos

Un mes después de derrotar a Ivan Vanko, Anthony Stark despojó a la armadura de Máquina de Guerra de cualquier arma que Justin Hammer había instalado, señalando que James Rhodes no volvería a usar más esta armadura, debido a que él le había creado una nueva. Rhodes comenzó a usar este traje para acabar con el grupo terrorista de los Diez Anillos, después de haber encontrado en otros países armamento de Hammer Industries.

Rhodes se encontraba luchando contra un grupo de terroristas en Hong Kong cuando se llevó a cabo la Invasión Chitauri en la ciudad de Nueva York. Stark lo contactó, pero Rhodes le dijo que incluso a velocidad supersónica le llevaría más de una hora llegar hasta su posición, por lo que Stark respondió que no había problema y que se encargaría de detener la invasión con los Vengadores. Después de tratar con los terroristas en Hong Kong, Rhodes volvió a Nueva York, pero encontró a Stark junto con el resto de los Vengadores comiendo shawarma en un restaurante.

Algún tiempo más tarde, Stark invitó a Rhodes a su taller. Stark se había dado cuenta de que ni siquiera Iron Man y Máquina de Guerra eran suficientes para proteger a la Tierra. Por ello, Stark le reveló a Rhodes que había desarrollado varias armaduras de Iron Man que podrían ser controladas a distancia - una Legión de Hierro.[6]

Búsqueda del Mandarín

"La pieza clave de la respuesta de mi administración al ataque terrorista, es un gran e innovador recurso. Lo conozco como el General James Rhodes, y pronto el pueblo estadounidense lo conocerá como Iron Patriot."
Matthew Ellis[fnt.]

Después de continuar llevando a cabo tareas como el Iron Man personal del Gobierno de Estados Unidos, el traje de Máquina de Guerra de Rhodes fue pintado para complacer aún más al público. Debido que el nombre de Máquina de Guerra sonaba agresivo, la armadura fue apodada como Iron Patriot y pintada con la bandera estadounidense. Como Iron Patriot, Rhodes continuó su batalla contra el terrorismo y las amenazas hechas por el líder de los Diez Anillos, el Mandarín, quien había estado colocando bombas en todo Estados Unidos.

Más tarde, Rhodes se reunió con Stark en un bar, donde discutieron la amenaza del Mandarín y lo que el Gobierno de Estados Unidos estaba ocultándole al público. Stark también hizo varios chistes sobre el nuevo nombre clave de Rhodes en comparación con el anterior, pero Rhodes argumentó que Iron Patriot había sido aprobado por grupos de enfoque. En un momento dado, dos niños le pidieron a Stark que les firmara un dibujo hecho a mano de él entrando en un agujero de gusano, que causó que Stark tuviera un ataque de pánico y dejara el bar debido a su experiencia en la Batalla de Nueva York.

Mientras Rhodes continuaba persiguiendo al Mandarín, Anthony Stark fue aparentemente asesinado por el terrorista cuando este atacó su mansión. Rhodes siguió cazando a su enemigo, después de informaciones dadas por el Presidente Matthew Ellis. Durante una incursión en Pakistán, Rhodes recibió una llamada de Stark, quien había sobrevivido y empezó su propia investigación sobre el Mandarín. Stark insistió en que Rhodes le entregara su código de acceso para que pudiera introducirse en los archivos de seguridad y aprendiera más sobre A.I.M., que sospechaba que estaban involucrados. Stark se burló de Rhodes por tener una contraseña que hacía referencia a Máquina de Guerra.[7]

Guerra de Aldrich Killian

"Si quieres el traje, tendrás que despegarlo de mi frío cadáver."
"Ese es el plan, Coronel."
―James Rhodes y la Agente del taller de ropa deportiva[fnt.]

Rhodes fue enviado por el Presidente Matthew Ellis a encontrar al Mandarín lo antes posible, pero se le entregó en repetidas ocasiones una ubicación incorrecta. Al llegar a una fábrica de explotación en Pakistán, Rhodes fue emboscado por una soldada Extremis haciéndose pasar por uno de los civiles, quien incapacitó el traje. Rhodes se mantuvo fuerte, alegando que tendrían que despegarlo de su cadáver para quedarse con el traje, a lo que la agente le respondió diciendo que ese era el plan.

Más adelante, Rhodes fue llevado a una mansión, donde los trabajadores de Aldrich Killian intentaban cortar el traje para sacar a Rhodes de él. Cuando esto falló, Killian usó sus poderes de Extremis para sacar a Rhodes de su traje, hirviéndolo lentamente hasta que se abrió. Rhodes intentó dar batalla, pegándole a uno de los hombres de Killian, Eric Savin, antes de rendirse cuando Killian exhaló llamas hacia él. Savin usó su propia fuerza superior para empujar la cabeza de Rhodes contra la pared, dejándolo inconsciente.[7]

Encontrando al Mandarín

"Tony, si no haces algo, voy a volarle la cabeza en pedazos."
―James Rhodes sobre Trevor Slattery[fnt.]

Después de presenciar como Savin tomaba el control de la armadura de Iron Patriot y se iba para reunirse con el Presidente Ellis, Rhodes se escapó y ayudó a Stark, quien también había estado como prisionero. Stark le presentó a Rhodes al Mandarín, quien en realidad era un actor británico llamado Trevor Slattery, que Killian colocaba como señuelo mientras él llevaba a cabo experimentos con el Extremis. Ellos se enteraron de que él no sabía nada acerca de cualquier amenaza real y pensó que era sólo un papel de actor.

Rhodes y Stark tomaron el bote deportivo de Slattery, y le advirtieron al Vicepresidente Rodriguez que Iron Patriot era en realidad Eric Savin, quien planeaba secuestrar al Presidente Matthew Ellis. El Vicepresidente aparentemente aceptó el mensaje, pero en realidad él estaba secretamente trabajando con Killian. Al enterarse de que Savin atacaría el Air Force One, Stark usó el control remoto del Mark XLII para volar hacia el avión, matar a Savin y rescatar a los pasajeros. Sin embargo, Savin había colocado al Presidente Ellis en el interior del traje de Iron Patriot y lo envió al Norco.[7]

Batalla en el Norco

"¡Dame un traje!"
"Uy perdón, sólo hay un código y es mio."
"¿Cómo dices?"
"¡Que yo te cubro!"
―James Rhodes y Anthony Stark[fnt.]

Rhodes y Anthony Stark luego se infiltraron en el Norco para salvar tanto a Virginia Potts como al Presidente Matthew Ellis, este último se encontraba encerrado en la Armadura de Iron Patriot y estaba suspendido de una grúa, en la espera de su ejecución pública en vivo. Stark llamó a su Legión de Hierro como refuerzos y les ordenó atacar a los soldados Extremis. Cuando Stark se puso su traje, Rhodes con entusiasmo le preguntó si tendría un nuevo traje para él, pero se decepcionó cuando Stark le dijo que sólo le había hecho la armadura de Iron Patriot, y Rhodes fue escoltado por otro traje.

Mientras Stark rescataba a Virginia Potts, Rhodes fue tras el Presidente Matthew Ellis. Luchando contra varios soldados Extremis, Rhodes logró llegar hasta donde estaba Ellis y aunque admitió que le quedaba bien la armadura de Iron Patriot, él ahora lo necesitaba para llevárselo a salvo. Rhodes liberó a Ellis, se puso nuevamente el traje y lo usó para escapar con el Presidente fuera del peligro, mientras que Stark continuó luchando contra Aldrich Killian.[7]

Consecuencias

Después de que Anthony Stark y Virginia Potts derrotaran a Aldrich Killian y a sus soldados Extremis, Rhodes acusó al Vicepresidente Rodriguez de conspirar con Killian y observó como era detenido por el FBI en el interior de la Casa Blanca. También asistió a la cirugía de Stark para eliminar el Reactor Arc de su pecho junto con Potts, mostrándole a Stark su pulgar arriba en señal de apoyo.[7] Rhodes más tarde repintó nuevamente su armadura con sus colores originales y volvió a trabajar bajo el alias de Máquina de Guerra.[8]

Celebración en la Tore de los Vengadores

Rhodes fue invitado a una fiesta en la Torre de los Vengadores para celebrar la victoria de los Vengadores contra HYDRA y la captura de Wolfgang von Strucker. Rhodes contó la historia de cómo había encontrado y entregado un tanque a un general, pero se mostró decepcionado cuando Thor y Stark no quedaron impresionados por su historia. Rhodes preguntó entonces donde se encontraban Virginia Potts y Jane Foster, pero rápidamente se alejó con Hill cuando Stark y Thor comenzaron a debatir sobre quién tenía la novia más impresionante.

Rhodes decidió distanciarse de los Vengadores y pasar su tiempo en la fiesta con otros invitados en un intento por sentirse mejor después de haber sido objeto de burla por Thor y Stark. Rhodes más adelante le contó la misma historia del tanque a un grupo de mujeres hermosas y quedó satisfecho cuando estas parecían estar impresionadas.

Después de que la mayoría de los invitados se habían ido, Rhodes se quedó con Stark y observó como los Vengadores se retaban para tratar de levantar el Mjolnir de Thor. Después de que Clinton Barton fallara, Rhodes se unió con Stark en un intento sin éxito por levantarlo, a pesar de haber usado un guante de la armadura de Máquina de Guerra, pensando que requeriría de más fuerza. Los otros Vengadores lo intentaron, incluyendo Steven Rogers y Bruce Banner, pero al final sólo Thor fue capaz de levantar el martillo.[8]

Ofensiva de Ultrón

Ataque en la Torre de los Vengadores

Ellos fueron interrumpidos cuando un robot desechado que se hacía llamar Ultrón salió del laboratorio de Stark y comenzó a hablar de salvar al mundo mediante la destrucción de los Vengadores, ya que los consideraba culpables del mayor daño causado en el mundo desde que aparecieron. Ultrón luego atacó a los Vengadores con robots manipulados de la Legión de Hierro; Rhodes ayudó a sus aliados con una pistola, pero fue empujado hacia una ventana durante una pelea, aunque pudo sobrevivir gracias al puente que estaba en el piso de abajo de la torre.[8]

Discusión

"Leyó sus archivos, entró en la internet. ¿Qué haremos si accede a información algo más interesante?"
"Códigos nucleares."
―James Rhodes y Maria Hill[fnt.]

Posteriormente, el equipo se reagrupó y discutió los acontecimientos, con Anthony Stark revelando que él había creado a Ultrón como un medio para salvar al mundo de una próxima guerra que estaban condenados a perder. Rhodes presenció como Thor atacó a Stark en reacción por su acto tan insensato, aunque después vio como lo soltó para comenzar a localizar a Ultrón. Rhodes comentó que si Ultrón tenía acceso a todo, incluida la internet, entonces también podría acceder a códigos nucleares, sin embargo, J.A.R.V.I.S. ayudó a evitar que esto sucediera.[8]

Batalla de Sokovia

"¡Máquina de guerra va por ustedes!"
―James Rhodes[fnt.]

Cuando Nicholas Fury llamó a la mayoría del antiguo personal de S.H.I.E.L.D. para ayudar a los Vengadores en su guerra contra Ultrón, Rhodes los acompañó en su armadura de Máquina de Guerra para defender el Helicarrier y ayudar a evacuar a los civiles que estaban en la elevada Novi Grad, donde se llevaba a cabo otra batalla. Ultrón a continuación envió a sus Centinelas para destruir las cápsulas de evacuación que contenía a los civiles, pero Rhodes intervino y fue capaz de destruir a muchos de los Centinelas.

Él alardeó sobre su llegada, afirmando que esta será una gran historia para contársela a las personas, no obstante, Anthony Stark apareció diciéndole que solo podria hacer eso si vivía para contarla. Rhodes asumió que Stark pensaba que no estaba al nivel de los Vengadores, solo para que Stark le respondiera que si conseguían sobrevivir a la batalla entonces le regalaría unos tacones. Al escuchar esto, Rhodes se quejó de que Stark creara un momento incómodo entre ellos en pleno combate.

A medida de que los Vengadores unían fuerzas con Wanda Maximoff y Pietro Maximoff, pronto fueron capaces de hacer retroceder al ejército de Ultrón e incluso estuvieron a punto de destruirlo. Algunos Centinelas trataron de huir volando lejos de la ciudad, por lo que Rhodes fue llamado para que los detuviera. No obstante, Visión voló cerca de Rhodes y le ayudó a destruir a varios Centinelas de Ultrón con sus poderes; Rhodes se sorprendió al recibir la ayuda de un aliado tan desconocido.[8]

Nuevos Vengadores

Uniéndose al equipo

"Vengadores..."
Steven Rogers[fnt.]

Después de la Ofensiva de Ultrón, Rhodes fue reclutado para formar parte de la segunda encarnación de los Vengadores junto a Wanda Maximoff, Visión y Samuel Wilson. Ellos fueron trasladados al Centro de los Nuevos Vengadores, donde comenzaron su entrenamiento bajo el liderazgo de Steven Rogers y Natalia Romanoff.[8]

Guerra Civil de los Vengadores

Acuerdos de Sokovia

"Estos documentos simplemente transfieren la culpa."
"Perdón, Steve, pero eso es peligrosamente arrogante. Estamos hablando de las Naciones Unidas. No del Consejo de Seguridad Mundial, ni de S.H.I.E.L.D., ni de HYDRA."
Steven Rogers y James Rhodes[fnt.]

Después de una misión desastrosa en Lagos a causa de Brock Rumlow y Wanda Maximoff, el recién nombrado Secretario de Estado, Thaddeus Ross, visitó el Centro de los Nuevos Vengadores. Ross le presentó a los Vengadores los Acuerdos de Sokovia, poniéndolos bajo el mando directo de un panel de las Naciones Unidas, explicando que la decisión se basó en las consecuencias de muchas de sus misiones recientes que causaron pérdidas masivas de vidas y daños a la propiedad.

Rhodes y Wilson discutieron sobre los documentos. Rhodes afirmó que 117 países habían firmado los Acuerdos y que no podían ignorarlo, ya que esto era diferente al Consejo Mundial de Seguridad. Wilson mencionó que después de que lo firmaran, probablemente serían encarcelados como delincuentes, mientras que Visión argumentó que los Acuerdos eran objetivos. El debate se detuvo después de que Rogers recibiera un mensaje de que Margaret Carter había fallecido. Aún así Rhodes aceptó los Acuerdos junto con Anthony Stark, Natalia Romanoff y Visión.[9]

Arrestando a Steven Rogers

"Felicidades, Cap. Eres un criminal."
―James Rhodes a Steven Rogers[fnt.]

Cuando el Centro Común de Lucha contra el Terrorismo localizó a James Barnes en Bucarest, Rhodes fue contactado a través de su nueva armadura. Poco después de que lo siguiera la policía, Rhodes descubrió que Steven Rogers y Samuel Wilson estaban involucrados con Barnes y también alguien conocido como la Pantera Negra. Rhodes aterrizó con sus armas cargadas, apuntando a su antiguo líder y a los dos involucrados, pidiéndoles rendirse.

Mientras que Rogers le pedía a Barnes no resistirse y decidieron entregarse, Rhodes le dijo a Rogers como había desobedecido los Acuerdos de Sokovia, ahora era un criminal. A medida que los mantenía bajo su custodia, Rhodes se sorprendió al descubrir que la Pantera Negra era el Príncipe T'Challa de Wakanda, y le mostró respeto.[9]

Enfrentamiento entre los Vengadores

"Lo siento, Cap. Esto no te dolerá, pero tampoco será una acaricia."
―James Rhodes a Steven Rogers[fnt.]

Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que Barnes escapara del Centro Común de Lucha contra el Terrorismo, con Rogers y Wilson ayudándolo. Al enterarse de este intento de fuga, Rhodes, junto con Anthony Stark, Natalia Romanoff, T'Challa y Peter Parker, confrontaron a Rogers en la terminal del aeropuerto de Leipzig-Halle. A pesar de sus advertencias, Rogers no se rindió, el resto del equipo de Rogers se reveló y las dos facciones se enfrentaron. Rhodes se armó con un bastón electrificado para luchar contra Rogers, peo este último lo esquivó y derribó a Rhodes del cielo, destruyendo su bastón. Pronto, Rhodes se reagrupó con Romanoff y T'Challa, enfrentándose a Rogers y Lang, quienes usaron un disco azul de las Partículas Pym para agrandar un camión que lanzaron hacia ellos. Aunque Romanoff y T'Challa lo esquivaron, Rhodes fue golpeado por el camión, que terminó explotando.

Cuando llegó Visión para ayudar a Stark, los dos equipos se enfrentaron y corrieron el uno hacia el otro, con Rhodes persiguiendo a Wilson en el aeropuerto. Fue cuestión de tiempo para que Rhodes estuviera a punto de alcanzarlo, sin embargo, Scott Lang usó su traje para transformarse en Giant-Man, sosteniendo a Rhodes en el aire. A continuación, Rhodes fue arrojado al otro lado del campo de batalla hacia un avión, antes de ser atrapado por Parker con su telaraña. Rhodes unió fuerzas con Parker y atacaron a Lang. Aunque Rhodes intentó vencerlo disparándole todas sus municiones, Lang pudo defenderse y lo atacó, pero Rhodes lo esquivó. Pronto, Parker, inspirado por la película El Imperio Contraataca, decidió enredar las piernas de Lang para que pierda el equilibrio. Después, Rhodes, con la ayuda de Anthony Stark, golpeó el casco de Lang, haciendo que se caiga.

No obstante, como estaban distraídos, Rogers y Barnes se dirigieron al Quinjet del hangar. Aunque la Visión disparó una ráfaga de energía para derribar una torre y bloquear su camino, Wanda Maximoff utilizó sus poderes para sostener los escombros y ayudar al dúo en su intento de escape. Rápidamente, Rhodes le disparó su cañón sónico a Maximoff, causándole agonía y obligándola a dejar caer la torre, sin embargo, Rogers y Barnes lograron abordar el Quinjet para escapar.

Rhodes y Stark volaron tras ellos, no obstante, Wilson estaba detrás de ambos y le disparó a Rhodes para frenarlo. Debido a esto, Rhodes le pidió a Visión ayudarle a neutralizar a Wilson, pero Visión, estano distraido, le disparó fallidamente a Wilson, y su ráfaga de energía cayó en el Reactor Arc de la armadura de Rhodes, causando que su traje pierda poer y se apague. Como resultado, Rhodes empezó a caer a la tierra y, a pesar de los esfuerzos de Wilson y Stark por salvarlo, se estrelló fuertemente contra suelo, terminando inconsciente, mientras que V.I.E.R.N.E.S. solicitó asistencia médica.[9]

Recuperación

"Sí, es él. Él es Tony Stank. Lo que dijo es verdad, gracias por eso. No voy a olvidarlo jamás por cierto. Mesa para dos, Sr. Stank. Por favor, en el baño."
―James Rhodes al Informante de los Vigilantes[fnt.]

Seguido de su accidente, Rhodes fue llevado directamente a la ciudad de Nueva York, donde fue atendido en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, bajo la estrecha vigilancia de Anthony Stark y Visión, quienes se sentían culpables por las heridas de Rhodes. Después de someterse a varias pruebas, Rhodes se enteró que, debido al impacto, había quedado paralizado de la cintura para abajo.

De regreso al Centro de los Nuevos Vengadores, Anthony Stark le construyó un nuevo dispositivo que lo podría ayudar a caminar nuevamente, pero Rhodes tuvo problemas para adaptarse a él. Rhodes le dijo que había realizado 138 misiones de combate porque pensó que era lo correcto, al igual que los Acuerdos de Sokovia. Ellos fueron interrumpidos por la llegada de un repartidor, que erróneamente malinterpretó el nombre de Stark como "Stank", para gran diversión de Rhodes, quien afirmó que nunca olvidará el apodo.[9]

Guerra del Infinito

Refugiando a Visión

"Si no fuera por esos Acuerdos, Visión habría estado aquí."
"Tu firma, según recuerdo, estaba en esos papeles, Coronel."
"Y créame que pagué por ellos."
―James Rhodes y Thaddeus Ross[fnt.]

Rhodes pasó los próximos dos años recuperándose de sus lesiones y adaptándose al arnés que le permitía caminar, volviendo a ser capaz de utilizar la armadura de Máquina de Guerra. Durante ese tiempo, la opinión de Rhodes sobre los Acuerdos de Sokovia y Thaddeus Ross fue cambiando, cada vez más pensando que se equivocó y el daño que recibió lo había hecho pagar por su firma en los documentos, los cuales dividieron a los Vengadores.

Un día, Ross contactó a Rhodes en el Centro de los Nuevos Vengadores para hablar sobre las desapariciones de Stark y Visión; Stark desapareció después del Ataque en Greenwich Village, mientras que Visión fue visto por última siendo transportado por Steven Rogers, Natalia Romanoff, Samuel Wilson y Wanda Maximoff. Cuando Rhodes acusó a los Acuerdos por ser responsables de provocar esto, Rogers y su equipo llegaron al complejo, lo que llevó a Ross a ordenarle a Rhodes que los arreste de inmediato. En lugar de eso, Rhodes desconectó la llamada y saludó a sus compañeros, señalando que su negativa a arrestarlos probablemente significaba que iba a recibir una corte marcial, pero no le importaba. Luego, apareció Bruce Banner frente al equipo para decirles lo que estaba pasando.

Como Thanos quería obtener la Gema de la Mente de Visión para eliminar a la mitad de la vida en el universo, los Vengadores se dirigieron a Wakanda, donde esperaban extraer la Gema de forma segura para que Maximoff la destruyera y de esta manera podían mantener a Visión vivo. Al llegar a Wakanda, Banner le preguntó a Rhodes si debía inclinarse ante el Rey T'Challa; él le respondió que sí, y cuando Banner hizo una reverencia, T'Challa le dijo que en Wakanda no hacían esas cosas. Rhodes sonrió después de haber engañado a su amigo, y se colocó la armadura de Máquina de Guerra para estar alerta de los enemigos, que aterrizaron sus naves afuera de la barrera de Wakanda.[10]

Batalla de Wakanda

"¿Qué demonios está pasando?"
―James Rhodes[fnt.]

Rhodes se dirigió con los Vengadores y las tribus de Wakanda a la barrera que protegía el reino mientras Shuri procesaba a Visión en su laboratorio. Rhodes observó cómo los Outriders comenzaron su ataque atravesando la barrera y él, junto con los otros soldados Wakandianos, les dispararon. Asimismo, este les lanzó bombas y continuó liberando el resto de su armamento contra los alienígenas, hasta que fue derribado por Cull Obsidian, quien le lanzó su martillo.

A medida que seguía peleando, repentinamente aparecieron Thor, Rocket Raccoon y Groot para ayudar a vencer al ejército de Thanos. No obstante, pronto Thanos llegó personalmente a Wakanda para reclamar la Gema de la Mente de Visión, quien fue llevado a las afueras de los laboratorios por Corvus Glaive y estaba gravemente herido. Luego de que el Titán Loco sometiera a algunos héroes usando el Guantelete del Infinito, Rhodes le disparó todas sus municiones, sin embargo, Thanos utilizó la Gema del Espacio para aplastar su armadura, antes de arrojarlo a un lado.

Después de arrancarle la Gema de la Mente a Visión, Thanos completó el Guantelete del Infinito y realizó el Chasquido, eliminando a la mitad de la vida en el universo, antes de huir a través de un portal. Tras esto, Rhodes llamó a Samuel Wilson cuando este último se desintegró detrás de algunas plantas. Él continuó llamando a Wilson hasta darse cuenta que desapareció. Aún conmocionado por la muerte de varios de sus aliados, Rhodes seguía sin creer lo que había pasado y lamentó en silencio las pérdidas.[10]

Afrontando el Chasquido

Conociendo a Carol Danvers

"¿No modificamos la batería?"
"Así es. Todavía está conectado, no hay nada."
"Envía la señal otra vez."
Steven Rogers y James Rhodes[fnt.]

Después de la Batalla de Wakanda, los Vengadores, acompañados por Rocket Raccoon, regresaron al Centro de los Nuevos Vengadores. Habiendo descubierto el transmisor buscapersonas que Nicholas Fury había activado antes de desaparecer también, los Vengadores cargaron la batería del Transmisor buscapersonas para que continuara enviando su señal. Mientras Rogers y Romanoff estaban viendo los informes sobre las bajas del Chasquido, Rhodes, quien estaba monitoreando el dispositivo, les informó a Rogers, Romanoff y Banner que el aparato había dejado de transmitir la señal.

Rogers solicitó que reiniciaran el buscapersonas y volvieran a enviar la señal, solo para que Banner respondiera que no tenían idea de para quién era el mensaje. Cuando Romanoff explicó que Fury sabía para quién era la señal y que ella también quería saberlo, se encontraron cara a cara con Carol Danvers, quien les preguntó por el paradero de Fury.[11]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de James Rhodes

En orden cronológico:

Detrás de escenas

Trivia

  • En Iron Man 3, James Rhodes se convirtió en Iron Patriot, sin embargo, en los cómics esta era una identidad tomada Norman Osborn, quien llevaba puesto la armadura de Iron Patriot y lideraba a los Vengadores Oscuros.
  • Rhodes suele cambiar su contraseña constantemente cada vez que Anthony Stark hackea su perfil; al menos una vez, su contraseña era MÁQUINADEGUERRAESLAONDA.
  • Que Rhodes se dañara las piernas y la columna vertebral en Captain America: Civil War fueron un guiño a los cómics, cuando Rhodes se lesionó y fue reconstruido como un cyborg, aunque más tarde recibió un cuerpo nuevo.

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.