FANDOM


Para otros usos de este término, véase Soldado del Invierno (desambiguación)
Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.
"Lo que hiciste en estos años... no fue tu culpa. No tuviste opción."
"Lo sé, pero lo hice."
Steven Rogers y James Barnes[fnt.]

El Sargento James Buchanan "Bucky" Barnes es un ex soldado de la Infantería 107 y el mejor amigo de Steven Rogers. Durante la Segunda Guerra Mundial, Barnes fue capturado por las fuerzas de HYDRA, pero luego fue rescatado por Rogers, quien se había convertido en el Capitán América. Tras esto, ambos formaron a los Comandos Aulladores para seguir atacando las instalaciones de HYDRA de Johann Schmidt. No obstante, en la misión por capturar a Arnim Zola, Barnes cayó de un tren y fue dado por muerto.

A pesar de haber perdido su brazo en la caída, Barnes sobrevivió y fue encontrado por operativos de HYDRA. Después de un lavado de cerebro y la adquisición de una nueva extremidad cibernética, él fue convertido en un agente de HYDRA conocido como el Soldado del Invierno. Durante las próximas décadas, él asesinaría a todos los que representaran una amenaza para HYDRA, incluyendo a su ex aliado, Howard Stark. A medida que pasaba el tiempo para realizar cada misión, él era mantenido en estado criogénico, sin embargo, cuando fue enviado a matar al Director de S.H.I.E.L.D., Nicholas Fury, se reencontró con su viejo amigo, Steven Rogers, quien le hizo recordar quién era.

Después de la Batalla en el Triskelion, Barnes abandonó HYDRA para recordar más sobre su pasado. A pesar de haber dejado atrás su violenta historia, Barnes pronto fue acusado de asesinar al Rey de Wakanda, T'Chaka, causando que T'Challa busque venganza contra él. Barnes se convirtió en un fugitivo y huyó con Steven Rogers para descubrir quién lo inculpó. Durante una tregua por arrestar a Helmut Zemo, quien estaba detrás de los ataques terroristas, Anthony Stark descubrió que Barnes fue quien asesinó a sus padres, provocando una pelea, la cual Rogers ganó. Luego del arresto de Zemo, T'Challa les proporcionó a él y Rogers escondite en Wakanda.

Luego de que Shuri le haya borrado la codificación mental que HYDRA le implantó en su cabeza, Barnes comenzó a tener una vida normal en Wakanda, hasta que la armada de Thanos llegó al país. Una vez más, Barnes se unió a Rogers y los Vengadores para detener la amenaza, sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, cada uno fue derrotado por el Titán Loco. Eventualmente, Barnes fue víctima del Chasquido de Thanos, pero cinco años después fue resucitado por el Blip de Bruce Banner y participó en la Batalla de la Tierra, en el cual vencieron a una versión alterna de Thanos debido al sacrificio de Anthony Stark. Tras asistir al funeral de Stark, Barnes fue testigo de como un viejo Rogers le confió su escudo a Samuel Wilson para ser el nuevo Capitán América.

Biografía

Vida temprana

Juventud

James Buchanan Barnes nació el sábado, 10 de marzo de 1917, y era el hijo mayor de otros cuatro. Él creció hasta convertirse en un excelente atleta que también destacó en la escuela.[1] Durante su infancia, conoció a Steven Rogers. Los dos se hicieron mejores amigos y esta amistad duró por varios años.[2]

Durante uno de sus viajes juntos, Rogers y Barnes se vieron obligados a regresar a Brooklyn en la parte trasera de un camión, ya que habían usado todo el dinero restante del tren para comprar perros calientes, mientras que Barnes también había logrado gastar inadvertidamente tres dólares mientras intentaba ganar un oso de peluche para una chica pelirroja llamada Dolores.[3] Otra vez, cuando estaban juntos en Coney Island, Barnes convenció a Rogers de que montara el ciclón, lo que provocó que Rogers vomitara.[2]

Entrenando a Rogers

"Gracias Buck, pero puedo arreglármelas solo."
"Solo que, no tienes que hacerlo. Siempre estaré a tu lado, amigo."
Steven Rogers y James Barnes[fnt.]

En 1936, la madre de Steven, Sarah Rogers, murió de tuberculosis. Después del funeral, Barnes trató de ayudar a Rogers, pero él se negó, diciendo que él podía salir adelante por su cuenta. Barnes le dijo que no tenía porque hacerlo, ya que él siempre estaría a su lado, algo que Rogers recordaría por mucho tiempo.[1]

Un año más tarde, Barnes y Rogers descubrieron que los Estados Unidos se habían unido a la Segunda Guerra Mundial. Rogers quería unirse al Ejército de los Estados Unidos para luchar en Europa contra los nazis, por lo que Barnes lo entrenó durante dos semanas en el gimnasio. Pronto, ambos fueron a un Centro de Inducción y Reclutamiento de los Estados Unidos en la ciudad de Nueva York, donde Rogers fue clasificado como 4F y fue rechazado del servicio, y por otro lado Barnes se alistó en el Ejército.[4]

Segunda Guerra Mundial

Sargento Barnes

"¡No es como un callejón, es la guerra!"
―James Barnes a Steven Rogers[fnt.]

Con el tiempo, Barnes recibió el rango de sargento. El día antes de que fuera enviado a Inglaterra, Barnes encontró a Steven Rogers siendo golpeado por un abusón; Barnes salió en defensa de su amigo y rápidamente ahuyentó al abusón. Barnes se enteró de que Rogers había estado tratando de alistarse al ejército una vez más, haciendo uso de documentos falsos para tratar de conseguirlo. Barnes le informó a Rogers que había recibido órdenes y que se iba a la guerra al día siguiente. A primera, Rogers parecía molesto, ya que él no estaba siendo enviado a la guerra junto con su mejor amigo, pero Barnes decidió animar a su amigo.

Barnes y Rogers luego fueron a la Stark Expo juntos, con Barnes decidido a disfrutar de su último día en la ciudad antes de que fuera enviado a la guerra. Sin embargo, lo que Barnes no le dijo a Rogers es que en realidad era una doble cita con Connie y Bonnie. Cuando Rogers le preguntó a Barnes lo que le había dicho a su cita sobre él, Barnes simplemente respondió diciendo que "solo las mejoras cosas". Mientras exploraban la Expo, el grupo observó como Howard Stark demostraba su prototipo de automóvil volador, para gran impresión de Barnes, hasta que el automóvil funcionó mal y cayó al suelo. Cuando Barnes se dio la vuelta para sugerirle al grupo ir a bailar, notó que Rogers se había alejado del grupo.

Aunque Barnes estaba divirtiéndose, Rogers estaba más interesado en intentar nuevamente alistarse en el ejército. Barnes encontró a Rogers e intentó persudiarlo para reunirse con él y sus citas. Cuando esto no funcionó, le recordó que él no iba a estar peleando en un callejón, sino en una guerra. Pese a esto, Rogers continuó firme con su idea y le dio un sincero adiós a Barnes antes de volver a intentarlo. Rogers le dijo que no ganará la guerra sin él y Barnes se retiró con Connie y Bonnie. Barnes y su unidad 107ª fueron enviados a Inglaterra al día siguiente.[2]

Prisionero de guerra

"Te creí muerto."
"Yo te creí más bajo."
Steven Rogers y James Barnes[fnt.]

Mientras estaba los campos de batalla en Europa, Barnes y su unidad, incluyendo a Timothy Dugan y Gabe Jones, fueron emboscados por los Nazis en Azzano. Fueron enviados a trabajar en las instalaciones de armas de HYDRA en los alpes austriacos. Barnes y su unidad trabajaron en partes del Valquiria, un super bombardero gigante. Cuando Barnes se mostró demasiado débil para continuar, fue llevado a un consultorio de forma aislada, donde se vio obligado a someterse a experimentos realizados por Arnim Zola.

En noviembre de 1943, la instalación fue infiltrada por Steven Rogers, quien había sido objeto de un experimento que le había dado una fuerza mayor. Rogers se abrió camino a través de la base y liberó a los prisioneros, incluyendo a Barnes. Mientras los prisioneros de guerra combatían contra las fuerzas de HYDRA, Rogers y Barnes se quedaron atrapados dentro de las instalaciones, ya que ésta empezó a auto-destruirse. Durante el escape, Barnes y Rogers se encontraron frente a frente con Johann Schmidt y Arnim Zola. Luego de una breve pelea, Schmidt reveló su verdadera cara antes de escapar. Rogers y Barnes comenzaron después a trabajar juntos para encontrar una ruta de escape para moverse hasta una sección segura de las instalaciones. Ellos fueron capaces de escapar momentos antes de que toda la instalación fuera destruida.

Barnes y Rogers se reagruparon con el resto de los prisioneros de guerra escapados y juntos caminaron con los otros soldados de vuelta a la base del Coronel Chester Phillips en Italia, a una 30 millas. Una vez que llegaron junto con armas y vehículos robados de HYDRA, fueron recibidos calurosamente por los demás soldados y Phillips quien optó por no castigar a Rogers por ir en contra de sus estrictas órdenes. Cuando toda la unidad se reunió, Barnes le pidió a todos los soldados aplaudirle a su salvador, el Capitán América.[2]

Comandos Aulladores

"¿Te gustaría seguir al Capitán América a las garras de la muerte?"
"Claro que no. Al debilucho de Brooklyn que era demasiado tonto para huir de las peleas. Lo seguiré a él."
Steven Rogers y James Barnes[fnt.]

Después de su escape de las prisiones de HYDRA, Barnes, Timothy Dugan, Jacques Dernier, Gabe Jones, James Morita, y James Montgomery Falsworth tuvieron un descanso. Steven Rogers se unió a ellos en una taberna y los convenció para unirse a su cruzada contra los Nazis y HYDRA, formando un grupo de élite de luchadores que con el tiempo sería conocido como los Comandos Aulladores. Barnes le dijo a Rogers que él no iba a seguir al Capitán América, sino que seguiría a su amigo. Cuando Margaret Carter también llegó a la taberna, Barnes tuvo que lidiar con la idea de que Rogers era ahora quien obtenía coqueteos en lugar de él.

Finalmente, Barnes y el recién formado grupo de Comandos Aulladores se unieron al Capitán América en el campo de batalla a lo largo de los siguientes meses. Barnes, Rogers y los Comandos Aulladores atacaron progresivamente las más grandes operaciones de HYDRA, evitando que Johann Schmidt y Arnim Zola trabajaran en sus proyectos y planes científicos, a la vez que destruían sus unidades e instalaciones. Barnes solía trabajar como el francotirador del grupo, protegiendo a su equipo de Comandos de los enemigos.[2]

Captura de Arnim Zola

"Lo tenía contra las cuerdas."
"Sí, lo noté."
―James Barnes y Steven Rogers[fnt.]

En invierno de 1945, Barnes y Rogers se prepararon para una misión en el que debían entrar a bordo de un tren de HYDRA que llevaba a Arnim Zola, con el objetivo de capturarlo. A medida que esperaban, Rogers y Barnes recordaron el momento en que habían ido a Coney Island y Rogers vomitó, con Barnes comparando aquel momento con su nueva misión. Cuando James Morita iconfirmó que Zola estaba en el tren, Barnes, Rogers y Gabe Jones utilizaron una tirolina para abordarlo, ya que viajaba a través de las montañas.

Mientras Gabe Jones se quedó en el techo del tren, Barnes y Steven Rogers entraron y comenzaron a explorar los vagones. Momentos después de su llegada, fueron emboscados por un grupo de soldados de HYDRA. Como Rogers se vio obligado a luchar contra un guardia de HYDRA fuertemente armado, Barnes por su parte debió hacerle frente a tres soldados y, a pesar de que logró matar a dos, se quedó sin municiones y temió ser asesinado. Rogers, sin embargo, fue capaz de abrir la puerta que dividía los vagones y le pasó una nueva arma que utilizó para matar al soldado que quedaba, mientras Rogers lo distraía. Barnes afirmó que lo tenía contra las cuerdas y Rogers le aseguró que le creía.

Antes de que pudieran relajarse, otro soldado de HYDRA apareció detrás de ellos y les disparó con una de las armas de HYDRA que usaba como fuente el Teseracto, y éste ocasionó que se abriera una agujero. Barnes recogió el escudo del Capitán América y le disparó al soldado múltiples veces, pero éste le disparó de nuevo y el poder de la explosión lanzó a Barnes fuera del tren. Rogers fue capaz de derribar al soldado y trató de rescatar a Barnes que todavía estaba colgado en un lado del tren. Sin embargo, el lugar donde se sostenía Barnes se rompió antes de que Rogers fuera capaz de salvarlo, lo que resultó que Barnes cayera en un río helado.[2]

Operativo de HYDRA

Encontrado por HYDRA

"Sargento Barnes... el procedimiento ya ha comenzado. Ahora serás el nuevo puño de HYDRA."
Arnim Zola a James Barnes[fnt.]

Debido a su fuerza ligeramente mejorada proporcionada a él por los experimentos de HYDRA, Barnes fue capaz de sobrevivir a la caída del tren de Arnim Zola, aunque perdió su brazo izquierdo. Su cuerpo casi sin vida fue descubierto por un soldado soviético y finalmente entregado a HYDRA. Él se mantuvo prisionero durante muchos años, hasta que Zola fue liberado de su custodia de la SSR y continuó sus experimentos.

Luego de que HYDRA se convirtiera en secreto en una de las ramas de S.H.I.E.L.D., Barnes sufrió más experimentos a manos de Arnim Zola y otros médicos. Ellos eliminaron los restos de su brazo cortado, y los médicos reemplazaron el miembro perdido con una prótesis. Barnes también fue sometido a múltiples métodos de control mental para mantenerlo bajo su mando. Con el tiempo, Barnes perdería todo recuerdo de su vida anterior y se convirtió en nada más que un arma para su mayor enemigo.

Con su cuerpo en la cima de la perfección física y su brazo en el más alto nivel de tecnología en armas, HYDRA usó a Barnes como un arma personal durante muchos años, y lo mantenían congelado para evitar su envejecimiento después de cada misión. Siempre que Barnes completaba una misión, HYDRA limpiaba nuevamente su mente para asegurarse de que estuviera enfocado en la siguiente misión.[1]

Convirtiéndose en el Soldado del Invierno

"Muchos en la comunidad de inteligencia piensan que no existe. Los que si los llaman el Soldado del Invierno. Se le acreditan más de dos docenas de asesinatos en los últimos cincuenta años."
Natalia Romanoff a Steven Rogers[fnt.]

Recibiendo una extensa formación de HYDRA, Barnes se convirtió en un luchador formidable y un asesino despiadado. Sus experiencias con la KGB le harían ganar el nombre del "Soldado del Invierno". Él permanecería congelado durante largos períodos de tiempo hasta que HYDRA considerara apropiado descongelarlo para ciertas misiones. Durante los próximos cincuenta años, el Soldado del Invierno sería responsable de un sinnúmero de asesinatos, matando a todo tipo de objetivos, desde mentes científicas hasta figuras políticas. Debido a su experiencia en el campo y la naturaleza sombría, el Soldado del Invierno se convirtió en una especie de historia de fantasmas para las agencias de inteligencia, quienes dudaban de que existiera realmente.[1]

Asesinato de los Stark

"Tengo una misión para ti. Sanción y extracción, sin testigos."
Vasily Karpov a James Barnes[fnt.]

En 1991, Barnes permaneció en el hielo en una cámara de hielo de la Instalación Siberiana de HYDRA. Con el tiempo, fue descongelado por Vasily Karpov, quien una vez más le borró la memoria utilizando una máquina y utilizó palabras clave de HYDRA para activar su entrenamiento. Con su mente alejada de su vida pasada, Barnes una vez más se convirtió en un hombre que esperaba nuevas órdenes. Karpov le informó a Barnes que lo necesitaba para robar una provisión de Suero del Súper Soldado del automóvil de Howard Stark y asesinarlo en el proceso. Como Barnes no tenía recuerdos de su tiempo en la Segunda Guerra Mundial junto a Stark, accedió a asumir la misión sin ninguna duda ni remordimiento.

Barnes esperó a que Stark dejara su hogar y abriera su camino al Pentágono; En ese momento, Barnes lo persiguió en su motocicleta y disparó contra el automóvil, lo que provocó que se desviara de la carretera y se estrellara contra un árbol. Ignorando a las víctimas lesionadas, Barnes primero se aseguró de que los sueros estuvieran a salvo antes de centrar su atención en Stark, quien había sobrevivido y lentamente se arrastró lejos del automóvil para intentar escapar.

Stark se arrastró lejos del coche y le pidió a su atacante que ayudara a salvar la vida de su esposa, sin embargo, Barnes ignoró sus súplicas y agarro a Stark con su brazo metálico. Cuando miró a su asesino, Stark lo reconoció como el Sargento James Barnes, a quien creía muerto tras la Segunda Guerra Mundial. Acto seguido, Barnes procedió a asesinar a Stark con su brazo de metal, rompiéndole el cráneo y matándolo. Con su primer objetivo ya muerto, Barnes levantó el cadáver de Stark y lo colocó nuevamente dentro del automóvil para que pareciera que murió chocando su vehículo en un accidente automovilístico, antes de estrangular a María Stark. Luego destruyó las cámaras de seguridad.

Con sus dos objetivos ahora muertos y su asesinato aparentemente cubierto por la destrucción de las cámara de vigilancia, Barnes tomó el suero del interior del automóvil de Stark e hizo su escape regresando a la Instalación Siberiana de HYDRA. Karpov felicitó el trabajo del soldado, y utilizó el suero para crear nuevos Soldados del Invierno.[3]

Entrenando a los Soldados del Invierno

Cinco personas fueron inyectadas con el suero para convertirse en los próximos Soldados del Invierno, y a Barnes se le asignó la tarea de entrenarlos. Durante una de estas sesiones de entrenamiento en las instalaciones de HYDRA, Barnes fue derrotado. Vasily Karpov felicitó al vencedor mientras un médico fue a revisar sus signos vitales. Sin embargo, la adrenalina del soldado aumentó y atacó al médico, golpeando su cara con fuerza contra el suelo y matándolo. Como resultado, comenzó un motín con los otros Soldados del Invierno levantándose contra sus amos y atacando a Karpov y a los otros guardias.

Cuando se desató una pelea, el aterrorizado Karpov le ordenó al Soldado del Invierno que lo protegiera. Él lo alejó del peligro y encerró a los soldados en la celda mientras que los guardias de HYDRA finalmente los sometieron. Karpov decidió entonces que todos deberían mantenerse en el hielo hasta que pudieran ser controlados. Cuando Karpov huyó a los Estados Unidos, la instalación fue abandonada después de la disolución de la Unión Soviética en 1991.[3]

Encuentro con Natalia Romanoff

"Hace cinco años, escolté a un ingeniero nuclear fuera de Irán, dispararon a mis neumáticos cerca de Odessa. Perdí el control, caímos por un barranco. Apenas salimos. Pero vi al Soldado del Invierno. Yo protegí al ingeniero, así que le disparó a través de mí."
Natalia Romanoff a Steven Rogers[fnt.]

En 2009, James Buchanan Barnes fue enviado a matar a un científico nuclear. Él encontró a su objetivo que estaba siendo escoltado por una agente de S.H.I.E.L.D., Natalia Romanoff. Sin dudarlo, atacó a su objetivo, y lo envió junto con Romanoff por un precipicio. Sin embargo, él observó que Romanoff y su objetivo se habían salvado. Al ver esto, Barnes le disparó al científico a través del estomago de Romanoff, causándole la muerte. Luego, él consiguió escapar.[1]

Legado de James Barnes

"Mejores amigos desde la infancia. Bucky Barnes y Steven Rogers eran inseparables tanto en la escuela como en el campo de batalla. Barnes es el único Comando Aullador que dio su vida al servicio de su país."
―Una grabación expuesta en la exhibición del Capitán América en el Instituto Smithsonian.[fnt.]

Casi setenta años después del final de la Segunda Guerra Mundial, Steven Rogers despertó en el siglo 21, y estudió los archivos de S.H.I.E.L.D. sobre los Comandos Aulladores. En el archivo de James Barnes, él fue reportado como "desaparecido en combate", y que su cadáver jamás fue encontrado. Por lo tanto, nunca fue clasificado oficialmente como fallecido.[5] En el Instituto Smithsonian, una parte de la exposición del Capitán América está dedicado a la memoria de Barnes y muestra una breve biografía de su vida.[1]

Sublevación de HYDRA

Ataque a Nicholas Fury

En 2014, Barnes fue activado para matar a Nicholas Fury después de que éste comenzara a desentrañar el secreto de la existencia de HYDRA. Cuando Fury logró escapar de la muerte a manos de más de una docena de agentes de HYDRA en Washington, D.C., Barnes llegó e incapacitó el vehículo de Fury usando una granada especial. Sin embargo, cuando se dirigía al vehículo para acabar con Fury, encontró que su objetivo había usado un láser cortador para escapar del vehículo destrozado y huyó por las alcantarillas.

Barnes más tarde localizó a Fury en el apartamento de Steven Rogers, donde él estaba tratando de darle información vital a Rogers acerca de su ataque. Antes de que Fury pudiera revelar más información, Barnes le disparó en el pecho desde otro edificio, aparentemente matándolo. Mientras escapaba, Rogers lo persiguió y trató de detenerlo lanzándole su escudo. Sin embargo, Barnes dejó de correr y simplemente sujetó el escudo con su brazo biónico y, a continuación, se lo devolvió con una increíble fuerza. Cuando Rogers agarró nuevamente su escudo, Barnes saltó del techo y escapó antes de que Rogers pudiera saber a donde fue.[1]

Cazando a Steven Rogers

"El programa se modificó. El intervalo es limitado. Dos blancos nivel seis. Zola fue el precio que pagué. Confirma su deceso en diez horas."
Alexander Pierce a James Barnes[fnt.]

En lugar de ser nuevamente criogenizado, Barnes más tarde fue enviado a la casa de Alexander Pierce para que se le dieran sus próximas órdenes. A él se le informó que sus próximos objetivos eran Steven Rogers y Natalia Romanoff, quienes intentaban revelar el plan del Proyecto Insight de HYDRA que involucraba acabar con más de un millón de objetivos utilizando varios helicarriers de S.H.I.E.L.D.[1]

Batalla de Washington, D.C.

"¿Bucky?"
"¿A quién le dices Bucky?"
Steven Rogers y James Barnes[fnt.]

Al día siguiente, él atacó a Steven Rogers, Natalia Romanoff y Samuel Wilson en una autopista cuando estaban secuestrando al agente de HYDRA, Jasper Sitwell. Él lanzó a Sitwell por la ventana del vehículo y comenzó a destruirlo, haciéndolo perder el control y huir. Cuando le disparó una granada a sus objetivos, Rogers lo detuvo con su escudo, ocasionando que saliera volando del puente y cayera en un autobús.

Barnes comenzó a perseguir a Romanoff a través de las calles de Washington, D.C. — Barnes por un momento creyó tener a Romanoff arrinconada al oír su voz desde detrás de un automóvil estacionado y, en un intento de matarla, Barnes desplazó una granada, pero pronto se dio cuenta de que se trataba de una trampa y fue emboscado, ocasionando que su prótesis de brazo fuera temporalmente desactivado por uno disco de Romanoff. Después de dispararle a Romanoff en el hombro, Barnes fue atacado por Rogers antes de que pudiera asesinarla.

En el transcurso de la batalla, Barnes nuevamente atrapó su escudo y procedieron a pelear en un combate mano a mano casi igualado. Ambos demostraron tener la misma fuerza, pero pronto Rogers reaccionó y le quitó su máscara, revelando la cara de Barnes, dejando a Rogers sorprendido. Cuando Rogers dijo su nombre para referirse a él, este mencionó que no sabía quien era esa persona de la que hablaba. Antes de que él pudiera dispararle, Romanoff lo salvó disparando un lanzagranadas, lo que le obligó a huir.[1]

Recuerdos olvidados

"El hombre en el puente, ¿quién era?"
"Lo viste hace unos días durante otra misión."
"Nos conocíamos."
―James Barnes y Alexander Pierce[fnt.]

Después de haberse reagrupado con HYDRA, Barnes fue llevado a una base de HYDRA, donde se mostró errático y violento con los médicos. Después de que repararan su brazo, empezó a recordar fragmentos de su pasado, que incluían su caída desde el tren, así como las operaciones que le fueron realizadas por Arnim Zola, lo que ocasionó que se pusiera furioso.

Alexander Pierce llegó para conseguir un informe de la misión de Barnes, sólo para que este no le contestara. En respuesta, Pierce le golpeó en la cara; Barnes le preguntó si él conocía a Steven Rogers de algún lado, a lo que Pierce afirmó que sólo se acordó de Rogers porque lo había conocido hace unos días cuando había matado a Nicholas Fury, pero Barnes insistía en que había algo más allá de eso. Viendo que Barnes no estaba mentalmente preparado para continuar con su misión, Pierce ordenó que Barnes fuera sometido a más alteraciones mentales para obligarlo a cooperar.[1]

Batalla en el Triskelion

"Va a morir gente, Buck, y no dejaré que pase. Buck, no me obligues a hacerlo."
Steven Rogers a James Barnes[fnt.]

Al día siguiente, antes de que HYDRA pudiera activar los Helicarriers, Rogers y sus liados se infiltraron en el Triskelion y revelaron la presencia de HYDRA a sus compañeros agentes de S.H.I.E.L.D. y les solicitaron confrontar a los operativos encubiertos de HYDRA. En el caos, Barnes se abrió camino a través del campo de aviación abierto, asesinando a varios agentes y destruyendo Quinjets que estaban a punto de despegar. Este entró en un Quinjet para ir hasta uno de los Helicarriers, donde emboscó a Rogers y a Samuel Wilson. A continuación, él empujó a Rogers del Helicarrier y dañó el EXO-7 Falcon de Wilson. Viendo que Rogers no murió y todavía estaba en el Helicarrier, Barnes corrió con antelación para reencontrarse con él en el sistema de objetivos.

Barnes fue a enfrentarse a Steven Rogers por sí mismo antes de que pudiera reiniciar el sistema de objetivos de los Helicarriers. Cuando los dos se quedaron uno frente al otro, Rogers intentó hablar con él, pero Barnes se mantuvo en silencio e ignoró las suplicas. Viendo que no había otra opción, Rogers comenzó un combate con Barnes una vez más. Los dos lucharon en una larga pelea mano a mano, durante el cual Barnes casi se apoderó del chip, pero Rogers dañó el brazo derecho de Barnes y le lesionó la pierna, antes de dejarlo inconsciente. Barnes, sin embargo, recuperó la conciencia y le comenzó a disparar. A pesar de esto, Rogers logró cambiar el chip y le permitió a Maria Hill restablecer el sistema para que los tres Helicarriers del Proyecto Insight se apunten entre sí y abran fuego, incluso consigo mismo aún a bordo de uno.

En cuanto el Helicarrier comenzó a desplomarse debido al daño, Barnes quedó atrapado bajo los escombros. Un Rogers gravemente herido saltó a la ayuda de su amigo y lo liberó. Pidiéndole a Barnes que lo recordara, Rogers le dijo su verdadero nombre y le contó que habían sido amigos durante mucho tiempo, pero él lo negó. Acto seguido, Rogers dejó caer su escudo en el río, negándose a luchar contra Barnes. Sin embargo, Barnes se negó a escuchar y comenzó a golpearlo violentamente con su brazo biónico mientras su entorno se deterioraba.[1]

Recuperando la memoria

"No pelearé contigo. Eres mi amigo."
"¡Eres mi misión! ¡Eres... mi... misión!"
"Termina entonces. Yo siempre estaré a tu lado."
Steven Rogers y James Barnes[fnt.]

A medida que Barnes ignoraba las palabras de Rogers y con rabia insistía en que él era sólo su misión, Rogers citó algo que Barnes le dijo hace más de setenta años, después del funeral de Sarah Rogers, que él siempre estará a su lado. Repentinamente, Barnes empezó a recordarlo mientras la superficie donde se encontraban cedió al estar a punto de lanzar otro golpe. Rogers cayó al río, mientras que Barnes se sujetó de una viga.

Al recordar que Rogers era su amigo, Barnes se soltó de la viga y salvó a Rogers de ahogarse inconsciente en el agua. Él lo arrastró hasta la tierra, comprobó rápidamente que aún respiraba, y empezó a caminar lentamente por las orillas del río, pensando en descubrir más sobre su verdadera identidad.[1] Habiendo escapado de los restos del Triskelion, Barnes regresó a una instalación, donde se encontró con los científicos de HYDRA. Libre del control mental, Barnes los asaltó; sin embargo, a medida que hacía esto recordó a las personas que asesinó como el Soldado del Invierno, lo que le impidió matarlos.[6]

Huyendo del gobierno, Barnes se disfrazó para evitar ser reconocido y visitó las exposiciones del Capitán América en el Instituto Smithsonian. Una vez ahí, se encontró con un memorial dedicado a James Buchanan "Bucky" Barnes, quien al parecer había muerto durante la Segunda Guerra Mundial, mientras luchaba contra HYDRA. Mirando fijamente su propio monumento y leyendo la biografía, Barnes aceptó que Steven Rogers le estaba diciendo la verdad y, finalmente, comenzó a recordar quién era.[7] Más tarde, él viajó a una antigua casa de seguridad para investigar más sobre su vida pasada con los Comandos Aulladores, agregando en un cuaderno todos sus recuerdos.[6]

Guerra Civil de los Vengadores

Encontrado por Steven Rogers

"No estuve en Vienna. Dejé eso en el pasado."
"Las personas que creen que si han venido aquí, y no pienso que quieran que sigas con vida."
"¿Qué listos, verdad? gran estrategia."
―James Barnes y Steven Rogers[fnt.]

Mientras caminaba por la capital rumana de Bucarest y le compraba ciruelas a un vendedor ambulante, Barnes vio a un hombre nervioso mirándolo. Ante el temor de que su identidad pudiera estar en riesgo de ser descubierta, Barnes se acercó al hombre, que corrió tan rápido como pudo para alejarse de él. Al tomar uno de los periódicos que vendía, Barnes descubrió que lo estaban acusando del Bombardeo en el Centro Internacional de Viena, donde se perdieron muchas vidas, incluyendo el Rey de Wakanda, T'Chaka. Al ver esto, Barnes decidió recoger sus pertenencias y escapar inmediatamente.

Al regresar a su escondite, Barnes descubrió que Rogers ya estaba allí. Cuando Rogers le preguntó si sabía quién era él, Barnes afirmó que había leído sobre él en un museo, e insistió en que no era responsable del ataque terrorista, y Rogers le confirmó que las personas que lo culparon estaban llegando a su ubicación con la intención de ejecutarlo. Su conversación fue interrumpida por la llegada de los agentes que se apoderaron del edificio. Mientras trabajaban juntos, Barnes y Rogers los enfrentaron, con Barnes arrojando su mochila por una ventana.

Aunque Barnes negó tener la intención de matar, Rogers constantemente se aseguraba de que nadie fuera asesinado accidentalmente debido al estilo de lucha de Barnes. Ellos se desplazaron hacia las escaleras, y Barnes saltó desde varios pisos hacia otro edificio, recuperó su mochila y huyó, pero fue atacado por T'Challa, quien buscaba venganza por el asesinato de su padre T'Chaka. Este último intentó usar sus garras para cortarle la garganta de Barnes, sin embargo, fueron atacados por un helicóptero, que luego es derribado por Samuel Wilson.

Barnes comenzó a ser perseguido por T'Challa, con Rogers detrás de ambos. Él saltó a una carretera subterránea, huyendo a través del tráfico mientras T'Challa y Rogers lo seguían. En un acto desesperado, Barnes le quitó su motocicleta a un hombre y se alejó lo más que pudo de la persecución, no obstante, T'Challa de toda maneas lo alcanzó e intentó matarlo, sin embargo, Barnes pudo usar su brazo de metal para bloquear su ataque, agarrándolo por la garganta y tirándolo a la carretera. Al final del túnel, Barnes utilizó un explosivo para destruir el techo, con la esperanza de atrapar a sus atacantes y escapar. No obstante, T'Challa pudo ganar velocidad extra saltando sobre la espalda de Wilson y derribó a Barnes de su moto antes de que Rogers impidiera que matara a su amigo. La persecución finalizó cuando Rhodes los rodeó y los tres fueron arrestados.[3]

Escape del Centro Común contra el Terrorismo

"¿Pero qué es todo esto?"
"¿Por qué no hablamos de tu hogar? no Rumanía, y ciertamente, no Brookly. No. Hablo del que si es tu hogar."
―James Barnes y Helmut Zemo[fnt.]

Barnes fue encerrado en una celda de contención y fue transportado al edificio del Centro Común contra el Terrorismo en Berlín. Desde dentro de su celda, Barnes observó a Sharon Carter y Everett Ross reunirse con Rogers, Wilson y T'Challa. Llevado a una sala para su interrogatorio, Barnes fue recibido por el supuestamente psiquiatra Theo Broussard, quien evaluaría su bienestar mental. Broussard afirmó que solo quería hacerle algunas preguntas simples para ayudarlo, pero Barnes permaneció en silencio.

Broussard luego provocó un apagón que cortó las cámaras de seguridad, y comenzó a decir las palabras para reactivar el entrenamiento del Soldado del Invierno de Barnes utilizando el Libro que originalmente fue propiedad de Vasily Karpov. Barnes se liberó de su celda e intentó detener a Broussard, no obstante, él finalmente entró en su modo de asesino obediente. La primera pregunta de Broussard fue sobre su misión en 1991, fecha en la que asesinó a Howard Stark y a su esposa Maria Stark, para robar el Suero del Súper Soldado. Luego, Broussard exigió conocer la ubicación de la Instalación Siberiana de HYDRA para encontrar a los otros cinco Soldados del Invierno.

Barnes recibió la orden de Broussard de luchar y matar a cualquiera que intentara detenerlo, antes de escapar en un helicóptero para demostrar su culpabilidad por los recientes ataques terroristas. Él enfrentó a Rogers y Wilson interrogando a Zemo, noqueando a Wilson y expulsando a Rogers al vacío del ascensor, antes de retirarse. Barnes pronto enfrentó a los soldados de la organización hasta centrar su atención en Anthony Stark, quien también fue vencido y desarmado por Barnes. Cuando estaba a punto de matarlo, Sharon Carter y Natalia Romanoff acudieron en su ayuda y comenzaron a luchar juntas contra Barnes, sometiéndolo rápidamente. Sin embargo, la notable fuerza de Barnes le permitió derrotarlas, lanzando a Carter contra una mesa e intentó estrangular a Romanoff.

Cuando estaba a punto de matar a Romanoff apareció T'Challa y comenzó a luchar contra Barnes. A pesar de que este no se daba por vencido para enfrentarlo, Barnes lo pateó por una escalera y se dirigió a la azotea, donde se subió a un helicóptero para escapar. No obstante, Rogers llegó y, con su fuerza, logró mantener el helicóptero en la plataforma de aterrizaje y evitar que se escape. Barnes cayó a un río, y Rogers lo sacó, con Wilson siguiéndolos.[3]

Recuperando el conocimiento

"Él me dijo que le hablara sobre Siberia, donde me custodiaban. Pidió la localización exacta."
"¿Para que quería ese dato?"
"Porque hay mas de un Soldado del Invierno."
―James Barnes y Steven Rogers[fnt.]

Más tarde, Rogers y Wilson ataron el brazo de metal de Barnes,[8] quien al despertar, reconoció a Rogers. Para demostrar que en realidad era él, le mencionó que el nombre de la madre de Rogers era Sarah y que Rogers solía poner periódicos en sus zapatos. Rogers y Wilson decidieron no llamar a Anthony Stark, y le preguntaron sobre lo que buscaba el psiquiatra, Helmut Zemo, el hombre que se hizo pasar por Broussard. Barnes les confirmó que él buscaba la Instalación Siberiana de HYDRA, donde lo custodiaban anteriormente, para liberar a los otros cinco Soldados del Invierno.

Robando un automóvil, los tres fueron a encontrarse con Sharon Carter, quien había recuperado el Escudo del Capitán América y el EXO-7 Falcon. Mientras que Rogers y Carter hablaban afuera, Barnes le preguntó a Wilson si podía moverse de su asiento del automóvil para tener una mejor vista, pero Wilson se negó, todavía enojado con él por las peleas que tuvieron. Cuando Rogers y Carter compartieron un apasionado beso antes de partir, Barnes y Wilson le sonrieron.

Una vez recuperado el equipamiento del grupo, los tres se reunieron con Clinton Barton, quien rescató a Wanda Maximoff del Centro de los Nuevos Vengadores y también reclutó a Scott Lang para ayudarlos. De repente, el equipo escuchó el anuncio de que las personas iban evacuar el aeropuerto, llevándolos a creer que Anthony Stark los había encontrado y necesitaban salir a confrontarlo. Rogers le pidió a todos ponerse sus trajes y se dividieron en grupos.[3]

Enfrentamiento entre los Vengadores

"Yo no asesiné a tu padre."
"¿Y por qué huiste entonces?"
―James Barnes y T'Challa[fnt.]

Steven Rogers salió sólo al aeropuerto de Leipzig-Halle, mientras que James Barnes y Samuel Wilson se ocultaban juntos. Wilson escaneó la zona y rápidamente encontró el Quinjet de Stark en el hangar 5. Tras informar de esto al equipo, Barnes y Wilson se dirigieron al hangar, pero fueron perseguidos por Peter Parker, quien pateó fuertemente a Wilson y detuvo el golpe que le iba a dar Barnes, mientras comentaba lo genial que era su brazo de Vibranio. Luego se desató una pelea con Wilson y Parker persiguiéndose el uno al otro, y Barnes intentó ayudar a Wilson lanzándole un objeto grande de Parker, el cual atrapó con su telaraña para lanzárselo de regreso. A pesar de sus esfuerzos, tanto Barnes como Wilson fueron inmovilizados por la telaraña de Parker. Antes de que Parker pudiera hacer otro movimiento, Wilson controló a Redwing para que se lo lleve fuera de la terminal.

Barnes y Wilson lograron reunirse con Rogers y el resto del equipo para dirigirse al hangar donde estaba el Quinjet que debían abordar para ir a Siberia. Cuando se abrieron camino, fueron detenidos por Visión, quien disparó un rayo láser frente a ellos. A pesar de las advertencias, los dos equipos se colocaron en lados opuestos mientras se preparaban para pelear. Acto seguido, la batalla entre los Vengadores comenzó con los dos equipos peleando entre sí; Barnes una vez más confrontó a T'Challa, y negó ser responsable de la muerte de su padre, pero T'Challa le preguntó que si ese era el caso entonces porqué huyó. Al estar a punto de matarlo atacándolo por la garganta, T'Challa fue detenido por Wanda Maximoff, quien lo lanzó a otro lado, salvándole la vida a Barnes.

Como el equipo de Anthony Stark no se daba por vencido, Samuel Wilson se dio cuenta de que no podían ganar la batalla y llevar a todos a Siberia. El equipo decidió que solo Rogers y Barnes debían ir a Siberia mientras el resto se quedara atrás, con Barnes estando de acuerdo. Ya que necesitaban una distracción, Scott Lang se transformó en Giant-Man, por lo que el equipo de Stark se concentró en derrotarlo en lugar de evitar que Rogers y Barnes lleguen al Quinjet. Mientras corrían al hangar, Visión utilizó su ráfaga de energía para hacer caer una base y cerrarles el paso, pero Wanda Maximoff usó sus poderes para darles tiempo de entrar al lugar.

Barnes, en compañía de Rogers, entró al hangar, sin embargo, allí fueron interceptados por Natalia Romanoff. Rogers no quería pelear contra ella, no obstante, para sorpresa de ambos, Romanoff decidió confiar en su palabra de que Helmut Zemo era responsable de todo y les dejó irse mientras detenía a T'Challa de alcanzarlos, dándoles la oportunidad de entrar al Quinjet. A medida que el dúo se alejaba del aeropuerto, Anthony Stark y James Rhodes lograron vencer al resto del equipo de Rogers y persiguieron el Quinjet. Wilson trató de detener a Stark y Rhodes, hasta que Visión accidentalmente dañó el Reactor Arc de Rhodes, quien se desplomó en el suelo, forzando a Stark y Wilson a dejarlos irse por el accidente que sufrió Rhodes.[3]

Batalla en la Instalación Siberiana de HYDRA

"¿Al menos recuerdas a mis padres?"
"Los llevo en mi mente también."
Anthony Stark y James Barnes[fnt.]

En su camino a la Instalación Siberiana de HYDRA, Barnes le preguntó qué les iba a pasar a su amigos, pero Rogers le aseguró que más tarde iba a volver por ellos. Barnes estaba inseguro si en realidad él valía todo lo que Rogers hacía para comprobar su inocencia, y este trató de convencerlo de que lo sucedido hace varios años no fue culpa suya, a lo que Barnes le dijo que aunque era cierto, él ya lo había hecho. Ambos llegaron a la instalación, unas pocas horas después de que Helmut Zemo lo hiciera.

Mientras buscaban a Zemo, ellos también vieron llegar a Anthony Stark, quien reveló haber descubierto la verdad sobre el plan de Zemo y que se equivocó, por lo que ellos hicieron una tregua, pero esto solo preocupó a Barnes. Rogers se alegró de que Stark finalmente estuviera de acuerdo con él, y los tres llegaron al salón donde estaban los Soldados del Invierno, pero se dieron cuenta que ya estaban muertos. Zemo se mostró detrás de un búnker, revelando que los había matado con un arma de fuego mientras dormían, y explicó que logró atraerlos con éxito a la base, tras un año de planificación. Rogers dedujo que Zemo era de Sokovia, con éste últmo culpando a los Vengadores por la pérdida de su familia durante la batalla, y que desde ese momento había organizado un plan para separar al equipo desde el interior. A continuación, Zemo les mostró una secuencia de vídeo de 1991, que Stark reconoció como el lugar donde sus padres fallecieron; él vio como Barnes asesinaba tanto a Howard Stark como a Maria y cubría los hechos para aparentar que tuvieron un accidente automovilístico.

Al terminar de ver la grabación, Stark demandó a Rogers por no haberle dicho que Barnes fue quien asesinó a sus padres; Rogers intentó aparentar que no lo sabía, pero finalmente le reveló que si estaba enterado sobre la muerte de sus padres. Furioso, Stark golpeó a Rogers, y atacó a Barnes para poder matarlo, a pesar de que Rogers le informó que él había estado bajo el control de HYDRA, no obstante, Stark estaba demasiado molesto como para escucharlo y siguió luchando contra ellos. Stark le apuntó a Barnes un misil directamente en la cara, pero él desvió su ataque y provocó que gran parte de las instalaciones se derrumbara alrededor de ellos.

Rogers le ordenó a Barnes que intentara huir por la parte superior del techo mientras peleaba con Stark. Al apartar a Rogers, Stark destruyó la escotilla por donde Barnes iba a escapar y lo acorraló preguntándole si recordaba a sus padres. Él le respondió que los llevaba en su mente, antes de que Rogers los separara y cayeran más abajo a una zona sin salida. Cuando Stark se enfocó en acabar con Rogers, Barnes lo ayudó atacándolo con su escudo y ambos golpearon en conjunto a Stark, sometiéndolo. Una vez que Rogers fue vencido, Barnes trató de romper su Reactor Arc con sus manos, pero en el proceso se activó un rayo repulsor del pecho de la armadura de Stark, quitándole la prótesis de brazo. Estando fuera de combate, Barnes vio como Rogers seguía defendiéndolo hasta que decidió usar sus últimas fuerzas para distraer a Stark, permitiéndole a Rogers atacarlo por sorpresa para destruir su Reactor Arc, ganando la pelea. Los dos amigos abandonaron las instalaciones y Rogers dejó atrás su escudo.

Una vez fuera de las instalaciones, Rogers y Barnes se reencontraron con T'Challa, quien reveló que había escuchado todo y que ya detuvo a Zemo. Antes de partir para llevar a Zemo a las autoridades, él le dijo a Barnes que tenía recursos en Wakanda que podrían ayudarlo a eliminar su programación del Soldado del Invierno.[9]

Refugiado en Wakanda

"¿Estas seguro de esto?"
"No puedo confiar en mi mente. Hasta que encuentren el modo de sacar lo que hay en mi cabeza, creo que dormir otra vez será lo mejor para todo el mundo."
Steven Rogers y James Barnes[fnt.]

Tras el Escape de la Balsa, Barnes y Rogers se dirigieron a Wakanda, donde se les concedió refugio y amnistía por T'Challa. Como este último mencionó que Barnes tendría que volver a la cámara criogénica para tener una mejor chance de borrar su programación de HYDRA, Rogers no estuvo de acuerdo, pero Barnes aceptó. Una vez que Shuri explicó cómo pretendía llevar a cabo el proceso,[9] Barnes procedió a ser congelado hasta que los científicos de Wakanda encontraran una manera desprogramar su lavado de cerebro de HYDRA. Asimismo, T'Challa decidió protegerlo de los gobiernos del mundo si estos descubrían su ubicación en Wakanda.[10]

Unos meses después, Shuri expresó su idea de reiniciar la mente de Barnes para quitarle las palabras de HYDRA y, mientras continuaba su trabajo, decidió ayudarle a volver a tener una vida normal. Barnes luego fue sacado de la cámara criogénica por Shuri y comenzó su recuperación en un pueblo remoto de Wakanda.[9] Una mañana, Barnes, quien ahora era conocido como el Lobo Blanco, despertó y fue acosado por unos niños Wakandianos, antes de que Shuri llegara para ayudarlo con su rehabilitación. Mientras miraba el río, Shuri permaneció al lado de Barnes y le preguntó cómo se sentía, a lo que él le dijo que estaba bien y le agradeció a Shuri por ayudarlo con su recuperación.[11]

Guerra del Infinito

Reclutado por T'Challa

"¿Donde es la pelea?"
"Viene en camino."
―James Barnes y T'Challa[fnt.]

La recuperación de Barnes continuó y él comenzó a trabajar como agricultor en Wakanda para tener una vida normal, olvidando su pasado como asesino de HYDRA. Sin embargo, los intentos de Barnes por permanecer en paz fueron arruinados cuando T'Challa y Okoye lo visitaron, necesitando de su ayuda, ya que T'Challa comentó que Barnes ya había descansado suficiente, y le entregó un nuevo brazo de Vibranio. Cuando Barnes preguntó dónde sería la pelea, T'Challa respondió diciéndole que estaba en camino, refiriéndose a Thanos y la Orden Oscura buscando las Gemas del Infinito.

Aceptando la misión de proteger la Tierra utilizando su nueva prótesis, Barnes acompañó a T'Challa y a las Dora Milaje a saludar a los Vengadores, quienes llegaron a Wakanda para pedirle a Shuri quitarle la Gema de la Mente a Visión. Barnes saludó al equipo y se reunió con su viejo amigo Steven Rogers, compartiendo un abrazo, y comentándole que estaba listo para el fin del mundo. Mientras los Vengadores hablaban con Shuri, afuera estaban Barnes y Wilson, quienes notaron varias naves espaciales aterrizando afuera de la barrera de Wakanda.[12]

Batalla de Wakanda

"¿Cuánto por el arma?"
"No está a la venta."
"Ok, ¿y por el brazo?... va a ser mío."
Rocket Raccoon y James Barnes[fnt.]

Barnes se dirigió con los Vengadores y las tribus de Wakanda a la barrera que protegía el reino mientras Shuri procesaba a Visión en su laboratorio. Cuando Steven Rogers, Natalia Romanoff y T'Challa regresaron de hablar con Proxima Midnight y Cull Obsidian, Barnes le preguntó a Rogers si se habían rendido, a lo que él le respondió que no. Barnes observó cómo los Outriders comenzaron su ataque atravesando la barrera y él, junto con los otros soldados Wakandianos, les dispararon.

Una vez que T'Challa abrió una parte de la barrera para evitar que los Outriders se dividan en grupos y alcancen a Visión, Barnes peleó contra varios alienígenas con su arma, hasta que uno lo atacó y lo tiró al suelo, forzándolo a matarlo con su cuchillo. A medida que seguía peleando, repentinamente aparecieron Thor, Rocket Raccoon y Groot para ayudar a vencer al ejército de Thanos.

Eventualmente, Barnes se cruzó con Rocket Raccoon y los dos fueron rodeados por múltiples Outriders. Acto seguido, Barnes agarró a Rocket y lo giró en círculos mientras ambos disparaban sus municiones, eliminando a varios enemigos. Tras haber hecho esto, Rocket se detuvo para preguntarle el precio de su arma, a lo que Barnes le respondió que no estaba a la venta. Rocket entonces le preguntó el precio que tenía su prótesis de brazo, provocando que Barnes decida alejarse, con Rocket murmurando que iba a conseguirlo.

No obstante, pronto Thanos llegó personalmente a Wakanda para reclamar la Gema de la Mente de Visión, quien fue llevado a las afueras de los laboratorios por Corvus Glaive y estaba gravemente herido. Luego de que el Titán Loco sometiera a algunos héroes usando el Guantelete del Infinito, Barnes intentó frenarlo disparándole sus municiones, solo para que Thanos active la Gema del Poder y derribe fácilmente a Barnes.

Después de arrancarle la Gema de la Mente a Visión, Thanos completó el Guantelete del Infinito y realizó el Chasquido, eliminando a la mitad de la vida en el universo, antes de huir a través de un portal. Tras esto, Barnes se empezó a desintegrar, a lo que él desesperadamente llamó a Steven Rogers a medida que se volvía cenizas, dejando su arma tirada.[12]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de James Buchanan Barnes

En orden cronológico:

Detrás de escenas

Trivia

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.