FANDOM


El Gungnir fue una poderosa lanza mágica utilizada por los gobernantes de Asgard y sirvió como un símbolo de poder Asgardiano. Fue impulsado por la Fuerza de Odín.

Historia

En 2988 a.C. los Elfos Oscuros se encontraban en proceso de llevar a cabo su plan, pero las tropas asgardianas lideradas por el rey Bor hicieron frente a los habitantes del planeta. Durante la batalla Bor asesinó a numerosos soldados del ejército de Svartalfheim utilizando la lanza mágica. Tras la victoria, los Asgardianos escondieron el Éter y regresaron a Asgard.

Bor poseyó la lanza durante el resto de su vida y reinado. Después de morir en una batalla, el arma cayó en manos de su hijo Odín.[1]

Al igual que su padre, Odín dirigió numerosas batallas liderando al ejército de Asgard, esto lo llevó a luchar también en Midgard, contra los Gigantes de Hielo, quienes amenazaban llevar a la humanidad a otro periodo de glaciación utilizando el poder del Cofre de los Antiguos Inviernos. Cuando Odín y sus tropas llegaron a Tønsberg, él sin mucho esfuerzo logró salir victorioso y acabó con centenares de enemigos utilizando la lanza tanto para empalarlos y lanzarlos varios metros lejos de él, como también para canalizar sus poderes a través de ella. Esa misma batalla le costó el ojo derecho.[2]

Miles de años mas tarde su hijo Thor, junto a sus amigos Loki, Sif, Fandral, Volstagg y Hogun, viajaron a Jotunheim a fin de encotrar quiénes fueron los responsables de irrumpir en la Cámara de Odín. Los seis jóvenes se salvaron gracias a que Odín utilizó su lanza para traerlos de regreso a Asgard, también aturdió a Laufey, quién justo antes de que huyeran puso fin a la tregua entre Asgard y Jotunheim. Cuando volvieron a Asgard, Odín activó el Puente Bifrost utilizando la lanza y desterró a Thor enviándolo a la Tierra.[2]

Tiempo después de lo sucedido, Odín cayó en el Sueño de Odín y al estar Thor exiliado fue Loki quién ocupó su trono y su lanza, la que utilizó para enviar al Destructor a la Tierra y asesinar a su hermano. Horas después un grupo de Gigantes de Hielo, liderados por Laufey llegaron a Asgard para asesinar a Odín mientras dormía pero todos incluyendo a su rey fueron traicionados y asesinados por Loki. Después de que Thor volviese a Asgard, peleó contra su hermano, quién logró desatar la energía del Bifrost, utilizando la lanza de Odín, durante la batalla Thor destruyó el puente y el Observatorio de Heimdall, generando una gran explosión donde de no haber sido por la llegada de Odín al lugar, ambos habrían muerto cayendo a un agujero de gusano. Finalmente Odín atrapó a Thor antes de que cayera, Loki quedó ligado a su hermano y su padre mediante la lanza que Thor sostenía, cuando Odín se negó rotundamente a aceptar a Loki en el trono, éste se dejó caer, muriendo presuntamente. La lanza fue devuelta a Odín después del incidente.[2]

Como el Puente Bifrost fue destruido, los asgardianos no pudieron mantener la paz entre los Nueve Mundos, pero, cuando Odín y Thor descubren que Loki estaba atacando la Tierra, Odín usó el Gungnir para canalizar todas las energías oscuras para enviar a Thor a la Tierra a detener y traer a Loki a Asgard.[3]

Aunque Odín tuvo en su posesión la lanza durante la mayor parte de la invasión de los Elfos Oscuros, incluso usándola contra ellos durante el saqueo de Asgard, Loki tomo la lanza y el trono de Asgard disfrazado como Odín.[1]

Cuando Hela escapa y toma el trono de Asgard, Thor toma la lanza y la uso brevemente en un duelo antes de dejarla caer. Como parece haberlo dejado atrás, Gungnir pudo haber sido destruido durante el Ragnarök.[4]

Capacidades

Como arma principal de los gobernantes de Asgard, Gungnir es un arma tan poderosa y duradera que es una representación simbólica del poder y la autoridad. Una lanza poderosa y mística, forjada con fuertes metales asgardianos e impregnada con encantamientos que magnifican su poder. Es más efectivo en manos de Odín que de Loki, pero incluso cuando es manejado por Loki, todavía fue lo suficientemente poderoso como para permitirle luchar contra Thor y su Mjolnir.

Gungnir está imbuido de una poderosa forma de energía, similar a la del Destructor. A través de esto, los usuarios pueden proyectar explosiones de energía potente y potencialmente continua. Las ráfagas pueden derribar múltiples enemigos y fueron lo suficientemente poderosas como para derribar a Thor a través de la pared del castillo asgardiano. También se ha demostrado que Gungnir canaliza otras formas de energía, tal como hizo Odín al canalizar energías oscuras para enviar a Thor a la Tierra. También se demostró que podía abrir y cerrar el Puente Bifrost en lugar de la espada de Heimdall. Después de la muerte de Frigga, ella y los demás guerreros asgardianos caídos recibieron una gran ceremonia fúnebre y al final Odín golpeó a Gungnir en el suelo y los cuerpos de los muertos se transformaron en una bruma brillante que voló hacia el cielo nocturno.

Entre sus varios encantamientos, Gungnir ha demostrado estar vinculada con el arma asgardiana el Destructor. El Destructor puede ser manejado por el portador de la lanza a cualquier distancia, incluso a través de los cosmos, y percibir a través de sus sentidos.

Trivia

  • En los cómics, el Gungnir era traducido como "La lanza de los cielos" y fue construido a partir del Uru.

Referencias

  1. 1,0 1,1 Thor: The Dark World
  2. 2,0 2,1 2,2 Thor
  3. Thor: The Dark World Prelude
  4. Thor: Ragnarok

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.