FANDOM


Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.

La Guerra del Infinito fue una guerra a nivel galáctico por las poderosas Gemas del Infinito. El conflicto inició cuando el Titán Loco, Thanos, empezó su plan por hacerse con las seis Gemas del Infinito para completar su objetivo de erradicar a la mitad de la vida en el universo. Teniendo ventaja debido a la caída de Asgard y la división de sus enemigos, Thanos comenzó una campaña sangrienta por conseguir las Gemas del Infinito y ponerlas en el Guantelete del Infinito.

Frente a este problema universal, los divididos Vengadores, los Maestros de las Artes Místicas, los Guardianes de la Galaxia, y la nación tecnológicamente avanzada de Wakanda se levantaron para hacerle frente a Thanos. A pesar de sus esfuerzos, Thanos salió triunfante sobre sus oponentes y cumplió exitosamente con su objetivo por desintegrar a la mitad de la vida en el universo.

Antecedentes

Las seis gemas

Hace milenios, poco después de que el Big Bang hiciera que el universo entrara en la creación, seis singularidades que representaban un aspecto diferente del universo fueron forjadas como las Gemas del Infinito.[1]

Ascenso del Titán Loco

Las semillas del conflicto se sembraron en el planeta tecnológicamente avanzado de Titán, hogar de los Titanes, y de Thanos. Debido a la inmortalidad de su especie, dicho planeta rápidamente se superpobló. La superpoblación agotó los recursos finitos disponibles y los Titanes se encontraban en peligro de extinción. Desesperado por salvar su mundo, Thanos propuso matar a la mitad de la población para que el rápido consumo de recursos pueda ser detenido, y así poder preservar la existencia de su especie. Los Titanes rechazaron el plan drástico de Thanos y lo consideraron un loco. No mucho después, el planeta cayó y Thanos se convirtió en el último Titán superviviente.

Profundamente impactado por este evento, Thanos llegó a creer que la gran acumulación de vida consumía rápidamente los recursos finitos del universo. Si no se hacía nada, entonces el universo será destruido. Thanos concluyó que la vida necesitaba correcciones y que deseaba evitar que otros planetas sufrieran el mismo destino que Titán, por lo que se convirtió en un conquistador. Utilizando su vasto intelecto e inmensas capacidades sobrehumanas, Thanos rápidamente armó su ejército y partió a detener la marea de la vida. En cada planeta que invadía, él mataría a la mitad de su población y tomaría el botín que obtuvo de su conquista. Thanos se volvió uno de los señores de la guerra más temidos de la galaxia, incluso gobernando desde su propia región del espacio. Durante su conquista, adoptaría huérfanos de la raza que conquistó y formó la Orden Oscura. En su invasión a Zen-Whoberi, él adoptó a una Zehoberei llamada Gamora, quien rápidamente se convirtió en su hija favorita y a la que realmente amó.[2]

La búsqueda comienza

Finalmente, Thanos se dio cuenta de que nunca sería capaz de equilibrar el universo si solo se dedicaba a usar fuerzas militares, ya que habían demasiadas formas de vida. Él se enteró de las Gemas del Infinito y de sus capacidades para controlar el universo. Sabiendo que su poder le ayudaría a cumplir su misión de toda la vida, Thanos decidió que necesitaba juntarlas. Él encontró la Gema de la Mente, el cual colocó en un Cetro.[3] También envió a sus hijas, Gamora y Nebula a encontrar la Gema del Alma, sin embargo, ellas les mintieron sobre la imposibilidad de hallarlas. Thanos sabía que le estaban mintiendo, pero decidió hacerles creer que lo convencieron.[2]

Invasión Chitauri

Thanos consiguió localizar a la Gema del Espacio en la Tierra, la cual se encontraba en el interior de un artefacto conocido como el Teseracto. Después de forjar una alianza con el Gigantes de Hielo Loki luego de que este fuera vencido por su hermano en Asgard, Thanos le pidió a Loki que lo ayude a recuperar la Gema del Espacio a cambio de convertirlo en el gobernante de la Tierra. Para ayudar a Loki en su misión, él le entregó el Cetro con la Gema de la Mente. Thanos le dio la tarea de usar el Teseracto y convocar a su ejército tanto para sacrificar a la mitad de la población de la Tierra como para recuperar personalmente la Gema.

En primera instancia, Loki logró realizar su misión de forma exitosa sin mucha dificultad. La organización de S.H.I.E.L.D. demostró no ser capaz de manejar esta nueva amenaza, y Loki rápidamente utilizó el Cetro para ganar seguidores con habilidades que le ayuden a terminar su misión, entre los cuales estaban Clinton Barton y Erik Selvig.

Sin embargo, S.H.I.E.L.D. respondió reactivando la Iniciativa Vengadores. La idea de la iniciativa era traer a un grupo de personas con capacidades extraordinarias para pelear las batallas que ellos nunca podrían ganar solos. El equipo consistía en Anthony Stark, Steven Rogers, Thor, Bruce Banner y Natalia Romanoff. El recién formado equipo de Vengadores demostró ser capaz de hacerle frente a Loki. Después de haber conseguido liberar a Clinton Barton de su control mental, este también se unió al equipo, y luchó junto con estos contra Loki y el ejercito Chitauri en la Batalla de Nueva York. Los Vengadores ganaron la batalla luego de que Anthony Stark lanzara de forma exitosa un misión nuclear contra el Centro de Comando Chitauri, el cual desactivó al ejercito Chitauri en la Tierra.[4]

Búsqueda del Orbe

Algún tiempo después, Thanos localizó la Gema del Poder escondido dentro del Orbe. Thanos negoció un acuerdo con Ronan para ayudarlo a recuperar el artefacto a cambio de prestarle su ejército al Kree en su búsqueda por exterminar Xandar. Cuando el sirviente de Ronan, Korath, no pudo recuperar el Orbe debido a la intervención de Peter Quill, Thanos envió a Gamora a recuperarlo. Habiendo alegado durante mucho tiempo el deseo de dejar el servicio de Thanos, Gamora aprovechó la oportunidad para escapar.

Esto llevó a una cadena de eventos en los que Gamora se unió a Peter Quill, Rocket Raccoon, Groot y Drax, quienes formaron los Guardianes de la Galaxia, para mantener al Orbe fuera de las manos de Ronan. Después de que Ronan traicionara a Thanos y decidiera usar la Gema del Poder para sí mismo, Nebula cambió de lealtad y se unió a Ronan en su búsqueda para destruir a Xandar y luego pelear con Thanos en persona. Su esfuerzo fue evitado por los Guardianes y la Gema del Poder fue entregada a los Nova Corps para su custodia.[1]

Por su propio medio

Enfurecido por los fracasos de sus aliados y las traiciones de sus hijas, Thanos decidió ir por las Gemas personalmente. Thanos obligó a los Enanos de Nidavellir a construirle el Guantelete del Infinito. El artefacto era capaz de controlar y aprovechar el poder de las seis Gemas del Infinito. Después de masacrar a los Enanos y dejar a Eitri vivo,[2] Thanos se puso el Guantelete del Infinito y se preparó para reunir todas las Gemas con el fin de matar a la mitad de la vida en el universo.[5]

La Confederación estaba al tanto de las intenciones de Thanos, y advirtió a HYDRA sobre él y la amenaza que representaba para la humanidad.[6]

Guerra

Masacre de los Xandarianos

Thanos y la Orden Oscura viajaron a Xandar y pronto invadieron el planeta, destruyendo sin esfuerzo a los Nova Corps que protegían la Gema del Poder. Thanos la recuperó cuando él y la Orden Oscura masacraron a la mitad de los Xandarianos como parte de la búsqueda de Thanos para equilibrar el universo.[2]

Ataque a la Estadista

Después de la Destrucción de Asgard, Thor y el resto de los refugiados Asgardianos viajaron en la Estadista hacia la Tierra, pero pronto fueron interceptados por un masivo buque de guerra, el Santuario II. Thanos y la Orden Oscura recuperaron el Teseracto ejecutando a la mitad de la población de la nave, mientras que Brunnhilde se llevó a la otra mitad lejos del peligro. Thor enfrentó a Thanos, sin embargo, fue vencido fácilmente. Thanos luego amenazó con usar la Gema del Poder para matar a Thor a menos que Loki le entregue el Teseracto.

Loki inicialmente ocultó el hecho de que el Teseracto estaba en su poder, expresando una falta inicial de empatía hacia Thor, pero accedió a las demandas de Thanos después de que este activó la Gema del Poder y comenzó a usarla para torturar dolorosamente a Thor. Cuando Thor afirmó que el Teseracto había sido destruido en Asgard durante el Ragnarök, Loki reveló que tenía el Teseracto en su mano, para gran sorpresa de Thor.[2]

Consecuencias

Por añadir

Apariciones

En orden cronológico:

Trivia

  • En los cómics, la Guerra del Infinito ocurrió después de que Thanos perdiera el Guantelete del Infinito por Adam Warlock, lo que resultó en la aparición de Magus, una versión malvada de Warlock que venía del futuro y deseaba tomar el control del universo. La trama se desarrolló en Thanos uniéndose a Warlock y a la Guardia del Infinito buscando detener a Magus; los héroes de la Tierra haciendo frente a dobles malignos; Kang y Doctor Doom buscando robarle su poder a Magus; y Galactus acompañado de Stephen Strange, Silver Surfer y Nova buscando la causa del coma en el que está sumido Eternidad.

Referencias

  1. 1,0 1,1 Guardians of the Galaxy
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 Avengers: Infinity War
  3. Avengers: Age of Ultron
  4. The Avengers
  5. Avengers: Age of Ultron Escena post-créditos
  6. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.20: The One Who Will Save Us All

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.