FANDOM



Gregory P. Sallinger fue un asesino en serie muy inteligente, que se enredó con Jessica Jones y Erik Gelden cuando este descubrió lo que Sallinger había estado haciendo y usó esa información para chantajearlo por dinero. Sus probabilidades, de salirse con la suya, disminuyeron después de que Sallinger mató a Dorothy Walker, lo que lo puso en una confrontación con Patricia Walker, la vigilante enmascarada, que finalmente lo mató en el ascensor del Edificio de la Corte Suprema del Estado de Nueva York.

Biografía

Vida temprana

Disputa familiar

Desde muy joven, Gregory Sallinger fue un fotógrafo naturalmente talentoso, pero siempre luchó por demostrar su valía a su padre, que favorecía el talento de su hermano, Donny, sobre el suyo. Cuando Sallinger ganó un concurso de fotografía, tanto su padre como Donny se burlaron de su logro, alegando que los jueces eligieron al ganador al azar. Gregory se separó de su familia, pero cuando su hermano murió en un accidente de tractor, esperaba convertirse en el favorito, pero esto hizo poco para cambiar la opinión de su padre sobre él. En cambio, su padre dijo que deseaba que hubiera sido él el que hubiera muerto e incluso apuñaló a Sallinger en el pecho en el almuerzo fúnebre.[1]

Carrera asesina

Cuando llegó a la edad adulta, Sallinger había ganado numerosos premios y obtenido varios títulos en varios campos. Todavía desesperado por demostrar su valía, también se había convertido en un asesino en serie, asesinando al menos a siete personas durante diez años.

Intento de asesinato de Erik Gelden

En algún momento, Sallinger conoció a Erik Gelden, quien sintió la oscuridad dentro de él e intentó extorsionarlo con el conocimiento de sus crímenes. No teniendo ningún deseo de hacerlo, Sallinger siguió a Gelden hasta Investigaciones Alias ​​y se preparó para matarlo, pero apuñaló a Jessica Jones cuando abrió la puerta. Con la persona equivocada sangrando en el pasillo, Sallinger huyó de la escena.[2]

Reunión oficial con Jones

Sallinger regresó a casa para encontrar a Jessica Jones adentro. Secretamente encendió la grabadora de voz en su teléfono y luego lo agarró por la camisa. Él le suplicó que no lo lastimara. Jones apenas lo tocó. Sin embargo, tuvo excelentes efectos visuales, ya que Sallinger tenía cámaras instaladas en su departamento. Ahora, tenía pruebas de que una mujer poderosa entró en su casa y lo atacó. Sallinger había investigado a Jones. Ella trató de provocarle una confesión, pero él era demasiado listo. Luego llamó a Jones como un fraude, ya que ella nunca había sido una verdadera heroína. Él creía que estaba muy por encima de Jones, comparándola con una hormiga. Luego sacó el cuchillo con el que apuñaló a Jones, fuera de su bolso, por el que ella tuvo que irrumpir en su apartamento para conseguirlo. Él le dio a Jones lo que quería y le aconsejó que se fuera a casa y se lo llevara. Luego llamó al 911 y afirmó que Jones irrumpió en su casa y lo atacó.

Poco después de matar a un hombre en el medio de su departamento, Sallinger, vestido con un traje azul de materiales peligrosos, se tomó un descanso para tomar un refrigerio.[3]

Pelea en las vías del tren

Mientras leía desde la comodidad de su hogar, una mano encerrada en una bolsa de sellado al vacío fue arrojada a través de la ventana de Sallinger. Miró hacia afuera y no vio a nadie. Sallinger cerró la ventana, bajó las persianas y miró la mano. Luego apagó las luces y llamó al 911 después de ver a Jessica Jones a las afueras de su apartamento. Cuando llegó la policía, Sallinger metió la mano en su bolso y bajó por la escalera de incendios, donde, sin que él lo supiera, Patricia Walker estaba esperándolo. Ella y Jones lo siguieron hasta las vías del tren. Alcanzaron a Sallinger que había abierto la tapa de uno de los tanques. Sospechaban que allí guardaba los cuerpos, pero Jones quería pruebas. Ella investigaría mientras Walker seguía a Sallinger. Cuando Sallinger se iba, pudo escuchar a Jones atrapada dentro del tanque, donde guardaba las partes del cuerpo. Des afortunadamente para Jones, Sallinger la atrapó en una trampa. Walker lo estaba siguiendo, pero decidió ir en contra del plan y atacar a Sallinger. Él se puso de pie y le dijo a Walker que Jones tenía 30 segundos, luego corrió.

Más tarde cuando Erik Gelden regresó a su casa, fue atacado por un Sallinger y quedó inconsciente.[4]

Secuestro de Erik Gelden

Sallinger procedió a llevar a Erik Gelden a la cocina de un restaurante comercial, ahí lo tuvo atadoen una silla y con la boca de Gelden tapada con cinta adhesiva. Gelden luchó tanto que cayó al suelo, Sallinger se acercó y le dijo que estaba estropeando lo que había preparado. Sallinger arrancó la cinta adhesiva y le explicó que generalmente lo hacía en un hogar privado, que Gelden no tenía, y señaló que esta era la sesión de fotos de Gelden, comentando que lo que él creó y capturó en la película y cual era el punto.

Sallinger le reveló a Gelden que el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York ya había encontrado su lugar donde ocultaba a sus víctimas, obligándolo a seguir adelante. Quería presenciar el momento en que Gelden se dio cuenta de su verdadero valor, diciéndole que estaba paralizado por la buena apariencia y el encanto, lo que le daba orgullo, y además se unió a Jessica Jones para empeorar las cosas,porque ella hizo trampa al no ganarse sus poderes. Sallinger se quejó de cómo le habían hecho daño, que según él era injusto debido a sus habilidades. Antes de comenzar, Sallinger preguntó cómo Gelden se enteró de él.

Sallinger colocó una cámara frente a Gelden y comenzó a tomar fotos de su rehén, con la intención de capturar sus últimos momentos de arrepentimiento y desesperación. Aunque todavía se encontraba restringido a una silla, Gelden admitió ante Sallinger que se aprovechó de la gente, aunque Sallinger no creyó que lamentara eso. Gelden continuó comentando sobre cómo tuvo muchas oportunidades de ayudar a las personas, pero no lo hizo porque era egoísta.

Sin embargo, Sallinger todavía no le estaba comprando, por lo que cortó a Gelden con su cuchillo, alegando que necesitaba una evaluación honesta de su falsedad, explicando que la fotografía tenía la intención de ser una disculpa de Gelden. Este estaba visiblemente adolorido cuando Sallinger notó que el dolor lo ayudó a concentrarse y comentó cómo su padre y su hermano le habían enseñado eso. Gelden preguntó por su hermano con la esperanza de distraerlo, pero Sallinger no se dejó engañar, aunque reveló que su hermano también había querido ser fotógrafo, y su padre pensó que Donny era un genio.

Al hablar sobre su pasado, Sallinger le contó a Gelden cómo se sintió y que él era el verdadero artista, señalando que había ganado un concurso una vez, solo para que su padre y su hermano le dijeran que los jueces eligieron al ganador al azar. Sallinger notó cómo se reían de lo orgulloso que estaba, comentando que Donny era un idiota poco inteligente según lo que contó Sallinger. Además le contó a Gelden cómo pensaba que cuando Donny muriera, él se convertiría en el favorito, pero en cambio, su padre le dijo que deseaba que él fuera el muerto; incluso lo apuñaló en el pecho en el almuerzo fúnebre.

Sallinger luego le dijo a Gelden que estaba a punto de morir, y que se le dio todas las ventajas y se le permitió cometer innumerables errores, con todo lo que se le entregó. Sallinger tomó otra foto, pero estaba disgustado, creyendo que Gelden todavía le estaba mintiendo. Cuando se acercó, notó que Gelden se agitó más, y cuando lo agarró, la nariz de Gelden sangró mientras gritaba de agonía. A partir de ahí, Sallinger descubrió que Gelden tenía un poder, ya que Sallinger lo agarró por ambos lados de la cabeza y le exigió saber por qué, a lo que Gelden le reveló a Sallinger que podía sentir su oscuridad.

Sallinger hizo que Gelden llorara sangre y se preguntó si eso le sucedió mucho, ya que Gelden respondió que no, sucedió porque Sallinger había carecido de empatía y era malvado. Sallinger pensó que malvado era la palabra equivocada, alegando que estaba haciendo justicia en un mundo injusto, y que era vengativo sin piedad y apropiadamente cruel. Sallinger creía que sus poderes los hacían tramposos, y que él tenía el único poder que no era un fraude.

Cuando Sallinger se acercó, Gelden se liberó de la cinta que lo sujetaba y golpeó a Sallinger en la cara. Trató de escapar pero estaba demasiado débil, ya que Sallinger tiró a Gelden al suelo y le puso un cuchillo en la garganta. Sin embargo, antes de que Sallinger pudiera matar a Gelden, Jessica Jones y Patricia Walker habían llegado justo a tiempo para salvar a Gelden. Después de patear a Sallinger sobre el mostrador, Jones atendió a Gelden. En ese momento, Sallinger se puso de pie y se cubrió, mientras Walker lo buscaba. Sallinger dio la vuelta y cargó contra Jones con un cuchillo, solo para que ella lo derribara, antes de que Walker lo desarmara y las dos lo noquearan. Walker desechó las fotos que Sallinger tomó de Gelden y luego llevó a Gelden de regreso a Investigaciones Alias, mientras Jones se quedó para asegurarse de que la policía atrapara a Sallinger.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de Jones, Sallinger aún pudo salir libre, ya que los cuerpos que habían sido descubiertos estaban limpios. Sin ADN, huellas digitales o evidencia física en su departamento, la policía solo pudo retener a Sallinger por el cargo de allanamiento.[1]

Conseguir la escuela

Como se esperaba, Sallinger fue liberado de la cárcel, y Jeryn Hogarth lo estaba representando. Sallinger le echó toda la culpa a Jessica Jones, alegando que ella lo acechó y lo agredió. Luego reveló que no era solo Jones, sino también un segundo vigilante. Sallinger se dirigió al complejo de héroes de aquellos con poderes.

Sin que Sallinger lo supiera, Malcolm Ducasse lo siguió al centro comunitario. Ducasse observó desde afuera del gimnasio cómo Sallinger daba una clase de lucha libre. Jones llegó poco después, después de rastrear el teléfono de Ducasse. Jones le informó a Ducasse que encontraron lo que necesitaban en el norte del estado para atrapar a Sallinger. Aunque, todavía no pueden traerlo. Sallinger notó que Jones lo miraba desde afuera de la puerta y la invitó a entrar, aunque Ducasse permaneció oculto. Jones lo quería lejos de los niños que estaba enseñando, pero él se negó. Sallinger le dijo a Jones que no tenía disciplina y que no podía controlarse. Jones se dio cuenta de que la estaba provocando para que lo atacara frente a las cámaras. En cambio, ella se subió a la colchoneta y le dijo que le enseñara.[5]

Matando a Dorothy Walker

Después de ser humillado por Jessica Jones, Sallinger comenzó a burlarse de ella. Envió mensajes de video a Jones desde un café donde grabó una mesa con clientes, uno de los cuales planeaba matar. Dependía de Jones detenerlo y todos verían que ella era un fraude cuando no pueda hacerlo. Sin embargo, Jones no se dio cuenta hasta que fuera demasiado tarde que esto era simplemente una distracción, ya que Sallinger estaba apuntando a Dorothy Walker, a quien procedió a matar en su propio departamento. El cuerpo de Dorothy fue encontrado por su hija, Patricia Walker.

Walker exigió que Sallinger pagara y lo atacó en su departamento. Walker, con un cuchillo en la mano, estaba a unos minutos de cortar la garganta de Sallinger. Jones, con la esperanza de evitar que cometiera este error, se apresuró.[6] Jones logró detener a Walker antes de que ella matara a Sallinger, y juntas salieron del departamento. Sallinger fue llevado al hospital para someterse a una cirugía por sus heridas. Luego, él le informó a la policía que fue atacado por la vigilante enmascarada, que le arañó la cara.

Jones, vestida como una doctora, visitó a Sallinger mientras yacía herido en su cama de hospital. Sallinger le dijo a Jones que él estaba tratando de capturar su verdadera naturaleza. Él quiso permanecer fuera de la prisión, para lo cual necesitó la ayuda de Jones. Sallinger se dio cuenta de que Jones estaba aterrorizada de perder a Walker, ya que ella era todo lo que a Jones le quedaba. Entonces él quiso que ella destruyera cualquier evidencia en el cuerpo de Nathan Silva que pudiera rastrearse hasta él o de lo contrario él revelaría la imagen de Walker atacándolo. Jones aceptó a regañadientes, pero no sin amenazar a Sallinger si no cumplía con su parte.

Cuando Sallinger estaba cambiando sus vendajes en la cara por las marcas de garras dejadas por Walker, recibió una llamada de Jones, quien le dijo que el trabajo había sido hecho.[7]

Captado por la cámara

Sallinger estaba bajo la protección de Jessica Jones, ya que tenía que protegerlo de Patricia Walker, para proteger a Walker de sí misma. Jones logró atrapar a Walker y después de eso Sallinger decidió ir tras Jones. Él le puso un tranquilizante en el alcohol y cuando ella cayó inconsciente al suelo, Sallinger irrumpió en su casa.

Jones se despertó atada a una silla con cinta adhesiva. Sallinger agregó algo más al tranquilizante con el que la dejó inconsciente, lo que causó una parálisis parcial, evitando que usara su fuerza. Sallinger tomó varias fotos, él estaba más interesado en las mentiras que Jones se dijo acerca de por qué quería ser un héroe. Jones afirmó que ella nunca quiso eso. Esa era la mentira a la que se refería Sallinger. Él creía que ella quería desesperadamente ser un héroe. Él la llamó a su "vestimenta de rock rebelde intencionalmente indiferente", su capa, máscara y armadura. La profesión que ella elegió de detective privada era aún más evidente de esto. Jones replicó que con esa profesión paga las cuentas, ya que no todos podían vivir de la pensión de un hermano muerto como Sallinger. Él quería que Jones aceptara lo que más temía, que su familia muriera por nada. Jones siempre creyó que ellos fueron sacrificados a cambio de sus regalos. Que murieron para que ella pudiera salvar al mundo. Y ahora, Jones fingía como si nunca lo hubiera querido. Y estaba aterrorizada de haberles fallado, lo que Sallinger afirmó que tenía razón, ya que ella no era y nunca sería un héroe. Luego él tomó varias fotos más.

Sallinger examinó las fotos, y en ellas, encontró la verdad de Jones. Sallinger afirmó que vivía en la verdad. Jones respondió que también lo hizo Dorothy Walker. Ella vivía en su verdad, era ambiciosa, rota, a veces cruel, pero era dueña de todo eso y Sallinger la mató de todos modos. Necesitaba esa lógica porque si eran asesinatos dignos, entonces en su mente, no era solo un asesino. Jones llamó a Sallinger por ser un fraude porque amaba el asesinato. Esa fue la verdadera razón por la que mató a sus víctimas, simplemente le trajo placer. Sallinger negó ese hecho y afirmó haber matado a Dorothy para castigarles. Con la admisión de haber matado a Dorothy, Jones reveló que instaló una cámara y que todo el ataque de Sallinger fue grabado; entonces, Jones se liberó de sus restricciones y tiró a Sallinger al suelo teniéndolo. Erik Gelden salió de la habitación y aseguró que lo tenía todo en video, antes de golpear a Sallinger.

Eddy Costa entró al departamento de Jones para encontrar la confesión de Sallinger, con él tirado en el piso y atado con cinta adhesiva.[8]

Último encuentro con Trish Walker

Después de su arresto, Sallinger fue llevado a juicio y tres oficiales lo escoltaron a través de los túneles del palacio de justicia. Cuando el ascensor bajó para recogerlos, Sallinger escuchó un ruido y les dijo que no abrieran la puerta del ascensor por temor a que Patricia Walker estuviera del otro lado.

Walker despachó rápidamente a los tres guardias y luego atacó a Sallinger, arrastrándolo por las cadenas de sus tobillos hacia el elevador. Walker golpeó la cabeza de Sallinger contra las paredes y presionó el botón del elevador, pero se distrajo cuando las puertas no se cerraron y Sallinger aprovechó esa oportunidad para agarrar a Walker, aunque eso no duró mucho, ya que rápidamente se liberó.

Walker detuvo el elevador y comenzó a golpear a Sallinger repetidamente. Luego le preguntó por las fotos de Dorothy Walker y qué quería ver Sallinger en ellas, a lo que este afirmó que quería ver su verdad, y ahora vio la de Walker. Sus últimas palabras fueron que Jessica Jones ahora también vería su verdad, antes de que Walker procediera a atacar a Sallinger, quitándose la vida pisando fuerte su cabeza hasta que su sangre salpicó por todas partes.[8]

Personalidad

Años de abuso físico y psicológico han convertido a Sallinger en un psicópata sádico y vengativo. Sallinger está obsesionado con la superación personal y se enorgullece de sus logros, que incluyen diplomas de diversos campos. A pesar de sus diplomas, Sallinger no utiliza ninguno de ellos para encontrar empleo, sino que elige vivir del dinero del acuerdo que recibió por la muerte de su hermano mientras tuvo un trabajó voluntario, como entrenador de lucha libre en el colegio comunitario local. Esto se debe al hecho de que Sallinger consideraba que sus actividades de asesinatos en serie son su verdadero trabajo. Sallinger elige a personas que considera que no se han ganado sus logros. Típicamente los secuestra, antes de torturarlos para revelar "su verdad". Una vez que tiene lo que necesita, les toma una foto como recuerdo, antes de asesinarlos y esconder sus cuerpos. Con la excepción de Dorothy Walker, todas sus víctimas han sido hombres. Debido a su obsesión, tiene una baja opinión de las personas con super poderes, como Jessica Jones y Erik Gelden, calificándolos de "tramposos". Jones también describe a Sallinger como un obturador.

La mayor debilidad de Sallinger es su ego, ya que a pesar de ser claramente extremadamente inteligente, con frecuencia subestimaba a Jessica, lo que en última instancia condujo a su caída. También era un hipócrita, tratando de disuadir a Patricia Walker de atacarlo cuando estaba encadenado e indefenso, a pesar de matar a individuos mientras estaban atados a la silla y no podían defenderse de él. Sallinger también se siente extremadamente incómodo con cualquier forma de intimidad, ya que al ser besado por Caspar Marx fue suficiente para desconcertarlo por completo y hacer que se retire, siendo esta la única vez que Sallinger no pudo matar uno de sus objetivos antes de conocer a Jessica Jones. A pesar de sus actividades, Sallinger no se considera malvado, y no está claro si incluso cree en ese concepto.

Habilidades

  • Intelecto de nivel genio: Sallinger es un psicópata altamente inteligente. Tiene buena lectura en no ficción y posee numerosos títulos en derecho, psicología, química, ingeniería, física de partículas y biología. Descrito como "un superador" por Jessica Jones, Sallinger es de hecho un polímata capaz de realizar una amplia investigación sobre sus objetivos y prepararse contra ellos; apuñalando a Jones con un cuchillo de chef imposible de rastrear, por ejemplo. Sallinger también hace un esfuerzo por mantenerse alejado de la red evitando las redes sociales y sin tomarse fotografías de sí mismo en general. Los logros de Sallinger en ciencia y psicología le permitieron descubrir la mente de Jones "en una tarde" y pudo diagnosticar las lesiones de Malcolm Ducasse que recibió de Gor. Sallinger también es un actor convincente, ya que captó a Jones en la cámara "molestando a su persona" cuando en realidad ella apenas lo tocó, junto con fingir angustia cuando llamó a la policía por irrumpir en su apartamento. Además, Sallinger afirma tener una "mente muy disciplinada" que no puede ser comprendida por personas como Erik Gelden e incluso la investigadora privada altamente inteligente Jessica Jones no es rival para él, lo que lo lleva a comparar a las personas con hormigas ya que él es se considera superior. Sallinger también es un fotógrafo talentoso, una vez ganó un concurso en su juventud.
  • Combatiente experto: Como atleta que entrena lucha libre, Sallinger es un combatiente experto mano a mano. Esto se vio cuando inicialmente tuvo la ventaja en su lucha pública con Jessica Jones antes de que ella se burlara de él al saber de su asesinato de Nathan Silva, lo que hizo que actuara de manera imprudente y permitió que Jones lo derrotara. También se demostró cuando logró atrapar a Patricia Walker (una luchadora altamente calificada), a pesar de que sus manos y pies estaban encadenados en ese momento, aunque ella pudo escapar antes de que la matara debido a su mayor agilidad.
  • Dominio de cuchillos: Sallinger es extremadamente preciso con cuchillos, ya que logró apuñalar a Jessica Jones con un cuchillo de chef antes de que ella pudiera reaccionar, hospitalizándola de manera efectiva al hacer que requiriera una esplenectomía. Pudo usarlo en combate, como se vio durante su primera pelea con Patricia Walker.
  • Asesino experto: Sallinger fue un prolífico asesino en serie antes de su captura por Jessica Jones. Él mató a numerosas personas y logró mantenerse alejado del radar de la policía. Sallinger además logró matar a varias personas sin dejar ninguna evidencia incriminatoria. La única razón por la que fue descubierto fue cuando Erik Gelden lo detectó por casualidad y comenzó a chantajearlo lo que derivo a la investigación de Jessica Jones.

Equipo

Armas

  • Cuchillos: Sallinger usó un cuchillo durante su intento de asesinato de Erik Gelden, pero terminó apuñalando a Jessica Jones con él.
  • Glock 19: Sallinger usó la pistola de un oficial de policía que derribó Patricia Walker durante su ataque, para asesinarlo, aunque ella fácilmente esquivó sus disparos y lo desarmó.

Relaciones

Familia

  • Padre
  • Donny Sallinger † - Hermano y víctima

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Gregory Sallinger

En orden cronológico:

Detrás de escenas

  • Korey Fackler fue el doble para Jeremy Bobb en el papel de Gregory Sallinger.
  • Antes de que Jeremy Bobb se uniera al elenco, el personaje no había sido desarrollado. Bobb creó la mayor parte de la personalidad de este personaje, aunque la base de Sallinger podría haberse inspirado en el tiempo de Melissa Rosenberg en Dexter.

Trivia

  • En los cómics, Gregory Salinger es un vigilante trastornado y la segunda persona en sostener el manto de Foolkiller. Los principales objetivos de Salinger son las personas que se consideran privadas de la moral.

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.