FANDOM


Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.
"No soy tu hija. Todo lo que odio de mí misma, me lo enseñaste."
"Y al hacerlo, te has convertido en la mujer más feroz de la Galaxia."
―Gamora y Thanos[fnt.]

Gamora fue una Zehoberei y la hija adoptiva de Thanos, al igual que Nebula, después que este atacara su planeta natal. Ella se volvió una asesina y trabajó para él durante años antes de traicionarlo, en un intento por liberarse. Gamora fue contratada por Taneleer Tivan para robar el Orbe, y se vio envuelta en la Búsqueda del Orbe, donde se convirtió en amiga de los demás miembros de los Guardianes de la Galaxia. Después de la Batalla de Xandar, decidió quedarse con su nuevo equipo bajo la dirección de Peter Quill para embarcarse en nuevas misiones.

A través de un convenio con los Soberanos para matar al Abilisk, Gamora recuperó la custodia de una fugitiva Nebula con la intención de llevarla ante la justicia de Xandar. Sin embargo, la misión fue interrumpida cuando los Guardianes conocieron a Ego, el padre biológico de Peter Quill. Mientras Ego afirmaba querer quedarse con su hijo, Gamora sospechaba y, junto a Nebula, descubrió las malvadas intenciones de Ego de consumir el universo. Tras este descubrimiento, los Guardianes se unieron para destruir al planeta viviente, resultando en la inclusión de Mantis al equipo y el sacrificio de Yondu Udonta. Después de la muerte de Udonta, Gamora confesó sus sentimientos románticos con Quill y comenzó una relación con él.

Años más tarde, Gamora y los Guardianes interceptaron una llamada de auxilio enviada por el Asgardiano Thor, advirtiéndoles que Thanos había comenzado a recolectar las Gemas del Infinito personalmente. Al darse cuenta de lo que pretendía hacer con el poder de las Gemas, Gamora llevó a sus compañeros a Knowhere para proteger la Gema de la Realidad en posesión de Taneleer Tivan, pero fracasaron, y Thanos la capturó. Gamora reveló ser consciente de la ubicación de la Gema del Alma, y guió al Titán Loco a Vormir, donde fue sacrificada por Thanos para obtener la Gema del Infinito, con su alma siendo contenida en el Mundo del Alma.

En un 2014 alternativo, Gamora y Nebula se reunieron con Thanos para la Búsqueda del Orbe, no obstante, descubrieron que los Vengadores viajaron al pasado con la intención de reunir las Gemas del Infinito y deshacer los efectos de la Decimación. Tomando en cuenta la información obtenida, Thanos llevó a sus ejércitos al año 2023, donde Gamora finalmente se volvió contra él, ayudando a los héroes a derrotarlo de una vez por todas. Después de la batalla, ella desapareció misteriosamente, con Peter Quill y los otros Guardianes de la Galaxia buscándola.

Biografía

Criada por Thanos

Masacre de los Zehoberei

"¿Qué tienes, niñita?"
"Mi madre, ¿dónde está mi madre?"
"¿Cuál es tu nombre?"
"Gamora."
"Tienes espíritu, Gamora. Ven, déjame ayudarte."
Thanos y Gamora[fnt.]

Cuando Gamora era niña, el señor de la guerra interplanetario Thanos dirigió un ataque a Zen-Whoberi. Mientras los Chitauri dividían a la gente en dos grupos, uno para aniquilar y otro para prevalecer, Gamora y su madre intentaron ocultarse, pero fueron encontradas y separadas. Desesperada, Gamora golpeó al soldado Chitauri que la sostenía, un acto que el propio Thanos vio, llamando su atención. Él decidió llevársela a otro lado y le enseñó cómo equilibraba sus creencias sosteniendo un cuchillo en el dedo, antes de pedirle que hiciera lo mismo.

Cuando los Chitauri comenzaron a eliminar a la mitad de la población, Gamora volteó y casi vio el acto, pero Thanos hizo que se centre en el cuchillo y la felicitó cuando consiguió poner la daga en equilibrio. Como los padres de Gamora fueron asesinados también, Thanos la crió como su propia hija.[1]

Entrenando con Nebula

A medida que Gamora crecía, Thanos alteró cibernéticamente su cuerpo, tratando de transformarla en el arma definitiva. Gamora así mismo entrenó bajo la tutela de Ronan como una asesina de clase galáctica junto con Korath y la Lufomoide conocida como Nebula.[2]

A diferencia del resto de los hijos adoptivos de Thanos en la Orden Oscura, Gamora y Nebula realmente se consideraban mutuamente hermanas, llegando a compartir una gran enemistad hacia Thanos por arruinar sus vidas.[1] A pesar de su cercanía, Thanos hacía que Nebula y Gamora se enfrentaran regularmente, con Gamora ganando cada duelo. En respuesta, Thanos "actualizaba" a Nebula cada vez que perdía para que "fuera su igual". Eso posteriormente llevó a Nebula a resentirse con su hermana.[3]

Búsqueda de las Gemas del Infinito

"Se irá por las Gemas. Por todas."
"Jamás conseguirá todas."
"Lo hará."
"No podrá, Nebula, porque encontré el mapa a la Gema del Alma y lo hice cenizas, lo quemé."
Nebula y Gamora[fnt.]

A medida que pasaban los años, las habilidades de Gamora le hicieron ganarse el favoritismo de Thanos, que solo perjudicó más su relación con Nebula. Con el tiempo, Gamora se ganó la reputación de "la mujer más feroz de la galaxia" y se hizo muy conocida en todo el cosmos.[2]

Al llegar a la edad adulta, Thanos le encargó a Gamora a localizar la Gema del Alma. Ella consiguió un mapa que ubicaba el artefacto en Vormir, sin embargo, decidió quemarlo para evitar que sea encontrada y caiga en las manos equivocadas. Gamora se reunió con Nebula, quien estaba preocupada porque Thanos obtendría todas las Gemas del Infinito, pero Gamora la tranquilizó diciéndole que jamás lo hará porque eliminó el mapa a la Gema del Alma. A pesar que Gamora le mintió a Thanos diciéndole que no encontró nada sobre la Gema del Ama, él aún así sospechaba de sus palabras.[1]

Un tiempo después, Gamora y Nebula buscaron el poderoso objeto conocido como el Orbe para Thanos bajo la dirección de Korath. En el planeta Praxius IX, mientras seguían una pista falsa del Orbe, Nebula quedó atrapada en una impenetrable red de energía láser. Bajo las órdenes de Thanos, Gamora dejó atrás a Nebula, dejándole solo un cuchillo grande con el que se pudo liberar de la red cortándose el brazo. La experiencia generó una gran brecha entre las dos hermanas y también fortaleció la amargura de Gamora hacia Thanos.[2]

Aliándose con Taneleer Tivan

Más adelante, cuando Thanos se asoció con Ronan para encontrar el Orbe a cambio de la completa aniquilación de Xandar, Gamora se sintió frustrada y como no estaba dispuesta a ayudar a Thanos o a Ronan a matar a millones de vidas inocentes, decidió buscar el modo de librarse de ellos.[4]

Su oportunidad llegó cuando entró a un casino en Conjunción, donde peleó contra unos forajidos locales y un holograma de Taneleer Tivan contrató a Gamora para llevarle el Orbe a él en lugar de Ronan para su colección.[5] Sabiendo que el Orbe en manos de Ronan o Thanos podría acarrear el fin de la galaxia, y deseando compensar sus crímenes del pasado, Gamora aceptó el trabajo.[4]

Enviada con Ronan

"Ronan encontró la Gema del Poder. Voy a enviarlos a su nave."
"Eso no le gustará."
"Su alternativa es morir. La obsesión de Ronan nubla su juicio."
Thanos y Gamora[fnt.]

Gamora y Nebula recibieron órdenes de eliminar a una raza alienígena, con Gamora consiguiendo matar al último golpeándolo contra un tubo de rayos que terminó desintegrándolo, salvando al mismo tiempo a Nebula, quien la reprendió diciéndole que no le había pedido su ayuda, pero ella remarcó que a pesar de eso siempre la necesitaba. Gamora le pidió levantarse para ir juntar a la Nave-Q, ya que recibieron otro mandato de Thanos afirmando que finalmente ubicó la Gema del Poder.

Una vez en la Nave-Q, Nebula mostró preocupación porque el plan de Thanos por reunir las seis Gemas del Infinito estaba haciéndose realidad, pero Gamora se mantuvo firme, asegurando que solo se trataba de una Gema. Sin embargo, su conversación fue interrumpida por la llegada de Thanos por medio de un portal. El Titán Loco se acercó a ambas mientras limpiaba su Espada de Doble Filo, informándoles que Ronan rastreó la Gema del Poder en el planeta Morag, por lo que las mandaría al Dark Aster para que supervisen su recuperación.

Aunque Gamora comentó que a Ronan no le gustaría ser observado, Thanos le informó que su otra alternativa era morir y que la obsesión de Ronan con la Guerra entre el Imperio Kree y el Imperio Nova nubló su juicio. Al recibir estas órdenes, Nebula hizo una reverencia ante Thanos, prometiendo no fallarle a su padre, con Thanos diciendo que sabía que no lo haría, mientras Gamora observaba.[6]

Búsqueda del Orbe

Traicionando a Ronan

"No vayas a fallar."
"¿Cuándo he fallado?"
Ronan y Gamora[fnt.]

Durante su reunión con Ronan en el Dark Aster, Gamora aprendió que el Orbe realmente estaba en Morag y que Korath dirigió un escuadrón para recuperar el objeto, pero este había sido robado por Peter Quill. Como Quill estaba en Xandar, Nebula fue encomendada para terminar con la misión, que consideraba un honor al seleccionarla, sin embargo, Gamora convenció a Ronan de permitirle recuperar el Orbe a ella, ya que conocía Xandar mejor que Nebula, quien se enojó con Gamora.[4]

Después de que salieron de la reunión, Nebula confrontó a Gamora y tuvieron una discusión, en la cual intentaron quitarse los dedos. Nebula la acusó de ser ahora la favorita de Ronan y discutieron sobre quién era la mejor asesina. Nebula mencionó que los gritos de sus víctimas podían escucharse en toda la galaxia, a lo que Gamora respondió que eso se debía a que tardó demasiado en matarlos y se alejó de ella.[7]

No mucho después, Gamora abordó una nave con un escuadrón de Sakaarianos que la ayudarían en la recuperación del Orbe, pero rápidamente los eliminó para que pueda seguir con su propia misión, dejando finalmente a Thanos y Ronan.[4]

Conociendo a Peter Quill

"¡Tonto! No aprendiste."
"Nunca lo hago. Es un defecto."
―Gamora y Peter Quill[fnt.]

En Xandar, Gamora emboscó a Quill justo cuando estaba tratando de venderle el artefacto al Comerciante. A medida que ejecutaba su ataque contra Quill, el dúo de criminales Rocket Raccoon y Groot intervino, quienes también estaban buscando a Quill porque había una recompensa de parte de Yondu Udonta.

En medio del conflicto, Quill huyó, por lo que Gamora y los dos delincuentes lo persiguieron, provocando un alboroto mientras Gamora continuaba tratando de conseguir el Orbe, utilizando sus habilidades para llevar la delantera. Eventualmente, ella inmovilizó a Quill, pero su pensamiento veloz le permitió liberarse; cuando Rocket y Groot atraparon a Quill, Gamora empujó a Rocket lejos y le cortó los brazos a Groot antes de intentar encontrar a Quill. Sin embargo, este último logró usar su arma para noquearla antes de que los Nova Corps intervinieran y detuvieran a los cuatro por disturbios civiles.[4]

Encerrada en Kyln

"Las más crueles pesadillas que me designe el futuro, son sueños hermosos comparándolos con mi pasado."
―Gamora a Peter Quill[fnt.]

El grupo fue enviado al Kyln para su encarcelamiento. Mientras se abrían paso por la prisión acompañados de los guardias armados, Gamora se negó a responder a las preguntas de Peter Quill, mientras Rocket le hacía recordar sus crímenes en la galaxia. Gamora luego presenció como un guardia estaba atacando a Quill cuando este intentaba recuperar su walkman.

Una vez que entraron a la prisión, todos los reclusos dirigieron su atención a Gamora, amenazándola y empezaron a arrojarle basura. Rocket Raccoon entonces le explicó a Quill que muchos prisioneros habían perdido a sus familias por Thanos y Ronan, quienes aniquilaban gente al lado de Gamora. A pesar de las amenazas, Gamora se quedo tranquila, diciéndole a Quill que nada de lo que podía experimentar aquí se comparaba con su tiempo cuando trabajaba para Thanos.

Esa misma noche, Gamora fue sacada de su celda por Moloka y un equipo de prisioneros enojados que deseaban asesinarla. Sin embargo, uno de los prisioneros, Drax, cuya familia había sido asesinada por Ronan, explicó que deseaba matar a Gamora para así satisfacer toda su ira, pero fue detenido por Quill, quien logró convencer a Drax de que la necesitaba con vida para llegar hasta Ronan, ya que ambos trabajaron juntos. Aunque inicialmente se mostró desconfiada, Gamora se ofreció a dividir el pago de Tivan con Quill, Rocket y Groot si la ayudaban a escapar de la prisión.[4]

Escape del Kyln

"No puede ser. Moriré con el peor montón de inútiles de la galaxia."
―Gamora[fnt.]

Al día siguiente, a Rocket se le ocurrió un plan para sacarlos de la prisión, que implicaba el robo de la pierna falsa de un prisionero y el brazalete de un guardia. Groot comenzó su escape temprano activando la alarma, y Gamora concentró sus esfuerzos en conseguir el brazalete del guardia. Ella rápidamente encontró al guardia que casi permitió que Moloka la asesinara, y procedió arrancarle el brazalete de su brazo. Con el brazalete listo, Gamora se reunió con el resto del grupo en la torre de vigilancia de la prisión, y vio a Drax acompañándolos, ya que la necesitaba para encontrar a Ronan. El grupo completó su escape cuando Rocket desactivó la antigravedad en la prisión y voló la torre fuera del pabellón de la prisión.

Ellos huyeron del Kyln hasta la Milano. Sin embargo, Quill insistió en quedarse atrás para recoger algo que había perdido, y como muestra de confianza, le dejó el "Orbe" a Gamora. El grupo esperó a Quill mientras volaba hasta una sala de la prisión, sin embargo, Rocket Raccoon insistió en que se fueran sin él, pero Gamora se negó cuando descubrió que Quill no le había dado el verdadero Orbe porque se lo había llevado consigo. Cuando vieron a Quill emerger unos minutos más tarde, volando a través del espacio hasta la nave, le reveló a Gamora que si tenía el Orbe real, antes de informarle a Drax que se había quedado atrás para recuperar su walkman.

En la Milano, mientras el grupo discutía qué con el Orbe, Drax entonces sugirió que si se trataba de un arma, deberían usarla para destruir a Ronan, pero esto provocó una discusión entre él y Gamora. Quill entonces calmó la situación insistiendo en que nadie debe matar a nadie a bordo de su nave. Gamora se negó a darle a Quill más información sobre a dónde iban o quién era su comprador, lo que llevó a Quill a decirle que debía comenzar a confiar más en él. pero Gamora le dijo que nunca trabajaría con alguien como él y se burló diciéndole que su nave estaba sucia.[4]

Problemas en Knowhere

"Soy una guerrera y una asesina. Yo no hago eso"
"¿En serio? pues en mi planeta hay una leyenda sobre personas como tú. Se llama Footloose"
―Gamora y Peter Quill[fnt.]

Al llegar a Knowhere, un remoto puesto espacial construido en la gigantesca cabeza de un ser celestial, el grupo decidió relajarse mientras esperaban al contacto de Gamora, Taneleer Tivan. Gamora y Quill compartieron un breve momento mientras ella limpiaba su espada, donde Quill le explicó su necesidad de recuperar su walkman debido a que era un regalo de su madre. Quill dejó que Gamora escuchara un poco de música y este trató de seducirla, pero ella terminó rechazando con dureza a Quill, ya que era consciente de su reputación.

Su conversación pronto fue interrumpida cuando se desató una pelea entre un borracho Rocket, Groot y Drax. Quill y Gamora intervinieron en la pelea y convencieron a Rocket de que bajara su arma, y que esperara hasta obtener el pago de Tivan. Drax, sin embargo, se negó y se fue, debido a que estaba furioso porque todavía no había podido matar a Ronan, mientras que Gamora lo dejó ir, ya que sentía que no lo necesitaban.[4]

Cumpliendo con Taneleer Tivan

"Mi querida Gamora. Al fin nos vemos en persona."
"Olvidemos las formalidades, Tivan. Tenemos lo que discutimos."
Taneleer Tivan y Gamora[fnt.]

Cuando Taneleer Tivan finalmente se reunió con el grupo, saludó a Gamora con un beso en la mano, notando lo maravilloso que era conocerla finalmente. Tivan se distrajo con Groot, ya que nunca antes había visto a alguien de su especie. Luego, Gamora sugirió que continuaran con lo que habían venido a discutir, y Quill sacó el Orbe de su bolsillo e intentó dárselo a Tivan, solo para dejarlo caer por accidente en el suelo.

Tivan mostró un gran entusiasmo cuando abrió el Orbe, explicando que era en realidad un dispositivo de contención que contenía una Gema del Infinito. Tivan mostró el increíble poder de la Gema que se había utilizado hace miles de años para destruir planetas. Antes de que el grupo pudiera aceptar su pago, la asistente de Tivan, Carina, intentó tomar la Gema para aprovechar el poder involuntariamente y lanzó una explosión masiva que acabó consigo misma en el proceso y destruyó gran parte de la colección de Tivan.

Apenas escapando con vida, Gamora volvió a sellar rapidamente la Gema en el Orbe y se fueron. Finalmente, al darse cuenta del verdadero peligro del Orbe, Gamora decidió que debían entregarle el Orbe a los Nova Corps, donde estaría más seguro. Rocket se horrorizó cuando vio lo que guardaban y sugirió que se lo entreguen a Ronan como ofrenda de paz, pero Quill sugirió que se lo dieran a alguien que les pague. Gamora al escuchar esto se enojó e intentó irse con el Orbe.[4]

Encuentro en Knowhere

"Nebula, por favor. Si Ronan consigue la Gema, nos matará a todos."
"No a todos. Tú ya estarás muerta."
―Gamora y Nebula[fnt.]

Antes de que Gamora pudiera escapar con el Orbe, Ronan y sus fuerzas llegaron repentinamente, después de haber sido llamados a Knowhere por Drax, quien tenía la intención de matar a su enemigo. Gamora, Quill y Rocket lograron llegar a algunas cápsulas de minería en un intento de escapar, pero Nebula dirigió a sus soldados en una persecución, centrando sus esfuerzos para eliminar a Gamora y robar el Orbe.

En el caos, Gamora se vio obligada a volar su cápsula minera hacia el espacio profundo, y trató de razonar con su hermana, insistiendo en que si Ronan obtenía el Orbe mataría a todo el universo. Nebula se negó a escucharla y destruyó la nave de Gamora, lo que la llevó a volar al espacio profundo mientras el Orbe era robado. Quill logró rescatar a Gamora antes de que pudiera morir en el espacio, y los dos fueron recogidos por los Devastadores. Ubicados en la nave de los Devastadores, Quill le reveló a Gamora que algo le impulsó a salvarla, pero fueron interrumpidos por los Devastadores de Yondu, este último comenzó a golpearlo, ya que estaba molesto con Quill por traicionarlo y robar el Orbe en Morag.

Yondu perdió la paciencia y apuntó su Flecha Yaka a la garganta a Quill para matarlo. Sabiendo las vidas que se perderían por Ronan si no hacía nada, Quill convenció a Yondu de trabajar juntos como en los viejos tiempos, ya que tenían a Gamora para que les ayude a recuperar el Orbe, con Yondu aceptando su oferta de buen gusto. De repente, Rocket, Drax y Groot amenazaron con atacar la nave de los Devastadores utilizando el Destructor de Hadrones en un intento por salvar a sus amigos, pero Quill les hizo entender que aún estaban vivos y se volvieron aliados.[4]

Uniendo al equipo

Tratando con los Devastadores

"He vívido mucho tiempo rodeada por mis enemigos. Con gusto moriré al lado de mis amigos."
―Gamora[fnt.]

De vuelta en la nave, Quill reprendió a Rocket, Groot y Drax por su absurdo plan de salvarlos de Yondu. Luego, les mencionó que debían trabajar con los Devastadores para detener el plan de Ronan, quién con el poder del Orbe pensaba destruir Xandar junto con millones de personas inocentes. A pesar de las pocas probabilidades que tendrían de tener éxito, Gamora, junto con los demás, estuvieron de acuerdo en arriesgar sus vidas para salvar a la gente de la aniquilación.

Más adelante Gamora le explicó a los Devastadores cómo entrar a la nave principal de Ronan para matarlo, robar la Gema del Poder de la Vara Cósmica y ponerlo en un orbe de contención para evitar que destruya a toda la población.[4]

Batalla de Xandar

"Nebula, hermana. Ayúdanos a vencer a Ronan. ¡Sabes que está loco!"
"Sé que ambos están locos."
―Gamora y Nebula[fnt.]

Gamora abordó la Milano con Quill, Groot y Drax, mientras se preparaban para enfrentar al ejército de Ronan, mientras recibían ayuda tanto de los Devastadores como de los Nova Corps. Gamora y sus aliados se infiltraron en el Dark Aster abriendo un agujero, pero como todo estaba casi oscuro, Groot creó esporas de luz para iluminarlos a todos, con Drax expresando su gratitud de haber hecho amigos nuevos, aunque insultó a Gamora, haciéndola enfadar. El equipo luego fue interceptado por Nebula, quien recibió un disparo de Drax para seguir avanzando. Gamora se separó de los demás para desactivar los generadores de la nave y descubrió que Nebula había sobrevivido. Las dos hermanas volvieron a luchar hasta llegar al agujero del Dark Aster, con el brazo cibernético de Nebula terminando atascado en los escombros. Gamora intentó ayudarla, pero Nebula se cortó el brazo y escapó del Dark Aster robando la nave de un Devastador.

Con Nebula derrotada, Gamora deshabilitó el generador, lo que le permitió al resto del equipo entrar a la sala de control. Ella luego se reunió con sus amigos para enfrentar a Ronan, y Quill intentó usar el Destructor de Hadrones para matarlo, pero este sobrevivió. Ronan usó su Vara Cósmica para derribarlos y estaba a punto de estrangular a Drax, sin embargo, Rocket inesperadamente estrelló su nave dentro del Dark Aster, provocando que esta comenzara a estrellarse contra la superficie. Creyendo haber vencido a Ronan, ellos fueron protegidos por Groot, quien creó una cúpula a su alrededor para salvarlos del impacto. Cuando el Dark Aster aterrizó en el suelo, el cuerpo de Groot fue destruido, y el equipo sobrevivió gracias a él. A pesar de esto, Ronan salió ileso de los restos de la nave.

Quill distrajo a Ronan de destruir Xandar desafiándolo a un concurso de baile, e invitó a Gamora a unirse a él, pero ella se negó rápidamente. Por otro lado, Rocket aprovechó esta distracción reparando el Destructor de Hadrones y la activó con Drax para destruir la Vara Cósmica, liberando la Gema del Poder en el aire. Quill agarró la Gema, causando que su energía lo empiece a destruir. En un intento por ayudarlo, Gamora y el resto del equipo lo tomaron de la mano para canalizar el poder de la Gema, y lo usaron para eliminar a Ronan. Después, Gamora selló la Gema en el Orbe, y Quill engañó a Yondu entregándole un falso orbe, con Gamora asegurándole que ellos no eran su única familia. Más tarde, ellos le entregaron el Orbe a los Nova Corps.[4]

Guardianes de la Galaxia

"¿Y bueno, qué hacemos? ¿Algo bueno? ¿Algo malo? ¿Un poco de ambos?"
"Lo que tú digas, Star-Lord."
"Un poco de ambos."
Peter Quill y Gamora[fnt.]

Debido a sus actos heroicos, el equipo, ahora conocido como los Guardianes de la Galaxia, había sido indultado de sus antecedentes penales. Mientras salían del cuartel, Gamora habló con Drax sobre su éxito al vengar a su familia asesinando a Ronan, pero Drax dejó en claro que Thanos era su próximo objetivo.

Al abordar la Milano reparada por los Nova Corps, Gamora encontró a Quill escuchando música de un segundo cassette que le había obsequiado su madre, y se unieron a los demás Guardianes para tener nuevas aventuras, acompañados por una rama recuperada de Groot, que ya estaba empezando a crecer.[4]

Batalla en el Planeta Soberano

"¡Groot, no te quedes ahí, te harán daño!"
―Gamora a Groot[fnt.]

Los Guardianes negociaron con los Soberanos para eliminar al Abilisk, quien estaba comiendo sus baterías. Cuando los Guardianes llegaron a una estación del planeta, Gamora le preguntó a Drax por qué no llevaba uno de los trajes de vuelo de Rocket, con este respondiéndole que sus pezones eran delicados. Cuando el Abilisk se acercó a ellos, Gamora sacó un rifle, que Quill cuestionó porque lo suyo era la espada, pero lo entendió.

Mientras luchaban contra el Abilisk, Gamora le dijo al pequeño Groot, quien estaba bailando, que se aleje del peligro, y le respondió su saludo antes de seguir peleando. Drax luego le informó a Gamora que debía eliminar al Abilisk por dentro. Ella intentó advertirle que no lo hiciera, pero él saltó en su boca. Quill luego le dijo a Gamora que apuntara al cuello de la criatura mientras lo distraía, sin embargo, cuando estaba a punto de disparar, se quedó sin munición y sacó su espada, cortando al Abilisk y liberando a Drax.[3]

Después de la batalla, los Guardianes se reunieron con Ayesha para recibir su recompensa; una capturada Nebula, que Gamora estaba buscando para entregarla a los Nova Corps. Gamora también escuchó una conversación entre Quill y Ayesha sobre la reproducción natural, para su gran disgusto.[3]

Escape de la Flota Soberana

"Agárrate."
―Gamora a Groot[fnt.]

En la Milano, Gamora ató a Nebula, y Quill intentó disculparse con ella por supuestamente coquetear con Ayesha sobre algo que no le importaba, aunque Gamora lo dejó de todas formas. Más tarde, la nave empezó a ser atacada por una flota Soberana, ya que Rocket les había robado sus baterías sigilosamente. Cuando intentaron escapar, Quill y Rocket comenzaron a discutir sobre cosas innecesarias, lo que hizo enojar a Gamora. Drax luego le disparó a la flota con un traje espacial, pero cuando la Milano se estrelló, el cable que conectaba a Drax se rompió, lo que obligó a Gamora a aferrara a él hasta que aterrizaron la Milano en Berhert.[3]

Encuentro con Ego

Conociendo a Ego

Cuando los Guardianes discutieron sobre quién era el culpable del accidente, una nave no identificada aterrizó. Gamora ignoró las peticiones de Nebula para ser liberada y se preparó para confrontar al individuo anónimo. La nave se abrió y de allí salió Ego junto con su asistente Mantis. Como Ego afirmó ser el padre biológico de Quill, Gamora bajó la guardia y escuchó cómo este le pedía a su hijo que lo acompañe a su planeta. Aunque Quill casi no estaba convencido, Gamora lo impulsó a aceptar.[3]

Viaje al Planeta de Ego

"Hay algo en este lugar que no me gusta nada."
"¿De qué estás hablando? ¡tú me convenciste de venir!"
"Esa tal Mantis tiene miedo de algo."
"Ya entiendo. Estás celosa porque soy mitad dios y te gusta que sea débil."
"Ya eras insoportable al principio."
Peter Quill y Gamora[fnt.]

Gamora, Drax y Quill abordaron la nave de Ego, dejando a Nebula bajo la vigilancia de Rocket Raccoon y Groot, quienes se habían quedado para reparar la Milano. Allí, Mantis les mostró sus habilidades empáticas al tocar a Quill y revelar que él realmente estaba enamorado de Gamora, lo cual hizo reír a Drax, ya que suponía que era un secreto. Esta revelación la sobresaltó y se negó a dejar que Mantis la tocara, amenazándola con hacerla sufrir si intentaba hacerle lo mismo.

En el planeta natal de Ego, Gamora se sorprendió por la revelación de que Ego era en realidad un Celestial, y que había explorado varios mundos en busca de otras formas de vida, entre ellos, la Tierra, donde conoció a Meredith Quill, y tuvieron de hijo a Peter Quill, pero tuvo que irse porque su avatar no podía estar demasiado tiempo lejos de su fuente principal. Más tarde, ella encontró a Mantis y Drax hablando afuera del palacio, habiendo interrumpido a Mantis de decir algo importante. Gamora comenzó a sospechar cuando Mantis mostró tener miedo, y se reunió con Quill.

Quill la convenció de bailar e hizo lo posible por hacerle revelar que sentía algo por él, pero Gamora se detuvo para decirle que Mantis les escondía algo, a lo que Quill se molestó, la acusó de estar celosa porque era mitad-dios y le preguntó por qué no podía estar feliz por él al encontrar a su familia, a lo que Gamora le respondió que ella ya creía que había encontrado a su familia con los demás Guardianes de la Galaxia, y se marchó debido a la arrogancia de Quill.[3]

Reencuentro con Nebula

"Detesto que siempre trates de vencerme."
"No fui yo quien atravesó el universo sólo porque quería ganar."
"¡Tú no sabes lo que quiero!"
"¡No necesito saber lo que deseas, es obvio!"
¡Tú eras la que quería ganar, yo solo quería una hermana!"
Nebula y Gamora[fnt.]

Gamora se alejó del palacio para buscar una señal que le permita localizar a Rocket, pero no tuvo éxito. Mientras estaba en un desierto, Gamora vio una nave-M acercándose y huyó cuando descubrió que se trataba de Nebula, quien abrió fuego contra ella. Las dos hermanas lucharon en una cueva, con Gamora usando un arma gigante para destruir la nave-M, antes de rescatar a Nebula cuando la nave-M estaba a punto de explotar. Nebula la sometió, pero no la mató, ya que había cumplido con su misión de vencerla en un duelo. Nebula afirmó que la odiaba por ganar siempre las peleas que Thanos organizaba, y remarcó que mientras Gamora quería ganar, ella sólo quería una hermana.

Haciendo una alianza incómoda, ambas exploraron las cavernas, y se encontraron con una gran pila de huesos antes de correr de regreso al palacio principal para avisar a Quill del posible peligro que se avecinaba. Gamora atacó a Mantis hasta que esta última la tocó causando que su miedo se hiciera más frecuente. Ya libre, Mantis reveló que los esqueletos en la cueva eran los hijos de Ego, que fueron asesinados por no heredar genes Celestiales. Nebula pensó que no podrían vencer a Ego si los Guardianes peleaban entre sí constantemente, pero Drax le aseguró que más que un equipo, ellos eran una familia.[3]

Batalla en el Planeta de Ego

Gamora, Nebula, Mantis y Drax fueron a salvar a Quill, quien estaba siendo utilizado por Ego para cubrir con sus semillas todo el universo, pero fue aplastado por una nave pilotada por Yondu Udonta y Rocket Raccoon. Gamora trajo a Quill a bordo de la nave, revelando sus hallazgos, y los Guardianes de la Galaxia decidieron irse. Quill se negó, diciendo que tenían que eliminar a Ego, y comenzó a pilotar el vehículo hasta el núcleo del planeta para hacerlo explotar con una bomba de las baterías de los Soberanos.

No mucho después, Gamora, Drax y Mantis cayeron de la nave cuando la flota Soberana llegó en busca de venganza, y Mantis se vio obligada a dominar a Ego para hacerlo dormir. Mientras mantenía distancia, Gamora vio como Yondu y Nebula liberaron láseres a su alrededor para eliminar a la flota Soberana, antes de que su nave explotara. Ella se sintió angustiada cuando pensó que Quill había muerto en la explosión, pero se sintió aliviada al ver que él, al igual que Nebula y Yondu, estaban vivos. Luego, Mantis quedó inconsciente tras ser golpeada por un pedazo de la nave, haciendo despertar a Ego.

Mientras escalaban para salvarse, Gamora y Nebula fueron sometidas por los poderes Celestiales de Ego. Sin embargo, cuando Quill aprendió cómo dominar sus habilidades, peleó directamente contra Ego, liberando a las hermanas. Ellas se dirigieron al Cuadrante pilotado por Kraglin Obfonteri, pero Gamora se negó a dejar atrás a Quill, y estaba a punto de ir a buscarlo, pero Rocket la detuvo electrocutándola, ya que Yondu iba a sacrificarse para salvar a Quill de todos modos. Más tarde, cuando Ego murió junto con su planeta, los Guardianes encontraron a Quill en el espacio al lado de un fallecido Yondu.[3]

Funeral de Yondu

"¿Qué?"
"Solo es una simple complicidad."
Peter Quill y Gamora[fnt.]

Gamora asistió al funeral Devastador de Yondu Udonta, y vio a Nebula a punto de irse. Ella trató de persuadirla para que se uniera a los Guardianes, pero Nebula rechazó la oferta, revelando su plan para asesinar a Thanos y así evitar que otros sufran el mismo destino que ellas. Después de despedirse con un abrazo, Gamora vio a los otros clanes Devastadores llegar para conmemorar el sacrificio heroico de Yondu, y le insinuó a Quill que tal vez le correspondía sus sentimientos, antes de abrazarse mutuamente.[3]

Guerra del Infinito

Recibiendo la llamada de auxilio

"¡Suficiente! ¡Hay que detener a Thanos! Significa que hay que averiguar a dónde va."
"Knowhere."
―Gamora y Thor[fnt.]

Los Guardianes de la Galaxia respondieron a la llamada de auxilio enviada por la Estadista, con Gamora mostrándose preocupada, mientras que Rocket y Quill estaban más interesados ​​en cuánto podían obtener como recompensa si les ayudaban. Al llegar a su destino, sólo encontraron la Estadista destruida y vieron a Thor volando inconsciente entre los restos, por lo que decidieron meterlo en el Benatar.

Gamora quedó impresionada por el físico de Thor, para gran incomodidad de Quill, quien comenzó a imitar al Rey Asgardiano. Thor les reveló que Thanos había atacado a su gente y ya estaba juntando las seis Gemas del Infinito. Como el Titán Loco ya tenía dos en su poder y otras dos se encontraban a salvo en la Tierra, Thor supuso que Thanos se dirigiría a Knowhere para obtener la Gema de la Realidad, que estaba en posesión de Taneleer Tivan, y les mencionó que nadie sabía dónde estaba la Gema del Alma, a lo que Gamora reaccionó incómodamente.

Gamora también les reveló a todos que si Thanos conseguía las seis Gemas del Infinito, entonces aniquilaría a la mitad de la vid en el universo con un chasquido. Como estaba limitado de tiempo, Thor, junto con Rocket y Groot, partieron a Nidavellir para forjar un arma capaz de asesinar a Thanos, mientras Gamora acompañaba a Quill, Drax y Mantis a Knowhere.[1]

Buscando la Gema de la Realidad

"Ay hija. Estás esperando mucho de él."
Thanos a Gamora[fnt.]

Mientras viajaban a Knowhere, Gamora se reunió a solas con Quill y le hizo prometerle que la mate si es capturada por Thanos. Gamora le reveló que sabía algo que Thanos nunca debería saber, y se negó a decírselo porque entonces él también podría correr peligro. Quill aceptó, y ambos compartieron un beso, antes de ser interrumpidos por Drax, quien estaba "dominando" el arte de ser invisible al permanecer totalmente inmóvil, pero Mantis tranquilamente pasó para saludarlo.

Al llegar a Knowhere, los Guardianes de la Galaxia se dirigieron al Museo del Coleccionista, solo para encontrar a Thanos interrogando a Tivan por la Gema de la Realidad. Sintiendo una oportunidad, Gamora atacó a Thanos, apuñalándolo en el cuello con el Godslayer y luego hundiendo la daga automática en su pecho. Cuando Thanos aparentemente murió, Gamora rompió a lágrimas. Mientras lo hacía, la voz de Thanos sonó y se reveló que todo era una ilusión hecha a través de la Gema de la Realidad, que ya había obtenido y simplemente los engañó para atraer a Gamora.

Tomando como rehén a Gamora, Thanos usó la Gema de la Realidad para eliminar temporalmente a Drax y Mantis. Quill salió de su escondite para dispararle a Thanos, pero Gamora le hizo recordar su promesa, y Thanos lo tentó a matarla. Después de confesar su amor el uno por el otro, Quill finalmente apretó el gatillo de su arma para asesinar a Gamora, pero Thanos convirtió sus municiones en burbujas. Thanos admiró el coraje de Quill, y después se teletransportó con Gamora al Santuario II.[1]

Amenazada por Thanos

"¡Vormir! La Gema del Alma está en Vormir."
―Gamora a Thanos[fnt.]

Thanos le dio comida a Gamora, pensando que tenía hambre, pero Gamora lo arrojó, diciendo con amargura que siempre odió el trono, a lo que Thanos replicó que esperaba algún día verla a ella sentada allí. Thanos y Gamora argumentaron sobre la destrucción de su hogar, con Thanos manteniendo la calma incluso cuando Gamora negaba todo lo que Thanos creía, y él le recordó a Gamora que fue debido a su entrenamiento que se convirtió en la mujer más feroz de la galaxia y tenía tanta confianza en ella que incluso la mandó a localizar la Gema del Alma, encargo del cual Gamora se disculpó sarcásticamente por no haber tenido éxito con la búsqueda. Sin embargo, Thanos no se inmutó y mencionó que estaba decepcionado, no porque no haya encontrado el lugar donde se custodiaba la Gema del Alma, sino porque lo hizo y le mintió.

Gamora entonces fue llevada a una sala, donde Thanos tenía capturado a Nebula, quien había intentado eliminarlo un tiempo atrás, y la torturó delante de ella para hacerle hablar. A pesar de que Gamora buscaba desesperadamente seguir ocultándole lo que sabía de la Gema del Alma, Thanos afirmó que él era consciente de que le había mentido, llegando a decir que mientras Thanos la convirtió en la guerrera y asesina que era ahora, él nunca le enseñó a mentir, y reveló una grabación de Nebula cuando Gamora le confirmó haber hecho cenizas el mapa a la Gema del Alma para evitar que sea encontrada por Thanos.

Nuevamente, Thanos volvió a torturar a Nebula hasta que Gamora, indispuesta a permitir que su hermana siga sufriendo por culpa suya, cedió, revelándole a Thanos que la Gema del Alma estaba en Vormir. Gamora se acercó a Nebula para comprobar cómo estaba, y Thanos luego la agarró para viajar juntos a Vormir a través de un portal usando la Gema del Espacio.[1]

Sacrificio involuntario

"Toda mi vida soñé con un día, el momento en el que recibieras lo que mereces y siempre me decepcionaba. Pero ahora, asesinas, torturas, y lo llamas "piedad". El universo te ha juzgado. Rogaste por un premio y te dijo que no. Fracasaste, ¿y sabes por qué? porque tú no amas nada. ¡A nadie!"
"No."
―Gamora y Thanos[fnt.]

Gamora condujo a Thanos a una montaña cercana en Vormir, donde fueron recibidos por Johann Schmidt, el guardián de la Gema del Alma. Schmidt le explicó a Thanos que necesitaba sacrificar a un ser querido para obtener la Gema del Infinito, y Gamora, al escuchar esto, desató su amargo por la aparente falta de amor de Thanos hacia alguien, burlándose de él. Cuando Thanos se dio la vuelta y reveló lágrimas en su rostro, ella creía que se debía a su fracaso, pero Schmidt remarcó que no se debía a eso.

Gamora dedujo que Thanos realmente la amaba como su hija, quedando sorprendida por unos segundos, y rápidamente intentó suicidarse para evitar que Thanos obtuviera la Gema, pero el Titán Loco convirtió su daga en burbujas y se disculpó con ella por lo que estaba a punto de hacer. Thanos, de mala gana, la arrastró hasta el acantilado y la arrojó desde allí, resultando en la muerte de Gamora. Thanos luego despertó con la Gema del Alma en su mano y la insertó en su Guantelete del Infinito.[1]

Legado

"¿Lo hiciste?"
"Sí."
"¿A qué costo?"
"Todo lo perdí."
―Gamora y Thanos[fnt.]

Cuando Thanos llegó a Titán para recuperar la Gema del Tiempo de Stephen Strange, fue emboscado e inmovilizado por los Vengadores y los Guardianes de la Galaxia, con Nebula uniéndose poco después. Anthony Stark y Peter Parker estaban a punto de quitarle el Guantelete del Infinito, pero como Peter Quill descubrió que Thanos había asesinado a Gamora, deshizo el agarre que hicieron cuando lo golpeó en la cara con su bláster. Acto seguido, el Titán Loco venció a los héroes, obtuvo la Gema del Tiempo, y se dirigió a Wakanda para conseguir la Gema de la Mente, con éxito.

Después de que Thanos chasqueó los dedos con el Guantelete del Infinito completo, fue trasladado al Mundo del Alma. Allí, el alma de Gamora se encontró con Thanos, y le preguntó si había logrado su objetivo, con Thanos respondiéndole que sí, pero cuando ella le preguntó cuál fue el costo por hacerlo, este le respondió que lo perdió todo, refiriéndose a que Gamora era lo único que amaba. Aparentemente aceptando la derrota, Gamora sonrió tristemente antes de que Thanos volviera a la realidad y se trasladara a Titán II para vivir en paz.[1]

Poderes y habilidades

Poderes

  • Fisiología Zehoberei y mejoras biónicas: Como Zehoberei, Gamora posee naturalmente capacidades físicas más allá de cualquier ser humano.
    • Fuerza sobrehumana: Debido a su herencia Zehoberei y sus mejoras cibernéticas, Gamora es más fuerte que los humanos y muchas otras especies, lo que le permite dominar a la mayoría de sus oponentes en combate. Gamora ha demostrado su fuerza al levantar sin esfuerzo a Mantis por el cuello con una mano y sujetarla a una pared, romper las enredaderas de Groot, así como para levantar el cañón de una nave-M estrellada pilotada por Nebula, que era mucho más grande que ella. Durante la Batalla de Xandar, Gamora fue capaz de patear a Nebula con la fuerza suficiente para lanzar a su hermana fuera del Dark Aster. Sin embargo, Gamora fue incapaz de luchar contra Thanos, ya que la contuvo sin esfuerzo y la arrojó desde un acantilado de Vormir con una sola mano, incluso con Gamora luchando por liberarse con ambas manos.
    • Durabilidad sobrehumana: Las mejoras biónicas de Gamora y la fisiología avanzada de su especie le permite ser más resistente al daño físico. Gamora pudo sobrevivir, o al menos resistir brevemente, varias aflicciones que resultarían fatales para un ser humano normal, como la electrocución grave, la exposición al espacio profundo o el trauma por fuerza brusca.
    • Agilidad sobrehumana: Como una Zehoberei mejorada biónicamente, Gamora posee un alto nivel de agilidad que le da una ventaja sobre sus oponentes, como cuando fue capaz de saltar a una altura y distancia tremenda mientras ayudaba a los otros Guardianes a escapar del Kyln. Ella también fue capaz de saltar a una gran altura cuando intentó matar al Abilisk.
    • Resistencia sobrehumana: Los dos hígados de Gamora le permiten metabolizar y filtrar las toxinas más rápido que cualquier humano, y sus implantes respiratorios le permiten ingerir oxígeno con mayor eficiencia que cualquier humano. Ella fue capaz de correr a una gran distancia sin detenerse, mientras le robaba el Orbe a Quill.
    • Visión mejorada: Los implantes oculares de Gamora le permiten ver más lejos de lo que su especie es capaz de hacer. Esto le permitió notar fácilmente a Nebula volando hacia el planeta de Ego desde lejos.
    • Factor de curación regenerativo: Los aumentos biológicos le han otorgado a Gamora el poder de regenerarse rápidamente de la mayoría de las lesiones o infecciones, lo que le permite recuperar fácilmente después de haber estado expuesta al espacio profundo sin ninguna protección.

Habilidades

  • Artista marcial experta: Habiendo sido entrenada extensivamente por Thanos, y con años de experiencia en combate al llevar a cabo las misiones de Thanos, Gamora tiene una gran capacidad tanto en el combate armado como en el combate cuerpo a cuerpo. Las habilidades de Gamora eran tan avanzadas que incluso el mismo Thanos la tenía en tan alta estima que la consideraba abiertamente como la mejor de todos sus hijos y la mujer más feroz de la galaxia. Por lo tanto, ella rápidamente ganó y mantuvo la ventaja sobre Quill, se liberó fácilmente de los intentos de Groot y Rocket de someterla, y en reiteradas ocasiones derrotó a Nebula.
  • Dominio de la espada: Se ha demostrado que Gamora es muy hábil en el uso de su espada, siendo su método principal de combate, ya que usó su espada para amputar y vencer fácilmente a Groot, pelear contra Nebula empuñando sus bastones eléctricos durante la Batalla de Xandar, desarmándola de una de sus armas, y cortar al Abilisk.
  • Tiradora experta: Aunque se sabía que Gamora prefería usar el combate cuerpo a cuerpo, especialmente las espadas, mucho más a menudo, su entrenamiento con Thanos le permitió adquirir un nivel de habilidad en el uso de armas de fuego. Ella mostró esta habilidad cuando empuñó efectivamente un rifle mientras luchaba contra el Abilisk, y más tarde convirtió el cañón de una nave-M en un arma de mano. También es una excelente lanzadora de cuchillos, siendo capaz de lanzar un cuchillo con tanta precisión y desde una distancia larga.
  • Pilota experta: Gamora es una pilota capaz, como se mostró cuando intentó escapar de Nebula y un grupo de Sakaarianos en Knowhere, pudiendo comandar y volar una cápsula de minería con relativa facilidad.

Equipamiento

  • Godslayer: El arma principal de Gamora, una espada retráctil que usó para amputar las extremidades de Groot cuando intentó detenerla, en su duelo contra Nebula, y cuando intentó asesinar a Thanos.
  • Navaja automática de Gamora: Thanos le dio una daga de doble hoja a Gamora durante su primer encuentro en Zen-Whoberi. Más tarde, Gamora lo usó en su intento de asesinato de Thanos en Knowhere.
  • Gema del Poder: Durante su batalla final con Ronan, Gamora y los otros Guardianes de la Galaxia usaron la Gema del Poder en conjunto para dirigir la energía de la gema hacia Ronan, destruyendo su cuerpo y matándolo.

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Gamora

En orden cronológico:

Trivia

  • En los cómics, Gamora cuenta con características físicas diferentes, como el pelo verde, tatuajes amarillos similares a los parches en sus ojos, y también fue confiada para proteger la Gema del Tiempo.

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 Avengers: Infinity War
  2. 2,0 2,1 2,2 Guardians of the Galaxy Prelude
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 3,6 3,7 3,8 Guardians of the Galaxy Vol. 2
  4. 4,00 4,01 4,02 4,03 4,04 4,05 4,06 4,07 4,08 4,09 4,10 4,11 4,12 Guardians of the Galaxy
  5. Guardians of the Galaxy Prequel Infinite Comic
  6. Avengers: Endgame
  7. Guardians of the Galaxy - Escena eliminada

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.