FANDOM


Este artículo o sección está incompleta
Este artículo o sección cuenta con la información fundamental pero aún se encuentra incompleta. Edita este artículo completando la información que falte.

El Faro es un enorme búnker construido en caso de un evento apocalíptico y equipado por S.H.I.E.L.D. bajo el mando del General Rick Stoner, debajo del Lago Ontario.

En una línea de tiempo alternativo, el bunker estaba ubicado en un pedazo post-apocalíptico de la corteza terrestre que órbita alrededor de los restos del planeta. Después de la destrucción de la Tierra, se convirtió en el refugio de los humanos e inhumanos sobrevivientes, siendo más tarde esclavizados por los Kree. Debido a las visiones de la Vidente, Phil Coulson y su equipo son transportados al Faro a través del Monolito Blanco. Después de que los agentes de S.H.I.E.L.D. vuelven al presente, ellos usaron el Faro como principal base de operaciones.

Historia

Historia temprana

El Faro fue construido como parte del Proyecto Recuperación, encargado por el oficial de S.H.I.E.L.D. el General Rick Stoner durante la crisis del hidrógeno en la década de 1970, como un búnker en caso de un evento apocalíptico debajo de un faro en el Lago Ontario. Cuando termina la crisis, la instalación se cierra y queda en el olvido, por lo que ni siquiera Nicholas Fury la tenía registrada en el Toolbox.[1]

Hospedando fugitivos

Misión de Fitz

Un Chronicom llamado Enoc descubre la existencia del bunker y lo usa como escondite para Leo Fitz, Lance Hunter, Polly Hinton y su hija Robin y el mismo cuando estaban siendo perseguidos por el ejército. Posteriormente, Fitz y Hunter salen en una misión para recuperar la capsula de Enoc, que usa Fitz más tarde para dormir criogenicamente durante 74 años, además esconden un armamento en el Faro para el resto de los agentes de S.H.I.E.L.D. [2]

Retornando al presente

Después de viajar a través del Monolito Blanco en el año 2091, los agentes Phil Coulson, Alphonso Mackenzie, Melinda May, Jemma Simmons, Elena Rodriguez, Leo Fitz y Daisy Johnson fueron transportados uno a uno a los niveles superiores del Faro. Desorientados, ellos tardaron un tiempo en averiguar si habían vuelto al presente, hasta que Leo Fitz lo confirmo al reconocer la habitación. Al encender las luces, una grabación automática del General Rick Stoner aparece y explica el origen y propósito del Faro. A partir de esto, el equipo decidió usar la instalación para esconderse.

Mientras Simmons trataba las heridas de Mackenzie y Rodriguez, Coulson se queda con una inconsciente Daisy Johnson. En cuanto a May y Fitz, ellos decidieron inspeccionar la localidad. Una vez que Johnson despierta, ella se angustia porque piensa que puede llegar a ser la causante del fin del mundo, pero Coulson la consoló y la convenció de que necesitaba que estuviera viva y en el presente.

En el nivel de almacenamiento, May y Fitz descubren armas y tres diferentes Monolitos y a su vez conocen a Noah, un Chronicom, que les dice que el origen de los monolitos es desconocido y que el Faro es el lugar más seguro para mantenerlos alejado del mundo. Posteriormente, él decidió llevarlos a una sala en la que supervisa todas las amenazas potenciales.

Al explicar que los Chronicom monitorean amenazas y solo interfieren cuando es necesario, él les muestra imágenes de luces en el cielo en San Luis, que pronto el equipo reconoce como señales del Orbe Kree. Temiendo que alguien estuviera contactando con los Kree, el equipo sale del búnker a buscar el Zephyr One que se encontraba oculto a las afueras del pueblo de River’s End. Sin embargo, Johnson decide quedarse y usa las computadoras de Noah para alertarla si alguien de su equipo fue detectado por las autoridades. Ella se da cuenta que todo su equipo eran los fugitivos más buscados de los Estados Unidos, y que todos los policías probablemente los reconocerían. Después de configurar la alerta, ella recibe una que dice que Deke Shaw fue puesto en custodia del Departamento de Policía de River’s End.

Como Noah se negaba a rescatar a Deke, Johnson decide ir de incognito y saca a Deke con éxito, llevándolo al Faro. Pronto, ella es contactada por May exigiendo las coordenadas para un aterrizaje seguro para que Elena Rodriguez recibiera atención médica inmediata. El Zephyr One ingresa al bunker a través de un túnel en al agua que abre una bahía de aterrizaje. Una vez dentro, Simmons comenzó a operar a Rodriguez, para detener la hemorragia causante de la amputación de sus brazos a manos de Ruby.

Cuando el Orbe Kree fue llevado al nivel de almacenamiento con los tres monolitos, Noah, mientras inspeccionaba el artefacto, observa que el orbe se estaba calentando y se da cuenta que va a explotar, así que le grita a los agentes presentes para que salgan de la habitación mientras él cubre la explosión con su cuerpo.[1]

Ruptura en el espacio-tiempo

Ilusiones violentas

La explosión del Orbe Kree destruye los tres monolitos, creando una grieta en el espacio-tiempo. Producto a esto, se abre un portal a la Dimensión del Miedo, que comenzó a manifestar y proyectar físicamente el miedo de todos en el Faro. En vista a la explosión, Leo Fitz envía a uno de sus D.W.A.R.F. al almacén destruido a examinar la zona. Después de ver la grieta, el don es derribado por una ilusión de Lash. Además, el nivel 27 se convirtió en un gran bosque.

Mientras buscaban suministros médicos para Rodríguez, Johnson y Deke son atacados por la ilusión de un guerrero Kree, pero son capaces de detenerlo, desapareciendo la ilusión en el aire. Posteriormente, Fitz reconoce las facultades de la dimensión, por lo que sella los niveles inferiores del Faro para evitar que los cambios se propaguen.[3]

Sacrificio

Entonces, Fitz idea un plan para cerrar la brecha, creando un dispositivo a base del Disco de Gravedad de Deke. Sin embargo, la única falla del plan es que alguien del equipo tiene que activar el artefacto y posiblemente sacrificarse. Phil Coulson decide tomar el riesgo, a pesar de la oposición de los otros, creando una fuerte discusión que termina cuando Coulson se queda sin aliento y colapsa.

Posteriormente, Coulson envía a Deke a contactar con Michael Peterson y otros agentes desde el exterior. A continuación, Coulson le revela a su equipo su trato con el Ghost Rider, que resultará en su muerte, causando un gran enojo en su equipo, especialmente a Johnson. En la bahía médica, una ilusión de un SDV de Jemma Simmons intenta asesinar a Rodriguez con una almohada, pero Mackenzie llega a tiempo y la destruye.

Después de explicarle el plan, Coulson va a los niveles profundos del Faro con el Dispositivo de Contención de Gravedad de Fitz. Él se encuentra con una ilusión de Michael Peterson, que trata de convencer a Coulson de que todavía está siendo resucitado y que todas sus aventuras han sido inventadas por su mente. Mientras Coulson escucha a Peterson, él lo interrumpe y afirma que no le cree. Al mismo tiempo, un Quinjet con Davis, Deke, Michael Peterson y otros agentes llegan al Faro. Enojado, la ilusión de Peterson trata de llevar a la fuerza a Coulson a la grieta, pero es destruido por el verdadero Peterson. En ese momento, Peterson y Coulson son atacados por las ilusiones de Lash, los Vrellnexianos y Hive, los cuales son destruidos y todo termina cuando ellos logran cerrar la grieta.

Con las anomalías temporalmente detenidas, los agentes celebran la boda de Leo Fitz y Jemma Simmons en el bosque del nivel alterado del Faro antes de que desapareciera.[3]

Búsqueda del Gravitonium

En algún momento después de la boda, Jemma Simmons y Alphonso Mackenzie visitan a Rodriguez en la bahía médico. Posteriormente, Coulson llega y le dice a Rodríguez que Leo Fitz le creara la mejor prótesis posible. Cuando salen de la habitación, Fitz les advierte que el dispositivo usado para cerrar la dimensión no tenía suficiente Gravitonium, por lo que la grieta se abriría de nuevo.

En vista a esto, S.H.I.E.L.D. busca todas las pistas posibles para encontrar más Gravitonium, principalmente investigando a Cybertek, descubriendo que muchos de los científicos que trabajaron con el elemento se presumen muertos. Sin embargo, Johnson nota que todos los certificados fueron firmados por la misma persona, Murray Jacobson, por lo que Johnson supone que están vivos con nuevas identidades. Entonces, Coulson, Mackenzie, Johnson y May deciden encontrar a Jacobson mientras Fitz y Deke permanecían en el Faro para localizar el Gravitonium.

Después de que S.H.I.E.L.D. descubre que el Gravitonium de Cybertek estaba en un barco perdido llamado Principia, Fitz trata de localizarlo y en proceso tiene una discusión con Deke. Mientras Simmons consuela a Fitz, Deke fue a buscar algo de comida y se encuentra con una ilusión de su madre, que le advierte que tiene que dejar S.H.I.E.L.D. antes de lo que lastimen. Antes de continuar hablando, la ilusión es destruida por otra ilusión de un guerrero Kree. Deke logra acabar con el guerrero y es encontrado por Simmons. Mientras discuten sobre el comportamiento de Fitz, Deke descubre que el barco no se hundió, sino que el Gravitonium lo tiene flotando en el aire.

Una vez que S.H.I.E.L.D. encuentra una porción del Gravitonium y la traen a la base, Deke va a ver a Rodríguez y Simmons para informarles del regreso de los demás, pero él escucha por accidente como Simmons dice una misma frase que su madre le solía decir. En base a esto, Deke se da cuenta que Simmons y Fitz son sus abuelos, pero se guarda la información mientras trabaja con Fitz.[4]

Ordenes del Doctor

Cuando Leo Fitz y Jemma Simmons estaban trabajando en el taller, ellos son atacados por una ilusión de un astronauta, que inmediatamente asfixia a Simmons y la arroja al otro lado de la habitación. Otro agente trato de derribarlo, pero es golpeado antes de que Simmons acabara con la ilusión.

En la sala de recuperación, Elena Rodriguez estaba probando un nuevo brazo prostético que estaba siendo construido por Mackenzie y Fitz. Ella comenzó a sentirse incomoda y expresa su deseo de ayudar a luchar contra las ilusiones de la Dimensión del Miedo, pero Mackenzie la encierra por su propia seguridad. Mientras tanto, Fitz se reúne con Johnson, Simmons y Deke para ayudarlo a descubrir como incorporar el Gravitonium al dispositivo. Como Deke no estaba seguro de su funcionamiento, Johnson sugiere buscar en las notas de Franklin Hall sobre el elemento.

Subconscientemente, Fitz planea aislar a Daisy Johnson para removerle su Dispositivo de Control de Inhumanos y así ella usara sus poderes para comprimir el Gravitonium, por lo que busca mantener a todos ocupados en la base. Después de que Fitz y Simmons salen de la habitación, Johnson encuentra las coordenadas del auto de la General Hale y se las envía a Phil Coulson y Melinda May. Más tarde, Fitz va al taller y trabaja en el Meca Durmiente que había traído Mackenzie de la misión anterior. Deke aparece y trata de entablar conversación con Fitz, pero él no le dice ni una sola palabra y termina noqueando a Deke. Al quitarse la ropa de soldar, se revela que su personalidad del “Doctor” se ha manifestado y pone en marcha su plan.

De vuelta a la termina principal, Fitz interrumpe en la habitación y exige entrar en las computadores. ÉL comienza a desesperarse por no poder encontrar la investigación de Hall, lo que llevo a Johnson a consolarlo. De repente ellos son interrumpidos por una alerta sobre una cámara que se apaga en el nivel 10, que Johnson decide arreglar. Una vez solo, Fitz se encuentra con su mayor temor, el Doctor del Framework, quien piensa que es una ilusión de la Dimensión del Miedo y no una alucinación de su propio subconsciente. Durante su conversación, el Meca Durmiente programado por Fitz irrumpe en la habitación de Rodríguez mientras era trasladada por Simmons y Mackenzie a un lugar seguro. Como ellos no obedecieron las demandas de no moverse del Meca, Mackenzie recibe un disparo en la pierna, provocando que Simmons gritara por Fitz.

Después de su encuentro intenso con su alter ego, Fitz entra en la habitación de Rodríguez y, luego de deducir que los robots no eran ilusiones, él proclama que el robot fue programado por la ilusión del Doctor. Todos trataron de averiguar que deseaba, cuando de repente se dieron cuenta que trata de continuar con sus experimentos con los Inhumanos. Al darse cuenta de esto, Fitz sale de la habitación y trata de buscar a Johnson. Mientras Johnson arreglaba la cámara de vigilancia, ella fue noqueada por un Meca Durmiente, que la llevó y ató a una cama quirúrgica, donde el Doctor estaba haciendo los preparativos para la remover su inhibidor. Al enterarse de que lo iba a hacer, Johnson grita mientras su cirugía era realizada.

Mientras tanto, Rodríguez llegó a la conclusión de que no es posible que muera mientes ella este en el bucle temporal. Después, Simmons llega y le dice a Mackenzie que debe reposar si desea que la lesión se cure, lo cual hizo que ella recordara la lesión cerebral de Fitz y cómo puede manifestar alucinaciones. Entonces, Simmons corre para encontrar a Johnson. Durante la cirugía del Doctor, Fitz interrumpe a su otra personalidad y tienen una discusión, confundiendo a Johnson, hasta que Simmons entra, en donde ella ayuda a Fitz a darse cuenta que el Doctor no era una anomalía sino un producto de su subconsciente. A pesar de esto, un Meca Durmiente entra con Deke y apunta a Simmons y Fitz decide continuar la operación. Una vez completa, Fitz le da instrucciones a Johnson para comprimir el Gravitonium, lo cual provoco que el Meca Durmiente se desactivara y Fitz se rindiera, permitiéndole al equipo cerrar la brecha y poner a Fitz en contención.

Poco después, Simmons trata de convencer a Fitz de que su división psíquica no lo convierte en una mala persona, pero ella falla. Entonces, Simmons Sale de la habitación y llora en un pasillo, hasta que Deke se le acerca y le cuenta la historia de sus abuelos. En ese momento, Deke le revela a Simmons que él es su nieto, haciendo que Simmons se quedara sin palabras y luego vomitara.[5]

La búsqueda de Phil Coulson

Liderazgo de Johnson

Mientras investigaban donde Hale había llevado a Coulson, Johnson y Melinda May deducen que Hale trabaja con HYDRA. Cuando Johnson se estaba por darse por vencida, May decide visitar a Fitz para obtener información, a pesar de que todavía se estaba recuperando de su división psíquica. Fitz estudia los documentos que trajo May y sugiere que lo saquen de su celda unas horas para ayudarlos. Sin embargo, Johnson llega y rechaza la idea de Fitz, por sus acciones anteriores, a lo que Fitz trata de explicarle que era la única forma de proteger al mundo de la Dimensión del Miedo. Entonces, Johnson lo ataca con sus poderes y cuestiona su lealtad. Eventualmente, Johnson sale de la habitación y decide buscar a Robin Hinton para que la aconsejara sobre como detener el apocalipsis.

En otro lugar del Faro, Jemma Simmons y Alphonso Mackenzie trasplantan con éxito los nuevos brazos robóticos de Elena Rodriguez. Ellos hablan de las acciones de Fitz, donde Mackenzie muestra fe en la verdadera naturaleza de Fitz. Además, él comenta su preocupación por el comportamiento imprudente de Rodriguez, ya que ella estaba convencida de que vivirá incluso después de la destrucción de la Tierra. Al considerar la hipótesis de Rodriguez, Simmons visita a su esposo en su celda y le revela que Deke era su nieto, demostrándole que su amor sobrevive para dar a luz y criar a una hija.[6]

Un tiempo después del trasplante, Rodriguez entra en el gimnasio usando sus nuevos brazos. Mackenzie es testigo de la fuerza mejorada de Rodriguez y le aconseja que se tome un tiempo para acostumbrarse a los brazos. Después, él le ofrece realizar un diagnóstico a sus brazos, ya que es mecánico. Mientras tanto, Deke visita a Leo Fitz y los dos discuten su parentesco. Aunque Fitz no encontraba ninguna similitud entre ellos, Deke declara que no lo culpa por lo que hizo cuando era el Doctor. A pesar de sus diferencias, ambos creen que Johnson sea convertido en una líder extremadamente estricta.

En el pasillo, Deke se encuentra con Jemma Simmons y ella le pide información sobre ella y Fitz en el futuro, a lo que él no le pudo dar demasiada información, pero ella se consuela al saber que llegaran al Faro. Deke le comenta sobre el estricto liderazgo de Johnson, cosa que Simmons también estaba de acuerdo. En el centro de comando, Daisy Johnson lleva a cabo su plan para recuperar a Robin Hinton y aborda el Zephyr One con May. Deke y Simmons se unen a ellos en el Zephyr One, y Simmons pide autorización de liberar a Fitz para investigar su idea del arma de HYDRA que Hale podría estar buscando. Sin embargo, Johnson se niega y deja a Mackenzie a cargó.[7]

El trio invencible

Una vez que el Zephyr One se va, Jemma Simmons trae a Elena Rodriguez a la celda de Leo Fitz, porque ella también piensa que no puede morir ya que se vio a sí misma en el futuro. Rodriguez acepta ayudar a Simmons y Fitz a encontrar el arma de HYDRA, aunque Rodriguez afirma que Mackenzie intentara detenerlos.

Después de que Mackenzie realiza un diagnóstico en los brazos de Rodriguez, ella pide permiso para liberar a Fitz, pero él se niega. Entonces, los dos comenzaron a discutir sobre sus respectivos destinos. Mackenzie ordena a Rodriguez y a Fitz permanecer en el Faro, lo que causo que Rodriguez se alejara. En vista a esto, Simmons y Rodriguez deciden hacer un experimento para convencerlo.

Una vez que Mackenzie es llevado a la celda de Fitz, Simmons le explica que ha llenado cuatro vasos, tres con agua y otro con un químico tóxico. Ella afirma que si es cierto que no pueden morir, entonces podrá beber aleatoriamente tres de los vasos y todos serán agua. Aunque Mackenzie y Fitz trataron de evitarlo, Simmons realiza el experimento y sale ilesa después de beber dos vasos. Cuando ella toma el tercero, Simmons finge un envenenamiento. Como Fitz era el único que sabía cómo salvarla, Mackenzie acepta sacarlo. Sin embargo, todo resulto ser parte del plan de Simmons y Rodriguez, en donde la última usa su poder para encerrar a Mackenzie y dejar libre a Fitz. Antes de retirarse, Simmons revela que el tercer vaso si era agua, demostrando que el cuarto era ciertamente el tóxico.

Entonces, Fitz, Simmons y Rodriguez abandonan el Faro en un Quinjet autoguiado con la intención de investigar una de las posibles ubicaciones del arma de HYDRA.[7]

Salvando a Deke Shaw

Cuando Piper fue a llevarle comida a Fitz en su celda, ella descubre que Mackenzie había sido encerrado, así que lo libera solo para descubrir que Fitz había sido sacado por Simmons y Rodriguez. Posteriormente, el resto del equipo de S.H.I.E.L.D. vuelve con Phil Coulson y Glenn Talbot y traen consigo a Deke Shaw con una herida de bala. Como Simmons no estaba en la base, Piper era la única que tenía algo de experiencia para operar a Deke, por lo que se ve obligada a llevarlo a cirugía junto con Mackenzie, que se ofrece a ayudarla. Usando una table, Piper guía a Mackenie durante la cirugía mientras Coulson y Talbot observan, quienes hablan sobre su viaje al futuro.

Entonces, May llega y pide hablar a solas con Coulson, en donde ella regaña a Coulson por sus decisiones y que Johnson no estaba preparada para asumir su puesto. A pesar de esto, Coulson aun insiste en que Johnson debe estar preparada porque no le queda tiempo. Sin embargo, May se niega a creer que no puede ser salvado, aunque Coulson lo ha aceptado. Posteriormente, Talbot se encuentra en otra habitación y recibe la visita de Johnson, que le trae ropa. En un principio, Talbot reacciona mal al recordar cómo fue disparado por el SDV de Johnson, pero Johnson lo calma. Después de una pequeña conversación sobre el incidente, Talbot pide hablar con su esposa, pero ella le explica que es muy peligroso. En ese momento, Talbot explica que arruino las cosas con su hijo y tiene un arrebato de ira, así que Johnson promete buscar una forma de que pueda hablar con ella. Posteriormente, Johnson le pide que le hable acerca de la base de Hale y todo lo que le dijo.

Durante la cirugía de Deke, Piper y Mackenzie se dan cuenta que la bala daño una arteria y de pronto comienza a sangrar, así que Mackenzie inserta sus dedos para detener el sangrado. Producto a esto, Deke se despierta, por lo que Piper lo inyecta para dormirlo y siguen con la operación. Finalmente, Piper y Mackenzie salvan a Deke, el cual se despierta sumamente medicado. Deke comienza a hablar incoherencias y de lo mucho que le gusta Johnson, hasta que Mackenzie lo duerme colocándole más medicina. En ese momento, Johnson llega para informar que está rastreando una señal de los androides.[8]

La búsqueda del Gravitonium

Un agente durmiente

Después de configurar un teléfono para hacer una llamada segura, Daisy Johnson se lo da a Talbot para que pudiera hablar con su familia. Sin embargo, Carla, por órdenes de Candice Lee, activa el lavado de cerebro de Talbot a través de unas palabras claves.[8] Siguiendo las directivas de sus órdenes, Talbot busca un arma y se dirige a la sala de control del Faro para buscar a Robin Hinton, ubicándola a través de las cámaras de seguridad y congela la imagen. Aunque Alphonso Mackenzie llega justo en ese momento, Talbot le dice que esta atontado por la experiencia de su encierro, por lo que Mackenzie simpatiza con su situación. Más tarde, en la sala de control, Johnson informa que los androides enviaron una señal que le ha permitido conseguir la base de Hale. En vista a esto, Johnson prepara un equipo de S.H.I.E.L.D. para atacar, mientras le ordena a Mackenzie construir el sistema de gravedad artificial a base de Gravitonium para el Zephyr One. A su vez, ella le ordena a Phil Coulson quedarse en la base y a Deke a ayudar a Mackenzie.

Entonces, Mackenzie se pone a trabajar en el sistema con Coulson y Deke como ayudantes. Durante una pequeña conversación, ellos comentan que es obvio que Deke está enamorado de Johnson, cosa que él intento negar sin éxito. Al mismo tiempo, Talbot entra en la habitación de Polly y Robin Hinton cuando salieron, pero termina siendo descubierto por ellas. Talbot se presenta y se justifica con Polly diciendo que al ver a su hija le recordó mucho a su hijo George y se disculpa. Polly entiende y, a su vez, Talbot pregunta si es verdad que Robin puede ver el futuro, cosa que Polly confirma. Talbot le dice a Robin que es un don extraordinario y se presenta, a lo que Robin lo reconoce, diciendo que lo dibujo.

Después de que Johnson y May atacan la Academia Preparatoria de HYDRA, ellas llaman a la base a informar el estado de Carl Creel, nueva información sobre el Gravitonium y los planes de Ruby, así que Johnson ordena mirar los dibujos de Robin para averiguar cualquier pista. Mientras tanto, en la habitación de Polly y Robin, Talbot comienza a ponerse más inestable hasta el punto en que ataca a Polly y la deja inconsciente para llevarse a Robin consigo. Eventualmente, Coulson se da cuenta de la cámara congelada, así que Deke, Mackenzie y él van a la habitación de los Hinton y descubren a Polly desmayada. En ese momento, los tres se dan cuenta que Talbot, bajo el control mental de HYDRA, ha secuestrado a Robin.

Coulson y Mackenzie encuentran a Talbot junto con Robin, mientras él estaba manipulando los cables de un tablero de control. Los agentes buscan a convencer a Talbot de dejar ir a Robin, diciéndole que pensara en su hijo, haciendo que este desista de la idea. Entonces, Talbot en vez de apuntar su arma contra la niña se apunta a si mismo con ella. Coulson trata de que Talbot no accione su arma mientras que Mackenzie llama a Robin para que se aleje. Para evitar que se suicide, Coulson le dice a Talbot que lo apunte a él. Antes de que Talbot tuviera la oportunidad de disparar, Mackenzie llega para noquear a Talbot con un I.C.E.R.[9]

Invasión del Faro

Después de que Ruby es detenida y asesinada por Elena Rodriguez, todos los agentes vuelven a la base junto con la Cámara de Infusión de Partículas y el Gravitonium de HYDRA. Los agentes discuten el plan para eliminar el Gravitonium y también deciden llevar a Robin y Polly Hinton con Tony Caine, por lo que Daisy Johnson decide acompañarlas, con el plan secreto de investigar una pista para curar a Coulson de su condición letal. Como Glenn Talbot había enviado las coordenadas del Faro mientras estaba bajo los efectos del lavado de cerebro de HYDRA, Qovas lleva su nave hasta el Faro, activando los protocolos de seguridad de la base.

Phil Coulson se apresura a activar la opción de ataque nuclear, sin escuchar el resto de las otras opciones disponibles, provocando el bloqueo completo de la base, que duraría quince años. Inmediatamente, Qovas se comunica para exigir el Gravitonium, pero Coulson se niega y alega que el Faro puede soportar su invasión. Sin embargo, pronto Coulson se daría cuenta que los alienigenas podrían entrar en la base con el dispositivo de teletransportación. De hecho, Qovas envía un batallón de Remorath a la base, que pronto sería descubierto por Deke, quien vio como apuñalaban al agente Thomas y luego se esconde en un respiradero.

Posteriormente, Deke logra llegar a la sala de control e informa de la invasión. Ante tal amenaza, Coulson decide encontrar una forma de evacuar el Faro a pesar de los protocolos de confinamiento, a lo que Leo Fitz sugiere dejar los laboratorios junto con el agente Wahl para encontrar el control de bloqueo manual. Mientras tanto, Elena Rodriguez se encargó de escoltar a Glenn Talbot a la seguridad y Jemma Simmons, Davis y Piper se prepararon para llevar el Gravitonium al Zephyr One.

En el camino, Wahl es asesinado por un Remorath y Fitz escapa y es salvado por Deke, que incapacito brevemente al invasor con un extinto de incendio. Sin embargo, ellos descubren que los Remorath destruyeron el sistema de anulación que Fitz planeaba hackear, haciendo imposible que escapen del Faro. Ellos le informaron a Coulson, que ordeno asegurar todas las armas que pudieran y regresar a la sala de control. Debido a esto, el agente Kim va a la armería a encontrar algunas armas.

Sin embargo, Rodriguez y Talbot no fueron capaces de llegar a la sala de control por culpa de los Remorath y se retiraron al laboratorio con Simmons, Davis y Piper. Sabiendo que los Remorath buscaban el Gravitonium, Rodriguez, Davis y Piper se fueron para defenderlo, dejando a Simmons y Talbot solos en el laboratorio. Mientras tanto, Mackenzie ayuda a Fitz y Deke a regresar a la sala de control, mientras eran perseguidos por varios soldados.

Rodriguez, Piper y Davis defendían el laboratorio mientras que el resto de S.H.I.E.L.D. estaba rodeado de soldados Remorath en la sala de control. Usando pistolas, varillas de metal y la Escopeta-Hacha, Coulson, May, Fitz, Mackenzie y Deke hicieron lo posible para repeler a los invasores, pero los Remorath eran demasiados resistentes y los agentes pronto se dieron cuenta que se quedaban sin municiones. Mientras tanto, Rodriguez, Davis y Piper no pudieran evitar que los Remorath los siguieran e irrumpiera en el laboratorio.[10]

Infusión de Gravitonium

Mientras los agentes de S.H.I.E.L.D. trataban de frenar a los Remorath, en el laboratorio, Glenn Talbot descubre la Cámara de Infusión de Partículas recuperada de HYDRA. Al verlo como una oportunidad para enmendar sus errores del pasado, Talbot incapacita a Simmons con un I.C.E.R. y se libera de sus esposas. Él reactiva el proceso de infusión y entra en la cámara. A pesar de ser sumamente doloroso, Talbot soporta el proceso y sale de la cámara con poderes de manipulación de gravedad. Usando sus nuevos poderes, él aplasta a los Remorath que entraron al laboratorio.

Talbot se abrió paso eliminando a los invasores que estaban en su camino, hasta que llega a la sala de control y extermina a los soldados Remorath frente a los ojos de los agentes de S.H.I.E.L.D. Posteriormente, Talbot toma a Coulson y levanta un pedazo de concreto del piso y lo lleva junto con él mismo fuera del Faro, dejando atónito a los demás. Gracias a esto, el Faro anula el protocolo de cierre.[10]

Futuro alterno

Sociedad Esclavizada

Durante la destrucción de la Tierra, un gran grupo de humanos sobrevivió en el búnker, pero un tiempo después son esclavizados por un grupo de Kree. Los Kree restauraron el orden y obligaron a los humanos a usar Métricos, dispositivos de rastreo, para hacerlos cumplir.[11] En aquel entonces, los agentes de S.H.I.E.L.D. que sobrevivieron estuvieron obligados a cambiar de nombre y ocultarse en las sombras, para garantizar la supervivencia de su especie.[12] Después de que Kasius fue desterrado de Hala, él toma el mando del Faro e impone un gobierno basado en rituales para mantener controlada a la población conocido como Renovación, obligando a los habitantes matar a los más pobres entre ellos, siendo obligados a seguir la regla "Una vida perdida, una vida ganada".[11][13]

Eventualmente, Kasius toma a los Inhumanos del Faro y los obliga a luchar en el Cráter para mostrar sus habilidades en subastadas para postores intergalácticos. Para continuar su venta de esclavos Inhumanos, Kasius ordena que todos los residentes del Faro sean sometidos a la Niebla Terrigen a la edad de dieciocho años y así producir más Inhumanos. Además, esterilizaron a la población humana para "crear" a sus propios bebes, que poseen mayor probabilidades de convertirse en Inhumanos. Como forma de control, los Kree suprimen sus poderes a voluntad con dispositivos de control.[14]

Ocasionalmente, los Kree toman algunos humanos para servirlos personalmente. Ellos consideran que es un gran honor, pero a la gente normalmente se le lavaba el cerebro para someterlo.[11]

Un grupo de humanos, conocido como Los Antiguos o los Verdaderos Creyentes, transmitían la leyenda de la Destructora de Mundos y como era la responsable del fin del mundo.[14] Además, ellos profetizaban que S.H.I.E.L.D. volvería del pasado a salvarlos a todos, debido a esto Kasius decide eliminarlos para mantener a sus esclavos enfocados en el trabajo. A pesar de ser desterrados a la superficie de la Tierra, el grupo sobrevive. En el Faro, solamente un esclavo, Virgil, es que mantiene esa creencia en pie.[11][15]

Infestación de cucarachas

Después de que los Vrellnexianos infestan la superficie restante de la Tierra, un grupo de ellos rompe el tercer nivel del Faro, obligando a los Kree a sellar el piso y convirtiéndolo en una zona restringida. Sin embargo, en el proceso, los vrellnexianos logran matar a varios humanos.[16]

Llegada de S.H.I.E.L.D.

Después de ser capturados por un hombre misterioso, Phil Coulson y su equipo, a excepción de Leo Fitz, son transportados a través de un Monolito Blanco al Faro. Ellos aparecen en el tercer nivel, donde Coulson conoce a Virgil, que afirma que están aquí para salvar a la humanidad antes de ser noqueado por Alphonso Mackenzie. Cuando parte del equipo se reúne, Virgil se despierta, pero, antes de continuar con su explicación, es asesinado por un vrellnexiano. Los agentes intentan escapar y terminan acorralados en el pasillo, en donde Daisy Johnson salva a su equipo matando a la criatura. En otro lugar, Melinda May, que se lastimo la pierna durante la teletransportación, fue encontrada por otro humano, el cual le inserta un Métrico y se la lleva con él. Durante su plan de encontrar a May y buscar una manera de volver a su hogar, ellos son capturados por dos soldados Kree, que los encierran y se llevan a Mackenzie y Rodriguez para torturarlos. En ese momento, el hombre misterioso, Deke, llega con May y ayuda a los visitantes a escapar de dicha situación. En el camino, Deke es sometido por los agentes, permitiéndole a Johnson ir por el resto de su equipo, a May y Simmons usar una nave para enviar una señal de auxilio y a Coulson interrogar al hombre. Johnson logra liberar a sus compañeros y los tres matan a los Kree. Posteriormente, todos se dan cuenta que la Tierra fue destruida y se encuentran realmente en el futuro.[16]

Sin tener una forma de volver a casa, Coulson y su equipo piden la ayuda de Deke, el cual afirma que le pagaron solamente para proporcionarle los Métricos. Sin embargo, Tess, otra humana sobreviviente, después de enterarse de la situación y de la muerte de Virgil, decide ayudarlo, por lo que guía a los visitantes hasta el Intercambio. Mientras Tess lleva a Coulson a la habitación de Virgil, Simmons ayuda a un sirviente humano que había sido lastimado durante una revuelta y le salva la vida. Como consecuencia, los Kree se llevan a Simmons con Kasius. Mientras tanto, Johnson persigue a Deke, descubriendo en el proceso que maneja un lugar ilegal donde los humanos pueden entrar al Framework para escapar de su triste realidad. Después de la conversación de Kasius y Simmons sobre lo acontecido, Kasius decide hacer una “renovación”, creando una matanza, en donde los humanos con Métricos en rojo asesinan a otros para salvar sus vidas. Debido a esto, Coulson y su equipo hacen un trato con Grill de intercambiar una tableta que Kree que habían robado por unos Métricos y trabajar para él. Aunque acepta la oferta, Grill los engaña y los deja a merced de un hombre que buscaba venganza contra él. Sin embargo, May salva a sus compañeros y Tess asesina al hombre. En los aposentos de Kasius, el Kree ordena asesinar al sirviente que Simmons salvo por una notable herida en su rostro y, como reemplazo, toma a Simmons para que trabaje como su sirviente.[11]

Ofertas Intergalácticas

Mientras los agentes de S.H.I.E.L.D. continúan buscando respuestas, las actividades del Faro siguen de manera normal, incluida la venta de la Inhumana Abby a Basha. Sin embargo, Daisy Johnson, conocida por los otros como Quake, la Destructora de Mundos, es capturada por Kasius cuando trataba de rescatar a Simmons, lo cual descubre porque Deke le suministra la información al líder Kree.[15] Gracias a esto, Kasius comienza a hacer los preparativos para su venta y así obtener el capital suficiente para poder librarse del Faro, por lo que invita a diferentes personas de interés de la galaxia.[14]

Llegada de Leo Fitz

Leo Fitz, que durmió criogénicamente por 74 años para salvar a sus compañeros,[2] asiste a la subasta de Kasius bajo la identidad de Boshtok el Merodeador, con la intención de comprar a la Destructora. A su vez, Kasius ordena la producción de más Inhumanos para la venta, por lo que el Vicario somete a los jóvenes del Faro a la Niebla Terrigen, del cual surge únicamente Flint como un Inhumano, pero que desaparece misteriosamente, gracias a la intervención de Elena Rodriguez. Mientras existe una búsqueda del Inhumano desaparecido por el todo el nivel, Fitz se gana la confianza de Kasius, pero, con la llegada de Faulnak, hermano de Kasius, que fue enviado a la subasta para comprar a la Destructora, Fitz se vio obligado a usar otra táctica. Durante el enfrentamiento de Quake contra la guerrera Kree Sinara, Fitz y Simmons atacan a los espectadores y ayudan a Johnson a escapar.[13]

Apariciones

En orden cronológico:

En una línea de tiempo alternativo:

Referencias

  1. 1,0 1,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.11: All the Comforts of Home
  2. 2,0 2,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.05: Rewind
  3. 3,0 3,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.12: The Real Deal
  4. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.13: Principia
  5. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.14: The Devil Complex
  6. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.15: Rise and Shine
  7. 7,0 7,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.16: Inside Voices
  8. 8,0 8,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.17: The Honeymoon
  9. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.18: All Roads Lead...
  10. 10,0 10,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.19: Option Two
  11. 11,0 11,1 11,2 11,3 11,4 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.02: Orientation Part Two
  12. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.08: The Last Day
  13. 13,0 13,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.06: Fun & Games
  14. 14,0 14,1 14,2 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.04: A Life Earned
  15. 15,0 15,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.03: A Life Spent
  16. 16,0 16,1 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.01: Orientation Part One