FANDOM


"¡No es personal, soldados!"
―Fandral[fnt.]

Fandral fue un guerrero asgardiano y miembro de los Tres Guerreros. Él era buen amigo de Thor, Sif, Volstagg y Hogun. Fandral y sus compañeros participaron en el Ataque en Jotunheim organizado por Thor, quien poco después fue desterrado por Odín a Midgard. Cuando Loki se convirtió en el Rey de Asgard, aprovechando el destierro de su hermano y la condición de Odín, Fandral y sus aliados viajaron a Midgard para buscar a Thor. En Puente Antiguo, lucharon contra el Destructor y poco después de la victoria de Thor contra este, regresaron a Asgard para dar fin al reinado de Loki.

Una vez que la Guerra de los Nueve Mundos terminó, Fandral y sus aliados creyeron que la paz había llegado permanentemente a los Nueve Mundos, pero se vieron obligados a luchar contra Malekith, quien intentó sumir al universo en un estado de oscuridad. Debido a que Thor y Odín tuvieron diferencias en cuanto a cómo enfrentar a los Elfos Oscuros, Fandral ayudó a Thor a escapar de Asgard. Años después, cuando Hela regresó a Asgard, se encontró con Fandral y Volstagg en el Observatorio de Heimdall. Al ver a Hela atacar a Volstagg, Fandral intentó confrontarla pero ella rápidamente los ejecutó a ambos, justo antes de dar inicio al Asedio de Asgard.

Biografía

Tres Guerreros

Siguiendo a Thor

Fandral fue un aventurero asgardiano muy respetado y buen amigo de los dos príncipes de Asgard, Thor y Loki. A través de Thor, Fandral conoció a Volstagg y Hogun, de quienes se hizo amigo y juntos comenzaron a llamarse los Tres Guerreros, un grupo de guerreros de élite dispuestos a proteger la seguridad de los ciudadanos de Asgard a toda costa. Fandral también se hizo amigo de la guerrera conocida como Lady Sif, quien a menudo acompañaba a los Tres Guerreros en sus aventuras. Conocido por ser uno de los asgardianos más encantadores, Fandral desarrolló una sólida reputación como un guerrero feroz y valiente.[1] En el siglo XI, Fandral visitó la Tierra junto a sus amigos y vió a Thor siendo adorado por los nórdicos, quienes se impresionaron de sus habilidades.[2]

Planes de Loki

Coronación postergada

"Iremos a Jotunheim."
"¿Qué? ¡Esto no es una incursión a la Tierra, donde invocas algunos rayos y truenos, y los mortales te adoran como a un dios! ¡Esto es Jotunheim!"
Thor y Fandral[fnt.]

Fandral asistió a la ceremonia de coronación de Thor para ver a su amigo en su gran día, junto con la mayoría de los ciudadanos de Asgard. Antes de la ceremonia, Fandral se miró en un espejó mientras coqueteaba con varias doncellas asgardianas que lo rodeaban admirando su gran belleza; Fandral desenfundó la Fimbuldraugr y bromeó con ellas, justo antes de retirarse para unirse a Volstagg, Hogun y Sif.

Mientras esperaban la llegada de Thor, Volstagg se quejó de tener hambre y Fandral comenzó a molestarlo. Después de fastidiar a Volstagg y a Hogun burlándose de ellos, Fandral fue desafiado por Sif a mantenerse callado durante la ceremonia.[2]

Cuando Odín estaba a punto de proclamar a Thor como Rey de Asgard, tres Gigantes de Hielo entraron en la Cámara de Odín para robar el Cofre de los Antiguos Inviernos. Afortunadamente, el Destructor los detuvo y los asesinó; a pesar del ataque ocurrido, Odín optó por no tomar represalias y canceló la coronación de Thor, quien se marchó enfurecido.

Los Tres Guerreros y Sif entraron a un comedor y vieron a Loki intentando consolar a su hermano, quien estaba seguro de que los Gigantes de Hielo debían pagar por lo que habían hecho y propuso ir a Jotunheim en busca de respuestas. Aunque Fandral cuestionó las posibilidades de su supervivencia y las consecuencias de realizar un viaje sin autorización, Thor les recordó a cada uno de sus amigos sus aventuras juntos, por lo que finalmente todos aceptaron acompañarlo.[1]

Ataque en Jotunheim

"Sólo lo desterraron, no está muerto. Así es como estaríamos si no le hubieran dicho a Odín a dónde fuimos."
―Fandral[fnt.]

Los Tres Guerreros junto con Thor, Sif y Loki viajaron al Observatorio de Heimdall, donde Loki intentó convencer a Heimdall para que les permitiera pasar. Como Heimdall también quería saber cómo los Gigantes de Hielo habían logrado entrar en Asgard sin que él los descubriera, les permitió hacer el viaje. Heimdall les explicó a todos el riesgo de su regreso y después de advertirles las consecuencias, los envió a Jotunheim.

Al llegar a Jotunheim, Fandral miró el árido paisaje y siguió a Thor mientras todos continuaban con la misión. Fandral presenció el encuentro que tuvo Thor con Laufey, el Rey de los Gigantes de Hielo, quien se sintió ofendido y reveló que Asgard estaba lleno de traidores, mientras hacía que sus gigantes rodearan el equipo para intimidarlos. Cuando varios Gigantes de Hielo salieron de sus escondites, Laufey insultó a Thor cuestionando su madurez, y los expulsó a todos para evitar un conflicto mayor. Sin embargo, cuando se disponían a irse, un gigante llamado Hailstrum se burló de Thor diciéndole "princesita", y Fandral suspiró al saber que el temperamento de su amigo no soportaría esa ofensa.

Thor golpeó a Hailstrum con el Mjolnir, acto que inició un combate mortal entre ambos bandos, con Fandral, los Tres Guerreros y Sif preparando sus armas para unirse a la batalla. Fandral gozó la pelea mientras se reía esquivando los ataques de los gigantes con la Fimbuldraugr, la misma que utilizó varias veces para cercenarlos y ejecutarlos. Eventualmente, Fandral fue desarmado por un Gigante de Hielo, al cual logró burlar y tras recuperar su espada, lo derrotó.

Sin embargo, tras matar al Gigante, Fandral se giró y fue atravesado por una barra de hielo generada por otro Gigante, al cual Loki asesinó. Fandral fue cargado por Volstagg mientras huían de una bestia que los perseguía, hasta el punto en que las fuerzas de Laufey los acorraló. Los asgardianos presenciaron la oportuna llegada de Odín, quien tras tener una breve discusión con Laufey, se llevó a sus aliados de regreso a Asgard.[1]

Destierro de Thor

"Este maestro de la magia pudo haber traído a tres jotuns a Asgard."
"Loki siempre disfruta hacer bromas, pero hablas de algo muy diferente."
Hogun y Fandral[fnt.]

Tras regresar de Jotunheim, Fandral fue llevado por Volstagg, Hogun y Sif al cuarto de sanación. Como castigo por arruinar la tregua entre Asgard y Jotunheim, Odín le quitó a Thor sus poderes, el Mjolnir y lo desterró a la Tierra. Más tarde, en un intento de ser optimista, Fandral señaló que Thor sólo estaba exiliado y no muerto, mientras que Volstagg se preguntó cómo Odín supo que habían viajado a Jotunheim.

En ese instante, Loki reveló que antes de partir, él le avisó a un Einherjar lo que harían para que él le avisara a Odín de los planes de Thor, asegurando que si no lo hubiera hecho, todos habrían muerto. Cuando Volstagg comenzó a regañarlo, Loki argumentó que Thor era demasiado imprudente para ser su Rey y al no ser apoyado por nadie, se marchó. Cuando estuvieron a solas, Hogun insinuó que tal vez Loki fue quien infiltró a los Jotuns en Asgard para arruinar la coronación de Thor, y todos hallaron sentido en su teoría sabiendo que Loki siempre había estado celoso de su hermano.

En un intento de hacer que Thor volviera a Asgard, Fandral y sus amigos fueron a hablar con Odín; para su sopresa, en el trono del Rey estaba sentado Loki, quien justificó su posición afirmando que su padre había caído en el Sueño de Odín. Cuando exigieron hablar con Frigga, Loki dijo que ella no abandonaría el lecho de Odín bajo ninguna circunstancia, por lo que les propuso hablar con él mismo directamente si tenían algún problema, acto seguido, se anunció como el nuevo Rey y les exigió arrodillarse frente a él.

Aceptando a su nuevo rey de mala gana, Sif solicitó que el destierro de Thor finalizara, petición que Loki rechazó afirmando que su primera acción como rey no podía ser deshacer la última orden de su padre, hecho que hizo al grupo desconfiar aún más de él. Loki comenzó a hablar del bienestar de Asgard y Sif trató de confrontarl, pero Fandral y Hogun la detuvieron para no tener ahora un conflicto con el nuevo Rey, al cual Fandral inicialmente aceptó para evitar problemas. Volstagg intentó ser amable con Loki y él les ordenó a los cuatro marcharse.[1]

Ignorando al Rey

"¡Nuestro mejor amigo desterrado! ¡Loki en el trono! ¡Asgard al borde de la guerra! ¡Y aún así, devoraste cuatro jabalíes, seis faisanes, media res y dos barriles de cerveza! ¡Que vergüenza! ¿No te importa?"
―Fandral a Volstagg[fnt.]

Preocupados por las verdaderas intencioens de Loki al asumir el reinado de Asgard, los Tres Guerreros y Sif discutieron lo que deberían hacer a continuación, con Fandral regañando a Volstagg por comer desenfrenadamente ignorando la situación por la que estaban pasando. Hogun aseguró que el único paso a seguir era viajar a la Tierra y buscar Thor, aún sin el permiso de Loki; cuando Fandral y Volstagg comentaron que eso se consideraba traición, Sif afirmó que Thor habría hecho lo mismo por ellos.

Mientras discutían su plan, Volstagg advirtió que Heimdall podría estar escuchando su conversación y como era de esperarse, un guardia Einherjar entró en la habitación y les informó que Heimdall los estaba esperando en su observatorio. Al reunirse con Heimdall, el grupo se sorprendió al enterarse que estaba de acuerdo con ellos. A pesar de que se mostró reacio y aseguró que no podía ayudarlos, Heimdall programó la apertura del Puente Bifrost para que los cuatro guerreros viajaran a la Tierra.

Al llegar a la Tierra, Fandral y sus amigos comenzaron a buscar a Thor en Puente Antiguo. Mientras caminaban por la ciudad, atrajeron la atención de los lugareños debido a sus armaduras, lenguaje y armamento; uno de los agentes de S.H.I.E.L.D. que custodiaba la zona, se refirió a Fandral como Robin Hood cuando lo reportó a la base. Finalmente, Volstagg y compañía encontraron a Thor con sus nuevos amigos, Jane Foster, Darcy Lewis y Erik Selvig.

Tras expresar su felicidad por ver a sus amigos nuevamente, Thor les aseguró que no deberían haber venido. Fandral le informó a Thor que estaban allí para regresarlo a casa y él les dijo que no podía hacerlo por ser el culpable de la muerte de Odín, noticia que Loki le llevó cuando fue a despedirse. Cuando Sif le reveló a Thor que Odín seguía con vida, todo el grupo confirmó sus sospechas de que Loki era el responsable de los últimos acontecimientos perjudiciales para Thor.[1]

Batalla de Puente Antiguo

"¡Y entonces, con un movimiento veloz, volé hacia la gran criatura de metal y después la destruí!"
"¿Es otra manera de decir que caíste sobre tu enorme trasero?"
Volstagg y Fandral[fnt.]

Mientras estaban en Puente Antiguo, Fandral y sus amigos presenciaron a lo lejos la inesperada llegada del Destructor enviado por Loki para impedir el regreso de Thor a Asgard, con la misión de asesinarlos a todos. Aunque Fandral pensó que Thor podría luchar contra el Destructor, él reveló que ahora no tenía poderes, dejándoles a Sif y los Tres Guerreros la tarea de enfrentar la amenaza mientras él evacuaba a los civiles de la ciudad.

Cuando Sif pidió una distracción, Fandral y Hogun arrojaron a Volstagg directamente hacia el Destructor, pero este lo frenó y lo lanzó contra un auto. Mientras estaba distraído y preparándose para asesinar a Volstagg, el Destructor fue apuñalado por Sif, sin embargo, dicho ataque sólo lo inhabilitó momentáneamente antes de volver a reponerse. Por lo que Fandral y Hogun se apresuraron en retirar a Volstagg del alcance del Destructor.

Fandral, Volstagg y Hogun iban huyendo del Destructor cuando él los atacó con un rayo de fuego que los lanzó dentro de un restaurante. Al salir de este, Thor les ordenó a los tres marcharse con la seguridad de tener un plan para enfrentar al Destructor; Fandral aceptó dudosamente la idea y los tres emprendieron su escape. En lugar de continuar la batalla, Thor caminó pacíficamente hacia el Destructor y habló directamente con Loki, ofreciéndole su vida a cambio de cesar el ataque en curso. Fandral observó tristemente la valentía de Thor, quien murió al ser golpeado por el Destructor. Sin embargo, gracias al sacrificio realizado, Thor fue resucitado por el Mjolnir y recuperó sus poderes, los cuales le permitieron acabar con el Destructor mientras Fandral y sus amigos veían orgullosamente la victoria de Thor contra su enemigo.

El equipo regresó a Asgard y descubrió que Heimdall estaba herido, asi que los Tres Guerreros y Sif se encargaron de llevarlo al cuarto de sanación, al mismo tiempo que Thor confrontaba a su hermano. Thor y Loki lucharon en un duelo feroz, que culminó en la destrucción del Puente Arcoíris y la supuesta muerte de Loki al caer en un Agujero de gusano. Para celebrar el regreso de Thor y la paz que habían logrado, los Tres Guerreros y Sif asistieron a un banquete en el cual contaron las épicas historias de sus batallas. Volstagg entretuvo a los invitados narrándoles la Batalla de Puente Anitiguo, mientras Fandral se burlaba de él sabiendo que varios detalles de su versión de la historia eran falsos, refiriéndose al golpe del Destructor que lo dejó fuera de combate.[1]

Guerra de los Nueve Mundos

Batalla de Vanaheim

"La próxima vez hay que iniciar con el más grande."
―Fandral a Thor[fnt.]

Fandral junto con Sif y el resto de los Tres Guerreros formaban parte de la comitiva de Odín, quien los envió a proteger los Nueve Mundos durante y después de que Thor regresara con Loki de la Tierra.[3] Debido a la destrucción del Puente Arcoíris, los Asgardianos se vieron incapacitados de viajar por el universo y proteger los mundos de los criminales conocidos como los Merodeadores, quienes saquearon aldeas humildes aprovechando la ausencia de los asgardianos.[4] Cuando el Puente Arcoíris fue reconstruído, el Puente Bifrost volvió a ser accesible y Fandral y Hogun viajaron a Vanaheim para enfrentar a los saqueadores.[3]

Durante la batalla, Fandral montó su caballo y se adentró en el bosque de Vanaheim para luchar contra los Merodeadores antes de que llegaran a la civilización. Allí, Fandral le preguntó a Hogun cuál era el plan y él inistió en que sólo podían mantenerse fuertes y seguir luchando; no obstante al ver al Merodeador Kronano acercarse, Fandral le ordenó a Hogun y sus aliados retirarse.[5] Al salir de los bosques, Fandral y Hogun se bajaron de sus caballos y se unieron a las fuerzas con Volstagg y Sif para comenzar a luchar contra los merodeadores que atacaban a los lugareños.

Habiéndose reincorporado a la lucha utilizando la Fimbuldraugr, Fandral luchó contra los Merodeadores y gracias a su hábil destreza, logró derrotarlos fácilemente haciendo que ellos mismos se asesinaran en más de una ocasión. Finalmente, Thor llegó a la batalla y rápidamente les dió la delantera. Tras luchar contra el ejército merodeador, Thor fue desafiado a un duelo por el Merodeador Kronano; quien fue destruido con un golpe certero del Mjolnir, los Merodeadores que lo seguían se rindieron y tiraron sus armas.

Al ver lo fácil que fue lograr la rendición de los Merodeadores, Fandral bromeó diciendo que la próxima vez deberían comenzar matando al monstruo más grande. Con la batalla ganada, los Merodeadores sobrevivientes fueron capturados y arrestados para ser encarcelados en Asgard. Los Tres Guerreros y Sif supervisaron que estos fueran transportados correctamente y Fandral recorrió en su caballo el pueblo, asegurándose de que todo estuviese en orden.[4]

Celebrando la victoria

"Tener que cuidar estos rufianes es una carga pesada."
"Por favor, si cargas más peso, mi rotundo amigo, los vas a matar."
Volstagg y Fandral[fnt.]

Fandral regresó a Asgard con sus amigos después de la Batalla de Vanaheim. Junto a Volstagg, Thor, Sif y dos chicas, Fandral visitó una cantina donde celebró mientras oía las historias que Volstagg narraba acerca de la batalla que habían librado.[4] Volstagg contó la historia detalladamente, describiendo cómo durante el enfrentamiento contra los Merodeadores, había temido por la vida de Thor, ya que sus enemigos los habían comenzado a superar, afirmación que causó gran risa en Fandral y Thor, ya que ambos sabían que Volstagg estaba exagerando.

Volstagg describió a Fandral como Fandral el Apuesto, quien junto a los Tres Guerreros, fue un elemento clave para ganar la Batalla de Vanaheim. Cuando Volstagg terminó la historia, Fandral se burló de él diciéndole que habría de contar la misma historia durante cientos de años.[5] Estando aparentemente distraído, Thor decidió marcharse y Fandral se despidió de él, quedándose en el lugar para seguir festejando.

Con algunas pequeñas bandas de Merodeadores aún libres en los Nueve Mundos, Fandral y Volstagg se encargaron de apresarlos y llevarlos a las Mazmorras. Sin que Volstagg o Fandral lo supieran, ellos capturaron a Algrim y lo llevaron a Asgard, sin saber que estaban haciendo funcionar el plan de Malekith. Al llegar al Observatorio de Heimdall, Fandral y Volstagg bromearon acerca de los simples deberes que tenían que realizar transportando criminales.[4]

Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros

Saqueo de Asgard

"¡Es como si resistieran su encierro!"
"¡No se puede complacer a todos!"
―Fandral y Volstagg[fnt.]

Eventualmente, Algrim, uno de los prisioneros merodeadores que habían sido llevados a las Mazmorras de Asgard para cumplir su sentencia, en realidad actuaba bajo las órdenes de Malekith. Cuando llegó el momento, Algrim inició un motín y liberó a los demás prisioneros, al mismo tiempo que los Elfos Oscuros comenzaron a atacar a Asgard. En respuesta, Fandral y Volstagg llegaron a las mazmorras para neutralizar la trifulca antes de que se saliera de control.

Fandral, Volstagg y los Einherjar lucharon contra los reos, con Fandral riéndose de ellos por resistirse a estar encerrados. La pelea continuó siendo pareja hasta que Thor llegó para volver a encerrar a los Merodeadores, aún sin darse cuenta de que el conflicto en curso era una distracción. Mientras la disputa se desarrollaba, Malekith irrumpió en el Palacio de Asgard con la intención de secuestrar a Jane Foster, la portadora del Éter.

Aunque Fandral y Volstagg lograron controlar los disturbios dentro de las mazmorras, la esposa de Odín y Reina de Asgard, Frigga, fue asesinada por Algrim. Fandral y Volstagg asistieron al funeral de Frigga en respeto a su sacrificio defendiendo la seguridad de Asgard y durante el mismo, Fandral presenció el ascenso de Frigga al Valhalla.[4]

Creando un plan

"Aún no logramos restaurar los escudos del palacio. Nuestra artillería no los detecta. Tampoco Heimdall los alcanza a ver. Mi rey, no tenemos defensas."
―Fandral a Odín[fnt.]

Tras el Saqueo de Asgard y las consecuencias de la batalla, tanto Fandral como Volstagg constataron los daños causados al Palacio de Asgard, antes de tener una reunión estratégica con los generales Einherjar y Odín. Durante la reunión, Fandral le informó a Odín que los escudos del palacio estaban operacionales, la artillería que lo rodeaba tampoco tenía la capacidad de ver las naves de los Elfos Oscuros y para concluír, Fandral afirmó que Asgard se encontraba totalmente indefenso.

Thor interrumpió la reunión y le propuso Odín llevar la batalla a Malekith, hacer que separara al Éter de Jane Foster y matarlo durante el proceso; Odín se negó a aceptar este plan ya que era muy riesgoso, y después juró destruir erradicar a los Elfos Oscuros.

Notando que Odín estaba cegado por su dolor y enfurecido después por la muerte de Frigga, Fandral, Volstagg y Sif acordaron reunirse con Thor en secreto y crear un plan para escapar de Asgard hacia Svartalfheim, lugar donde Thor enfrentaría a Malekith. Durante la sesión, Thor admitió que ignoraría las órdenes de Odín para escapar de Asgard, y para que él no lo descubriera, Heimdall le ayudaría. Fandral se horrorizó al enterarse que Thor iba a librar a Loki para conseguir su ayuda, y le aseguró a Thor que éste sin duda iba a traicionarlo.[4]

Liberando a Loki

"Todo este tiempo en el calabozo no te ha hecho menos agraciado, Loki."
―Fandral a Loki[fnt.]

A pesar de su preocupación, Fandral accedió a ayudar en el plan de escape y esperó a Thor y Loki en las afueras de Asgard. Fandral vió a Loki caer desde la nave de los Elfos Oscuros y lo recibió en un esquife asgardiano, poco después, Thor y Jane Foster también abandonaron la nave y se les unieron. Tras estar los cuatro reunidos, Fandral se burló de Loki tras haberlo visto caer asustado creyendo que Thor lo había lanzado al vacío.

Fandral se rió de Loki diciéndole que a pesar de estar encerrado, no se había vuelto menos gracioso, acto seguido, le dió el control del esquife para que él los llevara a Svartalfheim a través de sus pasadizos secretos. Mientras Thor cuidaba a Foster, alertó a Fandral de que otro esquife pilotado por los Einherjar los estaba persiguiendo, así que él rápidamente decidió hacerse cargo para asegurar el escape de sus aliados.

Después de tomar una soga para balancearse, Fandral declaró sarcásticamente de que la traición que iba a cometer era en nombre de Asgard, y se lanzó del esquife. Al aterrizar en la aeronave que los atacaba, Fandral noqueó rápidamente a los Einherjar, asegurándoles que golpearlos no era nada personal. Tras poner orden, Fandral le hizo una seña a Thor y vió su nave desaparecer entre los pasadizos secretos a los que Loki lo guió. Poco después, Fandral, Volstagg y Sif fueron arrestados y acusados por traición, no obstante, cuando Thor regresó de destruir a Malekith y con el Éter en su poder, Fandral y los demás fueron liberados debido a que sus acciones lograron la victoria de Asgard.[4]

Asedio de Asgard

Asesinado por Hela

Después del fin del Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros, ni Fandral o sus amigos descubrieron que Loki suplantó a Odín. Sabiendo que Heimdall podría descubrir su engaño, Loki lo desterró de Asgard y lo removió de su trabajo como Guardián de Puente Bifrost. Skurge tomó su lugar pero demostró no ser confiable ni simpatizar con Fandral o sus aliados. En 2017, Thor regresó a Asgard y expuso ante todos el engaño de Loki, por lo que regresó a la Tierra en busca de Odín. Fandral y Volstagg se quedaron en el Observatorio de Heimdall esperando su regreso.

Cuando Hela regresó a Asgard, entró al observatorio sin señales de que Thor, Loki u Odín vinieran con ella. Fandral y Volstagg se quedaron viéndola de manera extraña, con éste último exigiendo saber quién era y qué había hecho con Thor. Al ver a Hela lanzarle dos puñales en el pecho a Volstagg, Fandral intentó confrontarla utilizando la Fimbuldraugr, sin embargo, ella fue más rápida y lo apuñaló a él también. Estando heridos y sin poder hacer nada para defenderse, Fandral y Volstagg fueron asesinados rápidamente por Hela, quedando sus cuerpos tendidos en el Observatorio.[6]

Poderes y habilidades

Poderes

  • Fisiología Asgardiana: Como Asgardiano, Fandral tenía habilidades sobrehumanas.
    • Fuerza sobrehumana: Como todos los Asgardianos, Fandral era extremadamente fuerte y poseía una mayor fuerza física que un asgardiano promedio. Él con ayuda de Hogun lanzó a Volstagg por el aire directamente al Destructor.
    • Agilidad sobrehumana: Fandral poseía genuinamente una mayor agilidad, destreza, equilibrio y coordinación corporal que la de un ser humano normal. Él evadió múltiples ataques de un ejército de Gigantes de Hielo durante el Ataque en Jotunheim.
    • Durabilidad sobrehumana: El cuerpo de Fandral era mucho más resistente al daño físico que el cuerpo de un ser humano. No obstante, su pecho fue atravesado por una barra de hielo generada por un Gigante de Hielo y de igual manera, por una serie de Necroswords lanzadas por Hela, las cuales le causaron la muerte.
    • Factor de curación regenerativo: A pesar de la resistencia de su cuerpo, Fandral era vulnerable a padecer lesiones. Sin embargo, su metabolismo regeneraba rápidamente su tejido corporal dañado de manera más rápida y eficiente que la de un humano común. Él se curó de un empalamiento causado por fragmentos de hielo en un par de horas.
    • Longevidad: Fandral, como la mayoría de los seres del universo, estaba destinado a morir en algún momento. No obstante, su cuerpo envejecía a un ritmo mucho más lento que el de un ser humano promedio. Él tenía la apariencia de un hombre joven bajo los estándares de la Tierra, cuando en realidad su edad superaba los mil años.

Habilidades

  • Combatiente experto: Fandral fue uno de los mejores guerreros de Asgard, habiendo ganado experiencia a lo largo de su extensa vida. Él luchó en múltiples batallas contra enemigos y salió victorioso gracias a sus destreza.
  • Espadachín experto: Fandral fue un espadachín muy talentoso que utilizaba un estoque asgardiano. Su estilo de lucha le hacía ser un atacante rápido y ágil; él asesinó a varios Gigantes de Hielo y Merodeadores cortando partes de su cuerpo para debilitarlos y finalmente acabarlos.

Equipamento

Armas

  • Fimbuldraugr: El arma preferida de Fandral era una espada ropera, el cual siempre mantenía con él y lo presumía ante las mujeres que conquistaba. Con el mismo libró las más grandes batallas de su vida.

Relaciones

Aliados

Enemigos

Detrás de escenas

  • En Thor, el agente Garrett se refirió a Fandral como Robin Hood, por su apariencia.
  • Originalmente, Stuart Townsend iba a interpretar a Fandral, pero abandonó el proyecto debido a conflictos craativos con la producción.
  • Joshua Dallas no regresó como Fandral en Thor: The Dark World debido a su dedicación a la serie de televisión, Érase una vez.
  • Zachary Levi inspiró su interpretación de Fandral en su interpretación previa de Flynn Rider.

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.