"Comida las ocho y a las cinco. Derecho al baño dos veces al día. Si levantas la voz, zap. Si tocas el vidrio, zap. Si te pasas de listo, lidiarás conmigo. Te pido que te pases de listo."
―Everett Ross a Helmut Zemo[fnt.]

El Agente Everett Kenneth Ross es un operativo de la CIA y ex comandante del Centro Común de Lucha contra el Terrorismo. Junto a Thaddeus Ross, él se encargó de regular las acciones de los Vengadores en base a los Acuerdos de Sokovia. Sin embargo, Ross entró en conflicto con Steven Rogers cuando mandó a detener a James Barnes por haber cometido un atentado terrorista. Cuando Anthony Stark reveló que Helmut Zemo había sido el verdadero culpable del atentado, T'Challa detuvo a Zemo y se lo entregó a Ross para apresarlo.

Después de desligarse del Centro Común de Lucha contra el Terrorismo, Ross recibió la misión de ubicar y arrestar a Ulysses Klaue, operación que lo llevó a reencontrarse con T'Challa. Tras ser herido a muerte por N'Jadaka, Ross fue llevado a Wakanda y fue testigo del ascenso al poder de N'Jadaka, por lo que decidió ayudar a T'Challa a derrotarlo. Posteriormente, Ross asesoró y apoyó a T'Challa cuando este decidió abrir Wakanda al mundo.

Biografía

Vida temprana

Piloto militar

"Me llamo Everett."
"Sí, lo sé. Everett Ross, ex piloto de la Fuerza Aérea y ahora de la CIA."
―Everett Ross y Shuri[fnt.]

Everett Ross se unió a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y conoció brevemente a Erik Stevens, un asesino excepcional dentro del ejército estadounidense.[1] Tras abandonar la Fuerza Aérea, Ross fue reclutado por la CIA y con el tiempo fue puesto a cargo del Centro Común de Lucha contra el Terrorismo, en el cual el Secretario de Estado Thaddeus Ross le encargó supervisar el cumplimiento de las normas de los Acuerdos de Sokovia por parte de individuos alterados, incluso si esto involucraba monitorear a los Vengadores.[2]

Guerra Civil de los Vengadores

Escape de James Barnes

"Se les va a proporcionar una oficina en lugar de una celda. Y por favor, quédense ahí."
―Everett Ross a Steven Rogers, Samuel Wilson y T'Challa[fnt.]

Cuando James Barnes fue arrestado por el Centro Común de Lucha contra el Terrorismo a causa de ser el principal sospechoso en un atentado terrorista, fue encarcelado en su cuartel general en Berlín junto con Steven Rogers, Samuel Wilson y T'Challa, quienes tuvieron un enfrentamiento previo. Ross los recibió junto a Sharon Carter, y confiscó el escudo de Rogers y el traje de Wilson. Cuando Rogers le preguntó qué pasaría con Barnes, Ross afirmó que sería evaluado psicológicamente antes de ser trasladado a prisión.

Ross acompañó a los detenidos a la sala de control y les informó que en lugar de encerrarlos en una celda, les permitirían quedarse en una oficina; Ross les pidió que no intentaran escapar, algo que T'Challa aseguró no hacer hasta que Barnes fuera transportado a prisión.[2] Mientras Barnes estaba recluido en su celda, Ross esperó la llegada del Doctor Theo Broussard. Durante la espera, Ross fue contactado por el gobierno de Wakanda, quienes le inforaron que T'Challa había solicitado quedarse con Barnes para ponerlo bajo custodia por asesinar a su padre. Ross estuvo de acuerdo y le informó a T'Challa que podría llevarse al prisionero cuando acaben de tratar con él.[3]

Ross se tomó el tiempo de ver cómo Barnes era interrogado por el psiquiatra Theo Broussard. Él escuchó a Broussard preguntarle a Barnes acerca de su tiempo como asesino de HYDRA y lo que recordaba de dicha experiencia, sin embargo, Barnes permaneció en silencio. Repentinamente, la energía eléctrica en todo el Edificio del Centro Común de Lucha contra el Terrorismo se cortó, dejando a Ross sin ver y escuchar lo que sucedía en el interrogatorio. Mientras Ross le ordenaba a sus hombres solucionar el problema, Steven Rogers y Samuel Wilson ayudaron a Barnes a escapar de su custodia.[2]

Captura de Helmut Zemo

"¿Y cómo se siente? ¿Invertir tanto tiempo y esfuerzo... y que todo fuera un fracaso rotundo?"
"¿Lo cree?"
―Everett Ross y Helmut Zemo[fnt.]

Más tarde, se descubrió que Helmut Zemo fue el responsable del Bombardeo en el Centro Internacional de Viena y que también había inculpado a James Barnes para crear un conflcito interno entre los Vengadores y así separarlos. Zemo fue finalmente capturado por T'Challa,[2] quien se lo entregó a Ross para ser encarcelado a cambio de que este mantuviera en secreto la participación de Wakanda en el último conflicto y el arresto.[1]

Cuando Zemo fue puesto en prisión por por el Centro Común de Lucha contra el Terrorismo, Ross visitó su celda y le explicó burlándose cómo funcionaría su encarcelamiento, además de echarle en cara que sus esfuerzos por derrotar a los Vengadores fueron en vano. A pesar de que Ross estaba empeñado en hacer enojar a Zemo, este cuestionó sus afirmaciones preguntándole si realmente había fracasado, ya que su objetivo principal fue que los Vengadores lucharan entre ellos mismos y lo consiguió. Al sólo haber escuchado una frase por parte de Zemo, Ross no logró entender inicialmente a que se refería.[2]

Secretos de Wakanda

Arresto de Ulysses Klaue

"Tu club de fans llegó contigo. ¿Estrenas tu álbum de música?"
"Uy sí, sí, si tengo uno bueno. ¿Quieres el enlace? Te lo envío, el... Dave, ¿tienes el enlace del álbum?"
"No me importa tu música, lo dije porque traes un grupo numeroso."
―Everett Ross y Ulysses Klaue[fnt.]

Al recibir información sobre los movimientos de Ulysses Klaue, la CIA le ordenó a Ross retirarse del Centro Común de Lucha contra el Terrorismo y rastrear al criminal para arrestarlo. Ross organizó una reunión con él en el Jagalchi Market Casino, donde lo esperó hasta descubrir a T'Challa, a quien le suplicó que no se intrometiera en su operación. T'Challa se alejó asegurando que iba a arrestar a Klaue por su propia cuenta y, mientras se alejaba, Ross le avisó había ganado en el juego de mesa, pero al ver su desinterés, otro jugador le robó las piezas. Ross regresó con T'Challa y le informó que el Vibranio robado por Ultrón en la Batalla de Sokovia llevó a la CIA a vincularse con Klaue e intentó hacer un trato, que T'Challa lo rechazó.

Finalmente, Ulysses Klaue llegó, acompañado de guardaespaldas, y le preguntó silenciosamente a Ross si había traído los diamantes que la CIA había prometido a cambio del Vibranio. Cuando Ross le ordenó a una de sus agentes traer el maletín con diamantes, Klaue se bajó la cremallera del pantalón y sacó la pieza de Vibranio que estaba oculta en su entrepierna, envuelta en una bolsa de papel. Sin embargo, el intercambio se interrumpió cuando Okoye fue descubierta por uno de los secuaces de Klaue, al cual lanzó de un balcón cuando intentó atacarla. Klaue creyó que Ross lo había traicionado para hacerlo caer en una emboscada y comenzó a dispararle. Afortunadamente, Ross se protegió de los disparos con el maletín de diamantes que tenía y se escondió junto a T'Challa atrás de una mesa; mientras T'Challa se encargaba de los secuaces de Klaue, Ross salió de su escondite para proteger los diamantes al mismo tiempo que le disparaba a sus atacantes.

Fuera del casino, Ross vio a Klaue y sus hombres intentar escapar desesperadamente conduciendo a alta velocidad por las calles de Corea del Sur, mientras Okoye y Nakia los perseguían. Al ver que Klaue utilizó su prótesis de brazo para destruir el automóvil de Okoye y Nakia, Ross las alcanzó y las recogió; antes de que subieran, Ross le sugirió a Okoye guardar su lanza en el maletero de su vehículo. En poco tiempo, Ross logró ubicar a T'Challa y lo encontró en una plaza amenazando a Klaue con las garras de su traje. Al ver que T'Challa estaba a punto de asesinar a Klaue para vengar un ataque anterior a Wakanda, Okoye y Nakia salieron de la camioneta de Ross y lo convencieron de no hacerlo mientras los civiles lo veían. Acto seguido, Ross le ordenó a todos subir a su auto y se marcharon.[1]

Interrogatorio de Ulysses Klaue

"En nadie confío, no en este trabajo. Pero lo que si me interesa es ese brazo de cañón. ¿Dónde lo conseguiste?"
"Ajusté partes de una vieja herramienta de minería. Pero si quieres, te consigo una como esa."
―Everett Ross y Ulysses Klaue[fnt.]

Después de que Ulysses Klaue quedara bajo custodia de la CIA, Ross lo encerró en una sala y se dirigió a hablar con T'Challa sobre cómo procesarían a Klaue. Aunque Ross propuso hablar él mismo con Klaue, y después T'Challa, Okoye comenzó a hablar en xhosa, dejando a Ross confundido. T'Challa le permitió interrogar a Klaue, pero le advirtió que de igual manera se llevaría a Klaue a Wakanda. Cuando Ross golpeó amigablemente a T'Challa en el pecho para dar a entender que no quería discutir con él acerca de Klaue, Okoye lo amenazó en xhosa nuevamente, por lo que Ross le preguntó si podía hablar en su idioma para poder entenderla. Antes de que Ross entrara al interrogatorio, T'Challa colocó su mano en su hombro y le agradeció su ayuda en la captura de Klaue.

Consciente de que T'Challa había puesto un micrófono en su chaqueta, Ross interrogó a Klaue, y le preguntó de dónde había conseguido su prótesis de brazo. Klaue le informó que era una vieja herramienta de minería que él diseñó, y le aseguró a Ross que el proveedor que estaba buscando estaba muy cerca de ellos, señalando a T'Challa. Ross se mostró escéptico al escuchar a Klaue decir que su brazo venía de Wakanda y que dicho país ocultaba muchos secretos, explicando que la reputación de Wakanda como un país del tercer mundo era una fachada y que poseían una masiva cantidad de Vibranio, la cual ellos utilizaban para crear tecnología avanzada. Ross acusó a Klaue de haber robado todo el Vibranio que el pobre país de Wakanda poseía y ante esta afirmación, él justició que su brazo metálico era el equivalente a un juguete en comparación a la armamentística Wakandiana. Ross comenzó a creer en lo que Klaue decía cuando este lo desafió a preguntarle a T'Challa de qué estaba hecho el traje avanzado que portaba en sus misiones.

Tras reunirse con T'Challa, Ross lo confrontó preguntando si lo que Klaue decía era real. Aunque T'Challa cuestionó a Ross por creerle a un criminal esposado, la desconfianza de Ross se incrementó al ver que T'Challa se estaba limitando a negar lo que Klaue había dicho. Repentinamente, Ross, T'Challa y Okoye fueron interrumpidos por Nakia, quien llegó para advertir que había un vehículo sospechoso al otro lado de la pared donde Klaue estaba. Antes de que reaccionaran a la noticia, Erik Stevens destruyó la muralla y se llevó a Klaue, justo antes de abrir fuego contra el personal. Al intentar defender a Nakia de los disparos, Ross se lanzó sobre ella para arrojarla al piso, pero acabó inconsciente en el suelo tras recibir un disparo en la columna. T'Challa puso en su herida una Perlas de Kimoyo y decidió llevarse a Ross a Wakanda para que Shuri lo sanara.[1]

Recuperándose en Wakanda

"Un herida de bala no se cura por arte de magia en una noche."
"Aquí sí, pero no fue magia, fue tecnología. No toques nada. Mi hermano ya no tarda."
―Everett Ross y Shuri[fnt.]

Ross fue llevado a Wakanda, donde fue intervenido por Shuri. Al día siguiente, Ross se despertó en una habitación extraña, descubriendo que su herida de bala aparentemente se había curado, ya que pudo ponerse de pie fácilmente y encontró a Shuri trabajando en sus Guanteletes de Vibranio. Ross le preguntó a Shuri si estaba en Wakanda, exigiendo saber cuánto tiempo había pasado desde el incidente en Corea del Sur, creyendo que estuvo meses en coma. Para su sorpresa, Shuri le explicó a Ross que había curado su herida utilizando Vibranio, algo que a Ross le costó creer debido a que en ninguna parte del mundo había tecnología tan avanzada como para sanar una herida de bala en una noche.

Mientras Ross exploraba el laboratorio obervando la tecnología, vio por la ventana el Gran Montículo, a lo que Shuri le informó que todo allí afuera y su propio laboratorio estaban construidos con Vibranio. Ross le preguntó cómo funcionaba el Tren de levitación magnética Wakandiano y ella explicó que era la única forma de transportar de manera segura las grandes cantidades de Vibranio sin que sufrieran desperfectos en el camino. Su conversación se vio interrumpida cuando Okoye contactó a Shuri con un dispositivo holográfico y exigió saber dónde estaba T'Challa. Okoye explicó seriamente que a la frontera de Wakanda había llegado un hombre con la noticia de haber matado a Ulysses Klaue. A pesar de que Okoye aseguró que Erik Stevens era Wakandiano y le envió una foto a Shuri, Ross rápidamente lo reconoció e informó que se trataba de un estadounidense.

Cuando T'Challa y Nakia llegaron al laboratorio, Ross les informó acerca de todo lo que sabía de Stevens, a causa de ser considerado un asesino excepcional por la CIA. Mientras lo escuchaban, Ross explicó que Stevens se había graduado con una maestría en el Instituto Tecnológico de Massachusetts y después se unió a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, donde debido al gran número de asesinatos que acumuló, lo apodaron "Killmonger"; Shuri afirmó que Stevens tenía un tatuaje de los Perros de Guerra, aunque aseguró que en los registros de Wakanda no había constancia de que éste fuera parte de la organización. Mientras T'Challa y el Consejo Tribal hablaban con Stevens, éste reveló llamarse N'Jadaka, el hijo del príncipe N'Jobu. Ross fue retenido en una habitación para que no se enterara de asuntos confidenciales y Nakia llegó en la noche a buscarlo; ella le informó que N'Jadaka había matado a T'Challa en el combate ritual, por lo que le todos los que fueran cercanos a T'Challa debían huír para que el nuevo rey no asesinara a los que se opusieran a su reinado.[1]

Huyendo de N'Jadaka

"Sí, Alteza, el nuevo rey es de los Esta.."
"¡Hof!"
"El nuevo rey..."
"¡Hof! ¡Hof! ¡Hof! ¡Hof! ¡Hof! ¡Tú no puedes hablar! Si abres la boca, serás alimento de mis hijos."
―Everett Ross y M'Baku[fnt.]

Con N'Jadaka ahora en el trono de Wakanda, Ross se vio obligado a escapar de la Ciudad Dorada para evitar ser ejecutado. Cuando Ross y Nakia se reunieron con Shuri y Ramonda, ésta última desconfió de Ross, pero Nakia lo presentó como un amigo de T'Challa. Cuando Ramonda preguntó por Okoye, Nakia le infromó que ella y las Dora Milaje se mantedrían leales al rey, a pesar de que se tratara de N'Jadaka.

Mientras se retiraban a las montañas, Ross se enteró por Nakia de que el plan era a ir con la Tribu Jabari para entregar la hierba de corazón a un guerrero que pudiera liderar un ejército en contra de N'Jadaka. Ramonda sugirió que Nakia la tomara, pero ella se negó justificando que aún así, no sería suficiente para derrotar a su enemigo. En las montañas, Ross y sus aliadas fueron capturados y llevados ante M'Baku, el gobernante de la Tribu Jabari.

Ross quiso explicarle a M'Baku quién era N'Jadaka, pero éste le comenzó a ladrar, le prohibió hablar y lo amenazó con entregarlo a sus hijos para que se lo comieran. Al ver a Ross horrorizado, M'Baku le dijo que sólo estaba bromeando y afirmó que su tribu era vegetariana. Nakia se arrodilló ante él y le hizo saber que le habían traído la hierba de corazón para que él enfrentara a N'Jadaka. En su lugar, M'Baku los guió hasta una cámara en la cual les mostró que estaba T'Challa, quien había sido rescatado por un pescador y se encontraba en coma. Ross vio a Shuri y Ramonda aplastar la hierba y dársela a T'Challa, quien fue enviado al Plano Astral para hablar con T'Chaka y regresar a la vida. Cuando él despertó del coma, Ross y los demás lo vieron sano y se alegraron de su supervivencia.

Cuando T'Challa se recuperó, Ross y Nakia lo pusieron al tanto de los movimientos de N'Jadaka, incluyendo la destrucción de la Ciudad de los Muertos, a lo que Ross confirmó que para eventos así lo habían entrenado. Al darse cuenta de que N'Jadaka ahora tenía acceso a todo el Vibranio de Wakanda y a la tecnología de Shuri, se propusieron derrocarlo, y Ross le aseguró a T'Challa que lo ayudaría en su misión. Poco después, T'Challa intentó solicitarle a M'Baku que su ejército los ayudara, pero él se negó a arriesgar a su gente.[1]

Batalla en el Monte Bashenga

"Ok, Shuri. Ya las veo. ¿Qué hago?"
"¡Derríbalas, genio!"
"Claro. Ojalá funcione."
―Everett Ross y Shuri[fnt.]

Mientras N'Jadaka se diponía a dar inicio a la exportación de Vibranio al mundo exterior, con el objetivo de comenzar un cambio cultural masivo en el que la sociedad africana pudiera levantarse y acabar con los dirigentes estadounidenses en el poder, Ross se infiltró en el Laboratorio de Shuri, al mismo tiempo que T'Challa confrontaba a N'Jadaka. Al ver a Shuri y Nakia preparar sus armas, Ross le preguntó a Shuri qué iba a hacer él, a lo que ella le entregó unas Perlas de Kimoyo, un comunicador y le indicó esperar sus órdenes.

Cuando la batalla inició, Ross fue contactado por Shuri, quien le ordenó impedir que las naves con Vibranio salieran de Wakanda pilotando la Garra Real. Ross vio un holograma en forma de cabina de nave de combate, y Shuri configuró la interfaz de esta para que Ross entendiera cómo manejarla; él la despegó y no tardó en familiarizarse con los controles y armas. Eventualmente, Ross ubicó las naves que se alejaban de Wakanda y al derribar el primer transporte, algunas naves se giraron y comenzaron a atacarlo, por lo que se vio olbigado a hacer maniobras evasivas y disparar simultáneamente.

Tras perder a una de las tres naves que lo seguían, Ross sintió que toda la habitación estaba temblando y supo que el laboratorio estaba bajo ataque por una nave. A pesar de que Shuri le ordenó a Ross irse, él decidió seguir con su misión, y dos naves le dispararon ganchos eléctricos para atraparlo. Al solicitar ayuda, Shuri le indicó hacer una X con los brazos y después romperla, lo cual hizo a la Garra Real desatar una sobrecarga sónica que destruyó a las naves restantes. Con tiempo limitado, Ross puso su nave a toda potencia y la estrelló contra la otra, causando que ambas explotaran. Al terminar la misión, el holograma de la cabina se desvaneció y Ross se marchó justo antes de que el vidrio del laboratorio fuera destruido. Finalmente, N'Jadaka fue derrotado y asesinado por T'Challa, mientras que la Tribu Fronteriza liderada por W'Kabi se rindió, dándole a T'Challa la victoria.[1]

Declaración ante las Naciones Unidas

"No es el lugar para decirlo, pero creo que no deberías hacer esto. Lo que tienen asustará a mucha gente ahí dentro. Irán por tí."
"Sí, pero no me dejaré llevar por el miedo."
―Everett Ross y T'Challa[fnt.]

Tiempo después, Ross se reecontró con T'Challa, Okoye y Nakia en el Centro Internacional de Viena. Ross saludó personalmente a T'Challa y Nakia antes de pedirle a él una conversación en privado; Ross le sugirió reconsiderar su idea de revelar la verdad de su riqueza en Wakanda ante las Naciones Unidas, temiendo que ellos tuvieran una respuesta negativa. T'Challa, sin embargo, le insistió a Ross que estaba sseguro y que no quería cometer el mismo error que T'Chaka al ocultarse. Ross aceptó la decisión de T'Challa y le permitió hacer lo que tenía previsto. Antes de marcharse, Ross intentó despidirse en xhosa, pero su pronunciación salió mal y Okoye con Nakia se rieron de él, a lo que Ross se defendió asegurando que había practicado esto antes de decirlo.[4]

Ya habiendo siendo advertido por Ross, T'Challa luego presentó su discurso ante las Naciones Unidas, en cual informó que establecería relaciones abiertas entre Wakanda y el resto del mundo, prometiendo compartir el Vibranio y la tecnología que poseían, mientras Ross se sentó en el fondo de la sala escuchando atentamente. Cuando uno de los senadores le preguntó a T'Challa qué podría ofrecerle al mundo una simple nación de granjeros, Ross, T'Challa, Okoye y Nakia sonrieron disimuladamente.[5]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Trivia

  • En los cómics, Everett Ross trabajó para el Departamento de Estado de EE.UU, acompañando a los diplomáticos extranjeros en suelo estadounidense, siendo uno de ellos T'Challa.

Referencias

Enlaces externos

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.