FANDOM


"Estoy tratando de evitar que separes al equipo."
"Lo hiciste al firmar."
Anthony Stark y Steven Rogers[fnt.]

El Enfrentamiento entre los Vengadores fue la primera confrontación abierta entre las dos facciones que una vez componían los Vengadores, las cuales fueron lideradas por Steven Rogers y Anthony Stark respectivamente.

Antecedentes

"La deuda del mundo a los Vengadores nunca podrá pagarse. Ustedes han peleado por nosotros, nos han protegido, y arriesgado sus vidas. Pero si bien un gran número de personas los consideran héroes, hay otros más que prefieren llamarlos vigilantes."
Thaddeus Ross a los Vengadores[fnt.]

Después de la Batalla de Sokovia, el último de una serie de incidentes de alto perfil que involucraban a los Vengadores, la opinión pública empeoró cuando las naciones del mundo comenzaron a exigir la supervisión de los gobiernos.

Al año siguiente, los Vengadores una vez más fueron el centro de atención tras una operación desastrosa en Lagos, Nigeria, en donde veintiséis personas fueron asesinadas, once de ellas eran trabajadores de Wakanda, y causando daños a la propiedad por un valor que ascendía a los 14 millones de dolares.

En respuesta, las Naciones Unidas aprobaron los Acuerdos de Sokovia, y establecieron un panel que controlaría los movimientos de los Vengadores. Mientras el equipo se dividió sobre el impacto que tendría los acuerdos, con Steven Rogers oponiéndose a la idea de la supervisión internacional, y Anthony Stark apoyando a la idea, los acuerdos fueron ratificados.

Tres días más tarde, las Naciones Unidas organizaron una ceremonia formal en el Centro Internacional de Vienna, en Vienna, Austria. A medida que el monarca reinante de Wakanda, T'Chaka pronunciaba el discurso de apertura, un ataque con bombas destruyó el centro, matando a T'Chaka y a otros veinte. Cuando una grabación reveló a James Buchanan Barnes como el responsable del ataque, el príncipe T'Challa declaró que él vengaría la muerte de su padre.

Steven Rogers, quien estaba asistiendo al funeral de Margaret Carter en Londres, Inglaterra, se enteró del ataque ocurrido en Vienna y viajó junto con Samuel Wilson hasta Rumania, donde Barnes había estado viviendo desde la Batalla en el Triskelion.

Los dos Vengadores rastrearon a James Buchanan Barnes hasta Bucarest, Rumania, solo para descubrir más adelante que había sido seguidos por T'Challa. Este dio como resultado un encuentro donde los cuatro terminaron siendo aprehendidos en el Centro Común contra el Terrorismo y llevados hasta el cuartel general de la organización en Berlín, Alemania.

Una vez que llegaron a Berlín, Barnes fue puesto en una celda de contención mientras Everett Ross organizaba un encuentro con el psiquiatra Theo Broussard para realizar una evaluación. Sin embargo, antes de que la evaluación diera comienzo, un repentino corte de la electricidad se produjo, cortando las grabaciones en vivo de las cámaras de seguridad. Broussard procedió a recitar un conjunto de palabras para reactivar el entrenamiento del Soldado del Invierno de Barnes, haciendo que este último ocasionara un alboroto en las instalaciones.

Barnes procedió a abrirse camino hasta la azotea, donde él se preparaba para escapar en un helicóptero solo para ser detenido por Rogers, quien agarró el tren de aterrizaje en un intento por impedir el despegue de la aeronave. Cuando el helicóptero cayó del helipuerto y se hundió en el río, Rogers salvó a Barnes de ahogarse y lo llevó hasta la orilla, mientras que Wilson escapó con la ayuda de Sharon Carter, quien les regresó su equipamiento que había sido confiscado.[1]

Enfrentamiento

Intento de escape

"¿Qué vamos a hacer, Cap?"
"Pelear."
Samuel Wilson y Steven Rogers[fnt.]

Anthony Stark evacuó el Aeropuerto de Leipzig-Halle, alertando a Steven Rogers y su equipo sobre la presencia de los héroes en el lugar. Al llegar, Rogers intentó correr hacia un helicóptero, el cual fue rápidamente deshabilitado por Stark, quien llegó junto a James Rhodes, T'Challa y Natalia Romanoff. Rogers intentó convencerlos de que James Buchanan Barnes era inocente, sin embargo, Stark perdió la paciencia y le ordenó a Peter Parker quitarle a Rogers su escudo y atarle las manos.

Cuando Samuel Wilson pronto localizó el Quinjet que necesitaban, se lo notificó a Rogers, quien le dio una señal a Clinton Barton. Barton disparó una flecha a las manos de Rogers para librarlo de las telarañas y al mismo tiempo, Scott Lang regresó a su tamaño normal, revelando que estaba escondido en el escudo de Rogers que tenía Parker, a quien sorprendió, derribó y le quitó el escudo para devolvérselo a Rogers. Stark se giró para ver de dónde vino la flecha, localizando a Barton y Wanda Maximoff en el estacionamiento del lugar, al mismo tiempo que Rhodes localizó a Wilson y Barnes en el terminal, por lo que sabiendo la posición de sus contrincantes, el equipo comenzó a luchar.

A causa de que Parker nunca había luchado contra algún héroe, le preguntó a Stark qué debía hacer, quien le repitió que debía mantener su distancia e inmovilizar a los enemigos sin dañarlos físicamente. T'Challa se dirigió inmediatamente a la ubicación de Barnes, pero fue rápidamente detenido por Rogers, quien estaba dispuesto a impedir que su mejor amigo fuera asesinado. Casualmente, Lang se encontró con Romanoff y comenzó a decirle que su intención no era lastimarla, sin embargo, ella le pateó la entrepierna e intentó seguir golpeándolo. Lang reaccionó rápidamente y se encogió, utilizando su fuerza aumentada para derribarla y girarla en el piso, no obstante, Romanoff utilizó su Mordedura de Black Widow para electrocutarlo y alejarlo de ella.

Parker se estrelló contra la ventana de la terminal del aeropuerto, derribó a Wilson e interceptó sin esfuerzo un golpe del brazo metálico de Barnes, revelando su fuerza sobrehumana. Parker se distrajo admirando la tecnología del brazo de Barnes hasta que Wilson lo elevó para iniciar una pelea con él. Mientras tanto, la lucha entre el Rogers y T'Challa continuó, siendo este último ayudado por Rhodes, quien intentó electrocutar a Rogers.

Mientras esto ocurría, Stark alcanzó a Barton y Maximoff, disparando misiles a su alrededor para obligarlos a dejar de correr. Después de una breve conversación, Barton distrajo a Stark simulando que había fallado, cuando en realidad la intención era que Stark no viera los automóviles que Maximoff comenzó a lanzarle telequinéticamente, dejándolo temporalmente atrapado bajo los vehículos.

De vuelta en la terminal, Parker persiguió a Wilson a través de los techos, utilizando su sentido arácnido para esquivar rápidamente un objeto pesado que Barnes le arrojó. Tras devolverle a Barnes el objeto, Wilson atacó a Parker por la espalda, sin embargo, este logró sujetarse al techo con sus telas de araña y rápidamente inhabilitó el propulsor de Wilson con una red, haciéndolo quedar cerca de un pasamanos al cual fue atado por Parker. Al ver a Wilson inmovilizado, Parker se tomó un momento para preguntarle respetuosamente de qué material estaban hechas las alas de su traje.

Molesto, Wilson le advirtió que por lo general, nadie inicia un diálogo durante una lucha, y Parker respondió balanceándose hacia él con la intención de patearle el pecho. Barnes corrió rápidamente hacia Wilson para amortiguar el golpe, pero ambos cayeron al piso de abajo después de chocar contra una barrera de vidrio, lo cual le dio a Parker el tiempo suficiente para inmovilizarlos con más telarañas. Antes de que Parker siguiera envolviéndolos con más redes, Wilson activó hizo que Redwing agarrara a Parker del brazo y lo arrojara por la ventana, así liberándose los dos de él. Estando exhausto, Barnes le preguntó a Wilson la razón de no haber hecho eso antes, a lo que él le respondió que lo odiaba.

Fuera de la terminal, el Rogers pateó Rhodes, destruyendo su martillo de electrochoque y luego pateó a T'Challa, superando a ambos oponentes. Lang se acercó a Rogers y le dio un camión encogido lleno de combustible, indicándole que lo arrojara hacia un disco azul que él también lanzaría. Lang lanzó el disco al aire y Rogers siguió la indicación, haciendo que el camión regresara a su tamaño normal y se estrellara, causando una explosión que obligó a T'Challa y Romanoff a esconderse, mientras que Rhodes quedó atrapado abajo del camión en llamas. Lang y Rogers corrieron para reunirse con Barton, Maximoff, Wilson y Barnes, con quienes escaparían en el Quinjet.

Antes de que llegaran al hangar, Visión llegó al aeropuerto y los detuvo disparando un rayo de energía en el piso para advertirles y llamar su atención. Visión intentó empatizar con Rogers, y le dio una última oportunidad para rendirse, al mismo tiempo que el equipo de Stark se reagrupó abajo de él. A pesar de esto, Rogers ordenó seguir avanzando y dio entender que seguiría luchando. Cuando Parker comentó que los contrincantes no retrocedían, Stark le informó a su equipo que ellos tampoco lo harían. Ambos lados comenzaron a alzar lentamente su velocidad y comenzaron un enfrentamiento, el cual se dividió en varios duelos.

Durante el caos, Romanoff y Barton intercambiaron golpes hasta que ella preguntó en broma si seguían siendo amigos, a lo que Barton respondió que eso dependería de los golpes que recibiera de ella. Romanoff volteó al Barton y cuando estuvo a punto de patearle la cabeza para noquearlo, Maximoff la inmovilizó telequinétiacamente y la lanzó fuertemente contra un contenedor metálico, dejándola con dolor en el piso. Maximoff regañó a Barton por medir sus golpes y se marchó para ayudar a Barnes. T'Challa inmediatamente comenzó a pelear contra Barnes y se negó a escuchar cualquier cosa que él dijera para defenderse. Cuando T'Challa puso a Barnes contra una cajas e intentó arañarle el cuello con sus garras para matarlo, Maximoff lo detuvo y lo tiró dentro de una pasarela de acceso para aviones.

Rogers arrojó su escudo al aire y cortó la telaraña de Parker para que dejara de balancearse, haciéndole caer al suelo. Al igual que con Wilson, Parker quedó admirado del equipamento que su enemigo tenía, comentando que el escudo no obedecía las leyes de la física. Rogers confrontó a Parker por participar en una disputa que no entendía, a lo que él contestó sarcásticamente que ya había escuchado eso a causa de que Stark le había advertido que Rogers se lo diría. Parker lanzó una tela de araña hacia las piernas de Rogers, consejo que Stark le dio para vencerlo; lo cual le permitió jalar a Rogers hacía el mismo y utilizar su fuerza para golpearlo de frente y derribarlo. A pesar de haber sido ridiculizado por Parker, Rogers se logró poner de pie y siguió luchando contra él; eventualmente, Parker se ubicó bajo una pasarela de ingreso para aviones y Rogers debilitó las vigas que la sostenían para que Parker se viera obligado a soportarla, dejándolo brevemente fuera de combate. Tras reconocer el talento de Parker, Rogers lo dejó seguir sosteniendo el objeto.

Mientras tanto, Wilson le pidió ayuda a Barton para lograr que Stark dejara de perseguirlo. Estando encogido, Lang se subió a la flecha de Barton y fue lanzado con ella; en el aire, la flecha se astilló en varias partes para distraer a Stark, momento en el que Lang se subió a su brazo e ingresó a su traje a través de las grietas de su armadura. Stark, ahora luchando contra Barton, comenzó a notar que los propulsores de su traje no disparaban. Cuando Stark oyó que alguien estaba hablando dentro de su traje y Lang bromeó diciéndole que tendría que llevarse el traje al taller para repararlo; Stark comenzó a impacientarse y V.I.E.R.N.E.S. desplegó el sistema anti incendio de la armadura, lanzando a Lang fuera del traja antes de que lograra sabotearlo completamente.

Rogers y Barnes se reagruparon, con Barnes recordando que Helmut Zemo ya debería haber llegado a Siberia y que tenían que apresurarse para alcanzarlo. Rogers se ofreció a distraer a Visión para que Barnes abordara el Quinjet y se fuera solo, sin embargo, Wilson les recordó que esta no era la pelea real y que necesitaban marcharse para ser parte de la verdadera. Barton intervino y le dijo a Rogers que si querían ganar, algunos tendrían que perder. Wilson explicó que necesitarán una gran distracción si querían lograr que Rogers y Barnes escaparan en el Quinjet, a lo que Lang sugirió que él podía crear algo grande.[1]

Distracción de Scott Lang

"¡Ok, el enano de pronto es grande, muy grande!"
James Rhodes[fnt.]

Lang le dijo a Rogers que cuando él se lo indicarla, junto a Barnes debían correr muy rápido, acto seguido, Lang se lanzó sobre la pierna de Rhodes y programó su traje para convertirse en Giant-Man, aumentando su tamaño a varios metros de altura, lo cual captó la atención de todos. Siendo grande, Lang agarró a Rhodes y lo arrojó lejos para desorientarlo; antes de que Rhodes se estrellara en un avión, Parker lo atrapó y logró hacerlo recuperar el vuelo. Como Giant-Man, Lang comenzó a patear y lanzar objetos grandes hacia el equipo de Stark. Stark le preguntó a sus aliados si alguien tenía una habilidad que quisiera revelar, justo antes de que Wilson cerrara sus alas dirigiéndose directamente a él, lanzándole a Redwing directamente en el rostro para interrumpir su vuelo.

T'Challa fue bloqueado por Lang en su intento de alcanzar a Barnes, quien lo pateó e intentó levantarlo. Mientras Lang se agachaba para recoger a T'Challa, Rhodes disparándole a Lang, pero sus disparos no le afectaron a causa de que su tamaño aumentaba su densidad. Parker venía sujeto a Rhodes y se lanzó contra Lang, balanceándose alrededor de su brazo hasta lograr golpearle el rostro. A continuación, Barton se presentó ante T'Challa después de dispararle varias flechas, pero él respondió que su nombre no le interesaba. Los dos se enfrentaron en combate cuerpo a cuerpo mientras Rhodes continuaba atacando a Lang, disparándole todo su arsenal, sin éxito.

Al ver que nadie lograba detener a Lang, Visión decidió intervenir y tras aumentar su densidad, golpeó en el pecho a Lang, haciéndole caers encima de un avión. Más adelante, Visión, descubrió que todo era una distracción al ver a lo lejos que Rogers y Barnes estaban a punto de llegar al hangar del Quinjet. Para impedirlo, Visión destruyó una torre de vigilancia cercana para impedir el acceso a la aeronave, sin embargo, Maximoff utilizó sus poderes para sostener los escombros, a lo que Rhodes llegó y comenzó a lanzarle ondas sónicas hasta dejarla inconsciente. Rogers y Barnes se deslizaorn antes de que los escombros bloquearan la entrada y al ser recibidos por Romanoff, ella honró su amistad y les permitió irse, sabiendo que estaba traicionando a su equipo. Al ver que T'Challa estaba atrás de ellos, Romanoff le lanzó varias Mordeduras de Black Widow y discos táser, lo cual lo retuvo y le dio a Rogers el tiempo necesario para despegar junto a Barnes.

Como el resto de la facción de Stark seguía luchando contra Lang, a Parker se le ocurrió inmovilizar sus piernas para que perdiera el equilibrio y se cayera, recordándole a Stark que esta técnica se había visto en una película antigua llamada El Imperio contraataca. A causa de que Lang perdía velocidad siendo Giant-Man, no logró impedir que Parker envolviera sus piernas con telas de araña, lo cual lo dejó inmóvil, y Stark con Rhodes se unieron para golpearle la cabeza, derribándolo y dejándolo fuera de combate, justo después de golpear accidentalmente a Parker y dejarlo igual de exhausto que él. Stark se horrorizó al ver que Parker se había estrellado en el piso y tras verlo bien, le ordenó irse a casa para que no corriera más peligro. A pesar de que Parker afirmó estar bien para no decepcionar a Stark, él lo amenazó con contarle a May Parker que él era el Hombre Araña, así convenciéndolo de quedarse allí. Parker intentó levantarse pero al estar fatigado, aceptó retirarse.[1]

Accidente de James Rhodes

"Tony, estoy volando sin energía."
James Rhodes a Anthony Stark[fnt.]

Pilotando el Quinjet, Rogers terminó de derribar los escombros en la salida del hangar, a pesar de los mejores esfuerzos de T'Challa por detenerlo. Visión se acercó a Maximoff para ver como estaba y le pidió disculpas por pelear en contra de su equipo. Rhodes y Stark comenzaron a seguir al Quinjet, con Wilson intentando alcanzarlos. Wilson comenzó a lanzarle explosivos a Rhodes y él le pidió a Visión destruir el propulsor de las alas del traje de su enemigo para que se viera obligado a bajar planeando.

Estando ditraído con Maximoff, Visión disparó un rayo anormalmente poderoso hacia Wilson, quien lo esquivó rápidamente. El rayo continuó avanzando por el aire y dañó el traje de Rhodes, destruyendo el Reactor Arc que lo mantenía encendido. Rhodes comenzó a caer estando atrapado en el traje apagado, siendo incapaz de controlarlo. Tanto Wilson como Stark dejaron ir al Quinjet y volaron en dirección a Rhodes para salvarlo, pero ninguno fue lo suficientemente rápido y finalmente Rhodes se estrelló. Stark aterrizó y le quitó la máscara del casco a Rhodes, quien estaba incosciente y sangrando. V.I.E.R.N.E.S. leyó sus signos vitales y le informó a Stark que el equipo médico venía en camino. Wilson aterrizó y se disculpó con Stark, pero al estar angustiado, este le disparó a Wilson en el pecho, dando fin del enfrentamiento.[1]

Consecuencias

"No fastidies, Barton. No tenía idea de que los meterían aquí."
"Sí, pero sabías que nos meterían en algún lado."
"Sí, pero no en una super prisión fortaleza flotante sólo para maniacos. Es una prisión para..."
"¿Criminales? Criminales, Tony. Que es justo la palabra que buscas. ¿Verdad? Y no solía referirse a mí. O a Sam, o a Wanda."
Anthony Stark y Clinton Barton[fnt.]

Después del enfrentamiento, Clinton Barton, Scott Lang, Wanda Maximoff y Samuel Wilson fueron capturados y encarcelados en la Balsa, mientras que Peter Parker fue enviado de regreso a la ciudad de Nueva York. James Rhodes sobrevivió a su caída, pero sufrió graves lesiones en la columna vertebral, lo cual le obligó temporalmente a dar fin a su carrera como militar y Vengador. Natalia Romanoff, sabiendo muy bien que sería arrestada por haber dejado ir a Steven Rogers, se escondió.

Mientras se encontraba en camino a la Balsa para una reunión con el Secretario de Estado Thaddeus Ross, Anthony Stark se enteró por V.I.E.R.N.E.S. de que Theo Broussard había sido encontrado muerto en un hotel de Berlín y que el hombre que interrogó a James Buchanan Barnes era realmente un ex coronel sokoviano llamado Helmut Zemo. Cuando V.I.E.R.N.E.S. informó que en la habitación del hotel de Zemo habían encontrado ropa y una máscara con la apariencia de Barnes, Stark descubrió que Rogers estaba diciendo la verdad.

Stark trató de decirle a Ross de lo que se había enterado, pero este lo ignoró al estar furioso por el enfrentamiento en el aeropuerto. Tomando el asunto en sus propias manos, Stark visitó a los Vengadores detenidos y causó una falla temporal de audio para interrogar a Wilson, quien de mala gana reveló a dónde se dirigían Rogers y Barnes. Después de mentirle a Ross sobre lo que había hablado con Wilson, Stark dejó la Balsa, se puso una armadura y partió a Siberia, sin darse cuenta de que T'Challa lo estaba siguiendo.[1]

Referencias

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+