FANDOM


"La realidad con frecuencia es decepcionante. O al menos, lo era. Ahora, la realidad puede ser como yo desee."
"Sabías que vendría."
"Contaba con ello. Tenemos algo que discutir, niñita."
Thanos y Gamora[fnt.]

La Emboscada en Knowhere fue una trampa tendida por Thanos, quien planeaba obtener las seis Gemas del Infinito. Tras atacar Knowhere, pudo conseguir la Gema de la Realidad, y también se reencontró con su hija adoptiva Gamora, que conocía la ubicación de la Gema del Alma. Thanos usó la Gema de la Realidad para engañar a los Guardianes de la Galaxia y secuestrar a Gamora.

Antecedentes

"Thor, ¿por qué iría a Knowhere?"
"¨Porque por años, la Gema de la Realidad ha estado a salvo ahí con un hombre llamado el Coleccionista."
Gamora y Thor[fnt.]

Tras Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros, el Éter, que en realidad era la Gema de la Realidad, fue entregada a Taneleer Tivan en Knowhere por los Tres Guerreros, debido a que los Asgardianos, que ya poseían el Teseracto, consideraron que no podían almacenar dos Gemas del Infinito en Asgard.

Sin embargo, el titán Thanos pronto trató de conseguir todas las Gemas del Infinito para poder cumplir su plan de eliminar a la mitad de la vida en el universo. Junto a la Orden Oscura, Thanos comenzó una búsqueda por las Gemas del Infinito, robando la Gema del Poder de Xandar y la Gema del Espacio de los Asgardianos cuando atacó su nave espacial, dejando que Thor muriera. Thanos luego le ordenó a sus hijos adoptivos que fueran a la Tierra para conseguir tanto la Gema del Tiempo como la Gema de la Mente mientras él se encargaba de ir a Knowhere para encontrar la Gema de la Realidad. Thanos le robó la Gema de la Realidad a Taneleer Tivan, y la colocó en su Guantelete del Infinito.

Sin embargo, Thor logró sobrevivir al ataque de Thanos y la destrucción de la Estadista, y fue rescatado por los Guardianes de la Galaxia, quienes respondieron a la llamada de auxilio de la nave. Thor les informó sobre los planes de Thanos, deduciendo que Thanos iría a Knowhere para obtener la Gema de la Realidad.

Mientras Thor, Rocket Raccoon y Groot partieron hacia Nidavellir para forjar un arma capaz de detener a Thanos, Peter Quill, Drax, Gamora y Mantis decidieron rastrear a Thanos hasta Knowhere en un intento de encontrarlo y detenerlo. Durante el viaje, Gamora, que conocía en secreto la ubicación de la Gema del Alma, le pidió a Peter Quill que la matara si Thanos la capturaba para evitar que supiera donde estaba la Gema del Alma.[1]

Emboscada

"Voy a volar esa barbilla con forma de escroto rayado de tu cara."
Peter Quill a Thanos[fnt.]

Al llegar a Knowhere, los Guardianes de la Galaxia encontraron el lugar casi del todo desierto. Al detectar movimiento en el tercer cuadrante, aterrizaron su nave cerca y comenzaron a investigar.

Cuando se acercaron, los Guardianes hallaron a Thanos interrogando a Taneleer Tivan para saber el paradero de la Gema de la Realidad. Pese a los intentos de Peter Quill de ordenarle a los Guardianes que mantuvieran su posición, ellos continuaron acercándose a Thanos, escondiéndose detrás de los restos del Museo del Coleccionista para espiar al titán loco. Sin darse cuenta de su presencia, Thanos continuó interrogando a Taneleer Tivan, quien juraba que había vendido la Gema de la Realidad, ignorando su verdadera naturaleza, aunque Thanos no le creyó.

No obstante, debido a la perdida de su esposa Hovat y de su hija Kamaria a manos de los secuaces de Thanos, Drax casi comprometió la posición de los Guardianes debido a su ira, preparándose para atacar a Thanos de frente. Peter Quill intentó convencerlo de que esperara, haciendo notar que Thanos todavía no tenía la Gema, por lo que aún podían quitársela para antes de que se diera cuenta. El intento de Drax de atacar no tuvo éxito, ya que Mantis se vio obligada a dormirlo.

De todos modos, el sonido de Drax cayéndose atrajo la atención de Thanos, y arrojó a Taneleer Tivan a un tanque antes de avanzar hacia la posición de los Guardianes. Antes de que Peter Quill pudiera dar instrucciones de combate a Gamora y Mantis, Gamora deprisa atacó a Thanos sin esperar, participando en un combate cuerpo a cuerpo con su espada. Sin embargo, mientras Thanos logró destruir la espada, Gamora lo apuñaló rápido, con los restos de la espada y la navaja que Thanos le había regalado de niña. Thanos pareció desangrarse por sus heridas, asombrando a los otros Guardianes y a Taneleer Tivan. El titán le rogó a Gamora, que estaba desconsolada por haberlo asesinado con su propio regalo, antes de sucumbir a sus heridas, mientras Gamora lloraba por su muerte.

La voz de Thanos, sin embargo, aún se escuchaba a pesar de la aparente muerte del titán, al notar que las lágrimas de Gamora indicaban que ella todavía se preocupaba por él hasta cierto punto. Cuando el titán muerto y Knowhere empezaron a disolverse en una neblina roja, revelando el páramo ardiente, el engaño de Thanos se reveló: el titán ya había destruido Knowhere y recuperado la Gema de la Realidad, y había formado una ilusión para atraer la atención de su hija adoptiva.

Thanos pronto apareció, comentando que si bien la realidad a menudo era decepcionante, con el poder de la Gema de la Realidad, esto ya no era cierto. Thanos necesitaba que Gamora le revelara la ubicación de la Gema del Alma, ya que era la única que sabía su paradero, diciéndole que contaba que ella llegara y que tenían que discutir algo.

Gamora de inmediato trató atacar a Thanos, pero fue reprimida. Enfurecido, Drax también trató de ir tras Thanos, solo para que el titán sonriera y lo incapacitara con la Gema de la Realidad. Aterrada, Mantis reveló su ubicación de forma involuntaria, causando que Thanos la inhabilitara de igual forma.

Peter Quill confrontó de frente a Thanos, y éste último lo reconoció como el amante de Gamora. Quill exigió que Thanos liberara a Gamora, amenazando con matarlo. Sin embargo, Gamora le recordó su promesa de matarla a ella en el caso de que fuera capturada por Thanos. De mala gana, Quill apuntó su Bláster Quad a Gamora, aunque Thanos se mostró escéptico de que Quill tuviera el coraje de cumplir con su promesa. Quill al final apretó el gatillo, pero el arma solo disparó burbujas: Thanos había transmutado las municiones del Bláster Quad usando la Gema de la Realidad, antes de transformar también el Bláster en burbujas. Impresionado con Quill por tener el coraje de hacer lo necesario, Thanos se retiró teletransportandose a sí mismo y a Gamora con la Gema del Espacio, dejando atrás a un atónito Quill, mientras Drax y Mantis recuperaban su forma original en ausencia de los efectos de la Gema de la Realidad.[1]

Consecuencias

"¿Dónde está Gamora?"
"¿Ah, sí?, te tengo una mejor: ¿Quién es Gamora?"
"Yo tengo una mucho mejor: ¿Por qué es Gamora?"
Peter Quill, Anthony Stark y Drax[fnt.]

Thanos llevó a Gamora a bordo del Santuario II y reveló que él había capturado a la hermana de Gamora, Nebula. El titán luego obligó a Gamora a revelarle la ubicación de la Gema del Alma, torturando a Nebula hasta que Gamora respondiera. Aunque Gamora intentó resistirse, no podía soportar escuchar a su hermana gritando de dolor y rápido le dijo a Thanos que la Gema del Alma estaba en Vormir. Más adelante, Thanos llevó a Gamora a Vormir, donde pronto se enteró por medio del guardián de la gema que tendría que sacrificar lo que él más amaba, que era la misma Gamora, para obtener la Gema del Alma. Entristecido, Thanos lo hizo, lo que resultó en la muerte de Gamora.

Nebula con el tiempo consiguió escapar de la nave y se puso en contacto con Mantis, dándole instrucciones de encontrarse en Titán, el planeta natal de Thanos. Como resultado, los Guardianes de la Galaxia volaron hasta allí con la esperanza de encontrar a Gamora, donde hallaron a Anthony Stark, Peter Parker y Stephen Strange. Aunque al principio ellos los confundieron con secuaces de Thanos, se dieron cuenta de que todos perseguían el mismo objetivo de detener a Thanos y decidieron formar una alianza. Sin embargo, esto resultaría insuficiente para frustrar los planes del Titán Loco, ya que tras enterarse de la muerte de Gamora, Quill se cegó enfurecido y atacó a Thanos, poniendo en peligro en plan y permitiendo que Thanos los dominara. Esto terminaría con el tiempo en que casi todos los Guardianes fueran borrados de la existencia con solo Nebula y Rocket Raccoon sobreviviendo.[1]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.