FANDOM


"Yo le digo, "La Expansión". Este es mi propósito, y ahora este es el tuyo también. Durante miles de años implanté miles de extensiones de mi ser en miles de mundos. Debo cumplir el único propósito de la vida: Crecer y esparcirme cubriendo todo lo que existe hasta que todo sea parte...¡De mí!"
―Ego a Peter Quill[fnt.]

Ego fue un celestial extremadamente poderoso y el padre de Peter Quill. Ego además de ser despiadado y narcisista, poseía un complejo de dios y sólo pensaba en encontrar su propósito o el porqué de su existencia, así que decidió hacerlo conquistando todo el universo a través de un evento denominado por él mismo como La Expansión, dicho proceso se llevaría a cabo plantando en cada mundo que tuviera vida, unas extrañas plantas alienígenas, las cuales en realidad eran extensiones de él mismo. Para consumar este proceso, Ego necesitaba otro celestial aparte de él, por lo que viajó a través del cosmos y concibió millones de hijos con cada mujer de cada especie con la que se relacionaba. Luego, Ego enviaba al clan de los Devastadores de Yondu Udonta para que secuestraran y trajeran a cada uno de sus hijos ante él. Sin embargo, al descubrir que sus propios hijos no heredaban sus poderes celestiales, él mismo se encargaba de asesinarlos despiadadamente.

Tiempo después, Ego se enteró de la existencia de un hombre de la Tierra que sostuvo una Gema del Infinito sin morir en el proceso. Al oír esto, Ego descubrió que ese hombre debía ser el hijo que concibió junto a Meredith Quill, hijo que a la vez, no fue entregado por Yondu en circunstancias desconocidas. Después de encontrar a Peter Quill y asegurarse de que poseyera los genes celestiales, Ego logró ganarse su confianza y le explicó su idea de expandirse a sí mismo por todo el universo hipnotizando a Quill mientras confesaba sus verdaderas intenciones. Durante dicha confesión, Ego se reveló como el responsable del cáncer cerebral que terminó con la vida de Meredith Quill, lo que causó que Peter se liberara del trance en el que estaba y se uniera al resto de los Guardianes de la Galaxia, incluída Mantis para acabar con la vida de Ego a fín de salvar el universo de La Expansión.

Biografía

Existencia temprana

Aparición en la galaxia

El primer recuerdo de Ego fue un destello. Se encontraba a la deriva en el cosmos, totalmente solo. Durante millones de años de soledad, aprendió a controlar las moléculas a su alrededor, formando capas y fortaleciéndose hasta convertirse en un planeta. Ego decidió crear un avatar biológico y recorrió el universo buscando vida. Después de encontrarla, le pareció tan decepcionante que se propuso expandirse y cubrir todo el cosmos, para que todo lo que existía fuera parte de él.[1]

Expansión

Poniendo en marcha su plan

Para cumplir su propósito, durante miles de años implantó extensiones de su ser en miles de planetas. Pero como su propio poder no era suficiente para activar sus extensiones, Ego se dedicó a combinar su ADN con el de otras especies, concibiendo hijos con mujeres por todo el universo, esperando que alguno de ellos heredara sus genes y así potenciar su poder para completar la expansión.

Ego contrató a los Devastadores liderados por Yondu Udonta para que le llevasen a sus hijos a su planeta, donde comprobó, uno tras otro, si eran capaces de controlar el poder, pero todos fallaron y fueron asesinados por él. Yondu no tardaría en descubrir esto.[1]

Experiencia en la Tierra

"Mi corazón es tuyo, Meredith Quill."
"No sé cómo me enamoré así de un hombre espacial"
―Ego y Meredith Quill[fnt.]

Continuando con su plan, Ego llegó a la Tierra en 1980, donde conoció y tuvo una relación con la humana Meredith Quill. Durante un paseo, Ego le mostró una planta, que era su extensión, y le dijo que un día crecería por todo el universo. Poco tiempo después concibieron un hijo, al que ella llamó Peter Quill. Ego abandonó la Tierra, y Meredith se lo describió a su hijo como un "ángel", y un ser de luz pura, que su familia parecía considerar como una ilusión.

De acuerdo con Ego, su relación con Meredith era diferente a la que tuvo con otras mujeres y mencionó haber regresado a la Tierra tres veces para estar con ella. Pero luego se dio cuenta de que Meredith era una distracción en su verdadero propósito, la expansión, y decidió asesinarla generándole cáncer cerebral.

En 1988, Ego envió a los Devastadores de Yondu Udonta a encontrar y llevarle a su hijo, Peter Quill. Sin embargo, Yondu se quedó con Quill y lo entrenó para que fuese un Devastador, haciendo lo posible por alejarlo de Ego, sabiendo cuáles eran las intenciones de este.

Eventualmente, Ego tomó a Mantis como su protegida, quien lo haría dormir o relajarse cuando se lo pedía.[1]

Encuentro con Peter Quill

Conociendo a los Guardianes de la Galaxia

"Después de tantos años, al fín te encuentro."
"¿Y quién te crees que eres?"
"Pensé que mi gran atractivo lo pondría en evidencia. Mi nombre es Ego, y soy tu padre, Peter."
―Ego y Peter Quill[fnt.]

Después de la Batalla de Xandar, Ego escuchó la noticia de que un humano, Star-Lord, había sido capaz de utilizar el poder de una Gema del Infinito sin morir. Ego inmediatamente supo que Quill era el heredero de sus genes y fue a su encuentro.

Mientras una flota de drones de guerra Soberanos perseguía a los Guardianes de la Galaxia, Ego intervino destruyendo varios drones, pero la Milano terminó estrellándose en el planeta Berhert. Aprovechando la oportunidad, Ego, acompañado por Mantis, aterrizó su nave ante los Guardianes y se presentó como el padre de Quill.

Tras explicar cómo los había encontrado, Ego convenció a Quill, Gamora y Drax de acompañarlo a su planeta, para mostrarle a Quill su verdadera herencia. Rocket y Groot permanecieron reparando la Milano y vigilando a Nebula de no escapar. Una vez que el grupo se subió a la nave, Ego le pidió a Mantis que lo hiciera descansar mientras Quill observaba a distancia.[1]

Vínculo con Peter Quill

"En los millones y millones de años de mi existencia, cometí muchísimos errores, Peter. Pero tu no eres uno de ellos. ¿Puedes dejarme intentar ser al fín el padre que ella me habría pedido ser? Aún hay mucho que tengo que enseñarte sobre este planeta y su luz interior. Ya son parte de tí, Peter."
―Ego a Peter Quill[fnt.]

Cuando llegaron a su planeta, Ego reveló que era un Celestial y les explicó la historia de su existencia, omitiendo sus verdaderos propósitos. Ante los reproches de Quill por haber abandonado a su madre, Ego le hizo saber que su avatar humano necesitaba volver al planeta periódicamente para nutrirse o desaparecería.

Ego luego ayudó a Quill a acceder a sus habilidades como Celestial, lo que le permitió crear objetos muy interesantes. Quill creó en primer lugar una bola de energía, con la cual empezó a utilizar como pelota para lanzar y jugar con su padre como no lo hizo en su infancia.

Más tarde, Ego encontró a Quill pensativo tras discutir con Gamora, quien estaba sospechando que Ego les ocultaba algo. Él se acercó a Quill, hablaron sobre música, lo consoló y le mostró otras técnicas a las que tenía acceso, antes de llevárselo a solas a su base de operaciones de la expansión.[1]

Revelando sus intenciones

"Trabajé tan duro al buscar la forma que mejor se adecuara a tí ¿y así agradeces lo que hice? tienes que crecer, te hace mucha falta. Quería que lo hicieramos juntos, pero ahora para que lo entiendas vas a pasar los siguientes diez siglos siendo una batería"
―Ego a Peter Quill[fnt.]

Allí, Ego le explicó a Peter Quill que ambos eran inmortales, y trató de hacerle entender el sentido de la inmortalidad y el propósito que debían cumplir. Ego hipnotizó a Quill mostrándole la Eternidad y le reveló su plan de expansión. Explicó que para llevarlo a cabo necesitaba engendrar un descendiente que portara sus genes celestiales, por lo que concibió hijos con mujeres por todo el universo.

Escuchar esto hizo que Quill dudara del amor que Ego había sentido por Meredith, pero Ego le respondió que la había amado realmente y que había regresado a la Tierra tres veces para verla. Luego confesó que por esa razón le había provocado cáncer cerebral, ya que el amor era una distracción en el propósito de Ego. Esta confesión hizo que Quill recuperara el sentido y atacara a Ego con sus blásters, pero Ego contraatacó creando un tentáculo de energía con el que paralizó a Quill. Ego empezó a extraer la energía de Quill, activando sus extensiones y comenzando la terraformación de planetas en todo el universo, incluyendo la Tierra y Xandar.[1]

Batalla en el Planeta de Ego

"¡Escúchame! ¡tú eres un dios! ¡Al matarme, terminarás siendo tan común como cualquiera!"
"¿Qué tan malo sería?"
"¡No!"
―Ego y Peter Quill[fnt.]

Mientras tanto, Mantis reveló la verdad a Gamora, Drax y Nebula. Al mismo tiempo, llegaron Rocket Raccoon, Groot y Yondu Udonta, estrellando su nave contra el avatar de Ego. Reunidos, los Guardianes decidieron destruir el núcleo de Ego, para acabar con su plan y salvar la galaxia. Rocket fabricó una bomba con Baterías Anulax que habían robado a los soberanos, y Groot fue el encargado de llevarla hasta el núcleo, mientras Mantis usaba su poder empático para mantener dormido a Ego.

Todos esperaban a que Groot regresara de colocar la bomba, sin embargo, Ego despertó cuando un fragmento de una nave chocó contra Mantis hacia el suelo. Él se restauró y sometió a todos manipulando la materia del planeta. Furioso, le dijo a Quill que había intentado convencerlo de buen modo, pero que como se resistía, entonces pasaría los siguientes mil años funcionando como una batería.

Alentado por Yondu, Quill logró liberarse y combatió a Ego usando el poder celestial, permitiendo al resto escapar y dirigirse al punto de extracción donde esperaba Kraglin Obfonteri. Al detectar la bomba en su núcleo, Ego suplicó desesperadamente a Quill, diciéndole que perdería su inmortalidad y su poder si Ego desaparecía. Quill no le hizo caso, y observó el avatar de su padre desintegrarse tras la explosión de la bomba. Sin la escencia de Ego, el planeta comenzó a derrumbarse, poniendo fin a su plan de conquistar la galaxia.[1]

Relaciones

Familia

Aliados

  • Meredith Quill † - Antigua amante y Víctima
  • Miles de amantes desconocidas † - Víctimas

Enemigos

Detrás de escenas

  • 20th Century Fox poseía los derechos cinematográficos de Ego y Marvel Studios, con el objetivo de utilizarlo en Guardians of the Galaxy Vol. 2, intercambió los derechos con cambiarle los poderes a Negasonic Teenage Warhead, quien más tarde apareció en Deadpool. James Gunn no estaba al tanto de que Marvel no poseía al personaje, y tuvo mucha suerte de conseguir el trato: "Cuando al principio propuse la idea de Ego como el padre de Quill, Pensé que teníamos el personaje. Después de haber trabajado en una historia muy elaborada con Ego como una parte muy importante del universo cósmico de Marvel, descubrí que de hecho no poseíamos el personaje. No tenía plan B, y hubiera sido casi imposible de cambiarlo por otro personaje. Gracias a Dios Fox vino a nosotros y quiso hacer un intercambio."[2]

Trivia

  • En los cómics, a Ego se le otorgó la capacidad de sentir por el Extraño, quien se estableció en conquistar otros mundos durante su existencia, y entró en conflictos con Thor y los Nova Corps. El avatar humanoide de Ego se asemejó a Ego Prime.
  • En los cómics, el padre de Peter Quill fue J'Son of Spartax, el Emperador del Imperio Spartoi.

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.