FANDOM


"Confía en mí por 5 minutos."
"Sí, lo inenté. Y me golpeaste en tu casa, ¿se te olvida?"
Anthony Stark y James Rhodes[fnt.]

El Duelo en la Mansión de Anthony Stark fue una confrontación entre Anthony Stark y James Rhodes, con éste último usando la armadura Mark II para evitar que su mejor amigo lastimara a cualquiera de los civiles que se encontraban dentro de la mansión, dado que Stark se encontraba ebrio durante su fiesta de cumpleaños.

Antecedentes

"Esto es ridículo. ¡Acabo de apoyar a ese idiota!"
"Ya sé. Ya sé. Entiendo. Yo voy a arreglarlo ¿ok? Voy a arreglarlo."
"Sí, hazlo. O lo voy a hacer yo."
James Rhodes y Virginia Potts[fnt.]

A pesar de que Ivan Vanko fue encarcelado por sus crímenes, los televidentes notaron que Anthony Stark no era el único usuario del Reactor Arc. El senador Stern dió una entrevista a WHiH World News en la que aseguraba que Stark debía entregar sus armaduras, debido a que no era capaz de proteger a las personas como había prometido. Mientras viajaba en su jet privado de regreso a Estados Unidos, Stark le preparó la cena a Virginia Potts mientras discutían las consecuencias del ataque en Mónaco, Potts tenía la sospecha de que algo andaba mal con Stark, sin embargo, él estaba decidido a no revelarle que su vida pronto terminaría.

Mientras estaba en su casa, Stark fue visitado por James Rhodes, quien había venido a regañarlo por el uso irresponsable de sus armaduras, asegurando que tuvo que convencer a la Guardia Nacional para que no allanaran la mansión en busca de sus trajes. Cuando ingresó al taller de Stark, Rhodes se dio cuenta de que no se encontraba físicamente bien, por lo que lo ayudó a cambiar el núcleo de paladio de su Reactor Arc. Al notar lo mal que estaba su amigo, Rhodes trató de convencerlo de que no debía enfrentar su enfermedad sólo, sin embargo, Stark confesó que sabía muy bien lo que estaba haciendo.

En la noche, Stark estaba preparándose para su fiesta de cumpleaños y le preguntó a su nueva secretaria, Natalie Rushman si debería cancelar la celebración y también, qué haría ella si fuera el útlimo cumpleaños de su vida. Rushman respondió que realizar una fiesta en esas circunstancias era inapropiado y que de ser su último cumpleaños, haría lo que quisiera con la persona que ella quisiera, por lo que Stark decidió proseguir con la fiesta y recibir a sus invitados.[1]

Duelo

"No te mereces usar ese traje ¡Quítatelo!"
"Goldstein."
"¿Sí, Sr. Stark?"
"Dame percusiones para percutir a mi amigo."
James Rhodes, Anthony Stark y Adam Goldstein[fnt.]

Anthony Stark decidió asistir a la que sería su última fiesta de cumpleaños y rápidamente se embriagó, se puso una armadura de Iron Man y comenzó a festejar junto al resto de invitados e invitadas. Durante un rato, Stark le enseñó a Natalie Rushman a usar uno de sus guantes y dispararlo contra una escultura de hielo, disfrutando de la destrucción antes de unirse a los otros invitados y beber más alcohol para emborracharse aún más.

Utilizando una armadura, Stark se divirtió destruyendo objetos, como sandías o botellas que el público le lanzara, sin pensar en que podía lesionar accidentalmente a alguien. Virginia Potts estaba observándolo y trató de detenerlo, ya que James Rhodes, que también estaba en la fiesta, le advirtió que era un momento terrible para estar actuando tan tontamente. A pesar de que Potts le quitó el micrófono a Stark y trató de decirles a los invitados que era hora de marcharse, Stark no le dió importancia a sus palabras y le informó a sus invitados que la fiesta se reanudaba en 15 minutos. Mientras todos aplaudían, Potts fue avergonzada por Stark y Rhodes decidió bajar al taller de la mansión.

Rhodes se puso la armadura Mark II y le ordenó a los invitados retirarse del lugar antes de exigirle a Stark que se quitara el traje. Rhodes le pidió a Stark que se detuviera y se quitara la armadura, pero Stark se negó y le pidió a su DJ, Adam Goldstein que colocara música para derrotar a su amigo. Ambos se estrellaron en el gimnasio de la mansión, lugar donde Stark le pidió burlonamente a Rhodes que regrese la armadura de donde la había tomado, sin embargo, él le lanzó a Stark unos discos de pesas, por lo que Stark decidió tomar una barra metálica y golpear a Rhodes. Mientras forcejeaban con una pieza del ring de boxeo, Rhodes levantó a Stark y lo lanzó a su habitación en el segundo piso, haciendo un enorme agujero en el techo. Ambos regresaron al primero piso cuando accidentalmente cayeron en medio de la entrada de la mansión. Mientras Harold Hogan trataba de sacar a Rushman y Potts de la mansión, Stark logró dejar a Rhodes fuera de combate momentáneamente y se volteó para ver a todos los invitados presentes, quienes lo miraban asustados. Sabiendo que lo veían con horror, Stark les gritó a todos para que se fueran, y sin que él lo supiera, Rhodes se levantó y lo golpeó en la espalda con un lavaplatos. Cuando Stark se levantó, le apuntó con su repulsor a Rhodes, quien le pidió que baje la mano, al notar que ninguno de los dos bajaría la guardia, ambos se dispararon y cuando los rayos repulsores de ambos de cruzaron, una explosión destruyó todas las ventanas que habían cerca, y algunos objetos cayeron al mar. Con Stark derrotado y sin ganas de seguir luchando, Rhodes lo miró decepcionado y decidió abandonar la mansión para dirigirse a la base de la Fuerza Aérea.[1]

Consecuencias

"No solo salvé la vida de Tony Stark, sino que también le dí la orientación necesaria para que terminara el trabajo de su padre. El resultado final de esto es la creación de un nuevo elemento, que podría ser extremadamente útil para reactivar el Teseracto."
Nicholas Fury[fnt.]

Anthony Stark se dirigió a Randy's Donuts en California, allí compró una caja de donas y se subió a la escultura de una dona gigante en el techo del local para consumirlas. Nicholas Fury encontró a Stark y le pidió que baje de allí para conversar. En el interior de lugar, Natalie Rushman fue revelada por Fury como la agente Natalia Romanoff, de S.H.I.E.L.D. Ella le inyectó a Stark una dosis de dióxido de litio, la cual contraarestaría los síntomas de su envenenamiento.

James Rhodes, le presentó a Justin Hammer la armadura Mark II que le robó a Stark, para añadirle armamento extra y convertirla en el traje que posteriormente sería conocido como la armadura de Máquina de Guerra. Sin embargo, Ivan Vanko, quien trabajaba encubiertamente con Hammer, logró hacerle algunos ajustes para poder controlarla remotamente junto con otros robots durante la Stark Expo y asesinar de manera definitiva a Stark.[1]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.