FANDOM


"Iron Man nunca ha dejado de protegernos. El evento de Mónaco lo prueba."
Virginia Potts[fnt.]

El Duelo de Mónaco, también conocido como el Ataque a Anthony Stark, fue un atentado llevado a cabo por Ivan Vanko, quien trató de asesinar a Anthony Stark en Mónaco.

Antecedentes

"Ese deberías ser tú."
"No escuches esa basura."
"Lo siento. Lo único que puedo darte es mi conocimiento."
Anton Vanko a Ivan Vanko[fnt.]

Anton Vanko murió en Moscú el mismo día en que Anthony Stark reveló ante la prensa ser Iron Man. Tras su fallecimiento, Ivan Vanko, el hijo de Anton, analizó unos planos antiguos de Industrias Stark y empezó a construir su propia armadura, incluyendo un Reactor Arc con el fin de asesinar a Stark. Él tomó un avión a Mónaco seis meses más tarde, después de conseguir un pasaporte falso con ayuda de un agente de los Diez Anillos.

Stark y Virginia Potts viajaron a Montecarlo, Mónaco. Sabiendo que su muerte era inminente debido a la intoxicación de paladio que padecía, Stark conducir el vehículo que lo patrocinaba él mismo.[1]

Duelo

"Lo que te ví hacerle a Tony Stark en esa carrera, y cómo te le paraste frente a Dios y a todo el mundo. Estuvo de... ¡Wow! Con lo que hiciste me mandaste un mensaje."
Justin Hammer a Ivan Vanko[fnt.]

Mientras estaba en la carrera en el Circuito de Mónaco en Montecarlo, el automóvil de Anthony Stark fue atacado por Ivan Vanko, utilizando la nueva armadura que había creado. Después de arrastrarse fuera del automóvil y esquivar muchos ataques de Vanko, Harold Hogan y Virginia Potts llegaron en un automóvil y atropellaron a Vanko contra una cerca. Creyendo que Vanko estaba incosciente, Stark y Potts comenzaron a discutir, lo que le dió a Vanko el tiempo suficiente para reaccionar y destruír varias partes del automóvil antes de que Potts finalmente le lanzara a Stark su armadura portátil, la cual tenía forma de maletín. Al finalizar el proceso de ensamblaje, Stark empujó el vehículo para alejar a Potts y Hogan de la zona de peligro, y apuntó sus manos hacia Vanko, quien lo golpeó con el látigo electrificado de su traje antes de que él reaccionara.

Stark se preparó para atacarlo con su otra mano y repentinamente la pantalla de su traje le informó que la armadura estaba gravemente dañada. Tras esquivar dos ataques de Stark, Vanko logró envolverle uno de los látigos alrededor del cuello, y comenzó a enviarle fuertes descargas elécticas para sabotear el sistema de la armadura. Sin embargo, Stark utilizó el mismo látigo que lo tenía atrapado para acercarse poco a poco hacia Vanko sin que él lograra moverse, al tener ahora ambos látigos enredados. Cuando logró pararse frente a él, Stark golpeó a Vanko y lo lanzó al piso, dejándolo aturdido por un par de segundos, los que fueron suficientes para ver el Reactor Arc en su pecho y quitárselo. Al perder la fuente de poder, el traje de Vanko se apagó y las fuerzas especiales llegaron para apresarlo.[1]

Consecuencias

"Estuve hablando con la Guardia Nacional todo el día, traté de convencerlos de que no era necesario mandar tanques a que tiraran tus puertas y te los quitaran. Ellos quieren los trajes, Tony, se cansaron de jugar. Dijiste que nadie tendría esta tecnología en 20 años. ¿Y adivina qué? Supimos que alguien ya la tiene. Ya no es sólo teórico."
James Rhodes a Anthony Stark[fnt.]

Eventualmente, Anthony Stark visitó la celda de Ivan Vanko y él le reveló ser el hijo de Anton Vanko, un científico que ayudó a su padre, Howard Stark a crear el primer Reactor Arc. Vanko le recriminó a Stark venir de una familia de ladrones y matones que siempre habían dañado a los demás, además de mencionar que fue su padre, Anton, quien creó el Reactor Arc que lo mantenía vivo.

Vanko salió en poco tiempo de la cárcel con ayuda de Justin Hammer, quien organizó un escape de prisión para reclutalo, a fín de que trabajando juntos, construyeran una línea de androides armados para presentarlos en la Stark Expo y opacar los inventos de Stark.[1]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.