FANDOM


"Quería hacer de esta ciudad algo mejor de lo que es. ¡Algo hermoso! ¡Tú fuiste quien me arrebató esto! ¡Me quitaste todo! ¡Voy a matarte!"
"Inténtalo."
Wilson Fisk y Daredevil[fnt.]

El Duelo de Hell's Kitchen fue una confrontación entre Daredevil y Wilson Fisk tras la huido de este último de la custodia federal.

Antecedentes

Wilson Fisk fue arrestado después de que el detective Carl Hoffman confesara su participación en las actividades criminales de Fisk y nombró a todos los cómplices que conocía. Matthew Murdock le pidió a Melvin Potter que creara un traje blindado con un material similar al tejido que había usado para crear los trajes que Fisk usaba a diario.[1] Más tarde fue a recuperar el traje una vez que se enteró de que Fisk había escapado de la custodia federal y procedió a ponérselo. Tras pararse en el techo de un edificio, empezó a escuchar una señal de la ubicación de Fisk para encontrarlo y confrontarlo.[2]

Duelo

"¡Esta ciudad no se merece un futuro mejor! ¡Merece ahogarse en su propia inmundicia! ¡Merece personas como mi padre, personas como tú!"
Wilson Fisk y Daredevil[fnt.]

Daredevil consiguió localizar el vehículo en el que Fisk se transportaba y procedió a detenerlo con su bastón. Daredevil se enfrentó a los guardias mientras Fisk intentaba escapar, sin embargo, se encontró con un callejón sin salida. Daredevil llegó y arrinconó a su enemigo.

Acorralado y sin manera de escapar, Fisk gritó y culpó a Daredevil de arruinar sus planes para Hell's Kitchen. Completamente furioso, Fisk declaró que matará a su oponente que había sido una molestia. Ahora preparado y confiado, Daredevil repitió con calma el mismo desafío que Fisk le había dicho en los muelles. Con un rugido salvaje, Fisk atacó a su enemigo y comenzó una feroz pelea.

Mientras Daredevil logró ser capaz de usar su velocidad y agilidad en su beneficio para seguir lanzando golpes en la cara desprotegida de Fisk, Fisk, su furia y resistencia lo mantuvieron luchando. Tras unos momentos, Fisk tuvo éxito en agarrar a su oponente y proceder a lanzarlo contra un muro del callejón cercano. Mientras estaba herido por este ataque, Daredevil fue protegido por su armadura y continuó luchando. La lucha pasó de golpes a choque de armas cuando Fisk agarró una de las tuberías de metal cercana, lo que obligó a Daredevil a defenderse con su nuevo bastón.

En medio de la pelea, Fisk logró sujetar a Daredevil y comenzó a golpearlo salvajemente su rostro. Herido y aturdido por los ataques de su oponente, Daredevil quedó indefenso cuando Fisk lo levantó y lo tiró contra el suelo con fuerza. Sin piedad, Fisk agarró el bastón de Daredevil y comenzó a golpearlo agresivamente en la cara una y otra vez. Habiendo perdido completamente la fe en sus objetivos y en la ciudad, Fisk le dijo que Nueva York no merecía un mejor mañana y que la gente merecía ahogarse en su propia inmundicia como su padre.

Determinado a detener al hombre que estaba causando tanto daño a su amada ciudad, Daredevil consiguió agarrar el brazo de Fisk, deteniendo sus ataques. Diciéndole firmemente a su enemigo que Nueva York era su ciudad y su familia y que haría cualquier cosa para protegerlo, Daredevil rápidamente volvió la pelea a su favor y comenzó a atacar ferozmente a Fisk con sus puños y luego con su bastón. Logró obligarlo a arrodillarse.

A pesar de su derrota, Fisk se burló de Daredevil y le preguntó si realmente creía que un hombre con un tonto disfraz podía marcar la diferencia. Daredevil respondió a esta pregunta con un último golpe en la cara, derribándolo.[2]

Consecuencias

Wilson Fisk quedó inconsciente y fue arrestado por Brett Mahoney del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York. Mahoney se encontró con Daredevil quien le explicó que había detenido a Fisk, que era un fugitivo. Mahoney no hizo nadar para detener o interrogar a Daredevil, quien escapó de la escena.

Al día siguiente, el New York Bulletin publicó un artículo donde se refirió al hombre enmascarado como Daredevil, un nombre que Karen Page discutió con Matthew Murdock y Franklin Nelson, sin saber que en realidad Murdock era Daredevil y Nelson conocía su identidad secreta.

Wilson Fisk fue llevado a la Isla de Ryker para esperar su sentencia por sus muchos crímenes, y encerrado solo en una celda fría y vacía. Fisk no pudo hacer nada más que sentarse solo en su cama, mirando fijamente la pared blanca que tenía delante, considerando sus acciones recientes y comenzando a planificar su eventual regreso a la ciudad, recuperar su poder y vengarse sobre aquellos que destruyeron sus planes para Hell's Kitchen. En espera del juicio en un caso que involucraba todos los delitos cometidos por él o sus asociados, y como tal, tomaría alrededor de un año tener una fecha fijada para ello.[2]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.