FANDOM


Domingo Colon era un mafioso que trabajaba en Harlem y que llegó a un acuerdo para comprar armas de Hammer Industries a Cottonmouth; sin embargo, cuando la venta fracasó, Colon comenzó una guerra con Cottonmouth que solo terminó cuando Cottonmouth fue asesinado. Colon hizo un trato con Mariah Dillard, antes de que fuera asesinado por Diamondback con quien también estaba trabajando.

Biografía

Vida temprana

Conociendo a Cornell Stokes

Mientras crecía en Harlem, Colon entró en contacto con Cornell Stokes cuando el tío abuelo de Stokes, Pistol Pete, llegó a su casa para hablar con el hermano de Colon, Salvador Colon, sobre un nuevo trato criminal. Mientras Pistol Pete y Salvador tuvieron su reunión, Colon y Cornell se pasaron el tiempo mirando videos musicales. Cuando Cornell le informó a Mama Mabel de esta reunión, ella hizo que Cornell asesinara a Pistol Pete por traicionar aparentemente a su propia familia al hacer estos nuevos acuerdos con los Colon.[1]

Carrera criminal

Trato con Cottonmouth

Domingo Colon se unió a Cornell Stokes y a Mariah Dillard en Harlem's Paradise para hablar sobre su asociación recién formada, y acordaron que el hermano de Colón, Salvador Colon, habría estado feliz con esta asociación desde que Pistol Pete había intentado comenzarla hace años atrás. Al parecer de Colon, la asociación significaba que le daría dinero a Dillard a cambio de lo que Colon mencionó como una tarjeta gratis para salir de la cárcel usando su postura política dentro de Harlem. Sin embargo, Dillard inmediatamente lo corrigió diciendo que no hacia ese tipo de trato.

Dillard pasó a advertirles que no celebraran temprano y que ni siquiera deberían ser vistos juntos después de la detención de Wilson Fisk. Colon observó mientras Dillard y Stokes discutían la situación. Colon y Stokes luego hablaron sobre el trato con las armas que estaba sucediendo esa noche, en el que se suponía que Stokes debía vender diez cajas de armas de Hammer Industries, suministradas por Diamondback, a cambio de un millón de dólares. Mientras Colon sabía de la participación de Diamondback, dejó que Cottonmouth pensara que no estaba seguro. Colon abandonó el club antes de que se escuchara la noticia de que el trato con las armas se había arruinado.[2]

Amenazando a Cottonmouth

Habiendo escuchado que sus propias operaciones estaban en riesgo debido a las acciones recientes de un nuevo vigilante que estaba atacando sus casas de seguridad, Colon eligió visitar Cottonmouth en Harlem's Paradise. Al llegar, Colon y sus hombres fueron amenazados por Zip antes de que Colon felicitara a Cottonmouth por lo bien que lucía el club mientras las luces estaban encendidas. Sin embargo, Cottonmouth acusó a Colon de ser el que había organizado los ataques contra sus propias casas de seguridad, lo que le había costado a Cottonmouth miles de dólares, con firmeza Colon negó cualquier participación en esto.

Colon explicó que si su gente atacara la organización de Cottonmouth, probablemente el propio Cottonmouth habría sido asesinado como resultado. Al meter su mano en la chaqueta, Colon vio que Zip estaba preparado para sacar su arma si era necesario, pero él sacó una barra de chocolate, dejando caer la envoltura en el suelo para irritación de Cottonmouth, aunque este se río del insulto. Colon le explicó a Cottonmouth qué era un pájaro Chorlito, afirmando que Cottonmouth era el pájaro chorlito sentado dentro de la boca de cocodrilo de Colon, comiendo todos los trozos de comida que él tenía en sus dientes.

Dejando caer más caramelos y envoltorios en el suelo, Colon acusó a Cottonmouth de romper su palabra, cuestionando lo que Diamondback pensaría de estas acciones recientes. Colon luego exigió un reembolso o recibir las armas de Hammer Industries que le habían prometido, lo que provocó que Cottonmouth se riera en su cara y se rehusara, alegando que no había una política de devoluciones con estos tratos. Colon y Cottonmouth luego se miraron durante un rato antes de que Colon lo amenazara en español y saliera de Harlem's Paradise, con Cottonmouth sabiendo que ahora estaban en guerra.[3]

Incursión de Luke Cage

Mientras entrenaba a unos peleadores en Colon's Gym, Colon de repente presenció como uno de sus hombres era arrojado por la puerta con una fuerza increíble, seguido por la entrada de Luke Cage, que exigió hablar con él. Mirando con asombro, Colon vio como Cage fácilmente empujó a todos sus hombres casi sin esfuerzo, lanzándolos a todos por el gimnasio y no siendo detenido por sus ataques. Cuando Colon entró en su oficina, sus hombres sacaron sus armas.

Colon ordenó a su gente que matara a Cage, pero se horrorizó al descubrir que las balas simplemente rebotaban en la piel inquebrantable de Cage, provocando que destruyeran el gimnasio, forzando a Colon a ponerse a cubierto debajo de su escritorio. Mientras Colon permanecía escondido, Cage se quejó de tener que comprar siempre ropa nueva antes de despachar fácilmente a todos los guardaespaldas restantes de Colon, incluso arrojando a un hombre por la ventana de la oficina de Colon. Luego, Cage entró tranquilamente en la oficina y se enfrentó al aterrorizado Colon que retrocedió hacia la esquina por miedo.

Cage exigió saber dónde estaban guardadas las armas de Hammer Industries, aunque Colon le insistió en que no sabía de lo que estaba hablando. Cage explicó que se estaba refiriendo a las armas de Justin Hammer que había obtenido de Cottonmouth, y señaló que sus amigos habían muerto por esas armas. Cuando Colon le cuestionó a Cage si planeaba apuntar a todos los criminales en Harlem, él tranquilamente le explicó que podía, amenazando con tirar a Colon al río Hudson si no lo ayudaba, momento en el cual Colon se rindió y le informó que las armas estaban abajo.[1]

Trabajando con Black Mariah

Colon se concentró en reconstruir el daño causado al Colon's Gym cuando fue interrumpido por la llegada de Mariah Dillard. Al verla llegar, Colon le ofreció sus condolencias por la muerte de Cottonmouth, expresando su esperanza de que Luke Cage fuera llevado ante la justicia por su asesinato. Cuando comenzaron a hablar de por qué ella había venido, él le dejó en claro que nunca había confiado en Cottonmouth y que confiaba menos en ella debido a sus intentos de cambiar su imagen a una política legítima, mientras que era claramente una criminal.

Dillard le dijo a Colon que tenía la intención de asegurarse de que el imperio criminal de Cottonmouth continuara, señalando que necesitaba su ayuda para asegurarse de que esto sucediera, así como la ayuda de aquellos con quienes Cottonmouth había hecho negocios antes de su muerte. Aunque Colon señaló que no a todos los que trabajaban con él le gustaba Cottonmouth, estuvo de acuerdo en que había podido hacer el trabajo sin mucha violencia innecesaria. Colon escuchó mientras Dillard sugería llevar el submundo criminal de Harlem a una reunión para discutir una transición de poder o incluso una compra del imperio criminal de Cottonmouth.

Colon notó que había algo peligroso en los ojos de Dillard antes que ella afirmara que quería algo diferente a lo que Cottonmouth había tenido alguna vez, alegando que no deseaba pasar su vida mirando por encima del hombro. Cuando Dillard insistió en que reuniera a los jefes criminales, Colon le prometió ponerse en contacto con Jacques Alef, Neville Barnwell, Juan Carlos Castro y Peter Hong. Él le dijo que le tomaría unos días organizar la reunión, aunque ella le insistió en que la reunión tuviera lugar esa noche en el gimnasio antes de irse.[4]

La amenaza de Diamondback

Según lo solicitado, Colon reunió a los jefes criminales y los alojó dentro de su gimnasio hasta que Mariah Dillard llegó con Shades. Colon acusó a Dillard de llegar tarde, lo cual ella negó antes de informarle al grupo que ahora que Cottonmouth estaba muerto, ella estaría haciendo algunos cambios en la forma que se manejaría todo su imperio criminal durante los próximos años; lo que haría que Colon y los demás se pusieran nerviosos, por como esto afectaría su trabajo sin Cottonmouth para que les proporcionara las armas para mantener sus actividades criminales.

Colon escuchó mientras Dillard explicó que no quería participar en sus actividades criminales, prometiendo entregarles todos los activos valiosos de Cottonmouth a cambio de permitir que ella y su familia se fueran para siempre, ya que en su lugar deseaba centrarse en su campaña política para Harlem mientras que todavía manejaría el Harlem's Paradise en memoria de su primo Cornell Stokes. Dillard notó que aunque ella había querido a Cottonmouth, como su prima, nunca fue fan de su trabajo. Juan Carlos Castro alegó que esto se debía a que su primo ya no le estaba sirviendo, pero Dillard ignoró esto e insistió en que ella estaba fuera.

Peter Hong cuestionó esto, pero Dillard se mantuvo firme. Sin embargo, para el horror de Colon, la reunión se vio repentinamente interrumpida por la llegada de Diamondback, después de haber asesinado a todos los hombres de Colon para obtener acceso al gimnasio. Cuando Jacques Alef pregunto exactamente qué estaba haciendo Diamondback allí, él les explicó que se sintió insultado por no haber sido invitado. Colon presenció cómo Diamondback le disparaba a Hong en la cara antes de arrojar un cuchillo en el ojo de Alef. Él también permaneció congelado mientras Diamondback mató a Neville Barnwell y a Castro con una sola bala que atravesó la garganta de Barnwell y dio en el ojo de Castro.

Colon le advirtió a Diamondback que sus acciones podrían comenzar una guerra, pero él no se preocupó, sino que citó la Biblia mientras Colon lo llamaba loco. Diamondback amenazó con matarlo, aunque notó que no tenía ningún problema con su familia, por lo que no lo haría. Colon entonces vio como Diamondback hablaba con Dillard mientras realizaban un trato durante el cual él suministraría al Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York con su reserva de Balas Judas que luego podrían ser utilizadas para finalmente matar a Luke Cage. Diamondback estuvo de acuerdo y le dijo a Colon que quería que advirtiera a los otros criminales de lo que había sucedido.[4]

Interrogado por Misty Knight

Mientras observaba a sus boxeadores entrenar en su gimnasio, Colon recibió la llegada de la detective Misty Knight, quien notó que aunque él no sabía quién era ella, ella estaba completamente al tanto de él y sus antecedentes penales. Ellos discutieron el concepto de boxeo, comentando los viejos dichos de Mike Tyson antes de que Knight sacara su teléfono y le mostrara a Colon una foto de Diamondback, cuestionando quién era, a lo que Colon se negó a responder y en cambio invitó a Knight a que le dijera ella quién era Diamondback.

Knight le demostró que sabía de los problemas de Colon con Cottonmouth y señaló que tan pronto como Cottonmouth fue asesinado, Diamondback apareció en Harlem y todo cambió. Colon le preguntó por qué Knight había venido solo para hablar de eso, por lo que Knight le dijo que como todos estaban concentrados en Luke Cage nadie había notado que las familias criminales clave habían desaparecido. Deseando terminar con la amenaza de Diamondback, Colon recomendó a Knight fuera a investigar a la nueva administración de Harlem's Paradise para encontrarlo.[5]

Enfrentamiento final

Llamando a una reunión con Ernesto y Ricardo dentro de su gimnasio, Colon escuchó mientras Ernesto insistía en que debían aprovechar la oportunidad para deshacerse de Diamondback, señalando que ahora que Jacques Alef, Neville Barnwell, Juan Carlos Castro y Peter Hong estaban muertos, este era el momento perfecto para hacerse cargo de las drogas, las armas y poder controlar todo siendo los reyes de Harlem, con lo que Ricardo estuvo de acuerdo. Al ser testigo de la masacre en su gimnasio, Colon afirmó que con sus armas serían imparables y aceptó que tenían que matar a Diamondback.

Al llegar al almacén de Diamondback, Colon llevó a Ernesto, Ricardo y varios de sus hombres. Colon afirmó que prefería a Harlem's Paradise a este almacén antes de sacar sus armas y apuntarlas a Diamondback. Pero Diamondback también contaba con hombres que lo respaldaban, Colon mencionó que sus hombres habían descubierto a Zip y a otros dos muertos; y dedujo que Shades probablemente era el responsable debido a que Diamondback lo traicionó. Tranquilamente colocando su Biblia dentro del bolsillo de su chaqueta, Diamondback comenzó a decirle a Colon que una serpiente de cascabel era más peligrosa cuando había sido acorralada.

Utilizando la distracción momentánea, Diamondback sacó sus armas mientras los dos bandos enemigos comenzaron a dispararse el uno al otro. Con balas volando por todo el almacén, Colon pronto se cubrió detrás de una caja mientras Diamondback se escondía detrás de una columna. Colon fue testigo de cómo Ernesto fue derribado por uno de los hombres de Diamondback, lo que llevó a Colon a gritar que planeaba arrancarle la cabeza a Diamondback. Mientras Diamondback, se las arregló para correr todo el camino a través del almacén, evitando los disparos.

Diamondback logro llegar a un lugar donde se encontraba un baúl que contenía un traje. Con este traje, Diamondback pronto masacró a los hombres de Colon, utilizando sus Guantes Judas para matarlos con sus poderosos golpes antes de dejar a Colon herido de muerte. Finalmente, Colon fue encontrado por Luke Cage quien logró sacarlo del almacén antes de que fuera destruido por una bomba que Diamondback había dejado atrás. Cage cuestionó lo que Diamondback había usado para hacer esto, pero Colon lo describió como algo que ni siquiera Cage podía detener antes de que muriera por sus heridas.[6]

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Apariciones

En orden cronológico:

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.