FANDOM


"Siquiera facilítame un arma, mi daga, al menos."
Loki a Thor[fnt.]

Las Dagas de Loki eran el arma preferida de Loki para utilizar en sus batallas.

Historia

Ataque en Jotunheim

Loki llevó sus dagas cuando fue a Jotunheim con Thor, Sif y los Tres Guerreros, ya que sabría que iban a luchar contra los Gigantes de Hielo. Durante la pelea, Loki le arrojó una daga a uno de los Gigantes, matándolo instantáneamente. Luego apuñaló a otro enemigo con una cuchilla pequeña y esto le permitió al gigante aferrarse al brazo de Loki, lo cual hizo que él descubriera su naturaleza como Gigante de Hielo al notar que su piel se tornó azul en lugar de dañarse por el frío.

Tiempo después, Loki dejó de utilizar sus dagas cuando se apoderó del trono de Asgard aprovechando que Odín estaba en el Sueño de Odín, por lo que utilizó temporalmente al Gungnir como su arma principal.[1]

Invasión Chitauri

Al llegar a la Tierra en 2012, Loki fue confrontado por varios agentes de S.H.I.E.L.D., a quienes asesinó lanzándoles varios puñales. En la Batalla de Nueva York, Loki tuvo un breve duelo contra Thor, en el cual él propuso detener la invasión; Loki aprovechó la confianza que Thor le estaba dando y lo apuñaló, burlándose de él por seguir siendo sensible. No obstante, la daga utilizada fue demasiado pequeña y delgada, por lo que Thor no sufrió heridas significativas.[2]

Segunda batalla de Svartalfheim

Aún desconfiando de su hermano, Thor le facilitó a Loki una daga después de liberarlo de las Mazmorras de Asgard, sabiendo que tarde o temprano la necesitaría. Mientras se preparaban para enfrentar a Malekith en Svartalfheim, Loki fingió traicionar a Thor y apuñalarlo con la daga que le había dado, creando al mismo tiempo una ilusión en la cual le había cortado la mano antes de que lograra tomar el Mjolnir. Cuando la ilusión se rompió y Malekith se fue, Loki utilizó su daga para asesinar a un grupo entero de Elfos Oscuros.[3]

Ragnarök

Al llegar a la Ciudad de Nueva York en 2017, Stephen Strange detectó la presencia de Loki y lo encerró en una dimensión de vacío, temiendo que viniera con intenciones hostiles. Tras ser liberado por Strange después de estar cayendo por media hora, Loki se enfureció e intentó atacarlo utilizando dos dagas, sin embargo, Strange previó que esto sucedería y empujó un portal interdimensional hacia él y Thor, enviándolos rápidamente a Noruega antes de que Loki se acercara a él.

Al encontrarse con Hela y ser testigo de sus habilidades, Loki intentó huir con Thor de regreso a Asgard, por lo que Volstagg activó el Puente Bifrost para salvarlos. Sin embargo, Hela logró acceder al portal antes de que se cerrara y cuando Loki le arrojó una daga, ella la atrapó y se la lanzó de vuelta, lo cual causó que Loki saliera expulsado del puente y fuera a caer en Sakaar.

Loki usó un par de cuchillas dobles para luchar contra Brunnhilde, ya que el Gran Maestro le encargó a ambos capturar a Thor. Usando sus armas, Loki bloqueó el brazo de ella haciéndole una llave, notando así que el tatuaje de su antebrazo la identificaba como una Valquieira. Finalmente, Loki se desconcentró explorando sus recuerdos y ella lo noqueó.

En la Batalla en el Puente Arcoíris, Loki utilizó nuevamente sus dagas dobles para acabar con los Berserkers de Hela.[4]

Ataque a la Estadista

Tras ser asaltado por Thanos y la Orden Oscura, quienes masacraron a la mitad de asgardianos presentes en la Estadista, Loki se acercó al Titán Loco, fingiendo estar dispuesto a unirse a él. Mientras le declaraba su eterna lealtad, Loki conjuró sigilosamente una daga en su mano y la ocultó hasta intentar degollar a Thanos. No obstante, Thanos dedujo que Loki lo traicionaría y bloqueó el ataque utilizando la Gema del Espacio, después lo desarmó y al ver que no le serviría dejarlo vivir, lo asfixió hasta causarle la muerte.[5]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.