Marvel Cinematic Universe Wiki
Advertisement
Marvel Cinematic Universe Wiki
Para la versión del Marco, véase Calvin Johnson.

"¡Soy un hombre que intenta que su familia se vuelva a unir!"
―Calvin Johnson a Raina[fnt.]

El Doctor Calvin L. Johnson es un médico de moralidad ambigua y antiguo miembro de Médicos Sin Fronteras. Luego de perder a su esposa Jiaying por causa de Daniel Whitehall, Johnson fue testigo de cómo HYDRA y S.H.I.E.L.D. se llevaron a su pequeña hija, Daisy. Bajo el alias de Calvin Zabo, Johnson comenzó a buscar una manera de vengar la muerte de su esposa y de dar con el paradero de su hija, cometiendo horrorosos crímenes que lo llevaron a ser considerado un monstruo. Durante ese tiempo, Johnson desarrolló una fórmula que aumentó su fuerza, haciéndolo ser similar a los Inhumanos, no obstante, dicha sustancia lo volvió inestable y violento.

Al descubrir dónde estaba su hija, Johnson se alió con Whitehall para poder llevarla a la Ciudad Kree, lugar en el que podría someterla a la Terrigénesis. Los crímenes de Johnson acabaron atrayendo la atención de los Inhumanos, quienes lo llevaron con Jiaying a La otra vida. Johnson y su esposa planearon destruir S.H.I.E.L.D. juntos, sin embargo, Phillip Coulson lo convenció de cambiar de bando para salvar la vida de Daisy, lo que dio lugar a la muerte de Jiaying a manos del mismo Johnson. Luego de que los conflictos terminaran, la mente de Johnson fue borrada con tecnología del Proyecto T.A.H.I.T.I. y él inició una nueva vida como el Doctor Calvin Winslow, un amable veterinario.

Biografía

Vida temprana

Médicos Sin Fronteras

"Estaba en China como voluntario de Médicos Sin Fronteras. Difícil imaginarlo, ¿no? Se suponía que estaría dos semanas, pero conocí a tu madre y no me fui. Me robó el corazón."
―Calvin Johnson a Skye[fnt.]

Calvin Johnson estaba realizando su práctica médica en Milwaukee, Wisconsin, cuando decidió trabajar con Médicos Sin Fronteras y viajó a China para trabajar como voluntario durante dos semanas. Él trabajó en una clínica donde conoció a Jiaying, una Inhumana de la que se enamoró, y se casó con ella.[1]

Provincia de Hunan

"Trabajaba en una clínica. Las personas me amaban. Yo me amaba."
―Calvin Johnson[fnt.]

A causa de su relación con Jiaying, Johnson aprendió sobre la existencia de los Inhumanos y su historia. Como Johnson no sabía hablar chino, Jiaying solía ayudarlo a comunicarse con los demás. Después de un tiempo, la pareja tuvo una hija que nació en su misma casa y la nombraron Daisy. Un día, unos hombres que afirmaban ser agentes de S.H.I.E.L.D. acudieron a la clínica donde Johnson trabajaba y le exigeron entregar a Jiaying. Aunque ambos se resistieron a ser separados, los agentes, que resultaron ser de HYDRA, lograron secuestrarla de igual manera. Johnson dejó a Daisy al cuidado de unos conocidos de confianza y partió a buscar a su amada.[2]

Johnson rastreó a su esposa hasta una Fortaleza de HYDRA en Austria. Mientras caminaba por un terreno valdío cercano a la instalación, Johnson encontró el cadáver de Jiaying envuelto en sábanas con evidentes marcas de haber sido torturada y diseccionada por Werner Reinhardt. Apenas se acercó a ellla, Johnson rompió en llanto y le prometió hacer justicia. Él se negó a permitir que Jiaying muriera y, usando sus habilidades médicas, curó superficialmente su cuerpo con la esperanza de que sus dones Inhumanos le devolvieran la vida, lo que finalmente sucedió.[3] Consciente de que no podría vengarse de Reinhardt en su forma normal, Johnson intentó automejorarse con ayuda de la química, así que inventó una fórmula que lo volvió más fuerte y agresivo.

Búsqueda de Daisy

Perdiendo a su familia

"Me quitaron a mi niña, la alejaron de mí. Aún la tienen, no está segura ahí. Perder a un hijo... ¡te destruye la vida!"
―Calvin Johnson[fnt.]

Johnson y Jiaying regresaron a su pueblo más adelante, solo para descubrir que S.H.I.E.L.D. se había llevado a Daisy. Sumida en la ira, Jiaying le ordenó a Johnson matar a todos los invasores, algo que él hizo sin ninguna duda. Johnson logró eliminar al primer escuadrón de S.H.I.E.L.D., pero tuvo que masacrar al segundo, que estaba compuesto por Linda Avery y Richard Lumley, en su intento desesperado de detenerlos. Pese a haber acabado con Avery y los que la acompañabam, Johnson no encontró a su hija.

El agente Lumley fue capaz huir con Daisy y se las arregló para desaparecer del mapa.[2] Johnson fue con Wendell Levi, quien le ayudó a examinar el Índice de S.H.I.E.L.D., pero no tuvo frutos porque Daisy no estaba incluida en dicha lista.[4] Devastado, Johnson volvió a casa y le informó sobre su fracaso a Jiaying, quien se divorció de él por lo triste que estaba. Johnson prometió que reuniría a su familia algún día[5] y adoptó el alias de Calvin Zabo con el fin de evitar ser identificado.[1]

Convirtiéndose en un monstruo

"Funcionó."
"No. Te dejó vivir. Es diferente."
"Enséñeme, por favor."
"Tráeme a mi hija, y le enseñaré a ambas."
Raina y Calvin Johnson[fnt.]

Con el tiempo, Johnson conoció a una vagabunda llamada Raina, quien vivía aferrada a las fantasiosas historias que le contaba su abuela sobre unos seres divinos que vinieron a la Tierra.[5] Él la tomó como protegida y le prometió que, si lo ayudaba a recuperara a su hija, se encargaría de mostrarle la verdad de las historias de las que su abuela le habló, las cuales se trataban de la existencia de los Inhumanos.[6] Años después, Johnson fue visitado por Raina, quien le informó que acababa de encontrar a su hija y que trabajaba para S.H.I.E.L.D. bajo el alias de Skye, mostrándole una fotografía de ella.[7]

Bajo las órdenes de Johnson, Raina se hizo con un Adivinador, y él le ordenó sostenerlo para comprobar su autenticidad. Johnson observó cómo el Adivinador comenzó a brillar en las manos de Raina en lugar de convertirla en piedra, comprobando exitosamente que ésta era una Inhumana. Raina le pidió a Johnson enseñarle más sobre el artefacto, pero éste le ordenó buscar a su hija, traerla con él y así les mostraría a ambas cómo funcionaba el Adivinador.[8]

Amenazando a Raina

"¿Quién lo quiere? ¿A quién temes tanto, Raina?"
"...Daniel Whitehall."
"¿Te asusta más que yo?"
―Calvin Johnson y Raina[fnt.]

Días después, Johnson le realizó una cirugía clandestina a un pandillero llamado Brick, pues lo habían herido en una pelea. Cuando logró extraer la bala, el aliado de Brick, Deacon, sacó un arma y afirmó querer matar al atacante de su amigo. Johnson le pidió educadamente al pandillero guardar la pistola, algo que él hizo por la forma en que se le solicitó. Para gran disgusto de Johnson y Deacon, Raina llegó e interrumpió la operación, arruinando el ambiente de discresión que ambos querían mantener. Raina explicó que el líder de HYDRA Daniel Whitehall la había amenazado de muerte si no le entregaba el Adivinador que Johnson tenía.

Johnson se negó a entregar el Adivinador porque Raina no había cumplido con su parte del trato, es decir, traerle a su hija Skye, a quien todos se referían como Skye. Cuando Raina comparó a Whitehall con Johnson, éste último se enfureció y le apretó el cuello, preguntándole si Whitehall era más atemorizante que él. Raina le advirtió que estaba perdiendo el control nuevamente y que si la mataba, perdería a su hija para siempre. Soltando a Raina, Johnson le recomendó suplicarle a Whitehall por su vida, ya que no pensaba entregar el Adivinador por ningún motivo. Una vez que Raina abandonó la instalación, Johnson regresó con sus pacientes. Un nervioso Deacon le pidió no volverse violento con ellos, hecho por el cual Johnson tuvo un ataque de ira y lo mató junto con Brick.

Más tarde, Johnson tuvo que abandonar su escondite para escapar. Un equipo de S.H.I.E.L.D. liderado por Phillip Coulson allanó la clínica y comenzó a explorarla, con Johnson vigilándolos desde su auto por medio de las cámaras ocultas que había instalado. Con gran impotencia, él vio a su hija Skye entrar a su antigua habitación y recoger una foto suya de cuando era joven. Luego, el grupo halló el quirófano con los cadáveres de Brick y Deacon, lo que dio lugar a que los agentes, incluida Skye, concluyeran que Johnson era un monstruo. Dolido por la perspectiva que Skye tenía sobre él, Johnson rompió la tableta que usaba y se alejó.[5]

Trabajando en HYDRA

Una nueva alianza

"Tenemos un amigo en común, se llama Phil Coulson, creí que juntos podríamos, matarlo. Junto con, ya sabe, los demás."
―Calvin Johnson a Daniel Whitehall[fnt.]

Buscando una nueva alianza, Johnson se dirigió a los Laboratorios de HYDRA para conocer a Daniel Whitehall; cuando llegó, comentó lo ajetreados que todos se veían por la aparente mudanza. Tan pronto como Johnson se acercó a Whitehall, los guardias trataron de detenerlo, sin embargo, él los mató con un bisturí que traía y se disculpó por salpicar el escritorio de Whitehall con la sangre de sus víctimas. Tras decir que todos debían conservar la calma, Johnson le mostró a Whitehall el Adivinador, ofreciéndole su ayuda para controlarlo y sobrevivir a él.

Con Whitehall y Sunil Bakshi ahora interesados en la visita de Johnson, Whitehall cuestionó la razón de esta repentina oferta. Johnson le dijo que ambos tenían un enemigo en común llamado Phillip Coulson, y que uniendo fuerzas podrían matarlo junto con sus aliados.[5] Gracias a que Whitehall accedió a colaborar con él, Johnson lo ayudó a estudiar el Adivinador para diseñar un arma mortal que HYDRA usó para matar a varios líderes mundiales de las Naciones Unidas.[9]

Trabajando con Daniel Whitehall

"Yo perdí lo que era importante para mí. Y quiero asesinar a los que lo tomaron, y al fin poder reunirme con mi familia."
"¿Reunidos?"
"En La otra vida."
―Calvin Johnson y Daniel Whitehall[fnt.]

Mientras los científicos de Daniel Whitehall luchaban por descifrar los misterios del Adivinador, Johnson fue requerido y se burló sutilmente de los fracasos de Whitehall en su tarea. Luego de que Whitehall explicara que solo algunos seres eran capaces de tocar el Adivinador sin morir, Johnson le explicó que el artefacto solo mataba a aquellos que no merecieran conocer su verdadero poder. Además, le dijo que si dichas personas llevaban la reliquia a un determinado lugar, sus funciones eran superiores que solo matar al portador.

Como Whitehall tocó el tema sobre los orígenes del Adivinador mencionando al Imperio Kree, Johnson le hizo saber que los Kree en realidad habían venido a la Tierra para condenar a los Humanos, de manera que solo sobrevivirían los que pudieran sostener el Adivinador sin morir, omitiendo revelarle la existencia de los Inhumanos y la Terrigénesis. Johnson le prometió a Whitehall que si le permitía llevar un equipo a la ciudad Kree, desataría el poder total del Adivinador.

Cuando Whitehall lo acusó de querer robar su trabajo y quedarse con el poder del Adivinador, Johnson le aseguró que sería imposible, ya que no era digno de un poder tan grande ni estaba interesado en manejar sus investigaciones. Whitehall preguntó por qué Johnson actuaba como si no tuviera nada que perder, a lo que éste le dijo que su única meta era asesinar a los que le quitaron a su familia para reunirse con ella en La otra vida; Whitehall se mostró confundido, pero Johnson no dio más explicaciones.[3]

Conociendo a Phillip Coulson

"Lo buscaré, y cuando lo encuentre, terminaremos esta conversación."
"No puedo esperar."
Phillip Coulson y Calvin Johnson[fnt.]

A Johnson se le asignó un equipo de agentes para ir a Australia en busca de la ciudad que relataban las Palabras de la Creación. Cuando S.H.I.E.L.D. a la escena, también buscando la ciudad, Johnson se hizo pasar por un rehén. Cuando Antoine Triplett fue herido en un tiroteo, Johnson se acercó y se ofreció a ayudar como médico para salvar su vida, solo con el fin de hablar con Phillip Coulson cara a cara.

Mientras extraía la bala del brazo de Triplett, Johnson reveló por accidente su verdadera identidad ante Coulson, así que se vio obligado a cortar la arteria braqueal de su paciente para impedir que Coulson lo persiguiera, exigiéndole a éste y Leopold Fitz soltar sus armas. Ante las inquietudes de Coulson, Johnson explicó que el Adivinador tenía algo dentro. Cuando Coulson comparó al Adivinador con el Teseracto, Johnson acreditó su hipótesis, justo antes de confesar que nunca había oido sobre ese objeto. Acto seguido, Johnson le explicó de manera breve cómo mantener a Triplett con vida para que él escapara en paz. Ambos acordaron terminar su conversación en otro momento y Johnson huyó.[3]

Un nuevo miembro

"Se encontró con Coulson. Debió ser duro."
"No fue un desperdicio. Siempre es bueno ver a tu enemigo a los ojos."
Grant Ward y Calvin Johnson[fnt.]

Luego de que Johnson volviera con HYDRA, Daniel Whitehall le presentó a Grant Ward, un hombre que había sido parte del equipo de Phillip Coulson previamente y que también conocía a Skye. Whitehall explicó que Ward se había ganado un nuevo puesto en HYDRA por asesinar a su hermano, Christian Ward. Acto seguido, Whitehall declaró que, siendo un equipo, los tres podrían hacer muchas cosas buenas en HYDRA. Cuando Ward le preguntó a Johnson cómo había sido su primer encuentro con Coulson, quien era alguien difícil de tratar, él contestó que valió la pena, ya que tener al enemigo en frente siempre era una gran ventaja. Habiendo dicho esto, Johnson miró a Whitehall sonriendo para ocultar sus verdaderas intenciones.[3]

Reunión familiar

"Eres un monstruo, un homicida, solo dejas muerte por donde vas."
"Todo eso es cierto. Pero tienes que entender, mi linda niña... tú... te alejaron de mí, y mi mundo se derrumbó. El peor día de mi vida fue cuando te perdí, pero no fue así, no fui descuidado. ¡No te olvidé, alguien te alejó de mí!"
Skye y Calvin Johnson[fnt.]

Mientras Daniel Whitehall ponía en marcha sus planes, Johnson se quedó pacientemente esperando en una habitación del Teatro Ponce de León, el cual HYDRA estaba usando como base de operaciones, y esperó hasta que Grant Ward regresara con Skye para poder reunirse con ella. Al inicio, Johnson se presentó con su hija siendo amable, pero ella se mostró desconfiada debido a la reputación de Johnson como un monstruo. Aceptando que las cosas no saldrían como planeó, Johnson le contó la historia sobre cómo se enamoró y se casó con Jiaying durante su juventud, y también cómo fue su vida antes de que los separaran; en dado punto de la conversación, Johnson se alteró y elevó la voz, asustando a Skye.

Como Skye solo había oido un lado de la historia y estaba atemorizada, Johnson le reveló que HYDRA, bajo el mando de Whitehall y controlando a S.H.I.E.L.D., había sido la verdadera organización responsable de la tragedia que pasaron hacía muchos años, incluyendo los experimentos que Whitehall hizo con Jiaying hasta matarla. Johnson le contó a Skye sobre la Terrigénesis y el don que su madre le había heredado, afirmando que su destino era descubrir sus poderes. Después de enseñarle a Skye todo lo que había hecho para hacer posible su reunión, Johnson se puso de pie y declaró estar listo para matar a Whitehall en venganza, refiriéndose a este momento como el mejor día de su vida.[2]

Atrapado por Daniel Whitehall

"Si mi hija no estuviera aquí, te destrozaría junto a tus hombres."
"Es una de las razones por las que agradezco tu presencia."
―Calvin Johnson y Daniel Whitehall[fnt.]

Johnson y Skye asistieron a una reunión organizada por Daniel Whitehall, quien le agradeció su colaboración en la búsqueda de la Ciudad Kree y el funcionamiento del Adivinador. Cuando Skye tomó el objeto, atacó a un operativo de HYDRA y Johnson se encargó de ejecutar a otros, causando un enfrentamiento en el que reveló su verdadera identidad e intenciones. Antes de que lo noquearan, Johnson fue insultado por Whitehall sobre la fallida venganza que nunca podría concretar.

Cuando se despertó, Johnson descubrió que Skye y Grant Ward estaban atados en sillas, al mismo tiempo que Kara Palamas los custodiaba. Él corroboró que Skye no estuviera herida e intentó de escapar para matar a Whitehall, pero éste le había puesto un dispositivo paralizador que le hizo desplomarse y retorcerse de dolor en el suelo. Mientras Johnson yacía inmóvil por el dolor, oyó las burlas de Whitehall sobre todo el daño que le había hecho, y se acercó a Skye. Simultáneamente, Whitehall narraba ante Johnson su fracaso en vengar sus acciones pasadas, revelando que ahora torturaría a Skye solo para matarla de la misma manera en que lo hizo con Jiaying, es decir, experimentando con ella.

Una vez que Whitehall y Palamas salieron de la habitación para investigar ruidos causados por la llegada de S.H.I.E.L.D., Johnson aprovechó que Ward estaba distrayendo a los guardias para escapar y se quitó el dispositivo paralizador. Pese a que Ward le suplicó liberarlo para matar a Whitehall juntos, Johnson le agradeció amablemente diciendo que esa tarea debía hacerlo él solo y se retiró.[2]

Venganza arruinada

"Me iré. Pero siempre te esperaré. Cuando cambies, nadie te va a entender. Tendrán miedo. Es aterrador el cambio. Pero soy tu padre y te amo. Siempre te amaré, Daisy."
―Calvin Johnson a Skye[fnt.]

Mientras deambulaba por el Teatro Ponce de León, Johnson finalmente divisó Daniel Whitehall dándole órdenes a Kara Palamas y sus subordinados para que mataran a todos los agentes de S.H.I.E.L.D. en la instalación. Johnson esperó hasta que Whitehall se quedara solo y se preparó para finalmente destuir al hombre que le robó su vida, sonriendo para sí mismo ante el hecho de que por fin podría cumplir la promesa que le había hecho a Jiaying hacía décadas: vengarse de quienes le arrebataron a Daisy.

Johnson comenzó a avanzar lentamente hacia Whitehall para masacrarlo con sus propias manos, sin embargo, éste lo vio y le apuntó con una pistola para matarlo antes de quedar vulnerable. Antes de que Whitehall pudiera disparar, Phillip Coulson le disparó por la espalda. Con gran horror, Johnson vio a Whitehall fallecer de manera indolora y no como él tramaba, insultando a Coulson la oportunidad que acababa de arrebatarle. Aunque Johnson gritaba por lo frustrado que estaba, Coulson lo miró confundido sin saber que acababa de arruinar algo que él había planeado por muchos años.

Furioso por haber perdido la chance de acabar con su peor enemigo, Johnson se enfureció con Coulson, pero los dos tuvieron que escapar de Palamas, quien llegó disparando en un intento de salvar a Whitehall. Consumido por la ira, Johnson y Coulson comenzaron a pelear, pero éste último se vio superado por la gran fuerza que Johnson tenía. Eventualmente, Coulson no pudo defenderse más y Johnson trató de matarlo a puñetazos.

Antes de que Johnson diera el golpe final, Skye los encontró y, a punta de pistola, le ordenó a Johnson alejarse de un moribundo Coulson. Skye afirmó que no quería volver a ver a Johnson nunca más y le pidió irse; él aceptó eso, pero aseguró que volverían a verse cuando Skye tuviera que someterse a la Terrigénesis. Antes de marcharse, Johnson le reveló a Skye que su nombre de nacimiento era Daisy y se fue, devastado.[2]

Vengándose de S.H.I.E.L.D.

Amenazado por Raina

"Esperé una perfecta reunión con mi pequeñita, vengar a mi esposa. Coulson arruinó todos mis planes. Pero dijiste que lo hizo, ya cambió. Fantásticas noticias. Estará tan confundida, oh, y con mucho miedo. Ella no tuvo tu preparación mental. Es probable que corra con Coulson."
―Calvin Johnson a Raina[fnt.]

Luego del enfrentamiento entre S.H.I.E.L.D. y HYDRA, Johnson se escondió en un contenedor de transporte para poder escapar de Puerto Rico infiltrado en un barco de carga. Raina, quien había viajado con Johnson usando ese método muchas veces, fue al muelle para enfrentarlo, pues al sufrir la Terrigénesis desarrolló poderes y se deformó, adoptando una apariencia con espinas en todo el cuerpo. Ella le exigió a Johnson una explicación, pero éste la ignoró diciéndole que no había vuelta atrás y que eso era lo que siempre había deseado.

Cuando Raina reveló que Skye también había pasado por la Terrigénesis, Johnson bailó de alegría y juró que la ayudaría a entender sus poderes de la misma forma en que Jiaying ayudaba a los demás Inhumanos. No obstante, la alegría de Johnson se desvaneció al recordar que Skye consideraba a Phillip Coulson como un padre en lugar de a él, y que S.H.I.E.L.D. la incluiría en el Índice como si fuera otro fenómeno. Luego, Johnson decidió que buscaría a más individuos del Índice para reclutarlos y vengarse. Aunque Raina insistió en que debía ayudarla a recuperar su aspecto anterior, Johnson se negó a seguir trabajando con ella y la despidió.[10]

Creando a las Garras Furiosas

"¿No crees que es momento de que se sepa cómo S.H.I.E.L.D. trata a personas como nosotros? Vamos a darles una lección y queremos que te nos unas. Lo sé. Parece una locura, ¿no crees? Pero S.H.I.E.L.D. ya no es tan poderoso como parece. Un puñado de agentes. El Director parece un vendedor de puerta en puerta."
―Calvin Johnson a Karla Faye Gideon[fnt.]

En busca de conseguir un equipo que pudiera ayudarlo a matar a Phillip Coulson, Johnson rápidamente se contactó con Wendell Levi, uno de los individuos en el Índice de S.H.I.E.L.D. Johnson lo intervino y retiró el chip que S.H.I.E.L.D. le había implantado para restringir su acceso a la tecnología. Acto seguido, Levi pirateó el Índice y encontró a los miembros que Johnson necesitaba para su nueva organización.

Johnson también reclutó a Francis Noche, quien estuvo encerrado y sedado durante tres años por haber adquirido fuerza sobrehumana. Los tres fueron a Coney Island y se dirigieron a la casa de Karla Faye Gideon, quien los confundió con S.H.I.E.L.D. por un momento. Johnson le explicó la situación actual y que el resentimiento que todos tenían hacia S.H.I.E.L.D. era un buen motivo para unirse a su causa. Gideon se mostró reacia a la idea, pero Johnson terminó por convencerla y Levi le quitó los guantes metálicos que tenía, permitiéndole usar de manera libre sus uñas con bisturíes.

El equipo elaboró un plan para irrumpir en el Centro Psiquiátrico Brynmore y reclutar a otras personas del Índice. Al llegar, Johnson distrajo al guardia y Gideon procedió a emboscarlo cortándole la garganta. Antes de que Levi desactivara los sistemas de seguridad quemando los circuitos, Johnson le sorrió a una cámara, estando consciente de que Coulson más tarde vería su saludo.

Una vez que entraron, Noche abrió la cerca del instituto y Johnson con los demás liberaron a los prisioneros, incluidos John Bruno y David Angar. Bruno se quedó en el lugar para matar a los agentes de S.H.I.E.L.D. que vinieran, mientras que Johnson y el resto escapó. Mientras conducía a Manitowoc, Wisconsin, Johnson le contó a Gideon que no planeaba atacar a S.H.I.E.L.D. de frente, ya que estos mismos vendrían a buscarlos.

En el camino, hicieron una pausa para cenar en un restaurante. Allí, Johnson conoció un poco más a sus compañeros de equipo y les reveló cómo S.H.I.E.L.D. lo apartó de su hija y sobre su fallida venganza contra Daniel Whitehall. Él recordó sus peores días y confesó haber creado una fórmula que le otorgó fuerza mejorada, al costo de alterar también su comportamiento. Al final, todo el grupo entendió las motivaciones de Johnson y decidieron seguir adelante en su venganza contra S.H.I.E.L.D.[4]

Emboscada en Manitowoc

"Denle la bienveinda a Phil Coulson al campo. Un dato divertido: ¡él mató al hombre que yo planeé asesinar por dos décadas y media! ¡Que decepción! Sal ya, sal ya, de donde quiera que estés."
―Calvin Johnson[fnt.]

Al llegar a una escuela en Manitowoc, Johnson hizo que Wendell Levi y Karla Faye Gideon le quitaran la mordaza a David Angar, pero antes de que pudiera hablar, Johnson le recomendó esperar un poco para gritar por primera vez en años, temiendo que su voz los dañara. Luego de que todos se pusieran protectores en los oídos, Johnson observó cómo Angar salió al campo de fútbol de la escuela, que estaba lleno de estudiantes y porristas, y gritó a toda voz, haciendo que todos los presentes se desmayaran. Johnson continuó riendo al ver que las aves del cielo cayeron muertas sobre todo el lugar.

El equipo de Johnson procedió a esperar la llegada de Phillip Coulson para detenerlos. Cuando Coulson y Barbara Morse llegaron, Johnson anunció por los parlantes que las Garras Furiosas estaban a punto de vengarse de S.H.I.E.L.D. por discriminar a individuos alterados. Al mismo tiempo, Johnson comentó que deseaba confrontar a Coulson por haberle arrebatado la oportunidad de matar a Daniel Whitehall y arruinar años de planificación. Él le preguntó a Coulson si salvaría la vida de los estudiantes que yacían inconscientes por la voz de Angar, desafiándolo a pasar al centro del campo.

Una vez que Angar desarmó a Coulson, Johnson y los demás se le acercaron, a excepción de Gideon, quien estaba vigilando a los niños inconscientes. Johnson empezó a hablar de su venganza contra S.H.I.E.L.D., señalando que no permitiría que su hija fuera señalada como un fenónemo por ser diferente. Antes de que siguiera hablando, Melinda May llegó sosteniendo a Skye a punta de pistola. Esto hizo que Johnson amenazara a May, pero ella declaró que si no dejaba ir a los estudiantes, Skye sería ejecutada.

Johnson insistió en que S.H.I.E.L.D. no sabría apoyar a Skye por el temor que le tenían luego de la Terrigénesis. Él trató de razonar con su hija haciéndole creer que Coulson le había lavado el cerebro. Después, Johnson le dio el micrófono a Angar para que matara a todos los agentes y personas que escucharan su grito, sin embargo, Gordon apareció y se llevó a Johnson a La otra vida, apartándolo del conflicto sin ver el desenlace.[4]

Encuentro con los Inhumanos

Reunión con Jiaying

"Está aquí. Te dije que la iba a encontrar, y lo hice."
"Tenías razón, Cal. Es Daisy, nuestra hija. Gracias."
"¿Puedo verla ahora?"
"No."
―Calvin Johnson y Jiaying[fnt.]

Habiendo sido teletransportado a una ubicación desconocida para él, Johnson pasó varias horas destrozando la fría habitación en que estaba encerrado. Cuando se calmó, Gordon entró a la sala y le preguntó si había terminado. Johnson exigió saber por qué lo habían salvado si su hija necesitaba más ayuda que él, pero Gordon descartó considerar su opinión porque Johnson no era Inhumano y sus acciones violentas lo hacían ser no bienvnido en La otra vida. Johnson preguntó si lo matarían, pero Gordon dijo que esa decisión dependía de otra persona y le señaló la puerta, dirigiéndolo a otro destino que estaba por venir.[4]

Eventualmente, Johnson fue encerrado en una habitación sin salida, ventanas o puertas, así que trató de dañarla en vano, hiriéndose las manos en el proceso mientras suplicaba que lo liberen. Días más adelante, Gordon se teletransportó a la habitación y Johnson le ordenó que lo liberara, ya que sus acciones en defensa de los Inhumanos merecían un mejor trato.

Gordon no le mostró ninguna emoción y afirmó que Johnson tenía suerte de estar vivo. Johnson pronto se dio cuenta de que, después de días sin una visita, Gordon estaba allí porque Skye también se encontraba en La otra vida, y exigió que le permitieran verla. Johnson atacó a Gordon con toda su ira al ser rechazado, pero fue evadido fácilmente y se hirió las manos aún más que antes. Debido a las acciones de Johnson, Gordon le dijo que nunca saldría de La otra vida.

Horas después, Jiaying y Gordon aparecieron en la habitación. Ella le agradeció haber encontrado a su hija y lo abrazó por cumplir la promesa que le hizo cuando eran jóvenes. No obstante, cuando Johnson preguntó si podía verla, Jiaying también le dijo que no. Sabiendo que Jiaying solía tener la razón en estas situaciones, Johnson se mantuvo en silencio y aceptó su decisión.[11]

Reuión familiar

"Ojalá pudiera conocerme cuando nos casamos. Yo era calmado y mi mente no estaba tan revuelta."
"No somos iguales. No somos las personas que éramos."
―Calvin Johnson y Jiaying[fnt.]

Eventualmente, Jiaying visitó a Johnson para invitarlo a cenar con Skye, ya que ahora tenían una relación medianamente estable debido al entrenamiento que estaban realizando y sentía que Johnson se lo merecía por haber cumplido su promesa. Johnson se preparó para la ocasión utilizando un traje y consiguió margaritas. Cuando su hija y Jiaying llegaron, Johnson le entregó a Skye las flores que había recogido y la saludó afectuosamente, agradeciéndole a ambas la oportunidad de estar en familia.

Jiaying mencionó que Skye no sabía cuándo era su cumpleaños, a lo que Johnson inmediatamente le dijo que era el 2 de julio, narrando en detalle el día en que nació y cómo tuvo que conseguir un automóvil para llevar a Jiaying al hospital, pues en esa época no tenían uno. Johnson procedió a revelar que Skye nació en 1988 y no en 1989 como ella creía, causando gracia en los tres. Johnson quiso brindar por la anhelada reunión que estaban viviendo y reanudó la historia mientras su hija lo escuchaba con atención.[12]

Aún pensando en el grato momento que tuvo con su familia, Johnson conversó con Jiaying y afirmó que todo salió casi exactamente como él lo había imaginado, aunque reconoció que le habría gustado que Skye los conociera como cuando estaban casados y su mente no era tan inestable. Acto seguido, Johnson fue informado de que podría abandonar temporalmente La otra vida para recoger algunas pertenencias de su casa.

Mientras estaba acostado, Skye llamó a la puerta de Johnson y le preguntó a dónde iba. Él le informó que viajaría a Milwaukee, el lugar donde vivía, y se ofreció a traerle un regalo para cuando regresara. Aunque Skye rechazó su oferta cortésmente, Johnson comenzó a contarle una breve historia de su juventud con Jiaying, justo antes de que Skye le preguntara si podía acompañarlo en su viaje. Johnson accedió con gran felicidad y afirmó que sería el mejor día de la vida para los dos.[1]

Día de padre e hija

"Hubiera sido perfecto. Te dejaría ahí cada mañana e iría por tí, te ayudaría con tu proyecto de ciencias, un volcán, porque, ¿quién no ama los volcanes? Iríamos al baile padre e hija juntos, y luego un helado. La vida que tendríamos. Debimos tener."
―Calvin Johnson a Skye[fnt.]

A la mañana siguiente, Gordon dejó a Johnson y Skye en Milwaukee como había prometido. Una vez que llegaron, Johnson le dijo groseramente a Gordon que los dejara solos, comentario que Skye desaprobó. Antes de irse, Gordon les dijo que los recogería cuando estuvieran listos. La pareja comenzó a caminar por la calle mientras charlaba.

Johnson trató de mostrarle a su hija una gran pastelería que conocía, pero ésta había cerrado sin que él lo supiera. Evidenciando su nerviosismo, Johnson le preguntó a Skye si estaba divirtiéndose con él, a lo que ella recalcó que, pese a las muchas cualidades de Johnson, ser aburrido no era una de ellas. De repende, Skye pasó a chocar con un desconocido, y Johnson lo insultó exigiéndole disculparse con su hija. Tras calmarlo un poco, Skye le consultó a Johnson si había una tienda de helados cercana.

Finalmente, Johnson llevó a Skye a su antigua consulta médica, donde todas sus cosas permanecían intactas, y reveló que todo el edificio era de su propiedad pese al poco uso que le daba. Al entrar, Skye notó que el apellido de Calvin era Johnson, y él comentó que tuvo que cambiarse de nombre cuando se hizo fugitivo. Él le mostró un kit quirúrgico que pertenecía a su abuelo, el cual usó para salvar a Jiaying cuando fue asesinada. El entusiasmo de Johnson se vino abajo cuando Skye le dijo que nada de lo que él anhelaba sucedería, pues ella ya era adulta y no necesitaba que la consientan como si fuera una niña pequeña.

Los dos fueron interrumpidos por un ruido. Por precaución, Johnson tomó un par de tijeras para defenderse y se encontraron con Lincoln Campbell espiándolos, molestando a Johnson por el hecho de que Jiaying no confiaba en él. Johnson no tardó en deducir que Skye y Jiaying habían planeado abandonarlo en Estados Unidos para no volver a verlo en La otra vida. En un ataque de ira, Johnson arrojó a Campbell contra una pared y exigió que se refiriera a Skye como Daisy, su nombre real.

Antes de que su conflicto pasara a mayores, un grupo de agentes de HYDRA llegó, y Johnson le ordenó a Campbell cuidar de Daisy. Él caminó rápidamente hacia sus enemigos y los mató con fuerza bruta. Cuando Johnson terminó de luchar, vio a Gordon regresar por su hija para llevársela, así que se abalanzó y logró aferrarse a él antes de que se teletransportaran.[1]

Quedándose con Jiaying

Johnson y Skye llegaron con Gordon a La otra vida luego de abandonar a Lincoln Campbell en el edificio que HYDRA estaba allanando. Enfurecido porque Jiaying había tratado de alejarlo de su hija nuevamente, Johnson la buscó y comenzó a insultarla por su imprudencia y falta de criterio. Tras que Johnson empezara a gritar a todo pulmón y atrajera la atención de los Inhumanos presentes, Jiaying le ordenó retirarse a su habitación y calmarse.

Horas más tarde, Johnson fue visitado por Jiaying y salieron a conversar. A pesar de que ella lo había querido traicionar cruelmente, Johnson se mantuvo en calma y controló su frustración. Ella le pidió disculpas por lo sucedido y él reconoció que no debió haber armado un escándalo. Jiaying le informó que podría quedarse en La otra vida de todas maneras, aunque no necesariamente para vivir en familia con Skye como él quería. Mientras la pareja veía a Raina, Johnson afirmó que ella era manipuladora y deshonesta, recomendándole a Jiaying mantenerla vigilada.[13]

Amenazados por S.H.I.E.L.D.

"¿Qué puedo hacer para convencerlos de que no los queremos lastimar?"
"Entrégame. Creen que soy un homicida. Y en realidad, es cierto. Entégame. A S.H.I.E.L.D. le fascina encerrar al culpable. Hay festejos en todos lados."
"Cal, no puedo."
"Déjame proteger a mi familia. Sé que antes no pude."
Jiaying y Calvin Johnson[fnt.]

Gordon y Raina fueron enviados a buscar el Monolito; Johnson estuvo en la oficina de Jiaying discutiendo con ella si Raina representaría un peligro para los Inhumanos. Luego de advertir que mataría a Raina si le hacía daño a Daisy, Johnson se retractó notando que otra vez estaba perdiendo el control. Él le contó a Jiaying un poco más sobre el pasado de Raina y su naturaleza egoísta al siempre acercarse a los demás solo por conveniencia.

Tras el regreso de Gordon y Raina rastreando el Monolito en el Iliad, los cuatro charlaron acerca de que Skye había regresado con S.H.I.E.L.D. Cuando Johnson volvió a entrar en conflicto con la pareja debido al riesgo que corría la vida de Skye, Gordon de burló de él, razón por la que Jiaying los detuvo y declaró que solo sobrevivirían si no se dejaban intimidar por S.H.I.E.L.D.

Más tarde, Johnson se enteró por Jiaying de que S.H.I.E.L.D. vendría a La otra vida y rompió una mesa al recibir la noticia. Pese a que no le agradaba en lo absoluto, Johnson declaró que Phillip Coulson era un agente que realmente cuidaba a Daisy. Cuando Jiaying le consultó por algo llamado el Índice, Johnson se horrorizó y explicó que era un sistema para clasificar a individuos con poderes.

Al inicio, Johnson propuso emboscar a S.H.I.E.L.D. cuando llegara, pero Jiaying descartó la idea para no decepcionar a Daisy. Jiaying dijo que su gente nunca la seguiría a una guerra devastadora, a lo que Johnson afirmó que él sí la acompañaría. Los dos compartieron un tierno momento en el que recordaron sus días como novios. En última instancia, Johnson se ofreció a ser entregado a S.H.I.E.L.D., sabiendo que si lo creían culpable, dejarían en paz a su familia.[14]

Planes de Jiaying

Entregándose a S.H.I.E.L.D.

Johnson estaba presente cuando Roberto Gonzales llegó a la oficina de Jiaying para una reunión. Cuando Gonzales preguntó qué hacía Johnson en La otra vida, Jiaying explicó que estaba dispuesta a entregarlo a S.H.I.E.L.D. como muestra de agradecimiento por haber dejado ir a Skye y Lincoln Campbell. Cuando Gonzales mencionó que Johnson había matado a buenos agentes, Johnson afirmó que solo había acabado con quienes lo merecían. Jiaying le pidió a Johnson y Skye dejarla a solas con Gonzales para tener una charla en privado.

Mientras caminaban hacia el Quinjet, Johnson le agradeció a Skye el habrle permitido entrar en su vida y conocerla, destacando que era una chica increíble aún mejor de lo que él imaginaba. Skye respondió que dicho sentimiento de gratitud era mutuo y Johnson fue puesto a disposición de Melinda May, quien lo esposó para ser interrogado más tarde.

Cuando los agentes le revisaron a Johnson los bolsillos, encontraron unos viales vacíos. Aunque Anne Weaver le preguntó de qué sustancia se trataba, Johnson afirmó burlonamente no saber nada, pues se había inyectado su fórmula y no quería ser descubierto. Mientras se preparaban para despegar, Johnson se mantuvo tranquilo y le sonrió a cada persona que lo miraba.[14]

Eventualmente, la fórmula de Johnson comenzó a hacer efecto y tuvo que comenzar a cantar canciones infantiles para mantener la cordura. Pese a que los agentes le habían puesto audífonos para que no escuchara sus conversaciones, Johnson sabía que los planes de Jiaying se estaban desarrollando bien. Finalmente, nadie descubrió lo que pasaría y May abandonó La otra vida para ir al Campo de Juegos.[15]

Reencuentro con Phillip Coulson

"Estás aquí para asesinar a algunos agentes."
"No, estoy aquí para asesinar a la mayoría."
Phillip Coulson y Calvin Johnson[fnt.]

Al llegar al Campo de Juegos, Johnson fue recibido por Phillip Coulson, quien dudó de sus intenciones, pues le resultaba imposible creer que los Inhumanos lo hubieran entregado en un intento de hacer las paces justo antes de que Roberto Gonzales muriera en circunstancias misteriosas. De camino al calabozo, Johnson se mantuvo haciendo bromas hasta que Coulson le colocó audífonos otra vez.

Debido al efecto de su fórmula, Johnson comenzó a sentir frío y calor extremos en cortos lapsos de tiempo. Cuando Coulson llegó, Johnson se quejó del frío y exigió que le trajeran una manta. Al ser interrogado sobre lo fácil que fue capturarlo, Johnson simplemente le dijo a Coulson que nunca lo entendería, pues no sabía lo que era ser padre y el estar dispuesto a darlo todo por un hijo.

Coulson insistió una vez más en que quien alejó a Johnson de su hija fue Daniel Whitehall y no S.H.I.E.L.D. Luego, Coulson le habló sobre la Masacre de Hunan y preguntó cómo había matado a casi toda una aldea sin ayuda de nadie. Johnson se jactó de lo que hizo en ese tiempo y reconoció que lo había hecho con estilo, negándose a dar detalles.

Eventualmente, Coulson dedujo que Johnson estaba bajo los efectos de su fórmula como parte de una distracción orquestada por Jiaying. Pese a que Johnson confesó haberse inyectado su fórmula, reconoció con orgullo que estaba preparándose para matar a tantos agentes de S.H.I.E.L.D. como pudiera. Durante la discusión, Coulson se refirió a Skye como Daisy, lo que enfureció a Johnson porque sentía que solo su familia podía llamarla así.

Coulson intentó razonar con Johnson, explicándole que Jiaying siempre lo había manipulando y usando para hacer el trabajo sucio. Aún negándose a creer que Jiaying lo manipulaba, Johnson aseguró su esposa era mejor que él. Debido a las acusaciones de Coulson sobre los intentos de Jiaying por comenzar una guerra, Johnson comenzó a enojarse y su corazón sufrió un paro, que lo hizo colapsar y respirar con dificultad.[15]

Aceptando la verdad

"Solo querías salvarla dándole gusto a Jiaying."
"¡Oh, no, solo quería que mi familia estuviera unida!"
Phillip Coulson y Calvin Johnson[fnt.]

Como su corazón ya no latía, Johnson fue rápidamente llevado a la unidad médica, donde Jemma Simmons intentó reiniciar su corazón. Cuando el desfibrilador no sirvió de nada, Simmons se vio obligada a inyectarle adrenalina para salvarle la vida. La adrenalina resultó ser el componente clave de la fórmula de Johnson, pues sufrió otro ataque al recibirla y se cayó de la mesa.

La dosis de adrenalina resultó en que Johnson sufriera una transformación física, lo que provocó que su piel, venas y uñas crecieran hasta desfigurarlo parcialmente. Con su nueva fuerza, Johnson se dispuso a enfrentarse a sus enemigos, llamándose a sí mismo el monstruo que todos lo creían. Coulson, Simmons y Leopold Fitz trataron de someterlo encerrándolo en la cápsula médica, pero Johnson comenzó a perder el control y rompió la puerta de cristal.

Mientras un furioso Johnson los acechaba, Fitz y Simmons le dispararon con unos R.E.C.I., pero no lograron detenerlo. Riéndose, Johnson les dijo que el único efecto de los disparos fue perder la sensibilidad en las piernas. Tras que Fitz y Simmons huyeran, Coulson trató de quedarse calmándolo recordándole que Jiaying lo había manipulado. No obstante, Jonson dijo que se conformaba con hacerla feliz sin importar que ella no lo quisiera. Finalmente, Coulson también tuvo que escapar cuando Johnson lo atacó lanzándole cosas y destrozando todo a su paso.

Johnson deambuló por el Campo de Juegos hasta que vio a Fitz y Simmons en una habitación. Mientras los perseguía, Coulson lo embisitió con una Camioneta de S.H.I.E.L.D., inmovilizándolo contra una pared.[15] A medida que Johnson trataba de liberarse, Coulson logró convencerlo de que no era un monstruo real, sino un buen hombre al que Jiaying había utilizado.

Un poco más calmado, Johnson admitió que Jiaying lo convenció de matar a decenas de personas, y que el obedeció porque solo quería volver a estar con ella y su hija. Luego de aceptar con tristeza que Jiaying ya no era la dulce mujer de la que se enamoró y que ésta misma era un peligro para la vida de su hija, Johnson apartó la camioneta y se liberó. Él sujetó a Coulson del cuello y en lugar de matarlo, se comprometio a ayudarlo a proteger a Skye.[16]

Secuestro y Recuperación del Iliad

"Cal... ¿qué estás haciendo?"
"Cumplo mi promesa."
Jiaying y Calvin Johnson[fnt.]

Ahora trabajando con Phillip Coulson, Johnson permitió que Jemma Simmons lo revisara y ayudara a recuperar su apariencia normal, llegando a entablar una agradable conversación con ellos. El equipo viajó al Iliad en un Quinjet, donde Johnson dedujo que Jiaying mataría a los Humanos a bordo usando Cristales terrígenos. Como esta operación era un asunto familiar para él, Johnson le pidió a Coulson encargarse de mantener a salvo los Cristales, mientras que él mismo se ocuparía de Jiaying.

Después de que llegaran, Johnson se encontró a Jiaying intentando escapar con una caja de Cristales en comañía de su pequeño escuadrón de Inhumanos. Él trató de razonar con ella, pero Jiaying se horrorizó al enterarse de que Johnson ahora estaba del lado de S.H.I.E.L.D. y no de los Inhumanos. Aunque Jiaying estaba decidida a seguir con su tarea, Johnson trató de detenerla desesperadamente, advirtiéndole que causar una guerra y matar a gente inocente afectaría mucho a su hija Daisy.

Jiaying se negó a escuchar más y le ordenó a Johnson quitarse del camino, señalando que sus acciones asegurarían en el futuro los Inhumanos. Cuando Johnson se negó a permitirle continuar, Jiaying hizo que Gordon teletransportara a Johnson a una habitación cerrada, dejándolo atrapado mientras gritaba de impotencia por no poder hacer nada.

Pronto, Johnson logró escapar y encontró a Jiaying y Skye luchando en la cubierta del Iliad, pues ésta última acababa de lanzar al mar los Cristales terrígenos de Jiaying, arruinando su misión. Johnson les rogó detenerse, ya que al verlas pelear se entristeció profundamente. Al ver que no había forma de parar a su esposa, Johnson la apartó de Skye y le rompió las terminaciones nerviosas.

Habiendo perdido su motricidad, Jiaying le preguntó a Johnson qué estaba haciendo, a lo que él respondió entre lágrimas que cumplía la promesa que le hizo sobre proteger a Daisy a toda costa. Acto seguido, él levantó a Jiaying y le destrozó la columna con sus propias manos, causándole la muerte. Mientras Jiaying moría, Johnson abrazó su cadáver, sabiendo que este sacrificio y el remordimiento que vendría fueron para salvar a su amada hija.[16]

Nueva vida

Despidiéndose de su memoria

"Sé que me iré lejos, pero esperaba que me visitaras de vez en cuando."
"Lo haré. Es una promesa."
"Y ese será el..."
"Adivinaré, ¿el mejor día de tu vida? Tienes muchos de esos."
"No, solo uno. El 2 de julio del 88."
―Calvin Johnson a Skye[fnt.]

Con el fin de la Guerra contra los Inhumanos, Johnson volvió al Campo de Juegos y cuando se iba, Skye se le acercó. Sabiendo que no volvería a verla, Johnson le dijo a Skye que resultó ser mejor hija de lo que imaginó, pese a que la había imaginado perfecta. Asumiendo que lo iban a encarcelar para siempre, Johnson le pidió a Skye visitarlo de vez en cuando, y ella prometió que lo haría, bromeando con que sería el mejor día de su vida. Para sopresa de Skye, Johnson la corrigió diciéndole que el mejor día de su vida fue cuando ella nació.

Tras despedirse, la mente de Johnson fue borrada por S.H.I.E.L.D. con los recursos restantes del Proyecto T.A.H.I.T.I. a petición de la misma Skye. Con nuevos recuerdos implantados, Johnson inició una vida pacífica como el Doctor Calvin Winslow, y llegó a abrir su propia clínica veterinaria. Mientras Winslow le daba la bienvenida a sus nuevos clientes, saludó cálidamente a una chica que estaba frente a su oficina. Cuando él le preguntó su nombre, dicha persona se presentó como "Daisy"; Winslow comentó que Daisy tenía un hermoso nombre y le recomendó traer a su mascota para chequearla, antes de continuar con su vida como un hombre feliz.[16]

Poderes y Habilidades

Poderes

  • Fuerza Mejorada: Calvin Johnson posee una fuerza mayor que supera al hombre promedio, siendo capaz de matar fácilmente a cualquiera con sus propias manos, tal como romper el cuello de alguien al lanzarlo. Derivado de sus experimentos realizados en sí mismo, su fuerza le permitió someter a Raina, transformada, al suelo, a pesar de que lo ella lo tenía del cuello.
  • Transformación: Gracias a su fórmula, Johnson pudo transformarse en un enorme humanoide, extremadamente resistente a cualquier daño físico. En esta forma, los R.E.C.I.s no tuvieron efecto sobre él, e incluso salió ileso al ser atropellado por una camioneta. También su fuerza aumentó notablemente, siendo capaz de mover un equipo pesado de laboratorio y de romper el cuello de Jiaying con un simple giro de muñeca.

Habilidades

  • Capacidades médicas: Johnson tiene entrenamiento médico completo, después de trabajar en una clínica en su juventud y realizar cirugías ilegales en sus últimos años. Posee conocimiento completo de la fisiología humana, que lo hace eficaz en salvar vidas o matar a otros si pierde la compostura. Él utilizó sus conocimientos médicos para crear una fórmula química que aumentaba su fuerza y cambiaba su fisiología, a pesar de que no fue del todo exitosa en él, ya que lo convirtió en alguien violento y agresivo.
  • Combatiente: Johnson tiene la capacidad de luchar cuerpo a cuerpo, hasta el punto de matar a soldados de HYDRA con relativa facilidad. Sin embargo, él utiliza su fuerza mejorada a su favor.

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Calvin Johnson

En orden cronológico:

En una línea de tiempo alternativa:

Detrás de escenas

  • Aunque el nombre completo del personaje nunca fue revelado en la serie, Maurissa Tancharoen confirmó que sí era Calvin Johnson.
  • Kyle MacLachlan no interpretó a Calvin Johnson en su primera aparición, el episodio Beginning of the End; Johnson fue interpretado por un extra en dicho episodio.

Trivia

Referencias

Enlaces externos

Advertisement