FANDOM


Para otros usos de este término, véase Valquiria (desambiguación)
"Mira, he pasado años aturdida olvidando mi pasado. Sakaar parecía el mejor lugar para beber y olvidar y morir algún día."
"Bueno, se me ocurrió que bebes demasiado y eso tal vez acabará contigo."
"No tengo pensado dejar de beber."
―Brunnhilde y Thor[fnt.]

Brunnhilde es una guerrera Asgardiana Valquiria, actual Rey de Nuevo Asgard, y antigua miembro de las Valquirias, que residió en Sakaar como una recolectora después de su derrota a manos de Hela. Durante su exilio autoimpuesto, Brunnhilde conoció a Hulk, y le vendió a Thor al Gran Maestro, aunque más tarde se unió a él, formando a los Revengadores. Ella lo ayudó a escapar de Sakaar para derrotar a Hela, siendo testigo de la Destrucción de Asgard como resultado y se unió al resto de los supervivientes Asgardianos, dirigidos por el Rey Thor, en su viaje a la Tierra.

En su camino fueron atacados por Thanos y la Orden Oscura, por lo que Brunnhilde ayudó a evacuar a los Asgardianos antes de que Thanos destruyera la nave, y los reubicó en Nuevo Asgard en la Tierra. Durante los cinco años posteriores al Chasquido, ella vio a Thor recurriendo a la ociosidad y el alcoholismo. Más adelante, Brunnhilde lideró a los Asgardianos durante la Batalla de la Tierra, que terminó con la derrota de Thanos y su armada, provenientes de una línea de tiempo alternativa. Después de esta victoria, Brunnhilde fue nombrada Rey de Nuevo Asgard por Thor, quien se uniría a los Guardianes de la Galaxia.

Biografía

Liderando a las Valquirias

Derrotada por Hela

"Tu hermana, su poder proviene de Asgard, como el tuyo, y cuando creció más allá del control de Odín, masacró a todos en el palacio y trató de apoderarse del trono. Cuando trató de escapar de su exilio, él envió a las Valquirias a combatirla. Yo sobreviví porque... a ella ya la enfrenté cuando tenía fe en el trono y todo lo perdí ahí."
―Brunnhilde a Thor[fnt.]

Brunnhilde era una de las muchas Valquirias enviadas por Odín para llevar a Hela de regreso a su prisión. Montando un corcel alado, Brunnhilde y sus compañeras Valquirias se enfrentaron a Hela en combate. Sin embargo, Hela creó una gran cantidad de armas que usó para matar a las Valquirias cuando descendieron sobre ella.

Eventualmente, las Valquirias se quedaron sin corceles y lucharon por tierra, resultando en la caída de más miembros. Brunnhilde fue una de las últimas Valquirias, y se acercó para asesinar a Hela, pero ella le lanzó un cuchillo, que recibió otra Valquiria, sacrificándose para salvar a Brunnhilde. Luego de esto, Odín regresó para encerrar a Hela nuevamente en su prisión.[1]

Vida en Saakar

Recolectora 142

"He pasado años aturdida olvidando mi pasado. Sakaar parecía el mejor lugar para beber y olvidar y morir algún día."
―Brunnhilde y Thor[fnt.]

Siendo todo lo que quedaba de las doncellas guerreras Asgardianas, Brunnhilde se exilió al planeta Sakaar, donde sirvió al Gran Maestro como una de sus mejores cazarrecompensas bajo el nombre de Recolectora 142. Finalmente encontró a Hulk, a quien llevó con el Gran Maestro para que se convierta en su Campeón en la Contienda de Campeones, y gastaba lo que tenía en licor, acostumbrándose a su nuevo estilo de vida hasta, según ella, morir.[1]

Conociendo a Thor

"Oye, ¿a dónde me llevas? ¡contéstame! ¡soy Thor, hijo de Odín, y necesito regresar a Asgard!"
"Me disculpo con usted, majestad."
Thor y Brunnhilde[fnt.]

Un tiempo después, Brunnhilde encontró a Thor caer a Sakaar y como este comenzó a luchar contra algunos carroñeros, vio que tenía valor para vendérselo al Gran Maestro. Brunnhilde aterrizó su nave frente a ellos y comentó que Thor era suyo, pero a medida que se acercaba, esta se cayó de la nave debido a que estaba mareada por consumir demasiado licor. A pesar de esto, Brunnhilde se levantó y como los carroñeros se negaron escucharla, rápidamente activó sus guanteletes para disparar las armas de su nave contra los carroñeros hasta no dejar rastro de ellos.

Thor le agradeció por su ayuda, pero Brunnhilde le lanzó un Disco de Obediencia y lo electrocutó hasta dejarlo inconsciente. Ella subió a Thor a su nave, y aprendió que este era el hijo de Odín, pero actuó con indiferencia y simplemente ignoró sus súplicas de liberarlo. Una vez que llegaron al edificio del Gran Maestro, este quedó sorprendido por el potencial que parecía tener el nuevo contendiente y le dio diez millones de unidades a Brunnhilde como recompensa.[1]

Molestada por Thor

"Odín murió. Hela, la Diosa de la Muerte, ha invadido Asgard."
"Si Hela ha vuelto, entonces Asgard ya está perdido."
"Yo voy a detenerla pronto."
"¿Qué, solo?"
"No. Voy a reunir a un equipo. Conmigo, contigo y obvio, con él."
Thor y Brunnhilde[fnt.]

Al comprar alcohol cerca de la sala de armas de los gladiadores, Brunnhilde fue encontrada por Thor, quien aprendió por Korg que ella era Asgardiana. Thor, al ver la marca que tenía en su brazo, la reconoció como una Valquiria y trató de mantener una conversación con ella. Sin embargo, Brunnhilde decidió irse, pero Thor le informó que Asgard estaba en peligro debido al regreso de Hela, pero Brunnhilde le mencionó que Asgard estaba perdido, a lo que Thor le comentó que actuaba como una traidora, ya que las Valquirias juraron proteger el reino. Brunnhilde simplemente le dijo que ahora era recolectora y que no estaban en Asgard, antes de dejar el salón.

Brunnhilde estacionó su nave arriba de la arena de Sakaar para ver la pelea entre Thor y Hulk mientras seguía bebiendo. Ella no se sorprendió por ver a Hulk dominando a Thor, pero cuando el Dios del Trueno despertó sus poderes y arrinconó a Hulk, Brunnhilde dejó de tomar y simplemente veía sorprendida el giro inesperado de la batalla. No obstante, se volvió a decepcionar cuando Thor fue derrotado por Hulk y abandonó la arena.

Después del duelo, Hulk la citó con urgencia a su habitación, y Brunnhilde aceptó. Ella saludó a Hulk, y lo derribó rápidamente, solo para descubrir que él la llamó porque se lo pidió Thor, quien compartía habitación con Hulk. Brunnhilde aceptó escuchar a Thor, y conversaron sobre la amenaza que Hela traería a Asgard tras la muerte de Odín. Aunque no logró persuadir a Brunnhilde de ayudarlo, Thor logró obtener el control remoto de su Disco de Obediencia y se lo quitó del cuello. Thor aceptó que Brunnhilde no podía cambiar, pero de todas maneras él iba a luchar contra Hela porque era lo correcto, y saltó sobre el cristal del edificio para escapar.[1]

Uniéndose a los Revengadores

"Quiero estar en el equipo, ¿tiene algún nombre?"
"Sí, seremos los Revengadores."
"¿Revengadores?"
"Porque yo me quiero revengar, tú te quieres revengar y igual quieres revengarte."
―Brunnhilde y Thor[fnt.]

Como Hulk decidió perseguir a Thor y no hubo rastro de ambos tras esto, el Gran Maestro se enfureció, por lo que contactó a Brunnhilde y Loki para encontrarlos. Al escuchar sus nuevas órdenes, Brunnhilde prometió cumplir con la misión, al igual que Loki. Cuando los dos salieron de la sala y comenzaron a caminar juntos, Loki la provocó atacándola, notando el tatuaje de Brunnhilde que la exponía como una Valquiria retirada. A pesar de los intentos de Loki por asesinarla, Brunnhilde lo puso contra la pared, y lo amenazó con elegir correctamente sus próximas palabras, aunque Loki no se intimidó y usó su magia para que Brunnhilde reviviera los peores recuerdos de su pasado como Valquiria.

Cuando Brunnhilde recuperó la consciencia, noqueó a Loki y lo encadenó en una silla en su habitación. No queriendo seguir siendo acusada como alguien que escapaba de sus problemas y de su pasado, Brunnhilde decidió buscar a Thor no para capturarlo, sino para unirse a él en su búsqueda de venganza contra Hela. Ella lo encontró a él y Bruce Banner en un desfile de Hulk, llevándolos a su habitación, donde encontraron a Loki despierto, pero aún encadenado en la silla.

Brunnhilde aceptó unirse a los Revengadores con Thor y Banner, y planearon robar el Comodoro para escapar a través del portal más grande de Sakaar, el Trasero del Diablo. Al mismo tiempo, Banner afirmó que sentía que conocía a Brunnhilde de algún lado, con ella haciendo el mismo comentario. Cuando Loki sugirió usar a la "bestia", Thor y Banner se negaron, ya que no era el momento, aunque Brunnhilde quedó confundida, ya que desconocía a lo que ellos se estaban refiriendo. Como necesitaban los códigos de seguridad para infiltrarse en el edificio del Gran Maestro, Loki decidió ayudarles.[1]

Escape de Sakaar

"¡Aquí vamos!"
―Brunnhilde a Thor y Bruce Banner[fnt.]

Brunnhilde liberó a todos los gladiadores de la Contienda de Campeones para iniciar una rebelión dirigida por Korg, dándoles armamento para distraer a la guardia, mientras que Thor robó el Comodoro y abandonó a Loki, quien intentó traicionarlo para entregarlo al Gran Maestro, sin éxito.

Usando su propia nave, Brunnhilde siguió el Comodoro y comenzó a luchar contra las naves de persecución que el Gran Maestro había enviado tras ellos. La nave de Brunnhilde fue destruida, y ella usó sus habilidades para saltar de nave en nave, destruyéndolas con sus propias manos. Thor se unió a Brunnhilde antes de subir al Comodoro pilotado por Bruce Banner, con Brunnhilde decidiendo tomar el mando para atravesar el Trasero del Diablo.[1]

Ragnarök

Batalla en el Puente Arcoíris

"Todo va a estar bien ahora, yo me encargo. Te diré quién soy, ¿lo quieres saber?"
"¿Ahora de qué estás hablando?"
"Ya entenderás."
Bruce Banner y Brunnhilde[fnt.]

Una vez que llegaron a Asgard, Thor decidió ir al palacio para alejar a Hela mientras Brunnhilde se aseguraba que los Asgardianos dirigidos por Heimdall evacuen el reino dirigiéndose al Observatorio de Heimdall. Antes de separarse, Thor le dejó su antiguo uniforme de Valquiria, con Brunnhilde cambiándose rápidamente, y alistó un arma en el Comodoro para derribar a los Berserkers que se acercaban a los Asgardianos. Ella después se centró en Fenris, pero como no le hacía daño, Banner le dijo que él se hará cargo de Fenris, aunque Brunnhilde no podía entender qué iba a hacer. Acto seguido, Banner saltó de la nave y se transformó en Hulk, para gran sorpresa de Brunnhilde, quien ya entendió porque Hulk desapareció repentinamente de Sakaar y porqué Loki se refería a Banner como la "bestia".

Como Hulk y Fenris se trasladaron al mar para seguir la pelea, los Asgardianos fueron acorralados por los Berserkers. No obstante, la Rebelión Sakaariana llegó proporcionando apoyo, y apareció Loki dirigiendo la Estadista para asegurar la evacuación del reino. En un momento dado, un grupo de Berserkers intentó derribar el Comodoro, obligando a Brunnhilde a estrellar la nave en el Puente Bifrost. Ella salió para pelear contra los Berserkers al mismo tiempo que Thor regresó, ya habiendo aprendido a dominar sus nuevos poderes. No obstante, como el poder de Hela provenía de Asgard, Thor decidió mandar a Loki a la Cámara de Odín para resucitar a Surtur y provocar el Ragnarök.

Cuando Hela apareció frente a Thor y Brunnhlde, ambos la enfrentaron y esquivaron sus Necroswords, pero estaban casi agotados. A medida que Thor ganaba tiempo hablando con ella, Surtur finalmente emergió del palacio y cuando Hela se quedó mirándolo, Brunnhilde aprovechó la distracción para atacarla, y Thor usó sus poderes para destruir una parte del Puente Bifrost, haciendo caer a Hela. A medida que Surtur destruía Asgard, Brunnhilde expresó su disgusto de ver que la profecía se estaba cumpliendo, al igual que Thor. De repente, cuando Hulk se lanzó contra Surtur, Brunnhilde y Thor lo convencieron de dejarlo ir y llevarlos a la Estadista, donde estaban los Asgardianos ya evacuados.[1]

Uniéndose a los Asgardianos

"Tu trono."
―Brunnhilde a Thor[fnt.]

Una vez en la Estadista, todos vieron la destrucción de Asgard a manos de Surtur, quien destruyó consigo a Hela. Luego de haber enfrentado a sus demonios del pasado, Brunnhilde aceptó con orgullo tener un lugar entre los Asgardianos una vez más y estuvo presente durante la coronación de Thor. Ella se unió a su nuevo rey en su viaje a la Tierra, donde empezarían a vivir los Asgardianos sobrevivientes.[1]

Guerra del Infinito

Ataque a la Estadista

En su viaje a la Tierra, la Estadista fue atacada por Thanos y la Orden Oscura, quienes buscaban el Teseracto en posesión de Loki. Durante la emboscada, la mitad de los Asgardianos en la nave fueron sacrificados, junto con Heimdall y Loki, mientras que Brunnhilde evacuó a los Asgardianos restantes a un lugar seguro antes de que el Titán Loco destruyera la nave, con Thor siendo el único sobreviviente que se quedó peleando.[2]

Vida en la Tierra

Fundando Nuevo Asgard

"Oigan, nunca debieron venir."
"Ah, Valquiria. Gusto en verte, chica enojada."
"Creo que era mejor tenerte grandote o normal."
―Brunnhilde y Bruce Banner[fnt.]

Un tiempo después, Brunnhilde, Korg, Miek y los Asgardianos sobrevivientes se instalaron en la Tierra, precisamente en Tønsberg, Noruega, cambiándole el nombre a Nuevo Asgard. En lugar de gobernar de una manera eficaz, Thor se adentró en una vida de alcoholismo como una forma de hacer frente a sus fracasos, muy a pesar de la ayuda de Brunnhilde, quien se dio cuenta que Thor estaba pasando por una situación igual a la suya cuando Hela mató a las Valquirias y ella comenzó a emborracharse en Sakaar para superar su pasado.

Cinco años después, Bruce Banner y Rocket Raccoon, después de haber descubierto una forma de revertir el Chasquido, visitaron Nuevo Asgard con la esperanza de reclutar a Thor. Cuando llegaron, Brunnhilde los recibió y fue saludada por Banner, aunque ella mostró desagrado por la nueva forma de Banner fusionado con Hulk y comentó que lo prefería como estaba antes o en su forma humana. Rocket se presentó ante la guerrera Asgardiana, quien intercambió miradas con él. Cuando se le preguntó sobre el estado de Thor, ella reveló que solo se le veía una vez al mes cuando salía por provisiones, refiriéndose en realidad a la cerveza. A pesar de su renuencia, Brunnhilde dirigió a los dos hasta la cabaña de Thor, donde Banner y Rocket lo convencieron de dejar Nuevo Asgard para ayudarles.[3]

Batalla de la Tierra

"¿Alguien ha visto una horrible Van por ahí?"
"Sí, pero no te va a gustar donde lo estacionaron."
Steven Rogers y Brunnhilde[fnt.]

Brunnhilde salió del portal de un Anillo de Honda para enfrentar a Thanos y su ejército, provenientes de una línea de tiempo alternativa, acompañada de Korg, Miek, Wanda Maximoff y los Asgardianos, mientras aparecían otros portales donde se les unían los Vengadores, los Guardianes de la Galaxia, los Devastadores, los Maestros de las Artes Místicas y las tribus de Wakanda. Brunnhilde llegó montando a su Corcel de Valquiria, Aragorn, y voló junto a él acompañada de sus aliados cuando Steven Rogers dio la señal para pelear.

Ella se acercó con su corcel hasta un Gorila Chitauri, a quien atacó por el cuello con su espada, y después proporcionó apoyo aéreo. Como Steven Rogers preguntó dónde estaba la Van de Luis para devolver las Gemas del Infinito a sus respectivos lugares en el tiempo y evitar que Thanos las obtenga, Brunnhilde le respondió que sabía dónde estaba, pues alcanzaba verlo desde el cielo, pero que sería complicado llegar hasta allí, ya que estaba rodeado por Outriders y Gorilas Chitauri. Peter Parker, con el Nano Guantelete, intentó llegar a la Van rápidamente, recibiendo la ayuda de Virginia Potts, quien lo cargó y lo lanzó hasta Aragorn. Brunnhilde intentó dirigir el corcel a la Van esquivando los disparos del Santuario II, sin embargo, Parker pronto cayó del corcel gravemente herido por los láseres.

Más adelante, Brunnhilde bajó con Aragorn para reunirse con muchas otras heroínas como Carol Danvers, Hope van Dyne, Virginia Potts, Gamora alternativa, Nebula, Mantis, Shuri y Okoye, para atravesar a los enemigos en su camino en un ataque coordinado trabajando juntas, ya que Danvers se iba a ocupar de llevar el Nano Guantelete a la Van de Luis. Brunnhilde voló con Aragorn directamente hacia un Leviatán, y usó su espada para destruir las partes externas de la criatura, distrayéndolo mientras Danvers seguía avanzando.

A pesar de sus esfuerzos, Thanos destruyó la Van de Luis y robó el Nano Guantelete. Sin embargo, Anthony Stark le arrebató las Gemas del Infinito y realizó un chasquido con su poder para destruir a Thanos y su ejército, muriendo en el proceso a causa de la energía cósmica que esta liberó alrededor de su cuerpo.[3] Luego, muchos héroes se reunieron rodeando a Stark y, por respeto, Clinton Barton se arrodilló ante él mientras sufría su pérdida. Dicho acto fue seguido por los demás, incluida Brunnhilde, para honrar a Stark.[4]

Rey de Asgard

"Thor, tu pueblo necesita un rey."
"Ya tienen a una reina, ¿no?"
"Que gracioso... ¿hablas en serio?"
"Es tiempo de volverme quien soy en vez de quien se supone que debo ser. Pero tú eres una líder. Eso es lo que eres."
"Haría muchos cambios en este lugar."
"Cuento con eso, majestad."
―Brunnhilde y Thor[fnt.]

Después del funeral de Anthony Stark y el regreso de los Asgardianos a Nuevo Asgard, Thor vio su pueblo a distancia y se reunió con Brunnhilde. Ella dedujo que Thor planeaba abandonar la Tierra e intentó convencerlo de quedarse, pero él le dijo que los Asgardianos ya tenían a un nuevo rey. Brunnhilde se burló pensando que estaba bromeando, sin embargo, Thor le aseguró que estaba diciendo la verdad, ya que la consideraba una mejor líder, y él quería ser la persona que era y no lo que se supone que debería ser. Después de nombrar a Brunnhilde como Rey de Nuevo Asgard, Thor se despidió, antes de ser llamado por Rocket Raccoon para reunirse con el resto de los Guardianes de la Galaxia en el Benatar.[3]

Personalidad

Brunnhilde encarnaba todo por lo que las Valquirias eran conocidas; era desinteresada, valiente, noble, leal y dedicada a su gente, a sus hermanas Valquirias y a su pueblo.

Tristemente, la masacre de sus hermanas por la Diosa de la Muerte, Hela, infligió profundas cicatrices psicológicas en Brunnhilde, traumatizándola enormemente. El golpe final llegó cuando vio a una de sus compañeras sacrificarse para salvarla del ataque de Hela. Con la pena abrumadora, combinada con la ira contra Odín por enviarlas a combatir a Hela, y con la vergüenza de ser la única superviviente, Brunnhilde abandonó Asgard y huyó al planeta Sakaar.

La personalidad general de Brunnhilde experimentó un cambio drástico durante su tiempo en Sakaar. Se convirtió en una alcohólica, buscando eventualmente beber hasta la muerte, y adoptó una actitud grosera, sardónica, alegre y generalmente egoísta hacia todos los demás. Sintiendo remordimiento o empatía, ella entregó numerosos contendientes al Gran Maestro durante años, llenando cualquier tiempo libre con beber, pelear, entrenar o cazar, a veces todo a la vez. Desarrolló una fuerte amargura hacia Asgard y la monarquía, pero su miedo profundamente arraigado a Hela y el trauma de su último encuentro permanecieron con ella a pesar de que finalmente fue capaz de enterrar los recuerdos de la masacre en lo profundo de su subconsciente.

Cuando se encontró con Thor, Brunnhilde inicialmente permaneció apática e inmóvil por sus esfuerzos para ayudarlo a él y a Hulk a escapar. Sin embargo, Brunnhilde eventualmente dio un giro brusco cuando en un encuentro con Loki, inadvertidamente le hizo recordar la masacre de las Valquirias que había enterrado hace mucho tiempo, forzándola finalmente a enfrentar su miedo y culpabilidad. Por lo tanto, Brunnhilde finalmente aceptó ayudar a Thor y Hulk a escapar de Saakar y ayudar a salvar a los Asgardianos de Hela. Para cuando llegó a Asgard, ella volvió a ser como era antes, aunque seguiría consumiendo alcohol. Sin embargo, ayudó valientemente a eliminar a Hela despertando a Surtur. Después de esto, se reincorporó con su pueblo como teniente del nuevo Rey Asgardiano, Thor.

Poderes y habilidades

Poderes

  • Fisiología Asgardiana: Como Asgardiana, Brunnhilde tiene habilidades sobrehumanas.
    • Fuerza sobrehumana: Como todos los Asgardianos, Brunnhilde es super fuerte y posee una fuerza física mayor que una Asgardiana promedio como una doncella guerrera. Ella fue capaz de sostener su posición contra muchos enemigos más fuertes, incluida la poderosa Hela. También fue capaz de derribar un Gorila Chitauri y cortar la armadura de un Leviatán con su lanza.
    • Durabilidad sobrehumana: el cuerpo de Brunnhilde es mucho más resistente al daño físico que el cuerpo de un ser humano. Ella es capaz de soportar grandes fuerzas de impacto de Hela, la exposición a temperaturas y presiones extremas del "Ano del Diablo" y sobrevivió a la explosión de su nave.
    • Velocidad sobrehumana: Como todos los Asgardianos, Brunnhilde puede correr y reaccionar a grandes velocidades. Ella fue capaz de romper con relativa facilidad, usando su espada, varias Necroespadas lanzadas por Hela.
    • Agilidad sobrehumana: Brunnhilde posee naturalmente mayor agilidad, destreza, equilibrio y coordinación corporal que un ser humano, lo que le permite saltar grandes alturas y caer fácilmente sobre sus pies.
    • Resistencia sobrehumana: La musculatura de Brunnhilde produce considerablemente menos toxinas de fatiga durante la actividad física de la musculatura de un ser humano. Lo que le permite ejercerse a la máxima capacidad durante largos períodos de tiempo sin cansarse en absoluto.
    • Factor de curación acelerada: A pesar de la resistencia de su cuerpo, Brunnhilde se puede lesionar como cualquier otro de Asgardiano. Sin embargo, su metabolismo le permite a ella regenere rápidamente el tejido corporal dañado con mayor velocidad y eficiencia que un ser humano es capaz de hacer. Las lesiones tales como barras y pinchazos pueden sanar completamente en cuestión de horas, mientras que los huesos rotos pueden curar a los pocos días. Sin embargo, ella no es capaz de regenerar miembros amputados u órganos faltantes.
    • Longevidad: Como todos los Asgardianos, Brunnhilde envejece a una tasa que es mucho más lenta que el de un ser humano. Sin embargo, Los Asgardianos no son completamente inmunes al envejecimiento.

Habilidades

  • Maestra combatiente: Brunnhilde es un excelente combatiente y ha recibido una amplia formación en combate sin armas y manejo de la espada. Como Líder de las Valquirias, Brunnhilde era la más grande guerrera de Asgard, y entre las Doncellas Asgardianas, su habilidad solo es rivalizada posiblemente por Lady Sif. Ella fue capaz de derrotar a Loki, matar hordas de Berserkers, Chitauri y Outriders e incluso luchar contra la poderosa Hela. De echo, Brunnhilde fue la única Valquiria que sobrevivió a la batalla contra Hela, mientras que sus compañeras que eran guerreras legendarias de élite fueron masacradas por la Diosa de la Muerte. Posiblemente fue ella quien entrenó a Hulk para la Contienda de Campeones.
  • Dominio de varias armas: Como una guerrera Valquiria, Brunnhilde fue entrenada en el manejo de diferentes tipos de armas en Asgard. Ella fue capaz de usar su espada Colmillo de Dragón para derrotar a varios Berserkers y luchar contra Hela. Durante la Batalla de la Tierra, Brunnhilde usó una lanza para combatir al ejército de Thanos.
  • Pilota experta: Brunnhilde está bien versada en el manejo de diferentes tipos de naves espaciales, incluida la nave que usaba en Sakaar como cazarrecompensas.
  • Multilingüismo: Como todos los Asgardianos, Brunnhilde habla los idiomas nativos de varias especies exóticas entre los Nueve Mundos.

Equipamiento

Armas

  • Colmillo de Dragón: La espada estándar para todas las Valquirias.
  • Dagas: Mientras residía en Sakaar, Brunnhilde usó dos dagas gemelas como sus armas en combate. Con ellas fue capaz de luchar y derrotar a Loki.
  • Lanza asgardiana: Durante la batalla contra el ejército de Thanos, Brunnhilde usó una lanza asgardiana para luchar.

Otro Equipamiento

  • Armadura de las Valquirias: Como antigua doncella Valquiria, Brunnhilde viste un prestigioso uniforme gris y plateado, que consiste en una armadura protectora adornada que incluye: una placa de pecho con un collar o protector de cuello alto, protectores de hombros, guanteletes, botas y otras placas de armadura. Su uniforme también se complementa con una capa de tela azul que tiene el símbolo de Odín en relieve.
  • Controles remotos de su nave: Activando un par de dispositivos holográficos en sus guanteletes, Brunnhilde era capaz de controlar de forma remota las armas de su nave.

Vehículos

  • Nave de Valquiria: Una nave espacial que Brunnhilde solía tener mientras servía al Gran Maestro.
  • Comodoro: La nave espacial del Gran Maestro, que ella y sus aliados usaron para escapar de Sakaar.
  • Estadista: La nave que Loki trajo desde Sakaar y que usaron para transportar a los Asgardianos supervivientes. La nave fue destruida por Thanos.

Relaciones

Aliados

Enemigos

Detrás de escenas

  • Brunnhilde originalmente iba a ser introducida en Thor: The Dark World, pero su aparición fue finalmente desechada.
  • De acuerdo con Tessa Thompson, Brunnhilde es bisexual al igual que en los cómics, y se quería dar a conocer esto en Thor: Ragnarok mostrando una escena donde una mujer salía de la habitación de Brunnhilde, pero esta toma fue eliminada en el corte final de la película. A pesar de esto, Thompson todavía espera que se muestre a futuro una sutil referencia a la sexualidad de su personaje.

Trivia

  • En los cómics, Brunnhilde fue miembro de los Defensores. Una Asgardiana de nacimiento, Valquiria, también conocida por su nombre real, Brunnhilde, fue seleccionada por Odín para dirigir a las Valquirias. Esta también basó en la figura mitológica nórdica Brynhildr.
  • Durante el flashback de Brunnhilde en su batalla contra Hela, ella fue salvada por una Valquiria rubia que se parecía más a su versión de los cómics.
  • El número de Valquiria, entre los empleados del Gran Maestro, 142, es una referencia a su primera aparición en los cómics en The Incredible Hulk #142.

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.