FANDOM


"No hay prisioneros en HYDRA, sólo orden, y el orden se obtiene a través del dolor... ¿Listo para sentirlo?"
―Brock Rumlow a Samuel Wilson[fnt.]

Brock Rumlow fue un agente encubierto de HYDRA dentro de S.H.I.E.L.D. y antiguo líder del equipo STRIKE. Él tenía una amplia experiencia en técnicas de combate cuerpo a cuerpo, en diversas artes marciales y técnicas de combate militar. Durante la Sublevación de HYDRA, Rumlow dirigió al equipo de HYDRA en un intento por asesinar a Steven Rogers, hasta que casi muere durante la Batalla en el Triskelion, sufriendo horribles cicatrices faciales en el proceso.

Una vez recuperado y, al oír que Alexander Pierce había muerto, Rumlow se convirtió en Crossbones, un terrorista que buscaba venganza hacia aquellas personas que estuvieron involucradas en su caída. Él enfrentó a los Vengadores en Lagos, donde fue vencido por el mismo Steven Rogers, por lo que Rumlow activó la bomba de su traje para llevárselo a la muerte, pero Wanda Maximoff logró contenerlo, llevándolo accidentalmente a explotar cerca de un edificio, acabando con decenas de personas.

Biografía

Agente de S.H.I.E.L.D.

Doble agente

Brock Rumlow era un agente de S.H.I.E.L.D. quien, con el tiempo, fue encargado de liderar el equipo STRIKE. Como líder de STRIKE, se asoció a menudo con Steven Rogers y Natalia Romanoff. Durante su carrera, él se convirtió en un agente doble que trabajaba encubierto para HYDRA, una organización terrorista con el objetivo de crear una nueva orden mundial.[1]

Batalla de Nueva York

En 2012, después de la Batalla de Nueva York, Rumlow estuvo presente en la Torre Stark después de que Loki fue detenido por los Vengadores. Natalia Romanoff le dio a él y a sus hombres, incluyendo a Jack Rollins, el Cetro para que pudieran devolvérselo a S.H.I.E.L.D.. Sin embargo, ellos estaban bajo la orden secreta de Jasper Sitwell de que el Cetro le fuera entregado a List para propósitos de HYDRA.[2]

Recuperando el Zodiaco

En una operación, Rumlow asistió en la recuperación del arma Zodiaco robada por un grupo de terroristas. Rumlow, junto con Rogers y Romanoff, pudieron detener a los terroristas liderados por Baker. Después, Baker intentó huir lanzándose desde una ventana. Rogers también saltó y luchó contra Baker en el aire, este último le devolvió el Zodiaco, y activó su paracaídas, mientras que Rumlow le disparó su cuerda desde una ballesta para llevarse a Rogers de vuelta al último piso.[3]

Recuperando el Lemurian Star

Rumlow dirigió a STRIKE, acompañado de Steven Rogers y Natalia Romanoff, en una misión para recuperar el Lemuarian Star, un barco de S.H.I.E.L.D. que había sido secuestrado por Georges Batroc y sus piratas. Una vez que Rumlow le había informado al equipo sobre los detalles del plan, Rogers abandonó el Quinjet primero, mientras Jack Rollins le preguntaba si él había saltado sin paracaídas; Rumlow le confirmó que no los equipaba.

Rumlow y el equipo STRIKE se unieron a Rogers momentos después, con Rumlow disparándole a un pirata que estaba apuntándole a Rogers. Rumlow y Rollins se abrieron paso a través del barco, y una vez que Rogers y Romanoff estaban en posición, mataron a los subordinados de Georges Batroc y rescataron a los rehenes, entre ellos, Jasper Sitwell. Mientras Rumlow se abría paso en las afueras del barco, Rogers luchó contra Batroc, quien logró escapar.[1]

Muerte de Nicholas Fury

Rumlow, acompañado del equipo STRIKE, fue al hospital cuando el Director Nicholas Fury había sido dado por muerto tras ser baleado por un misterioso asesino. Cuando recibió una llamada del Triskelion, Rumlow le informó a Steven Rogers que necesitaba que regresara al Triskelion para que fuera interrogado por Alexander Pierce. Rogers se retrasó inicialmente debido que estaba hablando con Romanoff, pero Rumlow insistió en que tenía que ir de inmediato.[1]

Sublevación de HYDRA

Persiguiendo a Steven Rogers

La reunión entre Steven Rogers y Alexander Pierce dio como resultado que Rogers fuera declarado enemigo de S.H.I.E.L.D. debido a que tenía información clave sobre la muerte de Fury que podría en peligro los secretos de HYDRA. Cuando Rumlow y el equipo STRIKE fueron mandados a capturar a Rogers dentro de un ascensor, Rumlow le habló a Rogers para ganarse su confianza, y señaló que lamentaba la muerte de Nicholas Fury.

Sin embargo, Rogers pronto sospechó y le dio al equipo la oportunidad de escapar; estos se negaron e intentaron someter a Rogers usando esposas magnéticas. Después de una breve lucha, Rumlow y Rogers fueron los últimos hombres que quedaron en pie. A pesar de que fue capaz de ganar momentáneamente la ventaja, Rumlow fue derrotado rápidamente cuando Rogers lo noqueó lanzándolo contra el techo del ascensor, antes de escapar del edificio.

Rumlow dirigió la persecución que siguió en contra de Rogers bajo las órdenes de Alexander Pierce y Jasper Sitwell. HYDRA fue capaz de seguirle la pista a Rogers en un centro comercial en Washington, D.C., cuando él y Natalia Romanoff activaron la memoria USB que tenía consigo un rastreador. Rumlow llegó al centro comercial con el equipo STRIKE, pero a pesar de una larga búsqueda, no lograron encontrar a los fugitivos.[1]

Capturando a Steven Rogers

Más tarde, Steven Rogers y Natalia Romanoff fueron localizados en el Campamento Lehigh, donde se encontraba las unidades de disco duro del computador de Arnim Zola. Alexander Pierce ordenó destruir el campamento con un misil; Rumlow exploró la zona poco después, mirando a través de los escombros y descubrió un par de huellas de calzado, deduciendo que Rogers y Romanoff habían sobrevivo y escapado. Tras informar sobre esto a la base, Rumlow les pidió llamar a James Barnes.

Rumlow y su equipo STRIKE capturaron a Steven Rogers, Natalia Romanoff y Samuel Wilson, en las calles de Washington, D.C. después de que tuvieron una lucha prologada con James Barnes. Mientras Rumlow y su equipo lo rodeaban, él notó que Jack Rollins intentaba ejecutar a Rogers disparándole en la parte de atrás de la cabeza, pero Rumlow vio que un helicóptero de noticias estaba observándolos, y le ordenó esperarse hasta que estuvieran alejados de los medios de comunicación. Rumlow transportó a los prisioneros hasta un lugar seguro para su ejecución; sin embargo, cuando salieron de las furgonetas, Rumlow descubrieron que Rogers y su equipo escaparon con la ayuda de Maria Hill.

Momentos después, Rumlow y Rollins escoltaron a Alexander Pierce hasta una base de HYDRA para empezar a interrogar a James Barnes, quien estaba luchando por entender porqué parecía recordar a Rogers de algún lado. Rumlow actuó como guardaespaldas de Pierce cuando comenzó a interrogar a Barnes, pero este último seguía sin responderle. Como resultado, Pierce ordenó limpiar nuevamente su memoria para que pudiera asesinar a Rogers.[1]

Batalla en el Triskelion

Rumlow hizo su camino hacia el centro de control del Triskelion para garantizar la puesta en marcha de los Helicarriers del Proyecto Insight mientras Steven Rogers revelaba la infiltración de HYDRA dentro de S.H.I.E.L.D. — Cuando Cameron Klein se negó a despegar los Helicarriers, Rumlow lo amenazó con dispararle en la cabeza. Sharon Carter salió en defensa de Klein, apuntándole en la cabeza a Rumlow. Un tiroteo entre los agentes de S.H.I.E.L.D. y HYDRA comenzó, pero Rumlow fue capaz de hacer que los Helicarriers despegaran y se escapó.

En su camino a través del Triskelion, Rumlow logró matar a varios agentes de S.H.I.E.L.D., usando su cuchillo y desarmándolos para dispararles con sus armas. Él recibió una llamada donde se le informaba que Natalia Romanoff y Nicholas Fury habían sometido a Alexander Pierce. Sabiendo que la captura de Pierce pondría el Proyecto Insight en riesgo, Rumlow tomó como prioridad llegar hasta Pierce. No obstante, en su camino, Rumlow fue emboscado por Samuel Wilson, a qien enfrentó y empujó contra el suelo. Mientras Rumlow se preparaba para la pelea, le dijo a Wilson que en HYDRA no había prisioneros, sólo orden y que este se obtenía a través del dolor. Wilson simplemente le dijo que se calle, y siguieron peleando.

En cuanto Rumlow tomó la delantera, él arrojó a su oponente a través de la sala, pero mientras se burlaba de Wilson, no notó que un Helicarrier estaba derrumbándose cerca del edificio hasta que era demasiado tarde. Rumlow intentó huir, pero pronto fue alcanzado y aplastado por el edificio en ruinas. Él logró sobrevivir a pesar de las quemaduras y los escombros, ganando horribles cicatrices faciales y corporales, siendo transportado por los médicos.[1]

Convirtiéndose en Crossbones

Renunciando a HYDRA

Más adelante, Rumlow miró un informe sobre la caída de S.H.I.E.L.D., desde su cama de hospital. Desilusionado y furioso ante la derrota de HYDRA, él atacó a su enfermera y escapó.[4] Rumlow comenzó a asaltar estaciones de policía en varios países.[5] En 2016, recuperó algunos artículos de los laboratorios de investigación de S.H.I.E.L.D. y estableció una venta de armas, antes de abrir fuego para enviar un mensaje y obtener satisfacción, sometiéndolos a todos al mismo dolor que le tocó a él sufrir. Rumlow tomó el alias de Crossbones y pronto se trasladó a Lagos, Nigeria.[4]

Catástrofe de Lagos

Buscando atraer a los Vengadores, Rumlow reunió a un grupo de mercenarios y organizó el robo de un arma biológica en un laboratorio del Instituto de Enfermedades Infecciosas. Los hombres de Rumlow condujeron un camión a través de la entrada, antes de abrir fuego contra los guardias, llenando el edificio con gas venenoso. Rumlow se abrió paso a través del edificio, usando su traje de batalla para atravesar varias paredes con facilidad hasta que encontró el arma biológica y se la robó.

Sin embargo, pronto fueron confrontados por los Vengadores, que interfirieron y sometieron a los mercenarios. Cuando Rumlow salió, vio a Wanda Maximoff succionar el gas venenoso, y rápidamente organizó su escapada, mientras Steven Rogers lo buscaba en el edificio. Rumlow pronto encontró a Natalia Romanoff peleando contra sus hombres y la atacó, agarrándola por el pelo y arrastrándola hacia atrás. Romanoff se liberó y lo enfrentó, antes de intentar electrocutarlo en su cuello con un disco, pero Rumlow le informó que ya no podía sentir dolor- Acto seguido, él la encerró dentro del camión donde estabn parados y dejó caer una granada con ella, aunque Romanoff se las ingenió para sobrevivir.

Rumlow y sus mercenarios restantes se subieron a su camión blindado, y Rumlow tomó control del arma principal, apuntándola al edificio justo cuando Steven Rogers salió para perseguirlo. Mientras Rogers escapaba, Rumlow le disparó hasta que finalmente fue capaz de sacarlo del edificio, haciéndole caer varios pisos contra el suelo. Ellos detuvieron el camión en un mercado, donde Rumlow le dio el arma biológica a uno de sus hombres para que se lo lleve al aeropuerto, y se separaron. No obstante, todos sus hombres fueron vencidos y el arma biológica fue recuperada por Natalia Romanoff.[5]

Fallecimiento

Rumlow pronto localizó a Steven Rogers y le lanzó una bomba a su escudo, haciendo que éste lo lanzara lejos de las personas, sólo para luego ser atacado de imprevisto por Rumlow. Los dos se enfrentaron, y Rumlow comentó quería vengarse de lo que le había hecho durante la Batalla en el Triskelion. Cuando Rumlow lo tuvo contra la pared, decidió activar una cuchilla de su guantelete para perforarlo, pero Rogers esquivó sus ataques y le arrancó sus guanteletes. Aún negándose a rendirse, Rumlow continuó peleando, sin embargo, Rogers le dio una serie de golpes hasta dañar su máscara y, con una patada, derrotó a Rumlow.

Rogers hizo que se quitara la máscara y lo interrogó para saber quién era su comprador, pero Rumlow se negó a responder y le dijo que James Barnes lo había recordado cuando todavía operaba como el Soldado del Invierno, distrayendo a Rogers. De repente, Rumlow activó su chaleco para suicidarse con una explosión que mataría a Rogers y a varios civiles a su alrededor, sin embargo, Wanda Maximoff usó sus poderes para contener la explosión. Ella luego condujo a Rumlow lejos de las personas hasta perder el control cerca de un edificio, matando a decenas de civiles. Sorprendido, Rogers le pidió a Wilson llamar a la ambulancia.[5]

Legado

El ataque a Lagos, y el catastrófico atentado suicida de Rumlow que mató a decenas de civiles, generó un desastre de relaciones públicas y, con opiniones divididas sobre los Vengadores después de la Batalla de Sokovia, abrió paso a los Acuerdos de Sokovia con la esperanza de evitar un conflicto similar.[5]

Atraco al tiempo

Robo de la Gema de la Mente

En 2023, los Vengadores descubrieron como viajar en el tiempo y decidieron juntar las Gemas del Infinito. Steven Rogers viajó al año 2012 y se infiltró en la Torre Stark para robar la Gema de la Mente contenida en el Cetro de Loki. Allí, Rumlow, junto con Jasper Sitwell y Jack Rollins, tomaron posesión del Cetro, pero Rogers, disfrazado con su uniforme de Capitán América de 2012, entró al mismo ascensor que ellos para pedirles el Cetro. Rumlow observó como Rogers intenta apoderarse del Cetro, e intervino diciéndole que no se lo iban a entregar. No obstante, pronto Rogers reveló que él también era un agente de HYDRA, por lo que Sitwell le permitió llevarse el Cetro, mientras Rumlow se quedaba sorprendido.[2]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Brock Rumlow

En orden cronológico:

Trivia

  • En los cómics, Brock Rumlow era el subordinado de Johann Schmidt, involucrándose románticamente con su hija Sin.
  • En los cómics, Nitro fue el responsable de una explosión que acabó con varios jóvenes de una escuela, y esto abrió paso al "Acta de Registro de Superhumanos", mientras que en el Universo Cinematográfico de Marvel fue Rumlow quien se suicidó con una explosión para matar a varios civiles, y esto también abrió paso a los Acuerdos de Sokovia.

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.