FANDOM


"¿Qué es lo que hace?"
"Londres tenía miedo de que Alemania la bombardeara, así que creé el Botón Blitzkrieg. Presionas el botón, y tienes una apagón instantáneo en toda la ciudad."
Margaret Carter y Howard Stark[fnt.]

El Botón Blitzkrieg es un dispositivo esférico que Howard Stark creó para almacenar un vial con la última muestra de sangre de Steven Rogers.

Historia

Después del asesinato de Abraham Erskine, la fórmula del Suero del Súper Soldado se perdió para siempre, por lo que a Steven Rogers se le tomaron doce muestras de sangre.[1] De los doce viales que habían, el Gobierno de los Estados Unidos conservó once y el último le fue entregado a Howard Stark.

Después de viajar a Europa para recuperar unos inventos que le habían sido robados, Stark regresó a la ciudad de Nueva York y le pidió a Margaret Carter hacer un inventario de los inventos que la Reserva Científica Estratégica ya había logrado confiscar. Stark le entregó una Cámara Pluma para que fotografiara los inventos y ver si el Botón Blitzkrieg se encontraba entre estos artículos.

Cuando Carter regresó con las fotografías y Stark las reveló, le mintió a Carter diciéndole que el Botón Blitzkrieg era un dispositivo creado por él para crear un apagón definitivo y proteger a Londres de los ataques de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Tras advertirle a Carter que si abría el Botón crearía un apagón en todo Nueva York durante años, Stark le encomendó recuperarlo de la oficina de la SSR antes de que alguien activara accidentalmente. Stark le dio a Carter una réplica del Botón vacía para que reemplarara el original y lo trajera de regreso al Hotel Griffith.

De camino a la oficina para recuperar el dispositivo, Carter le preguntó a Edwin Jarvis si el apagón sería tan catastrófico como Stark había dicho, pero éste accidentalmente evidenció la mentira y Carter comenzó a dudar de la verdadera función del recipiente.

Carter recuperó el dispositivo del laboratorio del científico Alex Doobin. Sin embargo, la curiosidad le pasó la cuenta y finalmente presionó el interruptor que supuestamente accionaba al Botón Blitzkrieg. Para sorpresa de Carter, el dispositivo se abrió y ella vio que contenía un pequeño frasco de sangre.

Carter llevó el Botón Blitzkrieg a su departamento en el Hotel Griffith y le preguntó qué había dentro temiendo lo peor; finalmente, Stark reveló que dicha sangre pertenecía a Rogers y ella lo golpeó dejándole un moretón en el ojo.

Stark le explicó a Carter sus planes eran usar la sangre de Rogers para crear un antídoto para el resfriado común; estando furiosa, Carter regañó a Stark por querer lucrar con la sangre de alguien había dado su vida protegiendo al mundo bajo las mentiras de querer ser una buena persona. Tras oír las excusas de Stark, Carter reveló estar cansada de arriesgar su integridad personal por trabajar para él y lo corrió de su habitación. En la noche, Carter creó un agujero en la pared de su apartamento y guardó el Botón Blitzkrieg ahí, cubriéndolo con una pintura.[2]

Días después, Carter estaba huyendo de la SSR y visitó el hotel para llevarse el Botón Blitzkrieg, ya que sabría que sus mismos colegas allanarían el lugar y se lo llevarían sin su consentimiento. Ella lo guardó en su bolso y salió de su habitación.

Desafortunadamente, Carter fue capturada por Jack Thompson y Daniel Sousa, y llevada a la oficina de la SSR. En el interrogatorio, Sousa le preguntó a Carter la razón de cuidar particularmente el Botón Blitzkrieg, pero ella se negó a hablar, aceptando ser incriminada si eso impedía que el gobierno se quedara con la sangre de Rogers.[3]

Sousa mantuvo el Botón Blitzkrieg en el escritorio durante el interrogatorio Carter. A fin de que sus colegas confiaran en ella y dejaran de tratarla como traidora, Carter le permitió al jefe Roger Dooley abrir el dispositivo y reveló que este contenía un vial con la sangre de Rogers. Ahora sabiendo cuan importante era el contenido del Botón para Carter, sus colegas comenzaron a creerle.

Después de que Dooley se sacrificara a causa de una trampa orquestada por Ivchenko, Carter y sus colegas pensaron que éste había robado el Botón Blitzkrieg, pero descubrieron que el artefacto seguía allí.[4]

Tras entregarse a la SSR, Stark le pidió a Carter mostrarle el laboratorio y sin que ella lo notara, se llevó el Botón Blitzkrieg.

Durante la Incursión en el Almacén de Howard Stark, Jarvis robó el frasco de sangre del Botón Blitzkrieg y se lo entregó a Carter sabiendo que solo ella merecía tenerlo. Más tarde, Carter caminó por el Puente de Brooklyn y vertió la sangre de Rogers en el Río Este, sabiendo que de esta manera el legado de su amado no sería dañado por nadie más.[5]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.