FANDOM


El Benatar es una nave espacial de clase M utilizada por los Guardianes de la Galaxia. La nave se convirtió en el principal vehículo del equipo después de que la Milano fuera destruida.

Historia

Guerra del Infinito

Mientras navegaban en el espacio con el Benatar, los Guardianes de la Galaxia recibieron una llamada de socorro enviada por la Estadista. Ellos llegaron demasiado tarde, ya que la nave había sido destruida y solo pudieron rescatar a Thor, quien les explicó que los Asgardianos habían sido atacados por Thanos y la Orden Oscura. Thor decidió dirigirse a Nidavellir para forjar una nueva arma, acompañado por Rocket Raccoon y Groot, mientras que los otros Guardianes se dirigían a Knowhere, ya que sospechaban que Thanos iría allí para tomar la Gema de la Realidad.

Los Guardianes aterrizaron al Benatar en Knowhere y se encontraron con Thanos, quien los derrotó usando la Gema de la Realidad y capturó a Gamora, llevándosela al Santuario II.

Ellos luego fueron contactados por Nebula, quien le ordenó a Mantis que se reunieran con ella en Titán. Por lo tanto, los Guardianes llevaron su nave espacial al mundo natal de Thanos para detenerlo y liberar a Gamora.[1]

Usado por los Vengadores

Después del Chasquido, Nebula fue la única Guardiana sobreviviente en Titán y abordó el Benatar con Anthony Stark para dirigirse a la Tierra. No obstante, la nave terminó estando a la deriva luego de casi tres semanas de viaje en el espacio. A pesar de esto, Carol Danvers llegó para cargar el Benatar y usar su velocidad para llevarlo a la Tierra en el Centro de los Nuevos Vengadores.

Más tarde, Nebula y Rocket Raccoon se unieron a los Vengadores para ayudarlos a confrontar a Thanos en Titán II. Ellos se subieron al Benatar y llegaron a las coordenadas del planeta, donde eliminaron a Thanos al descubrir que este había destruido las Gemas del Infinito, antes de volver a la Tierra.

Cinco años después, Nebula y Rocket Raccoon seguían explorando la galaxia con el Benatar mientras estaban en contacto con los Vengadores. Eventualmente, el equipo creó un túnel cuántico para viajar en el tiempo, por lo que Nebula y Rocket aterrizaron el Benatar en la Tierra para reunirse con los Vengadores. Antes del Atraco al tiempo, el Benatar fue encogido para que Clinton Barton y Natalia Romanoff lo usen para viajar a Vormir de 2014, después de viajar en el tiempo al Morag de dicho año con James Rhodes y Nebula.

Tras que Barton obtuviera la Gema del Alma, este regresó al año 2023.[2]

Recuperado por los Guardianes de la Galaxia

Después del Blip, los Guardianes de la Galaxia resucitaron y se apropiaron nuevamente del Benatar. Antes de dejar la Tierra, ellos viajaron a Nuevo Asgard para que Thor entre a la nave y se una al equipo, mientras competía con Peter Quill sobre quién debía asumir el liderazgo de los Guardianes.[2]

Trivia

  • El Benatar lleva el nombre del cantante y compositor estadounidense Pat Benatar.

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.