FANDOM


"Lo que tu padre le hizo a mi familia durante cuarenta años, se lo haré a la tuya en cuarenta minutos."
"Se oye bien. Hay que reunirnos y discutirlo."
Ivan Vanko y Anthony Stark[fnt.]

La Batalla en la Stark Expo, también nombrado el Incidente en la Stark Expo, fue la batalla final entre Anthony Stark e Ivan Vanko.

Antecedentes

"Ahora, la historia real de tu apellido se revelará."
Ivan Vanko a Anthony Stark[fnt.]

Anthony Stark preparó lo que él creía sería su última fiesta de cumpleaños y rápidamente se emborrachó mientras usaba su armadura Mark IV, lo que obligó a su amigo, el coronel James Rhodes a ponerse la armadura Mark II y someterlo. Rhodes se retiró con la armadura de la mansión y se dirigió a la base de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, donde entregó la armadura. Allí, el general Meade le ordenó a Rhodes entregarle la Mark II al gobierno para que quede a su servicio y también le informó que Justin Hammer sería el encargado de modificar la armadura.

Stark fue contactado por Nicholas Fury, el Director de S.H.I.E.L.D., quien le proporcionó una caja con los viejos artefactos de Howard Stark, para que pudiese encontrar una cura para su envenenamiento por paladio. Al revisar los carretes de película que había en la caja, Stark descubrió un mensaje de su padre, en el cual le enseñaba una maqueta de la Stark Expo de 1974. Tras analizar digitalmente la maqueta, Stark descubrió que en realidad, el objeto escondía la estructura molecular de un nuevo elemento. Stark construyó un acelerador de partículas con la ayuda de su asistente, J.A.R.V.I.S. y sintetizó este nuevo elemento, creando un nuevo Reactor Arc de forma triangular, el cual fue compatible con nuevo núcleo que curó su envenenamiento.[1]

Batalla

"Esta gente está en peligro. Tendrás que sacarlos de aquí. Confía en mí por cinco minutos."
Anthony Stark a James Rhodes[fnt.]

En la Stark Expo, Justin Hammer reveló sus nuevos droides militares, liderados por James Rhodes en una versión mejorada de la armadura Mark II. Stark descubrió que Ivan Vanko tenía el control completo tanto de los droides como de la nueva armadura de Rhodes, por lo que llegó justo cuando éstos comenzaron su ataque. Él se encargó de alejar a los Hammer Droides de la zona donde habían civiles en peligro. Rhodes y la Fuerza Aérea de los Hammer Droides persiguieron a Stark a través de la Stark Expo, mientras que los droides de la Marina bombardeaban distintos sectores de la Expo. Stark fue capaz de destruir todos los droides que lo perseguían, pero fue atacado por Rhodes y los dos cayeron en el domo de Oracle.

Mientras tanto, Harold Hogan y Natalia Romanoff se dirigieron a la Sede de Hammer Industries para detener a Vanko. En el momento en que llegaron y derrotaron a los guardias de seguridad pero Vanko ya se había marchado hacia la Stark Expo en una armadura nueva. Romanoff logró darle el control a Rhodes de su armadura para que pudiera pelear junto a Stark contra Vanko.

Los dos aliados consiguieron ponerse de pie y fueron rodeados por los Hammer Droides restantes. A medida que Rhodes derribaba a varios drones con disparos y técnicas de combate mano a mano, Stark usó un láser en su muñeca que acabó con el resto de los droides. Poco después, Vanko se presentó y Rhodes trató de dispararle un misil ex-esposa, pero este intento fracasó. Los dos atacaron a Vanko, pero él usó sus látigos eléctricos para someterlos. Stark le dijo a Rhodes que disparara sus repulsores hacia el suyo, al mismo tiempo, causando una explosión masiva que derribó a Vanko.

Stark y Rhodes se acercaron a Vanko, quien se rió y le aseguró a Stark que había perdido. Stark se enteró de que la armadura de Vanko y los Hammer Droides estaban equipados con cargas de autodestrucción. Cuando iniciaron el proceso, Stark corrió para salvar a Virginia Potts, rescatándola en el último minuto antes de que un androide explotara cerca de ella, llevándola hacia un tejado cercano. Ella renunció a su cargo de Directora General de Industrias Stark, y mientras ambos discutían, acabaron besándose. Rhodes fue testigo de su beso y en broma dijo que parecían dos focas que se peleaban por uvas.[1]

Consecuencias

"Tony Stark no...¿"No se recomienda"? No le veo el sentido. ¿Cómo pueden aprobarme y no aprobarme? Tengo un nuevo corazón. Me estoy portando bien con Pepper. Tengo una relación semi-estable."
"Lo que nos hace pensar esta situación, es que sólo te usaremos de consultor."
"No tienen con qué pagar. Aunque podría ahorrarles ese salario si en su lugar me hacen un favor. Rhodey y yo seremos condecorados en Washington y no hay quién nos presente."
"Veré qué puedo hacer."
Anthony Stark y Nicholas Fury[fnt.]

Durante una reunión, Nicholas Fury le informó a Anthony Stark que a pesar de que él había sido considerado "inadecuado" para la Iniciativa Vengadores, S.H.I.E.L.D. quería a Iron Man como consultor. Stark estuvo de acuerdo con la condición de que el Senador Stern le entregara a él y al Coronel James Rhodes unas medallas por su valentía durante la batalla.[1]

Llamando a la batalla un "Incidente en la Stark Expo", Virginia Potts organizó una conferencia de prensa donde anunció que Industrias Stark pagaría por todos los daños causados a la ciudad de Nueva York. Y también anunció la construcción de la Torre Stark.[2]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.