FANDOM


"Quédate ahí. Última advertencia."
"Haría esto todo el día."
Anthony Stark y Steven Rogers[fnt.]

La Batalla en la Instalación Siberiana de HYDRA fue la última confrontación de la Guerra Civil de los Vengadores, donde se enfrentaron Steven Rogers y James Buchanan Barnes contra Anthony Stark en la Instalación Siberiana de HYDRA.

El gran plan orquestado por Helmut Zemo funcionó correctamente cuando un conflicto revelado por él, separó a los Vengadores y esto tuvo graves consecuencias en la siguiente guerra que vivieron.

Antecedentes

"Con todo respeto, no resolverá esto con hombres y balas, Ross. Deje que los capturemos."
"¿Y por qué será diferente de la última vez?"
"Secretario, porque esta vez no iré vistiendo una camisa de seda y un saco. 72 horas, garantizado."
"36 horas. Barnes, Rogers, Wilson."
"Gracias, señor."
Anthony Stark y Thaddeus Ross[fnt.]

Helmut Zemo localizó a Vasily Karpov, uno de los ex líderes del Programa de Soldados del Invierno, quien seguía escondido tras la caída de HYDRA. Habiendo descubierto la dirección de Karpov, Zemo sabía que no podría entrar fácilmente a su, por lo que fingió haber chocado el auto de este y le pidió a Karpov que lo invitara a entrar para discutir el asunto en privado.

Tan pronto como Karpov abrió la puerta, Zemo lo noqueó y lo ató boca abajo sobre un fregadero que se llenaba lentamente de agua. Usando un martillo para atravesar las paredes del sótano de Karpov, Zemo encontró el Libro del Soldado del Invierno y los archivos HYDRA de Karpov. Zemo se presentó mientras hablaba cortésmente con Karpov, antes de exigirle un reporte de la misión llevada a cabo el 16 de diciembre de 1991. A pesar de que Zemo dejó muy claras sus intenciones de que no se detendría hasta que tuviera la información que necesitaba para exigir su venganza, Karpov se negó a hablar. Al ver que Karpov no le diría nada, Zemo dejó el grifo abierto mientras Karpov decía el juramento de HYDRA y se ahogaba sin poder sacar su cabeza del agua. Zemo se marchó de la casa habiendo matado a Karpov y con las cosas que había robado.

James Buchanan Barnes fue acusado como el responsable del Bombardeo en el Centro Internacional de Viena, el día en que se firmaron los Acuerdos de Sokovia. El amigo de Barnes, Steven Rogers, se encargó de ir por Barnes primero, sabiendo que este mataría a todos los operativos que lo persiguieran si era necesario. Cuando Barnes fue atacado, le aseguró a Rogers no estar interesado en matar a nadie y afirmó no estar relacionado con lo ocurrido en el Centro Internacional de Viena.

Una persecución en Bucarest resultó en el arresto de Barnes, Rogers, Samuel Wilson y T'Challa. Los cuatro fueron escoltados a un edificio del Centro Común de Lucha contra el Terrorismo; los dos Vengadores y T'Challa fueron puestos en una oficina y se les confiscó su equipo, mientras que Barnes fue encerrado en una celda móvil para ser evaluado psicológicamente.

Antes del interrogatorio de Barnes, Theo Broussard, el psiquiatra que debía llevar a cabo la evaluación, fue asesinado por Zemo. Zemo comenzó a hacerse pasar por Broussard y llevó a cabo la evaluación con normalidad hasta que pudo pronunciar las frases destinadas a activar la programación del Soldado del Invierno en Barnes y enviarlo a atacar a los demás; Rogers descubrió que "Broussard" era un impostor, pero para ese momento ya era tarde.

Después de matar a varios empleados del Centro Común de Lucha contra el Terrorismo y casi matar a Natalia Romanoff, Barnes intentó escapar en un helicóptero, pero Rogers le impidió irse y finalmente la aeronave se estrelló. Rogers salvó a Barnes de ahogarse después de caer al río y la programación del Soldado del Invierno se desactivó cuando Barnes despertó.

Thaddeus Ross le dio a Anthony Stark 36 horas para capturar a Barnes y traer a sus aliados renegados. Aunque James Rhodes, Visión, Romanoff y T'Challa acordaron ayudar a Stark, este sentía que necesitaba toda la ayuda posible, así que visitó a un estudiante de Queens llamado Peter Parker, joven al cual Stark había descubierto en sus actividades de superhéroe bajo el alias del Hombre Araña. Bajo la excusa de que Parker había ganado una beca de la Fundación Septiembre de Industrias Stark, Stark reclutó a Parker y lo incluyó en su equipo.

Después de contactarse con Clinton Barton para rescatar a Wanda Maximoff y reclutar a Scott Lang, quien fue recomendado por Wilson, Rogers y su equipo se dirigieron al Aeropuerto de Leipzig-Halle, donde un Quinjet estaba esperando para llevarlos a Siberia. Sabiendo que intentarían huír, Stark ordenó la evacuación del aeropuerto, alertando a Rogers y su equipo de que estaban esperándolos. Al llegar al lugar, Rogers intentó abordar un helicóptero, el cual fue deshabilitado por Stark, quien llegó con Rhodes, T'Challa y Romanoff para impedir que Rogers escapara. Rogers intentó convencerlos de que Barnes era inocente, sin embargo, Stark se impacientó y le ordenó a Parker desarmar a Rogers y robarle su escudo. Después de que Wilson localizara el Quinjet para escapar, los equipos de Rogers y Stark comenzaron a luchar.

Después del enfrentamiento, Barton, Lang, Maximoff y Wilson fueron capturados y encarcelados en la Balsa, mientras que Parker fue enviado de regreso a la ciudad de Nueva York.[1]

Batalla

Confrontando a Zemo

"Tony, esto no cambiará lo que pasó."
"Ya es igual. Asesinó a mi mamá."
Steven Rogers y Anthony Stark[fnt.]

Después de que Natalia Romanoff comenzara a huír por haber permitido el escape de Steven Rogers, Anthony Stark se enteró por V.I.E.R.N.E.S. de que James Buchanan Barnes fue incriminado por Helmut Zemo, y poco después, Stark encontró evidencia que lo confirmaba. Stark viajó a Siberia y encontró a Rogers con Barnes en la Instalación Siberiana de HYDRA, y sin darse cuenta fue seguido por T'Challa. Al ingresar a la base, los tres descubrieron que los otros Soldados del Invierno habían sido asesinados por Zemo, quien reveló ser sokoviano y querer vengarse de los Vengadores por la muerte de su familia. Él les mostró un metraje que revelaba el momento exacto en que Barnes asesinó a los padres de Stark en 1991. Rogers contuvo a un furioso Stark, quien luego le preguntó si sabía que Barnes era quien mató a sus padres. A pesar de que Rogers lo negó, Stark le obligó a confesar la verdad, y Rogers admitió que siempre lo había sabido. Horrorizado al saber que el hombre al que consideraba un amigo le había estado mintiendo durante años, Stark se alejó de él sintiéndose traicionado.[1]

Plan de venganza

"La venganza te ha consumido. Los consumió a ellos. No voy a dejar que me consuma."
T'Challa a Helmut Zemo[fnt.]

Enfurecido, Stark se giró hacia Rogers, volviendo a ponerse su casco y derribándolo en el suelo. Cuando Zemo se retiró, Stark atacó a Barnes y rápidamente lo venció, destruyendo su rifle de asalto y forcejeando con él hasta llevarlo al piso para matarlo. Rogers le arrojó su escudo a Stark en el brazo, desviando la explosión repulsora que habría sido fatal para Barnes; Stark le lanzó dos fijadores en los tobillos para que no se moviera y luego reanudó su pelea con Barnes. Sujetando a Barnes contra una pared, Stark se preparó para matarlo, sin embargo, Barnes le apretó la mano hasta destruir el repulsor. Stark volvió a intentar matar a Barnes, pero esta vez, su enemigo lo hizo con un misil a quemarropa. Barnes lo desvió y esto produjo la destrucción de una cámara criónica cercana, la cual dejó a Stark atrapado bajo los escombros temporalmente. Siguiendo las órdenes de Rogers, Barnes aprovechó la oportunidad y corrió hacia una escotilla de escape ubicada en la parte superior de la instalación. Rogers le recordó a Stark que HYDRA controlaba la mente de Barnes cuando asesinó a sus padres, pero Stark se negó a escuchar y comenzó a perseguir a su enemigo. Cuando Stark pasó al lado de Rogers, este le sujetó la pierna y destruyó el repulsor de su bota derecha, acto seguido, Stark intentó dejar a Rogers fuera del conflicto y destruyí el marco de la entrada del lugar y los escombros frenaron a Rogers por un momento. Stark siguió buscando a Barnes, disparando repetidamente con sus propulsores, sólo para que en el momento en que lo obtuvo en la mira, Rogers llegó con su escudo y le regresó el ataque.

Stark continuó su búsqueda de Barnes, disparándole una explosión de energía, solo para que Rogers se lo devolviera con el escudo. Tras pedirle a Barnes que siga corriendo, Rogers usó un gancho de agarre para atrapar a Stark desde el cuello y jalarlo hasta los niveles más bajos de la escotilla, a fín de que Barnes lograra llegar la salida. Rogers le arrojó su escudo nuevamente, pero Stark lo interceptó, haciendolo caer al fondo del lugar donde la persecución había iniciado. Viendo que Barnes estaba por llegar a la salida, Stark notó que la mira de su máscara estaba dañada, así que utilizó sus propios ojos y disparó un misil hacia la bisagra de la escotilla, la cual se rompió y cerró el lugar completamente, dejando a Barnes dentro.

Barnes intentó defenderse con una tubería metálica, pero Stark le hizo una llave y comenzó a estrangularlo, preguntándole si recordaba a todos los que mató por HYDRA. Rogers regresó a la pelea e hizo que los tres cayeran en picada por varios pisos hasta el fondo del lugar. Rogers intentó inútilmente de convencer a Stark, pero este último estaba decidido a vengar la muerte de sus padres.

Los dos comienzan a pelear, y Stark finalmente obtuvo la delantera. Sin embargo, Barnes tomó el escudo e intervino, haciendo que Stark comenzara a verse abrumado cuando recibía ataques de los dos lados sin poder controlarlos. Deseando luchar solo con Barnes, Stark le lanzó a Rogers una explosión que lo dejó en extremo de la habitación. Eventualmente, Barnes logró tener a Stark contra la pared e intentó romper el Reactor Arc que alimentaba su traje. Al ver que Barnes no lo soltaría, Stark concentró toda la energía en el repulsor del pecho, ataque con el cual le rompió a Barne la prótesis de brazo que tenía, obteniendo el tiempo exacto para lanzarle otra ataque y dejarlo fuera de combate.

Enfurecido, Rogers se puso de pie rápidamente y confrontó a Stark, decidido a proteger a su mejor amigo. Rogers rápidamente venció a Stark y lo golpeó hábilmente en un intento de derrotarlo. Al darse cuenta de que estaba perdiendo, Stark le ordenó a V.I.E.R.N.E.S. analizar el patrón de lucha de Rogers. Con los contraataques preparados, Stark bloqueó un golpe de escudo de Rogers y lo desarmó. Enfrentando la derrota, Rogers una vez más trató de hablar con Stark, asegurándole que Barnes era su amigo; estando triste y enojado, Stark respondió que él también lo era, dando a entender que lo consideraba enemigo.

Stark le dio a Rogers una última advertencia para rendirse, pero fiel a sus creencias, Rogers se puso de pie y levantó los puños, afirmando que podía seguir luchando todo el día. Stark cargó una explosión repulsora, pero se distrajo cuando Barnes lo agarró por la bota. Stark se giró y pateó violentamente a Barnes en el rostro, quedando vulnerable ante Rogers, quien lo agarró por la espalda y lo levantó. Rogers arrojó violentamente a Stark al suelo y le golpeó la cara con el escudo hasta romper su casco, dejándolo al descubierto.

Viendo que Rogers estaba enfurecido, Stark pensó que lo mataría destrozándole la cabeza, así que se cubrió con sus brazos, no obstante, Rogers utilizó su fuerza para agrietar el pecho de la armadura y romper al Reactor Arc, lo cual dejó al traje inhabilitado.

Tomando un momento para recuperar el aliento, Rogers retiró el escudo y ayudó a Barnes a ponerse de pie. Mientras los dos se alejaban, Stark le gritó a Rogers que no merecía el escudo que Howard había hecho. Al ver que lo que Stark decía era verdad, Rogers dejó caer el escudo y se marchó en el Quinjet.

En las afueras de la base, Zemo se encontró con T'Challa y le rebeló la razón de sus planes. Estando satisfecho por haber separado a los Vengadores, Zemo intentó suicidarse pero T'Challa lo detuvo y le aseguró que tendría que pagar por los crímenes cometidos.[1]

Consecuencias

"Gracias por esto."
"Tu amigo y mi padre, ambos fueron víctimas. Si puedo ayudar al menos a uno a conseguir paz..."
"Si descubren que está aquí, vendrán por él."
"Que intenten venir."
Steven Rogers y T'Challa[fnt.]

Después de lo sucedido, T'Challa entregó a Helmut Zemo a Everett Ross[2], quien lo puso bajo custodia. Tras abandonar Siberia, Steven Rogers hizo una parada en la balsa, donde derrotó a todos los guardias para finalmente liberar a Wanda Maximoff, Samuel Wilson, Clinton Barton y Scott Lang.

Anthony Stark le proporcionó a James Rhodes unos tirantes ortopédicos para que volviera a caminar y comenzó a acompañarlo en sus ejercicios.[1] Rogers y James Buchanan Barnes escaparon a Wakanda, donde T'Challa les permitió esconderse. Barnes optó por dormirse en una cámara criónica hasta que Shuri lograra eliminar todo el lavado cerebral que HYDRA le había aplicado.

Después de que Barnes se durmiera, Rogers le advirtió a T'Challa que si el mundo descubría que Wakanda estaba ocultándolos, vendrían por él, pero T'Challa descartó que eso significara un problema y aceptó con orgullo que los dejaría intentarlo.[3]

Referencias

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+