FANDOM


"En todos mis años de conquista, violencia, masacre, nunca fue personal. Pero te diré algo. Lo que voy a hacerle a tu exasperante y testarudo planeta, lo voy a gozar como no lo puedes imaginar."
Thanos a Steven Rogers[fnt.]

La Batalla de la Tierra fue la lucha culminante por el destino del planeta y el universo entero, una pelea entre los Vengadores y sus aliados contra las versiones alternativas de Thanos, la Orden Oscura, y su arsenal completo de ejércitos Chitauri, Sakaarianos, OutridersGorilas Chitauri y Leviatanes. La escala monumental del mismo lo convierte en uno de los mayores conflictos alienígenas en la historia de la Tierra.

La batalla tuvo lugar en las ruinas del Centro de los Nuevos Vengadores en Nueva York, poco después de que este fuera destruido por el Santuario II. Luego de que los Vengadores se reunieron con sus defensas, conformada por las tribus de Wakanda, los Maestros de las Artes Místicas, los Devastadores, los Asgardianos y los Guardianes de la Galaxia, ambos lados se enfrentaron en una pelea masiva, por la posesión de las Gemas del Infinito contenidas en el Nano Guantelete.

Eventualmente, el conflicto terminó estando a favor de los Vengadores cuando Carol Danvers usó sus poderes cósmicos para destruir el Santuario II , que hasta ese momento le daba la ventaja a Thanos. La batalla llegó a un final decisivo cuando Anthony Stark sacrificó su vida para activar las Gemas del Infinito en el guante de su armadura, eliminando a Thanos y sus ejércitos, vengando efectivamente a los trillones de seres vivos resucitados que previamente Thanos había asesinado en el Chasquido.

Antecedentes

Invasión Chitauri

"No, no cambies el tema, no hay un trono, no hay una versión de la historia en la que obtienes el triunfo. Tal vez tu ejército sea demasiado fuerte para nosotros, pero tú causaste esto. Y si no protegemos a la tierra, te prometo que la vengaremos."
Anthony Stark a Loki[fnt.]

En 2012, la Iniciativa Vengadores fue activada cuando Loki, después haber sido expulsado de Asgard, hizo un trato con Thanos y llegó a la Tierra para robar el Teseracto de S.H.I.E.L.D. en una campaña para conquistar el mundo. Nicholas Fury reclutó a Steven Rogers mientras Natalia Romanoff convencía a Bruce Banner de ayudarles. Tan pronto como se reunieron en el Helicarrier, ellos localizaron y capturaron a Loki en Alemania, donde se les incluyeron Anthony Stark, a petición de Phillip Coulson, y Thor, quien fue mandado por Odín.

No obstante, un controlado Clinton Barton ayudó a Loki a escapar de su celda en el Helicarrier y se llevó a cabo una batalla, que terminó con la muerte Coulson a manos de Loki, que impulsó a los Vengadores a unirse en la ciudad de Nueva York, donde lucharon contra los Chitauri de Loki. Tras detener la invasión, Thor se llevó a Loki y el Teseracto a Asgard, mientras que Stark trabajó en la Torre de los Vengadores para servir como sede del equipo formado.[1]

Pesadilla de Anthony Stark

"Ver a mis amigos, morir. ¿Nada puede ser peor que eso, no? Pero... no. Eso no fue lo peor."
"Lo peor fue, que tú no moriste."
Anthony Stark y Nicholas Fury[fnt.]

En 2015, durante la Guerra contra HYDRA, cuando los Vengadores atacaron la Base de Investigación de HYDRA de Wolfgang von Strucker en Sokovia, Anthony Stark fue inducido a una horrible visión por Wanda Maximoff de la implacable Batalla de la Tierra, donde los Leviatanes descendían sobre el planeta bajo el mando de Thanos mientras los Vengadores yacían muertos, excepto él. Teniendo en cuenta esto, Stark se volvió cada vez más temeroso por la seguridad del planeta.[2]

Ofensiva de Ultrón

"Banner y yo hacíamos una investigación."
"Una que afectaría al equipo."
"Que le daría fin, ¿No es esa la misión? ¿No es el porqué de pelear? ¿Para ya no tener que pelear para regresar a nuestro hogar?"
"Cada vez que buscan ganar una guerra que no ha empezado solo mueren inocentes. Siempre pasa."
Anthony Stark y Steven Rogers[fnt.]

Tras desmantelar HYDRA, arrestar a Wolfgang von Strucker y recuperar el Cetro, Anthony Stark decidió reclutar a Bruce Banner y le mostró sus planes enseñándole un desglose detallado de la Gema de la Mente dentro del Cetro, afirmando que podían usar las ondas cerebrales detalladas para crear a Ultrón, un programa para mantener la paz que enfrente futuras amenazas, revelando que tuvo la visión de una armadura cubriendo el mundo. No obstante, Ultrón concluyó que los Vengadores y los humanos eran el verdadero problema que les impedía evolucionar e intentó eliminarlos formando una alianza con los genelos Pietro y Wanda Maximoff, quienes le ayudaron a vencer temporalmente a los Vengadores, pero se rebelaron contra él al descubrir las intenciones genocidas de Ultrón.

Como Ultrón planeaba cargar su consciencia en el cuerpo sintético del Arca de Helen Cho, los Vengadores se lo quitaron. Stark y Banner decidieron cargar a J.A.R.V.I.S. en el cuerpo sintético, que contenía la Gema de la Mente, resultando en el nacimiento de Visión. Asimismo, los Vengadores, los Maximoff y Visión partieron a Sokovia para vencer a Ultrón, quien elevó Novi Grad para replixar un meteoirot y aniquilar a la humanidad. Sin embargo, Nicholas Fury ayudó a evacuar la ciudad en un Helicarrier, Stark y Thor destruyeron la ciudad, y Visión destruyó a Ultron, quien al ya no estar conectado al internet, murió.

A pesar de conseguir derrotar a la inteligencia artificial, Pietro murió, Thor regresó a Asgard, tanto Anthony Stark como Clinton Barton se retiraron,[2] y Hulk abandonó la Tierra.[3] Por ende, una nueva alineación de Vengadores se trasladó al Centro de los Nuevos Vengadores, conformado por Steven Rogers, Natalia Romanoff, Samuel Wilson, James Rhodes, Wanda Maximoff y Visión.[2]

Guerra Civil de los Vengadores

"Firmar esto es conceder nuestro derecho a elegir ¿y si nos envían a un lugar al que no queremos ir? ¿o si queremos ir a un lugar y ellos no nos dejan? no somos perfectos, pero aún están más seguros con nosotros."
"Si decimos que no ahora, nos obligarán a hacerlo después. Eso es un hecho, y se pondrá peor."
Steven Rogers y Anthony Stark[fnt.]

Para 2016, en respuesta a las catástrofes ocasionadas por los Vengadores e individuos alterados, los gobiernos del mundo acordaron que el equipo no debía operar sin supervisión. Por lo tanto, se desarrollaron los Acuerdos de Sokovia, que obligaba a los firmantes a operar bajo un panel de las Naciones Unidas. Anthony Stark aceptó los Acuerdos, ya que se sentía culpable por la creación de Ultrón, pero por el contrario, Steven Rogers no aprobó los tratados, alegando que ellos debían tener la responsabilidad de sus acciones y afrontar las consecuencias.

Luego de que Helmut Zemo inculpó a James Barnes del Bombardeo en el Centro Internacional de Viena, Rogers se rebeló contras las autoridades y defendió a su viejo amigo para probar su inocencia. Sus acciones causaron una batalla entre dos facciones de los Vengadores, uno dirigido por Rogers, que incluía a Samuel Wilson, James Barnes, Wanda Maximoff, Clinton Barton y Scott Lang, y otro por Stark, que incluía a James Rhodes, Natalia Romanoff, Visión, T'Challa y Peter Parker. Ellos pelearon en el Aeropuerto de Leipzig-Halle, del cual solo consiguieron escapar Rogers y Barnes, mientras que el resto fue encerrado en la Balsa. El dúo fugitivo fue encontrado por Stark en la Instalación Siberiana de HYDRA e hicieron una tregua para capturar a Zemo, quien provocó otra pelea al revelarle a Stark que Barnes fue quien asesinó a sus padres. Como resultado, Stark fue derrotado, Zemo arrestado, y Rogers y Barnes escaparon.

Después del Escape de la Balsa, Stark se quedó solo con James Rhodes y Visión trabajando legalmente en el Centro de los Nuevos Vengadores.[4] También, Scott Lang y Clinton Barton llegaron a un acuerdo con Thaddeus Ross para permanecer en arresto domiciliario por dos años en lugar de ser encerrados en la Balsa. Wanda Maximoff se trasladó a Edimburgo, con Visión visitándola cada cierto tiempo tomando una apariencia humana. Por su parte, Steven Rogers, Samuel Wilson y Natalia Romanoff formaron un equipo para seguir salvando el mundo de las organizaciones terroristas.[5]

Guerra del Infinito

"Yo sé lo que se siente perder. Sentir en lo más hondo que tienes razón, y fallar de todos modos. Ese terror. Tus piernas se hacen como jalea, pero les pregunto ¿con qué fin? témanle. Huyan de él. Al final el destino siempre llegará. Y ahora ya está aquí. O debo decir, que ya vine."
Thanos a Thor[fnt.]

En 2018, Thanos, instigador de la Invasión Chitauri de Loki, lanzó un segundo ataque contra la Tierra para reunir las Gemas del Infinito. En respuesta, los Vengadores se dividieron en diferentes grupos, uniendo fuerzas con los Maestros de las Artes Místicas, las tribus de Wakanda y los Guardianes de la Galaxia. Anthony Stark, Stephen Strange y Peter Parker viajaron a Titán para aliarse con Peter Quill, Nebula, Mantis y Drax para confrontar a Thanos mientras Steven Rogers, Bruce Banner, Natalia Romanoff, James Rhodes, Samuel Wilson, Thor, Groot, Rocket Raccoon y Wanda Maximoff protegían a Visión de la Orden Oscura en Wakanda.

Sin embargo, Thanos venció a todos los héroes, mató a Visión y Gamora en el proceso, completó el Guantelete del Infinito e hizo el Chasquido, eliminando a la mitad de la vida en el universo.[5] Simultáneamente, Scott Lang fue enviado al Reino Cuántico para recolectar partículas cuánticas, no obstante, él se quedó atrapado allí, ya que Henry Pym, Janet van Dyne y Hope van Dyne se desintegraron durante el conteo de regreso.[6] Por otro lado, Nicholas Fury y Maria Hill se detuvieron en medio de una carretera tras ver el caos que estaba pasando. Como Hill desapareció repentinamente, Fury activó su transmisor buscapersonas para llamar a Carol Danvers antes de desintegrarse también.[5]

Los Vengadores sobrevivientes, Steven Rogers, Thor, Bruce Banner, Natalia Romanoff, James Rhodes y Rocket Raccoon, volvieron al Centro de los Nuevos Vengadores, donde reclutaron a Carol Danvers[7] y Nebula para emboscar a Thanos en Titán II, mientras que Anthony Stark decidió retirarse del equipo y se sentía frustrado por haber fallado pese a sus intentos de proteger la Tierra. Una vez que llegaron Titán II, los Vengadores sometieron a Thanos, pero este último les reveló que destruyó las Gemas del Infinito, por lo que Thor lo decapitó, y los héroes se fueron, aceptando que no podían revertir lo sucedido.[8]

Atraco al tiempo

"Seis gemas, tres equipos. Un intento. Hace cinco años, perdimos. Todos. Perdimos amigos. Perdimos familia. Y una parte de nosotros. Es la oportunidad de recuperar todo. Tienen sus equipos y sus misiones. Consigan las gemas y traiganlas. Sólo un viaje por persona. No cometan errores. No hay otro intento. La mayoría vamos a un lugar que conocemos. Pero no significa que sepamos qué nos espera. Cuidado. Protejanse entre ustedes. Esta es la pelea de nuestras vidas y vamos a ganar. Haremos lo que sea."
Steven Rogers[fnt.]

En 2023, una luz de esperanza resurgió para los Vengadores cuando Scott Lang logró escapar del Reino Cuántico en el que había estado atrapado desde 2018. Él le presentó al equipo la idea de utilizar las propiedades y la física del tiempo en el Reino Cuántico para recolectar las Gemas del Infinito en distintas fechas y usarlas para revivir a la mitad de la vida en el universo. Con esto en mente, los Vengadores reclutaron a los retirados Anthony Stark, Clinton Barton y Thor para llevar a cabo el Atraco al tiempo.

Los Vengadores se dividieron en tres equipos: Steven Rogers, Anthony Stark, Scott Lang y Bruce Banner partirían a la ciudad de Nueva York del año 2012 por las Gemas del Espacio, Mente y Tiempo durante la Batalla de Nueva York; Thor y Rocket Raccoon partirían a Asgard del año 2013 para obtener la Gema de la Realidad antes del Saqueo de Asgard; y Nebula, James Rhodes, Clinton Barton y Natalia Romanoff partirían al año 2014, con los dos primeros yendo por la Gema del Poder a Morag antes de la Batalla de Morag y los dos últimos por la Gema del Alma en Vormir.

No obstante, durante el robo de la Gema del Poder en 2014, Thanos descubrió que la Nebula del futuro de alguna manera estaba conectada con la Nebula que tenía a su merced y descubrió el plan de los Vengadores. Ahora completamente convencido de que el universo no estaría agradecido por sus acciones y no dejarían ir el pasado, él se puso en marcha con un nuevo plan para destruir el universo actual con las Gemas del Infinito, y comenzar de nuevo para crear uno nuevo que esté agradecido con él por salvarlos. Como tal, Thanos capturó a la Nebula del futuro y la reemplazó por su contraparte del pasado para que ella active el túnel cuántico y permita que el Santuario II viaje al 2023.[8]

Ataque al Centro de los Nuevos Vengadores

"No podían vivir con su fracaso. ¿Eso a dónde los llevó? De vuelta a mí. Creí que al eliminar la mitad de la vida, la otra mitad prosperaría. Pero me han demostrado que eso es imposible. En tanto exista quien tenga en su memoria lo que fue, siempre habrá aquellos que son incapaces de aceptar lo que puede ser. Van a resistir."
"Sí, somos tercos como mulas."
"¿Cómo lo agradezco? Porque ahora ya sé lo que debo hacer. Voy a destrozar este universo hasta que no quede ni un átomo. Y luego, con las Gemas que recolectaron para mí, crearé uno nuevo, repleto de vida, que no conocerá lo que ya no existe. Verá solo lo que se le ha dado, un universo agradecido."
Thanos y Anthony Stark[fnt.]

Después de viajar en el tiempo, los Vengadores sufrieron por la pérdida de Natalia Romanoff en el transcurso de la misión. Luego de la creación del Nano Guantelete y colocar las Gemas del Infinito allí, Bruce Banner llevó a cabo el Blip, trayendo a todos los caídos de vuelta a la vida. De repente, la contraparte de Thanos llegó en el Santuario II y destruyó las instalaciones, convirtiéndolo en escombros, en el cual quedaron atrapados Banner, Scott Lang, James Rhodes y Rocket Raccoon.

Mientras Thanos esperaba que sus subordinados le traigan el Nano Guantelete, Anthony Stark, Steven Rogers y Thor salieron de las ruinas para confrontarlo, ya que no iban a permitir que vuelva a ganar. Acto seguido, Thanos agarró su Espada de Doble Filo y luchó contra la trinidiad, al mismo tiempo que Nebula del pasado intentaba quitarle el Nano Guantelete a Clinton Barton, hasta que la contraparte de Gamora y la Nebula actual llegaron e intentaron convencerla de detenerse. Como Nebula del pasado se negó, su homóloga se vio forzada a matarla; Barton agarró el Nano Guantelete y salio de las ruinas.

Eventualmente, Thanos consiguió noquear a Stark y, cuando estaba a punto de matar a Thor forzando el Rompetormentas a empalarlo, Rogers le lanzó el Mjolnir al Titán Loco, ganando su atención. Thanos entonces se centró en tratar de vencer a Rogers, quien lo sometió combinando sus ataques del Mjolnir y el escudo, solo hasta que Thanos se recuperó, lo desarmó del Mjolnir, rompió su escudo a la mitad y lo hizo volar lejos de un golpe.[8]

Llegada de los ejércitos

Pronto, el ejército de Thanos se desplegó en las ruinas del Centro de los Nuevos Vengadores; Thanos le reveló a Rogers que en todos sus años de guerra y violencia jamás se tomó las cosas de manera personal, pero que ahora la situación era diferente y al darse cuenta de lo testarudo que eran los humanos, afirmó que no imaginaba cómo iba a gozar la destrucción del planeta Tierra. Thanos se reunió con la Orden Oscura, los Chitauri, los Sakaarianos, los Gorilas Chitauri, los Outriders y los Leviatanes, posicionados para comenzar a invadir el mundo.

A pesar de que era superado en número, Rogers se levantó y se acercó para combatir, sin embargo, él escuchó a Samuel Wilson hablándole por su dispositivo de comunicación. Rogers se detuvo, hasta que Wilson le pidió voltear a su izquierda; Rogers miró hacia atrás y vio un portal creado desde Wakanda, del cual salieron T'Challa, Shuri y Okoye, quienes quedaron conmocionados por su valentía, antes de que aparezcan la Guardia Real Wakandiana, las Dora Milaje, la Tribu Fronteriza, la Tribu Jabari, en el que estaba incluído M'Baku.

Acto seguido, Samuel Wilson también salió volando, mientras se abrían otros portales creados por los Maestros de las Artes Místicas, uno de ellos era de Titán, donde salieron Stephen Strange, Drax, Mantis, Peter Quill y Peter Parker. Asimismo, desde el portal de Nuevo Asgard aparecieron Brunnhilde desde su corcel Aragorn, Korg, Miek y los Asgardianos, con Wanda Maximoff aterrizando a su costado. Por su parte, Wong reclutó a los Maestros de las Artes Místicas del Santuario de Hong Kong y Kamar-Taj. Mientras tanto, Hope van Dyne salió también para ayudar a los Vengadores, a medida que los Devastadores salían del portal creado en Contraxia junto a Howard el Pato y varias Naves-M, dirigidos por Kraglin Obfonteri.

Finalmente, Thor se recuperó e invocó el Rompetormentas, y Anthony Stark se despertó, sorprendiéndose al ver aparecer a Virginia Potts en la Armadura de Rescue. Wong se reunió con Stephen Strange , quien se detuvo para preguntarle si ya estaban reunidos todos, a lo que Wong le contestó molesto que si acaso esperaba que vinieran más personas. Repentinamente, Scott Lang salió de los escombros del Centro de los Nuevos Vengadores en su tamaño gigante y, ayudó a sacar a Bruce Banner, Rocket Raccoon y James Rhodes, quien estaba en su Mark VI. Una vez que todos los equipos se formaron, Rogers se colocó adelante, invocó el Mjolnir y pronunció las palabras "Vengadores unidos", lo que sirvió como señal para que todos se dirijan a combatir al ejército de Thanos, quien a su vez levantó la Espada de Doble Filo para que sus tropas también salgan a combatir.[8]

Batalla

Ataque de los ejércitos

"¿Es este? ¿En serio?"
"Tus opciones eran este tipo o un tronco."
Gamora y Nebula[fnt.]

Cuando los dos lados opuestos comenzaron a luchar, Anthony Stark, Virginia Potts y James Rhodes, quien cargaba a Rocket Raccoon, brindaron apoyo aéreo atacando a los invasores con sus rayos repulsores. Stephen Strange, Wanda Maximoff, Samuel Wilson, Peter QuillBrunnhilde y los Devastadores también colaboraron destruyendo naves y Leviatanes. El resto se quedó a combatir en la superficie, con el ejército de Wakanda atacando con sus lanzas, las tropas terrestres de los Devastadores disparando y los Maestros de las Artes Místicas haciendo uso de magia.

Steven Rogers inmediatamente se agachó para lanzarle el Mjolnir a Cull Obsidian, mandándolo lejos, y Thor golpeó el Rompetormentas contra el suelo, derribando a varios soldados. Peter Parker, columpiándose alrededor del campo de batalla, usó su telaraña para llevarse y lanzar a un enemigo. Inmediatamente después, Hope van Dyne regresó a su tamaño normal para patear a un oponente, y a su vez Brunnhilde atacó a un Gorila Chitauri poniendo su espada en el cuello de la criatura, evitando que mate varios Wakandianos. Bruce Banner pronto agarró un Carruaje Chitauri y lo usó para aplastar a una gran cantidad de soldados, mientras que a su costado M'Baku continuaba empalando a los enemigos con su lanza. Como Banner notó que un soldado sobrevivió al golpe que le dio, decidió agarrarlo por la cabeza, antes de lanzarlo hacia el cielo para que muera al desplomarse contra la tierra.

Scott Lang, en su tamaño gigante, se acercó a un Leviatán le dio un golpe potente a la cara de la criatura, haciendo que esta se estrelle encima del ejército enemigo. T'Challa y Okoye se mantuvieron unidos, luchando a la par contra múltiples Outriders que se venían acercando. A distancia, Shuri los respaldaba disparándoles a los alienígenas con sus Guanteletes de Vibranio. Mientras tanto, Korg fue atrapado por Cull Obsidian, quien le aplicó un fuerte agarre que no le permitía hacer nada. Sin embargo, Drax se puso encima de Obsidian y lo apuñaó varias veces en la espalda, haciendo que este se distraiga, Korg se libere y use su arma para golpear a Obsidian.

Por los cielos, Virginia Potts continuaba disparándole a las naves hostiles y, brevemente, Anthony Stark la acompañó para atacar juntos. Después de dispararles a algunos contrincantes con ráfagas de corto alcance, ellos finalmente reunieron energía al máximo de sus armaduras para liberar rayos repulsores potentes; Stark atacó desde el Reactor Arc de su pecho, y Potts a través de las dos alas, destruyendo rápidamente varias naves.

Simultáneamente, Steven Rogers y Thor enfrentaron a algunas tropas, con Rogers lanzándole el Mjolnir a un Gorila Chitauri y a su vez sometió a un soldado golpeándolo varias veces. Al lado suyo, Thor lanzó el Rompetormentas contra una pequeña unidad de élite. No obstante, como Thor ya no tenía armas, usó brevemente sus poderes de trueno con sus manos para derribar a un soldado que le acercó e invocó el Mjolnir para derribar a otro alienígena. Asimismo, Rogers se libró de enemigos e invocó accidentalmente el Rompetormentas; esto molestó a Thor, quien le exigió devolverle el Rompetormentas y, en su lugar, le devolvió el Mjolnir a Rogers, antes de separarse. Por otro lado, Mantis usó sus poderes para hacer dormir a un Gorila Chitauri y se dirigió a ayudar a someter a más contrincantes fuertes. A distancia, James Barnes le disparó a los invasores de manera precisa, y Rocket Raccoon giró alrededor suyo para matar a aquellos que estaban viniendo hacia él.

Pronto, Anthony Stark descendió para atacar en la superficie, usando sus láseres y rayos repulsores contra los Outriders, hasta que fue derribado por Cull Obsidian, a quien intentó frenar liberando ráfagas de energía, sin éxito. Cuando Obsidian estaba a punto de lanzarle otro golpe, Peter Parker le lanzó telaraña al brazo de Obsidian y lo empujó hacia atrás, haciendo que se caiga y fuera aplastado por un gigantezco Scott Lang. Parker se reunió con Stark, diciéndole todo lo que pasó desde su perspectiva en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, antes de que pudiera seguir hablando, Stark lo detuvo para abrazarlo, ya que lo extrañó tras perderlo hace cinco años en la Batalla de Titán; Parker aceptó el abrazo y comentó lo bien que se sentía ahora.

Mientras Korg peleaba mano a mano contra los Sakaarianos, Peter Quill lo ayudó eliminando a múltiples adversarios con sus Blásters Quad y después con golpes, hasta que repentinamente uno lo arrinconó y estuvo a punto de acabarlo, pero recibió un disparo a distancia por la versión alterna de Gamora. Quill, sin saber que se trataba de la Gamora proveniente de una línea de tiempo alternativa, desactivó su casco, se acercó y expresó su alegría de verla viva tocándole la cara cariñosamente. No obstante, apenas tocó su piel, Gamora le gritó diciéndole que no lo vuelva a hacer y empezó a patearlo entre las piernas. Luego de que Quill hiciera algunos comentarios incómodos sobre el golpe bajo, Gamora le preguntó a Nebula si su versión fallecida realmente amaba a Quill, a lo que Nebula le respondió que sus únicas opciones eran él o un tronco. Quill las escuchó y mostró confusión, ya que seguía sin entender lo que estaba pasando.[8]

Persecución por el Nano Guantelete

"Cap, ¿Qué quieren que haga con esta cosa?"
"Llévatelas las gemas lo más lejos posible."
"¡No! Hay que devolverlas al lugar donde pertenecen."
Clinton Barton, Steven Rogers y Bruce Banner[fnt.]

Durante la batalla, Clinton Barton continuó protegiendo el Nano Guantelete e intentó evadir a un Gorila Chitauri que lo perseguía, hasta que Samuel Wilson llegó para someter al alienígena. Barton contactó a Steven Rogers, preguntándole qué debía hacer con las Gemas del Infinito. Él le pidió alejarlas del territorio, pero Bruce Banner intervino, diciendo que Barton tenía que llevarlas a donde las encontraron para evitar que Thanos las obtenga. Anthony Stark afirmó que eso parecía imposible, ya que el túnel cuántico de las instalaciones fue destruido. Ofreciendo una solución, Scott Lang les informó que podían transportar las Gemas a través del túnel cuántico de la Van de Luis.

Como no sabían dónde estaba la furgoneta, Rogers preguntó si alguien sabía la ubicación del vehículo, a lo que Brunnhilde le respondió que alcanzaba verlo desde el cielo, pero que sería complicado llegar hasta allí, ya que estaba rodeado por Outriders y Gorilas Chitauri. A medida que Barton se encargaba de llegar a la camioneta con el Nano Guantelete, Rogers le pidió a Scott Lang y Hope van Dyne preparar el túnel cuántico, a lo que van Dyne asintió y los dos se encogieron para llegar desapercibidos a la Van de Luis.

Mientras levitaba, Stephen Strange convocó zarcillos de energía que atraparon a varios soldados alienígenas y los arrastró fuertemente contra el suelo a medida que él aterrizaba a la superficie, antes de hacer desaparecer el hechizo. Tras hacer esto, Strange volteó atrás suyo, solo para encontrarse con Anthony Stark, quien le preguntó si estaban en el mundo donde ellos conseguían vencer a Thanos, sin embargo, Strange no confirmó nada, temiendo a que si le respondía, el futuro que vio ya no ocurriría. Stark aceptó su respuesta, y comentó que más le valía estarle diciendo la verdad.

En la Van de Luis, Scott Lang y Hope van Dyne ya casi estaban terminando de activar el túnel cuántico, y ya sólo faltaba esperar que alguien llegue. Por otro lado, Thanos asesinó a un miembro de los Maestros de las Artes Místicas y se frustró porque no había rastro de Nebula, a lo que Corvus Glaive le respondió que ella no respondía a su comunicador. No obstante, pronto Ebony Maw le señaló que Clinton Barton corría por el campo de batalla con el Nano Guantelete y las Gemas del Infinito en su poder, por lo que mandó a más tropas a perseguirlo. Barton fue testigo de como las criaturas se le acercaban, pero fue rescatado por T'Challa, quien usó su pulso de energía cinética para derribar a los alienígenas. T'Challa reconoció a Barton, llamándolo por su nombre, algo que aprendió de él durante el Enfrentamiento entre los Vengadores, y le pidió darle el Nano Guantelete. Barton se lo entregó, reconociendo que T'Challa era más rápido y que podría superar al ejército de Thanos con mayor facilidad.

Acto seguido, T'Challa corrió para alcanzar la Van de Luis; en su camino, él huyo de los Outriders, pateó a un alienígena, esquivó los disparos de un soldado que no tardó en derribar, saltó encima de los enemigos y volvió a utilizar su pulso de energía cinética para vencer a varios adversarios que estaban alrededor suyo. Sin embargo, antes de que pudiera seguir avanzando, T'Challa fue separado del Nano Guantelete al chocar contra la Espada de Doble Filo lanzada por Thanos, quien estaba dispuesto a eliminarlo para que deje de ser un obstáculo entre él y su objetivo.

No obstante, Wanda Maximoff aterrizó frente a Thanos y lo culpó por haber destruido lo que más amaba; sin que ella lo supiera, estaba hablando con la versión alternativa de Thanos, quien sólo respondió que no la conocía, a lo que Maximoff respondió que pronto lo sabrá. Acto seguido, Maximoff levantó enormes cantidades de rocas mientras levitaba en el aire y se los lanzó, seguido de una poderosa explosión de energía. Ella volvió a aterrizar en la tierra y siguió disparándole más ataques del mismo tipo a Thanos, quien se defendió con su Espada de Doble Filo.

T'Challa recuperó el Nano Guantelete y siguió corriendo, pero pronto Ebony Maw intervino y levantó telequinéticamente el sector de tierra donde el Nano Guantelete estaba, sin embargo, T'Challa logró atraparlo, por lo que Maw comenzó a atraerlos hacia sí mismo. Cuando estaban casi a su alcance, T'Challa le lanzó el Nano Guantelete a Peter Parker, quien lo atrapó en el aire y se alejó de ellos. Como las tropas de Thanos buscaban dicho artefacto, Parker le pidió a Karen activar el modo "muerte instantánea", haciendo que las patas de araña de su armadura eliminen a los Outriders que se acercaban a él.[8]

Destrucción del Santuario II

"V.I.E.R.N.E.S. ¿A qué le disparan?"
"Algo entró en la atmósfera superior."
Anthony Stark y V.I.E.R.N.E.S.[fnt.]

Wanda Maximoff no tardó en desarmar a Thanos de su Espada de Doble Filo y lo levantó en el aire telequinéticamente junto con algunos escombros, removiendo gran parte de su armadura y lentamente destrozándolo. Para salvarse de su ira, Thanos ordenó un ataque aéreo del Santuario II, pero Corvus Glaive le respondió que eso iba a ocasionar bajas para ambos lados de la batalla, sin embargo, a Thanos no le importnó y les pidió hacerlo de todas formas. Entonces, el Santuario II comenzó a disparar láseres en el territorio, destruyendo, naves, soldados y Leviatanes, provocando que todos se pongan a cubiertos. Maximoff centró sus esfuerzos en crear un escudo de energía, pero esto no fue suficiente y terminó siendo derribada como resultado, liberando a Thanos de sus poderes.

En un intento por proteger a los aliados de los láseres del Santuario II, Wong y el resto de los Maestros de las Artes Místicas conjuraron escudos mágicos, pero al hacer esto tendrían que mantenerse así y el resto del ejército se las debía ingeniar para luchar sin la ayuda de los hechiceros. Mientras volaba, Virginia Potts notó que el Santuario II había destruido los cimientos de un lago y las tropas terrestres de todos estaban expuestas a ser hundidas por el agua. Debido a esto, Stephen Strange se acercó a las ruinas para utilizar un hechizo que detenga el paso del agua y formó un embudo. Al igual que el resto de sus compañeros, Strange ya no podía dejar su posición y sólo se concentró en no perder la concentración.

Al mismo tiempo, Peter Parker empezó a ser abrumado por varios Outriders y pidió ayuda, ya que no podía contra todos los alienígenas. Al escuchar su pedido de auxilio, Steven Rogers lanzó el Mjolnir al costado suyo, y Parker usó su telaraña para colgarse del martillo, alejándose de la zona donde estaba, aunque pronto su red se rompió a causa de los láseres que disparaba el Santuario II. Parker cayó, pero fue atrapado por Virginia Potts, quien lo puso encima de Aragorn, el corcel de Brunnhilde. Él intentó presentarse ante Brunnhilde, pero nuevamente el Santuario II provocó su caída.

Acostado en el suelo, un exhausto y malherido Peter Parker se cubrió bajo la tempestad de las explosiones de energía del Santuario II, el cual siguió atacando por varios lados, causando que James Barnes, Korg, Anthony Stark, James Rhodes, Bruce Banner y Groot fueran empujados, casi muriendo en el proceso. Rocket Raccoon se acercó a Groot y decidió ponerse encima de él en un intento desesperado por protegerlo, hasta que los láseres se detuvieron; el Santuario II cambió la dirección de sus armas para disparar a un objetivo que estaba a lo lejos del campo de batalla. Tanto Samuel Wilson como Stark voltearon, con este último preguntándole a V.I.E.R.N.E.S. a qué le estaban disparando, a lo que ella le dijo que algo había atravesado la atmósfera superior; todos se sorprendieron cuando vieron que se trataba de Carol Danvers.

A pesar de los ataques que recibía de la nave de guerra, Carol Danvers pudo resistirlos y usó todo su poder para atacar el Santuario II desde el interior, casi destruyéndola. Ella salió rompiendo las paredes de la nave y volvió a traspasarla en el centro, provocando que esta caiga encima del lago mientras explotaba debido al daño recibido, garantizando la ventaja de los Vengadores en el combate. Rocket expresó su felicidad de ver a Danvers, y Rogers vio a lo lejos el resultado de su acto heroico, antes de pedirle a Danvers que se encargue de llevar el Nano Guantelete a la Van de Luis para devolver las Gemas del Infinito a sus líneas de tiempo correspondientes.[8]

Batalla cultimnante

"Yo soy... inevitable."
"Y yo... yo soy... Iron Man."
Thanos y Anthony Stark[fnt.]

Danvers buscó y se encontró con Peter Parker, quien estaba tirado en el suelo sosteniendo el Nano Guantelete. Una vez que Danvers aterrizó frente al joven héroe, él se pesentó nerviosamente y le entregó el Nano Guantelete. Reconociendo lo duro que era la batalla, Parker aún así le preguntó a Danvers cómo podría vencer a todas las tropas, sólo para ver como Hope van Dyne, Virginia Potts, Gamora alternativa, Nebula, Mantis, Brunnhilde, Shuri y Okoye se le unían para travesar a los enemigos en su camino en un ataque coordinado trabajando juntas.

El grupo de chicas confrontó al ejército de Thanos, los cuales rápidamente fueron atacados por una pequeña explosión de energía de Wanda Maximoff, antes que Virginia Potts, Hope van Dyne y Shuri disparen contra el resto de las tropas. Nebula eliminó a algunos soldados, mientras que Gamora cortó el brazo de un Gorila Chitauri y luego se dirigió a enfrentar a Proxima Midnight. Asimismo, Okoye usó su lanza para empalar a Corvus Glaive, lo levantó y lo tiró contra el suelo. Como Brunnhilde, montada en Aragorn, iba a atacar a un Leviatán, no obstante, una de estas estaba a punto de perseguirla, pero Maximoff usó sus poderes para someterlo, permitiendo que Brunnhilde ataque al otro Leviatán utilizando su espada para destruir las partes externas de la criatura.

Tras que las heroínas consiguieran limpiar el terreno para ella, Danvers siguió volando hacia la Van hasta encontrarse con más tropas alienígenas, que consiguió vencer lanzándoles explosiones fotónicas. Thanos intentó alcanzarla, sin embargo, en su camino fue atacado por Virginia Potts, Hope van Dyne y Shuri, quienes combinaron sus rayos repulsores para retenerlo temporalmente. A pesar de esto, Thanos se recuperó y lanzó su Espada de Doble Filo contra la camioneta, destruyendo la última máquina del tiempo que había justo antes de que Danvers llegara a ella con el Nano Guantelete. La explosión creada hizo que Danvers dejara caer el Nano Guantelete, permitiéndole a Thanos acercarse al objeto. Aunque Stark intentó detenerlo, Thanos lo lanzó lejos. Acto seguido, Thor bloqueó su paso usando tanto el Mjolnir como el Rompetormentas, mientras Rogers se lanzaba encima de Thanos, pero este último desarmó a Thor y aplicó su fuerza bruta para deshacerse del dúo.

Cuando Thanos sostuvo el Nano Guantelete, Danvers recuperó la consciencia y le dio varios golpes mientras volaba. No obstante, Thanos la agarró del brazo, solo para después lanzarla lejos. A pesar de esto, Danvers se volvió a levantar y enfrentó a Thanos cuando este estuvo a punto de realizar el chasquido con el Nano Guantelete puesto, que casi destruía todo el universo. Ella detuvo su mano con fuerza mientras Thanos intentó golpearla con su cabeza, pero Danvers no se inmutó y procedió a dominarlo, poniéndolo de rodillas. Desesperado, el Titán Loco sacó la Gema del Poder del Nano Guantelete y utilizó la energía del mismo para hacer retroceder a Danvers, dejándola fuera de combate éxitosamente.

Stark volteó para ver a Strange, quien estaba contenienddo el agua del lago y, sin palabras, le remarcó con una seña a Stark que tenían una última chance para derrotar a Thanos, el cual tendría un costo para él si realmente estaba dispuesto a salvarlos a todos. Instantáneamente, Stark comprendió que debía sacrificarse e interrumpió a Thanos de adaptarse al Nano Guantelete, acercándose lo suficiente para quitarle las Gemas del Infinito e insertarlas en el guante de su armadura de nanotecnología. No obstante, en el proceso Thanos lo empujó, miró a Stark fijamente y se preparó para destruir el universo y crear uno nuevo, asegurando que sus acciones eran inevitables, antes de tronar los dedos

A pesar de su acto, Thanos se dio cuenta que no había sucedido nada, por lo que volteó la mirada hacia Stark, quien levantó su mano derecha, mientras su armadura de nanotecnología se ajustaba para sostener las Gemas del Infinito, que comenzaron a producir energía cósmica alrededor de su cuerpo. Pese al dolor que sentía, Stark no se dio por vencido, miró fijamente a Thanos y contraatacó afirmándole que él era Iron Man, antes de chasquear los dedos para eliminar a los invasores.[8]

Consecuencias

Derrota de las fuerzas de Thanos

"Hola, Pep."
"Tony, mírame. Vamos a estar bien. Ya puedes descansar."
Anthony Stark y Virginia Potts[fnt.]

Al darse cuenta de que no había vuelta atrás y de que su destino había sido finalmente sellado, Thanos observó en silencio la puesta de sol mientras veía con sus propios ojos a todos sus aliados desaparecer, entre los cuales estaba un Leviatán que se desintegró al estar a punto de asesinar a Rocket Raccoon. Ebony Maw se ubicó cerca de Thanos sintiéndose débil y, tras arrodillarse ante su maestro por última vez, Maw fue eliminado de la existencia. Asimismo, Proxima Midnight acudió al auxilio de Corvus Glaive, quien ya estaba gravemente malherido, y juntos se hicieron cenizas. Habiendo aceptado su derrota dignamente, Thanos se apoyó en el suelo, esperó en silencio con la cabeza baja y finalmente se desvaneció también, dando por terminada su amenaza.

Como consecuencia del chasquido, el lado derecho de la cara y el cuerpo de Anthony Stark estaban carbonizados y se cayó entre los escombros del Centro de los Nuevos Vengadores. James Rhodes llegó para ver el estado de su amigo, hororrizándose al saber que se estaba muriendo. Luego, Peter Parker se acercó afirmándole que habían ganado y, en lágrimas, vio como su mentor seguía sucumbiendo a sus heridas. Finalmente, al ver a Virginia Potts, Stark usó sus últimas fuerzas para pronunciar el nombre de Potts, quien le pidió a V.I.E.R.N.E.S. informarle sobre la condición de Stark, solo para que la inteligencia artificial le responda que sus signos vitables estaban debilitándose.

A medida que Potts le decía que ya podía descansar y que todos iban a estar bien a partir de ahora gracias a él, Stark también se dio cuenta que aunque no cubrió el mundo con una armadura, si pudo cubrir su mundo con sus armaduras y fallecería rodeado por esas mismas personas, siendo ellos Virginia Potts, James Rhodes y Peter Parker, con Steven Rogers y Thor observando. Sabiendo esto, Stark procedió a apagar su Reactor Arc y murió en silencio, con todos devastados por el acto desinteresado de Stark para salvar el universo entero. Ante la partida de su esposo, Potts lo besó en la mejilla, despidiéndolo cariñosamente.[8]

Para honrar la muerte de Stark, Clinton Barton se arrodilló, seguido de T'Challa, Carol Danvers, Scott Lang, Steven Rogers, Thor, Hope van Dyne, Bruce Banner y Wong. Peter Quill, al ver esto, hizo lo mismo al lado de Nebula y Brunnhilde. A medida que un dolido Stephen Strange se arrodillaba también, Gamora simplemente se quedó viendo y decidió abandonar el lugar. Por otro lado, Samuel Wilson, James Barnes, Wanda Maximoff, Shuri, Okoye, Drax y Mantis se inclinaron, respectivamente. Los héroes se mantuvieron así por un largo rato, acompañando a Virginia Potts, James Rhodes y Peter Parker en su dolor por la muerte de Stark.[9]

Funeral de Anthony Stark

"Si me hubieran dicho hace diez años que no estábamos sólos, y no solo eso, sino que a tal magnitud, no me hubiera sorprendido. Pero, por favor, ¿quién lo sabía?. Las fuerzas épicas de la luz y la oscuridad se han enfrentado. Y para bien o para mal, esa es la realidad en la que Morgan tendrá que aprender a vivir. Así que decidí grabar un saludo en caso de una muerte prematura de mi parte. Digo, no es que haya un buen momento para morir. Esto del viaje en el tiempo que llevaremos a cabo mañana me hace dudar de mis posibilidades de sobrevivir. Esa es la cosa. Y eso es lo que hace un héroe, ¿no? parte del viaje es su final. ¿Para qué me preocupo? todo va a salir exactamente bien. Te amo tres millones."
―Mensaje de Anthony Stark a Morgan Stark[fnt.]

El mensaje que había grabado Anthony Stark usando el casco del Mark LXXXV un día antes del Atraco al tiempo fue visto por su esposa, hija y amigos; él comentó que no siempre todos podrían tener un final feliz, que esperaba ver familias reunidas al haber restaurado el mundo a su versión normal, afirmó que para un héroe parte del viaje era el final y que amaba a Morgan tres millones. Después, el Reactor Arc original de Stark; el que le había obsequiado Virginia Potts hace muchos años con la nota "prueba de que Tony Stark tiene corazón", fue colocado en una corona que estaba a la deriva del lago.

El funeral de Stark se llevó a cabo en la Residencia Stark, donde estuvieron presentes Virginia Potts, Morgan StarkHarold Hogan, James Rhodes, Steven Rogers, Thor, Bruce Banner, Peter Parker, May Parker, Stephen Strange, Wong, Scott Lang, Hope van Dyne, Henry Pym, Janet van Dyne, Peter Quill, Nebula, Drax, Mantis, Rocket Raccoon, Groot, T'Challa, Shuri, Okoye, Clinton Barton, Laura Barton, Lila Barton, Cooper Barton, Nathaniel Barton, Wanda Maximoff, Samuel Wilson, James Barnes, Harley Keener, Thaddeus Ross, Maria Hill, Nicholas Fury y Carol Danvers.

Después del funeral, Harold Hogan le preguntó a Morgan Stark si tenía hambre, a lo que ella respondió que quería unas hamburguesas con queso, recordándole a lo primero que le pidió Anthony Stark a él y Virginia Potts cuando este regresó de Afganistán a Estados Unidos. Sonriente, Hogan le prometió cuidar a Morgan en ausencia de su padre dándole todas las hamburguesas con queso que quiera.[8]

Retiro de Steven Rogers

"¿Cómo se siente?"
"Como de otra persona."
"No lo es."
"Gracias. Me voy a esforzar."
"Por eso es tuyo."
―Steven Rogers y Samuel Wilson[fnt.]

Por su parte, Steven Rogers se hizo voluntario para devolver las Gemas del Infinito y el Mjolnir a sus años correspondientes en un nuevo túnel cuántico. Él se reunió con Bruce Banner, James Barnes y Samuel Wilson en un bosque cercano a donde estaba el Centro de los Nuevos Vengadores. Allí, Banner le confesó que cuando revirtió el Chasquido, trató de traer de vuelta a Natalia Romanoff, pero no pudo, y que la extrañaba; Rogers compartió su tristeza.

Mientras caminaba hacia el túnel cuántico, Wilson se ofreció a acompañarlo, pero Rogers le aseguró que podía hacerlo solo. Luego de despidirse también de Barnes, Rogers se puso su Traje tecnológico avanzado, cargó el Mjolnir y las Gemas del Infinito contenidas en un maletín, y viajó a través del Reino Cuántico. Rogers procedió a devolver las Gemas a sus lugares en sus líneas de tiempo correspondientes,[8] incluyendo la Gema del Alma en Vormir, donde se reencontró con Johann Schmidt.[10] Una vez que completó su misión, Rogers decidió viajar a la década de 1940 para vivir el resto de su vida junto a Margaret Carter, en lugar de regresar al 2023 como estaba planeado, creando así una línea de tiempo alternativa.

Después de disfrutar su larga jubilación, Rogers regresó a su línea de tiempo original en 2023, precisamente al momento cuando inició su misión de devolver las Gemas del Infinito. Él esperó en un banco cercano hasta que James Barnes lo notó y alertó a Samuel Wilson de su presencia, al igual que Bruce Banner. Wilson se acercó preguntarle qué sucedió, y Rogers le contestó que decidió vivir la vida normal que Anthony Stark siempre le sugirió tener. Cuando Wilson le preguntó cómo le había ido, Rogers comentó que fue maravilloso. Ante la respuesta, Wilson se alegró por él, pero lamentó tristemente que ahora todos tendrán que vivir en un mundo sin el Capitán América.

Al escuchar esto, Rogers abrió su estuche circular, sacó su escudo y se lo dio a Wilson. Sorprendido, Wilson comentó que el escudo se sentía como si fuera ajeno, comentario que Rogers refutó asegurando que no debía ser así, ya que el Capitán América vivía ahora en él. Wilson le agradeció por el obsequio y prometió esforzarse; Rogers, por su parte, contestó que por eso se lo había dado. Al ver el anillo de matrimonio en la mano de Rogers, Wilson le preguntó si quería hablarle de ella, pero Rogers se negó cortésmente.[8]

Impacto mundial

Clinton Barton regresó a su granja, donde fue recibido alegremente por su esposa, Laura, e hijos, Cooper, Nathaniel y Laura. Asimismo, Scott Lang, Hope van Dyne y Cassandra Lang se reunieron en San Francisco, donde permanecieron juntos viendo los fuegos artificiales, ya que todo el mundo estaba celebrando el regreso de las víctimas del Chasquido. T'Challa, Shuri y Ramonda también se quedaron observando a las personas de la Ciudad Dorada de Wakanda celebrar, sonrientes por haberse reunido con sus seres queridos.

Thor vio Nuevo Asgard una última vez y se alistó para irse, pero cuando Brunnhilde quiso convencerlo de quedarse, él le aseguró que los Asgardianos ya la tenían a ella porque le demostró que era una gran líder, y decidió nombrarla Rey de Nuevo Asgard. Thor entró al Benatar para tener nuevas aventuras con los Guardianes de la Galaxia, en el que Peter Quill estaba dispuesto a buscar a la versión alternativa de Gamora, quien había desaparecido misteriosamente tras la batalla.[8]

Como resultado del Blip, todas las escuelas, entre ellas la Escuela de Ciencia y Tecnología de Midtown, decidieron reiniciar el año académico para los estudiantes resucitados del Chasquido, haciendo que sus créditos que alcanzaron en 2018 sean inválidos.[11] Allí, Peter Parker retomó sus clases y se reencontró con Edward Leeds, con quien hizo su habitual saludo de amigos.[8]

El impacto mundial de la muerte de Anthony Stark fue grande, dejando vacante el puesto de quién podría ser el nuevo superhéroe más famoso del mundo, dicho por otros como "El nuevo Iron Man". A Stark también se le hizo un documental titulado Heart of Iron: The Tony Stark Story, el cual giraba en torno a su vida. Otras personas lo recordaron haciéndole grafitis en las paredes de las ciudades, dibujos coloreados en las escuelas y otros tributos dejando velas encendidas, flores y fotos de él debajo de su imagen.[11]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.