FANDOM


"Thanos va a obtener esa gema."
"No creo que eso pase."
"Ahora están en Wakanda. Thanos no obtendrá más que sangre y polvo."
"Bien... tenemos sangre de sobra."
Proxima Midnight, Steven Rogers y T'Challa[fnt.]

La Batalla de Wakanda fue una gran confrontación entre los Vengadores y sus aliados wakandianos Dora Milaje, la Tribu Jabari, la Tribu Fronteriza y la Guardia Real Wakandiana, quienes se enfrentaron a una feroz ofensiva de los Outriders, liderados por la Orden Oscura. Los Vengadores, comandados por Steven Rogers y T'Challa, lograron mantenerse firmes contra el asalto Outrider para proteger a la Gema de la Mente, que estaba siendo resguardada en unas instalaciones en el Monte Bashenga.

Durante la feroz batalla, ambas facciones sufrieron numerosas bajas. El poder combinado de los Vengadores y las fuerzas de Wakanda en el violento frente de batalla, acompañados también por Thor, Rocket Raccoon y Groot, consiguieron desmantelar a su oposición, resultando en la derrota de la Orden Oscura y los Outriders. No obstante, su victoria duró poco, ya que el mismo Thanos tomó posesión de la Gema de la Mente en las selvas wakandianas, completando de esta manera el Guantelete del Infinito para chasquear sus dedos.

Antecedentes

"Thanos tiene al ejercito más grande del universo, y no se detendrá nunca porque quiere la gema de visión."
"Entonces hay que protegerla."
"No, debemos destruirla."
Bruce Banner, Natalia Romanoff y Visión[fnt.]

En su búsqueda por obtener las seis Gemas del Infinito, el titán Thanos robó la Gema del Espacio de la nave de refugiados asgardiana Estadista, venciendo a Thor y Hulk en el proceso. Cuando Hulk fue enviado a la Tierra a través del Bifrost invocado por Heimdall para advertir de la llegada de Thanos, el Titán le encargó a la Orden Oscura que consiguiera la Gema de la Mente y la Gema del Tiempo en el planeta. Para lograr esta tarea, los integrantes se separaron, con Proxima Midnight y Corvus Glaive ocupándose de hallar la Gema de la Mente que estaba en la frente de Visión.

Midnight y Glaive atacaron por sorpresa a Visión y a su amante Wanda Maximoff en Edimburgo. No obstante, su intento de obtener la gema fue frustrado por la repentina llegada de los Vengadores fugitivos, Steven Rogers, Natalia Romanoff y Samuel Wilson, quienes fueron advertidos de la amenaza por Bruce Banner. Con Glaive herido de gravedad, los hijos de Thanos se vieron obligados a retirarse en su Nave-Q y curar sus heridas.

Reuniéndose con James Rhodes y Bruce Banner en el Centro de los Nuevos Vengadores, los Vengadores empezaron a pensar en su próximo movimiento, sabiendo que Proxima Midnight y Corvus Glaive con el tiempo regresarían. Tras analizar las propiedades de la Gema, Visión propuso que Maximoff la destruyera usando sus habilidades, ofreciéndose de manera voluntaria a sacrificarse para evitar que cayera en las manos de Thanos. No dispuesto a matarlo, Banner planteó la difícil tarea de remover la gema de Visión sin que el mismo Visión perdiera la vida. Rogers sugirió llevar a Visión a Wakanda, la única nación en la Tierra con los recursos necesarios para lograrlo.

Al notificarle al rey de Wakanda, T'Challa, sobre la amenaza que suponía Thanos, él y la líder de las Dora Milaje, Okoye, comenzaron a movilizar a los ejércitos de Wakanda para que se prepararan para el conflicto venidero. Reclutando al viejo amigo de Rogers, James Buchanan Barnes, para la causa, T'Challa y Okoye le dieron la bienvenida en persona a los Vengadores, donde Rogers se reencontró con Barnes.

Los Vengadores se encargaron de llegar a Visión hasta el laboratorio de la hermana de T'Challa, Shuri, quien se preparó para iniciar de inmediato el proceso de remover la Gema, ya que éste llevaría un tiempo. Sin embargo, en ese momento, se detectó movimiento en la atmósfera sobre Wakanda. Siendo lanzadas desde una Nave-Q en órbita, diversas naves alienigenas comenzaron a descender del cielo sobre la ciudad, una invasión sorpresa ejecutada por la Orden Oscura. A pesar de que la cúpula protectora de Wakanda les impidió aterrizar directamente sobre la ciudad, cinco naves se posaron de manera segura en los bosques fuera de la cúpula.

En otro lugar del espacio exterior, Thor fue rescatado de las ruinas del Estadista por los Guardianes de la Galaxia. Partiendo en búsqueda de un arma con la suficiente capacidad de detener a Thanos, Thor, Rocket Raccoon y Groot llegaron a Nidavellir. Sin embargo, una vez ahí, encontraron el lugar desolado, y la estrella que hacía funcionar los mecanismos inactiva. Sólo quedó el rey de los Enanos, Eitri, quien explicó que Thanos lo obligó a forjar el Guantelete del Infinito para aprovechar el poder de las Gemas del Infinito, antes de ser mutilado y obligado a ver a su gente siendo ejecutada.

Junto con Eitri, Thor y Rocket Raccoon trabajaron para reparar y reiniciar Nidavellir, con el fin de forjar el Rompetormentas, una poderosa hacha capaz de matar a Thanos y convocar al Bifrost. No obstante, el mecanismo que enfoca la energía de la estrella, requerida para calentar los lingotes de Uru para el arma, estaba paralizado. Ofreciéndose como voluntario para mantener abierta las puertas del mecanismo, Thor soportó el poder de la estrella para encender la fragua y permitir que Eitri calentara el metal y lo vertiera en el molde.

Sin embargo, Thor quedó herido de gravedad durante el proceso, cerrando el mecanismo y dejando el arma incompleta y sin mango. Con varias partes del Rompetormentas hechas, Eitri buscó de manera desesperada un asa, pidiéndole ayuda a Groot. Éste último usó su propio brazo de madera como un asa improvisada, completando el Rompetormentas.

De vuelta en Wakanda, con el fin de que Shuri tuviese el tiempo para retirar la Gema de la Mente de Visión, T'Challa ordenó que la ciudad fuera evacuada, prepararan las defensas y que Rogers recibiera un nuevo escudo de Vibranio. Mientras Maximoff se quedaba en el laboratorio de Shuri para destruir la Gema una vez que estuviera fuera del cuerpo de Visión, el resto del equipo, con Bruce banner usando una armadura Hulkbuster, se prepararon para la batalla. Los Vengadores se reunieron con T'Challa, Barnes, las Dora Milaje, la Guardia Real de Wakanda, la Tribu Jabari y el resto de la Tribu Fronteriza en las afueras de la ciudad, preparándose para enfrentar al ejército de Thanos.[1]

Batalla

Enfrentamiento en el campo abierto

"¿Cuánto tiempo, Shuri?"
"Apenas empecé, hermano."
"No tenemos mucho tiempo."
T'Challa y Shuri[fnt.]

Cuando el ejército de Wakanda y los Vengadores se reunieron para enfrentar a los invasores alienígenas, James Rhodes detectó dos seres que se acercaban al borde de la cúpula, Proxima Midnight y Cull Obsidian. Steven Rogers, Natalia Romanoff y el rey de Wakanda T'Challa se dirigieron hasta allí para negociar con los miembros de la Orden Oscura. Obsidian recibió un nuevo brazo mecánico para reemplazar el perdido en la ciudad de Nueva York. Notando la ausencia de Corvus Glaive, Romanoff preguntó por su paradero, solo para que Midnight afirmara que había perecido a causa de sus heridas. Cuando Midnight también afirmó que Thanos recuperaría la Gema de la Mente, T'Challa le advirtió que no encontraría nada más que sangre y polvo. Midnight respondió diciendo que tenían sangre de sobra, antes de ordenar que las naves liberaran a su ejército. Al darse cuenta de que sus oponentes no tenían interés en negociar, Rogers, Romanoff y T'Challa volvieron con su ejército, preparándose para lo que venía.

Cuando T'Challa le ordenó a su ejército que mantuvieran su posición, las naves enemigas se abrieron, liberando a los Outriders, una horda masiva de soldados alienígenas genéticamente diseñados con el único objetivo de asesinar. Bajo las órdenes de Proxima Midnight, los Outriders comenzaron a acercarse de forma agresiva a la cúpula wakandiana, sin importarle su propia seguridad, para horror de los wakandianos presentes. A pesar de que la cúpula protectora mató a una gran cantidad de ellos, uno por uno, varios Outriders lograron atravesar la barrera y comenzaron a dirigirse directo hacia el ejército wakandiano.

Bajo las órdenes de T'Challa, la Tribu Fronteriza protegió al ejército con sus capas de energía, mientras que los guardias reales dispararon a los Outriders que se acercaban usando sus lanzas, acompañados por James Barnes y Bruce Banner en el Hulkbuster. Al proporcionar apoyo aéreo, Samuel Wilson y James Rhodes bombardearon a los Outriders que habían entrado. Sin embargo, Banner notó que debido al poco éxito que han tenido, los Outriders comenzaron a rodear la barrera para flanquear a los ejércitos y, si los Outriders rompieran la barrera detrás de ellos, tendrían camino libre para llegar hasta Visión. Con el fin de evitar que flanquearan su posición y alcanzaran a Visión, T'Challa ordenó que se abriera una sección de la cúpula para que pudieran dirigir al enemigo hacia ellos y alejar su atención de Visión. Los Outriders de inmediato iniciaron a entrar en masa.

T'Challa lideró a su ejército en el combate cuerpo a cuerpo mientras Shuri comenzaba el proceso de extracción de la Gema de la Mente de la frente de Visión. No obstante, a medida que la batalla se intensificaba, los héroes se vieron abrumados por el número interminable de Outriders. Uno a uno, James Barnes, T'Challa, Steven Rogers y Bruce Banner fueron derribados por numerosos Outriders, mientras que James Rhodes fue sorprendido por un fuerte golpe recibido por Cull Obsidian.

No obstante, la balanza cambió de pronto cuando un Puente Bifrost se deslizó desde el cielo hacia el centro del campo de batalla, dispersando a los Outriders. El recién forjado Rompetormentas emergió del puente, acabando con abundantes Outriders y salvando a los héroes derribados. Para asombro de los Vengadores y el ejército defensor, Thor, armado con el Rompetormentas, Rocket Raccoon y Groot salieron del Puente y se enfrentaron a los Outriders. Exigiendo la presencia de Thanos, Thor utilizó el Rompetormentas para destruir sin problemas a innumerables Outriders de un solo golpe cargado de rayos, antes de unirse a la lucha cuerpo a cuerpo junto con los Guardianes que lo acompañaban.[1]

Derrotando a los Outriders

"¡Tráiganme a Thanos!"
Thor[fnt.]

Con la repentina llegada de Thor y los Guardianes que le permitió a los héroes recuperar ventaja contra los Outriders, Cull Obsidian comenzó a luchar personalmente en el campo de batalla. Cull Obsidian acabó con varios miembros del ejército wakandiano antes de ser confrontado por T'Challa. Entretanto, Rocket Raccoon y James Buchanan Barnes cooperaron para acabar con una ola de Outriders, con el Guardián mostrando interés por el arma de Barnes y el prótesis de brazo de Vibranio. Thor se tomó un momento para hablar y comparar barbas con Steven Rogers, mientras le presentaba al Vengador a su nuevo aliado, Groot.

Sin embargo, el alivio de los héroes duró poco, ya que las naves alienigenas liberaron de repente unas trilladoras: unas máquinas con arpas. Pasando por debajo de la cúpula, las trilladoras causaron estragos en el ejército wakandiano, obligando a T'Challa a ordenar una retirada. Observando desde el laboratorio de Shuri, Wanda Maximoff se dio cuenta de que sus compañeros estaban siendo superados una vez más. Abandonando su puesto en el laboratorio para ayudar en el campo de batalla, la vengadora usó sus poderes para detener e inhabilitar las trilladoras, rescatando a Natalia Romanoff y Okoye. Tras percatarse que un grupo de Outriders se acercaba, Wanda arrojó las trilladoras a los Outriders, aplastándolos.

A pesar de lo útil que resultó que Maximoff se uniera al resto, su intervención demostró también tener un crucial error. Sin el conocimiento de los héroes, Corvus Glaive estaba, de hecho, vivo. La batalla y el uso de las trilladoras eran sólo una distracción para sacar a Maximoff, y dejar a Visión sin vigilancia. Una vez que fue informado por Proxima Midnight que Maximoff estaba en el campo de batalla, Glaive empezó su ataque, después de haberse infiltrado en secreto en el laboratorio de Shuri. A pesar de los intentos de Ayo y Shuri de mantener alejado a Glaive, fueron incapacitados. Visión luego se ocupó de Glaive, con ambos cayendo en los bosques circundantes.

Dándose cuenta que Visión estaba en problemas, Samuel Wilson le notificó a los Vengadores antes de ser derribado por un Outrider, con Banner y Maximoff moviéndose para ayudar a Visión. Maximoff fue emboscada y casi asesinada por Proxima Midnight, pero fue rescatada por Natalia Romanoff y Okoye, quienes se enfrentaron a Midnight en una larga batalla. Midnight comenzó a ganar ventaja, preparándose para matar a Romanoff. Maximoff, sin embargo, logró agarrar a Midnight y arrojarla hacia una trilladora que pasaba por encima, lo que causó que Midnight fuera destrozara.

Entretanto, Glaive continuó atacando a Visión que estaba débil, acompañado por Cull Obsidian. Banner llegó deprisa para ayudar, involucrándose en un feroz duelo con Obsidian. Al caer cerca de una cascada, Banner pidió refuerzos para detener a Glaive a medida que luchaba. Sin embargo, Obsidian empezó a ganar ventaja, cortándole el brazo izquierda al Hulkbuster. En respuesta, Banner intentó transformarse a Hulk para nivelar las cosas, pero fue en vano. Frustrado, Banner consiguió atrapar el brazo de Obsidian en el brazo cortado del Hulkbuster. Activando los repulsores del brazo, Banner envió a Obsidian hasta la cúpula de energía wakandiana, donde explotó violentamente.

En el bosque, Glaive siguió atormentando a Visión, apuñalándolo y paralizándolo aún más. No obstante, Visión fue salvado por la repentina llegada de Steven Rogers, quien le pidió a Visión que corriera mientras él se ocupaba de Glaive. Rogers logró desarmar a Glaive, pero pronto fue superado. Antes de que Glaive pudiera asesinar al Vengador, fue apuñalado por detrás y asesinado por Visión, haciendo tomado y usado la propia arma de Glaive contra él.

Con los miembros de la Orden Oscura derrotados, los Outriders sin líder fueron vencidos, algunos huyendo de regreso a su nave en un desesperado intento por escapar. No obstante, Thor y los héroes con la capacidad de vuelo destruyeron las naves mientras intentaban escapar al espacio.[1]

Llegada de Thanos

"Cap, es de quien te hablé."
"Atento todo el mundo. A sus puestos."
Bruce Banner y Steven Rogers[fnt.]

Con los Outriders completamente derrotados, Wanda Maximoff se reunió con Visión, quien repentinamente sintió un agudo dolor en la frente a causa de la Gema de la Mente. Sin embargo, su tranquilidad fue breve, ya que Thanos se estaba acercando. En ese momento, el viento comenzó a soplar abruptamente, haciendo evidente la llegada del Titán a la Tierra.Steven Rogers comprendió lo que sucedía y se preparó para recibir a Thanos, junto con el resto de los Vengadores. En la ubicación de Bruce Banner, se abrió un portal, el cual fue atravesado por Thanos, ante la mirada de todos los héroes presentes. Con las Gemas del Poder, Espacio, Realidad, Alma y Tiempo ensambladas en el Guantelete del Infinito, Thanos observó la Gema de la Mente, su objetivo final, y a los seres que se interponían entre él y su victoria. Cuando Banner alertó a Rogers de la llegada del Titán, y confirmó que era él quien de quien se trataba, Thanos comenzó a caminar lentamente hacia Visión.

Rogers reunió a los Vengadores para entretener a Thanos la mayor cantidad de tiempo posible. Banner atacó primero, saltando furiosamente hacia Thanos, sólo para que él alterase la densidad de su traje con la Gema del Espacio y lo dejara dentro de una pared de piedra encerrado. Cuando Thanos se deshizo de Rogers al derribarlo con una onda de energía de la Gema del Poder, T'Challa se abalanzó contra él. Sin embargo, Thanos simplemente lo tomó del cuello y lo golpeó contra el suelo. Samuel Wilson trató de atacar en el aire, sin embargo, Thanos utilizó la Gema del Espacio para desactivar su traje y estrellarlo en el piso.

Sabiendo que los Vengadores caerían ante Thanos, Visión le suplicó a Maximoff que destruyera la Gema de la Mente, pero ella se negó. Visión insistió desesperadamente y le hizo razonar, enfatizando que ya no había tiempo y era la única alternativa para impedir que Thanos ganara. Cuando Visión aseguró que ella nunca podría dañarlo, Maximoff aceptó tristemente y comenzó a lanzar rayos de energía a la Gema. Mientras Maximoff destruía la Gema, Thanos avanzaba en dirección a ellos, derrotando a los Vengadores uno por uno.

Usando la Gema del Espacio para desviar los disparos de James Rhodes, Thanos presionó su armadura en un campo de fuerza y lo inhabilitó al lanzarlo por el aire. James Barnes corrió hacia Thanos mientras le disparaba, pero fue derribado utilizando la Gema del Poder. Natalia Romanoff y Okoye se acercaron para reemplazar a Barnes, y esta última arrojó su Lanza de Vibranio a la cabeza de Thanos. No obstante, tras atrapar la lanza en el aire con la Gema del Poder, Thanos utilizó la Gema de la Realidad para encerrar a Romanoff en una jaula con columnas de piedra. Groot intentó detener a Thanos atrapándolo en una raíces creadas por él, pero el Titán logró destruirlas.

Mientras Maximoff continuaba saturando la Gema de la Mente con sus poderes, Thanos fue atacado nuevamente por Rogers, quien logró detenerlo brevemente en un combate cuerpo a cuerpo. A pesar de lograr contener brevemente a Thanos, Rogers fue abatido cuando su enemigo lo golpeó fuertemente en la cabeza. Desesperadamente, Maximoff le lanzó a Thanos un rayo de energía para detenerlo por más tiempo, aunque él continuó avanzando lentamente mientras bloqueaba el rayo con un escudo de energía creado en el Guantelete. Finalmente, Maximoff logró desestabilizar la integridad de la Gema y logró destruirla, junto con Visión.

Mientras Maximoff yacía en el suelo, Thanos la consoló asegurando que él la entendía ya que había perdido gente que amaba de igual manera. Maximoff respondió secamente, alegando que nunca lo entendería, a lo que Thanos respondió que había perdido más de lo que ella podía imaginar. Sin embargo, al decir que no era el momento para lamentarse, Thanos utilizó la Gema del Tiempo para revertir la destrucción de Visión, y a la vez, a la Gema de la Mente. A pesar de que Maximoff se horrorizó al ver esto y trató de atacarlo, Thanos la arrojó fácilmente a un lado, tomando a Vision por el cuello y le arrancó la Gema de la frente, matándolo por segunda vez. Tras tirar al piso su cuerpo sin vida, Thanos añadió la Gema en su Guantelete. Mientras la energía combinada de las seis Gemas fluían a través de su cuerpo, Thanos se tomó un momento para apreciar el Guantelete, el cual ahora estaba completo.

Antes de tratar de utilizarlo, Thanos fue sorpresivamente atacado por Thor, en su último intento por detenerlo para vengar a Loki, Heimdall, y al resto de asgardianos que habían fallecido durante el ataque a su nave. Tras ponerse en pie nuevamente, Thanos desató un rayo de energía concentrada en dirección a Thor, quien le lanzó al mismo tiempo el Rompetormentas. El poder del hacha totalmente encantada, rápidamente apagó el rayo de Thanos, quien no tuvo tiempo para desviarla y al reaccionar, descubrió que el arma estaba clavada en su pecho.

Tras aterrizar frente a Thanos, quien estaba gravemente herido, Thor proclamó su venganza, recordándole la promesa de que moriría por asesinar a Loki, mientras presionaba el Rompetormentas en su pecho, causándole a Thanos más dolor y heridas. Sin embargo, a pesar de estar gravemente herido, Thanos se burló débilmente de Thor, sugiriéndole que debió haberle apuntado a la cabeza para asesinarlo de manera instantánea. Thor, al darse cuenta de su error demasiado tarde, no logró hacer nada más que gritar de horror cuando Thanos levantó su brazo y logró chasquear sus dedos. El Guantelete se activó con un destello cegador de energía, y el objetivo de Thanos, de eliminar a la mitad de los seres vivientes en el universo, finalmente se cumplió.[1]

Consecuencias

Retiro de Thanos

"Hoy perdí más de lo que te puedes imaginar. Pero no es tiempo de lamentos."
Thanos a Wanda Maximoff[fnt.]

Thanos estuvo brevemente inconsciente, y para su gran sorpresa, despertó en un vacío mundo naranja creado por la Gema del Alma, sin el Guantelete ni su herida en el pecho. Al girarse, Thanos vió un arco Zen-Whoberi, y mientras se acerba a él, Thanos encontró debajo de él un reflejo del espíritu de Gamora, con la apariencia que tenía cuando la conoció. Gamora preguntó con calma si había cumplido su misión, a lo que Thanos respondió que sí. Al darse cuenta de que había tenido éxito, Gamora le preguntó cuanto le había costado. Tristemente, Thanos admitió que lo había perdido todo. Antes de que Gamora comenzara a llorar, Thanos recuperó su conciencia.

Thanos regresó a su cuerpo en Wakanda, esta vez con el Guantelete y su brazo izquierdo quemados debido a la inmesa cantidad de energía que canalizó. Al no ver un cambio aparente, Thor le preguntó furiosamente qué había hecho. Thanos, asombrado pero sabiendo que su objetivo se había completado de todos modos, se teletransportó con la Gema del Espacio sin decir nada, ​​dejando a Thor confundido y su arma en el piso ensangrentada.

En un planeta remoto, Thanos se instaló en una pacífica granja, donde se sentó y observó el el sol en una habitación abierta. Cuando sus heridas sanaron, Thanos colgó su armadura en un espantapájaros cercano, y respiró hondo mientras contemplaba el paisaje. Finalmente, en paz, Thanos sonrió ya aliviado, finalmente había logrado su objetivo y observó con calma el amanecer de lo que para él era un Universo agradecido.[1]

Chasquido

"Y parece que hizo... hizo justo lo que dijo que iba a hacer. Thanos eliminó al... 50% de las criaturas que existen. "
Natalia Romanoff[fnt.]

Las consecuencias de las acciones de Thanos se hicieron evidentes rápidamente, ya que la mitad de toda la vida en el universo se convirtió en cenizas; cuando Steven Rogers le preguntó a Thor sobre el paradero de Thanos, James Barnes cayó, y al tocar el suelo se convirtió en cenizas frente a Rogers. M'Baku vió horrorizado cómo los soldados a su alrededor se desvanecieron. T'Challa, trató de ayudar a Okoye a levantarse, y al tocarla se convirtió en cenizas frente a ella. Mientras Okoye gritaba desesperadamente por su Rey, Rocket Raccoon observó a Groot desvanecerse también, quien lo llamó débilmente para que lo ayudar. Arrodillada junto al cuerpo de Visión, Wanda Maximoff, se desvaneció pacíficamente. Escondido en la hierba, Samuel Wilson se desintegró justo antes de que James Rhodes lo llamara, sin darse cuenta de que su compañero ya había muerto.

En Titán, después de la batalla con Thanos, los efectos del chasquido hicieron efecto al cobrar la vida de Mantis, Drax, Peter Quill, Stephen Strange y Peter Parker, dejando a Anthony Stark y Nebula como los únicos sobrevivientes en Titán. A medida que los efectos del genocidio de Thanos se apoderaron de todo el Universo, la mayoría de los sobrevivientes quedaron en en estado de shock, al ser incapaces de asimilar lo sucedido.

En Atlanta, Nicholas Fury y Maria Hill observaron cómo las personas a su alrededor desaparecían, sumiendo a la ciudad en el caos. Cuando Hill se desintegró ante los ojos de Fury, el ex Director se apresuró en ir a su vehpiculo y utilizar su último recurso, un transmisor intergaláctico. Fury logró activar el transmisor y emitir una señal de auxilio para Carol Danvers, sin embargo, tras activarla desapareció al igual que Hill.[1]

En otros lugares del mundo y del universo, Shuri, Erik Selvig, Laura Barton, Lila Barton, Cooper Barton, Nathaniel Barton[2], Henry Pym, Hope van Dyne, Janet van Dyne[3], Edward Leeds, Michelle Jones, Eugene Thompson, Elizabeth Brant, Jason Ionello, Sue Lorman, May Parker[4], Sharon Carter, Elizabeth Ross y Sif[5], también se convirtieron en víctimas del chasquido.

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.